Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 3: El Rey Demonio, Llega Tarde

Parte 9

 

 

— Oye, Gabby.

— ¿Por qué de repente me das un sobrenombre?




El hombre llamado Gabriel dijo con infelicidad.

— Creo que deberías saber esto claramente, aunque, ‘Yo’ no te heriría, no puedo hablar por otras personas.

— Por supuesto. Ese es nuestro problema, definitivamente no les provocaremos más daños a ustedes.

— Es duro decirlo. No hay nada más deshonesto que un chico diciendo ‘no lo volveré a hacer’ y ‘he reflexionado’.

— Te lo daré esta vez. Para mí, creo que ya soy bastante adulto, pero en tus ojos, soy solo un niño, ¿eh?




Gabriel pareció sonreír felizmente.

— Si no te importa, ¿puedo saber tu nombre, señorita?

—…Ugh.

Ashiya, cargado por uno de los caballeros detrás de Gabriel, se movió un poco.

— ¡Ashiya-san!

Rika, notándolo, gritó fuertemente hacia Ashiya.

— ¡Oh cielos, como su cuerpo es humano, lo he retenido mucho tiempo! Gabriel parecía que no le importara.
— ¡Esto, esto es… ugh, deja, déjame ir!

Incluso si Ashiya se retorcía con todas sus fuerzas, él no tenía fuerza suficiente y fue restringido por los caballeros a su alrededor.

— Ugh… ¿Su-Suzuki-san, estás bien…?

Ashiya, quien dejó de retorcerse, luego de mirar para asegurarse si Rika estaba a salvo, descubrió que una dama estaba de pie junto Rika que estaba cubierta de barro.

Ashiya conocía a esa persona.

Luego de ver la figura de la dama, la mente de Ashiya comenzó a cambiar rápidamente.

Gabriel y los caballeros de Afsahan, aprovecharon la oportunidad cuando Emilia no estaba en Japón para venir a Sasazuka, y capturarlos a él y a Nord.

— ¡Amane-san! Ashiya gritó.




Era cierto, la que había salvado a Rika, era la gerente temporal de la casa de playa ‘Ooguro-ya’ en Choshi, Ooguro Amane.

Aunque Ashiya no sabía la razón por la que Amane, quien lógicamente era la cuidadora del santuario para las personas muertas, había venido a Sasazuka, incluso así, la única persona de la que él dependía ahora era Amane.

— ¡Por favor, envíele un mensaje a Maou, dígale que estoy esperando por él en el Museo Nacional de Arte Occidental!

— ¡Oigan, cállenlo!

Bajo las órdenes de Gabriel, la boca de Ashiya fue sellada inmediatamente. Pero lo que podía pasar ya había sucedido.

No importa lo que pasara luego, Maou debería ser capaz de manejarlo.

— Asi que Amane-san, ¿eh? Oh…

— Es cierto, Ooguro Amane. Aunque no soy ‘negra’. Ah, Ashiya-kun, lo entiendo. Está bien mientras le cuente esto a Maou-kun, ¿no?

Amane parecía muy alegremente de la cabeza hasta los pies.

— ¿’Negra’, eh? Olvídalo, ser capaz de evitar luchar contigo, realmente me hace sentir aliviado. Parece que nuestra suerte siempre es buena.

— ¿Ah sí? Esos chicos se ven inesperadamente determinados, ¿sabes?

— Lo sé. Pero solo esta vez, quizá incluso la persona de la que depende no pueda escapar ileso… después de todo su oponente…

Gabriel miró a un cielo distante.

— Es un hombre que controla a todos los ‘rojos’ en nuestro mundo. Para el actual Rey Demonio Satán, debería ser muy difícil manejarlo.

— ¿Controlar a todos los ‘rojos’, eh? Amane se encogió de hombros.

— Aunque nunca he escuchado de alguien que pueda hacer eso, ellos aun son problemas de su lado, no me importan. Oye, si quieres irte, hazlo de una vez.




— ¡Espera… espera un momento!

— Lo entiendo. Si te encuentras con su maestro, entonces envíale mis saludos. Personalmente, en realidad de forma inesperada le daría la bienvenida.

Luego de decir eso, el hombre y los otros desaparecieron.

Tal como apagar un televisor, los diez hombres, llevándose a Ashiya y a Nord, desaparecieron en frente de Rika así como así.

—…no puede ser…

Justo cuando Rika colapsó debilitada en el charco…

— Oh cielos…

El caos, miedo, shock y tensión que ella enfrentaba finalmente cruzó su límite, y ella perdió la conciencia tras colapsar. Luego de gentilmente sujetar el cuerpo de Rika, Amane la llevó en su espalda con movimientos prácticos y la miró.

— Seriamente… parece que su hogar natal, es un mundo turbulento del Árbol de la Vida.

Tras cargar a Rika apropiadamente, con pasos estables, Amane caminó escaleras arriba del Villa Rosa.

Afortunadamente la puerta de la habitación 201 estaba abierta.




Ashiya y el resto estaban probablemente ocupados escapando de Gabriel, por lo que ellos no habían bloqueado la puerta.

— Los interrumpiré dentro de poco. Si no cambio las ropas de esta chica de inmediato, podría pescar un resfriado.




Luego que Amane entrara en la habitación, colocó a Rika en el suelo frente a la cocina, y comenzó a buscar toalla por decisión propia.

— Oh, ellos son algo ordenados.

Luego de buscar ropa que Ashiya había organizado de manera sorprendente, Amane sacó dos toallas desde el interior para ella y Rika.

— ¿Oh?

Luego ella descubrió un pedazo de papel densamente dibujado similar a un mapa junto a la ropa lavada.

Mientras secaba su propio cabello, Amane revisó el contenido de ese trozo de papel.

— Oh~ así que es como eso, oh no, debo ayudar a esta señorita a cambiar su ropa.

Amane extendió su mano hacia la ropa de Rika las cuales estaba cubiertas de lodo debido a los actos violentos de los hombres vestidos extrañamente.

— Muy bien, Maou-kun, es mejor que no regreses en este momento.

Aunque ella apenas había experimentado tal escena caótica, el tono de Amane sonó raramente feliz.

— Ah… tengo un mal presentimiento de eso.

La espada que apareció en las manos del medio humano, medio demonio Maou era tan ligera como una pluma, y como si confirmara la condición de la hoja, Maou giró la espada en sus manos y realizó unas cuantas pruebas de oscilación.

— Esto no es magia demoniaca. Aunque no estoy seguro de lo que pasará, se siente como si un extraño rebote ocurrirá luego.

Maou continuó protestando.

Incluso si estaba sospechando de su propio poder, Maou, aun murmurando, lanzó a los cinco integrantes de las Tropas Celestiales al suelo con un poder abrumador en un periodo de dos segundos.

Aunque el poder de las Tropas Celestiales era mucho más débil que los arcángeles que ellos servían, comparado con las Tropas Celestiales de Gabriel, los subordinados de Kamael tenían una diferencia abrumadora en términos de equipamiento o el grado de entrenamiento obtenido.

Sin cargar a Chiho, no era como si Suzuno fuese incapaz de luchar con ellos, pero no era difícil imaginar que la situación de batalla sería más ardua que cuando lucharon con las Tropas Celestiales de Gabriel.

Sin embargo, todo lo que ocurrió en ese momento, realmente sucedió en un instante.

Cada vez que Maou se movía, el sonido y el aire no podían mantenerse con su vigorosa velocidad, y un enorme boom se escuchó en el tejado en el centro de la tormenta.

Cada miembro de las Tropas Celestiales, así como las polillas que desmayaban por el sonido, cayó en el suelo en menos de un segundo.

Ninguno de ellos pudo siquiera ver lo que sucedió.

— Uuuu… si no fuese por el hechizo de Urushihara-san, las ventanas de cristal de la escuela se hubiesen roto…

Aunque Chiho recuperó su calma debido a la aparición de Maou, la escena en ese momento era tan enorme que ella no podía evitar quejarse con lágrimas en sus ojos.

Comparado con Kamael, quien estaba determinado a observar la situación desde arriba, incluso si las Tropas Celestiales fueran derrotadas por Maou frente a sus ojos, Libicocco solo pudo quedarse donde estaba, atónito.

— E-ellos, aún están vivos, ¿cierto?

— No lo sé.

Aunque fue una pregunta realizada por Chiho, Maou aun respondió sin piedad.

Sin saber qué tipo de ataque había usado Maou, la armadura de toda la Tropa Celestial parecía una galleta agrietada, como si ellas se fuesen a dispersar en pedazos en cualquier momento.

— Oye tú, el Malebranche de allí.

—…Si.

Maou ni siquiera miró a Libicocco.

Incluso si el no mirara directamente a la otra parte, solo un llamado de Maou hizo que Libicocco, quien originalmente estaba en silencio observando la lucha entre Maou y las Tropas Celestiales, se arrodillara en el piso.

Desde la actitud actualmente sumisa de Libicocco, era difícil imaginar que él estaba nervioso porque su brazo había sido cortado, este Malebranche no presionó sus heridas sangrando en la lluvia, expresando su sumisión.

— Con las cosas como están ahora, es mejor que no me preguntes quien soy, ¿bien? En este momento estoy de mal humor. Aunque tu postura te es probablemente incomoda, realmente no me interesa. Si te atreves a realizar acciones descuidadas, te castigaré directamente.

— Si.

Aunque el poder que Maou no era magia demoniaca, el temporalmente violento Libicocco incluso sabía que el actual Maou era Satán, sin importar cuanto se resistiera, él no estaba a nivel de Satán en lo absoluto.

— Muy bien…

Luego que Maou asintiera, él pisó ligeramente el piso, y con solo un paso, saltó a un lado de Urushihara.

— Oh, ¿aun estás vivo?

—….parece que sí, pero casi llego a mi limite.

Incluso si Urushihara, tendido en el suelo, parecía que ni siquiera podía mover un dedo, luego que el pie de Maou entró en su campo de visión, aun protestó débilmente.

— Aguanta un poco más. Cuando todo termine, te enviaré al hospital.

—…oh, es raro en ti ser de tal forma.

— ¿Ese que está en el cielo es su jefe?

Maou miró hacia el cielo, y el hombre con armadura roja no se movió en lo absoluto.

— Es difícil imaginar que él podría marcar a una persona desmotivada como tú desde el principio, tu hiciste esto para proteger a Chi-chan y a Suzuno, ¿cierto? No está nada mal.

—….incluso si me elogias, nada bueno vendrá de esto.

— ¿Por qué siempre eres tan indeciso de tu punto de vista? Lo que quiero decir es que te daré algún tipo de recompensa.

Si fuese una transformación normal, Maou podría sanar las heridas de Urushihara transfiriéndole magia demoniaca, pero ahora, el poder que Maou tenía no era ni magia sagrada ni demoniaca.

— Muy bien, el ángel de allí, ¿Cuántas veces has causado problemas a Japón?

Maou miró a Kamael y dijo:

Aunque era imposible que él lo escuchara, Kamael ni siquiera se movió.

— Huh, si estas intentado causarnos problemas, entonces olvídalo, ¿acaso tu madre no te enseñó que sin importar lo que hicieras, tenías que ser cuidadoso de no provocarle problemas a los demás? ¿Hm?

Aunque un demonio reprendiendo a un ángel era una escena que podría hacer que las personas escupieran el arroz en sus bocas, pero considerando las acciones de este ángel, ser regañado así era algo que no se podía evitar.

— En este país, ya sea que estés persuadiendo a alguien o pidiéndole a alguien que te dé algo a ti, debería haber saludos apropiados, solicitudes, ofrecimiento de dinero, o quizá ocasionalmente recurrir a la ley, ¿sabes? ¿Cómo puedes recurrir directamente al robo en el primer encuentro sin una explicación apropiada? ¿No te avergüenzas de tus acciones inhumanas?

—….Rey Demonio.

La voz que vino de Kamael tras mucho esfuerzo, era una voz que sonaba oxidada.

— Rey Demonio, Satán.

— ¿Huh?

— Rey Demonio… Rey Demonio, Satán.

— ¿Q-qué está pasando?

Con Libicocco estando sumiso, el viento y la lluvia disminuyó su fuerza notablemente.

Por eso, Maou pudo notar que la mano de Kamael que sostenía el ranseur, se sacudía sin parar.




— ¡Rey Demonio…Gran Rey Demonio…Rey Demonio, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán, Satán!

— ¿Q-qué es esto? La sensación de este tipo es extraña.

Al igual que una sensación agitada de un pronóstico feroz, Kamael de repente comenzó a gritar continuamente el nombre de Maou.

Maou no pudo evitar dar un paso hacia atrás.

— El hombre con este nombre, ¿quiere obstaculizarnos de nuevo?

— ¿Q-qué estás diciendo? Los únicos que están obstaculizándonos son ustedes chicos, ¿bien?

— ¡¡Satán, Satán!!

— ¡Owahh!

Era como velocidad divina la cual estaba a la par a la de Maou cuando se encargó de las Tropas Celestiales.

Solo viendo la punta de la ranseur que Kamael estaba sosteniendo en medio del aire balancearse ligeramente una vez más, el comenzó a descender a toda velocidad, como si intentara perforar a Maou.

— ¡Uh!

— ¡Ugohh!

Con reflejos milagrosos, Maou usó el lado de su espada para desviar la lanza.

— ¡Hah!

Maou giró su cuerpo elaborado con el poder usado para desviar el ataque, y con el dorso, lo osciló hacia el cuerpo de Kamael protegido con armadura.

Incluso si su centro de gravedad de volvía inestable ya que su ataque fue detenido, Kamael logró reaccionar de una forma maravillosa.

Aunque Kamael osciló el mango de la lanza y bloqueó el ataque de Maou, la armadura de Tropa Celestial aún se agrietó, debido a esto se podía ver que el filo de la espada, no solo fue suficiente para hacer que Libicocco fuese incapaz de discernir inmediatamente que su brazo fue cortado, incluso excedió las expectativas de Maou y Kamael.

— ¿Eh?

— ¿Hm?

Más que eso, Maou había pensado que ese movimiento seria bloqueado y había creo que tendría que defenderse contra el ataque.

Sin embargo, el obstáculo actual fue solo el instante en el que las armas entraron en contacto. Cuando ellos recuperaron sus sentidos, la espada de Maou ya había atravesado en línea recta.




— ¡Ugh!

Kamael dejó escapar un graznido, y fue Maou el que había quedado completamente atónito porque nunca esperó que la espada que él blandía podría realmente romper el mango de la lanza de Kamael justo a la mitad y luego a través del corte pudiese atravesar profundamente la armadura roja como si fuese papel.

Aunque la hoja de la espada no hirió la porción que estaba debajo de la armadura, incluso Kamael que instantáneamente decidió retroceder cuando su arma fue cortada en dos, pareció encontrar difícil de creer que había recibido un ataque de Maou.

—…si puedo usar este tipo de cosas, entonces no hay necesidad de completarlo en lo absoluto.

Incluso si había obtenido un poder abrumador, una vez que Maou pensó en cierta batalla de hace tiempo, aun mostró una expresión amarga.

Incluso así, Maou apuntó cuidadosamente la punta de la espada hacia los ojos de Kamael y se protegió contra cada movimiento suyo.

Kamael lanzó lejos la lanza que ya no servía para más nada luego de ser cortada a la mitad, presionó su mano contra su ligera cortada y comenzó a murmurar algunas palabras desconocidas.

— Satán… Satán, Satán.

— ¿Huh?

Incluso Maou, estando al lado opuesto de Kamael, pudo obviamente ver que la respiración de ese ángel se volvía irregular.

— ¡Satáannnnn!

— ¡¿Qué sucede contigo?, es disgustanteeeee!

Maou había pensado que Kamael estaba conmocionado debido a que su armadura había sido agrietada, pero inesperadamente, el repentinamente agitado Kamael en realidad tomó la mitad de la lanza que solo tenía la punta izquierda y se dirigió hacia adelante recortando la distancia entre ellos.

— ¡¡Satán!!

Incluso si la distancia entre ellos era tan pequeña que Maou claramente podía ver el color de ojos de Kamael a través de los orificios de su máscara metálica, Maou fácilmente bloqueó el ataque de la corta punta de lanza que Kamael empujó.

Maou no estaba sorprendido por el ataque inesperado de Kamael, para ser más precisos, Maou tenía más miedo de esa actitud extraña y tenebrosa así como también de sus palabras y acciones.

— ¡Uwah!

Sin embargo, además de eso, un incidente más serio ocurrió.

— ¡O-oye, mira con cuidado!

La espada que Maou usó para bloquear la punta de lanza de Kamael, comenzó a mostrar el mayor grado de su filo, y lentamente cortó la punta de la lanza.




Aunque esta era una prueba de la diferencia en grado de las armas, pero como la ranura frente a la ranseur estaba siendo usada para bloquear la espada, si Maou continuaba rompiendo el arma del enemigo, la porción restante cortaría directamente el cuerpo de Kamael.

— ¡T-tener un arma que sea demasiado buena también es un problema! En el cruce del momento, Maou frenéticamente gritó:

— ¡Acies! ¡Rápido libéralo!

— ¡Copiado, Maou!

Una vez que Maou gritó, dos cosas aparecieron a la vez.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios