Kage no Jitsuryokusha

Volumen 1

Capítulo 3: ¡La Eminencia en las Sombras inicia su actividad a gran escala!

Parte 4

 

 

Sus ojos color rojo vino, miraron con tristeza los cadáveres de los caballeros asesinados.

“Traten de recuperar todos los cuerpos posibles. Luego hagan un informe al capitán…”


“¡Iris-sama!” gritó uno de los caballeros de repente, señalando a las espaldas de Iris. Al

mismo tiempo los demás caballeros también gritaron.

“¡¿Qué?!”

Iris sacudió su espada rápidamente mientras giraba.

En ese momento, la espada de Iris y el brazo del monstruo chocaron.

Publicidad G-M3



“¡Kuhh…!”

Por un momento, Iris iba a perder, pero luego liberó una gran cantidad de poder mágico que le permitió aguantar el ataque del monstruo. Sin perder tiempo, Iris rápidamente acortó la distancia con el monstruo, cortando su pierna y, al darse cuenta del siguiente ataque del monstruo, ella retrocedió.

No obstante, el gran brazo derecho del monstruo acortó esa distancia que Iris había creado, y la agarró por su largo cabello rojo.

“¿Se está regenerando…?”

Al igual que cuando lo había cortado en dos, la herida en la pierna del monstruo comenzó a sanar rápidamente.

“¡Imposible… ¿cómo puede regenerarse luego de que Iris-sama lo cortara en dos…?!”

“Tienes que estar bromeando…”

“Retrocedan”. Dijo Iris a los caballeros sorprendidos, y nuevamente recibió otro ataque de parte del monstruo.

El ataque tenía una gran velocidad, una gran fuerza y mucho peso… pero era monótono. “Un monstruo no deja de ser un monstruo”.

Mientras tanto, los contraataques de Iris eran implacables.

Ella le cortaba los brazos, las piernas, la cabeza. Eran ataques que decían, “veamos si puedes regenerarte por siempre”.

Ella atacaba y atacaba sin parar, sin darle tiempo a contraataques.

Pero, aun así…

“¿Aún puede regenerarse?”

El monstruo seguía con vida. Incluso luego de que todas sus extremidades fueran cortadas, este se regeneró, continuó atacando y poniendo a Iris contra la pared.

Publicidad G-M3



Luego…

Un gran rugido se escuchó en lo alto del cielo nocturno.

Y, como si respondieran a un tipo de llamado, comenzaron a caer gotas de lluvia del cielo que cubría la luna con sus sombras. Primero fueron un par, luego otro, y así aumentó su fuerza hasta formar vapor en el suelo mientras golpeaba el cuerpo lleno de sangre del monstruo.

Iris, aun así, decidió terminar esto rápidamente, poniendo fuerza en sus caderas y pies, y eligiendo luchar.

Ella no iba a perder. Pues ni ahora ni nunca, ella había pensado que podría perder. Eso sí, iba a tomar tiempo.

Iris tomó con fuerza su espada y arremetió contra el monstruo que acababa de regenerarse. En ese instante…

La espada de Iris fue repelida junto a un sonido agudo.

Publicidad G-M2



El impacto fue tan fuerte que por un momento le entumeció el brazo.

Luego de ver cómo su espada voló de sus manos hacia atrás con tanta fuerza, Iris miró a la persona involucrada frente a ella.

Publicidad M-M3

Por supuesto, esa persona también miró a Iris.

Sus miradas chocaron una con otra, pero fue el intruso quien desvió la mirada primero.

“Solo está sufriendo. ¿Por qué no son capaces de entenderlo?”

Se trataba de una mujer vestida de traje negro. Su rostro estaba cubierto con una máscara, así que no podía asegurarlo, pero por su voz, parecía ser joven.

“¿Quién eres?” preguntó Iris sin dudar ni un segundo, manteniendo la mirada fija en la chica vestida de negro y en el monstruo.

“Alfa”. Respondió la chica, dándole la espalda a Iris, en quien ya no tenía ni una pizca de interés.

“Espera, ¿qué planeas hacer? Si tú también eres enemigo de los caballeros entonces…”

“¿Enemigo…?” dijo Alfa, repitiendo las palabras de Iris mientras se reía dándole la espalda. Reía una y otra vez, en forma de burla.

“¿Qué es tan gracioso?”

“Enemigos… ¿acaso no te parece gracioso? ¿Por qué tendría que ser enemiga de unos tontos ignorantes?”

“¡¿Qué dijiste?!”

El poder mágico de Iris aumentó al instante. La ola de poder en aumento fue tan grande que creo un viento que dispersó la lluvia a su alrededor.

Pero aun así, Alfa ni  siquiera se molestó en mirarla, solo siguió de espaldas para posteriormente decir: “El público debe comportarse como tal, solo siéntense a admirar el escenario. No interrumpan” y luego comenzó a caminar hacia el monstruo. Al verla de espaldas, se notaba que ni siquiera estaba en guardia, ella ya ni siquiera le estaba prestando atención a Iris.

“¿Me llamaste… público?”

La mano de Iris seguía temblando, apretando su puño queriendo atacar desde la espalda.

“Pobrecilla.  Debió  dolerte  mucho,  ¿no  es  así?”  Alfa  simplemente  siguió  caminando,

hablándole al monstruo.

“Pero ya no tienes por qué sufrir, no tienes por qué estar triste”.

De repente, su espada negra creció. Creció mucho más que la estatura de la propia Alfa.

“Así que tranquila, ya no llores”.

Luego, de un solo movimiento, cortó al monstruo en pedazos. Nadie fue capaz de reaccionar.

Ni Iris, ni el propio monstruo pudieron reaccionar, simplemente vieron como era cortado. Todo fue tan natural, sin ningún aviso ni hostilidad a la vista, como si el corte hubiera sido el resultado natural de todo.

El monstruo cayó al suelo. Luego, en medio de un humo blanco este se fue desintegrando y perdiendo tamaño hasta volver a la altura de una pequeña chica. Luego, una daga cayó desde su brazo izquierdo.

La daga tenía una gema color rojo incrustada en el mango.

“Para mi amada hija, Milia”.

 Esas palabras estaban grabadas en la daga.

“Espero… que al menos en tu siguiente vida, puedas ser feliz”. Dijo Alfa, desapareciendo en medio del humo blanco.

A lo lejos, se seguían escuchando sonidos de explosiones. Pero Iris simplemente se quedó parada sin reaccionar, dejando que la lluvia cayera sobre su cabello rojo.

Su cuerpo estaba temblando, pero ni siquiera ella sabía el por qué.

“Alexia…” Murmuró Iris. Su hermana menor estaba en el centro de todo este caos, eso es lo que su presentimiento le decía.

“Alexia, por favor, mantente a salvo…”

Iris tomó nuevamente su espada y corrió a toda prisa en medio de la feroz lluvia.

“¿T-Tú? ¿Qué haces aquí…?”

En el pasillo que Alexia estaba recorriendo, se encontró con una persona conocida.

“Pues, estas son mis instalaciones, y yo soy el empleador del hombre que has visto todo este tiempo. Eso es todo”.

Allí estaba un hombre con cabello rubio, muy apuesto y con una sonrisa llena de confianza.

Era el profesor Zenon.

“Qué bueno. Siempre pensé que estabas loco, ahora me alegro saber que estaba en lo correcto”. Dijo Alexia mientras retrocedía paso a paso. Atrás de Zenon había unas escaleras, posiblemente la salida de este lugar.

“¿De verdad? Bueno, no es que me importe. Lo único que necesito es tu sangre”.

“Todos hablando de sangre esto, sangre aquello. ¿Acaso están investigando algo de vampiros?”

“Puede que para ti sea algo parecido”.

“No tienes que explicarlo, no me interesa lo sobrenatural”.

“Eso pensé”.

“Creo que ya deberías de saberlo, pero igual te lo diré. Los caballeros no tardarán en llegar, estás acabado”.


“¿Acabado? ¿Qué podría acabar para mí?” dijo Zenon con la misma sonrisa de siempre.

“Todo. Perderás tu honor, posición títulos y todo lo demás. Pero no te preocupes, yo me encargaré de bajar la cuchilla de la guillotina cuando te ejecuten”.

“Eso no pasará. Después de todo, escaparemos juntos por una ruta secreta”.

“Gracias por la invitación romántica, pero lastimosamente para ti, te odio”.

“Vendrás conmigo. Mientras tenga tu sangre y un laboratorio, puedo hacer que me asignen el 12vo asiento de la mesa redonda. Por fin podré decirle adiós a este estúpido título de instructor de esgrima”.

“¿Mesa redonda? ¿Es una clase de nuevo nombre para una organización criminal?”

“Me refiero a las 12 personas de la mesa redonda elegidos por el culto. Ellos te aseguran poder, títulos y ganancias jamás imaginadas. He sido seleccionado por mi habilidad, lo único que falta es probar mi valía y eso es lo que haré con mi investigación y tu sangre”. Dijo Zenon sonriendo mientras extendía sus manos.

“No me interesa. En serio, ya dejen de hablar de sangre”.

“La verdad, hubiera preferido a la princesa Iris, pero supongo que tendré que conformarme contigo”.

“Te haré mierda”.

“Oh lo siento. Olvidaba que odias que te comparen con tu hermana”.

Publicidad M-M1

“… ¡Tch!”

El rudo ataque repentino de Alexia fue la señal de inicio para este combate. El ataque fue directamente hacia el cuello de Zenon, pero…

“Oh, qué miedo”.

Zenon se movió un poco, y seguido de eso, bloqueó el ataque de Alexia.

Las dos espadas chocaron, lanzando chispas por el aire producto del golpe de ambos metales.

Con solo ver eso, cualquiera pensaría que en términos de combate ambos estaban igualados.


Pero, lo que marcaba la diferencia era la expresión de cada una de las personas. Alexia estaba hostigada y frustrada, mientras que Zenon sonreía con confianza.

Al final, era Alexia la que llevaba las de perder. Ella chasqueó su lengua y tomó distancia.

“En el poco tiempo que no te he visto parece que ya te acostumbraste a usar una espada real”.

Zenon estaba mirando directamente a la espada de Alexia, ella por su parte, también lo hacía, pero con una mirada amarga. Aun cuando la batalla recién había empezado, el estilo de Alexia ya había tenido innumerables fallos.

“¿No has escuchado el dicho que dice ‘El maestro no elije la espada’?” dijo Alexia con una fuerte expresión.

“Tiene sentido. O lo tendría, si fueras una maestra”. Se burló Zenon.

“Pero lastimosamente tú eres una persona ordinaria. Yo, como maestro de esgrima te lo puedo asegurar”.

La expresión de Alexia se distorsionó por las diversas emociones pasando por su cabeza al mismo tiempo. La de querer llorar, pero al mismo tiempo, el enojo.

“En ese caso observa bien, te mostraré si mi espada es ordinaria o no”. Y con valor, ella corrió.

Alexia ya lo sabía. Solo con sus habilidades, no sería capaz de ganarle a Zenon, y mucho menos ahora que estaba usando una espada barata que se podría romper en cualquier momento. No obstante, no es como si Alexia hubiera estado practicando con la espada todos los días. Antes, cuando tenía a su hermana como meta, ella estudiaba su estilo y buscaba lo que le hacía falta para mejorar. Además de ser la persona que más de cerca había visto el uso de la espada de su hermana. Alexia ahora mismo, podía imaginar, y recordar a la perfección todos los movimientos que su hermana hacia con la espada.

Por eso, hacerlo de la misma manera era sencillo.

“¡¡Haaaaaaaaaaaaaa!!”

Aquel movimiento era sin lugar a duda, uno que haría la princesa Iris.

“¡…!”

Por primera vez la sonrisa de Zenon desapareció, e incluso usó su poder mágico para bloquear el golpe.

Las dos espadas chocaron violentamente, repeliéndose la una a la otra. Equitativamente… o tal vez no tanto.

Alexia lo empujó, solo un poco.

Una línea roja apareció en la mejilla de Zenon, y este se limpió la sangre mientras la veía con sorpresa.

“Eso sí que fue sorprendente”. Dijo él con toda sinceridad.

“No pensé que escondieras algo como eso”.

Zenon miró la palma de su mano desde diferentes ángulos, como si estuviera comprobando el color de su sangre.

“Te arrepentirás de esa confianza tuya”.

“Jaja”.

No obstante, Zenon rio.

“Es cierto que me sorprendió, pero, aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Puedes intentar imitarla todo lo que quieras, pero nunca serás como ella”. Dijo Zenon, negando con la cabeza.

“Te haré tragar esas palabras”.

“Aprovechemos la ocasión. Iré un poco en serio”. Dijo Zenon, tomando su espada.

“¡…!”

De inmediato, la atmosfera cambió.

El poder mágico alrededor de Zenon se hizo mucho más denso.

“Antes que todo, déjame decirte que nunca he ido en serio contra una persona desconocida. Por eso, lo que vas a ver ahora es mi verdadera técnica de espada, la espada de un futuro miembro de los Rounds5”.

Al mismo tiempo, la atmosfera tembló.

“¿Por qué…?”

La diferencia era enorme.

La espada de Zenon tenía un violento golpe que Alexia jamás había visto en su vida. Allí, ella se dio cuenta de la abismal diferencia entre una persona ordinaria y alguien con talento. La habilidad que tenía en frente, de hecho, podía bien ser comparada con la de su hermana.

Alexia no tenía ninguna técnica ni forma de evitar aquella espada con una presión tan abrumadora.

Lo único que hizo fue tratar de bloquearla con los movimientos intuitivos que había desarrollado en todos sus años de entrenamiento.

Publicidad G-AB



No hubo un golpe como tal.

Las dos espadas simplemente chocaron, y una se rompió.

La espada de Alexia se rompió y salió volando en el aire. Alexia sentía como si estuviera observando desde la distancia como los fragmentos de Mithril brillaban en el aire.

Sí, como si estuviera en un lugar muy, muy lejano.

Los recuerdos de Alexia, de los tiempos cuando lo único que hacía era blandir la espada por diversión, regresaron a su cabeza por un instante.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios