Fire Girl

Volumen 1 – Segundo Volumen: Maga de la Tierra Imaginaria

Capítulo 24

Parte 2

 

 

Con el tiempo, las personas que estaban esperando entraron normalmente a través de la entrada principal.

El grupo que apareció en la entrada eran dos hombres en trajes de negocios y una mujer.

Publicidad M-AR

“Hmm, ese  hombre de allí parece familiar… ¿es el patrón de Mori-chan…?”

“Ese es mi padre.”

“Vaya… Hablando de eso, lo vi en esa foto en tu casa…”

“El otro hombre es probablemente el director de la policía local del departamento de investigaciones criminales…”

“¿Así que él también es un policía?”

Publicidad M-M2

“Probablemente,” dijo Touya con un movimiento de cabeza.

Por otra parte, la mujer que acompañaba a los dos policías era alguien que Homura recordaba vívidamente.

Era la madre de la chica lobo Suzuran.

“……”

Publicidad Y-M3

Ella parecía sana y vigorosa en comparación con la última vez que la había visto Homura. A diferencia de los dos policías que parecían nerviosos e inquietos, se veía muy tranquila en comparación. Ella estaba conscientemente cerrando su paraguas cuando entró.

Los tres adultos se reunieron con Fujimori y Tanakura, y luego todos se dirigieron al ascensor.

Homura y los otros los siguieron sigilosamente detrás.

Procedieron a una sala de espera junto a una estación de enfermería. No era una habitación cerrada como una sala de conferencias, sino más bien un espacio compartido y abierto con una visión clara y sin obstáculos a través de sus ventanas. Era conveniente para Homura y los otros, ya que en secreto podrían mirar lo que estaba pasando. Puede ser que hayan elegido la ubicación fuera de consideración con el fin de hacer que los participantes se pusieran menos tensos.

Por desgracia, el clima estaba lleno de nubes y lluvia.

“……”

Homura miraba la ventana mientras que pensaba que era una lástima, ya que el tiempo claro habría sido perfecto para este día conmemorativo de la reunión.

Después de varios minutos conteniendo la respiración, llegó.

Llevaba ropa apropiada para una niña y su cabello estaba bien peinado, ya que emitía una impresión muy dócil en comparación a cuando ella estaba en Nutella.

Publicidad Y-M2

Pero parecía sana y de buen humor.

“…Gracias a dios…”

“Ah, ahí está senpai.”

Publicidad M-M2

Senpai también estaba allí, acompañando a Suzuran.

Senpai estaba vestida con ropa tradicional japonesa. Ella parecía muy acostumbrada a usarla, y el traje le sentaba muy bien.

Tal vez sorprendida por el número de personas presentes en la sala de espera, Suzuran se aferraba ansiosamente a la cintura de senpai.

Homura y Touya se sorprendieron por la forma en que la escena era idéntica a la de Subaru-Hime y Suzuran agarrada de su vestido en el castillo de Nutella.

Sabían que Misasagi-senpai había visitado con frecuencia a Suzuran recientemente.

Eso fue debido al juicio de Fujimori y deseo propio de senpai.

Incluso en el camino de regreso al campamento base, Suzuran había estado muy unida a senpai, tanto es así que se mantuvo a distancia de Homura como un intrusa entrometida.

Sin embargo, durante los últimos días desde su retorno a la Tierra, Suzuran había experimentado efectos desconocidos procedentes del transporte y se debilitó hasta tal punto que ni siquiera podía caminar, preocupando a todos los miembros del club. Afortunadamente, sin embargo, no había ninguna amenaza para su vida, y con la asistencia de senpai pronto había recuperado la salud.

Homura y Touya no habían sido informados de dónde estaba siendo atendida Suzuran y sólo sabían esto por otro lado a través de informes de senpai.

“Uugh…”

“Homura-san, el color de tu cara es #AA8877… ¿estás bien?”

Publicidad M-M5

“Guh… S-Siento que me duele el estómago…”

“Ouch, yo soy el que siento dolor aquí. Hinooka, deja de clavar tus uñas en mi hombro”.

A pesar del hecho de que Homura había hecho esa declaración confiable en frente de Subaru, ahora que se había hecho testigo del reencuentro entre madre e hija, se sentía muy incómoda.

Su bebé había desaparecido desde hace tres años. Y ahora, cuando la madre fuera finalmente capaz de reunirse con su hija cara a cara, la niña había crecido hasta tener más de diez años de edad. ¿Que estaba sintiendo ahora esa mujer después de haber sido empujada a estas circunstancias?

Cuando Homura observaba mientras rechinaban sus dientes, la mujer finalmente se inclinó en silencio y habló con Suzuran.

“Has crecido mucho, Eri-chan.”

Su voz era suave y clara.

“Todavía eras pequeña en ese momento, por lo que probablemente no recuerdas a tu mamá. El pelo largo que tenías en ese entonces también se ha reducido, ya veo”.

“……”

“¿Está bien si te toco?”

Suzuran tímidamente asintió.

La muchacha se separó de senpai, y la mujer puso sus brazos alrededor de los hombros de Suzuran y suavemente la abrazó.

Homura y los otros no podían ver la expresión de Suzuran, pero ella parecía estar en un sueño sin habla.

“……”

“¿Te llamas Suzuran ahora?”

“…Ah, sí. Hime me dio ese nombre”.

“Ella es la persona que actuó como tu madre en Nutella, ¿verdad? Algún día, he de encontrarme con esa princesa y decirle gracias. Gracias por proteger a Erika-chan”.

“… N-No ahora. Si vas a verla, tiene que ser en un día claro. Ella incluso más fácilmente se enojaba en días en que la niebla se espesa.

Publicidad M-M2

“¿Es así? Entonces, será en un día claro”.

Soltando una risa, la mujer se separó de sí misma un poco y miró totalmente a su hija ya crecida.

“Por favor, déjame adecuadamente mirarte a la cara…”

La mujer tocó con sus dedos amorosamente la mejilla de Suzuran mientras la miraba.

“Qué extraño… Estabas tan pequeña hace tan poco, y aun…”

Aparentemente delicada, la chica retorció su cuerpo para escapar de los dedos.

Las otras personas en la habitación observaron en silencio desde cierta distancia, las dos trataban de volver a forjar su confuso vínculo como madre e hija. El viejo policía inspector auxiliar, que había participado en la búsqueda de la niña, había estado secándose los ojos con un pañuelo desde el momento en que la madre y la hija se habían encontrado cara a cara.

Poniendo ambas manos sobre el hombro de su hija, la mujer volvió a hablar.

“Si lo prefieres, te puedo llamar Suzuran también.”

“……”

La chica con torpeza apartó los ojos y le dio una mirada de perdida e incierto a senpai, quien estaba cerca, pero luego volvió a mirar hacia arriba a la mujer y le habló.

“Está… Está bien, me puedes llamar Erika”.

“¿De Verdad?”

“A cambio… ¿P-Puedo llamarte mamá?”

La mujer asintió alegremente.

“…Mamá…”

“Sí.”

Cálidas lágrimas una vez más aparecieron en los ojos de la mujer que hacía tiempo había parado de llorar.

“¡Mamá… Mamá, mamá, mamá!”

Los gritos ahogados de la chica comenzaron a brotar.

Publicidad Y-M2

Abrazando estrechamente a su hija apegada, la madre se mantuvo acariciándola una y otra vez.

A medida que sus voces de corazón dolido resonaban en la sala de espera, Homura se levantó de repente.

“Esto es suficiente. Me voy a casa de primera, ¿de acuerdo?”

“-Hinooka? Oye.”

Homura bruscamente se fue y se dirigió hacia las escaleras conectadas a la entrada lateral.

Publicidad M-M4

Touya se levantó para ir tras ella, pero su manga fue tirada hacia atrás.

Cuando se dio la vuelta, Ameno le hizo un guiño mientras agitaba su dedo.

“¿Qué pasa, Misasagi?”

“No, es nada.”

Después de haber hablado, senpai volvió a mirar a Fujimori.

“Es mejor si no miras en ese pasillo de allí demasiado. No hay necesidad de crear problemas innecesarios”.

“…Cierto.”

Senpai sonrió.

“Pero, otra vez.”

“Sí. Sería bueno si sucede”.

Después de tomar tiempo para respirar, la mujer se acercó a senpai, Fujimori y Tanakura e inclinó la cabeza profundamente.

Con la chica en medio de ellos, el grupo intercambió felicitaciones y palabras de agradecimiento, respectivamente.

“Fuu… Guh… *resfriado*…”

Cada vez que descendía un paso en la escalera, las lágrimas caían a los pies de Homura una por una.

Cuando logró contener las lágrimas, esta vez tenía una voz extraña.

Pero ella estaba feliz, tan feliz.

Homura se detuvo en una de las escaleras descansando-‘

Y luego se tapó la cara con las dos manos y se permitió que sus ojos lloraran más.

Probablemente estaba haciendo una cara horrible que sería todo un espectáculo para el público general.

Pero ella no le importaba si ella lloraba allí.

Ella realmente no le importaba si Touya y Ameno la miraban así.

Publicidad Y-AB

Ella habría saltado incluso en la habitación y sorprendido a Suzuran y los demás sin importar las circunstancias.

Era sólo que ella había tenido problemas para respirar por el shock y se sintió ahogada.

Se sentía desconcertada y abrumado por el hecho de que desde el interior de una persona como ella, que siempre trató de darle vida a sus emociones, mientras que mira a escondidas en las reacciones de las personas que la vieron, tales sentimientos sinceros y honestos podrían desbordarse, y que estos sentimientos eran una oración de felicidad.

Todo estará bien. Ella sin duda será capaz de compartir sus sentimientos la próxima vez, con sus amigos y compañeros.

Fire Girl Volumen 1 Capítulo 24 Parte 2 Novela Ligera

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios