Mitou Shoukan://Blood-Sign

Volumen 4

Stage 04: ¿Quien Hizo El Pedido Original?

Parte 1

 

 

“¡¿Ebh?! ¡Agoh! ¡¡¡¡¡¡Obhgah…!!!!!!”

“Oh, vaya. Oh, vaya. Esto es jaque mate, ¿no es así? ¿Mi – querido – Aniue?”

(“Ahora” Etapa 04 Abre 03/06 13:30)
(“Pasado” Etapa 04 Abre 03/06 00:00)
¿Quién hizo el Pedido Original?

 

(Línea de Tiempo “Ahora”)

Debajo del cielo azul temprano por la tarde, Kyousuke ya había construido su ruta para invadir la colosal fortaleza móvil de Repliglass llamada Pandemonium. Esta sería su tercera vez. Varios cráteres inundados cubrieron la gran llanura. Si nadaba a través de ellos, podría escapar de los sensores antipersonales y los reflectores infrarrojos para acercarse de manera segura. La Reina Blanca había destruido la sólida entrada principal antes.

En ese momento, había imaginado el peor de los casos: forzar su entrada con el poder de la Reina reuniría demasiada atención de los tres grandes poderes, él ganaría por el momento, pero estaría en problemas un año después, y sería obligado a depender de la Reina. Pero ahora que sabía que solo estaba en contra de Max Layard y Ellie Slide de Perfect Game, ese obstáculo era mucho más bajo.




En cuando al problema principal en mano…

“Bien, Aniue, ¿qué tipo de traje de baño debería usar?”

“No tengo tiempo para lidiar con tus bromas.”

“Pero te estoy mostrando mi cuerpo sensual, ¿no debería ser eso más importante que el destino del mundo? ¡Un cielo azul, el sol brillante, una playa sin fin, y la suave piel de dos tortolitos! Necesito tu opinión para ayudarme a montar una escena de esa aventura romántica por adelantado. ¿Debería ir con el bikini estándar? ¿O uno de una pieza? Entiendo que hay un montón de hombres que están obsesionados con los trajes de baño escolares. ¡Oh, pero podría ser divertido lucirse e intentar usar conchas, hojas de palmeras, un micro bikini o incluso un bikini en V! ¡Después de todo, después de todo! ¡¡Me revelaré para ti, Aniue!!”

Mitou Shoukan Blood-Sign Volumen 4 Stage 04 Parte 1

 

La Reina Blanca colocó sus manos con un tono soñador en sus mejillas mientras su ropa se retorcía y se convertía en cada traje de baño que mencionó, pero Kyousuke no estaba interesado en ninguno de ellos y empujó su palma en el centro de su pecho.

¡¿Hyah?! ¡A-A-A-Aniue! ¡Acabas de tocar mi pecho! Qué audaz de- ¡¿Bwah?!”

Ella cayó de espaldas al lago con forma cráter y Kyousuke se lanzó tranquilamente después mientras llevaba un traje de buzo y un tanque de oxígeno.

La Reina era realmente extraordinaria, continuó hablando incluso debajo del agua. Una pequeña cosa como la falta de oxígeno no iba a molestarla.

“¡Baniue! ¡Esto se fupone que es una cita! Mi faciencia se agojará pronto…”

La ignoró y la abrazó por detrás.

Al igual que Himekawa Mika, la apoyó mientras nadaban a su destino.




“O-oh, faya. Qué atrevido, Baniue… Si este era tu flan, podrías jabérmelo dicho. Estoy más que bispuesta a ofrejerme a ti.”

Kyousuke había aprendido por experiencia que lo mejor era no reaccionar a sus tonterías.

Después de cruzar los lagos con forma de cráteres conectados, subieron a la tierra donde Pandemonium estaba asentado como un calamar negro gigante. Kyousuke se sacó el traje de buzo y se puso su sudadera y sus pantalones deportivos originales. La Reina Blanca pretendió cubrir sus ojos mientras lo observaba cambiarse y ni siquiera se molestó en secarse su cabello plateado. El agua simplemente se evaporó por su cuenta y ella regresó a la normalidad.

No había nada que se interpusiera en su camino.

Caminaron hasta la entrada principal de Pandemonium que la Reina Blanca había destruido antes.

Pero no entraron inmediatamente. Kyousuke operó el panel de autorización a un costado. Había utilizado los datos biométricos de Max Layard antes, pero utilizó algo más esta vez.

Utilizó el blasón de los Deltaston que había tomado prestado de la habitación del hotel.

La máquina estaba destinada a leer los detalles de la mano de alguien, pero comenzó a leer ese emblema en su lugar.

“¿Oh?”

“Tenía la sensación de que harían algo como esto,” escupió Kyousuke. “Un rubí, un zafiro, y creo que la joya blanca es corindón puro. En cualquier caso, esto lee el patrón de piezoelectricidad en la estructura del cristal y se utiliza como una llave maestra. Con su obsesión con la autoridad, imaginé que usarían sus tradiciones o emblema familiar incluso si no es lógico. Además, si utilizan una parte de sí mismos como la llave maestra crucial, introduce el riesgo de ser secuestrado o que te corten esa parte del cuerpo. Por si acaso, prepararon una cola de lagarto que podían entregar con seguridad al criminal.”

“Pero, Aniue, no necesitabas abrirla. La puerta ya fue volada.”

“… Necesitaba hacerlo.”

Esto dejaría un registro mostrando que él había entrado sin la ayuda de la Reina Blanca.

Incluso si en última instancia era inútil, Shiroyama Kyousuke entró al palacio del demonio por su cuenta. La Reina lo siguió felizmente.

Gracias a sus recuerdos pasados, caminó directo al núcleo de procesamiento central sin perderse.

Y por supuesto no se encontró con ningún invocador o recipiente en el camino.

No tenía recuerdos del tiempo en el medio, pero Max y Ellie probablemente habían hecho algo después de tomar el control de Pandemonium.

Cruzaron el estrecho puente de metal que pasaba sobre los cientos de esferas transparentes y continuaron hacia el núcleo de procesamiento central.

Como era de esperar, la pareja de Perfect Game estaba esperándolos.

“Ahora esto es peligroso.”

El hombre con copete negro utilizó su hombro para apoyar su Blood-Sign de material de esquí con la parte de abajo hinchada. Él se refería más a la sonriente más fuerte entre los más fuertes que a Kyousuke.

“Puedo sentirlo. Ella reboza de razones por las que debería ganar. Pero tenemos que hacer esto. Llevamos el nombre de Government Award 501, Perfect Game, por lo que tenemos que hacer esto. Dudo que lo entiendas. Ganar es algo natural para ti y no aceptas nada más ya que eres la Señorita Más Fuerte, así que no hay ni una razón por la que debas perder.”

“Shiroyama Kyousuke.”

La siguiente en hablar fue Ellie Slide, la chica rubia, de piel morena y lentes con una pluma de águila en su sombrero de bruja negro y naranja.

Ella expuso los piercings en sus orejas, su ombligo e incluso en su lengua.

“¿Cuánto has recordado?”

“Estoy harto de seguir la moralidad de Himekawa Mika.”




Al escuchar esa respuesta, la experta en incienso ajustó su gran sombrero que sacudió la capa con mangas y con la parte inferior dividida en forma de plumas.

Ella ocultó sus ojos y rió.

“Bien, esto será más fácil si entiendes todo. Así que elige el camino que prefieras,” insistió Max Layard con su personalidad vulgar revelada por su camiseta holgada y sus pantalones cortos. “¿Le pedirás a la Reina Blanca que nos mande a volar junto con todo lo que nos rodea? ¿O te negarás a utilizar su poder y serás asesinado por nosotros en una Ceremonia de Invocación normal? Cumpliremos nuestro objetivo de todos modos. ¿La Caja será destruida directamente, o la Reina estallará y lo destruirá todo? Cualquier cosa está bien siempre y cuando el núcleo de procesamiento de Pandemonium se rompa.”

La respuesta de Kyousuke también fue sencilla.

Llevó su mano a su espalda.




Estaba sacando su Blood-Sign. En lugar de ocultarse detrás de la Reina Blanca y agarrarla de la parte inferior de su falda, él pelearía como un invocador en la Tierra Sagrada Artificial.

Y habló.

“Al diablo con eso.”




Se podían escuchar varios pasos raspando el piso.

La Reina Blanca podía solucionar esto en cualquier momento a cambio de privar a todos los humanos de su dignidad, pero Shiroyama Kyousuke y Max Layard la ignoraron para juzgar la distancia entre ellos con armas en sus manos.

Pero el hombre con copete estaba confiado.

“No eres muy inteligente. Los invocadores no son nada sin la invocación. ¡¿Qué puedes hacer sin depender de un Material?!”

Eran Government Award 501 y Freedom Award 903, pero esa brecha abrumadora no tenía significado ahora. Por un lado, el recipiente de Kyousuke estaba ocupado por la Reina Blanca, por lo que no podía utilizarla. Incluso si él arremetía contra la Tierra Sagrada Artificial, no podría invocar un Material. Ni siquiera podría crear un círculo protector. No había nada que pudiera hacer. Un invocador de Award 1 solo necesitaría invocar a un miembro de la Serie Original con un Costo de 1 para aplastarlo fácilmente.

Así que cuando Max arrojó su Granada de Incienso con forma de piña, todo debería haber terminado.

Shiroyama Kyousuke no puso ningún tipo de resistencia inútil tal como agarrarla y arrojarla lejos antes de que pudiera detonar.

Tan pronto como apareció la Tierra Sagrada Artificial, el Blood-Sign de Kyousuke golpeó una Espina Blanca con una velocidad feroz.

Puede haber parecido una acción sin sentido.

No ganaría nada destrozando la Rosa tridimensional, dispersando los numerosos Pétalos y metiéndolos en los Puntos. Siempre y cuando la Reina Blanca estuviera ocupando su recipiente con un método anormal, él no podría invocar al Material que quería.

Pero eso no era lo que Kyousuke estaba tratando de hacer.

“¡¿Qué?!” gritó Max sorprendido.

El hombre con copete hizo el primer disparo. Justo cuando trató de comenzar el combate al golpear la Rosa tridimensional con una Espina Blanca, la de Kyousuke voló para interferir.

El camino blanco se desvió de su curso y falló en golpear su objetivo gigante. De hecho, la Espina Blanca de Max rebotó y cayó en un Punto antes de que pudiera lograr algo.

Esto no fue una mera coincidencia.




Después de un segundo y tercer disparo, Max finalmente se dio cuenta de lo que estaba pasando.

“¡¡Maldito seas!! Dado que no puedes invocar a tu propio Material, ¡¿estás jugando un completo juego de interferencia al derribar mis Espinas Blancas con las tuyas?!”

“Por supuesto. ¿Y estás seguro de que deberías continuar? Los invocadores comenzamos con 3 Espinas Blancas. Y si metes una Espina Blanca en un Punto cuando no tienes más en reserva, desencadenarás una penalización severa. Pero si solo eres un creyente loco que quiere ser devorado por la Fauce Negra, no te detendré.”

“…¡¿?!”

El enorme cuerpo de Max Layard se puso ligeramente rígido.

Y Kyousuke utilizó esa pequeña apertura para saltar hacia adelante con su Blood-Sign de Repliglass en la mano. Corrió directo hacia Max.

Sí.

“Incluso dentro de la Tierra Sagrada Artificial, no tienes un círculo protector hasta después de invocar a tu primer Material.”

“¡¡Espera… tú!!”

Sonidos de violencia primitiva resonaron por la sala cuando los bastones chocaron. El hombre del copete rugió mientras el sudor brotaba de su cuerpo.

“¡¿Estrás tratando ganar sin un Material?! ¡¿Y cuando te enfrentas a un invocador que está yendo con todo?!”

“Una batalla de la Ceremonia de Invocación comienza antes de que los Materiales sean invocados. Eres ingenuo si pensabas que terminarías con tiempo suficiente para invocar a la Serie Original si me desafiabas a una pelea.”

“¡¡Tch!!”

Intercambiaron más golpes.

Max había agotado todas sus Espinas Blancas, por lo que solo podía esperar 10 segundos para que una se repusiera. Solo fueron 10 segundos, pero esos fueron 10 segundos completos. Sintiendo la densa tensión en su piel, Max inmediatamente desechó su orgullo casi suicida.

Ajustó el agarre de su Blood-Sign y lo balanceó como una estrella de la mañana mientras alzaba su voz desvergonzadamente.

“¡¡Jefa!!”

Un suspiro silencioso le siguió.

La chica morena con un sombrero de bruja negro y naranja movió su mano por el mango plateado para operar algo. Ella presionó la hilera de teclas parecidas a las de una flauta y apretó el gatillo. Esa hacha gigante que podía romper armaduras incluyó un cigarrillo electrónico que podía rociar eficientemente incienso como niebla. Flotó un extraño vapor de agua dulce.

Ese incienso extremo podía manipular el reconocimiento o los recuerdos de un individuo y en algunos casos incluso podía cancelar la Tierra Sagrada Artificial de un invocador enemigo.

Pero Kyousuke no se inmutó.

Para cuando sus pies se escucharon golpeando el piso, él ya había rodeado por detrás a Max. No hubo temor o dolor en su rostro. Sus ojos estaban enfocados en su objetivo.

Claramente había escapado de la telaraña de la experta en incienso.

“Es cierto que el incienso de Ellie Slide es poderoso. Comparado con nuestras Granadas de Incienso que solo pueden producir un efecto predeterminado, la manera en la que ella puede manipular los efectos como si fuera magia realmente podría ser descrita como un amplificador.”

“¡¿?!”

“Pero algo me llamó la atención. Si ese incienso es lo suficientemente peligroso como para hacer cambios en mi cuerpo y en mi mente con solo olerlo, entonces, ¿por qué sus efectos no fueron más indiscriminados? Específicamente, ¿por qué no afectó a Ellie o a ti? Si ella tiene confianza en su posición como experta en incienso, es difícil imaginar que utilizara otro químico… como un antídoto o una inmunización.”

Hubo un sonido ensordecedor, pero los Blood-Sign que chocaban fueron solo una distracción.

La pierna de Kyousuke barrió las piernas totalmente desprotegidas de Max por debajo de él.

“El incienso de Ellie Slide utiliza un sistema de cocteles. En otras palabras, ella utiliza el hacha que puede romper armaduras para esparcir varios químicos inofensivos diferentes de antemano y los utiliza para producir el incienso mezclado de manera óptima únicamente en las coordenadas que quiere. Al igual que los hilos verticales y horizontales de una telaraña interpretan diferentes papeles, supongo que mantuviste una zona segura para ti en el medio de la red mortal.”

“¡¡Gah!!”

El ataque sorpresa golpeó la espalda de Max contra el piso y lo dejó sin aliento.

Pero no tuvo tiempo para toser.

Se dio cuenta de algo antes de que pudiera.

“Ya fui víctima de esto una vez. ¿Realmente creías que esto funcionaría de nuevo?”

Shiroyama Kyousuke levantó su Blood-Sign de Repliglass mientras estaba parado junto al hombre. Algo en lo profundo de los instintos de supervivencia de Max le dijo que no era el momento de reaccionar ante el dolor.

“¡¡Oh, ohh, owwwaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh  hhhhhhhhhhhhhhhhh!!”




Max gritó a todo pulmón, pero fue ignorado.

Fue golpeado repetidamente.

Habían pasado más de 10 segundos y la Espina Blanca agregada de Max flotaba a su alrededor, pero no pudo pensar siquiera en lanzarla. Ni siquiera pudo levantar su Blood-Sign. Incluso mientras se acurrucaba para proteger sus órganos vitales, más y más golpes llovían como meteoros y parecían deslizarse por las brechas de sus defensas.

Este fue Freedom Award 903, Alice (with) Rabbit.

Con nada más que su propio cuerpo, podía derrotar a un invocador que podía invocar libremente a un Material.

“T-tú…”

Incluso después de ser arrojado al crisol de dolor e incluso con el sabor a óxido llenando su boca, el hombre con copete aún se las arregló para gemir unas palabras.

“No lo… entenderías. Sabes que ganarás… y solo puedes pelear porque puedes ganar… así que no sabes cómo se siente para aquellos que… tienen que seguir peleando cuando no pueden darse el lujo de perder … y no tienen permitido perder…”

“Al diablo con eso.”

Este hombre sonaba como si estuviera en el lado de los débiles, como si estuviera en el lado de la minoría, y como si estuviera haciendo lo correcto. Kyousuke sintió una llama oscura ardiendo en lo más profundo de él cuando lo escuchó.

“¿Que no puedes darte el lujo de perder? ¿Que no tienes permitido perder? ¿Y quién fue el que condujo a Himekawa Mika a este punto? ¡¿Un invocador y una recipiente expertos se acercaron a ella con una mirada de autosatisfacción en sus rostros, la arrojaron a la desesperación, y luego trataron de culpar al resto del mundo por su propia debilidad?! ¡¿Tienes alguna idea de cómo esas 353 recipientes se sintieron cuando los expertos se dieron por vencidos con ellas?!”

“Sí, es cierto. Somos lo peor. Para ser honesto, no puedo pensar en ninguna manera de salvar a Himekawa Mika o las 353 recipientes. No, solo pretendimos trabajar con ellas y nunca intentamos salvarlas en lo más mínimo.”

El hombre con copete sonrió a pesar de tener sus dientes rotos.

Max todavía tenía algo que lo apoyaba incluso después de colapsar. ¿No se había roto?

“¡Pero comparado con esa Reina Blanca, incluso todos los 7 billones de nosotros somos la minoría! ¡¡Somos los patéticos viajeros errantes que no pueden darse el lujo de perder y sin embargo no tenemos forma de pelear!! …Como ese viejo que podía hablar con el viento y las olas… ¿o debería llamarlas hadas? Incluso una Clase Divina nubló el juicio de esos sabios. Entonces, ¿qué hay de una Clase Inexplorada? ¡¿Qué tan locos nos volveremos por esa cima de la cima?! ¡No podemos dejar que eso se manifieste aquí! ¡Los humanos no pueden hacer nada contra ella! Todos los 7 billones de nosotros seremos devorados. Esto no se trata sobre ser fuerte o débil. ¡¡Seremos encantados por su presencia abrumadora antes de que comience la pelea!!”

“…”

“Por lo que tenemos que pelear a cualquier precio. No me importa cómo suceda, pero tenemos que destruir Pandemonium si puede invocar permanentemente a la Reina Blanca con sus especificaciones al máximo. Esto va más allá de Himekawa Mika o las 353. Yo… no, ¡¡nosotros!!
¡¡Tenemos que convertir esto en una victoria para salvar a los 7 billones de humanos débiles!!”

Un sonido solido estalló.

Max Layard había cambiado de la defensa a la ofensa a pesar de que tenía las costillas rotas y golpeó una Espina Blanca con su Blood-Sign mientras yacía boca arriba en el piso.

“No es que sepa que voy a ganar,” escupió Max. “¡Estoy peleando porque no puedo darme el lujo de perder! ¡No importa lo sucio que se vuelva o si tengo que escupir al concepto de gloria!

¡¡Hay algo aquí que absolutamente tengo que hacer!! ¡¡Si pierdo aquí… si dejo que esto se convierta en una derrota, no tendré más opción que sucumbir a la tentación de esa Reina!!”

Pero sin importar lo que le haya pasado, si la Rosa se rompía, los numerosos Pétalos se dispersaran, y uno entraba en un Punto, él podría invocar a un Material. Tendría un monstruo inmune a los ataques físicos y sería rodeado por un círculo protector. Kyousuke no era rival para ninguno de los dos.

Una mirada triunfante cubrió el rostro ensangrentado de Max.

“Ríete si quieres. Búrlate de mí todo lo que quieras. Pero ganaré. ¡Lo haré por la minoría de 7 billones y por la pelea contra la Reina Blanca que no puedo darme el lujo de perder! ¡¡Incluso si tengo que sacrificar a 353 personas aquí, juró que destrozaré Pandemonium!!”

El cuerpo de Ellie Slide se transformó rápidamente. Ella parecía estar dando vueltas en espiral mientras se convertía en una baba translúcida amarilla.

Pero algo sucedió unos momentos antes.

Shiroyama Kyousuke lanzó su Blood-Sign con una precisión perfecta y la punta atravesó el atrapasueños que colgaba del cuello de Ellie Slide y colisionó en el centro de su pecho plano.

“¿Qu-?”

Esta vez.

Esta vez Max Layard realmente dejó de moverse.

“Es cierto que los Materiales pueden desviar todos los ataques físicos, pero las cosas son diferentes cuando solo están ‘medio transformados’. Y si la recipiente queda inconsciente, es considerada derrotada y el proceso de la Ceremonia de Invocación es cancelado.” La Reina Blanca cruzó sus brazos y explicó mientras observaba aburrida. “Y aún más importante, ¿realmente pensaste que podrías engañar a mi Aniue simplemente robándole un Material?”

“Gah.”

El impacto de la derrota estaba llegando.

No importa como haya sucedido, el invocador y la recipiente habían perdido de acuerdo a las reglas de la Ceremonia de Invocación, por lo que serían golpeados por el impacto de ver a su dios siendo asesinado frente a sus ojos.

Aún sobre su espalda, Max movió solo sus ojos para mirar a Kyousuke.

Ese invocador no había dudado en soltar su mejor arma, el Blood-Sign, sin embargo, su expresión no había cambiado.

“Estabas en el camino correcto allí. Me gustó que vieras a la Reina como una amenaza y que desearas tan codiciosamente derrotarla a todo costo. Pero no olvides que nada cambiará si intentas oponértele aceptando sacrificios y convirtiéndote en un monstruo.”




Mientras hablaba, el Blood-Sign que abolló el pecho de Ellie Slide cayó por la gravedad.

Se estrelló contra el suelo.

“Y si quieres que me ría, te recomiendo hacer una broma que haga feliz a las personas.”

“¡¡Gaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!”

Un momento después, se confirmó la derrota de Max. Un impacto invisible saltó fuera de su pecho y cubrió todo su cuerpo.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios