Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 6

Capítulo 2: El Rey Demonio y La Héroe, Sienten Sospechas Por La Normalidad

Parte 6

 

 

Desde el exterior, Emi y Suzuno confirmaron el buzón que Sariel verificaba, y decidieron regresar a casa.

Pero parecía que el estado de Sariel estaba peor de lo que imaginaban.




Aunque ellas sabían las razones por las que él fue rechazado por Kisaki, lógicamente, ellas solo tuvieron que pensar las maneras de reparar su relación, pero Emi y Suzuno solo se habían visto con Kisaki un par de veces, por lo que tenían forma de pedirle que perdonara a Sariel.

Pero si esto seguía así, Sariel no llevaría a cabo su función como mecanismo de defensa, el cual podría darles una oportunidad a los demonios.

— ¿…Por qué tenemos que pasar por semejante dolor de cabezas haciendo cosas por el bien de proteger al Rey Demonio?

Emi murmuró con un sentimiento complejo en un tono que Suzuno no pudiese oír.

— ¿Eh? ¿Kisaki-san no vino hoy?




Cuando Chiho se cambió y se preparó para trabajar, descubrió que Kisaki no había sido vista en toda la tienda.

Luego de preguntarle al su superior en el mostrador…

— Ella dijo que quería salir durante el tiempo de descanso, ahora Maou está ocupándose del segundo piso.




Chiho recibió esa respuesta.

— ¿Con que es así? Está bien, incluso me gustaría ir al segundo piso pronto.

Aunque ella le había dicho a Maou que no se sentía confiada hace unos días, Chiho quería estar en el mostrador del nuevo modelo operacional.

Pero el superior dijo con una sonrisa irónica.

— ¿Con que es así? Luego de tomar el café hecho por Kisaki-san, no me gustaría ir más al segundo piso. Si alguien se queja de que el sabor es diferente al de la gerente, no sabría qué hacer.

— Tales cosas pueden suceder.

Chiho dio una sonrisa irónica porque todos estaban pensando lo mismo. Seguido a eso…

— Oye, ¿Qué quieres decir con quejarse? Eso debería decirse que es la opinión del cliente.

No se supo cuando regresó ellos solo la vieron, con su camiseta de empleada y su sombrero removido, con un chal resistente al sol sobre su camisa, estaba de pie sosteniendo una bolsa de una tienda de conveniencia.

— Ah, bienvenida de vuelta. Ha regresado rápido.

— Hola, Kisaki-san. ¿Acabas de salir?

— Tenía algunos asuntos privados que manejar. Lo siento, me gustaría quedarme en la habitación de empleados por ahora. Todo debería estar bien en el segundo piso,¿no?

— Si, Maou es capaz de manejarlo solo.

Kisaki miró el monitor que mostraba la situación en el segundo piso.

— Si, pero debemos hace que todos sean capaces de llegar al segundo piso tarde o temprano, o incluso yo no sería capaz de organizar los turnos.

— Bueno, Maou parece haber mencionado un tipo de licencia especializada en MdCafé, ¿no?

— ¿Licencia?

El superior dijo algo inesperado, luego Kisaki lo miró, y asintió con indiferencia.

— No es como si no pudieses entrar a MdCafé sin ella. Pero al menos, esas personas que participaron en la conferencia, deberían ser capaces de obtener un certificado de acreditación de buena apariencia.

— Certificado de acreditación… ¿es esa cosa ubicada en la foto de Kisaki-san que está en el segundo piso?

— Correcto. Es el único sitio para colocarlo dentro de la tienda, solo con eso, los clientes pueden saber que hay un empleado profesional en la tienda.

Como ella no prestó atención al contenido, Chiho siempre supo que el certificado con la foto de Kisaki, era uno para indicar el cargo dentro de la tienda. Kisaki imprimió otro folleto explicativo similar al que le dio a Maou y se lo entrego a dos personas.

— Batista de MgRonald… ¿Maou-san planea tomarlo?

— Si. Él se registró para esta conferencia muy rápido. Si todos están interesados, ¿les gustaría formar parte?

— ¿Podría ser capaz de preparar café como usted si participo en esto, Kisaki-san?




Chiho casualmente preguntó mientras leía el folleto, y Kisaki dudó un momento antes de responder.

—…Al menos, debería ser algo similar.

— Parece que ni siquiera estar cerca.

Su superior no parecía interesado, probablemente porque sentía algo en las palabras de Kisaki para sentirse algo desconfiado.

Chiho lo pensó por un momento, asintió, levantó la mirada y dijo:

— ¿Podría participar también? Aunque dice que se necesita una experiencia laboral básica en ella.

— Estará bien mientras exista una recomendación por parte del encargado de la sucursal. En tu caso, como no eres una empleada permanente como Maa-kun con su experiencia de gerente provisional, la conferencia no puede ser subsidiada, si no te importa que sea así…

— Parece interesante, me gustaría participar y ver.

— Con que es así. Entonces por favor, sella este formulario, y envíalo mañana. Si el registro se hace ahora, debería ser capaz de asistir a la misma clase de Maa-kun.

— Lo entiendo, gracias.

Luego de sellar el registro satisfactoriamente, ella caminó hacia la habitación de empleados y lo puso en su bolsa.




Queriendo entrenar sus habilidades y conocimientos como una empleada de MgRonald, este deseo no era falso.

Sin embargo, Chiho tenía otro motivo.




—…Me pregunto lo que realmente está pensando Maou-san.

Chiho quería encontrar un lugar donde Emi, Ashiya, o incluso todos los japoneses sin relación con Ente Isla no estuviesen cerca para confirmar la opinión de Maou acerca de la situación actual.

Aunque la respuesta a la confesión de Chiho aún no se sostenía, no porque ella fuese engreída, Chiho creía que Maou debía gustarle la vida diaria en la que ella estaba presente.

Cuando Chiho descubrió que Emi estaba preocupada por el futuro cuando se alojó en la habitación de Suzuno, ella de repente sintió curiosidad por lo que Maou pensaba.

Pensando cuidadosamente en ello, desde el principio, Maou nunca fue hostil con Emi.

Aunque él intentó destruir la humanidad y conquistar el mundo, justo ahora, Maou vivía en Japón y no parecía odiar a los humano.

Aunque no es como si no pudiese ir hasta el Rey Demonio y preguntarle a Maou, pero Suzuno definitivamente sentiría sospechas por esto. Incluyendo el hecho de que Emi era incapaz de sentir hostilidad hacia Maou, sobre la guerra iniciada por el Ejercito Demoniaco en Ente Isla en el lugar que Maou no conocía, la situación de Chiho por tratar de aprender hechizos inexistentes en Japón, y la vida diaria tan normal que estaba a punto de cambiar, ¿Qué pensaría Maou sobre eso?

Chiho quiso escoger un momento donde estuviesen solo ellos dos, y escuchar la respuesta de la boca de Maou.

¿Solo los dos…solo los dos…?

— ¿E-eso n-no e-es u-un…?

— ¿Tienes algún problema?

— ¿Eh?

Chiho, cuyos pensamientos se movían más y más de la dirección original, saltó debido a que alguien de repente inicio una conversación con ella.

Volviéndose, la mirada de Chiho se encontró con Kisaki, quien había llegado desde atrás, actualmente se apoyaba contra la mesa y comía algo como un emparedado de la tienda de conveniencia.

— Murmuraste algo luego de sostener el formulario de registro, lo mereces. Si olvidas que estas en horas de trabajo en estos momentos, estarás en problemas, ¿sabes?

— Ah, ¿E-estuve imaginando por mucho tiempo?

Chiho, sonrojada, se palmeó sus mejillas porque estaba muy avergonzada.

— Hasta el punto de darse cuenta de que no eras la Chi-chan de siempre.

Kisaki sonrió irónicamente y tomó un sorbo del te rojo que había en la botella PET.

— ¿Has estado realizando pruebas académicas luego terminar las vacaciones de verano?

— ¿Eh, por qué pregunta eso?

Chiho estaba confundida debido a la pregunta que surgió de repente.

— ¡Oh, cielos! Es porque parece que tuviese problemas recientemente. Aunque es lo mismo ahora, desde la reapertura, has estado mostrando una expresión reservada con las personas que han llegado a un ‘embotellamiento’. Y cuando ríes, tus cejas no se mueven en lo absoluto.

Aunque ella intencionalmente ocultaba sus preocupaciones, ella podría ser descubierta fácilmente por Kisaki, quien lógicamente no sabía nada, parecía que ella fuese una persona muy simple.

— Realmente es fácil de verlo. Aunque esto no me gusta, me he sentido un poco preocupada últimamente también. En momentos como este, de forma extraña, el tener los mismos sentimientos

— ¿También te has sentido preocupada, Kisaki-san? Es difícil de imaginar.

— Oye, oye, oye, también soy una persona, ¿sabes? Por supuesto hay momentos en los que me preocupo. Huh, aunque frecuentemente tengo en cuenta que acciones tomar, he de mostrar como si no he perdido mi estilo de vida.

Kisaki dio un gran mordisco a su emparedado, y lo combinó con el té rojo, tragándolo todo de golpe.

— Permíteme que una persona con aproximadamente 30 años de edad, aconseje a una joven con poco más de 10 años. Todo irá bien al final. Mientras no se refiera a la vida, no es fácil hacer que las cosas sean irreversibles.

— ¿Si?

— Aunque no fallaras mientras no tomes acciones, de ser así, nada cambiará. De lo contrario, mientras estés dispuesta a tomar acciones, el cambio sucederá sin importar si tengas éxito o fracases. Si temes el cambio, entonces sería doloroso vivir en esta era.

— Pero…no tengo… miedo del cambio…

Luego que Kisaki viera a la preocupada Chiho, ella asintió ligeramente.

— Si eres incapaz de encontrar inmediatamente una respuesta tras preocuparte, entonces centra tu atención en trabajar con lo que tienes frente a ti. Lo que deberías hacer ahora es el trabajo de MgRonald frente a ti.

— Ah, e-está bien. L-lo siento, por estar sin hacer nada.

Luego de ver la hora, Chiho descubrió que ella se había sentido irritada en la habitación de empleados por casi 10 minutos.

Viendo la espalda de Chiho mientras corría fuera de la habitación de empleados, Kisaki suavemente tomó el resumen de entrevistas de empleados des cajón.

— Hmmm…

Mientras leía el historial de Chiho, Kisaki pensó en Maou, quien ahora se encontraba trabajando en el segundo piso.

— ¿Chi-chan también desea participar en la conferencia?

Maou escuchó de Kisaki, quien había terminado su descanso y vuelto a trabajar, las noticas sobre el deseo de Chiho de participar en la conferencia de Barista de MgRonald.

— Si, y lo tomará el mismo día que tú, Maa-kun, es una oportunidad muy rara, ambos asistirían juntos.

— Es cierto, vamos a encargarnos de eso entonces.

Kisaki inclinó su cabeza hacia Maou, quien respondió de forma muy relajada y de repente preguntó.

— Oh si, Maa-kun, ¿sabes cuándo es el cumpleaños de Chi-chan?

— Eh, no, no lo sé.

Incluso si él se sintió un poco confundido, Maou inmediatamente respondió la pregunta repentina de Kisaki.

Viendo la expresión verdaderamente franca de Kisaki, Maou inmediatamente sabía que había dicho algo malo.

— Supuse que serias demasiado denso, o si Chi-chan estaba un poco equivocada, es difícil de decirlo.

— ¿Eh?

La respuesta vacía de Maou hizo que Kisaki sacudiera su cabeza como si se estuviese rindiendo.

— Solo puedo decirte que se acerca. Después de todo, en esta edad, no podemos descuidar los datos personales de los empleados.

— ¿Ah sí?

Por supuesto, Maou sabía que en el conocimiento común de Japón, existía el hábito de celebrar los cumpleaños. Sin embargo, incluso así, él nunca le había prestado mucha atención a los cumpleaños de otros.

— No estoy muy segura por qué, todo el tiempo los veo a ambos, siento que Chi-chan te ha ayudado demasiadas veces, Maa-kun. Solo trátalo como un intercambio de su amabilidad, y muéstrame tu masculinidad.

— S-si…

— De todas maneras, la razón por la que Chi-chan ha estado actuando extraño últimamente, ha de deberse a algo que tiene que ver contigo, ¿bien?

— ¡!




Maou no pudo evitar mirar el perfil de Kisaki.

Aunque Maou no pensaba que Chiho le haya dicho la verdad a Kisaki, parecía como si el Rey Demonio no le pudiese ocultar nada a Kisaki tampoco.

— Lo se aunque ninguno de los dos diga nada. Se siente como si la atmosfera entre ustedes ha cambiado mucho antes de la reapertura.

— ¿…Eh, si?

— No es algo malo. Los humanos se pierden y se preocupan sin importar la edad. Pero de existir alguien junto a ellos durante esos momentos, podría cambiar notablemente los resultados.

Kisaki, que mostró una sonrisa ingenua, le dio un codazo a Maou.

— Ocasionalmente, deberías tomar la iniciativa y ayudar a Chi-chan a resolver sus problemas. Eso generaría una gran cantidad de puntos también.

—…Kisaki-san, a veces das la impresión de un tío anciano.




Maou reaccionó con todo su ser, pero Kisaki indiferentemente respondió.

— Esta incluso es una manera de manejar los problemas. Mientras la personalidad de la mujer cambia a la de un tío anciano, un montón de problemas se ahorran. Aunque es difícil encontrar una pareja siendo así.

Era difícil reaccionar a esa pregunta.

— De todas formas, mientras puedas obtener la licencia de Barista de MgRonald, entonces las personas que puedan asistir al segundo piso aumentará. Aunque no debería ser difícil, asiste y aprende.

— ¡Entendido!

Quizá ella sintió la duda de Maou, por lo que Kisaki continuó con el tema.

— Pero un obsequio… ¿Qué tipo de obsequio debe darse?

Incluso en los ojos de Maou, comparados con los de la chica de edad similar, la personalidad de Chiho estaba obviamente cultivada de una manera más saludable, por lo que darle algo demasiado femenino podía ser poco práctico.




— Pensándolo de modo práctico, podría ser 10Kg de arroz y ensalada dentro de una caja decorada.

— ¡No es como si fuese el Festival Fantasma! Kisaki refutó de una forma asombrosa.

— Pero por los accesorio, el sabor difiere de persona a persona, incluso si quiero darle libros con popularidad reciente, Chi-chan podría ya tenerlos, incluso así, ¿el darle flores no haría más fácil que las personas lo malinterpreten?

— Es cierto, basado en la distancia sutil entre ustedes, quizá sea algo difícil.

Kisaki incluso lo pensó por un momento, pero por supuesto, elle no tenía intenciones de decirle a Maou cuál era la respuesta.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios