86 [Eighty Six]

Volumen 2: Ep.2

Capítulo 3: Wild Blue Yonder – La Salvaje y Azul Lejanía

Parte 2

 

 

Nevó toda la noche, y se detuvo al día siguiente, al mediodía. El cielo estaba despejado, con un azul prístino, brillando sobre la plaza hecha de ladrillos grises.

Seo detuvo sus pies lentamente, y miró hacia el cielo azul.

Publicidad Y-AR

Había ramas secas, marchitas y negras sobre el gran árbol de cerezo en el centro de la plaza, y el cielo invernal claro y distante estaba más allá de ellos.

Estas ramas parecían estar formando fragmentos de los cielos, causando su colapso en cualquier momento dado.

Bajó la mirada y pudo ver las pantallas holográficas de las TVs por las calles, que mostraba la transmisión de una reunión en vivo.

Al ver a Ernst presentar su discurso en el podio con un traje ordinario y lentes, Seo sintió que algo andaba mal. Él era el héroe que lideró la revolución, y se encontraba en su décimo año de presidencia, pero para Seo, era el típico tío excéntrico que ocasionalmente pasaba por casa, decidía cuando debían regresar a casa y regañaba a los chicos que llegaban, y actuaba como un niño molestando a Frederica.

Hubo momentos en que las noticias transmitidas se cambiaban por un anime para chicas de magia, o una transmisión de fútbol en vivo se cambiaba por imágenes de algún batallón; esto a menudo le pasaba a Shinn y Raiden, y a menudo decían: ¿No podemos simplemente ver un capítulo de un anime de media hora juntos?

Publicidad M-M4

Seo escuchó cruelmente el discurso, que parecía estar relacionado con el estado de la Federación en la guerra. Hubo presentaciones de varios campos de batalla, análisis del campo de batalla y perspectivas futuras. Si bien el propio Ernst probablemente no era el que estaba haciendo el análisis, al menos había información de inteligencia de los diversos campos de batalla. Realmente era un mundo diferente a la República, a quien engañaban con el mismo informe durante cinco años, y solo fueron descubiertos por su última Handler.

Las noticias transmitidas, que Shinn miraba, aunque en realidad solo escuchaba mientras leía su libro, probablemente deberían ser precisas. Al final, las noticias seguramente mostrarían una lista de caídos en combate. Incluso el más bajo de los rangos sería registrado, y todos los ciudadanos, sin importar si conocían o no a los muertos, harían un momento de silencio. Era de esperarse que lo hicieran en la Federación, y también en los países vecinos hace diez años, solo que Seo nunca lo sabría.

Esos blancos cerdos de la República son realmente unos idiotas, así pensaba mientras escuchaba, sintiéndose extremadamente inquieto, impaciente. No podía simplemente quedarse así, y no podía simplemente quedarse en este lugar.

Entonces, pensó,

Como era de esperarse, nosotros,

Colocando el cuaderno de bocetos debajo de su brazo, caminó por la plaza tan limpia que no se veía ni un solo trozo de basura. Realmente hacía demasiado frío, y no veía ningún otro amante de los bocetos en esta calle.

Se decía que hubo guerra en esta ciudad durante la revolución civil hace diez años. En el camino, había algunos ladrillos que parecían nuevos, y había secciones de puentes a lo largo del río de la ciudad que obviamente fueron quemadas. La antigua campana de la catedral que estaba abandonada debido al bombardeo de cañones permanecía allí. Las paredes de piedra derrumbadas tenían lianas sobre ellas, y permanecían como una vista excepcional en la congestionada ciudad, dando una atmósfera de reliquia de guerra. Sintiéndose curioso, Seo se sentó a un lado, dibujando, y por alguna razón, el viejo capellán [2] le dio algunos dulces.

Los pasos distantes se acercaron y, dándose la vuelta, encontró a Anju.

“Así que estás aquí. Dijiste que hoy ibas a la Plaza de la República, así que pensé que estarías cerca”.

“Ah sí. Nunca pensé que la Plaza de la República estaría justo antes de la antigua embajada de la República… ¿obtuviste algo?

Anju estaba vestido con una blusa elegante, un abrigo de color tenue, una larga y esponjosa falda y botas altas. Seo no estaba acostumbrado a verla vestida así, después de haberla visto en camuflaje durante mucho tiempo. Era de igual modo para los demás, porque aunque no parecían estar fuera de lugar, se sentía raro vestirse así al estar en la calle.

“Por favor, dame una mano. Tengo algo de equipaje para llevar, y no puedo hacerlo sola”.

Publicidad G-M1




“Oh, está bien… ¿estás segura de que soy suficiente ayuda? ¿Llamaste a alguien más?

Naturalmente, Krena y la pequeña Frederica serían excluidas de este trabajo.

“Raiden… está en el trabajo. Shinn probablemente tenga algo de tiempo libre”.

De hecho, cada uno de ellos estaba libre todos los días.

Seo dirigió su mano hacia el dispositivo en su oreja derecha, tratando de activar el Para-RAID mientras decía,

“Activar.”

Pero sus dedos simplemente se deslizaron, y no tocaron el dispositivo.

“…”

Oh, cierto, Seo guardó silencio. Anju se echó a reír mientras sacaba un teléfono móvil que parecía poco práctico de su bolsillo, y él también sacó el suyo.

“Cielos, esto es taaaaan conveniente. Necesitas llevarlo todos los días, no puedes ponerte en contacto con personas que no encienden los suyos, y todos deben almacenar sus números”.

Publicidad Y-M2

Pero a diferencia de lo que había dicho inicialmente, Seo siguió con palabras sarcásticas, acordes con su expresión facial. Anju le siguió con una sonrisa.

“Pero con un Para-RAID, hay una necesidad de cambiar los contactos cuando hay un cambio de Handler, ¿no?”

“Esos cerdos blancos… bueno, es bastante problemático. Todos esos cerdos blancos podrían haber hecho lo que quisieran, pero siempre salen con cosas sin sentido”.

El collar llamado Para-RAID estaba destinado a ser usado por los procesadores, y era conveniente para la República, que también se aseguraba de que los dispositivos en sus orejas contuvieran datos modificables que no pudieran eliminarse fácilmente. No hubo desinfección cuando se les fueron implantados, y una vez que la Federación se los quitó, todavía había cicatrices en sus orejas. Al propio Seo no le importaba, pero incluso él estaba molesto al ver las cicatrices en las orejas de Anju y Krena.

El hecho era que el Handler de ellos… o para ser precisos, los anteriores Handlers a cargo de contactar a Shinn eran cambiados constantemente, y no tenían responsabilidad con él. Además, su última Handler era una princesa débil de edad similar, que incluso soportó esto; en comparación con ella, todos los que no lo podían soportar lucían comparativamente mal.

“Esos tipos de la Federación son realmente curiosos, queriendo tal cosa. Lo usamos durante tanto tiempo, e incluso no sabemos qué cosa diablos es esa cosa.”

“Pero seguro que es útil en la zona de guerra, ¿verdad? Tenemos Eintagsfliege de este lado también. Sin embargo, en lo que respecta al “Juggernaut”, ese ataúd andante no vale la pena ser investigado, creo”.

Los elementos de protección que obtuvieron de la Federación ya no permanecían con ellos.

Se dijo que el “Juggernaut” y el Para-RAID fueron llevados a un laboratorio de investigación para su análisis. De los otros artículos, no había nada que valiera la pena conmemorar, y también fueron entregados a la Federación.

“… Hablando de eso, parecía que Shinn esperaba quedarse con su arma. Ya que la Federación no permitía que los ciudadanos comunes las portaran, se le fue denegado”.

Por el momento, Ernst la mantendría.

“Puede que no sea apropiado decir que vale la pena recordarlo”. Sin embargo, esa pistola había matado a muchas personas. Este es el único trabajo que Shinn nunca permitió que nadie hiciera”.

Incluso Raiden, quien paso mayor tiempo con él de entre todos, nunca pudo hacerlo.

Seo suspiró,

“Bueno, sigue siendo un hecho que él puede escucharlos todo el tiempo, pero… Ojalá Shinn pueda disfrutar su vida un poco más”.

Seo supuso que su compañero, quien podía escuchar las voces de las vengativas almas en pena, estaba siendo fuertemente atacado por los muertos, o la Muerte misma.

Por ejemplo, él fue quien mató a sus compañeros que se encontraban con un dolor delirante.

Fue él quien le prometió a sus camaradas que los acompañaría hasta el final de sus vidas, desde su escuadrón inicial hasta el Escuadrón Spear Head, todos los compañeros que lucharon junto a él y lo dejaron atrás.

Publicidad M-M5

Sus cerebros fueron tomados por la <Legión>, repitiendo sus gritos de muerte cuando se convertían en ‘Ovejas Negras’.

Y también, estaba la cabeza de su hermano… quien murió hace muchos años, y aun así se aferraba a él hasta su reciente derrota.

Anju bajó sus ojos azules, y se hundió en un profundo pensamiento.

Publicidad Y-M2

“Quizás algunas cosas solo puedan cumplirse porque estamos atados”.

“… ¿Qué quieres decir?”

“Estar atados, en otras palabras, estamos  forzados a quedarnos. Tal vez sea que debido a que tenía el objetivo de matar a su hermano, que Shinn podría permanecer en este campo de batalla y permanecer en este mundo”.

Y lo que lo obligó a quedarse fueron las lamentaciones de innumerables muertos, sus maldiciones atrapadas en la cicatriz en su cuello… e irónicamente, el hermano fallecido que causó esta cicatriz.

“Somos 86. Deberíamos haber muerto en ese campo de batalla, así que en cierto sentido, era inevitable. Pasa lo mismo con Shinn, que ha estado pensando en su hermano todo el tiempo. Pero ahora, él no tiene nada para conmemorarlo… Estoy un poco preocupada por él “.

“…”

Seo todavía no entendía el significado detrás de esas palabras.

Anju era experta en observación. Por lo tanto, era difícil para Seo refutar lo contrario.

“¿Y tú, Anju?”

“¿Eh?”

“Tú también deberías haber muerto en ese campo de batalla, pero seguiste viviendo. Ese viejo quiere que pensemos en nuestro futuro… ¿pero has pensado en ello?

Los labios de color flor de Anju hicieron una mueca.

Publicidad M-M3

Ahh, así que está empezando a maquillarse, pensó.

“¿Seguro que quieres escuchar?”

Seo de repente esbozó una sonrisa.

Publicidad Y-M1

Por supuesto.

“Supongo.”

“Por ejemplo… lo he pensado, ¿qué pasaría si Daiya todavía estuviera vivo, qué pasaría si espero un poco más? El resultado seguirá siendo el mismo. ¿Qué deberíamos hacer, y qué queremos hacer nosotros?”

“Sí.”

Seo continuó y asintió.

“Pienso lo mismo. Creo que los otros también. Esto es todo lo que tenemos”.

Sí.

Un breve momento de silencio permaneció entre ellos dos. En este silencio, había una comprensión mutua y química, un consuelo satisfactorio.

Anju de repente aplaudió.

“En cualquier caso, dejémoslo para después”.

“Ah sí. Debemos llevar las cosas de regreso, ¿verdad?

Lo olvidaron.

Publicidad Y-AB

Comprobó que el número de Shinn estuviera almacenado y presionó el botón de llamada. Siguió marcando una y otra vez… pero no hubo respuesta después de un largo rato, por lo que Seo frunció el ceño,

“¡No está contestando!”

 

 


[2] Un sacerdote a cargo de un lugar religioso diferente a una iglesia, como una comunidad religiosa o un hospital.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios