Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 7

Capítulo 4: ¡Trabajo! ¡Chica De Preparatoria! Unos Días Atrás

Parte 12

 

 

Tras confirmar todas las ordenes…

— Son 650 yenes en total.




— Ah, solo tengo notas grandes, ¿está bien?

Luego que Chiho recibiera la nota color té, confirmó la cantidad mostrada en ella.

— Recibí 10.000 yenes. ¡Recibí 10.000 yenes del cliente!

Tras pedirles a los demás empleados que verificaran la nota de gran valor, Chiho colocó la misma en la caja registradora, y luego de sacar el cambio para dárselo al cliente, volvió a confirmar.

— Disculpe, solo tenemos notas pequeñas, ¿está bien?




Como la hora pico del almuerzo acababa de pasar, no había muchas notas de 5 mil yenes, y solo se le podía dar al cliente notas de 1.000.

Chiho contó las notas cuidadosamente frente a Yoshiya y se lo pasó a él.

— Aquí es 9.350 yenes. ¿Puedo poner todo en la misma bandeja?

— Está bien.

— Entiendo. Entonces, por favor espere en el lado derecho por un rato.

Después de completar la transacción, la pantalla en el área del mostrador hizo visible el tiempo de espera.

Los empleados tienen que colocar todos los pedidos en frente de los clientes antes de que la pantalla se ponga roja.

Era la temporada abril en este momento. Y lo más cálido estaba ligeramente encendido dentro de la tienda, por lo tanto, el postre que se funde fácilmente tiene que ser entregado de último.

Chiho confirmó que no había nadie más detrás de Kaori y Yoshiya, por lo que miró hacia la cocina.

En este momento, la crema mayonesa de la hamburguesa de mayonesa que ordenó Yoshiya ya había sido puesta dentro de la olla de aceite.

Tendría que ser frita por 20 segundos, luego se colocaba entre dos bollos de hamburguesa junto con huevo escalfado, lechuga y salsa especializada.

Así Chiho decidió manejar las patatas fritas que no eran afectadas fácilmente con la temperatura ambiente.

— ¡!

Sin embargo, después de ver la situación, Chiho cambió inmediatamente su dirección. Preparó en primer lugar dos tazas de cola, y llevó a cabo el postre del congelador y le quitó el hielo sobre él.




En este momento, las hamburguesas completas se deslizaron por la cinta de salida.

Chiho pulsa el botón “espere la comida en el asiento” en la esquina de la pantalla de espera, y después de poner las hamburguesas, bebidas, postres y soportar un plástico con un número escrito en la bandeja, puso la misma delante de los dos clientes.

— Lo siento mucho. Las patatas fritas son todavía se está preparando, por favor tomen esta placa de número y esperen en su asiento por un tiempo, voy a entregarles las patatas fritas recién hechas en un rato, ¿de acuerdo?

— Oh, eso es genial, parece que nos encontramos en el momento adecuado. Por el contrario, Yoshiya parecía feliz de que las patatas fritas no se hicieran aún.

— Lo siento, bueno, disfruten de su comida.

— Sí.

— Gracias, Sasa.

Inesperadamente, los dos caminaron directamente a la dirección de los asientos.

A pesar de que se volvió un par de veces, por lo menos parece que ella no les dio una mala impresión.

Al ver los dos de ellos elegir un asiento más lejos y al lado de la ventana, fue cuando Maou regresó al lado de Chiho.

— Chi-chan.

— ¿Cómo fue?




Lo que a Chiho estaba preocupándole era, por supuesto, la calificación de Maou.

En realidad, este trabajo fue prácticamente toda enseñado por Maou. Si ella cometía algún error, sería como dejar mal a Maou.

Pero, como para disipar las preocupaciones innecesarias de Chiho, Maou sonrió, asintió con la cabeza y dijo:

— Eso está muy bien, no esperaba que lo aprendieras solo después de enseñar una vez. No hay nada malo en absoluto.

— ¡…gracias a Dios!

Hataraku Maou-Sama Volumen 7 Capítulo 4 Parte 12 Novela Ligera

 

Una felicidad indescriptible llenó el corazón de Chiho, lo que la hizo apretar su puño inconscientemente.

— Yo había pensado que se podría haber atascado en el botón para la recepción libre y las patatas fritas, pero en realidad con calma y sin problemas terminaste el trabajo, parece que incluso si no estoy a tu lado, no tendrías ningún otro problema ¿verdad?

— ¿E-Eh? ¡No quiero eso!

Sin embargo, después de escuchar la segunda mitad de la oración de Maou, Chiho respondió por reflejo.

— ¿Eh?

— Oh, no voy a dejarlo así. Pero ya que aprendes rápido, tal vez Kisaki-san me pida que te enseñe con más profundidad las cosas… oh, las papas fritas están listas.

— ¡Ah!

En ese momento, el timbre que notifica que las papas están listas sonó, y unas doradas y alargadas papas empezaron a flotar en el aceite.

— Entonces después te enseñaré como echarle sal a las papas fritas, pues hay clientes esperando ahora, yo me encargo desde aquí.

Maou pasó las papas que había ordenado Yoshiya, quien todavía estaba esperando por Chiho.

— ¡……Uh!

A Chiho se le cortó la respiración cuando tocó ligeramente los dedos de Maou, pero Maou no pareció prestarle atención, y le pasó la bandeja y las servilletas a Chiho.

— No hay muchos clientes ahora, puedes hablar con ellos un rato.




— Eh, ¿de verdad puedo?

— Este bien mientras no sea por mucho tiempo. ¡Ve!

— De acuerdo, gracias.

Chiho hizo una reverencia y camino hacia el asiento donde Kaori y Yoshiya estaban esperando.

— ¡Gracias por la espera, aquí están sus papas medianas!

— ¡Oh!

Después de poner las papas fritas sobre la mesa y recoger el marcador (elemento que usan en el autoservicio que se recoge cuando llevan la comida), Chiho cambió su usual sonrisa laboral por su expresión normal y empezó a hablar ambos.

Ella sintió que la situación era muy incómoda.

—….huh, así que es más o menos así este lugar.

— ¿Eh? ¿Está bien que hagas esto?

Kaori lucía preocupada mientras miraba Maou, quien se encontraba detrás el mostrador.

— Si, Maou-san dijo que podía hablar un rato con ustedes.

— Oh, si es así, está bien.

Después Kaori asintió en admiración a Maou y de repente empezó a analizar a Chiho de la cabeza a los pies.

— Te queda bien.

— ¿Eh? ¿E-es así?

— Seguro, te hace ver más madura.

Yoshiya asintió ante la afirmación demostrando que estaba de acuerdo con la opinión de Kaori.

— ¡Eso, no es eso!

Chiho no podía hacer nada más que sentirse intimidada, así que recogió el marcador con un agarre tembloroso.

— Oye, Yoshiya, para de mirarle solo las piernas».

— ¡Idiota Tokai, no es eso! Es que a pesar de la apariencia y eso, el servicio es realmente bueno.

— Hmmm, bueno eso es cierto. Pienso que es un poco mejor que los colegas de mi antiguo trabajo.

— ¿E-es eso? Gracias.

Si es embarazoso ser visto así por amigos en el trabajo, ser tan generosamente alabado lo hace sentir más incómodo todavía.

— Después de ver esta escena, quisiera empezar a trabajar bien. Por lo que he oído de Tokai, este parece ser un buen lugar para hacerlo.

Aunque no se sabía que tan serio hablaba, cuando Kaori escuchó las palabras de Yoshiya inmediatamente le dio una mirada pétrea (o gélida) y dijo:




— Hay vas tu otra vez.

— ¿Que? Estoy hablando en serio.

— Incluso si lo tomas en serio, no es siquiera la mitad que Sasa. Al menos yo no tengo la confianza para trabajar aquí mucho tiempo.

— ¿Eh?

La inesperada respuesta de Kaori causó que Chiho y Yoshiya se sintieron confundidos. Después de todo, cuando Kaori escucho la descripción antes, ella dijo que podría permanecer más tiempo si estuviera aquí.

— ¡Sasaki-san! ¿Puedes venir un momento?

Entonces se escuchó un grito de Maou desde detrás de la barra. Chiho se apresuró a ir, quizá porque se había estado allí mucho tiempo.

— Disculpen, debo regresar.

— C-claro.

— Esfuérzate.

Chiho regreso dejando a las dos personas y se apresuró a ir hacia el mostrador.

— Sasaki-san, un cliente desea saludarla.

— ¿Eh? ¿Un cliente me está buscando?

Chiho se asomó para ver la cara del cliente, confundida…

— ¡Ah!

Chiho no pudo hacer nada más que aspirar una bocanada de aire.

La persona de pie hay era un hombre blanco con una corpulenta estructura física.

Era el hombre que una vez accidentalmente derramó cola sobre Chiho cuando ella solo era una cliente, y solo basándonos en los resultados, es una de las razones por las que Chiho comenzó a trabajar aquí.

— ¡Ah, hola! Antes de….

Aunque Chiho hablo japonés directamente…

— Este caballero dijo ‘No esperaba que empezara a trabajar aquí al final. ¿El documento de ese día está bien todavía?’.

Debido a la sincronizada traducción de Maou, apenas pudieron comunicarse.

— No lo he entregado todavía, pero es por el trabajo fuera de la escuela, siento que puedo dar un vistazo a lo que quiero hacer después de graduarme.

—…’En mi época de estudiante me sentía perdido acerca de mi futuro, porque no sabía que debía hacer. Pero soy diferente de ti, yo no intente resolver mi dilema durante la escuela, tuve un tiempo difícil, es solo hasta ahora que soy capaz de sentir orgullo de hacer un buen trabajo’.

— ¿Puedo saber en qué está trabajando ahora?

— Ugh. ‘Soy un comerciante especializado en la importación de plumas y pinceles japoneses en Helsinki. No hay otro producto en el mundo con mejor calidad que las plumas y pinceles japoneses’.

— ¡Oh!

Incluso Maou, quien estaba encargado de la traducción, estaba sorprendido.

— Helsinki… Eso está en Finlandia, ¿correcto?

Como respuesta a la pregunta de Chiho, el hombre asintió con una gran sonrisa.

— Él dijo que regresara a Helsinki mañana, pero se sintió preocupado por la situación de Chi-chan, así que decidió dar un vistazo en la tienda.

— Pero es gracias a ti que puedo trabajar en esta gran tienda. Aunque no conozco nada sobre el futuro, si usted tiene la oportunidad de volver a Japón por favor regrese de nuevo. Trabajaré duro y le daré buenas noticias en ese tiempo.

— Él dijo ‘De acuerdo, es un trato. Da lo mejor de ti, que todo lo que aprendas ahora sin duda te será de ayuda en un futuro’.

— ¡Si!

Chiho asintió una vez con fuerza y dijo.

— Ah, Maou-san.

— ¿Hm?

— ¿…puedes ayudarme a hablar con él, cuando vuelva la próxima vez?, trabajaré duro para poder hablar con él directamente

***

 

 

—…..

— Oye, Si hay un senpai alrededor probablemente no puedas continuar, ¿cierto? Normalmente, deberías abandonarlo por sentirte inútil de verdad. Si deseas dejar la escuela sin importar que, no quiero detenerte, pero al menos con tus habilidades no tienes los requisitos para trabajar aquí».

—……….

— ¿Yoshiya?

— Oye, Tokai.




— ¿Hm?

— ¿…dónde está Finlandia?

—…tú, olvidándonos de Helsinki, al menos deberías conocer dónde queda Finlandia… ¡La Península escandinava!…. ¡Norte de Europa!… Ni siquiera sabes eso, y de verdad esperas trabajar al nivel de Sasa, es realmente gracioso.

— ¿Hay alguien que vendría a Japón desde tan lejos para comprar plumas?

— Si el senpai no tradujo erróneamente, eso debe ser cierto. Incluso yo pienso que es así.




— ¿Por qué?

— ¡Cómo podría saberlo! Si te preocupa tanto, ¿por qué no le preguntas tú directamente?

— ¿Cómo lo hago?

— Parece que tienes que pedírselo a Maou-san, o usa ese inglés fracasado de la escuela o algo, ¿bien?

—…..

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios