Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 5

Capítulo 2: El Rey Demonio, Habla De Su Relación Con Las Demás Personas

Parte 6

 

 

Con respecto a la verdadera identidad de la dama vestida de blanco, Emi tenían una posible respuesta. Pero incluso si eso era correcto, no había garantía de que ella usase ese nombre en el hospital.

Emi intentó investigar el aire a su alrededor, pero no sintió ningún tipo de magia sagrada o poder demoniaco, poderes que no eran normales en Japón.




Si ella fuese descubierta mientras aparentaba visitar a un familiar, dañaría su vida social, y en eso Emi comenzó a tener pensamientos negativos que no coincidían con el estilo de una Héroe, y forzó su cerebro para encontrar maneras de entrar en el hospital e investigar…

— Erhm… no puede ser, Yusa-san, ¿cierto?

Alguien de repente detrás de ella comenzó una conversación, haciendo que el corazón de Emi casi saltase hasta su garganta.

— S-si… ¿eh?

— Oh, cielos, después de todo si eres Yusa-san… que coincidencia. Dime, Yusa- san, ¿Tienes algo que hacer en este hospital?




La persona que saludó a Emi, era una de las que ella menos se esperaba.

— ¡Oh! ¿Usted es la madre de Chiho?

Esa persona era la madre de Chiho, Sasaki Riho.

¿Por qué ella estaba aquí, y había salido del hospital?

— Aunque no se lo he dicho a nadie… ¿trabajas cerca de aquí?

— Ah, sí, erhm, eso es correcto.

Como ella no podría decirle la verdad a la otra persona, Emi respondió vagamente.

Sin embargo, aun asi, ella había descubierto algo extraño en las palabras de Riho.

— Erhm… disculpe la pregunta, pero, ¿con respecto a no haberle dicho a nadie, significaba que algo había sucedido?




Emi preguntó.

Riho que parecía un poco molesta mostró un rostro ansioso como si en cualquier momento pudiese comenzar a llorar.

Emi al verlo, de alguna manera tuvo un mal presentimiento.

— Yusa-san, ¿estas libre ahora? Si es conveniente, ¿habría problema si me acompañas a hacer un pequeño viaje?

Luego que Riho dijera eso, ella se volvió hacia el hospital, mirando su espalda, la sensación de Emi se comenzó a convertirse en un pensamiento firme.

Riho caminó en línea recta e invitó a Emi a tomar el elevador. En ese momento, por primera vez, Emi se percató que en la manga de Riho había una insignia de ‘visitante’, lo que significaba que ella estaba allí para visitar a un paciente y había sido representado en su manga.

Luego de tomar el elevador, el cual se produjo después de un largo tiempo, Emi, que había recordado no haber apagado su celular, miró dentro de su cartera.

— ……

La luz que venía de la pequeña botella dentro de su cartera cambiaba rápidamente de ángulo.

Parecía como si el fragmento de ‘Yesod’ estaba realmente en el hospital después de todo.

— Por favor, ven por aquí.

En ese momento, los latidos de Emi se volvían más ansiosos y agitados que aquella vez cuando emboscó la Fortaleza del Rey Demonio en Ente Isla.

El cuarto de paciente al que Riho había traído a Emi tenían un cartel en el que tenía escrito: Sasaki-san.

En la habitación, había cuatro espacios separados por cortinas, Riho se acercó a uno de ellos, abrió la cortina lentamente, luego agitó su mano a Emi.

— ……..¡!

Emi tomó un gran aliento.

***

 

 

Ya sea que fuesen desde Hanamaru Udon o desde la estación, ellos podían llegar a la sede principal de Yodogawa Bridge Home Appliances en Shinjuku-Nishiguchi en menos de 5 minutos. Se trataba de una enorme tienda de electrodomésticos que estaba directamente frente a la estación de autobuses de larga distancia Keio.

En Shinjuku-Higashiguchi, Sakurabaya, quien había abierto un edificio especializado en ventas para poder preservar su individualidad, ya había detenido sus operaciones, y actualmente solo dos tiendas, BIG CAMERA y LABIT, Amada Denki estaban compitiendo unas con otras, pero en Nishiguchi, se podía decir que estaba el campo de Yodogawa Bridge Home Appliances.

Aun asi había algunos puestos de electrodomésticos que están dirigidos a áreas especializadas como tiendas de cámaras alrededor de la zona, pero basándose en la fuerza general, Yodogawa Bridge Home Appliances es, sin duda, el gobernante de Shinjuku-Nishiguchi.

— Esta es una tienda al servicio del Rey Demonio después de todo. Maou examinó el lugar y dijo alegremente.

Aunque solo habían comprado una lavadora, un refrigerador y usando los puntos una lámpara; eso realmente no podía llamarse un servicio, pero de igual forma la tarjeta Yodogawa Bridge de la Fortaleza de los Demonios ya tenía acumulado una gran cantidad de puntos.

Como esa tarjeta ya tenía un valor de 6.139 yenes en Yodogawa Bridge, esperaban comprar cosas allí la próxima vez usando esos puntos para ahorrarse un poco de dinero.
Considerando esa fuerza de marketing repetitiva, no era de extrañar que las empresas pondrían sus mayores esfuerzos en hacer que los clientes obtuviesen una tarjeta de puntos.

Después de todo, mientras ellos sigan gastando, y antes de poder usar sus puntos, comienzan a pensar que hay más puntos que harían que las personas quisieran comprar en la tienda continuamente.

— Oye, Ashiya, ¿Hay algo en la Fortaleza de los Demonios que pueda acumular puntos?

— No pienses en cosas innecesarias, solo centra tu atención en los productos frente a ti.

Ashiya lo ignoró. Era como si tuviese los ojos bien abiertos, examinando los folletos de otras tiendas.

Incluyendo Yodogawa Bridge Home Appliances, lo folletos de cada tienda naturalmente tenían un eslogan ‘incluso si es 1 yen, mientras otras tiendas son más baratas que estas….’ o algo similar en ellos.




Una vez Ashiya vio ese eslogan, sin importarle el clima caliente, corrió especialmente hacia Higashiguchi por su cuenta, y tomó los folletos de todas las tiendas que eran competencia y regresó.

— Los ojos de Ashiya-san están muy serios. Rika, viendo a ese Ashiya, sonrió con ironía.

— Pero, no es tan diferente en realidad, ¿cierto? No hay necesidad de comparar ese tipo de medidas..

— No, siento que lo que Ashiya-san hizo es correcto.

Aunque Maou sentía que no había necesidad de ser tan quisquilloso acerca de unos cientos de yenes, Rika apoyó directamente el método de Ashiya.

— Como las mismas tiendas los dijeron, entonces definitivamente debemos usar esos puntos cuidadosamente, ¿cierto?

— ….Sobre eso, aunque en teoría sea correcto, se siente como si estuviésemos regateando demasiado…

— ¿Eh?

Rika intencionalmente cruzó sus brazos frente a ella, y explicó de una manera muy seria.

— Comprar cosas es un tipo de comercio. El comprador quiere obtener cosas económicas tanto como sea posible, mientras el vendedor espera vender todo a un alto precio.

Para el vendedor, la cantidad que debería comprometer mediante algunos métodos, y el motivo por el que el cliente usa la negociación para que el vendedor asegure esa cantidad, es un tipo de negocio. No existe nada más importante que obtener información.

— Negociaciones, ¿eh?

— Y siento el por qué las personas piensan en regatear, y es porque los Tokiotas sienten que ‘la reducción de precios’, puramente solo reducen los costos.

— ¿Eh? ¿Realmente eres de Kansai?

— ¿No te lo dije antes, Maou-san? Nací en Kobe. Rika se señaló a si misma mientras explicaba.

— ¿…..Que es lo que realmente recortan ustedes en MgRonald?

— Deja de jugar, he sido cuestionado sobre esto bastantes veces por los Tokiotas.

Incluso si esto era un hecho importante para Maou, Rika parecía no tomar la situación seriamente.

— En conclusión, ¿Cómo debería decirlo? Sobre la reducción de precios, esta, actualmente es una negociación para ser capaces de ver claramente la relación desde ahora.
— ¿Ver claramente las relaciones?

— Si, por ejemplo…

Rika observó cuidadosamente al resto de los clientes en la sección de televisores.

— Allí, hay un par de personas y un vendedor de aproximadamente 50 años de edad, ¿puedes verlos?

Luego de mirar en la dirección que Rika indicaba, Maou asintió en respuesta.

— Ese vendedor se siente muy habilidoso. Para esos términos que las personas mayores encuentran difícil de entender, él podría explícales detalladamente con términos laicos. Para ti, Maou-san que trabajas en una industria de servicios, debería ser fácil entender que ese tipo de personas pueden dejar fácilmente una buena impresión ante los demás, ¿cierto?

— Si, si ellos no tienen el conocimiento completo acerca de los productos, y la voluntad para servir, definitivamente no podrían ser capaces de cumplir esa normativa.

— Pero mirando a ese vendedor, ¿A quién crees que le esté hablando?

— ¿Qué a quien le habla…?

Desde el punto de vista de un observador, parecía que el marido estuviese preguntándole al vendedor algo, y que el éste le respondiera a la otra persona de una manera excelente.

— Aunque se trate del marido haciendo una pregunta, parece que el vendedor le esté respondiendo a la esposa todo el tiempo.

Suzuno, quien observaba en la misma dirección, expresó sus pensamientos.

— Es porque el vendedor sabe que la persona clave para ganar la compra, es la mujer.

— Asi que, ¿eso quiere decir que la cartera del marido es manejada estrictamente por su esposa?

Maou respondió con un gesto, mientras que Rika se encogió de hombros y sacudiendo su cabeza dijo:

— No, no. ¿No será porque realmente los hombres… son como un televisor, el cual toda la familia usa?

— ¿Eh?

— Lo que quiero decir es, que dejar que la persona que sabe decida comprarlo, y comprar luego de obtener el consentimiento de los usuarios, otorga una sensación, después de la compra, completamente diferente en cada caso.

Ashiya, quien estaba mirando la propaganda de los folletos, le explicó a Maou, quien lo miró como si no entendiese.

— Si le permiten al marido entender el producto primero y comprarlo antes que la esposa lo comprenda, surgirá una diferencia de pensamientos entre los dos sobre la compra. Mientras ellos puedan hacer que la esposa, quien mira como si no se la llevase bien con las maquinas, acepte el trato, allí serían capaces de comprar de una manera más alegre. A juzgar por la situación, el marido ya se ha decidido a comprarlo.

— Como era de esperar de Ashiya-san, hay una diferencia en ser el jefe del hogar después de todo.

— Me siento halagado.

Ashiya no había levantado su cabeza y seguía mirando los folletos.

— Si realmente quieres hablar sobre ello, esto se tomaría como una relación con lo que Suzuki-san hablaba del regateo. Siempre y cuando lo expliques apropiadamente y obtengas el conocimiento de la esposa, y luego proporciones algunos descuentos o maneras de incrementar puntos, entonces el acuerdo se creará. De lo contrario, el cliente puede ser capaz de recibir una buena experiencia en compras que no solo surge por un servicio cuidadoso, sino que obtiene buenos tratos también. Si ves este tipo de tiendas, ¿Qué tipos de sentimientos obtendrás?

— ¿Qué tipos de sentimientos….?

— Quizá los pensamientos que desarrollaras sean ‘Compremos aquí la próxima vez’. Lo que no tiene nada que ver con la recolección de puntos.

Suzuno estaba un paso más rápido que Maou en comprender lo que Ashiya trataba de explicar.

— ¡Correcto! Y más aún cuando el vendedor le recuerde al cliente que cuando regresen, la próxima vez será incluso más perfecta.

Rika asintió satisfecha, aprobando la respuesta de Ashiya y Suzuno, y Maou solo, quien era capaz de entender, miró más allá del par de personas mencionadas en la conversación. Parecía como si el vendedor les trajese a las dos personas la barra de entrega, y les establecía un gran número de problemas.

— Al final, los cortes de precio significan que, ‘Seré tu cliente regula, asi que otórgame descuentos’. Y asi, el resultado de la tienda es convertido en un sistema de tarjetas de puntos. Con dicha cosa, incluso los Tokiotas introvertidos, serían capaces de pedirle directamente a otros que les ofrezcan descuentos, ¿Cierto?

Rika usó su mentón para señalar la tarjeta de puntos que Maou cargaba en su mano de forma muy preciada.

— Ehhh…

— Por supuesto, esto no significa que la tienda descuidadamente comience a dar descuentos. Ellos con frecuencia necesitan encontrar la línea que pueda minimizar sus pérdidas mientras hacen que los clientes regresen. Asi los recortes de precios son actualmente un tipo de ‘negociación’. Las tías de Osaka son increíbles, ¿sabes? Aunque la gente tiende a decir que ellas son las representantes de Japón por la tacañería, pero mientras las tiendas puedan obtener buena gracia, esas personas llevaran a sus familias cada vez y gastarían mucho. Pera esas tiendas, si hay una oportunidad para hacer mayores ventas de una pequeña ganancia, por supuesto tomaran una apuesta. Pues existe la posibilidad de que ambas partes queden satisfechas en un futuro, ese es el por qué es posible reducir los precios con otras personas en Kansai.

Debido a las expresiones de Maou y Suzuno, para ellos, las palabras de Rika eran como un concepto que viniese de otro mundo.

— Aunque ambas partes estén tratándolo como un negocio, el ser capaz negociar con cálculos cuidadosos y encontrar lugares donde el compromiso sea posible al nivel de los sentimientos humanos, es el actual ‘negocio de recorte de precios’. Pero en las cabezas de los Tokiotas, ellos solo piensan acerca de disminuir los precios en papel, y esos que no desean recortar los precios no lo harán en lo absoluto, y a los ojos de otros, ellos aun sienten que eso es una ganga. No solo se conforman con el punto de vista del cliente, ya que la otra parte quiere darnos cosas tan agradables, por lo que definitivamente usaríamos el ‘hablar de negocios’ para atacar de manera proactiva.

— Cada, cada uno de los puntos de vista son un poco diferente, ¿eh?…. pero, hablando de esto…

Maou que pareció haber recordado algo, dijo:

— Cuando compre por primera vez la lavadora y el refrigerador, aunque nunca dije nada, la otra persona automáticamente hizo desaparecer la cantidad debajo dígitos de mil.

Es ese el mismo principio?

— Debería ser el momento adecuado, creo yo. ¿Cuándo los compraste?

— Era más o menos a principios de verano…

— Entonces es posible. En ese tiempo, la ola de primavera en casa había pasado, era ese era el periodo donde los electrodomésticos estaban teniendo ventas sin brillo. Como en esa oportunidad, compraste una lavadora y un refrigerador de una sola vez, por supuesto el vendedor debió mostrarte su lado bueno.

— …Entonces, ¿es ahora el momento para comprar un televisor?

¿Qué tipo de respuesta esperaría Ashiya al preguntar eso?

— No se consideraría mal, supongo. Antes de pasar a la era de adaptación completa de los televisores digitales, ellos esperaban incrementar las ganancias de las ventas de televisores, además…

De repente, Rika se volvió hacia Suzuno.

— ¿Hm? ¿Qué sucede?

— Erhm…

Rika señaló a Ashiya, y dijo después de distanciarse un poco de Suzuno.

— Debes observar a Suzuno muy de cerca, ¿Okay?

— ¿P-p-por qué…?

— Pensándolo muy bien, ¿su presupuesto es de cuánto?

— Me pareció que felizmente dijo que 70.000 justo ahora… Cuando dijo eso, Ashiya de repente levantó su cabeza.

— ¡B-bien! Mientras nosotros vamos a buscar al mismo vendedor…

— ¡Hagan lo mejor!

Rika, quien había aportado todas sus ideas, le palmeó la espalda a Ashiya, quien se había enterrado en los anuncios con rostro de piedra, cambiando su expresión, mostró una sonrisa carente de felicidad e inconscientemente tomó la mano de Rika.

— ¡¡Gracias, Suzuki-san, fue una gran idea decirte que vinieras después de todo!!

— ¡Kya! Eh, ah, eh, eh, s-sí, no lo menciones.

Debido a la repentina acción de Ashiya, Rika instantáneamente se volvió roja y miró su mano que estaba siendo sostenida.

— Intentaré hacer lo mejor para presionar el presupuesto y comprar un teléfono celular de los 41.239 yenes. ¡Te veo luego!

— ¡Kya, Kyah!

Después de mostrarle una gran sonrisa a Rika quien había gritado de forma extraña, Ashiya rápidamente corrió al lado de Suzuno.

— ¡Kamazuki Suzuno! ¡Vamos a mirar los alrededores juntos!

— ¡Que repentino! ¿Qué sucede? ¡No, no me empujes, déjame ir, asqueroso!

— ¿…..Que es esto?




Maou miró entre Ashiya quien sostenía a Suzuno y corría dentro de la tienda, y Rika quien estaba congelada en su lugar con su cara totalmente roja.

— Oye, ¿Qué fue exactamente lo que le dijiste a Ashiya?

— …………..

— ¿H-hola?

Maou intentó sacudir su mano frente a Rika, pero ésta no reaccionaba aun.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios