Goblin Slayer

Volumen 9

Capítulo 8: El Asesino de Goblins Avanza hacia el Torbellino

Parte 1

 

 

Ese goblin no se acercó al pozo sin ninguna razón en particular.

Ciertamente, tenía sed.

Publicidad M-AR

Pero, antes que nada, era debido a que ese ogro tirano se había vuelto desagradable.

Era insoportable que diera ordenes moviendo solamente su barbilla y todo porque era un poco fuerte.

Después de todo, el goblin no estaba trabajando por gusto. Tampoco era divertido. Solo era una molestia.

Solo pudo descansar un rato porque los demás estaban trabajando como tontos.

¿Qué?, relajarse a sus espaldas, lanzando quejas e insultos es algo que todos hacen.

No es algo tan malo, ¿cierto? ──……

Por eso, mientras sacaba la cubeta del pozo agresivamente, no pensaba en nada más que razones para maldecir a los dioses.

“¿¡!?”

Por eso no vio el brazo que se extendió repentinamente desde el pozo y enredó alrededor de su garganta, con un sonido sordo su conciencia cayó en la oscuridad.

No creyó que fuera su culpa hasta el momento de su muerte.

El cadáver del goblin fue arrastrado al interior del pozo y se hundió en el agua con una silenciosa salpicadura.

La Vaquera dejó escapar un grito al ver el cadáver que cayó a su lado, pero él solo se concentró en observar los alrededores.

Después de todo, él era Goblin Slayer.

“Bien. Subamos.”

Su cuerpo escurría agua mientras se arrastraba fuera del pozo y verificaba silenciosamente los alrededores.

La Vaquera, que fue llamada en voz baja, asintió, tomó tímidamente la cuerda y comenzó a trepar por la pared.

Aunque tenía las cuñas, la pared interna del pozo era resbaladiza y su cuerpo estaba entumecido por el miedo y los nervios.

Después de un rato ella ya no pudo moverse, entonces un guante de cuero tomó su mano y la jaló hacia arriba con fuerza.

“G………… gracias.”

Publicidad Y-M2

“Hm.”

Sin decir más que eso, él bajó su cuerpo y comenzó a caminar rápidamente.

Publicidad Y-M2

Él no dijo nada, pero la Vaquera comprendió que le decía que lo acompañara con sus señas, y ella lo siguió.

Desde el principio no había pensado en separarse de él. Ella era obediente.

Desde un pueblo no tan lejano, pero tampoco cercano, resonó un enérgico rugido.

Era obvio que ese monstruo estaba llamando a los goblins. No quedaba mucho tiempo.

Como él avanzó alejándose de donde provenía el ruido, la Vaquera esperaba que ellos huyeran.

Por supuesto, sabía que su esperanza era en vano.

Él no querría dejar vivos a los goblins y huir. Ciertamente, eso acababa de decir, ¿no?

“………… ¿El estanque……?”

Publicidad Y-M1

“Así es.”

Finalmente habían llegado al estanque congelado que habían visitado hace poco.

Él se agachó frente al estanque, sacó su cuchillo personal, lo sostuvo boca abajo y lo clavó en la superficie.

Sin saber qué hacer, la Vaquera se agacho y se sentó a su lado.

Su cuerpo mojado ── aunque no debería sentir frio gracias al anillo ── estaba temblando.

── Eso es. Tengo que secar mi cuerpo.

Las palabras que él le había dicho antes regresaron a su mente. Se congelaría.

Dicho esto, ella tenía mucha vergüenza de quitarse la ropa en este lugar, así que solo exprimió el dobladillo de su ropa, era lo único que podía hacer.

El agua chorreó un poco. Su ropa estaba pegada a su piel, se sentía incomoda, y su cabello mojado era muy pesado.

“…… ¿Estás bien?”

“¿Sobre qué?”

“No has secado tu cuerpo.”

Hm. Respondió él como si estuviera pensando en algo, e inclinó un poco su cabeza hacia un lado.

“Me calentaré en seguida. Estoy bien.” Dijo él, y después añadió. “En seguida.”

Publicidad Y-M2

“¿Ah, sí……?”

Había muchas veces en las que ella no comprendía la intención de sus palabras.

La Vaquera se hizo bolita abrazando sus rodillas y sacudió su cuerpo a intervalos para alejar el frio.

No, más que el frio…… quizás era una acción contra el miedo.

El calor de su cuerpo se transmitía solo un poco a través de su atuendo mojado.

Publicidad G-M1




Sin embargo, era demasiado delgado y poco confiable como para tranquilizarla.

“Oye……”

Así que al final, ella lo llamó tímidamente desde atrás. Era todo lo que podía hacer.

Publicidad M-M5

“¿Qué?”

Respondió él sin voltear y siguió moviendo su mano.

La Vaquera buscó algo que preguntar, y finalmente dijo mientras enterraba su frente en sus rodillas.

“Ese monstruo…… dijo que tu mataste a su hermano……”

“Hm.”

La Vaquera pasó saliva y preguntó “¿Es verdad?” en voz baja. Su respuesta fue concisa.

“No lo recuerdo.”

“Entonces, ¿es un malentendido……? ¿Es otra persona……?”

“De seguro él tampoco recuerda a quienes ha asesinado.”

Después de todo, la pregunta de la Vaquera contenía algo de expectativas.

Pero él lo negó para descartarlas.

“Sí, lo sabía.”

Ya veo. Murmuró en voz baja la Vaquera. Así era.

Él finalmente termino de darle forma al hielo que cortó con su cuchillo y lo arrojó en dirección a la Vaquera.

“¡Hay!”

Después le pasó una tela no tan mojada a la Vaquera que grito involuntariamente a causa del frio.

“Púlelo.”

“¿E-Esto?”

“Haré unos más.”

“S-Sí. Entendido……”

¿Y luego? Después de tragarse sus palabras, la Vaquera comenzó a trabajar como se le había dicho.

Él también continúo cortando el hielo en silencio.

Pero, ¿cuánto tiempo había pasado?

Cuando la Vaquera ya llevaba unos cuantos hielos, él de repente alzó la mirada.

“La ventisca disminuyó.”

“Ahora que lo dices……”

La Vaquera parpadeó un poco, y miró hacia el cielo.

El brillante sol podía verse a través de las blancas nubes que cubrían el cielo.

“No me esperaba esta jugada de los dioses……” (Zeth Ito: Se refiere al resultado de la tirada de los dados.)

Es una buena oportunidad. Tras murmurar en voz baja, él tomó el hielo que había pulido la Vaquera y se puso de pie.

“Yo iré.” dijo él en voz baja. “Tú sal del pueblo.”

“¿Eh……?”

La Vaquera parpadeó. La escarcha alrededor de ellos hizo un sonido cristalino.

“Será un gran alboroto. Reuniré toda su atención. Si tienen otros nidos podrían escapar……” Volviendo a tomar el resbaladizo hielo, y luego de murmurar sus quejas sobre la topografía del pueblo, él continuó hablando despreocupadamente. “Afortunadamente, ese monstruo de alguna forma no lo permitirá. Tú podrás huir.”

Esas palabras eran de esperarse.

Hasta ahora habían estado moviéndose para poder huir. Pero ahora él iría a matarlo.

Como siempre.

“…… Sí.” Por eso la Vaquera asintió sin oponerse. Igual que siempre. “Entonces, regresaré…… para poder preparar una cálida comida.”

“Hm.”

Publicidad M-M1

Respondiendo brevemente, él comenzó a caminar rápidamente por el camino nevado. Curiosamente no podía escuchar sus propios pasos.

La Vaquera miró fijamente su espalda que se alejaba gradualmente. Abrió la boca, y luego la cerró.

¿Debería decir algo? Unas palabras que no le añadieran más preocupaciones. ¿Esfuérzate? No, él siempre es así.

Algo que él quisiera escuchar. Algo que él quisiera que le dijeran. Después de vacilar, la Vaquera preguntó con una voz que se confundía con el viento.

“Vas a volver, ¿verdad?”

Él no se detuvo. Siguió caminando en silencio.

Seguramente no pudo escucharla. Así que, no se podía evitar que siguiera su rumbo.

La Vaquera se frotó suavemente los ojos, asintió y se dio la vuelta lentamente.

Debía apurarse a huir ── llegar a algún pueblo, informar la situación y pedir ayuda.

Entonces algo vino desde su espalda, de la persona que caminaba a trote.

Publicidad Y-AB

“No voy a perder.”

Esas fueron sus cortas, graves y silenciosas palabras.

Sí, él siempre era así.

── Demonios, él tampoco entiende mis sentimientos.

Ella exhaló ligeramente, apretó sus suaves labios y comenzó a correr entre la nieve.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios