Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 4

Capítulo 2: La Héroe Ayuda al Rey Demonio, A Reformar El Negocio.

Parte 6

 

 

En la oscuridad, los fuegos artificiales coloridos y vibrantes bailaron continuamente en el estable viento de mar.

«Esto, se ve muy encantador.»




En el extremo frontal del objeto en forma de barra que Ashiya sostenía con inquietud, muchos colores de los fuegos artificiales fueron emitidos continuamente de ella, iluminando la expresión rígida de Ashiya al mismo tiempo.

«Mama, destellos, esta brillando.»

«Esto es demasiado temprano para Alas Ramus, vamos a quedarnos al lado y ver.»

Aunque para una niña que se fusionó con la espada sagrada y está a la par con un arcángel, fuegos artificiales no debería ser un problema para ella, aún así Alas Ramus era todavía como un niño normal y con frecuencia terminaba llorando de miedo a causa de fuertes ruidos y luces que no reconocía.

Así que  incluso si la  niña  es capaz de  disfrutar de  la  belleza  de  las  luces  desde  la distancia, si se le permite sostener un palo de fuego artificial normal, ella todavía podría terminar tirándolo lejos por miedo.




«Hey, ¿cómo es esto divertido?»

Si ese fuera el caso, no sería muy interesante dejar a Alas Ramus ver la serpiente fuegos artificiales, que Urushihara en cuclillas colocó en la playa, retorciéndose por todos lados, así que Emi decidió actuar como una madre y asumió la responsabilidad de vigilar a la niña.

Actualmente, la casa de playa Ooguro-ya finalmente recuperó el aspecto que una tienda debe tener, lo que le permitió a Amane tener tiempo libre para organizar un evento de fuegos artificiales para dar la bienvenida a Maou y a los demás.

«¡Hey, Ashiya, préstame un poco de fuego! ¡Quiero desafiar el estilo a cuatro espadas!”

«Alguien extendió cuatro armas de fuegos artificiales al lado de Ashiya.”

El poderoso Rey del Mundo de los Demonios sostuvo dos fuegos distintos en las dos manos, y actualmente se estaba divirtiendo mucho.

«…… Mientras usted sea feliz.»

Ashiya honestamente movió la llama a los fuegos artificiales en las manos de Maou.

«Ah, que fracasó.»

Pero, como los fuegos artificiales de Ashiya se apagaron a mitad de camino, sólo tres seguían brillando.

«…… Sólo tienen diferente empaque exterior, al final, los colores de las llamas que salen son los mismos.»

Los tres palos de fuegos artificiales emitian las mismas chispas, causando que el Rey del Mundo de los Demonios se deprimiera.

Cuando Emi regresó por la tarde, Alas Ramus, que se aburrió de jugar en la arena, y Suzuno justo regresaban a la casa de la playa, por lo que el grupo se veía con un poco de sueño.

Ashiya utilizó los ingredientes existentes, y se desafió a sí mismo para hacer varias porciones de fideos fritos como almuerzo para todos.

Cuando cocinaba, Ashiya se sintió sorprendido por el poder de fuego de la placa metálica debido al gas licuado de petróleo, desde el principio hasta el final——–

«Si tan sólo la Fortaleza del Rey Demonio pudiera tener este tipo de poder de fuego……» Él se mantuvo murmurando estas cosas inútiles a sí mismo.

Tras el descanso, Maou le pidió a Suzuno elegir un lugar donde el viento del mar no alcanzará, y comenzara a construir al castillo de Osaka allí, en cuanto a Emi, los dejo a la mitad para cuidar de Alas Ramus.

Urushihara utilizó el papel de lija para suavizar la superficie original de madera expuesta de las sillas.

Ashiya puso en práctica las recetas básicas del menú y comenzó a preparar los ingredientes existentes, observando a Ashiya, Chiho escribió palabras lindas y que llamaban la atención en el papel de arte coloreado que Emi compró, haciendo los letreros que serian exhibidos dentro de la tienda mostrando los productos.

Como se ha dicho que las duchas son un factor importante que determina el nivel de una casa de playa, Maou limpió con atención todos los rincones de acuerdo con las instrucciones de Amane, asegurándose de no dejar ninguna mancha de óxido.

El rompeolas es un lugar famoso en Choshi para ver la puesta de sol, y en este momento, el sol se ponía en el oeste y los cielos se volvían oscuros.

La casa de playa ‘Ooguro-ya’, de la que Emi había dicho que ‘no compraría cosas en esta tienda’, y sobre la que las personas habían perdido la esperanza sobre si abriría del todo, finalmente fue reorganizada en una tienda normal de apariencia antigua.

En cuanto a las manchas y grietas en las paredes, así como el óxido en los tablones de anuncios que se acumularon durante un largo período de tiempo, no había nada que pudieran hacer al respecto, por ahora, por lo tanto, sólo el transporte de los ingredientes mañana por la mañana y los últimos preparativos quedaron.




En este momento, la escultura de arena de Suzuno———- nombrada ‘Escultura  de Arena, Blue Heaven Tower’ se completó.




«Kamazuki-san, puedes ganar dinero a través de esto……»

Esta gran torre era tan detallada que Amane comentó de esta manera.

Se desconocía qué técnicas utilizó Suzuno, pero no se veía tan frágil como para romperse al entrar con un contacto.

Según Suzuno la arena de Kimigahama era muy compatible para hacer esculturas de arena siempre y cuando la arena y el agua se mezclen en una proporción adecuada, la escultura se hizo después de que la arena se fijó y podía durar fácilmente uno o dos días.

Más temprano, Emi había ido a un hotel al Cabo Inubo, que estaba aproximadamente a unos diez minutos de viaje de Kimigahama, para registrar su alojamiento y cenar, y debido a la invitación de Amane para experimentar los fuegos artificiales, por primera vez, volvió a Kimigahama.

Después, Maou supo que no eran sólo Emi y Suzuno, incluso Chiho se quedaría aquí.

«Al final, ¿te vas a quedar aquí?»

Maou, que no pudo evitar preguntar, se enteró de que Chiho ya había recibido el consentimiento de sus padres acerca de su estancia, incluso si no podía aceptarlo, no dijo nada más.

En realidad, aparte de Amane y Chiho, era la primera vez que todos los demás jugaban con fuegos artificiales.




Como ya habían estado en Japón durante más de un año, Maou y el resto sabían que eran los fuegos artificiales, pero una vez que entraron en contacto personalmente con ellos, entendieron que a pesar de que era sólo un juguete, el diseño era muy detallado.

Por lo menos, independientemente de la magia demoníaca o hechizos santos, serían incapaces de producir chispas o llamas así de coloridas.

«Alas Ramus-chan, ¿quieres ver esto?»

Chiho tomó un modelo bastante grande fuera de la pila de fuegos artificiales.

«Ese fuego artificial es muy grande. ¿Qué es?»

Emi también se interesó en el fuego artificial. En comparación con el modelo de fuegos artificiales que se coloca en el suelo y dispara sus llamas hacia arriba, este fuego artificial no sólo tenía palos de bambú delgados como su cuerpo principal también tenía un objeto con forma de pentágono colocado en la parte delantera, incluso tenía una mecha al final.

El grupo había cavado un agujero para proporcionar refugio contra el viento, y después de que Chiho se situó a cierta distancia de la gente de alrededor, movió la mecha en la parte delantera hacia la vela en el agujero.

«¡Woah——–!»

Exclamó Alas Ramus.

Cuando el papel en forma de pentágono en el extremo de la vara de bambú giró, chispas de colores fueron emitidas.

En comparación con los fuertes sonidos de los fuegos artificiales, estas chispas se quemaron durante más de 10 segundo antes de que se esfumaran, pero inesperadamente, se produjo un cambio que causó que los ojos de Alas Ramus brillaran.

«¡Pajarito!»

El papel en forma de pentágono se dividió en dos después de girar de la pólvora de su interior y se transformó en una jaula de papel de arte.

Se veía como si un pequeño pájaro amarillo fue colocado en la jaula hecha de papel desde el principio.

«¡Pajarito, gorjeo gorjeo!»

Así como Alas Ramus vio esto, mostró una expresión como si realmente quisiera tocarlo.

Después de entregar la vara a Emi, Chiho dijo.

«Aunque puede haber un olor como un poco a chamuscado, dejemos que lo toque después de un tiempo.»

«Esto esta muy bien hecho…… los juguetes de hoy en día son realmente sorprendentes.»

«Parece que hay otros tipos donde un paracaídas o banderas de muchos países vuelan,pero es una lástima que los fuegos artificiales, que pueden volar no puedan ser lanzados aquí, así que no puedo mostrarte aquellos.»

Básicamente, la mayoría de las playas prohíben los fuegos artificiales, que pueden volar hacia arriba, como cohetes, ya que pueden verse afectados por la dirección del viento y es difícil predecir dónde aterrizarán.

«¡Es un pequeño pajarito!»

Después de asegurarse de que ya no estaba caliente, Emi le pasó a Alas Ramus la jaula, y los ojos de la pequeña niña brillaban a causa de la jaula en sus manos.

«Hey, no le has dado las gracias a Chiho onee-san todavía, ¿verdad?»

«¡Gashias!»




Alas Ramus honestamente dio su agradecimiento al señalamiento de Emi, y ese aspecto alegre causó que Amane y Suzuno, que estaban a cierta distancia, sonrieran.

«Hmph, ¡esto significa que he ganado tres veces seguidas!»

En el otro extremo, Maou, que se veía como si su fatiga hubiera crecido por la práctica del estilo multi-espadas, se sentó en un círculo junto a Ashiya, Amane y Suzuno, que llevaba un yukata, a jugar «Competencia Eliminatoria de Bengalas», para ver cuál fuego artificial sería capaz de durar más tiempo en el viento del mar.




Hataraku Maou-Sama Volumen 4 Capítulo 2 Parte 6 Novela Ligera

 

«Maldita sea, el Yukata hace juego muy bien con la bengala, ¡no me siento descontenta aunque he perdido! ¡No es así, Maou-kun!»

Al ver el estado encantador de Suzuno, Amane palmeó el hombro de Maou, que estaba a su lado, con un poco de fuerza.

«Uh, no estoy especialmente……”

«¡Cómo podemos perder contra ella! ¡Por favor, sigue haciéndolo lo mejor que puedas!»

Ashiya, que estaba de pie al lado de Maou, sacó otras tres bengalas del fardo, haciendo bien su trabajo como juez.

«¡Mama, mama!»




«¿Hm? ¿Qué pasa?»

«Allí, ¿un pajarito volara desde allí también?»

La dirección que Alas Ramus señaló mientras abrazaba cuidadosamente la jaula no era hacia la dirección donde Maou y los otros jugaban animadamente con los fuegos artificiales. Mirando con atención, las luces de un grupo de barcos de pesca se mostraban en la superficie del mar nocturno. Se veía como un gran grupo de barcos, así que eso era, se parecía al color de las chispas emitidas por ese fuego artificial jaula.

«Sobre eso, no lo sé tampoco. Por otra parte, Alas Ramus no debe tener miedo de bengalas ¿cierto? ¿Quieres ir con Suzuno onee-san y pedirles que te dejen unirte?»

«¡Suzu-nee-chan!»

Emi desvió suavemente la atención de Alas Ramus de nuevo a los fuegos artificiales, y se sentó en la playa con la espalda recta.

A pesar de que Alas Ramus fue retrasada por la arena, todavía trató muy duro en correr a donde estaba Suzuno.

Al ver esto, Emi se volteó hacia el mar.

Las luces reflejadas en la superficie del mar en la noche no son buenas señales.

En el Continente Sur de Ente Isla, los fuegos extraños en el mar eran vistos como un signo de gran infortunio.

Actualmente en el Continente Sur, se dice que las personas que vieron los fuegos extraños en el mar emitidos por las almas de los muertos se encontraban con el desastre y eran llevados a las puertas del infierno.

Las técnicas de nigromancia de las que era experto el Demonio General Maracoda y sus tropas serían las más eficaces en este tipo de lugar donde las creencias supersticiosas corrían densa y profundamente.

Por supuesto, este lugar es Japón, y Emi sabía que esas eran las luces de los barcos de pesca, y sabía que en la Tierra, los llamados fuegos Shiranui40, de San Telmo y demás eran fenómenos extraños de fuego que aún tienen que ser explicados por los científicos.

Pero estos fenómenos eran definitivamente tratados como existencias extrañas en Ente Isla.

«Hm, ¿tienes miedo del Shiranui?»




Emi levantó la cabeza a causa de la repentina pregunta y se dio cuenta de que Amane estaba viendo la superficie del mar que Alas Ramus había señalado.

«¿No jugaras con las luces de bengala más?» Emi usó esta pregunta para cambiar el tema.

«No puedo ganar, no importa cuántas veces juegue. El Yukata que Kamazuki-chan está vistiendo no es sólo para mostrar. Así que cambié de lugar con Chiho-chan.»

A pesar de que nunca había oído que llevar un yukata permitiría un mayor manejo estable de bengalas, Amane continuó hablando,

«No tengo la intención de asustarte al decir esto, pero Choshi tiene una historia conocida como ‘Espíritus del Gemido41’.»

«¿Espíritus del Gemido?»

«Espíritus del Gemido son un tipo de barco fantasma que aparecerá junto a los barcos de pesca durante una niebla o una tormenta. Con el fin de aumentar su número de camaradas ahogados, van a gritar «Préstame un Inaga». Inaga se refiere a un gancho, si les prestas un gancho el barco se hundirá. Cuando aparecen los Espíritus del Gemido, se encenderán los fuegos en la superficie del mar, así como así. Kyushu parece tener una historia similar, pero en términos simples, son sólo bromas de los espíritus de los muertos que no pueden seguir adelante.»

Dijo Amane mientras miraba a los barcos en la superficie del mar.

«A menudo siento que, no puedo entender el pensamiento de que los muertos regresan al mundo de los vivos porque que van a hacer el mal.»

«¿Eh?»

«Cielos, porque ¿no hay una práctica cultural como el Festival Obon? Así que creo que, los primeros que tienen miedo de los muertos o de las señales de ese mundo debieron haber hecho un montón de cosas malas cuando estaban vivos.»

«¿No son estas historias creadas porque la gente le tiene miedo a la muerte?» Urushihara interrumpió desde un lado.

A partir de más de diez fuegos artificiales con forma de serpiente quemados puestos frente a Urushihara, probablemente a el realmente le gustan estas cosas.

«¿No sienten que las voces de aquellos que tienen miedo de la muerte y los que tienen miedo de los muertos son completamente diferentes?»

Como el tema volvió a asuntos relacionados con la vida y la muerte, dio la sensación de que Suzuno sería más adecuado para explicar estas cosas.

«Temerle a los muertos que ya tienen remordimientos o sentimientos adheridos es como echarle insultos a la herida,  ¿no significa realmente eso? En realidad,  aquellos que verdaderamente dan miedo……»

Amane de repente miró hacia el faro en el Cabo Inubo que brillaba en la oscura superficie del mar.

«Siempre han sido aquellos que están viviendo. Básicamente, lo que se conoce como malos augurios, todos tienen una base científica, y son sólo el resultado de estas reacciones en cadena. Uh, de todos modos, lo que quería decir es……»

Amane se volvió hacia la playa.

En su línea de visión, estaban Maou, Ashiya, Suzuno, Chiho y la sonriente Alas Ramus, que sostenía una bengala con la ayuda de Chiho.

«No podemos dejar que esa niña haga algo que discrimine a algún un espíritu42.»

«…… ¿Amane-san?»

«¿Qué? ¿Qué significa eso?»

Así como Emi y Urushihara indagaron más allá porque no entendían lo que quería expresar Amane——–

Worawrrrrrrrrrrrrrrom…………

Worawrrrrrrrrrrrrrromm…………

Worawrrrrrrrrrrrrrrommm………….

Un sonido fuerte como una sirena de policía de tono bajo sacudió toda Kimigahama. Aparte de Amane, todos los demás se sobresaltaron por el repentino sonido.

«¿Ah Uhm?»

Incluso Alas Ramus, que había estado jugando con las luces de la bengala felizmente, miró a su alrededor con miedo, y la bengala que estaba produciendo chispas cayó al suelo.

«Es, está bien, no hay necesidad de tener miedo.»

Chiho abrazó rápidamente a Alas Ramus, y tocó su mejilla para calmarla, pero el rugido continúo causando que la expresión de Alas Ramus cambiara a una cara llorosa.

«¡Esta, Esta bien! ¡No es nada que temer!»

Incluso si Chiho hizo todo lo posible para consolar a Alas Ramus, todavía parecía que iba a llorar en cualquier momento. A pesar de que ella era una existencia anormal que puede enfrentar con valentía a Gabriel, Alas Ramus seguía siendo como cualquier niño normal, que no tenían ningún tipo de resistencia contra el miedo a las cosas desconocidas.

Cuando el agitado aire sonó de nuevo con un fuerte ruido, Alas Ramus finalmente comenzó a llorar.

«¡Wahhhhh, no lo quieeroooooo!»

«Cielos cielos…… este sonido es aterrador para los niños pequeños después de todo.» Amane, la única que parecía compuesta, volvió la mirada hacia el faro.

«E, estamos un poco asustados también……»

Así como Emi respondió, ese rugido hizo eco una vez más.

«Uh, esta cosa, es el sonido producido por la sirena de niebla del faro. Por lo tanto, no representa ningún peligro, todos ustedes pueden relajarse.»

«¿Sirena de niebla?»

Emi le preguntó a Amane por el término que nunca había escuchado antes.

«Esta es la señal sonora que la señal de niebla del faro produce cuando una niebla densa aparece. Es una señal de alarma para advertir a los barcos que tengan cuidado de no entrar en contacto con los arrecifes. ¿No ha empezado a aparecer una niebla en el mar?»

Mientras se cumplan las condiciones meteorológicas, los mares en verano todavía pueden formar nieblas tan fácilmente como en invierno.

«Hey hey hey, ¿no era el tiempo anterior realmente bueno?»

Todos los presentes levantaron la cabeza hacia la voz de Maou e involuntariamente contuvieron el aliento. A partir de un momento desconocido, la superficie lejana del mar estaba cubierta de una densa niebla blanca y pura. Incluso las luces de los barcos de pesca fueron tragados por la niebla, y sólo apenas podían confirmar sus posiciones.

«Se, semejante niebla tan grave.»

Ashiya miró a su alrededor frenéticamente y Chiho abrazó a Alas Ramus firmemente una vez más para evitar que se asustara.

«A partir de esta situación, la niebla podría sobrevenir.» El tono de Amane comenzó a contener algo de ansiedad.

«Ya que las nieblas se forman con frecuencia en Kimigahama, era conocido como ‘Kirigahama43’ antes. Parece que esta niebla probablemente se extenderá hacia la tierra. Es una pena, pero el evento de fuegos artificiales tiene que terminar ahora.»

Amane asintió, señaló los restos de fuegos artificiales, y le dijo a Maou,

«Lo siento pero, ¿podría molestarte con limpiar esto? Voy a enviar a las niñas de vuelta al hotel. Después de todo, una vez que la niebla llegue a la tierra, será tan espesa que incluso los lugareños no podrán salir al exterior.»

Amane, que rápidamente dio sus órdenes, era totalmente diferente a la parte relajada de ella durante el día.

«E, entiendo.»

Incluso cuando Maou y Ashiya trabajaron juntos para limpiar las cenizas, Alas=Ramus seguía llorando continuamente.

«¡Wahhhhh, no quieroooooo!»

«…… Es raro para ella llorar continuamente así……»

Así como se puede confirmar a simple vista que la densa niebla se estaba moviendo continuamente hacia la tierra con ayuda del viento, todavía con la frente arrugada Maou, rápidamente le hablo a Amane,

«¡Voy a dejarle a Chi-chan y Alas Ramus a usted.»

«Hey hey hey, ¿qué hay de tu esposa y Kamazuki-Chan?»

Incluso si Amane respondió a la ligera, ella todavía asintió de inmediato como si no tuviera el placer de seguir bromeando con Maou.

«Déjamelo a mí. Pero tanto como sea posible, no salgas a la calle. Ustedes tienen que levantarse temprano mañana, así que duerman por hoy. Ahora, Chiho-chan, Yusa-chan, Kamazuki-chan, vamos.»

Amane urgió a las pocas mujeres para que salieran rápidamente de la playa y Maou y el resto las vieron irse, sintiéndose incómodos.

Cuando Emi y las demás llegaron al hotel, la densa niebla que se tragó toda la ciudad era tan densa que ni siquiera el paisaje al otro lado de la calle se podía ver.

«Muy bien, todo el mundo vayan descansar. Recuerden que deben venir a recoger su paga mañana.»

Sin embargo, después de que Amane condujo a Emi y al resto, inmediatamente comenzó a obrar sobre el camino cubierto de niebla.

«Amane-san, la niebla se encuentra aún muy espesa ahora. ¿Por qué no esperas en la sala por un tiempo?»




La sugerencia de Suzuno era de esperar. Pero Amane la rechazó.

«Tengo algunos asuntos pequeños que tratar. Hm, tiene algo que ver con mi ocupación principal, tengo que ir a algún lugar cuando hay niebla. No te preocupes, ya estoy acostumbrada. Entonces, hasta mañana.»

Después de decir esto rápidamente, antes de que Emi y el resto pudieran detenerla, Amane desapareció en la noche cubierta de niebla.

Alas Ramus, que finalmente había dejado de llorar, así como las tres personas, Emi, Chiho y Suzuno, vieron que Amane había desaparecido en la niebla con un poco de preocupación.

Y en esta densa niebla que haría a la gente estar incomoda, un haz de luz brillante que parecía venir desde el faro pasó rápidamente.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios