Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 8

Capítulo 3: El Rey Demonio, Llega Tarde

Parte 3

 

 

— ¡Gya!

Con la repentina liberación de poder físico, Maou, quien estaba flotando en el aire, sintió que la lluvia cubría su parte trasera de una forma tan deplorable.

— ¡Oye! ¡¿Qué estás haciendo?! ¡Aún no hemos llegado a la escuela de Chi-chan!

— Lo siento, tomaré un pequeño desvió!

Luego de mirar la parte inferior de su cuerpo que estaba tan mojada que incluso su ropa interior estaba empapada con un una mirada de haberse rendido…

—….Esto realmente es un tifón, eh… ¿ese no es MgRonald?

Maou investigó los alrededores inconscientemente y descubrió que ese era un lugar que le resultaba familia.

Esa era la parte frontal de la Tienda MgRonald frente a la estación Hatagaya. Debido a la tormenta, había uno que otro peatón, y Maou dio un suspiro de alivio.

Como ambos aterrizaron (fue lanzado) en un lugar que no podía ser visto desde el mostrador, él no pudo confirmar la situación de Kisaki, pero viendo las ventanas, el número de clientes dentro encajaba con el número de personas que ellos podrían atender durante situaciones climáticas como esta.

— Asi, incluso si el anuncio está ubicado horizontalmente, podría ser que salga volando.

Aunque el anuncio advirtiendo la promoción de verano estaba ubicado horizontalmente de acuerdo al procedimiento de días con viento fuerte, incluso las piedras pesadas usadas para estabilizar su base estaban emitiendo sonidos cuando se movían con el viento.

— Allí… originalmente parece que hay alguien allí.

— ¿Hm?

Pero Acies no estaba mirando a MgRonald sino a Sentucky en el lado opuesto. Maou siguió la línea de visión de Acies hacia la tienda competidora…

— ¡Uwah! ¿Está bien?

La gran ventana de cristal junto al área de asientos estaba rota. Probablemente fue rota por una baldosa o algo que salió volando por el viento.

Aunque Maou no le preocupaba el gerente de la tienda Sentucky, Sariel, como un compañero de la calle comercial, estaba preocupado si los empleados o clientes de Sentucky salían heridos.

Las luces dentro de la tienda no parecían haber sido encendidas, probablemente era que estas habían entrado en corto circuito.

— Pero… alrededor de la persona no hay más nadie.

— Oye, ¿hay algo raro con Sentucky?

Ya que era el mismo tipo de existencia que Alas=Ramus, entonces incluso si Acies=ala era capaz de sentir señales del arcángel Sariel, no había nada extraño en ello.

Pero incluso así, ¿qué significaba eso de ‘no hay nadie más alrededor’?

—….Lo siento, estas apurado, ¿no? No seguiré tomando el desvió.

— ¡S-siiii……!

Sin esperar respuesta de Maou, la chica lo hizo flotar de una forma que podía describirse como violenta, en eso ambos se adentraron en la lluvia y las nubes, desapareciendo en el cielo.

***

 

 

— Entonces… ¿Qué razones tiene usted, Libikuku-san, para venir a la tierra?

El viento y la lluvia en el tejado hicieron que el uniforme de Chiho y su cabello se empaparan en corto tiempo, frente al Malebranche con una enorme cantidad de magia demoniaca y estatura, aunque Chiho temblaba debido al frio y miedo, preguntó con determinación.

Aunque sentía que no había otras personas cerca que estaban a la espera como Iron, y como Ciriatto incluso había traído un gran grupo de seguidores a Japón anteriormente, ella no pudo dejar que su guardia disminuyera.

Sin embargo, luego que Libicocco escuchara eso, él mostró una expresión a la que incluso Chiho, que no estaba familiarizada con las expresiones de los demonios, supiese que era una mirada de infelicidad.

— Tu pronunciación me volverá loco.

— ¿Eh?

Chiho preguntó seriamente el motivo de ese demonio, pero, ¿ella fue criticada por él, debido a su mala pronunciación?

— Mi nombre es Libicocco, intenta repetirlo de nuevo.

—….Li-Libikuku.

Chiho comenzó a preguntarse qué es lo que estaba haciendo ella en el viento y la lluvia con ese demonio.

Pero como ella no podía hacerlo enojar, aunque se sintió sorprendida, ella aun escuchó a Libicocco y lo repitió una vez más.

— Voy a matarte, no soy ninguna gallina.

— Ah, ¿las gallinas de Ente Isla también hacen ‘kuku’?

— ¿Me estas menospreciando? Déjame decirte algo, si el nombre que dices mal resulta ser de esos de los compañeros impacientes Draghignazzo y Scarmiglione, podrían decapitarte sin siquiera pensarlo dos veces.

— Dra, Dera, Derachinya, ¿eh?

Aunque ella no sabía cómo los demonios daban nombres a sus culturas, el nombre de los Malebranches también venia de sus padres, por lo que Chiho realmente quería conocer cuál era la apariencia de esos padres que dieron esos nombres tan difíciles de pronunciar.

— Huh, solo tienes que recordarlo, lo otros ya no están alrededor. Relájate.

— ¿Eh?

Chiho momentáneamente sintió que ella escuchó algo importante, pero Libicocco inmediatamente continuó y dijo:

— ¡Dilo de nuevo! ¡Libicocco!

— ¡Li…Libicocco!

— ¡Muy bien! ¡Puedes hacerlo si lo intentas! Aunque tu pronunciación aun es un poco inestable, ya que eres alguien de un mundo extranjero, no me pondré quisquilloso por ello.

— Gr-gacias…

De todas formas, parecía que Chiho por fin había pasado la prueba de pronunciación.

— Entonces, Li…Libi… Libicocco-san, ¿Qué viniste a hacer por aquí…?

— Vine a causar problemas.

— ¿Eh?

Chiho casi pensó que había hecho enojar a Libicocco ya que había dicho mal su nombre, pero no parecía ser eso.

— Incluso así, no planeo provocar una masacre a gran escala aquí, la razón por la que vine a este lugar fue simplemente porque la salida del ‘portal’ apareció aquí por casualidad. Quizá alguien había abierto un ‘portal’ aquí antes. Pero de todas formas, se me instruyó para crear una conmoción fácil de entender cuándo salí.

— ¿Fácil de entender?

— Correcto, así como lo oyes.

Tras decir eso, Libicocco sonrió malignamente como si estuviese muy contento, luego extendió sus brazos, y provocó un viento fuerte que Chiho no pudo proteger su rostro.

En ese instante, el viento y la lluvia envolvieron la Secundaria Sasahata girando violentamente como si estuviese siendo concentrada y rodeó el colegio como un enorme muro de tormenta.

— ¡Po-por favor detente!

Chiho gritó.

La tormenta alrededor de la escuela y las áreas vecinas de repente incrementó notablemente su fuerza.

El muro violento provocado por el viento y la lluvia arrancó los tejados de las casas cercanas, empujándolos sobre los árboles en el patio y los cables eléctricos cortados continuamente producían chispas.

— Asi es que es, fácil de entender, ¿bien?

Como si disfrutara la reacción de Chiho, Libicocco continuó usando su magia demoniaca para controlar el clima.

— Déjame intentar este movimiento entonces.

Libicocco ligeramente movió la garra que tenía estirada.

Aunque Chiho no sabía lo que había cambiado, cuando sitió que el cabello en su cuello se erizó, un rayo de luz de repente apareció en el mundo sin viento ni sonido.

— ¡Kyaah!

Chiho dejó escapar un grito el cual pasó a través del aire, solo vio los parpadeos emitidos del viento y la lluvia, luego incontables rayos comenzaron a golpear el suelo.

Incluso si esos rayos golpeaban la antena del tejado de varias casas, los postes eléctricos que iluminaban los apartamentos, dichas cosas que eran, por supuesto, incapaces de soportar los rayos, serian quemados ante la vista de la gente.

— Hmph, parece que las cosas no van tan fáciles.

Chiho cautelosamente abrió sus ojos luego que los flashes terminaron, y contuvo la respiración cuando vio algunos incendios surgir de algunas casas alrededor de la escuela.




Pero Libicocco pareció estar insatisfecho con ese resultado.

— Hmph, creo que podría ser capaz de convertir este lugar en un mar de fuego de una forma más satisfactoria.

Cuando las luces destellaron frente a sus ojos, Chiho ya estaba mentalmente preparada para ver ese tipo de escena, pero con más instrumentos de precisión en diversas casas, la conciencia para protección anti-rayos había incrementado.

Los cables tierra superiores inicialmente usados para transmitir electricidad, comenzaron a usarse ampliamente en rutas además de los usos eléctricos, tales como líneas de transmisión de redes, y muchas medidas de ataque anti-rayos que fueron incrementados, además que esas instalaciones tenían alguna obligación de incrementar los implementos de iluminación.

De todas formas, mientras esos cables y postes eléctricos trabajaran como conexión tierra, el desastre que Libicocco esperaba no se produciría.

Pero sin importar que…

— Déjame intentarlo de nuevo, pero con más esfuerzo.

Situaciones como estas podrían ocurrir.

— ¡Espera un momento! ¡¿Cuál es el punto detrás de todo eso?!

— ¿Ah?

— Todo esto es solo un desorden… los demonios que han venido a Japón, además de su deseo de llevar de vuelta a Satán-san, o robarse la espada sagrada de Yusa- san… la Héroe Emilia, todos tienen un propósito claro… ¿realmente piensas que esto es bueno?

— Para ser una hormiga, tu tono es realmente valiente.

— ¡Tu misión, Libicocco-san, es de menor rango que la de ese que llamas ‘chico Farfarello-san’! ¿No puedes actuar más como un demonio, y hacer cosas malas pero bien?

— ¿Estás malinterpretando algo?

— ¿….Eh?

— Justo ahora, incluyéndote, los mocosos en este edificio y las personas cercanas están asustadas, y sienten miedo y tristeza. Aunque no sé qué tan sorprendente pienses que sea la misión de ese chico Farell…

Libicocco sonrió con malicia.

— ¡Para los demonios, este tipo de misión es mucho más atractiva! ¡Pero tú puedes absorber una gran cantidad de miedo y tristeza una vez… lo que significa absorber magia demoniaca!
Tras decir eso, Libicocco estiró sus manos por completo de nuevo.

— ¡Ughh…!




Chiho de repente tuvo dificultades para respirar luego de persistir ante la magia demoniaca liberada por Libicocco y cayó al suelo sobre sus rodillas – parecía que su magia sagrada estaba siendo drenada luego de ser activada.

Necesito reponerla con la Sagrada Vitamina β.

Aunque Chiho pensó eso, la botella de reserva fue dejada en su bolso dentro del salón de clases. Y si ella regresaba ahora, no podía garantizar que ese demonio no la matara.

— Si no estás alegre por ello, entonces detenme con tu poder. Mgron Ald Ballista, nueva Gran General-sama…

Libicocco dijo eso mientras estaba provocando a Chiho que gradualmente perdia su fuerza.

Incluso así, Chiho no apartó la mirada. Justo cuando Chiho era incapaz de suprimir ese poder tan cruel y planeaba mirar a Libicocco…

— Entonces hagámoslo de esta forma.

Con tintineo de una voz seria, el gran cuerpo de Libicocco produjo un enorme boom y desapareció frente a Chiho.

Al mismo tiempo, la magia demoniaca que atacaba a Chiho desapareció, permitiéndole respirar perfectamente de nuevo.

— ¡Ugh… hm!

Libicocco abrió sus alas en el aire y miró en dirección a Chiho.

— Soy una de los Grandes Generales. Como no me gustan tus acciones, voy a usar mi poder para detenerte.

La persona que llegó, ligeramente sostenía un martillo gigante, y el rocío de las gotas de lluvia que acompañaban esa acción, brillaron bajo la luz del sol.

Hataraku Maou-Sama Volumen 8 Capítulo 3 Parte 3 Novela Ligera

 

— ¡Su-Suzuno-san!

Chiho, quien podía respirar nuevamente con libertad, gritó fuertemente.

Suzuno, con su largo cabello mojado moviéndose mientras cambiaba su horquilla a un martillo gigante, miró a Chiho, a quien ella protegía.

— Me disculpo por llegar tarde. Con el fin de atravesar el muro de tormenta, el cual se hizo fuerte de repente, tuve que usar algo de esfuerzo.

— ¡Oye, no lo hagas sonar como si lo rompiste con tu propio poder! Después de eso, una voz familiar se escuchó desde el cielo.
Chiho miró hacia atrás y descubrió que Urushihara, batiendo sus alas blancas, estaba aterrizando lentamente.

— Urushihara-san… eso es…

Luego de ver el color de las alas en la espalda de Urushihara, Chiho preguntó sorprendida.

Esas no eran alas color negro azabache de cuando luchó con Maou, sino unas alas color blanco puro como las de un ángel.

Quizá porque notó la mirada de Chiho, Urushihara desvió la mirada de una forma más que incomoda y respondió:

— Huh, si sabía que este tipo iba a crear tan enorme disturbio, hubiese priorizado el absorber magia demoniaca.

— Lucifer, incluso si eso es una broma, por favor no lo digas de nuevo.

Suzuno frunció el ceño y protestó, pero Urushihara aun respondió despreocupado:

— En realidad no era una broma. Pero por hoy, lo dejaré así. Urushihara miró a Libicocco, quien fue enviado a volar por Suzuno.

— Ese tipo apareciendo en esta escuela una vez que abrió el ‘portal’ no debería ser una coincidencia. A tal extremo, tomo responsabilidad.

— Siento lo mismo.

— ¿Eh? ¿Eh?

Suzuno y Urushihara mostraron una extraña conciencia de camarada por razones desconocidas, y miraron nuevamente a Libicocco.

Al contrario, Libicocco, mientras presionaba su sección central, la cual fue golpeada por el martillo gigante de Suzuno, lentamente aterrizó en el piso del tejado.

—….Lucifer-sama, en cuanto a la otra… ¿tú debes ser Death Scythe Bell?

— ¿Hm?

Suzuno levantó una ceja y preguntó:

— ¿Me conoces?

— Tu encajas con las características descritas por ese chico Farell, y…




— ¿Y qué?

— No, solo estoy un poco sorprendido de que pudiesen venir acá.

De acuerdo a la sensación de Suzuno, la habilidad de Libicocco debería ser igual o ligeramente más débil comparado con ella.

Por esa razón, el ataque por la espalda cuando la otra persona estaba descuidada debería haber dejado un fuerte efecto.

Y en ese momento ella tuvo la asistencia de Urushihara, incluso si ellos luchaban directamente, no había razones para perder. Maou incluso se encontraba en camino. Incluso así, Suzuno sentía un margen inusual de Libicocco.

— Eso está bien.

El Malebranche mostró una sonrisa incluso más maligna que antes.

— …………

Las personas que se miraban mutuamente a través del kotatsu habían incrementado a tres personas.

El nuevo miembro que se unió se había colocado una camisa y unos pantalones de Ashiya, y como no solía estar sobre sus rodillas, difícilmente se sentó de piernas cruzadas.

— Entonces, esta persona es…

— No lo sé.

Ashiya, quien tartamudeando las preguntas de Rika, finalmente fue capaz de responder.

El hombre que Maou había dejado atrás luego de llegar e irse de una forma inexplicable, realmente era alguien que Ashiya no conocía en lo absoluto.

Por la corta conversación de hace poco, Maou voló para traerlo consigo, y la impresión que la apariencia del otro hombre daba, podría ser vista como que no se trataba de una persona normal de Japón.

Asi, la primera posibilidad que venía a su mente era que ese hombre debería ser un humano de Ente Isla, pero incluso así, Ashiya tenía algunas preguntas.

Ashiya no sintió ni magia sagrada ni magia demoniaca de ese hombre, como un ‘Ente Isleño normal’, ¿Por qué apareció en Japón?

Ya fuesen Emi, Suzuno o Emeralda, o Sariel y Gabriel, ellos tenían habilidades para cruzar mundos o dimensiones; y poderes que sobrepasan por completo a humanos normales.

Esa era el motivo por el que ellos cruzaban mundos.

Si este hombre era solo un ciudadano normal de Ente Isla, entonces, ¿Por qué razones estaría en Japón?

Este hombre no tenía el poder para viajar a través de mundos por su propia voluntad. Sin embargo, él se encontraba aquí ahora.
Luego de mirar a Rika, Ashiya dijo:

— Suzuki-san.

— ¿Hm?

— Discúlpame, él y yo vamos a tener una conversación primero.

— ¿Huh?

Luego que Ashiya se disculpara una vez más mentalmente, él se dirigió hacia el hombre que Maou había llevado y habló:

— ¿Puedes entender este lenguaje?

El hombre asintió, comprendiendo.

— Lenguaje Deweiss… no, se trata del lenguaje del Comercio Central, ¿cierto?¿También eres alguien que no pertenece a este país?

— ¿Hm?

Rika miró a las dos personas iniciar una conversación en un lenguaje extraño frente a ella.

— Esa persona con el apellido Maou también. ¿Quiénes son ustedes?

— Honestamente, eso es lo que quiero preguntar. No pareces un hechicero, ¿Por qué estás en este mundo? ¿Quién eres?

— O-oigan, ustedes dos…

— Es una larga historia. Como vez, no se ningún hechizo, y en el pasado, solo era un granjero normal, lógicamente, debería estar viviendo el resto de mi vida en una aldea del Saint Aire.

— ¿Q-qué idioma es ese…? Rika estaba preocupada.
Ambos no estaban hablando en inglés, ni siquiera era alemán o francés que era ocasionalmente lo que escuchaba en las noticias o documentales.

Incluso la diferencia en el tono era muy rara, así como el idioma de los alienígenas.




— Hasta ahora, no conozco tu identidad ni la de Maou-san, por lo que no puedo revelar mucho tampoco. Pero, tengo la misión de proteger esa niña… proteger a Tsubasa, por eso es que crucé mundos. Es por el bien de llevar a Tsubasa a alguien algún día.

— ¿Llevarla a alguien…?

Ashiya murmuró confuso, luego recordó que había otra chica junto a Maou en ese momento.

— Esa ‘Tsubasa’ que mencionaste… ¿se refiere a la chica que se llevó a Maou?

—……….

El hombre, que aún no se presentaba, se quedó en silencio.

Una de las personas que Ashiya conocía, tenía un nombre con un significado similar al de la palabra ‘Tsubasa’ en japonés.

Esa era la pequeña niña que se había quedado en esa habitación por una semana, luego quedó al cuido del enemigo y ahora estaban desaparecida junto con el enemigo.

— Se por qué Maou te trajo aquí. No… comparado contigo, la más importante debería ser esa niña llamada Tsubasa.

Ashiya habló con un tono perforante que no permitía negaciones o mentiras.

— Esa chica, es la personificación de un fragmento de ‘Yesod’, ¿cierto?

— ……….

El hombre no dijo nada. Pero no desvió la mirada.
Era como algo que sucedió tiempo atrás.

El Ministro Demoniaco Kameo les había dado un trozo de información antes. La información le fue dicha a Kameo por Olba.
Dijo que había otra espada sagrada.

Y esa espada sagrada, estaba en Japón.

Ciriatto vino con el fin de encontrar esa espada sagrada. Ashiya no pudo suprimir sus sentimientos de agitación.
Como descubrió que el humano normal frente a él, que solía ser un granjero, sostenía una llave que podría ser suficiente para cambiar todo lo conectado a su lado y Ente Isla, incluso el mundo entero.

— T…tú eres…

Ashiya intentó controlar su voz tensa, las predicciones desordenadas en su mente lentamente se volvían hechos.

— Tú eres… ¿El padre de Emilia Justina?

— ¿….Emilia?

Rika finalmente reconoció un término que sonó como un nombre y de ese, sintió que algo estaba mal.

Sin embargo, Ashiya y el hombre no notaron la situación de Rika. Eso era de esperarse.

— Ustedes… ah, ya veo.

Después de todo, ese era el hombre con un tono serio, padre de la Héroe, Nord Justina…

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios