Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja (NL)

Volumen 2

Capitulo 19: Buen chico

 

 

La charla amistosa que comenzó con la reunión de Emera y Mira continuó como una gran historia. Mientras tanto, todos hicieron sus pedidos a su propio ritmo y cuando llegó la comida, la historia llegó a la parte del templo antiguo.

Zeff mencionaba que Alfina estaba en su zona de ataque. Emera se sentía con un ánimo bajo porque no pudo hacer nada a pesar de que le prestaron una Espada Espiritual. Asbar mencionó con risa que la brecha entre la falta de sentido común de Mira y su fuerza era increíble, Fricca, mientras se retorcía, promulgaba que no había límite para la belleza de Mira.


Mientras observaba a Emera y los demás hablar alegremente, Mira sentía un poco de envidia de cómo todos admiraban a Celo.

De vez en cuando buscaban su acuerdo diciendo cosas como “¿no era así?” O “tú también lo crees, ¿verdad?”, A lo que Mira respondió “Supongo” o algo similar para demostrar que estaba escuchando. Sin embargo, al escuchar “Mira-chan es mía”, ella rechazó con todas sus fuerzas.

Mientras escuchaba la conversación de todos, de vez en cuando Mira limpió la boca de Takuto y pidió bebidas adicionales, disfrutando al máximo del ambiente agradable.

La fiesta había entrado en la parte final y cuando todos estaban más centrados en el alcohol que en la comida, la conversación también se fue centrando en otra cosa: el tema se trasladó a los zombis que atacaron la ciudad.

“Regresamos y eso es lo que vemos, me sorprendió muchísimo.”

Publicidad G-M3



Zeff habló mientras recordaba lo que sucedió apenas dos, tres horas antes, llevándose una papa frita a la boca y riéndose.

“No sé por qué sucedió eso, pero también me sorprendió. Sin embargo, lo que más me tomo desprevenido fueron las siete doncellas de batalla que aparecieron de repente.”

Publicidad M-M2

Durante la agitación de hoy, Celo, que había puesto todo su empeño en proteger la ciudad, se puso en alerta cuando notó una presencia inquietante que se retorcía en el cielo. Pero en poco tiempo, había desaparecido junto con un destello de luz cegadora. El motivo de ello fueron las siete hermanas Valquiria convocadas por Mira.

Al ver eso de principio a fin, Celo observo a Mira con interés.

“Eso fue realmente genial. Si yo fuera un Lanzador de Conjuros, preferiría ser un Invocador en lugar de un Nigromante.”

No interesado en ellos como una fuerza de combate, Zeff habló de sus ilusiones de hacer su harén perfecto. Naturalmente, todos lo miraban con lástima.

La conversación inconexa había continuado serpenteando animadamente sin ninguna direccionalidad, hasta que volvieron al tema de qué hacer con el botín. Aparte de las Piedras Mágicas, este botín también incluía los materiales obtenidos por derrotar un Diablo.

Como resultado de su discusión, decidieron dividir las Piedras Mágicas de manera uniforme entre todos ellos, pero le dieron el Cristal Mágico a Mira.

En lo que respecta a los materiales del Diablo, como se esperaba, no podían ponerlos en una mesa, ya que eran rastros de Demonios que se decía que estaban extintos. Decidieron reunirse más tarde en una habitación privada para dividirlos.

Eventualmente, cuando sus vientres se llenaron y algunos miembros se emborracharon. Un hombre abrió la puerta de la posada Primavera Nevada.

Asbar movió su mirada hacia la puerta por el sonido de una campana, allí, Asbar encontró una cara familiar.

“Oh, si no es Kilik. ¡Viniste en el momento perfecto!”

El joven se llamaba Kilik y parecía ser uno de los miembros de Carillón Escarlata. Estaba vestido con una armadura negra mate y no tenía expresión, era difícil leer sus emociones.

Sin embargo, cuando Asbar lo llamó, se dio la vuelta y sonrió levemente. La diferencia cuando sonreía en comparación con cuando no lo hacía, era algo difícil de decir a menos que uno comparara las imágenes, pero Asbar, que conocía a Kilik durante mucho tiempo, podía decir que estaba de buen humor.

“¿Qué pasa, Asbar-san? ¿Por momento perfecto te refieres a…?”

Kilik se acercó a la mesa donde estaban todos y preguntó con voz casi monótona.

Publicidad G-M1



“En el botín de hoy hay algo que parece que te quedará bien, pensábamos en dártelo una vez que regresaras.”

Asbar dijo y volvió su vista hacia Mira como si estuviera pidiendo una opinión. Guiado por esa mirada, Kilik giró en esa dirección, luego, al ver a Mira, sus ojos se volvieron asombrados y se quedó sin aliento.

“Linda…”

Kilik murmuró con una voz demasiado silenciosa para que cualquiera lo oyera.

Mira estaba en medio de rellenar sus mejillas con una tarta. En ese momento, notando que Kilik la miraba fijamente en la esquina de su visión, “ehem” ella se aclaró la garganta, tratando de mantener las apariencias.

“Ya veo, entonces eres el Caballero Negro del que hablaron Emera y los otros, ¿sí?”

Desde que ella escucho a los dos hablar, basándose en el contenido de su conversación y la apariencia de Kilik, ella conjeturó esto. Luego, mientras aún le quedaba crema por la boca, saco pecho.


“Ciertamente, soy un Caballero Negro, pero… Asbar-san, ¿cuál es el significado de esto?”

“Significa que tienes suerte.”

Asbar se puso de pie y comenzó a palmear fuertemente el hombro de Kilik, luego Celo le acerco la gran guadaña a Kilik.

“Y esto es… ¿hm? Esto parece estar habitando el fuerte poder de las llamas, ¿qué es esto?”

Justo después de poner su mirada en la guadaña, Kilik pareció sentir algo cuando de repente emitió un aura de nerviosismo.

“Es el botín que pertenece a esta señorita, pero ella no lo necesita, por lo que nos pidió que se lo pasemos a alguien que lo pueda usar. En nuestro gremio, probablemente eres el único que podría usarlo, ¿verdad? En cualquier caso, trata de sujetarlo.”

Lo más probable es que debido a que sus brazos estaban al límite, Asbar le pasó la gran guadaña a Kilik por la fuerza. Al recibir la guadaña debido al impulso, Kilik la tomó en sus manos y al sentir su poder abrumador de cerca, tembló.

“¿Qué tal, crees que puedes usarla?”

Después de que le preguntaran, Kilik dio un paso atrás y sostuvo la guadaña con ambas manos.

“Esto… tiene mucho poder escondido dentro, pero probablemente podría usarla.”

Sintiendo que sus manos se acostumbraban gradualmente a la gran guadaña, Kilik confirmó a fondo la hoja antes de responder.

“Hooh, se ve bien en él.”

A diferencia de cuando Emera, Asbar o Celo la sostuvieron, se veía muy natural cuando Kilik posaba con ella. Al ver su espléndida apariencia, Mira hizo una sonrisa satisfecha.

“¿Cómo está, señorita? Parece que él puede usarla. Además, te garantizo que tiene buena personalidad. Puede parecer sombrío, pero es un hombre compasivo que incluso hace donaciones a orfanatos.”

“¿Eh…? ¿¡Por qué sabes eso!?”

Por un instante, Kilik estuvo a punto de dejar caer la guadaña al escuchar las palabras de Asbar. Parece que las donaciones que hizo a los orfanatos fueron algo que se hizo un secreto a voces.

“Je, todos sabemos eso.”

Escuchando la pregunta de Kilik, Zeff respondió como para burlarse de él. Y todos los demás miembros de Carillón Escarlata en este lugar también asintieron y sonrieron con alegría.

“Ya veo. Kilik… está bien. Lo dejaré contigo. Asegúrate de trabajar duro.”

El rostro inexpresivo de Kilik se desmoronó cuando se sonrojó, haciendo que Mira también estuviera de acuerdo en que no había problema si era él.

“Bien por ti, Kilik. Has sido reconocido.”

“Umm… entiendo que debo tomarla, pero creo que este es un artículo muy excelente. ¿Está realmente bien que lo use?”

Sosteniendo la gran guadaña que estaba claramente en un nivel completamente diferente del arma que estaba usando hasta ahora, Kilik vaciló debido a lo repentino.

“Mm-hm. Úsalo adecuadamente por el bien de la gente y de la sociedad, eso será suficiente.”

En cuanto a Mira, ella respondió mientras veía directamente a los ojos de Kilik. “Muchas gracias. Prometo no hacer nada que vaya en contra de esa creencia.”

Recibiendo sinceramente los sentimientos de Mira, Kilik la vio a los ojos, corrigió su postura y se inclinó profundamente.

“M… Mm-hm. ¿De nada?”

Desconcertada por la actitud tan seria de Kilik para contestarle, Mira trato de ocultar su vergüenza comiendo tarta. En cuanto a Emera y los otros, pensaron que era una cosa muy propia de Kilik y se rieron.

“No puedo estar en paz después de haber recibido algo tan bueno de manera unilateral. Me gustaría hacer algo a cambio.”

Puso cuidadosamente la guadaña dentro de su caja de artículos y una vez más le habló a Mira con una cara seria.

“Hacer algo a cambio, pero…”

Mira se lo dio simplemente porque no lo necesitaba, por lo que estaba desconcertada de verlo llegar tan lejos. Sin embargo, Kilik no parecía que iba a echarse atrás; una ardiente determinación podía verse en sus ojos. Era completamente diferente de su ser inexpresivo que llegó a la posada.

“Es verdad. Yo también, como el líder del gremio quisiera agradecerte de alguna manera. Gracias a esto, podemos esperar que nuestro poder de combate aumente en una cantidad justa.”

“Nhm.”

Un partidario inesperado, el líder del gremio, Celo, se había unido a Kilik, haciendo que Mira no pudiera decir nada. Parecía que incluso desde la perspectiva de Celo, era demasiado para recibir sin dar nada a cambio. Emera y los otros también estuvieron de acuerdo con ellos en este momento crítico.

Al recibir miradas tan decididas, Mira se dio cuenta de que no podía dejarlo así. En cuyo caso, ella comenzó a buscar que decir y retrocedió para recordar algo que encajaba en su memoria reciente.

“Si van tan lejos, entonces tengo una petición.”

“Sí, por favor déjenoslo a nosotros.”

Celo asintió incluso antes de que Mira dijera algo. Escucha primero antes de aceptar, Mira pensó con una sonrisa irónica y sacó un pedazo de papel de una carta.

Publicidad M-M3

“Me gustaría que investigues varios incidentes o sucesos extraños que ocurrieron en las fechas que diré. ¿Qué te parece, puedes hacerlo?”

“Recopilación de información, es eso. Tenemos miembros que se destacan en ese campo, no es un problema.”

Respondió y rápidamente sacó un bolígrafo y un papel para notas que  probablemente siempre tenía listo. Después de confirmar eso, Mira bajó su mirada al papel en su mano.

“20 de septiembre del año 2117, 18 de junio del año 2132 y 14 de enero de 2138. Eso es todo. No importa lo trivial que sea la información.”

Después de que ella terminó de recitar las fechas, Mira volvió a poner el papel en el sobre y luego dentro de su caja de objetos. Un momento después, Celo terminó de escribir las fechas y después de confirmarlas con Mira, guardó la nota en su bolsillo.

“Pediré a nuestros miembros más prominentes que recopilen información. Además, no sé qué significan estas fechas, pero prometo que no permitiremos que la información que reunamos se filtre.”

“Eso sería de gran ayuda.”

Esto era información respecto a las personas más importantes del Reino Arkite, los Nueve Sabios. Aunque no era algo que normalmente debería pedirse a un simple gremio de aventureros, podría ser un buen camuflaje y, en realidad, era mejor usarlos a ellos en lugar de la inteligencia del país. Es lo que Mira pensó después de solicitarlo, lo que demostró que ella misma no entendía lo importante que era.

Después de que las negociaciones terminaron y regresaron a una conversación inconexa, el reloj de la posada dio las nueve de la noche. Mientras escuchaba atentamente este suave sonido, Mira confirmó la hora en el reloj.

“Así que ya son las nueve, eh. Takuto, es bastante tarde, ¿a qué hora le dijiste a tu abuelo que volverías?”

Takuto dijo que desde que se separó de sus padres ha estado al cuidado de su abuelo.

“Creo que está bien. De acuerdo con el calendario, se suponía que íbamos a pasar la noche en el templo antiguo. Le dije que se asegurara de decirle eso su abuelo. ¿Cierto, Takuto- kun?”

“Así que no hay problemas”, añadió Emera inflando su pecho. La exploración del Templo Antiguo de Nevrapolis no era algo que pudiera hacerse en un día. Por lo tanto, Emera se preparó para tal evento y le dijo esto a Takuto.

Sin embargo, en contraste con las palabras de Emera, Takuto actuó muy extraño. Hasta hace un momento se estaba divirtiendo, pero ahora estaba haciendo una expresión incómoda y su línea de visión vagaba.

“¿Puede ser que no le hayas dicho nada?”

Mira preguntó, haciendo que Takuto se estremeciera antes de ver a Mira con miedo. Basado en su apariencia, estaba claro que no le dijo nada a su abuelo.

Trazando su barbilla con su dedo, Mira suspiró y miró a Takuto a los ojos. Él debe haber tenido conciencia de que hizo algo malo, mientras sus hombros colgaban abatidos.

“Ya ves, Takuto, no eres el único que estuvo triste desde que escuchaste que tus padres murieron. Tu abuelo debe haber estado tan triste o haber sentido más tristeza que tú.”

“Sí…”

“¿Por qué le harías preocuparse en un momento como este? ¿Deseas hacer que tu abuelo se sienta aún peor?”

Cuando Mira le habló a Takuto de manera estricta y amable, Takuto negó con la cabeza hacia un lado sin decir una palabra.

“¿Correcto? Cuando te vayas primero tienes que decirle a dónde vas. Tienes que prometerme eso.”

Ella dijo y acarició suavemente la cabeza de Takuto cuando él cayó en tristeza y le sonrió. “Sí.”

Takuto grabó sus palabras en su corazón y asintió. “Buen chico” dijo Mira y lo abrazó, sintiendo su calor Takuto recordó a su madre que había enterrado en sus recuerdos lejanos.

“¡Mira-chan en modo Onee-chan……!”

“Lee el estado de ánimo.”

Respirando bruscamente, Fricca miró a los dos con una mirada febril en sus ojos, pero fue detenida por el movimiento experimentado de Emera.

“No soy Fricca-chan, pero sí creo que Mira-chan a veces muestra este encanto muy maduro.”

“Oh, qué pasa con eso, lolicon. ¿Es esa tu excusa para ti mismo?”

“¿Ehh? ¿¡Seguirás usando esa broma!?”

Cuando Zeff habló con una mirada renovada en sus ojos, Asbar sacó su nuevo apodo y sonrió ampliamente.

“Eso es algo de lo que me gustaría escuchar detalles.”

“Zeff-san, ¿no eras fan de los pechos grandes?”

Mientras Zeff estaba preocupado por este apodo vergonzoso, Celo y Kilik lanzaron golpes adicionales, incluso sus fetiches se vieron repentinamente expuestos. Como resultado, en los próximos días, el apodo vergonzoso de Zeff fue conocido por todos los miembros  de Carillón Escarlata.

“Bueno, entonces, fui yo quien mencionó esto, así que asumiré la responsabilidad y llevare a Takuto de vuelta a casa, ¿mm?”

Mira lo dijo, tomó la mano de Takuto y se puso de pie. Sin embargo, ella fue detenida de inmediato.

“Señorita. Todavía no hemos terminado de dividir ese otro material, ¿qué hay de eso?”

Como dijo Asbar, la distribución de los materiales del Diablo aún estaba pendiente. Con eso dicho, no había material que Mira necesitara demasiado como para reclamarlo, pero las miradas que todos le dieron decían que no lo permitirían.

“Entonces volveré después de llevar a Takuto.”

“En ese caso, ¿qué tal si lo llevo yo?”

Después de que Mira propuso un compromiso, Celo se nominó de inmediato. Ya había recibido un informe de lo que sucedió en el interior del templo antiguo, y parecía comprender que los materiales del Diablo no podían mostrarse públicamente.

“No creo que pueda aceptar.”

Pero la razón de todo esto sucedió fue su propia promesa de ayudar a Takuto. Ella no podía molestar a Celo que no tenía relación con esto. Concluyendo eso, Mira estaba a punto de rechazar su propuesta.

“Yo también iré. No creo que pueda devolver el favor con esto, pero me gustaría ser de ayuda aunque sea un poco. Con el líder y yo juntos, definitivamente será seguro.”

Tal como dijo Kilik, con los dos juntos, Takuto estaría a salvo, incluso si los zombis volvieran a atacar. Sin embargo, Mira pretendía actuar como la guardiana de Takuto. Por lo tanto, ella se mostró reacia a pasar este deber a los demás.

“Si afuera los ven juntos, Mira-chan, serás mal entendida y otra vez serás detenida.”

En las palabras de Emera también había intención de burlarse. Sin embargo, se podría decir que para Mira era la vergüenza más alta que existe.

Como resultado, Mira agachó la cabeza abatida y estuvo de acuerdo.

“Mira-onee-chan, Emera-onee-chan, Asbar-ojii-chan, Fricca-onee-chan, Zeff-onii-chan. Muchas gracias. En este momento no hay nada que pueda hacer, pero un día definitivamente devolveré el favor.”

Takuto enderezó su espalda y se inclinó profundamente. Luego, después de terminar de agradecer, su rostro se llenó no solo de gratitud sino también de una fuerte aspiración. Era solo un pequeño cambio dentro de él, pero él era claramente diferente de antes, era la cara de un niño que acababa de madurar un poco.

“Nos vemos luego, Takuto-kun.”


“Si quieres convertirte en aventurero, la próxima vez te enseñaré muchas cosas.”

“Si decides convertirte en un Lanzador de Conjuros, debería poder enseñarte algo. Puedes venir a mí en cualquier momento.”

“Ojii-chan… huh.”

Emera y los otros se amontonaron al lado de Takuto para acariciar su cabeza, masajeándola con sus manos, Takuto hizo una sonrisa infantil y respondió “¡Sí!”

Publicidad M-M4

“Bueno, en cualquier caso… Dile a tu abuelo que tus padres están vivos. Él seguramente se regocijará. Además, tres caminos para ser Lanzador de Conjuros se abrieron ante ti, puede que sea yo quien hable, pero tienes el talento. Si tienes la intención de caminar por cualquiera de estos caminos, ve a las Torres de Plata. Te doy la bienvenida. Pero no olvides consultar esto con tu abuelo.”

Cuando Mira se inclinó hacia delante para mirar su cara y acariciar su cabeza, Takuto respondió “¡Sí!” con una sonrisa y asintió.

Una vez más, Takuto echó un vistazo alrededor para quemar la apariencia de sus benefactores en su memoria. Eran espléndidos aventureros a los que no podía agradecerle lo suficiente.

Gracias a su encuentro con Mira, había conocido a tantas personas que ahora apreciaba. Agradecido por la suerte que los conectó, Takuto regresó a la casa de su abuelo.

“¡Mira-chan! ¡No solo trates a Takuto-kun así de bien, a mí también!”

Justo después de que Takuto se alejara, Fricca le pidió a Mira el mismo ofrecimiento. Así fue como Mira dijo que le daría la bienvenida en las Torres de Plata.

Las Torres de Plata no solo eran la organización de investigación de conjuros más grande del Reino Arkite, sino la de todo el continente. Para entrar, una pequeña cantidad de prestigio no era suficiente, tanto fortaleza como conocimientos eran necesarios, por lo que era muy difícil ingresar.

En ese lugar, incluso los aventureros de primera clase fueron burlados con desprecio y volvieron tras sus pasos. Era una guarida de bichos raros excéntricos dentro de la cual los Lanzadores de Conjuros de primera clase continuaban investigando. Eso es lo que eran las Torres de Plata.

En apariencia, la posición de Mira era ser la discípula de Danbulf, la máxima autoridad de la Torre de Invocación. Además, basándose en su combate con el Diablo, estaba claro que ella había cumplido con todos los requisitos requeridos para entrar a la torre. Escuchar a Mira decir con naturalidad que le daba bienvenida a Takuto le hizo pensar a Fricca que Mira ya debe tener bastante influencia dentro de las Torres de Plata.

Las muy admiradas Torres de Plata. Para Fricca como una Lanzadora de Conjuros, era un lugar que se podría decir es tierra santa.

“¡Mira-chan, solo un pequeño vistazo por dentro es suficiente! ¡Por favorrrrrrrrrrrrrrr!”

A solo un paso de postrarse por completo, por primera vez, Fricca dirigió una mirada sin placer hacia Mira. Sus ojos ahora estaban llenos de curiosidad y envidia.

“Bien, bien, lo entiendo. Si tengo tiempo, te guiaré, ¡apúrate y déjame ir!”

Hasta ahora, Fricca actuaba como una bestia que saltaba sobre su presa. Sin embargo, en este momento, la presión que ella emitió fue algo así como la de una bestia que aseguraba que la presa capturada no escaparía. Al sentir la tenacidad de Fricca, Mira se dio cuenta de que no podría escapar y se vio obligada a prometerlo.

“¡Mira-chan, te amo!”

Con el consentimiento de Mira, las emociones de Fricca aumentaron y al final, saltó sobre Mira, lo cual estaba dentro de las expectativas de Emera, y Fricca fue golpeada.

Eventualmente ellos decidieron que ese día, ella se reuniría con Takuto.

Después de llegar a este punto le dieron fin a la fiesta. A continuación, Mira, junto con todos, se dirigió a la habitación de Zeff que estaba en la parte posterior del segundo piso.

“Ahora, es tiempo de distribuir los materiales.”

Zeff sacó los materiales del Diablo y los puso en la mesa. Dos cuernos retorcidos, ocho garras brillantes, piel negro azabache, así como dos alas.

Todo esto estaba liberando una presencia siniestra, lo que alejó a Emera, especialmente porque acababan de tener una celebración hace un momento. Como Fricca, que era capaz de ver cosas mágicas, no dijo nada, Emera sabía que no había ningún problema, pero aún no podía superarlo por completo.

“Aun así, ahora que lo veo de nuevo… maldita sea, esto es increíble.” Asbar dejó escapar un suspiro y miró a los materiales del Diablo.

“Estoy de acuerdo. Hay una cantidad considerable de poder mágico dentro de estas garras. Según la direccionalidad de ese poder, parece que en el interior mora el poder de la llama y, si se usa para hacer catalizadores de hechizos, se convertirán en objetos poderosos.”

Fricca levantó una de las garras y entrecerró los ojos como para examinarla. “¡¡Una espada elemental de fuego…!!”

La primera en reaccionar a las palabras de Fricca fue Emera, que miró los materiales desde cierta distancia.

Publicidad G-M3



Emera, que tenía una fijación excesiva con las espadas, había mandado a volar sus sentimientos anteriores sin dejar rastro, y ahora estaba mirando las garras del Diablo sobre la mesa con un brillo en sus ojos.

“Primero que todo, necesitamos distribuirlos, pero… Mira-chan, ¿está realmente bien que tengamos esto? Al fin y al cabo, fuimos completamente inútiles cuando peleamos con este tipo.”

“Uh… tienes razón.”

La pregunta había regresado por novena vez. Emera, que estaba de muy buen humor, fue devuelta a la realidad por las palabras de Zeff. Ese Diablo no era alguien contra quien hubiesen podido ganar. Lejos de eso, sabían que si Mira no hubiese estado allí, ahora sin que nadie lo supiera, habrían sido cadáveres enterrados dentro del subterráneo del templo antiguo.

“Que tercos. Si les molesta tanto, también pueden hacer lo que solicité anteriormente. Quiero incluso la información más pequeña. Ahora no hay nada más importante para mí que eso.”

Al escuchar las palabras que Mira dijo, Zeff y Asbar se vieron entre ellos y luego a los demás y se encogieron de hombros con un “Lo sabía”. Fricca ya había tomado nota de las fechas mientras Mira hablaba con Celo, e infló el pecho para decir que ya tenía la intención de hacerlo, así que…

“¡Déjamelo a mí!”

Aunque sin ninguna base, Emera estaba llena de motivación, incluso podías ver chispas en sus ojos, estando así ella le dijo a Mira llena de confianza.

“Bueno. Puedes tomar lo que quieras de estos. Dividiremos el resto.”

“… Hmm, está bien.”

Mira respondió y observo la mesa.

La piel negra era la más adecuada para hacer una armadura ligera, las garras del Diablo para hacer herramientas de hechizos y catalizadores, las alas eran un material útil para hacer cualquier tipo de equipo defensivo.

Sin embargo, Mira consideró que no necesita ninguna de estas cosas. Después de todo, había un material que tenía una compatibilidad mucho mejor con ella que esos.

“En ese caso tendré estos. Pueden usar el resto como quieran.” Con eso dicho, Mira tomó los dos cuernos en sus manos.

“Ok, ¿estás segura de que es suficiente? No hay necesidad de contenerse. Desde nuestra perspectiva, solo uno de estos es recompensa más que suficiente.”

Al verla elegir solo los dos cuernos y decir que no necesita nada más, Asbar le volvió a preguntar. Los materiales de los Demonios los cuales se dice están extinguido se pueden vender por altas sumas de dinero.

Los únicos que se encontraban en el mercado en este momento, eran los que rara vez se excavaban en los antiguos campos de batalla y ruinas, así como en las capas más profundas de la tierra. Por otro lado, los materiales en frente de ellos estaban en perfecto estado. Deberían valer una buena suma.

“Esto es suficiente.”

Por supuesto, los cuernos que Mira eligió también eran materiales bastante caros, pero sobre todo tenían una buena afinidad para el Refinamiento de Energía.

“Bueno, si Mira-chan lo dice. Bien, dividamos esto entre nosotros.”

Juzgando que Mira realmente no necesitaba nada, Zeff bajó la mirada para observar la mesa. Casi al mismo tiempo, una mano se extendió hacia ella, agarró las garras del Diablo y las retiró.

“Sub-líder…”

Zeff, Asbar y Fricca miraron fríamente hacia el sub-líder de Carillón Escarlata, Emera. Desde que ella mencionó una espada elemental de fuego, la Emera despertada apuntó vigilante a las garras del Diablo. Ella era muy parecida a un perro que se le dijo “quieto”.

“Eh… pero, está bien, ¿verdad?”

Cuando se trata de espadas, Emera cambiaba por completo de su habitual personalidad de “hermana mayor” y se volvía muy imprudente. La palabra “restricción” no existía para ella.

Como resultado, Emera parte de las garras. Asbar algo de la piel, Fricca las alas. Zeff tomó el resto de las garras y un poco de piel, y con eso, la distribución del botín había terminado.

“Los veo luego, mm. Fue bastante divertido.”

Viendo que este era un buen momento, Mira lo dijo. En ese instante, Emera y los demás se levantaron y todos juntos se inclinaron ante ella. Sorprendida por lo repentino de esto, Mira hizo una expresión de asombro mientras observaba sus caras.

“Todavía estamos vivos y es solo gracias a ti, Mira-chan. Digamos gracias una vez más. Gracias.”

Incluso como una sonrisa similar a una flor floreciendo en su rostro, en los ojos de Emera moraba la voluntad de volverse fuerte.

“Gracias, señorita. Incluso recibimos tales regalos.” Asbar golpeó la piel negra y rio alegremente.

“Muchas gracias, Mira-chan. Definitivamente voy a devolver el favor que recibí. Si es posible, ¿podría decirme dónde vives…?”

Publicidad M-AB

“Gracias a ti también pude superar muchas cosas. Gracias.”

Fricca fue interrumpida a la mitad de su oración por Emera, y de inmediato Zeff hablo. “No es nada que necesite tal agradecimiento.”

Siendo un blanco de tales palabras de gratitud, Mira fue superada por la vergüenza y su mirada vagó por la habitación. Sus mejillas estaban teñidas de rojo e hizo una sonrisa que sugería que se sentía bastante bien con esto.

“¡Mira-chan, eres tan linda!”

Por supuesto, Fricca no pudo soportar al ver esa apariencia. Y con eso la cadena de eventos había llegado a su fin.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios