Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 11

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe Cumplen La Última Promesa

Parte 3

 

 

— Yusa-san, discúlpame, cuando termines de cambiarte, ¿puedes prestarme algo de tu tiempo?

— Si, está bien, ¿necesita algo?




— Primero anda a cambiarte. Te daré los detalles luego. Maa-kun, haré una llamada.

— ¿Sí…?

Maou y Emi se miraron entre si, pero al final, Emi salió de la habitación de empleados y se fue a cambiar de ropa.

Por otro lado, Kisaki descolgó el teléfono de la tienda y rápidamente presionó unos números.

—…Hola, ¿Chi-chan? Es Kisaki. ¿Ya es conveniente? Si. Parece que está bien, aunque por poco. ¿Diez minutos después? Entiendo, esperaré por ustedes.




— ¿…era una llamada a Chi-chan? ¿Va a pasar algo dentro de diez minutos?

— Si, lo sabrás luego. Aunque no debería decir esto, es mejor que ruegues que no llegue de repente una cantidad grande de clientes a partir de ahora.

— O-oh…

Esas palabras, las cuales no eran normales escucharlas de Kisaki, hicieron que fuera difícil para Maou ocultar su confusión.

— Justo a tiempo.

— ¿Qué sucede?

Kisaki no respondió la pregunta de Emi, y miró la entrada de la tienda. Maou y Emi, siguiendo la mirada de Kisaki…

— ¿EH?

Quedaron en shock debido a un grupo de personas que caminaba hacia las puertas automáticas.

Con Chiho al frente, Ashiya, Suzuno, Nord, Alas=Ramus, Acies, Emeralda y Rika, llegaron.

— ¡Buenas noches! ¡Yusa-san, Maou-san!

— Lamento molestarlos.

— Permiso.

— Gracias.

— ¡MgRonron!

— Hola a todos.

— Gracias por la dura labor~~

— ¡Yosh! ¡Emi! ¡Has trabajado duro!

El grupo de personas saludó a Maou y a Emi uno tras otro, haciendo que ambos se sonrojaran momentáneamente, pero por razones desconocidas, Kisaki pareció caminar hacia Chiho como si fuese natural, y apuntó hacia el segundo piso.

— Aunque es considerado desafortunado para la tienda, todos ustedes tienen bastante suerte, no hay clientes en el segundo piso en este momento. Aunque no pueden quedarse mucho tiempo, pueden tomar dos de las mesas que estén más al fondo.

— ¡De acuerdo! ¡Gracias por aceptar nuestra solicitud tan difícil!

— No es nada, mientras lo repongan por trabajar luego. Está bien, suban de inmediato. Aunque no habrá muchos clientes esta vez, no puedo ser capaz de encargarme por mi misma mucho tiempo. Maa-kun, así como también Yusa-san.

Kisaki se puso su gorra, se volvió y le habló a Maou y a Emi.

— Lleven a los clientes a las mesas que están más al fondo en el segundo piso.

Ahora yo estaré en el mostrador del primer piso.

— ¿Eh? ¿Eh? Em, papá y Rika están aquí, ¿Qué sucede…?

— ¿L-llevar? Kisaki-san, ¿Qué es…?

— Vamos, Maou-san, si no, otros clientes vendrán.

— ¡Vamos también, Emi! ¡Si tardamos mucho, eso le provocará problemas a la Gerente-san!

Chiho y Rika sujetaron las manos de Maou y Emi, quienes aún no se recuperaban de sus estados ruborizados, y los llevaron al segundo piso.

Justo así, ambos fueron llevados a la zona de invitados, es decir, a las mesas mas al fondo del segundo piso, el cual no tenía ni un solo cliente.

— Ven, Emi, siéntate junto a Chiho-chan.

Luego Emi fue puesta en un asiento junto a Chiho, quien fue la primera en sentarse.

Frente a las dos personas estaba una caja que había sido envuelta. Parecía muy bien cuidada, el logo de MgRonald estaba impreso sobre el paquete.

— ¿E-esto p-puede ser…?

Una vez que Maou vio el logo, él gritó sorprendido como si hubiese descubierto algo.




— ¿N-no me digas que involucraron también a Kisaki-san, y en este lugar ustedes quieren…?

— Esta es la versión de Chi-chan y de MgRonald. La Gerente-san solo aceptó por esto. ¡Ven, esto es limitado, comencemos de una vez! ¡Ashiya-san, por favor ábralo!

— Entendido.

Bajo las instrucciones de Rika, Ashiya rápidamente abrió el objeto que había estado envuelto con papel.




Dentro del papel para envolturas estaba una caja de color blanco puro. Sin embargo, una ligera fragancia emanó de su interior.

Hasta ahora, Emi no comprendía la situación, Rika estiró sus manos hacia la caja, desde un lado.

— Emi, Chiho-chan.

— ¿Eh? ¿Eh?

— ¡Aquí!

Frente a Rika, quien la llamó, Emi se sonrojó más, Mientras que Chiho respondió con energías.

Luego Rika vio el momento justo y abrió la caja.

— ¡Feliz Cumpleaños!

— ¡…ugh!

En ese instante, Emi contuvo la respiración forzadamente y usó ambas manos para cubrirse la boca.

Lo que apareció dentro de la caja era un pastel de forma simple.

A diferencia de los pasteles normales, un gran logo de MgRonald estaba dibujado en el centro, y un trozo de chocolate blanco que decía «Feliz Cumpleaños» estaba pegado en el centro.

— Chiho-chan, es-esto es…

Emi le preguntó a Chiho con una expresión de sorpresa en su rostro, su voz ya temblaba al igual que su corazón.

— Aunque hay disparidad con respecto al plan programado, y más precisos, con que tampoco es un cumpleaños.

Chiho asintió tímidamente.

— Pero hoy es un nuevo comienzo para ti, Yusa-san, por lo que todos pensamos que llevarlo a cabo hoy sería lo más apropiado.

— T-todos ustedes…

Emi miró a todos los que estaban reunidos con unos ojos notablemente húmedos.

— Oh, cielos, aunque también pensé que sería una buena idea cuando Suzuno me llamó, era demasiado de una pequeña noticia, por lo que después de tanto esfuerzo, solo conseguimos este pastel.

— E-es cierto, este pastel solo puede comprarse en una de las sucursales que pueda celebrar fiestas de cumpleaños, ¿no? ¡Y recuerdo que necesita pedirse de antemano!

— Exacto.

Ashiya respondió la pregunta de Maou.

— Por lo que este pastel no es un producto oficial de MgRonald. Le pedimos al pastelero de una tienda que nos ayudara con algunos ajustes. Esto rompió completamente las reglas de la tienda, la cual sería traída en comida de fuera.

— Qu…u-ustedes….

— Pero, Kisaki-san dijo que mientras la apariencia externa del pastel fuese un producto de MgRonald, y otra condición se cumpliera, ella podría permitir llevar a cabo esta actividad.

— ¿Q-qué condición?

— Ella dijo que mientras todos ordenaran una comida de más de 600 yenes cada una, ella nos permitiría usar este lugar por 30 minutos.

— Rika complementó más la explicación después de Ashiya, y aunque Maou estaba conmocionado, aun recordó los procedimientos de fiestas de cumpleaños de MgRonald.

— Por otro lado, las fiestas de cumpleaños de MgRonald establecen una regla que todos los participantes tienes que al menos ordenar una comida cada…

— Y después de escuchar a Emeralda-dono explicar las diferencias del calendario entre ese lugar y este mundo, logramos saber que el cumpleaños de Emilia en Ente Isla es igual a la siguiente semana aquí – y luego de convertir el sistema al de acá, terminó dando como resultado el 25 de octubre.

— ¿En serio, Bell?

— Si. Emi, escuché que Emeralda dijo… que este es en realidad tu cumpleaños número 18, ¿no?

Con el fin de evitar que eso fuese oído por Kisaki allá en el primer piso, Rika le preguntó en voz baja.

— Me sorprende. Verte ser tan liberal y normalmente decorosa, no puedo imaginar que realmente eres menor que yo. Ah, incluso así, si quieres hablarme como se debe en el futuro, me voy a enojar, ¿de acuerdo?

— Rika… si, gracias. ¡Gracias… uu!

Grandes lágrimas fluyeron de los ojos de Emi.

— Chiho-chan, yo…

— Yusa-san.

Sin siquiera secarse las lágrimas, Emi abrazó fuertemente a Chiho junto a ella. Chiho le devolvió el abrazo y le habló suavemente al oído.

— Bienvenida de nuevo. Y feliz cumpleaños para ti.

— Gracias… Chiho-chan, lo siento, regresé muy tarde. ¡Gracias por esperarme…! ¡Te deseo un feliz cumpleaños también!

Las lágrimas de Emi fluyeron silenciosamente, afectada por Emi, una lágrimas también se acumularon en las esquinas de los ojos de Chiho.

Viendo a esas dos chicas, Nord murmuró.

— Emilia ha… hecho buenos amigos.

— Es cierto~~

Emeralda también vio cariñosamente a Chiho y Emi.

— ¡Muy bien! ¡No tenemos mucho tiempo, así que vamos a proceder rápido!¡Antes que los clientes de abajo lo noten, comencemos con el cronograma de entregar los presentes.

— Eh, ah, hm, pero yo, no le preparé nada a Chiho-chan…

— ¡Ya que es una sorpresa, es obvio que Emi no tuvo tiempo alguno para preparar algo! ¡Sobre eso, puedes preparar algo por tu cuenta, luego! Vamos, primero esta Suzuno y los demás.

— Si. Esto es lo que escogí junto a Nord-dono, Emeralda-dono y Ashiya.

— ¿Eh? ¿Ashiya, que es exactamente lo que estás haciendo… ow?

Maou, quien no sabía de las actividades que Ashiya hizo en el dia, estaba a punto de realizar una pregunta a Ashiya sobre escoger un presente de cumpleaños para Emilia…

— El Rey Demonio que no puede leer la atmosfera~~ será doblado y luego lanzado como basura~~, ¿bien~~?

Emeralda, junto a él, le pateó la pierna y escupió una vaga amenaza.

— Gracias. ¿Qué es esto…eh?

En ese momento, finalmente notando algo, Emi se frotó las lágrimas y miró a Suzuno.

— Bell… tu atuendo es…

— S, sí.

— Es hemos, ¿cierto? Este fue elegido por Chiho, y por mí.

— C-creo que no es muy extraño, ¿Qué piensas?

Suzuno, quien estaba sujetando el presente, no estaba usando su kimono usual.

Hoy, ella usaba una falda ancha de color azul oscuro con unas botas color beige. Debajo de ese delgado y holgado suéter de lana color beige, estaba una blusa de rayas con un color azul oscuro como su base, en otras palabras, un atuendo occidental.

— ¡No es para nada extraño! ¡Es realmente hermoso!

— ¿S-sí? Bueno, como todos dijeron que si otros clientes estaban cerca mientras celebrábamos, si me veían usando un kimono, atraería mucho la atención, por lo que me vestí de esta forma por primera vez… hm, honestamente, no puedo calmarme con este tipo de falda sacudiéndose, pero afortunadamente no es demasiado extraño.

Suzuno habló vagamente mientras estaba ruborizada, pero de inmediato recuperó los sentidos y le entregó las cajas que contenían los presentes a Emi y a Chiho una vez más.

— ¡N-no me hagan caso! ¡E-en fin, por favor, tomen esto!

— Si, gracias. Pero, realmente estas muy bien vestida.

— ¡S-suficiente!

Luego de mostrar una sonrisa a Suzuno, quien raramente se puso nerviosa, Emi cuidadosamente tomó el paquete.

— Es un marco de fotos. ¡Que diseño tan lindo!

Emi abrió el paquete, y luego de sacar un marco de fotografías de color azul con una decoración de pajarillo de agua, ella gritó alegremente.

— Cuando me preguntaba qué debía comprar, Alsiel inesperadamente sugirió algo bueno.

— ¿Alsiel?

— ¿No dije antes que no había necesidad de decirlo?

Aunque el rostro de Ashiya mostró una expresión pétrea porque fue mencionado de repente, la mirada de Emi parecía como si lograría satisfacerse si alguien le explicaba, por lo que comenzó a hablar sin alegría.

—…te reuniste con tu padre luego de mucho tiempo, por lo que deberías tener muchos recuerdo que querrás guardar en un futuro. Solo dije que sería bueno traerte algo así.

— Hm… es cierto, tienes razón.

Emi asintió ligeramente, y abrazó el marco de fotos.

— Lo que compramos para Chiho-dono fue un mismo diseño pero de un color distinto. Espero te guste.

— ¡Wow! ¿Es un conjunto?

Chiho abrió cuidadosamente el paquete del presente que le fue entregado, y sacó un marco de fotos de color rosa con el mismo diseño que el de Emi.

— ¡Realmente es un conjunto!

— ¡Me alegra muchísimo! Pero… al mismo tiempo, me siento un poco frustrada.

— ¿Eh?

— Debería decir como esperaba de Ashiya-san… o que estábamos pensando en lo mismo.

Después de decir esto, Chiho le entregó su presente a Emi, avergonzada.

— En realidad, yo también te conseguí un marco de fotos.

Tras decir eso, Chiho sacó un presente de un tamaño mucho mayor al que Suzuno preparó.

Luego que Emi lo abriera cuidadosamente, y comprendiera que lo que Chiho eligió era un diseño con un marco externo metálico y con unos patrones florales dibujados alrededor de él, y podía contener unas cuantas fotos.

— Espero que puedas ser capaz de dejar muchos recuerdos, por lo que elegí esto. Al final, repetí lo mismo que Ashiya-san hizo.

— Chiho-chan… tus pensamiento ya son un presente bastante precioso. Realmente te lo agradezco. Lo tomaré y lo mostraré. Realmente, gracias, a todos.

Emi colocó el margo de fotos de Chiho en la mesa y abrazó a esta ultima una vez más.

— Je, je, je, que cerca. En realidad quise comprar un marco de fotos también.




Rika, quien fue la última, sacó una caja que contenía una diferencia obvia en espesor con respecto a los regalos anteriores.

— Pero, cuando pensé en este punto, de repente me inspiré! ¡Muy bien, Emi!

¡Acepta mis verdaderos sentimientos!

— Gracias, lo abriré.

Emi aceptó la caja ligeramente pesada y la abrió con sumo cuidado.

Lo que estaba dentro era algo que parecía una caja de madera. Además del hecho de que una manivela se dejaba ver desde un lado, una nota musical estaba tallada encima de la caja.

Esta es una caja de música, ¿no?

— ¡Si! ¡Ábrela y échale un vistazo!

Tras abrir la tapa que Rika propuso, Emi notó que había un espacio-panel de cristal incrustado a un lado de la tapa.

— ¡Puedes colocar una foto allí! Rika dijo eso alegremente.

— ¡Al final es un marco de fotos también!

Pero luego de la refutación de Maou, ella inmediatamente dijo de forma deprimida:

— Pero~~ considerando la situación actual de Emi, todos pensarán esto sin importar qué, ¿cierto? Ah, Maou-san, gracias por tu queja.

Rika tocó su propia frente con una sonrisa irónica.

— Pero principalmente es una caja de música. Mira la parte con el nombre de la canción.

Emi miró el lugar que Rika le indicó y descubrió que «Feliz Cumpleaños para ti» estaba escrita en la caja musical.

— Rika, ¿esto es…?

— No podemos dejar que todos canten la canción del cumpleaños aquí. Pero, preparé la música que incluya ese tipo de emociones. Si, cuando regreses luego, puedes oírla.

Esta frase hizo que Emi tuviese que suprimir la urgencia de girar la manivela en el sitio y escuchar la canción que contenía los pensamientos y emociones de Rika.

— Bueno, le daré esto a Chiho-chan. ¡Tengo la confianza que esto es algo que solo puedo darte a ti!

— ¿Eh? ¿También tengo uno?

Quizá ella no esperaba que Rika le diera un presente, Chiho preguntó sorprendida.

— Es porque Suzuno me dijo en detalle que esta

— E-está bien, gracias… ¡ah!

Lo que Rika le dio a Chiho fue un frasco de perfume.

El nombre de la botella con una marca reconocida impresa en ella era, como se esperaba, «Feliz Cumpleaños».

Rika susurró en secreto al oído de Chiho.

— Aunque no sé si el olor es de tu agrado, espero que tomes esto como mi inspiración hacia ti.

— Uh, bueno…

Chiho nerviosamente escuchó la explicación de Rika.

— ¡Por el bien de tu sueño, un producto de maquillaje adulto debió ser preparado para que pudieses pulir tu feminidad para la persona que te gusta!

— ¡Su-Suzuki-san!

Una vez que Rika miró a Maou junto a ella, Chiho gritó, ruborizada.

— ¡Nee, Chi-nee-chan! ¡Aquí!Esta vez era el turno de Nord y Alas=Ramus.

— ¡Mamá, Chi-nee-chan, felish umpeaños!

Cuando Alas=Ramus estaba dando el saludo de cumpleaños, Nord sacó un trozo de papel dibujado ligeramente arrugado.

Pero tras ver la imagen en él, Emi y Chiho instantáneamente mostraron sonrisas de alegría.

Era porque ambos fueron dibujados por Alas=Ramus con grandes cantidades de creyones, y los hizo con mucho esfuerzo.




En el suelo verde, un gran rectángulo fue dibujado usando el marrón, y ambas estaban de pie en frente de ese lugar.

Incluso sin confirmarlo especialmente, podía verse que era Chiho y Emi de pie frente al Villa Rosa Sasazuka.

— Esta niña tiene un talento de artista. Nord dijo sonriente.

— Esto fue algo que ella completó y con lo que estuvo muy feliz luego de dibujar ambos.

— Quiero cada pieza única.

— Yo también. Si no, pelearé con Chiho-chan por esta.

Emi dio una mirada más al dibujo de Alas=Ramus, con adoración, luego miró a todos lo que estaban reunidos.

— Todos… les agradezco mucho. Definitivamente no olvidaré lo que ha sucedido hoy…

— No, espera un momento. Emi, es muy pronto para agradecer. Aún queda alguien que no ha expresado nada.

— ¿Eh?

Rika inesperadamente detuvo a Emi.

Viendo cuidadosamente, a algo de distancia de los demás, Acies estaba usando su codo para empujar a Maou, quien parecía un poco avergonzado.

— Oye, Maou. Lo que compraste antes, ¿no eran los presentes que preparaste para hoy?

—…que ruidosa. No sabía que este evento se produjese de antemano. ¿Cómo podría tenerlos conmigo…?

Maou dijo eso tristemente y planeó dejar la escena, pero fue detenido por Suzuno.

¿Estás buscando esto?

En las manos de Suzuno, había tres cajas pequeñas envueltas. Al ver esto, Maou mostró una expresión pétrea.

— No me digas que tú…

— Acies dijo que tu también habías comprado algo para darle a Chiho-dono y a Emilia. Lo cual se convirtió en la razón de pedirle a Ashiya que encontrara esas cosas que habían sido ocultas muy dentro del cajón de la Fortaleza Demoniaca.

— ¿Eh?

— Parece que las compraste cuando actuabas por tu cuenta, lejos de mi y de Alberto-dono. Escuché que eran suvenires que planeabas darle a Emilia y Chiho- dono.

— ¡Acies, ¿por qué tuuuú?!

— ¡Pero…! ¡Esto fue lo que tú mismo dijisughgj!

Maou agarró los hombros de Acies y la sacudió con fuerza, pero una fuerza puesta en el cuello de Maou lo alejó de Acies.

Suzuno, quien tiró de Maou frente a Emi y Chiho, movió las tres cajas envueltas frente a los ojos de Maou, mostró una sonrisa astuta, y le habló suavemente a su oído:

— Si veo que eres sincero en esto, no le diré a nadie que esto lo compraste con mi dinero.

— Ugh…

Maou se rindió ante la amenaza de Chiho y aceptó los presentes envueltos.

— Pero ¿cómo envolviste esto tan bien…? Ya que habían caído en un estante, no fueron empacados cuando los traje de vuelta…

— Alsiel es un hombre capaz. ¡Solo le di cartón y papel para envolturas y los preparó de una forma tan hermosa!

Maou miró a Ashiya debido a la respuesta de Suzuno, pero este último, sutilmente, se volvió hacia una dirección sin relación.

Era obvio lo que estaba en el paquete, las cucharas de madera hechas a mano que Maou compró con el dinero de Suzuno allá en los suburbios del Azure Sky Canopy.

Un diagrama floral estaba tallado en la cuchara de Chiho, mientras que la que Emi y Alas=Ramus usarían, tenía diagramas de aves. Con esta marca, Maou sería la última persona en dar los regalos, y esto lo hacía sentirse muy avergonzado.

Él no esperaba que Suzuno y los demás preparasen un evento tan repentino.

Y tras ver la escena actual, Maou sintió que los presentes que había elegido por impulso, al menos tenían una cantidad de sinceridad.

—….uh, esto.

Sin embargo, la atmosfera actual no le permitía retirarse.

Maou se hizo la idea, y sujetó los presentes frente a Chiho y Emi.

— Compré estos para este propósito, por eso, tómenlos. La parte de Alas=Ramus está incluida con la de Emi, hay dos… cosas que escuché que traería buena suerte.

Maou dijo eso con un tono de voz que carecía de motivación.

Emi y Chiho aceptaron los presentes que Maou les entregó con una mirada vacia en su rostro.

— ¿Puedo abrirlo?

—…ya que es un regalo, es obvio que puedes.

Maou dijo eso con infelicidad, Emi y Chiho abrieron sus paquetes.

— Ahhh.

Luego que ambas vieron lo que había dentro, gritaron con sorpresa al mismo tiempo.

— ¿Ohh? ¿Qué sucede?

— ¿Qué es eso~~?

Rika y Emeralda miraron lo que Chiho y Emi tenían en sus manos, desde un lado y con curiosidad.

— Ohh, se siente lindo.

— Si~~ ¿no es realmente lindo~~?

Ambas exclamaron ante las chicas cumpleañeras. Era una cuchara de madera tallada a mano.

Chiho prestó atención al tallado floral hecho con cinco pétalos y suspiró ligeramente.

— Que diseño tan único… parece, hermoso.

Emi también comparó las dos cucharas con el mismo diseño de aves pero de formas distintas, y dijo con asombro.

— Esta es la primera a la que le veo esto. Como no hay rastros de colección, debió haberse tallado de uno de los bloques de madera. ¿Encontraste esto en Afsahan?

— Si, exacto… es porque es un objeto que todavía es práctico.

— Es tan hermoso que sería una lástima usarlo. Gracias, Maou-san. Voy a atesorarlo. Pero en lugar de usarlo, lo usaré como un adorno.

— Si, mientras te guste.

Chiho le dio a Maou una sonrisa alegre, este último colocó su mano en el borde de su gorra e inclinó su mirada un poco.

— Es tan hermoso que debería ser de decoración.




Emi parecía estar de acuerdo con los pensamientos de Chiho, tomó ambas cucharas en sus manos…

— Gracias. Lo atesoraré apropiadamente. Y le dijo eso a Maou.

—….sí.

Al contrario, Maou solo pudo responder suavemente con un graznido comprimido desde lo más profundo de su garganta.

Chiho, Suzuno y Ashiya, miraron a ese tipo de Maou mientras albergaban sentimientos distintos.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios