Goblin Slayer

Volumen 9

Interludio 2: De una Historia que Muestra que los Estrategas no son Adecuados para los Goblins

 

 

“¡Hey, ¿aún no pueden encontrarlos!?” El ogro estaba molesto y pateó los escombros que usaba como asiento.

De los goblins que se encontraban a su alrededor, el que trajo la información se encontraba postrado ante él.




Al ogro no le gustaba esa actitud lambiscona, pero en realidad odiaba la desobediencia.

Después de todo, la palabra goblin era sinónimo de pretender obedecer pero traicionar en secreto.

Debido a su deficiente inteligencia y a sus vicios, cada uno de ellos pensaba que era el mejor del mundo y los demás solo eran un estorbo.

── Debería usarlos de la mejor manera.

Como soldados ordinarios probablemente esta raza sea la mejor. Incluso el ogro tenía que admitirlo.

Tenían grandes números, eran perfectos para una violenta redada repentina.

E incluso si intentaran rebelarse, no debería haber ningún goblin que pudiera matar a un ogro.

Sería muy improbable, incluso si se tratara de un elfo oscuro.

── ¿Elfo oscuro?

Recordar su malestar también molestaba al ogro.

『Parece ser uno de los comandantes militares del Señor Demonio. 』

En resumen, la batalla anterior fue una derrota aplastante.

El humano que los asesino, el autoproclamado héroe, mató a todos los comandantes presentes y suprimió la conspiración.

Irrumpió en la batalla que decidiría la superioridad entre los ejércitos del Orden y el Caos, y acabó con el Señor Demonio.

Cuando el ogro perdió sus tropas, escapó hacia las montañas y gritó: 『 ¡No es posible que yo haya perdido! 』 ──

『Ese es el aullido de un perdedor. 』 Diciendo esas palabras un elfo oscuro apareció frente al ogro, era un hombre con una pinta de hipocresía.

Normalmente el ogro habría arrancado las extremidades y devorado los intestinos de cualquiera que le hablara así.




Sin embargo, su armadura estaba rota y estaba agotado debido a las flechas que tenía clavadas en su cuerpo, actuar desenfrenadamente en ese estado no sería divertido.

El elfo oscuro distorsionó sus rojos labios, como si estuvieran bañados en sangre, y luego hablo como si el ogro le hubiera preguntado qué era lo que quería.

『Esta es una historia que un compañero mío escuchó de un aventurero rhea… 』

── Al parecer, el aventurero que asesinó a sus hermanos usando trucos sucios se encontraba en la frontera occidental ──……

El ogro sabía muy bien que estaba siendo tentado con esa historia. Había sido reducido a una pieza más que sería usada por el elfo oscuro.

El elfo oscuro tramaba algo, y él no era más que el señuelo para conseguirlo.

Pero, ¿y eso qué?

Él repararía su armadura, reuniría soldados, incluso goblins si fuera necesario, y lograría la venganza de sus hermanos.

Mientras pudiera lograr eso, algo como una conspiración era algo trivial.

── Aun así.

La ira del ogro escapó de su boca como vapor y se elevó como humo blanco hacia el cielo.

La nieve revoloteaba como siempre, la atmosfera del lugar se enfriaba cada vez más y la moral de los goblins estaba especialmente baja.




No, la moral era irrelevante. No estaban motivados.

“¿Ya se aburrieron de atormentar a los prisioneros? ¿Verdad?”

Cuando volteo a verlo, el goblin que parecía que se estaba quejando comenzó a correr despavorido.

Los goblins se ponen presuntuosos cuando atormentan grupos más débiles que ellos. Demonios, no tienen remedio.

La insatisfacción que les trajo el mandato del ogro ya debería estar circulando en sus mentes a estas alturas.

La mayoría de ellos ya está pensando que, si lograra derribar a este monstruo gigante y se volviera el jefe tendría comida caliente y mujeres a su disposición.

No hay duda que una idea tan ridícula debe haber inundado sus pequeños cráneos.

── Ni siquiera deben tener ganas de escuchar opiniones.

Entonces, al volver sus ojos hacia el pueblo abandonado y aislado gracias a la nieve gris, volvió a alzarse un grito en aquella dirección.

Parecía el grito de un cerdo a punto de morir, era la voz de súplica de una mujer moribunda retorciéndose en agonía.

¡Demonios, malditos goblins……!




¿Debería matar a algunos para darles una lección? El ogro que se puso de pie pensando eso sacudió la cabeza en negación.

“Um, no, ya veo.”

Exacto, tenía esa jugada.

Precisamente porque los goblins son goblins, eran diferentes de el mismo, así que podría hacer algo con su pobre perspectiva.

“Darles una lección podría ser un buen plan.”

4.8 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
3 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios