Praise the Orc!

You’re an Orc, Yet You’re Still Praiseworthy!

Capítulo 88: El Bosque Negro (Parte 1)

 

 

«Gracias de nuevo. No olvidaré su ayuda. Enviaré mensajeros a Nameragón y Spinoa.»

La expresión de Nadia estaba algo perturbada mientras hablaba. Eso se debía al elfo oscuro que los acompañaba.




«Es la primera vez que dejo Nuridot. Estoy muy emocionado.»

Anor se unió al grupo de Crockta y Tiyo.

Había despertado el poder de un nigromante que su madre le había dejado. Al mismo tiempo, su identidad como elfo oscuro fue desechada. Liberó todo lo que había estado acumulando en todo este tiempo. Una persona que dejó de ser un elfo oscuro, ese era Anor.

También estaba la tragedia que ocurrió en el ayuntamiento. Al salir de allí, tomó a los orcos que se infiltraron en el pueblo y los convirtió en sus marionetas. Sin embargo, deliberadamente no mató a algunos guerreros orco. Se marchó él solo a través de la barrera fuera de la ciudad.

Los orcos sobrevivientes volvieron a atacar el ayuntamiento. Los elfos oscuros tuvieron que luchar contra los guerreros orco ellos mismos.

Usando la ventaja de los números, fueron capaces de dominar a los orcos. Sin embargo, el hecho de que los orcos fueran guerreros de una tribu élite, mientras que los elfos oscuros eran personas que no estaban familiarizadas con la lucha, aún era un hecho. Múltiples vidas fueron entregadas a cambio de su resistencia. Se produjeron innumerables bajas.

Anor se encogió de hombros cuando se le preguntó sobre esto. Tal vez fue un extra.

Nadia sabía que había sido perseguido por ser un elfo oscuro y que su madre muerta venía del linaje de un nigromante, así que no podía culparlo. Ella también era cómplice. Por supuesto, los otros elfos oscuros no lo pensaban así. El desagrado se había convertido en odio. En particular, los que habían perdido familiares en el ayuntamiento querían saltar hacia Anor.

Nadia habló con Anor, «Anor.»

«Bueno, mie.…»

«Cuídate.»

«Bue…. no, no, sí. Bien…»

El shock en el cuarto había sido tan grande que maldecir había sido un reflejo automático.

«Entonces nos iremos. Mantente viva. ¡Bul’tar!»

«Cuídense. ¡No discriminen a otras especies dot!»

Crockta y Tiyo dijeron sus últimas palabras. Nadia asintió. Anor sólo asintió con la cabeza en vez de despedirse. Luego se dieron la vuelta. Para el hombre que había sido perseguido toda su vida en Nuridot, era la primera vez que salía al mundo exterior.

Nadia rezó a los dioses mientras los veía alejarse.

El honorable orco, Crockta. El lindo pero macho Tiyo.

«Anor, ¿esta es la primera vez que dejas Nuridot? ¿Kiki, no eres un campesino?»

«Este enano loco…ah no…lo siento.»

«¿Acaso ibas a insultarme dot?»

«No estoy seguro…. ¿por qué sigo haciendo esto?»

«¡Este bastardo! ¡Ven aquí!»

«¡L-lo siento!»

Añadiendo al elfo oscuro que maldecía reflexivamente, Anor, Nadia podía sentir que estos tres eran la clave para el futuro del norte. Pero cuando vio a Tiyo golpeando a Anor, empezó a preocuparse por el norte.

«Que Dios los ayude.»

Y protege a nuestros elfos oscuros del jefe loco. Nadia volvió a rezar.

***

 

 

Crockta, Tiyo y Anor se forjaron una reputación por ayudar a los elfos oscuros en problemas mientras se dirigían hacia Nameragón. Ahora los elfos oscuros del norte empezaron a conocer sus nombres.

«Sería bueno si Tercer Dragón también estuviera con nosotros» Anor tocó su collar mientras hablaba.

Había enterrado a Tercer Dragón en el Bosque Nuridot. Luego hizo el collar con uno de los dientes de sus dientes.

«Por cierto, ¿cuándo llegaremos a Nameragón?» Preguntó Anor.

Era un elfo oscuro, pero no sabía nada de la geografía del norte. Crockta lo comprobó en el mapa.

«Llegaremos a Nameragón una vez que crucemos esta montaña.»

Había una alta montaña frente a ellos. Tomaría demasiado tiempo dar la vuelta. Además, había algo único en ella.

«Si intentamos cruzar esta montaña… tendremos que atravesar el Bosque Negro.»

«¿Bosque Negro?»

«Sí. No hay explicación de por qué se llama el así.»

Crockta revisó el mapa de nuevo antes de guardarlo. Era un mapa del norte que había recibido de Nadia. Era mucho más detallado que el anterior. Según éste, se necesitarían uno o dos días para llegar a Nameragón.

«¿El Bosque Negro?» Preguntó de repente Anor.

«¿Por qué? ¿Lo conoces dot?»

«He oído hablar de él. Se dice que el Bosque Negro es oscuro…»

«¿Eso es todo?» Anor se tocó las orejas. Miró al cielo como si estuviera recordando una memoria lejana. «Se dice que un ermitaño vive en el Bosque Negro.»

«¿Un ermitaño?»

«Sí. Solía aparecer en el pasado, pero creo que se ha estado escondiendo últimamente… No conozco los detalles. Es lo único que recuerdo del Bosque Negro.»

Ermitaño del Bosque Negro, era un nombre muy romántico.




«¿No será interesante?»

«Así es.»

Crockta sonrió. En el mundo de Elder Lord, una nueva aventura comenzaba cada vez que otra terminaba. El Bosque Negro los estaba esperando.

 

[Es difícil conocer al ermitaño del Bosque Negro.]




 

El mensaje del sistema volvió a aparecer después de mucho tiempo. ¿Había acaso una misión para encontrar al ermitaño?

 

[Tiene un gran poder y es amigable con todos. Si lo conoces, podrás conseguir su ayuda.]

[La reunión en sí es una recompensa, así que no habrá recompensa por encontrarlo.]

 

Crockta frunció el ceño.

 

[Pero he preparado una pequeña misión por tu arduo trabajo en la búsqueda del ermitaño.]

[El ermitaño del Bosque Negro no es un humano, elfo, orco o gnomo.]

[Si lo conoces y le agradas, te dará una nueva habilidad.]

 

No lo entendía, pero había más razones para encontrar al ermitaño del Bosque Negro.

«Je, otra aventura me espera dot. ¡Oye, persona malhablada!»

«¡No soy una persona malhablada!»

«No mientas.»

«Realmente no…»

«Persona malhablada, ¿quieres hacer una apuesta? ¡¿Quién encontrará al ermitaño del Bosque Negro primero dot?!»

Entonces Tiyo empezó a correr hacia la montaña, Anor lo siguió. Crockta rápidamente fue tras ellos. Llegaron al Bosque Negro en un instante. Y justo en la entrada de él…

Encontraron a un ogro.

«…Heok, heok.» Tiyo estaba recuperando el aliento al subir corriendo por la empinada montaña. Una masa gigantesca estaba sentada frente a ellos. Tiyo empezó a temblar. «Vaya, ¿ese tipo es el ermitaño?»

«No estoy seguro.»

La ventana del mensaje decía que el ermitaño del Bosque Negro no era un ser humano, elfo, gnomo u orco. Si es así, tal vez fuera un ogro. El ogro estaba haciendo algo. Lentamente giró la cabeza. Había sangre alrededor de su boca.

«Grrr.»

Los ojos del ogro se volvieron feroces al encontrar a sus objetivos.

«No parece ser él dot.»

El ogro se levantó, con el cuerpo del oso que se había estado comiendo a sus pies. En el mundo real, los osos eran depredadores dominantes, pero en el mundo de Elder Lord, eran sólo botana para los ogros.

Crockta sacó su gran espada. Anor seguía siendo reacio a usar el poder de un nigromante, por lo que se vio obligado a dar un paso atrás.

«Anor, por favor, retrocede. Voy a resolver esto.»

«¿Está bien?»

Crockta sonrió en vez de responder. Por supuesto, el ogro era un monstruo poderoso. Se necesitaban tropas organizadas para derrotarlo. Crockta se había encontrado con un grupo de ogros en Quantes y apenas los había derrotado con el apoyo de la guarnición de gnomos.

Pero ahora era diferente. Crockta ya no era un guerrero ordinario.

«Jujuju, las habilidades de Crockta no pueden ser ignoradas.»

Tiyo se cruzó de brazos y se acomodó para ver a Crockta pelear. Crockta se enorgulleció de sus habilidades y levantó su gran espada.

El ogro se acercó a Crockta con la cara distorsionada. El suelo temblaba salvajemente a cada paso. Este era el poder de un ogro. Sin embargo, no sería una gran batalla. Ahora su gran espada podía ser manipulada libremente mientras se dirigía hacia el ogro.

Echa un vistazo, Bosque Negro. Ermitaño del Bosque Negro. Su gran espada mataría a este ogro, igual que su nombre. ¡Nadie podía detenerlo!

«¡Bul’tarrrr!»

Crockta corrió hacia adelante mientras el puño del ogro volaba hacia él. Crockta sonrió y….

Fue golpeado por el puño.

‘¡Cof!’

Crockta voló por el aire hacia el lugar desde donde había saltado.

¡Cheolbudok!

Fue un shock psicológico, además de físico. Crockta no pudo levantarse por un tiempo.

Tiyo suspiró: «¿Debería reírme o preocuparme.?»

Crockta se acurrucó por el dolor causado por esas palabras.

«Grrr…»

El ogro se les acercaba. Tiyo alzó a General. Crockta se puso de pie y alzó la mano para detener a Tiyo.

«Esta es mi pelea.»

«¿Estás bien dot?»

«Solo cometí un error.»

Crockta una vez más levantó a Ogre Slayer. Esta era una lucha por su orgullo. Crockta prometió acabar con el ogro mientras corría hacia delante. El ogro tomo un garrote y se enfrentó a Crockta. Las dos armas se encontraron con una fuerza tremenda.

Crockta fingió atraer al ogro a una lucha de poder, y luego se giró para acabar con el equilibrio del ogro para poder apuñalarlo por una abertura.

«¡Kuweeeoooh!»

Sin embargo, la patada del ogro también se dirigía hacia el abdomen de Crockta. Fue una reacción rápida. La espada de Crockta cortó el costado del ogro mientras éste pateaba el abdomen de Crockta. Ambos retrocedieron al mismo tiempo.

«…Hoo.»

Crockta levantó su gran espada.

Este ogro era diferente de los que conoció antes. Sus movimientos eran rápidos y contenían técnicas. Era mucho más eficiente que los ogros que solo luchaban de forma ignorante y con fuerza bruta. Era como un ogro que había aprendió artes marciales.

Los ojos de Crockta se volvieron cautelosos. Lo mismo ocurría con el ogro. Pensó en Crockta como un orco sencillo, pero se dio cuenta de que era diferente de los demás. Su fuerza y habilidades superaban a los orcos que conocía.

Además, había cortado su piel. Significaba que la esgrima del orco había alcanzado al menos el nivel más alto.

Los dos se miraron y se rieron a la vez. Habían conocido a un rival aquí.

«Qué interesante.»

«Grrr…»

Los dos chocaron de nuevo.

La hoja rozó la nariz del ogro mientras que el garrote se deslizaba sobre la cabeza de Crockta. Los dos ataques fallaron por muy poco. Si Crockta intentaba cortarle el cuello, el garrote apuntaría a su abdomen. Si intentaba apuñalarle en la pierna, el garrote apuntaría a su cabeza. Y así continuo el feroz combate.

Crockta no esperaba tener una confrontación de tan alto nivel con un ogro.

Así que sonrió y el ogro también lo hizo. Luego volvieron a empuñar sus armas en contra del otro.

La técnica de Gran Espada de Leyteno pasó por el garrote, moviéndose como una serpiente. Era un movimiento difícil de imaginar para una espada tan grande. Su objetivo era el corazón del ogro.

“¡…!”




El ogro también mostró movimientos impredecibles para su tamaño. Retorció su cuerpo y evitó la punta de la espada. Levantó una mano del garrote y golpeó hacia Crockta. Un ataque inesperado. En ese momento, Crockta movió su gran espada.

Agarró el enorme brazo del ogro y tiró de él. Usó la inercia para lanzarlo por los aires para que perdiera el equilibrio y cayera al suelo.

«¡Ohhhhhhhhhh!»

Crockta había conseguido tirar al suelo a un ogro gigante que le doblaba en tamaño.

¡Kuuuong!

Debido a su gran tamaño, la cabeza del ogro golpeó inmediatamente contra el suelo, aterrizando contra las duras rocas del lugar. Sangre se derramó por la cabeza del ogro haciendo que perdiera el conocimiento.

Crockta respiró hondo.

«Hoo…»

Luego levantó la mano derecha en una pose de victoria.

Tiyo y Anor aplaudieron.

«Fue una batalla tremenda y ese ogro es muy bueno dot.»

«Fue increíble. Además, ¡ganaste contra un ogro!»

Crockta tomó a Ogre Slayer y luego miró al ogro inconsciente.

“…”

Crockta puso a Ogre Slayer sobre su espalda.

«Sólo vete.» Por alguna razón, no quería matar a este ogro.

Tiyo asintió de acuerdo con la sensibilidad masculina. «Huhu, él lo sintió.»

«¿Sentir qué?» Anor estaba confundido. Tiyo le dio una palmada en la espalda a Anor y dijo, «La compasión de un hombre dot.»

Anor estaba confundido. Tiyo chasqueó su lengua ante la expresión de Anor.

«No lo entenderías.»

En ese momento, Anor se llenó de deseo de maldecir a Tiyo.




«Tú, ¿Tú querías insultarme justo ahora verdad? ¿No es así, eh? ¿No lo es?»




«No.»

«¡Eres un elfo con doble personalidad!»

«¡Ah, no!»

«Ejeje. Intenta decir palabrotas. ¿Dónde están? ¡Inténtalo dot!»

«Mierda.»

Dejaron el ogro y se adentraron más profundamente en la Bosque Negro. Esta vez se encontraron con un goblin.

“¿…?”




El goblin estaba sentado en una roca con una expresión zen. El grupo de Crockta se detuvo y el goblin abrió lentamente los ojos. Sus ojos estaban llenos de aturdimiento.

«Kieeeek.»

El goblin se levantó de su sitio. Un pequeño arco sostenido en su mano. Preparó una flecha y la apuntó a Crockta.

«Es mi turno dot.»

Tiyo se adelantó, sosteniendo a General en sus manos. Los ojos del goblin y del gnomo se encontraron.

Tiyo gritó: «¡Este bosque es interesante!»

Tiyo alzó a General preparado para disparar. En ese momento, la flecha del goblin voló hacia la cabeza de Tiyo. Él evitó el ataque rodando por el suelo. Entonces inmediatamente tomó represalias. Las balas de General volaron hacia el goblin.

Su objetivo era su cabeza. Sin embargo, el goblin solo movió la cabeza y evitó el ataque.

«¡Ah!»

El goblin sonrió y dijo: «Aún es insuficiente.»

“¡…!”

«No tienes corazón en tu ataque kyak.»

Era un goblin que sabía hablar la lengua humana como Kyawak que Crockta había conocido en el pasado.




“¡No me hagas reír!”

Tiyo disparó con General de nuevo. Pero el goblin sólo usó movimientos mínimos para evitar las balas. Espléndidos rayos de luz llenaban el Bosque Negro.

«Un verdadero tirador no dispara así.» El goblin tiró de su cuerda. Su arco corto tembló al ser jalado hacia atrás en toda su extensión. La flecha del goblin apuntaba exactamente a Tiyo.

«¡Esto es corazón Kyak!»

La flecha fue disparada y una tormenta apareció.

5 4 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios