Hataraku Maou-sama! (NL)

Volumen 3

Capítulo 2: La «Vida Cotidiana» Del Rey Demonio…Está Al Revés

Parte 3

 

 

“…Entonces, ¿Hacia dónde vas Urushihara-san?”

Como  Chiho  repetía  su  pregunta  mientras  recordaba  los  eventos  caóticos  de  los anteriores días, la respuesta vino a ella desde un lugar inesperado.




“Hoombree, hace tanto calor, ¿Aun no está la comida?”

La puerta corrediza en el closet se abrió con un sonajero, y un Urushihara cubierto de sudor surgió de él.

“Oh? ¿Estás aquí, Chiho sasaki?”

Hataraku Maou-Sama Volumen 3 Capítulo 2 Parte 3 Novela Ligera

 




Chiho estaba perdida en las palabras por un cambio repentino de los eventos.

Al mirar más de cerca, ella vio una linterna, la laptop, y un mini ventilador que estaban dentro del closet.

Urushihara salió del closet cuando Chiho lo vio, entonces él se acercó al refrigerador con una expresión despreocupada, tomo una botella de té de cebada de Alas Ramus, y volvió al closet.

“Bueno, siéntete como en casa”

Dijo Urushihara, como el inútil robot gato Wannabe14, cerrando la puerta corrediza. “…Ashiya-san…”

“No vi nada.”

Dijo Ashiya, sin energía en su voz

“No quiero que el atraviese  mi campo de visión  nunca  más.  Anoche, mi señor y yo tomábamos turnos tratando de hacer que Alas Ramus deje de llorar, pero ella nunca mostro signos de detenerse y preguntaba «¿Dónde está mami? ¿Dónde está mami…?” Lucifer ha pasado la mayor parte de su tiempo en el closet desde anoche.”

“Urushihara-san solo debería marchitarse y morirse por deshidratación.” Chiho empatizó con Ashiya desde el fondo de su corazón.

Cuando Maou dijo que iba a cuidar a Alas Ramus, Suzuno, que había sido la primera en ofrecerse como su quien se haría cargo de ella, se opuso a él.

Pero cuando Alas Ramus se levantó y dijo que quería estar con papá, Suzuno estuvo de acuerdo con eso sorprendentemente fácil.

“Los deseos de un niño deben respetarse. Sin embargo, voy a arrebatarla de sus brazos tan pronto como vea la primera señal de que estén haciendo algo que sea perjudicial para su educación,” advirtió Suzuno.




Ya que ella poseía el poder sagrado más fuerte que los tres demonios combinados y vivía al lado, sus palabras tenían un gran peso.

Sin embargo, la “Mami” es el problema. A diferencia  de Suzuno, Emi no era su vecino.

Alas Ramus por lo visto estaba satisfecha con ser capaz de vivir con Maou, que soluciono el primer problema. De todos modos, ella estaba mirando nerviosa a Emi, que ese disponía a salir de comprar con Suzuno como tenían planeado originalmente.

“Mami, ¿Me dejas de nuevo?”

Ella pregunto con ojos llorosos. Emi estaba perdida por sus palabras.

“¿…?”

Maou inclino su cabeza ante la pregunta de Alas Ramus, y le dijo a ella en un tono persuasivo.

“¡Hey!, escucha, Alas Ramus, Mami va a salir solo por un momento.”

“¿Ir afuera…?”

“Sip, ¡ella volverá!”

“… ¿eshta bien?”

Emi dudaba por como Alas Ramus la miraba con una expresión de apego. Maou dijo “solo tienes que seguirle la corriente” a Emi detrás de Alas Ramus.

“Re-realmente. Voy a volver”

“Se una buena niña y espera aquí.”

Alas Ramus asintió. Fielmente creyendo todas las palabras que decía Emi. Todo  el mundo excepto Urushihara, habían sentido como si hubieran sido apuñalados en su corazón con una daga.

A causa del incidente de Alas Ramus, era tarde cuando Emi y Suzano se fueron. Chiho también tenía que ir a su casa, así que ella solo sabía lo que había ocurrido hasta ese momento.

Sin embargo…

“¿Yusa-san no vuelve?”

“No, ella regreso con  Crestia… sin embargo, fue cuando comenzaron los problemas.”

“Alas Ramus pensó que ella iba a dormir junto con Emilia.”

En ese momento, la puerta del castillo del Rey Demonio se abrió y Suzuno entro con algunas bolsas de compras, igual a las que tenía Chiho.

“Hola, Suzuno-san”

“Alciel, aquí está el bento y la bebida de vitaminas que querías.”




Suzuno sin rodeos entrego las bolsas a Ashiya, que los llevo letárgicamente y dijo. “…yo no voy a darte las gracias. ¿Cuánto fue?”

“Del jengibre frito en cerdo, bento-orion15 son quinientos yen. La bebida de vitaminas era para mí, pero voy a dejar que ustedes la tomen.”

“…”

Ashiya saco unas monedas de 500 yenes y se las dio a Suzuno sin decir una palabra, se levantó, y saco el bento del empaque.

“Discúlpame, Sasaki-san. Yo voy a comer mi almuerzo ahora.”

“¿Huh? Oh, sí, sí, adelante, no me importaría.”

“¿Qué? ¿Almuerzo?”

Solo entonces, Urushihara abrió el tatami del armario y saco la cabeza para oler los jengibres fritos en cerdo. Pero…

“Silencio, parasito.”

El gran archi-demonio y general que había conquistado el continente del este de Isla Ente en solo un año dio a Urushihara una expresión y voz tan llena de maldad y un increíble odio que parecía que lo iba a dañar físicamente. Asombrosamente, Urushihara no decía nada en cambio y se refugió detrás de la puerta corrediza.

Y entonces, Ashiya procedió lentamente a comer el bento sin prestar atención a Suzuno o Chiho.

“Pensar que Ashiya-san pagaría por comer un Bento-Orion”

Chiho hizo un comentario perspicaz en la acción anormal de parte de Ashiya, y limpio una lagrima de su ojo.

“Su llanto anoche desafiaba todo lo imaginable. Incluso yo, con una pared entre nosotros, fui levantado a la fuerza varias veces.”

Al  mirar  más  de  cerca,  Suzuno  en  realidad  llevaba  incluso  maquillaje.  Lo  cual  era extremadamente raro a la vista. Porque ella casi nunca lleva maquillaje.  Las esquinas de sus ojos se desplomaban hacia abajo con cansancio. Ella debe haber sido severamente afectada.

“Había un alboroto increíble esta mañana también, ella se negó rotundamente a dejar ir al Rey Demonio al trabajo. Debe haber pensado que el Rey Demonio no regresaría por que Emilia se fue después de regresar una vez.”

“Ya veo… pero no es como si Yusa-san solo pueda quedarse aquí toda la noche, tampoco.” Ya que ella es una mujer y el héroe, absolutamente no podría quedarse en el castillo del Rey Demonio, pensaba Chiho.

Pero en realidad, Emi ya había pasado una noche aquí antes. La ignorancia es felicidad.

Quedarse en la habitación de Suzuno podía haber sido otra posible solución, pero tampoco funcionaria.

Suzuno solo tenía el mínimo de cosméticos, y ya que estaba a mediados de verano, Emi necesitaría un cambio de ropa.




Sin embargo, si ella sigue yendo y viniendo entre su apartamento en la ciudad de Eifuku, las casas de baños de Sasazuka estarían cerradas antes de que pudiera ir allí. Ella tenía trabajo en la mañana, y posiblemente no pudría entrar sin tomar un baño.

“Esto no es como si Emilia no le importara en absoluto, pero ella no puede pasar por alto sus responsabilidades del mundo real, tampoco.”

Dijo Suzuno, mientras sacaba un teléfono de la manga de su yukata, la abrió, y le mostro la puerta a Chiho.

El nombre “Emilia” está escrito en la puerta. Y justo al lado había un mensaje que decía: “Voy a dejarlo para mañana. Realmente me siento mal por esto, pero por favor cuídala por mí.”

Chiho leyó el mensaje, pero ella estaba más interesada en el hecho de que Suzuno tenía un teléfono celular, para comenzar. Ella vio atrás y adelante entre el teléfono y Suzuno.

“Suzuno-san ¿Tu compraste un teléfono celular?”

“¿Hm?, Oh, sí, Lo compre ayer. Le pedí ayuda a Emilia, y ella me enseño muchas cosas.”

“¡Sí! ¡Vamos a intercambiar números! Es un teléfono Decodemo, ¿verdad?”

El teléfono de Suzuno no era uno de esos slimphone16 tan populares, más bien tenía una tapa de teléfono ordinaria.

“¿In-intercambio? No estoy segura cómo funciona el proceso. Yo creo que el sensor infrarrojo es un arma característica de este teléfono.”

Suzuno buscaba una característica que podía derrotar a los monstruos gigantes por un tiempo. Observo todo su teléfono con un ceño fruncido en su rostro. Sin embargo, ella finalmente se rindió y se lo entrego a Chiho con una mirada de derrota.

“…Mis disculpas, Chiho-dono, pero no puedo hacer sumas y restas en esto. Quisiera su ayuda. ”

“Claro, pero ¿Estas realmente tranquila conmigo usando tu teléfono?”




“No me importa. Se acaba de comprar, así que todo lo que he hecho con el, es guardar el número de Emilia.”

De ningún modo, se puede considerar a Chiho como una experta en estas cosas, pero si era solo un teléfono celular, ella estaba segura que sería capaz de averiguar cómo utilizarlo aparte de jugar un rato con él, incluso si funcionaba un poco diferente del suyo.

Sin embargo, cuando Chiho giro el abierto el teléfono. Había algo extraño en él.

Chiho también tuvo un teléfono Decodemo con tapa, pero los números impreso en el teléfono de Suzuno eran muy grandes.

Además, las teclas muy grandes para los números “1”, “2” y “3” estaban en la parte superior del teclado numérico. Ella no había visto nada parecido en su teléfono, los teléfonos de su familia, o los teléfonos de sus amigos.

Y para rematar, había una tecla de “ayuda” dedicada en la parte inferior del teclado.

“Suzuno-san esto es… este Decodemo es un ¿“Teléfono Super-Facil”?”

Ante la pregunta de Chiho, Suzuno hizo una expresión de conmoción y asintió.

“Asombroso Chiho-dono ¡¿Puedes decir que modelo es con solo mirarlos?”

“Bu-bueno, si, más o menos.”

“No tengo apego a ningún modelo en particular, y no necesito ninguna función aparte de la comunicación. Además, yo no tengo la confianza a usar un buen teléfono, así que pedí el más fácil en absoluto, y esto fue lo que me dieron a mí.”

Como Suzuno explicaba con confianza, Chiho dejo de pensar demasiado en ello.

Los comerciales de TV siempre retratan el teléfono súper fácil ser dirigido a personas ancianas que no eran adeptas a usar tecnología. Sin embargo, no había nada que impedía que miembros de la generación más joven usen uno.

Pronto, Chiho encontró la función de infrarrojo del teléfono de Suzuno e intercambio la información de los contactos haciendo coincidir su teléfono con el sensor de Suzuno.

“Toma, ya está hecho, guarde mi numero en tu teléfono, Suzuno-san.”




“Tienes mi gratitud. Mis conocimientos de teléfonos se detienen en teléfonos negros rotatorios, así que aunque trate de leer el manual. Y no entendía mucho el vocabulario básico.”

Suzuno decía en un tono embarazoso, y tomo su teléfono de nuevo. Y en ese preciso momento.

“…Pappiiii…”

Todo el mundo en la habitación se congelo, y se volteo a mirar hacia el origen de la voz.

Alas  Ramus,  que  se  suponía  que  se  había  quedado  dormida  hace  un  rato,  se  había levantado lentamente y observaba alrededor adormilada.

“Ngh…”




Ashiya fue tomado por sorpresa, causándole que él se ahogue en su cerdo frito y dejo escapar un grito de ahogo.

“¿onde17 esta papá?”

Viendo que ni Maou ni Emi estaban alrededor, El rostro de Alas Ramus se volvió rojo en cuestión de segundos y ella comenzó a llorar como un grifo que había sido roto de la perilla.

“¡¡¡PAAAAAPPPPIIIIII!!!”

Y ella exploto. Ashiya obligado a bajar la carne de cerdo con un trago de té y corrió para tratar de calmarla, pero él no tenía idea de cómo detener sus chillidos.

“Disculpa, Ashiya-san”

Sin embargo, Chiho le pidió tranquilamente a Ashiya que se haga a un lado.




“Ashiya-san, es este pañal…”

Alas Ramus estaba llevando un pañal, pero estaba inflado hasta el punto de reventarse.

“Si, yo lo compre ayer.”

Suzuno estaba por responder…

“Después que Emilia se fue a casa, Alas Ramus tuvo un gran accidente. Nosotros nos olvidamos completamente de estar preparados para esas cosas, pero ya que las farmacias ya estaban cerradas, tuvimos que recurrir a la compra de algunos de la tienda de conveniencias a lado de la estación…”

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios