Fire Girl

Volumen 1 – Segundo Volumen: Maga de la Tierra Imaginaria

Capítulo 24

Parte 1

 

 

En un cierto día libre de la escuela.

“Y pensar que nuestra próxima cita sería en un hospital… Realmente tienes gustos extraños…”

Publicidad G-AR




Homura se quejó con amargura.

Su mirada de reproche se centró únicamente en Touya, quien estaba comprando un poco de jugo en una máquina expendedora en el pasillo del hospital.

“¿Quieres pan, entonces? La tienda está tiene de sobra por ese camino”.

“Eso no es diferente de nuestros almuerzos en la escuela. ¿No hay un comedor por aquí?”

“No sé. Además, nunca he oído hablar de que la comida del hospital fuera sabrosa”.

Publicidad M-M3

“¿Me llamaste aquí de la nada y sin embargo no tienes ningún plan en absoluto?”

“Nunca dije que esto era una cita.”

“Hoh, entonces ¿qué es? ¿Qué pasa, eh? Eh? ”

“Eres demasiado ruidosa. Habla más baja, ¿de acuerdo?”

Touya la fulminó con la mirada, mientras que agitaba su lata de café con leche de la máquina expendedora. Mientras ella claramente se negaba a ser silenciada con un soborno, Homura todavía aceptó los productos.

“… ¿Por qué estamos aquí a escondidas?”

“Debido a que no estamos hoy aquí, oficialmente hablando…”

“¿?”

Todavía incapaz de comprender la situación, Homura llevó con decepción la pajita a su boca. (N.T: Entiendan según su país…absorbente, bombilla, calimete, cañita, pitillo, sorbete, carrizo, pajita, popote, sorbete o sorbeto.

Publicidad M-M1

El clima estaba en descenso hoy, por lo que la hermana mayor Homura había obligado a su hermana menor Tsuyu de mala gana a que la acompañara en sus compras. En el momento en que habían llegado al centro comercial en Honmachi, ella recibió una llamada de Touya.

“Sólo ven aquí ahora mismo, ¿de acuerdo?”

Después de que le hayan dicho exactamente eso, Homura había cambiado de mala gana las rutas de autobuses para venir aquí. Obligó a que Tsuyu fuera de compras, añadiendo también algunos productos problemáticos y fácilmente Tsuyu mal entendió la lista de la compra que hacía mientras Homura estaba en esto.

“Ah, maldita sea.”

“¿Qué?”

Touya agachó la cabeza hacia atrás después de mirar a escondidas la entrada de servicio del hospital.

Homura y Touya, un par de estudiantes de secundaria, ahora se escondían detrás de la máquina expendedora con el fin de ocultarse desesperadamente de una mujer con jeans que había entrado en el hospital.

“¿-Mori-Chan?”

“Así que la información filtrada que me dieron era correcta.”

Era la profesora Fujimori, y junto a ella había un hombre con pantalones de tela de algodón y tirantes.

“Así que… hemos venido a atrapar a nuestra maestra en actos impropios?”

“¿Qué? Mira de cerca quién está a su lado”.

“Oh, pero si es Tanakura-sensei de la Academia Hiyoshizaka. No lleva una bata blanca en este momento. Así que, ¿son ellos los que están en una cita, entonces?”

“Como he dicho, esto no es una cita.”

“¿Este hospital está conectado a Tanakura-sensei?”

“Me pregunto eso. No lo creo, de todos modos. Este lugar es una  sede del hospital de la policía”.

“¿Hospital de la Policía?… ¿De Verdad? Se ve como un hospital general normal…”

Publicidad Y-M3

Miró alrededor de la sala de espera, pero no había señales de algún agente de policía gravemente lesionado, pacientes con uniformes a rayas o jefes Yakuza siendo llevados por guardaespaldas como se imaginaba que sería en un lugar así.

“… Es cierto que se parece a un hospital normal a primera vista. Esta es la primera vez que vengo aquí también”.

Los dos maestros estaban apoyados contra una columna en el vestíbulo sin hablar mucho, parecían estar esperando a alguien.

Fuera de ellos dos, Fujimori era quien actuaba incómoda y aburrida. No dejaba de mirar el reloj y trataba de utilizar su teléfono celular sólo para ser regañada por Tanakura.

“… ¿Qué pasa con ese comportamiento?”

“Mori-chan es como un pingüino en el zoológico.”

Publicidad M-M1

“Touya-kun, dices cosas muy crueles a veces.”

Mientras que se interesaba por dicha conversación en voz baja, Homura expresó un tema que de repente se le ocurrió.

“Touya-kun, no viniste al concurso de almuerzos preparados antes durante el festival.”

“Hay vas de nuevo, sacando temas bruscos de repente.”

Touya la miraba asombrado con exasperación.

“… Reconozco que hice mal. En realidad, ya me disculpé por esto, ¿verdad?”

“Pero si hubieras estado ahí para votar por mí, probablemente hubiera conseguido una victoria completa y abrumadora.”

“¿Estás en mi contra solo por eso? Sólo empatar en el primer lugar ya es una victoria, ¿no es así?”

“… Eso es cierto, pero…”

Homura tomó un sorbo de café con leche con una expresión cada vez más disgustada.

“Todavía no me has dicho la razón por la que no habías ido.”

“Estaba ocupado con un asunto familiar. No podía hablar de ello”.

“Estás p-a-s-a-n-d-o-p-o-r-a-l-t-o la pregunta, ¿verdad?”

“Cállate, idiota con espectáculos variedad de platillos en forma de sesos. Me llamaron para verme con mi madre”.

“Eh… ¿Tu madre no vive contigo?”

“Bueno, ella no vino al final. Sucede mucho”.

“… ¿Te dejó plantado…? ¿A pesar de que ella fuer quien te llamó?… Debió haber sido una decepción”.

“No te preocupes por ella. No es más que una persona irresponsable”.

“……”

Touya se encogió de hombros.

“Hubiera sido capaz de ganar el primer lugar en mi competencia también si el agua de la piscina hubiera sido sólo cinco pulgadas más profunda…”

“¡Gah!”

“¡Wah!”

Ameno había aparecido detrás de ellos en algún momento, sin que se den cuenta.

Ella estaba mirando a los dos maestros mientras imitaba la pose que Homura y Touya hacían.

“¿¡… Ame-chan!?”

“Chiayu-san es muy cruel. Me dejó sola en el coche. Esto es abuso de menores, saben”

“¿Así que saliste del coche sin permiso?”

“Jejeje. Buenos días, Takumi-san, Homura-san. Salí sin permiso, pero no se preocupen, estoy monitoreando remotamente la zona a través de la cámara a bordo del vehículo tal como me dijeron.”

“¿Quiere decir que estás monitoreando el estacionamiento?”

“Sí.”

Ameno estaba vestida de con ropa simple hoy también. Sería problemático que llevara un uniforme de la escuela aquí, después de todo.

Su atuendo consistía de pantalones que probablemente tomó de Mori-chan, una gorra de caza que le cubría los ojos, e incluso un par de gafas de sol de colores… En realidad, parecía hacerla más visible.

Interiormente, Homura se decidió por sí misma a ayudar a coordinar la ropa normal de salida para Ameno y sus cosplays.

“Ya veo. Sería un problema si los medios de comunicación se enteraran de esto, por lo que estás vigilando. También tendremos que tratar de no llamar la atención”.

“… Los medios de comunicación… Entonces, para seguir con la frase ‘ocúltate en un árbol dentro de un bosque’, deberíamos pretender ser pacientes. Muy bien, cuando alguien que nunca haya tenido la enfermedad fingida de “El Culpable” sea visto por cualquier persona, pueden dejármelo a mí-”

Publicidad M-M4

“Hinooka, no hagas nada.”

“¿Debería hacer como si tuviera un paro cardiaco, entonces?”

“Estoy diciendo que no necesitamos fingir ser pacientes”.

Publicidad G-M1




“Yahahaha-Ah.”

De repente, la mirada de Ameno giró.

“Parece- que han llegado a la zona de aparcamiento…”

Los tres miembros del Club de Exploración intercambiaron miradas.

Subieron las escaleras y se trasladaron a un lugar desde donde el pasillo de entrada del atrio se podía verse.

Corriendo como naruto mientras se inclinaba hacia adelante, Ameno rodó por el suelo, entre los sofás e inclinó su espalda contra una pared baja frente al atrio.

Publicidad M-AB

“Hmm. Claro.”

“Estamos en un hospital, sabes.”

“Esos tipos: los miembros de la agencia no se preocupan por estas cosas.”

“Agencia… Ah, quieres decir los paparazzi”, dijo Homura con una sonrisa irónica.

Si bien tenían esa conversación en voz baja, los tres lentamente y en silencio se movieron con la espalda contra la pared.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios