Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 10

Capítulo 3: El Rey Demonio Y La Héroe Presencian La Revolución De Ente Isla

Parte 1

 

 

Hataraku Maou-Sama Volumen 10 Capítulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 




— ¿Ese hombre es fuerte?

Raguel, con un estilo de cabello punk-afro, observaba la batalla entre Emilia y Alsiel en una colina a las afueras del Azure Sky Canopy, y preguntó sorprendido.

— Recuerdo que cuando estuvo en la Tokyo Tower, ¿no fue pisoteado por Gab?

— Huh~ era porque en ese tiempo estábamos en Japón. Gabriel respondió fríamente la pregunta de su compañero.

— La magia demoniaca que usó en ese momento, fue algo de la persona oculta detrás de Sasaki Chiho, forzosamente creó magia demoniaca que no existía en la tierra y la reunió, como aquí puede obtenerse la magia demoniaca pura, la situación debería ser algo distinta.




— ¿Podrá ser que Emilia esté mostrando piedad?

— ¿Hm?

Gabriel se volvió hacia la fuente de la otra voz.

Un gran hombre que vestía una armadura roja estaba de pie allí, y junto a él estaba un jovencito.

— Gabriel, recuerdo que Emilia fue capaz de hacerte retroceder tras conseguir el poder el ‘Yesod’, ¿no? ¿Por qué está luchando en términos iguales con ese tipo de demonio?

— Kamael, tu voz da miedo, ¿aun albergas rencor por el incidente de antes?

— Eso es porque todos ustedes bajaron su guardia en el último momento. Solo estoy preocupado de que aunque el plan no sea llevado a cabo por completo, todos ustedes crean que las cosas ya han terminado.

Dentro de la voz de Kamael, un notable tono de infelicidad ante la actitud relajada de Gabriel fue escuchado.

— Estoy un poco desconfiado.

Kamael miró al protestante Gabriel de forma inexpresiva, luego bajó la mirada hacia el jovencito junto a él, Iron.

— Aunque no está completo, Emilia es el ‘Yadorigi’ de una niña del Sephira.

Deberías saber que ese poder no puede ser subestimado.

— Hm, tienes razón, y anteriormente, tú quedaste en desventaja con ‘Satán’ por eso.

—…Maldito…




Kamael miró al frívolo Gabriel de forma amenazante, pero él incluso sabía que la otra parte no era una persona que podía ser intimidada por eso.

— Huh~ si es así, Emilia definitivamente no perderá. E incluso si algo realmente sale mal, solo necesitamos ir a ayudar a Emilia un poco antes. No voy a bajar mi guardia, ¿de acuerdo? Solo que no vamos a esperar porque el poder de Emilia esté prácticamente agotado por las batallas con Alsiel y los Malebranches antes de hacer contacto con ella, ¿o sí?

— ¿Qué eso de que se agote? Ellos han estado luchando por varias horas. Raguel suspiró irritadamente.

— Aproximadamente más de 10 horas. Kamael dijo con firmeza.

Era cierto, desde que Emilia y Alsiel comenzaron a luchar, mucho tiempo había pasado.

Incluso si la Héroe y el General Demonio, quienes tenían poderes que excedían las batallas humanas, para una lucha uno a uno, este tipo de tiempo era anormalmente largo.

Además, ambos de ellos habían estado luchando a toda potencia sin detenerse.

— En ese caso, solo dejémoslos pelear hasta que estén satisfechos. Aunque entiendo que quieren terminarlo todo rápidamente, si surgen errores por la ansiedad, podrían terminar como Sariel que lo pago con el resto de su vida.

— Hm.

—…ugh.

Raguel y Kamael parecieron recordar algo, y fruncieron el ceño con expresiones complejas en sus rostros.




Gabriel sonrió irónicamente debido a las reacciones de ambos, y dijo:

— Huh, solo mantengan la calma y esperan. Poco después, uno de ellos comenzará a debilitarse…

— ¡¡!!

En ese momento…

Iron, a un lado de Kamael, rápidamente volvió su cabeza hacia un lado.

— ¿Qué pasa?

Gabriel, que todo el rato había estado sonriendo vagamente, fue el primero en notar la reacción de Iron y preguntó.

—…Hm.

— ¿Qué pasa?

Kamael y Raguel miraron a Iron también, y pero este último aun miraba había la tierra lejana al sur de la colina.

— Algo se acerca.

Raguel y Kamael miraron el comportamiento de Iron con sorpresa, y en cuanto a Gabriel, él volvió su rostro hacia el Azure Sky Canopy, en un lugar que los dos ángeles no podían ver, luego las esquinas de su boca se elevaron ligeramente.

— Iron, ¿Qué dices que se acerca?

— Eso es…

Los ojos de Iron se ampliaron y gritaron el nombre de ese objeto.

—….Lo recuerdo, ¿será lo que se llama motocicleta?

— ¿Motocicleta?

Raguel y Kamael repitieron eso, algo preocupados.

— Motocicleta, motocicleta… ¿Qué es eso? Es como si lo hubiese escuchado en algún lugar.

Raguel frunció el ceño en confusión, mientras Kamael ligeramente siguió la mirada de Iron.

— Finalmente ha venido…

Solo Gabriel murmuró satisfecho y calmadamente observó la batalla en el Azure Sky Canopy.

***

 

 

Las dos motocicletas producían sonidos agudos mientras descendían las rectas calles del Área Central de la capital real a toda velocidad.

Maou Sadao, conduciendo la Honda GYRO ROOF, miró la ciudad Azure Sky Canopy en la distancia así como también los destellos negro y plateado que surgían de una batalla viciosa en el cielo sobre el castillo, y se quejó:

— ¡¿Qué están haciendo Suzuno y Alberto?! ¡Sin importar que, parece que la peor situación está ocurriendo!

— ¡Maou! ¡Eso! ¡Allí! ¡Es Onee-san!

Desde el intercomunicador inalámbrico usado por los conductores, Maou pudo escuchar la ansiosa voz de Acies.

— ¡Lo sé! ¡Estás muy emocionada, incluso tus frases se vuelven fragmentadas!

— ¡Maou! ¿Todo está bien? ¡Volemos! ¡Ya que estamos aquí, no hay necesidad de preocuparse por los ángeles!

— ¡Ya te dije que no estés tan apurada! ¡El Azure Sky Canopy es enorme! ¡Esta distancia no parece estar aún cerca, no seriamos capaces de trabajar junto a ellos… oye, los enemigos se acercan!

Maou miró frente a él y gritó.

Las áreas externas de la capital del Azure Sky Canopy eran las áreas nobles, un gran grupo de caballeros se encontraban posicionados en la puerta principal de dicha área, parecían haberse vuelto ansiosos por el repentino y misterioso movimiento de un objeto que se interponía en su camino, pero al final, ellos eligieron eliminar a los intrusos.

Ellos parecían ser las tropas traseras de la Milicia Fangan.

Ellos vieron bolas de fuego conjuradas por hechizos y flechas que se dirigían a las motocicletas como una tormenta.

— ¡Maou! ¡Esto es malo! ¿Qué hacemos?

— ¡Aumenta toda la velocidad! ¡No le temas a los hechizos!

— ¿En serio? ¡Aunque no tenga miedo, eso duele cuando golpea!

— ¡Relájate! ¡Cree en la habilidad de los vehículos japoneses! ¡Ugoohhhh!

Maou aceleró el motor una vez más, el vehículo dejó escapar un ruido agudo, y atravesó los ataques como una tormenta intensa que enviaba la Milicia.

— ¡Ah! ¡Ya no me importa!

Cuando Acies vio eso, ella incluso lanzó una advertencia al viento y comenzó a seguir de cerca a Maou.

Incontables hechizos y flechas golpeaban el parabrisas y el tejado que era único en la Honda GYRO ROOF.

Sin embargo, incluso si se doblaba, derretía o se le abría un agujero, el tejado de plástico reforzado con fibra de vidrio que representaba la esencia de la tecnología japonesa, aun ayudaba al pasajero a bloquear los ataques.

— ¡Oh! ¡Impresionante!

— ¡No subestimes la tecnología de Japón!

Con los rugidos agudos del motor, Maou y Acies pasaron a través de las tropas patrulleras de la Milicia.

Esa fuerte presencia y audacia hizo que los soldados Hakin de la Milicia se movieran y despejaran el camino.

Y las flechas que ellos frenéticamente lanzaron desde atrás, no pudieron alcanzar a las GYRO ROOF a toda velocidad.

Ante los ojos de Maou y Acies, ellos solo podían ver dos personas que estaban batallando vigorosamente con un poder abrumador y moviéndose por todos lados en el cielo.

— ¡Alas=Ramus, Ashiya, Emi! ¡Estoy llegando!

Desde la distancia, Maou pudo ver claramente las figuras de Ashiya en su forma demoniaca y a Emi, cargando una enorme espada sagrada y su forma mitad ángel, batallando violentamente en el cielo.

— ¡Maou! ¡Algo se acerca desde atrás!

En ese momento, la voz tensa de Acies se escuchó. Maou miró el espejo retrovisor y descubrió que dentro de los soldados que asustaron, ahora había una tropa que montaba caballos y los estaban persiguiendo.

Algunas personas ya tenían flechas derribadoras en sus arcos y estaba preparados para disparar.

— ¡Cálmate, Acies! ¡Usa eso!

— ¿Eh? ¿Ese tipo de farol realmente funcionará?

— ¡Nuestros enemigos no son los Hakin! ¡Solo tenemos que asustar a los caballos y disminuirles su velocidad! ¡Solo hazlo!

— ¡Entendido!

Luego que Acies aceptara, ella sacó un objeto rojo de forma cilíndrica tan delgado como una cortina de puerta desde el interior de sus tirantes.

Esos eran los petardos para exorcizar demonios que ambos vieron cuando Acies se volvió un cohete.

— ¡¡Un encendedor es realmente conveniente… gyaaaahhhhh!!

Acies, quien usó un encendedor en la motocicleta comenzó a gritar, esa voz pasó a través de los auriculares en los oídos de Maou, y luego los alrededores se cubrieron por un exagerado sonido de explosiones.

Los petardos, formando una larga cadena, comenzaron a explotar uno tras otro debido al fuego en el fusible.

— ¡Idiota! ¿Qué estás haciendo?, ¡suéltalo de inmediato! ¡Tú también podrías salir quemada!

— ¡Yaahhhh, c-cof!

Acies gritó de forma extraña mientras tosía, y lanzó los petardos detrás de ella.

Maou también sacó una cuerda de petardos de su capucha, usó el encendedor para prenderlos, luego rápidamente los lanzó detrás de él.

El área tras ellos se llenó con sonidos de explosiones y el humo que estas producían, luego de mirar por el espejo retrovisor y confirmar que los soldados Hakin que planeaban disparar sus flechas entraban en pánico, Maou aceleró para continuar su avance.

— ¡Acies! ¡¿Estás bien?!

— El humo es amargo… cof, cof!

— ¡Parece que si lo estás! ¡Oye, solo he dicho esto y nuevas tropas han aparecido al frente! ¡Presiona la bocina rápidamente!

— ¡Oryaaaa!

En la intersección de las dos vías del Área Central, se encontraba otra tropa de la Milicia que patrullaba, luego de notar ese lugar, así como las tropas en él, se encontraron frenéticamente con Maou y Acies frente a ellos.




Sin embargo, un fuerte sonido que destrozaba los oídos suprimió sus movimientos.

Maou y Acies presionaron repetidamente las bocinas de las motocicletas.

La Milicia, quien se asustó porque nunca habían escuchado tal sonido antes, no solo fueron incapaces de detener a Maou y a Acies, sus ojos incluso fueron golpeados por las luces LED delanteras cuando centraron su atención en ambos, por lo que temporalmente perdieron su visión.

Usando esa abertura para atravesar sus defensas, Maou le lanzó petardos antes de irse, por lo que los soldados, quienes quedaron aturdidos por el humo, fueron incapaces de perseguirlos de inmediato. Quizá escuchando la conmoción, una tropa de caballeros que llegó corriendo desde un lateral de la tropa caótica, inmediatamente comenzó a perseguir a Maou y Acies.

— ¡Maou! ¡Ellos están planeando usar lanzas para atacarnos por los lados!

— ¡Cálmate! ¿Los petardos?

— ¡Ya se han usado! ¡El resto está en el maletero!

— ¡Lo hemos usado mucho desde el principio… hah!

Dos soldados se dirigieron hacia Maou, este último uso petardos tal como lo hizo para detener los caballos en su camino y le lanzó algo a Acies.

— ¡Atrápalo!

— ¿Qué es esto?

— ¡Rocíalo en las narices de los caballos!

— ¿O-Oh? ¿¿Ohhhhh??

Lo que Maou le lanzó a Acies fue un gran repelente de insectos usado especialmente en excursiones.

El único objeto de campamento que Maou y Suzuno compraron sin quejarse, usado en un lugar que no tenía relación alguna con la aplicación original, y de forma completamente ilegal, demostraba gran efectividad.

Los caballos, cuyos rostros fueron golpeados por el fuerte olor del repelente, tenían espuma en la boca, se comportaron de una forma obviamente extraña y cayeron al suelo por el pánico.

Acies confirmó que el soldado que cayó no tenía su vida en peligro tras ver por el retrovisor y el mismo tiempo no pudo evitar preguntar:

— Le hice cosas malas al caballo…

— Eso es culpa de la persona que los usa en batalla.

Maou apuntó a la cruz del problema, el cual no podía ser negado, e ignoró la responsabilidad de Acies.

— ¡Oye, parece que no hay nadie más cerca! ¡Vamos a sacar los petardos que hay en el maletero, rápido!

Maou confirmó la situación a su alrededor, se detuvo, se bajó y revisó el maletero, luego sacó una gran cantidad de petardos.

Aunque el equipaje de viaje y objetos personales que pertenecían a Suzuno y Alberto fueron colocados dentro del maletero, Maou lanzó toda el agua y la comida, y usó todo el espacio para guardar armas usadas contras los humanos para cuando atacaran el Azure Sky Canopy.

Por supuesto, esas armas que habían reunido de las diversas aldeas del Área Agricultora antes de llegar al Área Central, solo tenían el efecto de ser una muestra vacía de fuerza.

Sin embargo, si los ángeles sentían que Acies usaba seriamente su poder y la atacaban colectivamente, no había garantía de que ella fuese capaz de resistir, por lo que solo podrían usar armas que la gente normal manejara.

Sin embargo, si el objeto usado era muy letal, y alguien era asesinado, aunque fuese por el bien de salvar a Ashiya, Emi y Alas=Ramus, eso quedaría marcado en su consciencia.

Por esa razón, las armas que Maou había elegido…

— Oye, solo en ese caso, recuerda colocar el cuchillo de madera en un lugar que puedas alcanzar.

— Eh… de esa forma solo podría ser capaz de usar una sola mano.

— Si algo sale mal, entonces lánzalo directamente al enemigo. De cualquier forma, evitaremos herir a los humanos tanto como sea posible.

— Incluso si no herimos a nadie… ¿realmente está bien usar este método para luchar?

No era extraño que Acies se quejara de esa forma.

Sacudiendo el cuchillo de madera sin llevar un casco, lanzar numerosos petardos por cualquier parte, apuntar los faros delanteros a los ojos de las personas, y presionar la bocina para esparcir ruido a su alrededor.

Las acciones hechas por el rey de los demonios y la joya creadora del mundo – la chica misteriosa nacida del Sephira, no eran diferentes de los ‘car drifters’.

No, incluso si uno buscaba a través del Japón moderno, el cual había entrado en la era Heisei, los ‘car drifters’ que podrían causar problemas a otros por usar este tipo de métodos anticuados, lamentables e innecesarios, ya no podían encontrarse.

Ya que ellos habían ido tan lejos, se sentía que las extrañas decoraciones instaladas en el GYRO ROOF y la bocina usada para crear ruido eran un poco desperdiciadas.

— ¡Lo que viene es la parte importante!

Sin embargo, eso no era todo lo que Maou había preparado.

— Mientras más cerca estemos del castillo, probablemente más seamos perseguidos, en ese caso, usa esto.

Tras decir eso, Maou sacó una botella simple sellada con un corcho, el exterior de la botella estaba completamente llena con petardos y un líquido pegajoso estaba en su interior.

Parte de la abertura de la botella tenía un trozo de papel sujetado al corcho, lo que significaba que era un fusible, se extendía dentro de la botella, y daba la impresión de que era una bomba de gasolina.

— ¿Es en serio?

Acies preguntó como si no lo soportara, pero Maou respondió confiadamente.

— ¡Necesitamos pensar en las formas de encontrarnos con las personas que están luchando allá arriba y con Suzuno, cuyo paradero es desconocido! Si nos encontramos con una situación en la que tengas que usar tu poder para luchar, mi seguridad no estaría garantizada, por eso mientras sea posible, dejaremos el uso de todo tu poder como el último recurso. ¡Tú poder llamar demasiado la atención, por lo que por esta parte, déjame decirte primero, ‘lo siento’!

—….ya veo.

Aunque no se sabía si eso era exagerado o discreto, ya que el ruido había sido esparcido por todos lados y los problemas fueron causados por otros, se sentía como si eso no fuese un problema de que el poder llamase mucho la atención o no, sin embargo, debido a la pronunciación de Maou, la cual incluso Acies pensó que era extraña, él parecía haberse forzado al camino de un ‘car drifter’ tradicional.

— Suzuno… por favor, regresa pronto y detén a Maou… este tipo es difícil de controlar…




Acies, quien a regañadientes guardó los petardos en su ropa, miró a la batalla que se desarrollaba en el cielo lejano y murmuró sin ninguna señal de ansiedad.

***

 

 

— ¿….?

Justo cuando Emi desvió las garras afiladas de Alsiel un numero desconocido de veces, ella escuchó una serie de ruidos extraños.

Era el sonido de algo agudo que gradualmente se acecaba.

Alsiel, quien notó eso, tambien detuvo sus ataques y miró en la dirección del origen del sonido.

Ese sonido era familiar, pero se sentía como algo que aparecería en ese tipo de lugar.

— Eso es…

Con el sonido de motores encendidos, dos objetos se acercaron detrás de la alineación de la Milicia que había abajo…

— ¡¡¿Motocicletas de una tienda de pizzas?!! Emilia y Alsiel exclamaron simultáneamente.

Esas eran motocicletas con tejados que se usaban normalmente en las tiendas repartidoras de pizza en Japón.

— ¿P-podrá ser que…?

Alsiel y Emilia, quienes no sabían cuánto tiempo habían luchado, comenzaron a mostrar señales de cansancio.

Aunque ella mantenía las esperanzas de que el Rey Demonio podría aparecer luego, ella ocasionalmente sospechaba que podría ser solo una deducción optimista de Alsiel.

Después de todo, Emilia no sentía la poderosa magia demoniaca que el Rey Demonio podría emanar si llegaba allí.

Ya que era ese tipo de situación, ella era incapaz de predecir cuándo se mostraría Maou.

— Ese tipo… ¿Qué tan irresponsable quiere ser?¿El había obtenido con éxito la licencia de conducir?

Ella nunca esperó que el Rey Demonio pudiese conducir una motocicleta para introducirse en la batalla entre la Héroe y el General Demonio.

Había dos motocicletas andando en el suelo bajo ellos. ¿La persona que venía con él era Suzuno, o era Urushihara?

Tras confirmar que las dos motocicletas se dirigían directamente a las calles principales del Área Central de la torre del castillo, Emilia quería mostrar una sonrisa irónica, pero luego al instante se congeló.

— ¿Q-qué es eso…?

La Milicia debajo, pareciendo descubrir que las motocicletas se estaban acercando y entrando en pánico por no poder mantener la situación, se distribuyeron y atacaron las motocicletas.

Sin embargo, la velocidad de las motocicletas no parecía disminuir en lo absoluto. Eso era de esperarse.

Si ellos disminuían, las consecuencias serían impensables.

— E-eso es….

No solo Emilia, Alsiel, quien también notó cierto hecho, se sorprendió tanto que olvidó atacar a la Héroe.

Las dos motocicletas en realidad traían al ‘Ejercito del Rey’ detrás de ellos.

— ¡Te lo digooo! ¡Es momento de rendiirnoooo! ¡Rapido, usa mi podeeer!

Entre el sonido de las explosiones que sacudía el suelo y el aire, incluso si los gritos de Acies eran continuamente escuchados a través de los auriculares, Maou no podía hacer nada.

— ¡Está bien, solo lanza rápidamente los petardos!

Acies protestó ante las instrucciones auto-destructoras con desespero.

— ¡Eso no es útil! ¡Ya han sido usadas! ¡¿No fueron inútiles también todas tus bombas de gasolina?!

— ¡Ya hemos llegado aquí! ¡¿Cómo podemos escapar a estas alturas?! ¡Y si nos detenemos ahora, al igual que el dominó, seremos arrastrados junto a las motocicletas por esos chicos que no descansan! ¡Si no quieres volverte carne pulverizada dentro de los restos de la motocicleta! ¡Entonces sigue avanzando!

Maou vió a Acies mirándolo detrás de ella con ojos llorosos desde la esquina de su visión, y el apretón de sus dientes cuando confirmó la situación desesperanzada a través del espejo retrovisor.

— ¡¿No fue por eso que te dije que volar sería bueno?!

— ¡Si somos los únicos que nos vamos volando, las motocicletas se destrozarían!

¡De esa forma, yo terminaría siendo regañado severamente por Suzuno después de esto, además, la Dullahan III Motorizada me la llevaré después! ¡¿Cómo puedo simplemente dejar que se rompa?!

— ¡A quien le importas!

Maou y Acies empujaron a un gran grupo de extrañas personas y pasaron por las calles hacia el castillo, no, ellos ya habían perdido el control.

Además de la tropa de la Milicia que perseguían a Maou y Acies a pesar de sus disturbios como ‘car drifters’, la tropa de Malebranches quienes lucharon con la Milicia, así como también los caballeros Hakin y los soldados de la infantería que no formaban parte de la Milicia y que originalmente estaban en la capital, también aparecieron desde áreas desconocidas y entraron en la lucha, por lo que con esas dos motocicletas al frente, este ‘Ejercito del Rey’ con humanos y demonios mezclados, y que ya estaba completamente fuera de control, rápidamente llegaron a la puerta principal del castillo.

— ¡Maou! ¡Allí adelante hay un calvo y unos demonios!

Olba, Farfarello y Barbariccia actualmente estaban observando la batalla de Emilia y Alsiel frente a ellos, y aunque Maou y Acies ya habían llegado al lugar desde donde se podían ver esas figuras, si ellos accidentalmente presionaban los frenos en ese lugar, el ‘Ejercito del Rey’, el cual era aterrador como los lobos, y frenéticamente estaba persiguiéndolos, no podría ser capaz de reaccionar a tiempo, haciendo que ambos fuesen aplastados junto a las motocicletas como si fuesen pequeños animales arrastrados a una migración de bisontes en la sabana.

— ¡¿A quién le interesa alguien calvo y unos demonios?! ¡Solo tenemos que pasar a través de ellos! ¡Vamos a chocar directamente con el castillo!

— ¿No puede seeeeerrr?

Maou ignoró el grito de Acies, y presionó el acelerador, y como si estuviese presentando la clausura de los fuegos artificiales, él secretamente levantó un gran número de petardos, pegó cinta impermeable en la bocina para que la misma no dejara de sonar, luego se volvió hacia la alarma de los faros LED, los cuales ya no podían usarse a su máximo volumen, y los lanzó hacia las fuerzas principales de la Milicia frente a él.

— ¿R-Rey Demonio Satán?




— Lord Satán.

— ¿Qué? ¿Dijiste Lord Satán?

Maou dejó al ‘Ejercito del Rey’, el cual provocó gran cantidad de problemas a los habitantes del Área Central de la capital real, y se fue acercando, Olba, Farfarello y Barbariccia lo reconocieron uno tras otro.

— ¡Yosh! ¡¡Ahora estoy un poco ocupado, hablaremos después si tienen algo!!

Sin embargo, justo cuando Maou declaró, él sacudió al calvo y a los demonios que se estaban mirando entre sí confundidos, a una velocidad feroz.

Las dos motocicletas pasaron debajo de Olba, quien estaba flotando a la altura de la cabeza de un ser humano, el viento que fue producido, elevó la túnica de Olba, y la ropa interior de Olba Meyer, quien traicionó a la Iglesia, fue audazmente revelada a la gran capital real de Afsahan.

— ¡Se siente como algo desagradable, pero olvídalo! ¡Acies! ¡Mantén la velocidad! ¡Quiero que abras tu maletero y lances todo!

— ¡Ya no me importa! ¡Nada de lo que quieeeeraaaasss!

Maou pasó en diagonal detrás de Acies, usó la punta del cuchillo de madera para presionar el botón del maletero que Acies aflojó de antemano y levantó la cubierta.




Lo que salió rodando, fueron grandes cantidades de bombas de gasolinas caseras de Maou.

Esas bombas de gasolina, que fueron hechas con la reserva de combustible guardada gracias a Alberto, se reventaron una vez que cayeron al suelo y esparcieron gasolina en la calle.

Maou lanzó un petardo pre-encendido allí…




— ¿Yaaaaahhhhhhhh?

— ¡Que calienteeeee! ¡Uwah! ¿¿Te alcanzó el fuego??

La ignición produjo naturalmente un olor a quemado y explotó.

Incluso Maou, quien encendió el fuego, fue golpeado por el viento caliente, los petardos sujetados por Acies y Maou también comenzaron a arder y producir explosiones exageradas.

— ¡Ow, ow, ow, uwahhh, wahh, que caliente!

Las motocicletas, que estuvieron ardiendo en la parte posterior y el ‘Ejercito del Rey’, durante ese estado de esparcimiento de humo, llamas y explosiones, corrieron directamente hacia el centro de las fuerzas principales de la Milicia, atravesaron las puertas principales del castillo y entraron al núcleo del mismo.

En ese instante, Olba, Farfarello y Barbariccia, fueron incapaces de reaccionar a tiempo, las Tropas Patrulleras de la Milicia, quienes estaban persiguiendo a las dos personas, ya habían entrado al gran patio del castillo directamente, Olba y compañía, así como también las fuerzas principales de la Milicia, solo pudieron observar eso completamente aturdidos.

Dejando a un lado el reparto principal – Emilia, Alsiel, los Capitanes Malebranches y Olba, el ‘Ejercito del Rey’ liderado por las motocicletas descontroladas de Maou y Acies, corrieron hacia el castillo de forma caótica, y dieron vueltas alrededor de forma descuidada y sin obstáculos. Los grandes terrenos dentro del castillo eran capaces de contener a la torre del castillo Azure Sky Canopy y al Palacio Nube Separada, y tenía también hermosos jardines, oficinas de trabajo y otras instalaciones, pero gracias a los ruidosos petardos y el humo blanco, ellos solo podían ver la ubicación de las motocicletas desde el aire.

— ¡¡¡Ah!!!

En ese momento, Emilia y Alsiel simultáneamente dejaron escapar gritos que carecían de tensión.

El humo blanco proveniente de los vehículos se detuvo frente a la puerta del Palacio Nube Separada.

Mientras tanto, los soldados de la Milicia, quienes después de perseguir a las motocicletas, cayeran en el puente de suspensión que había al frente, y otros chocaran en los muros ya que su formación era mucho más amplia que la anchura de la puerta, a pesar de eso, las tropas traseras eran incapaces de detener, y una tragedia como dominó ocurrió frente a ellos.

Sin embargo, incluso así, las motocicletas no detuvieron su carga descontrolada.

El humo continuaba saliendo de las ventanas del Palacio Nube Separada. El ruidoso sonido del motor, los sonidos de los objetos rompiéndose o golpeándose, explosiones inexplicables, gritos de humanos o caballos y otros sonidos inidentificables se escuchaban continuamente, e incluso si una persona no estaba presente, esta podía imaginar fácilmente que una situación infernal estaba tomando lugar en el palacio.

Sin importar lo que fuese, e incluso las personas en sí, ellos habían olvidado la batalla de Emilia y Alsiel.

Todos miraban ansiosamente el interior del Palacio Nube Separada, viendo en qué tipo de estado trágico había terminado luego de ser pisoteado por los ‘car drifters’ y el ‘Ejercito del Rey’.

Gracias a eso, Emilia descubrió que el cielo en el este estaba brillando, y el hecho de que se acercaba el amanecer.

— ¡…Ah! ¡Oh, oh no!

En ese momento, Alsiel gritó frenéticamente debido a algo que notó.

— S-si esto sigue así… el Palacio Nube Separada va a…

Sin embargo, la actitud nerviosa de Alsiel de repente se convirtió en algo del pasado.

El cielo tembló, devastado.

— ¡Ugh!

— ¡¿Qué?!

Emilia y Alsiel abrieron sus ojos por la sorpresa.

El Palacio Nube Separada, el cual rivalizaba al castillo Azure Sky Canopy gobernando el gran imperio del Continente Oriental, fue penetrado por un brillo purpura y comenzó a romperse.

El pilar de luz perforó el cielo y sacudió la tierra con un fuerte ‘boom’.

Las lunas roja y azul en el cielo nocturno aparecieron detrás de las nubes que fueron rotas por el pilar luminoso.

Emi miró hacia el cielo.

La figura de ese hombre apareció en el cielo, tal y como en los viejos tiempo.

El Rey Demonio Satán, quien evitó el golpe final de Emilia y escapó a un mundo diferente, ahora miraba la tierra sobre el cielo del castillo Azure Sky Canopy con los dos brillos de las lunas como su fondo. Sin embargo, había una diferencia con respecto a ese día.

El Rey Demonio Satán, era el Rey Demonio, pero a su vez no.

Aunque esa magia demoniaca abrumadora pertenecía incuestionablemente al Rey Demonio Satán, esa apariencia era la del joven que trabajaba fuertemente en Sasazuka, Japón – Maou Sadao.

Bajo las miradas de todos en la tierra, el Rey Demonio Satán descendió lentamente hasta que estuvo a un lado de Alsiel y Emilia.

—…Maō-sama.

Alsiel, sintiéndose conmovido, se arrodilló en el aire y esperó el descenso de su maestro.

En cuanto a Emilia, ella se quedó de pie donde estaba, aturdida.

La persona que siempre decía palabras favorables para confundirla, trabajaba duro, amado por los humanos y amaba a los humanos, la extraña personificación del Rey Demonio – Maou Sadao, estaba justo allí.
Sin embargo, como si se sincronizara perfectamente, el brillo del amanecer apareció en el horizonte oriental, el cual no perdió ante el pilar de luz purpura.

La oscuridad descendía como si estuviesen celebrando la llegada del Rey Demonio, el sol y su brillo aparecieron como si le estuviesen dando la bienvenida al Rey, y comenzó a expulsar a la noche de ese cielo.
Mirando la apariencia de Maou, Emi pensó….

¿Por qué no había sentido tal magia demoniaca antes?

Sin embargo, ese Maou Sadao no estaba considerando responder las preguntas de Emi.

— En serio…

Lo que fue oído desde arriba fue esa normal voz frívola.

— No solo no obtuve la licencia, incluso le presté mucho dinero a Suzuno, y luego de pedir permiso por una semana, obviamente no podré ser capaz de obtener algún salario por este periodo de tiempo, y luego que regrese, aún tengo que pagarle a las personas que me ayudaron a cubrir mis turnos, realmente es un desastre tras otro.

Aunque esas palabras no encajaban para nada con el estilo del Rey Demonio, estas entraron profundamente en el corazón de la actual Emilia.

— ¡Cuando regresemos, te voy a dar un buen regaño! ¡Además, no tienes permitido quejarte sin importar lo que haga el mes siguiente! ¡No importa cuántas veces falle, definitivamente obtendré mi licencia! ¡Incluso compraré una motocicleta!

— ¡….está bien, lo entiendo!

Alsiel, aun en su posición arrodillada, inclinó profundamente su cabeza. Y entonces…

—…lo siento, te causé muchos problemas. Emilia también se disculpó honestamente.

Y fue tan honesta que ella misma se sorprendió. Pero…




— ¿Pero qué es esto, Emi, comiste algo extraño cuando te capturaron?

Viendo el estado depresivo de Emi mientras sostenía la espada sagrada, el que frunció el ceño fue Maou.

— ¿Q-qué?

— ¿Te están controlando? Si eres demasiado honesta, se siente muy extraño.

—…..

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios