Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 5

Capítulo 2: El Rey Demonio, Habla De Su Relación Con Las Demás Personas

Parte 3

 

 

De esa forma…

Emi abrió la cremallera de uno de los bolsillos de su cartera y usó sus dedos para remover una pequeña línea de piedra de allí.

Eso era algo más pequeño que una canica, uno de los fragmentos del Yesod que había cambiado su forma.

Este fragmento, inicialmente constituía el borde de la preciosa espada que Kameo llevaba con él, pero Maou le explicó las razones por las que no lo necesitaba y se lo confió a Emi.

Lo más sorprendente de todo era, que incluso Alas=Ramus quien había visto el fragmento, no mostró ningún interés en él.

Pensando cuidadosamente en ello, esta era la primera vez que Emi sostenía un fragmento normal. Considerando la conexión que Alas=Ramus tenía con ella hasta ahora, Emi dedujo que podía usar algún método para extraer el poder de los fragmentos, y dejar que Alas=Ramus los atraiga unos a otros.

Tal como en ese momento dentro de la Fortaleza de los Demonios en Ente Isla, hubo una atracción entre la Espada Sagrada de Emi y Alas=Ramus.




Aun asi, Emi decidió buscar los fragmentos de ‘Yesod’ que pudiesen estar presentes en Japón hasta ahora.

Aunque Emi no tenía ningún conocimiento hasta el momento, Maou había mencionado algunas cosas que tenían relación con los fragmentos del ‘Yesod’.

Esa preciosa roca tenía la capacidad de permitirle a Alas=Ramus recuperar sus poderes.

Y la persona que la sostenía, conocía el nombre de Alas=Ramus.

Ese día, en el Tokyo Dome City Emi conoció a la chica que vestía un traje blanco y llevaba puesto un anillo con una roca purpura.

Quizá ella es…

— En estos momentos…. creo que es mejor no pensar mucho en ello… Emi sacudió su cabeza como si se estuviese recordando de ese hecho. La otra persona era alguien que no debería existir.

Alguien que solo existía en rumores que los demás habían difundido. Alguien que estuvo a su lado hace unos días, pero no por venirla a ver. Esa persona podría ser…

— Bueno, posiblemente no puedo tomar la espada sagrada en medio de la calle…

Cuando Emi recibió el fragmento en Choshi, ella ya había decidido como haría para usarlo.

Los fragmentos de ‘Yesod’ se atraen los unos a los otros.

Pero los únicos fragmentos de ‘Yesod’ que Emi poseía, consistía en la evolución de la Espada Sagrada, Better Half – Alas=Ramus – y la Armadura Repelente del Mal.

No importaba cuanto pudiese suprimir su magia sagrada, Emi era incapaz de reducir el tamaño de la espada sagrada a la medida de un cuchillo. Y si la emanación de magia sagrada bajaba hasta cierto nivel, la espada sagrada no podía mantener su forma.

Si ella quisiera usar el fragmento que estaba incrustado en el mango de la espada sagrada, sin importar que, ella haría que la espada se materializase. Si esa dama vestida de blanco residían en alguna ciudad de Japón, entonces Emi, quien agitaba una espada por todos lados en medio de las calles, definitivamente seria reportada por la policía y terminaría siendo arrestada.

Sin embargo, si hablamos de la situación de Alas=Ramus, el fragmento de la chica parecía ser una forma de luna creciente que se formaba en su frente.

Si ella usaba a Alas=Ramus para encontrar el resto de los fragmentos, entonces ese extraño haz de luz semejante al de un héroe intergaláctico usado para derrotar a los enemigos, seria emitido en su frente y por ende atraería mucho la atención de la gente.

Asi que, para la Armadura Repelente del Mal de la que ella no sabía dónde estaba su núcleo, no existía lugar para discutirlo en lo absoluto.

Al considerar esas opciones, el fragmento cuyo tamaño era como el de una almendra, solo podía ser mantenido en su cartera para transportarlo, y a juzgar por la situación existían muchos lugares diferentes para ocultarlo.

En esta época, no era nada raro ver un llavero brillante como accesorio.

Lo único que le preocupaba era que accidentalmente atrajera a Gabriel u otros poderes celestiales que rastreaban el origen de la reacción del fragmento una vez que ella lo usaba. Pero Emi sentía que la posibilidad de que eso ocurriese era muy baja.

Cuando Emi estuvo en Choshi, ella activo la evolución de la espada, Better Half y la potencia total de la Armadura Repelente del Mal.

Si se trataba de Gabriel, lógicamente el podría rápidamente detectar alguna reacción de la mujer vestida de blanco o de Alas=Ramus. Pero esta vez, no había señal de que él se mostrase.

En cuanto al hecho de que el fragmento había sido puesto cuidadosamente entre las joyas de la espada hecha por Olba, quien conocía donde se ubicaba Emi, y el hecho de que Kameo era quien la portaba, era muy sospechoso.

Aun asi, nadie podía asegurar quien estaba hablándole al Ciriatto mediante una comunicación con una bola de cristal, pero la otra parte probablemente poseía en sus manos uno de los fragmentos de ‘Yesod’.

Incluso, esa persona al otro lado no parecía tener ninguna intención de ponerse en contacto con Emi.

Claro, la otra parte simplemente podría dejar que Emi se moviese libremente y observase desde las sombras, pero la habilidad de Emi es suficientemente fuerte para derrotar a Gabriel. Sin importar que tipo de trucos usaran del otro lado, ella solo lucharía contra ellos.




‘Yo… en estos momentos quiero vivir de forma más inteligente y pacifica…’

Mientras se sentía un poco deprimida con ese pensamiento, ella dejó el edificio donde trabajaba y se dirigió a la estación Shinjuku. Originalmente había una escalera que conectaba con la parte delantera del túnel desde donde Emi trabajaba, pero como Olba y Urushihara lo habían colapsado un par de meses atrás, el lugar aún mantenía acceso restringido.

— Hubiese aire acondicionado si pudiese ir por el paso subterráneo. – Emi susurró tristemente y en lugar de ir a la puerta este de la estación Shinjuku, la cual estaba más cerca del distrito financiero, ella se preparaba para ir a la nueva puerta sur donde se encontraban ubicados los puestos de tickets para los buses de largas distancias.

Después de caminar en dirección a la puerta sur, y bajo el paso elevado que siempre estaba en construcción, Emi subió directamente las escaleras que conectaban con dicha puerta, luego se dirigió hacia las puertas automáticas de uno de los enormes almacenes de gama alta, Takashidaya16.

Emi respiraba levemente cuando se encontró con el aire acondicionado de la tienda. Ignorando los bolsos de marca, zapatos y accesorios alineados a los lados de la tienda, se adentró más en el edificio.

Pasando a través de la ropa de gama alta, Emi entró en un espacio decorado con un tema verde oscuro y que estaba lleno de una variedad de mercancías.

Ese lugar estaba separado de Takashidaya con una escalera. Aun asi, ambos estaban localizados en el mismo edificio, pero el sentimiento que producía era de estar en otro espacio completamente diferente.

Tokyo Hands Shinjuku Branch.




Era una tienda dividida por departamentos que decía proporcionar inmobiliaria y materiales para la vida urbana.

Desde elementos de carpintería, electrónica, relojes, materiales de cuero, piedra, productos al aire libre, cajas de herramientas, accesorios y materiales, mercancía variada, y cachivaches; se podía decir que Tokyo Hands tenía una amplia variedad de productos.




Emi tomo la escalera y fue hacia el nivel donde se vendían diversas rocas minerales y fósiles coloridos.

Primero compró una pequeña botella que tenía un corcho de madera suave cuyo fin era el de almacenar cualquier tipo de rocas minerales, luego se dirigió a la sección de herramientas de accesorios y compró una pequeño cable que se usa para hacer cadenas y cualquier pieza de metal.

Tras hacer eso, Emi caminó directamente fuera del Tokyo Hands situado en Takashidaya, y fue directo al edificio Yoyogi Docodemo donde se encontraba la oficina de negocios y comunicaciones.

Ese edificio, el cual las personas recordaban como el mayor rascacielos de las primeras épocas de América, tenía una tienda Umami Burger17 en su planta, Emi entró allí, bebió su té y luego colocó sobre la mesa los materiales que había comprado.

— Ya está hecho…

Luego de agregar un llavero en el pequeño corcho de la botella, y colocar dentro de la misma el fragmento de ‘Yesod’, ante los ojos de los demás daba la apariencia de ser solo un pequeño adorno ligeramente extraño. Como no había necesidad de que brillase todo el tiempo, incluso si accidentalmente era visto por los demás, sería suficiente para engañarlos.

Comparado con llevar la espada sagrada, o dejar que la frente de Alas=Ramus brillase, esto era una muy buena opción.

Ya la tarde había pasado, y era aún muy temprano para la hora de la cena, aun asi no había muchos clientes en la tienda. Emi colocó la pequeña botella/llavero, la cual había terminado hace poco, dentro de su cartera, entonces le introdujo su propia magia sagrada al fragmento de ‘Yesod’ dentro de su bolso poco a poco.

La ‘Desarrollada Espada Sagrada, Better Half’, la ‘Armadura que Repele el Mal’ y ‘Alas=Ramus’ respondieron a la magia sagrada de Emi, incrementando el poder del fragmento como respuesta.

Recordando la situación cuando ella piso por primera vez la Fortaleza del Rey Demonio en Ente Isla, Emi cuidadosamente ajustó el poder para que la gente a su alrededor no se percatara del brillo de su magia sagrada.

— ¡Éxito!




Emi utilizó su mano libre para hacer una pequeña señal de victoria.

El fragmento de ‘Yesod’ dentro de la pequeña botella comenzó a brillar de un tenue color purpura al igual que la espada sagrada y la frente de Alas=Ramus. Después de eso, la luz brillo dentro del pequeño frasco apuntando en cierta dirección.

Por supuesto, todo ocurrió dentro del bolso de Emi, por lo que el rayo fue bloqueado inmediatamente dentro de la cartera, pero fue suficiente para conocer la dirección.

El rayo de luz brillaba al suroeste de Yoyogi.

En cuanto al distrito que se le venía en mente en esa dirección…

— E-esa dirección es de Sasazuka…

Ocurría en el área donde Emi, Maou y los demás llevaban a cabo sus actividades diarias.

— E-espera, aun no es algo seguro. Quizá sea demasiado apresurado… de todos modos, vamos a ver a donde acaba esto.

Ciertamente Sasazuka necesitaba tomarse en cuenta como tal, pero como solo era conocida por estar en dirección suroeste, no había garantía de que el haz de luz no se extendiera en dirección a la región de Okinawa.

La única cosa que podía ser confirmada era, que además del fragmento ubicado en la pequeña botella, la ‘Desarrollada Espada Sagrada, Better Half’, la ‘Armadura que Repele el Mal’ y ‘Alas=Ramus’, existía otro fragmento de ‘Yesod’ en la tierra.

‘Si la ubicación por la cual reacciona se encuentra al otro lado de la tierra, me pregunto en qué dirección apuntará ese haz de luz’.

Emi pensó acerca de esas cosas sin sentido, mientras caminaba fuera del Umami Burger.

Ella fue muy clara con respecto a eso.

Pensándolo bien, desde que la otra parte ya había hablado de antemano, si ella cambiaba de idea en el último minuto, terminaría metida en problemas.

La otra persona debería preocuparse por ello, pues cuando ella pensaba cuidadosamente, sus acciones al estar junto a esa persona era obviamente antinaturales.

Sin embargo…

— Anticipar que algún acontecimiento inesperado pueda suceder, es incluso cierto.

— ¿Sucede algo malo?

— No, no es nada.

Ashiya que estaba de pie junto a ella habló un poco preocupado, y Rika sacudió su cabeza con una sonrisa irónica.

Rika, quien estaba preocupada por como debía vestirse, eligió un vestido occidental corto con el cual no obtendría la misma atención que recibía al salir en pantalones, al final, combinándolo con las sandalias de goma que siempre usaba dio como resultado la elección perfecta.

Incluso si Ashiya estaba a su lado, frente a ella estaba Maou Sadao, a quien no sabía si ver como amigo de Ashiya o antiguo empleador, y la amiga de Emi, Kamazuki Suzuno.
Ashiya y Maou vestían un conjunto casual marca UNIxLO el cual parecía muy idéntico al que usaban en los encuentros que habían tenido anteriormente, y Suzuno como siempre, era la única que llevaba un kimono.

Si ella se motivara y vistiera algo distinto, entonces allí existiese una gran diferencia entre ella y los dos chicos.

Esto hacia que el traje de Rika apenas pudiese crear un balance dentro del grupo.

Los cuatro se encontraban en la boletería que estaba en la entrada este de la estación JR Shinjuku, pasaron por el paso subterráneo y se prepararon para ir hacia Yodogawa Bridge Home Appliances ubicado en frente del terminal de buses de larga distancia.

Originalmente Rika solo llevaba un pequeño bolso en la que tenía su billetera, teléfono celular y algunos productos de maquillaje, pero ahora estaba cargando una enorme bolsa de plástico en la otra mano.

Dentro de ella, había productos locales de Choshi, Sanma guisado, Saba e Iwashi.

Eran las delicias locales que Ashiya le había entregado a ella.

Antes de salir, Ashiya había llamado a Rika directamente para decirle eso.

Esos tres tipos de pescado cocido eran 100% ‘especialidades locales’ no importaba como lo vieras, no había otro significado en ello.

— Huh, olvídalo.

Rika sintió una sensación de calor distinta al calor de verano una sonrisa inconscientemente apareció en su rostro.

Ese regalo encajaba muy bien con el estilo de Ashiya.

Incluso si ella dejaba ese hecho de lado, para Rika, quien vivía sola, esos platos secundarios que podrían ser servidos con arroz eran beneficiosos para ella.

Pensando de esa forma, aunque diferente de la infancia donde una ligera sensación era suficiente, a pesar de que esto podría considerarse un tipo de crecimiento, también puede ser visto como una inspección en un sentido negativo.

— ¿Entonces? Finalmente, ¿Qué es lo que todos desean comprar?

Rika cambio sus emociones y preguntó con un tono de voz suficiente para que Maou y Suzuno pudiesen oír.

— Yo solo quiero comprar un televisor. Con respecto a estas dos personas, no estoy seguro.

— ¡Un televisor, un televisor!

Suzuno dijo con la certeza de no saber qué era lo que Maou pensaba comprar, pero expresó su objetivo de forma muy directa. Rika levanto su cabeza y miró el rostro de Ashiya a su lado, y sin importar lo que se interpretara, esa mirada parecía querer expresar lo contrario.

— ¿Qué hay de un teléfono celular?

— Eso… lo decidiré luego de ver el precio del televisor…

— ¿Qué pasa con el teléfono celular?

Maou volvió su cabeza y preguntó porque la pregunta de Rika despertó su interés.

— ¿No lo dije antes? Pues, Ashiya-san hasta ahora no ha tenido uno, por lo que originalmente le he estado dando consejos sobre algunos de ellos.

— ¿Cuándo hiciste ese trato?

Maou no sabía que Ashiya, Rika y Chiho los habían seguido hasta el Tokyo Dome City.

Ante los ojos de Maou, al igual que Emi, él sentía que Ashiya y Rika repentinamente se había vuelto muy cercanos, por lo que se molestó al no saber cuándo habían acordado eso.

— Pero acerca del televisor, no estoy segura de poder darte algún consejo, ¿Okay? Mi casa solo es capaz de tener instalados televisores digitales, y no he indagado mucho sobre ellos.

— No, ya es muy importante con que tengas un televisor, Suzuki-san. ¿Tú misma lo compraste?

El apartamento de Rika está situado en Takadanobaba, y el delgado televisor LCD que tenía fue comprado con los ahorros que obtuvo después de venir a Tokio.

— Si, es un Toshiba RAGZA. Incluso se trata de un modelo antiguo de televisión digital, de esos que tienen puertos de video independiente y analógico, pero aun asi recientemente logré comprarme un reproductor Blu-Ray.

Mientras hablaba, Rika comenzó a presentarles el para el televisor de su casa.
Sin embargo, los tres comenzaron a mostrar miradas confusas pues no entendían lo que Rika estaba diciendo.

— Erhm…

— Incluso si Rika-dono pudiese encontrarlo, resulta difícil de creer… Suzuno aclaró su garganta, y luego dijo ese tipo de declaración inicial.

— Honestamente, nuestro conocimiento sobe electrodomésticos se encuentran en el periodo Showa.

— ¡Solo tú eres asi!, ¿o no?

Suzuno ignoró la refutación de Maou.

— Huh… es lo mismo cuando fui a comprar un teléfono celular, como debería decirlo… aunque la otra persona lo explica después de confirmar cuanto conocimiento básico poseo, si me dices que lo que este modelo puede hacer y lo que contienes, básicamente no entendería el significado de ‘lo que es’.

— Con respecto a eso, tengo algo que me gustaría consultar con Kamazuki-san primero…

— ¿Ese Toshiba se refiere a la fábrica de los electrodomésticos?

— ¿Incluso desconoces esa información?

La pregunta de Ashiya hizo que Rika quedara totalmente anonadada.

— E-espera un momento, espera un momento. Estoy comenzando a pensar que estar en una tienda de electrodomésticos como esta, es muy peligroso.

Rika se detuvo y luego de pensar por un rato, levantó la cabeza y dijo:

— ¿Y-ya yodos almorzaron? ¿Por qué no vamos a comer algo primero, y nos tomamos el tiempo para repasar algunos conocimientos básicos?

— Ah… ¿Ya es la hora? Realmente no tengo apetito debido a este clima tan caliente, por eso lo olvidé.




Maou se secó el sudor de su frente y asintió expresando su agradecimiento.

— Yo aún no he comido nada… pero…

Suzuno sonrió irónicamente y le dio un codazo a Ashiya en la barbilla.




— El problema está en saber si éste tacaño acepta comer fuera.

— Kamazuki Suzuno… no puedes estar pensando en que simplemente soy un gallo de hierro, ¿Okay?

Ashiya le respondió a Suzuno mientras agitaba las manos en el aire, luego se volvió hacia Rika…

— Siempre y cuando la comida no cueste más de 300 yenes, les doy mi aprobación para comer fuera.

Dijo audazmente.
— …………

Incluso Maou y Suzuno no podían dejar de sentirse sorprendidos.

Era entendible si se tratara de 500 yenes, pero las cosas que pudiesen ser escogidas con 300 yenes era muy limitado. Con ese precio, incluso ordenar un menú modificado de la cadena MgRonald o las tiendas Gyudon, sería complicado.

Sin embargo, la expresión de Rika no había sido intimidada.

— Bueno, entonces debemos ir a esa tienda. Está bien si vamos a un lugar que conozca, ¿no? Está muy cerca, podemos ir a pie.

Después de decir eso calmadamente, Rika comenzó a caminar indicando el camino.

— ¿R-realmente existe un lugar asi? Uno en el que se puedan gastar solo 300 yenes…

Maou que iba detrás de Rika, preguntó eso.

— Huh, me imagine que sería algo asi, aunque no estoy muy segura si los chicos comerán por completo allí.

La confianza de Rika alcanzó el nivel del suelo y llevó a las tres personas frente a un edificio de negocios mixto.




Luego de ver el cartel colgado frente a la tienda, Suzuno se tornó pensativa, fue la primera en reaccionar.

— Hanamaru Udon… ¿en realidad es Udon?

Hanamaru Udon es una tienda de la cadena Udon, la cual se ha extendido por todo el país desde la Prefectura Kagawa, el área principal de producción de Udon. Además del servicio principal, es bien conocida pues todas las tiendas del país usan el estilo buffet con sus clientes al momento de elegir algún platillo o ingrediente, aparte de que su característica principal es el alto grado de Sanuki Udo que puede ser comido por tan solo 150 yenes.

— ¿Cien, ciento cincuenta yenes el Udon?

El primero en recibir esa gran noticia no fue nadie más que Ashiya.

5 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios