Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 8: El Asesino de Goblins Avanza hacia el Torbellino

Parte 3

 

 

“¡¡Ouh!!”

“¿¡GOROGB!?”

La espada centelleante de Goblin Slayer cortó a través del hocico del goblin.

La sangre oscura brotó a raudales, él aplastó su rostro y pateo al goblin retorciéndose hacia adelante.

“¡GOROOOGB!”

“¡Hmm……!”

Goblin Slayer continuó su movimiento golpeando al oponente que se le lanzó encima con el escudo de su mano izquierda.

“¿¡GORGGB!? ¿¡GOOORGN!?”

Golpeado por el filoso borde en ambos ojos, el goblin gritó y se lanzó hacia atrás, cayendo sobre la nieve.

Aunque ambos goblins habían sobrevivido, ya no podrían llevar una vida decente.

‘Decente’ no es una palabra que encaje en absoluto con la vida de un goblin.

“…………”

Goblin Slayer preparó las armas manchadas de sangre que sostenía en ambas manos y observó los alrededores.

“¡GOROO……!”

“¡GBGR……GBBG!”




Los goblins dejaron salir una voz extraña, como si la exprimieran desde el fondo de su garganta, y retrocedieron uno o dos pasos.




── Eso es imposible.

El enemigo era solo una persona. Ellos eran muchos. Además, detrás tenían a un enorme monstruo tiránico.

Entonces, quien debería estar aterrado y sumido en la más completa desesperación era el aventurero.

No existe aventurero que no sea así ── porque los aventureros son unos tontos.

Para los goblins, todos a excepción de ellos mismos son unos tontos, unos estúpidos. Todos eran así.

Por eso estaban frustrados. Por eso estaban aterrados. No debería haber nadie que no sea un tonto estúpido a parte de mí, pero…

Ahí estaba Goblin Slayer, en el centro de un extraño circulo formado por sus enemigos.

Los goblins tenían en su interior la confianza sin fundamento de que solo a ellos no les pasaría esto.

El pensamiento egoísta de no querer que esto les pase solo a ellos mismos fue ligeramente reemplazado por el miedo.

¿Dónde en este mundo estaban los goblins valientes que no conocían el miedo?

Ellos solo pensaban en ser los únicos que podían sacar provecho, triunfar y ridiculizar a su oponente.

Si no fuera así, ¿Por qué atacarían a la gente? ¿Por qué intentarían robarle a la gente?

“¿¡GOORGBB!?”

Sin necesidad de ver el ataque sorpresa que vino desde su espalda, Goblin Slayer encajó la espada que sostenía en el estómago de su atacante.

El goblin al que le habían abierto el estómago se derrumbó mientras derramaba sus entrañas y lloraba de dolor.

Entonces Goblin Slayer dio un paso al frente, y los goblins, a su vez, retrocedieron un paso.

La nieve se detuvo. El viento también se detuvo.

El pueblo convertido ruinas y pintado de blanco se había manchado de sangre y ya no podría recobrar su blancura original.

“GOBR……”

“GBBBRG……”

Los goblins se miraron entre sí aterrados.

No se habían puesto de acuerdo. ¿Atacarían todos a la vez? Pero, de ser así, ¿quién iría primero?

Era un juego restringido por su astucia y deshonestidad. Debido a que el más beneficiado sería el segundo o el tercero en atacar, nadie quería ser el primero.

Pero ──……

“¿¡A que le temen, malditos goblins……!?”

De repente, uno de los goblins que estaba estremeciéndose en el borde del circulo fue aplastado por un enorme martillo de guerra sin siquiera poder gritar.

No hacía falta decir que el ataque provino del ogro.

Empuñando furiosamente su martillo, mientras limpiaba la sangre y los trozos de carne que la manchaban, el monstruo mostró ferozmente sus colmillos.

“Si no pueden ni siquiera iniciar una batalla será mejor que estén preparados para que les saque los intestinos, será mi calentamiento!!”

La incitación hecha frente al enemigo, la feroz sed de lucha. Los ojos del ogro brillaron intensamente, intimidando a los goblins.

“¡¡GGOORG!!”

“¡GOR! ¡GGOOBOG!”

Al estar acorralados entre dos enemigos, los goblins no pudieron evitar gritar.

Si seguían esperando en vez de atacar todos a la vez, morirían. No querían morir. Nadie lo quería.

Todo esto, sin duda era culpa de ese aventurero ────……

Pero, él no dejaría pasar la brecha que apareció en ese momento.

“Tontos.”

Dijo Goblin Slayer en voz baja, y cortó hacia el borde interior del circulo como si golpeara un escudo.

La diferencia de peso debido a su contextura física y su equipamiento hizo que el impacto conectara con uno o dos goblins sin que estos pudieran hacer nada.

“¿¡GOOBG!?”

Dando un fuerte pisotón sobre el goblin que tumbó al detenerse, le rompió dos o tres huesos, y siguió hacia adelante.

“¿¡GRGG!? ¿¡BGO!?”

“¡GOOROGOGO!”

Sin poder resistirlo, los goblins atacaron al aventurero usando a sus aliados como escudos.

¿Qué tiene de malo? De todos modos, sus ataques golpearán a otro. ¡Solo debería aprovechar esa brecha ──!

“¡Uno……!”

“¿¡GOOBG!?”

Y así fue.

La espada de Goblin Slayer atravesó la garganta del desafortunado goblin que se convirtió en el primero en atacarlo.

Mientras se burlaban de su compañero, que murió ahogándose en su propia sangre, un segundo y el tercer goblins se lanzaron sobre él.

“¿¡GOR!?”

“¿¡GBBGR!?”

Pero ──……

El primer goblin golpeó la espalda de su aliado cuando alzo su garrote, ocasionando que el segundo goblin enfurecido lo derribara.

Luego encajó su sable en el hombro de su compañero derribado, y mientras este gritaba de dolor, fue golpeado con el puño de Goblin Slayer.

“¡Hmm!”

“¿¡GOOBOGR!?”

Mientras tanto, Goblin Slayer se estaba abriendo paso hacia el exterior del circulo.




Balanceo su espada, que aún tenía con un cadáver ensartado, lanzándolo para alejar a dos o tres goblins.

Luego dio un paso hacia adelante, y con su mano derecha vacía golpeó el rostro de un goblin.

Cuando este gritó tambaleándose hacia atrás, tomó la espada que estaba en el cinturón de su oponente y se la arrojó.

“¿¡GRGB!?”

“¡Dos!”

El goblin con una espada saliendo de su garganta se desplomó. Goblin Slayer corrió a toda velocidad.

Luego dio un fuerte paso y salto. Disminuyo su altitud. El tiempo que estuvo en el aire fue corto. Pero el tiempo que permanecía inmóvil en el aire era una brecha.

“¿¡GOOG!?”

“¡Con este son tres!”

Cuando aterrizó, aplasto a un goblin y le rompió la medula espinal. Pero aún no había terminado.

Los goblins se aglomeraban sin retroceder. Sus armas chocaban entre sí, mientras se burlaban y gruñían.

Adoptando una postura baja mientras caía, Goblin Slayer se agacho ágilmente.

“¿¡GOBGR!?”

Se lanzó hacia un goblin cercano que se hallaba indefenso, tumbándolo ── por supuesto, detrás de él estaban sus aliados.

Entonces, ¿cuál sería el resultado?

“¡GR! ¿¡GOROOGB!?”

“¿¡GOBB!?”

Obviamente serían aplastados. Además de que arrastrarían y derribarían a varios goblins a su alrededor. ¿Y detrás?

“¿¡GOROG!?”

“¿¡GPPBGGG!?”

Caer, ser pisoteados, luchar, forcejear, ser arrastrados, de esta forma varios eran ruidosamente derribados.

Saltando desde una baja postura, Goblin Slayer atravesó en un instante esa conmoción.

“¿¡GOOB!?”

De paso, no se olvidó de tomar prestado el garrote de uno de los goblins que estaba retorciéndose.

“¡Oigan, malditos goblins……! ¡Si son tantos, ¿cómo son tan torpes?”

Mientras oía distantemente lo que decía el molesto monstruo, él destrozó el cráneo de uno de ellos.

“¿¡GOBBG!?”

Cuatro. Recuperando su espada──garrote y alzándola, repelió el siguiente ataque, y arrojó al goblin atacante con ese impulso. (NOVA: Se refiere a que la espada esta tan mellada que ya no corta, así que la usa como un garrote)

El goblin, que estaba tambaleándose tras perder su arma, fue arrojado hacia uno de sus compañeros.

Este lo insultó, y entonces dejó de moverse.

Goblin Slayer tomó la lanza soltada por el goblin y la arrojó al azar.

“¿¡GOBBGRR!?”

La punta se clavó en el pecho de un goblin, que cayó involucrando a varios de sus compañeros.

En el momento en que el cadáver fue hecho a un lado, dejo de moverse.

Los goblins recogieron todas las armas caídas y se lanzaron hacia Goblin Slayer desde todas direcciones.

Todo esto se repetía sin cesar.

No importaba a donde mirara, solo había goblins. Simplemente blandiendo su arma de forma adecuada, morían.

Desafiar un gran ejército en terreno abierto y matarlos a todos. Eso era algo que Goblin Slayer no podía hacer.

Pero era algo que podía hacer dejando de luchar como un soldado ‘decente’.

¡Si al menos no tuvieran un Goblin Lord! (NOVA: Al parecer Goblin Slayer piensa que el Ogro es un Goblin Lord xD)

“¿¡GOOGG!?”

“¡Con este van doce!”

Claramente Goblin Slayer estaba controlando su odio.

Ataques entre aliados. Irritación. Miedo. Ira. El caos se extendía como fichas de dominó.

Entonces, Goblin Slayer irrumpía dentro de este caótico asedio.

“¡¡Aventurero!!”

El poderoso monstruo estaba a la expectativa.

Goblin Slayer entrecerró los ojos mientras corría hacia él en línea recta como una flecha lanzada por la Arquera Elfa Superior.

Su martillo que probablemente había arrebatado muchas vidas. Era un bloque de metal que brillaba tenuemente bajo el reflejo de la nieve.

Si acertaba, probablemente ese sería un golpe crítico.

No podía esperar hasta haber perdido una vida, como en una batalla anterior.

Por otro lado, él solo tenía un garrote, un escudo redondo, y algunos objetos en su bolsa de lona.

── No hay problema.

Goblin Slayer bajó su postura y aceleró aún más su paso.

“¡¡Mueree!!”

El martillo de guerra bajó rápidamente. Rugía mientras cortaba el aire, con la intención de pulverizar de un golpe desde su cráneo hasta su columna vertebral.

En ese instante, Goblin Slayer golpeó ambas manos contra el suelo.

La nieve marrón mezclada con lodo brotó salpicándolo todo.

¿Habrá sido por la fuerza del martillo o por el frenado repentino?

En cualquier caso, el resultado fue evidente.

Salvándose por el grosor de un cabello, el tenue brillo del martillo de guerra se enterró en el suelo justo frente a Goblin Slayer.

── ¡Qué fácil!

Goblin Slayer saltó hacia la brecha que se creó cuando el ogro puso toda su fuerza en intentar sacar el martillo del barro con su impulso sobrante.

Cambió su trayectoria como una flecha disparada por la Arquera Elfa Superior.

“¡¡WhoOaa!!”

Apoyándose sobre el arma de la que tanto se enorgullecía en ogro ── con un salto, la presa a la que resentía, se impulsó a sí misma.

¿Qué tan humillante debió haber sido para el ogro?

Este volvió a preparar su martillo de guerra con ambas manos sin lograr golpear al aventurero con la armadura desgastada.

Pero a Goblin Slayer no tenía interés en las emociones de monstruos desconocidos. Obviamente.

Rodó por el suelo mientras aterrizaba para matar su impulso, se puso de pie y siguió adelante.

Después de todo, su objetivo no era este monstruo ── ni siquiera eran los goblins.

“Ah……”

“Sigues viva.”




En respuesta a la frágil voz, Goblin Slayer respondió brevemente. La joven prisionera crucificada parpadeó.

Detrás de él resonaban los rugidos de los goblins y el ogro. Había poco tiempo.




Goblin Slayer dedicó ese breve periodo para decir unas palabras.

“Dolerá, pero con esto terminará.”

“…… ih”

La muchacha asintió sin fuerzas. Goblin Slayer arrancó a la muchacha del crucifijo tan mecánicamente que era cruel.

“¿¡Uh, ah……!?”

La muchacha se retorció de dolor a causa de los clavos que le arrancaban carne. Goblin Slayer la cargó en su hombro.

Falta una más. Antes de ir por ella, Goblin Slayer saltó hacia un lado y cayó sobre la nieve.

“¡¡Malditoo!! ¡¡Parece que tienes mucho tiempo de sobra como para interesarte por las prisioneras!!”

“Para nada.”

El ogro balanceo su martillo de guerra y con una mirada…… y una sonrisa feroz rugió.

Emitiendo un gruñido grave, Goblin Slayer rebusco con la mano que tenía dentro de su bolsa de lona.

“¿¡Gaa!?”

Con un sonido seco, unos guijarros se clavaron en el rostro del ogro y un polvo rojo cayó justo después, tan suave como la nieve.

Inmediatamente, el ogro gritó, y se lanzó hacia atrás cubriéndose el rostro.

Montones pimientos en polvo, almacenados dentro de cascaras de huevo, fueron lanzadas a sus ojos. Los ojos y nariz son excelentes blancos cuando se lucha contra cualquier monstruo.

“¿¡¡Vas a usar…… este tipo de travesuras infantiles!!?”

Estaba siendo insultado. Se estaban burlando de él. Como si fuera uno de esos débiles goblins.

La visión del ogro, literal y metafóricamente, se había teñido de rojo, mientras tomaba su martillo de guerra y lo blandía con todas sus fuerzas.

“¿¡GOROOGB!?”

“¿¡GOB!? ¿¡GOGR!?”

La sensación que tuvo al realizar su ataque era como si moliera carne. Pero en realidad ese era un goblin que Goblin Slayer había usado para reemplazarlo.

Goblin Slayer corrió en dirección a la otra prisionera mientras empujaba goblins a diestra y siniestra hacia el ogro para usarlos como escudos.

Él se encontraba cargando a una persona, por lo que no había comparación entre ambos en términos de velocidad.

Pero, ya estaba fuera del circulo enemigo. Y tenía al ogro blandiendo su arma mientras gritaba irritadamente.

Goblin Slayer se aprovechó del hecho de que los goblins que debían vigilarlas estaban lejos.

“Vamos.”

“…… h-hí.”

Respondió valientemente la otra muchacha, mientras soportaba el dolor de ser arrancada a la fuerza mordiéndose sus labios.

Habiendo liberado a ambas prisioneras. Goblin Slayer miró a su enemigo mientras cargaba a ambas muchachas sobre sus hombros como si fueran barriles.

Ahora su movimiento estaba completamente restringido. Tenía ambas manos ocupadas. No podía blandir ningún arma. Si luchaba, perdería.

No era necesario ayudarlas. Podría haberlas abandonado. Pero ese pensamiento nunca cruzo por su mente.

Si tienes que elegir entre hacer o no hacer algo, solo hazlo. Esa fue una de las primeras cosas que le enseñaron.

“Estúpido aventurero…… ¿Planeas morir así?”

El ogro, que finalmente se libró de la molestia en sus ojos, deformó su boca como un tiburón.

Los humanos son estúpidos. Es lo que los goblins decían, pero ciertamente era verdad.

No sabía si era por sus propios sentimientos o su reputación dentro de la sociedad, pero se preocupaban por cosas estúpidas e intentaban ayudar a los rehenes.

También había quienes maliciosamente abandonarían a los rehenes ── pero esos tipos al final solo serían rechazados por la sociedad.

Para el ogro era obvio qué tipo de aventurero era este.

Para los Personajes No Oradores, hundir a esos tipos en las profundidades de la desesperación era el mejor de los placeres.

“Bien. Como tú quieras, mataré a esas muchachas frente a tus ojos. Es una lástima, los que ayudan a otros son unos estú──……”

El ogro hablaba mientras caminaba lentamente. Pero Goblin Slayer no le respondió.

Él solo miraba hacia el cielo. Estaba mirando el brillante sol que se desplegaba en el cielo tras las blancas nubes.

Estaba cruzando el cénit. Incluso en esta estación, era la hora en que la luz del sol se volvía más fuerte.




── Él estaba esperando ese momento.

“¿¡GGBBOOR!?”

Un goblin gritó perplejo. Atraídos por ese grito, unos cuantos miraron hacia arriba.

Humo. El humo se elevaba hacia lo alto. El calor llego hasta ellos junto con el viento. Lenguas rojas lamian el cielo.

Era fuego. Eran llamas.

“¿¡GROG!?”

“¿¡GGOOBOR!?”

“¿¡Qu……!?”

El ogro se quedó sin palabras. Las llamas se alzaban por todo el pueblo.

Ignorando a los goblins que se echaban la culpa por desatender el fuego, el mango del martillo en las manos del ogro crujió.

── ¿Él tenía un ejército?

Entonces, Goblin Slayer declaró al ogro que lo observaba con los ojos bien abiertos.

“¿Quién pelearía honestamente contra ustedes?”

El humo traído por el viento ya había comenzado a envolver la plaza del pueblo.

Incluso sus ojos capaces de ver en la oscuridad serían obstruidos por el humo, sería como verter tinta diluida en un vaso con agua.

Era a causa del calor. Si eran obstruidos por el humo caliente causado por las llamas…… su visión nocturna perdería todo sentido.

Pero no había forma que el ogro lo supiera.

Que el hielo cortado por Goblin Slayer y pulido por la Vaquera había sido puesto por todo el pueblo.

Que mientras estaba esperándolo, él tranquilamente estuvo colocando una trampa.

Que la luz concentrada a través de hielo tenía el calor suficiente para crear fuego.

Que incluso entre la nieve, la madera seca de las casas, las ramas debajo de la nieve ── arden muy bien.

Que este hombre tenía un amplio conocimiento sobre cómo obstruir la visión de los goblins que pueden ver en la oscuridad.

“No sé qué tipo de monstruo seas, pero…”




Los goblins gritaban envueltos en confusión y miedo, y el ogro tomó su martillo de guerra con su puño tembloroso a causa de la ira.

La cortina de humo. El polvo arrojadizo, las chispas.

Ese aventurero declaró calmadamente antes de desaparecer entre el humo.

Con su fría y grave voz de siempre.

“…yo aniquilaré a todos los goblins.”

5 7 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios