Musaigen no Phantom World

Volumen 2

Tragedia 2: Venganza

Parte 9

 

 

A la mañana del día siguiente recibió un mensaje de Alice diciendo que Mai salía hoy del hospital. A pesar de que Haruhiko, quien debido a que había estado ocupado con la cacería de fantasmas no había tenido tiempo suficiente para visitarla, se dirigió a recoger a Mai al hospital.

Pasó rápidamente entre los pacientes ambulatorios para llegar a una habitación de hospital en la sala de pacientes hospitalizados.

Publicidad Y-AR

También notándolo por el misterioso entrenamiento especial de Leela de ayer, se dio cuenta de que a pesar de que su cuerpo se volvía más y más delgado, se movía rápido y vigorosamente, aunque no se hubiera transformado.

A cambio de perder el corazón de un humano. él está obteniendo la capacidad de movimiento del demonio Marchosias.

Haruhiko tocó la puerta y entró al cuarto.

Mai ya estaba vestida con el uniforme de la academia. Con su cabello recogido en un lazo morado, estaba sentada en la cama mientras arreglaba su lazo azul.

Ella de alguna manera tenía una sonrisa provocativa.

Publicidad M-M1

―Al fin llegaste, Haruhiko.

―Discúlpeme, Senpai. No había podido visitarla apropiadamente…. He estado ocupado últimamente.

―Ma, así parece. Al parecer te has estado divirtiendo mucho ¿Eh?

¿Divirtiendo mucho? Haruhiko no entendía la intención de Mai al decir eso. Debido a que no quería preocuparlas, él nunca habló acerca de la cacería. La única que sabía era Leela. Ahí fue que Haruhiko entendió. Esto se debe a la red de información de las chicas. Seguramente Leela les comentó alguna vez.

Haruhiko pensó que no se podía hacer nada.

―No hay nada de qué preocuparse, Senpai. Yo he acabado [35] con todos.

―A-a-acabado….. todo….. No, no es necesario…

―Bueno, es diferente a mi antiguo yo.

Haruhiko lo dijo con un tono de broma. Obviamente él no tenía que comentarle lo que el ha tenido que pagar por ello o acerca de Touko. Él piensa que tarde o temprano llegara el momento para eso….

Sin embargo, Mai levantó las cejas mientras sus ojos púrpura oscuro brillaban como si fuera una bruja. Del puño que estaba apretando nació un tatuaje de pentagrama que brillaba y como un movimiento preliminar ella se levanta a medias de la cama. Y agachándose un poco, trató de encadenar un golpe en el abdomen de Haruhiko como si se deslizara.

Aunque el movimiento no duró ni un segundo, Haruhiko ya lo había visto todo. Justo antes de que impactara el golpe tiró de su pierna izquierda todo el camino de regreso.

El puño de Mai solo cortó el aire.

―¿¡Q-qué!?

Mai se sorprendió mientras tenía su boca medio abierta. Haruhiko se puso un poco triste. Aunque apenas se había recuperado de sus heridas, el ataque de Mai no era lento.

Era que Haruhiko se había vuelto diferente….

Cuando Haruhiko intentó decirle eso, de repente:

―¡Pe-pervertido Haruhiko! Qué solo por hacerlo con una mujer se haya vuelto así es algo….

Publicidad Y-M3

―Espera, ¿Qué? ¿De qué habla?

La cara de Mai parecía deprimida mientras tomaba el celular que estaba encima del escritorio pareciendo interesada en él. Que Mai utilizara el celular era extraño, pero utilizando el dedo para pasar imágenes muchas veces finalmente le mostró a Haruhiko la pantalla.

Ahí estaba una foto de Leela acostaba sobre la cama de Haruhiko inapropiadamente con solo una manta sobre ella con un mensaje deplorable adjunto: “Fue increíble, Haru-kun.”

Mai pasó la imagen con su dedo y le mostró la siguiente foto extrema. La que seguía era una foto de Leela semidesnuda con una pose sexy en su cuarto.

Haruhiko sintió ponerse pálido.

―Se-Se-Senpai, ¡Cálmate por favor! ¡To-todo esto es una broma de Leela!

―¡Cual es la broma aquí! ¡Sin duda ese es tu habitación!

Mientras estaba enfadaba, las pupilas de Mai parecían llorosas.

―No- ¡No se puede hacer nada! Pensé que era necesario ingresar a Leela a la cerradura de mi habitación……

―¡Estos han llegado a diario! ¡¡Reina se quedó en cama por un tiempo en shock!!

―¡¡Reina-chan fue!! Espera…. no me digas….. ¿A Koito-san también le han estado llegando?

―¡Koito enterró su cara en la almohada y parecía convulsionando!

―Mierda….

Haruhiko había sido inocente ante la audacia de Leela. Pensándolo bien si era Leela, podía ser capaz de todo.

Desde el principio, Haruhiko siguió apelando a su inocencia por completo. Con el flujo de la conversación, también le contó que él empezó a cazar fantasma y que tiene poco tiempo para permanecer en la habitación. Mai parecía estar enojada, parecía tener los ojos llorosos y cambiaba su actitud a gusto, pero parecía creer que Haruhiko logró mantener la castidad.

―….Bu-bueno, es lo que pensaba. No hay forma de que el Haruhiko de ahora haga ese tipo de cosas.

Parecía que el corazón de Haruhiko se había relajado. Al mismo tiempo sintió que Mai pensaba fuertemente en él y se sintió avergonzado.

Se sentía como si una flor rosada se abriera en medio de la oscuridad de su coagulado rencor.

―Gracias por creerme, me alegra…. Voy a comentarles a Koito-san y a Reina-chan.

―Te acompaño.

Haruhiko y Mai se apresuraron hacia el cuarto de Reina.

Reina estaba recostada en su cama con una expresión vacía y azul. Lo primero que le dijo fue:

―Reina-chan, esas fotos fueron meras bromas de Leela-chan.

Reina, quien tenía su largo cabello desordenado, lo miraba con una mirada vaga y débil.

―Está bien, Haruhiko-kun. Yo rezaré por tu felicidad……

―Te digo que no es así. Estás siendo engañada por Leela-chan.

Publicidad M-M2

―El amor libre es la enseñanza de la Santa Madre…….. Yo también me sacrificaré.

―No, no, no, ¿Qué harás si alcanzas la iluminación? Para mi Reina-chan es una parte muy importante de mi corazón.

Musaigen no Phantom World Volumen 2 Capítulo 2 Parte 9

Publicidad M-M3

 

Publicidad M-M1

―…..Yo daré toda mi vida a la Santa madre.

Resolver el sagrado malentendido con Reina tomó el doble de tiempo que se usó con Mai. Ocasionalmente Mai lo ayudaba. El color de la vergüenza de su rostro iba mejorando poco a poco.

―….Ya, ya veo… Eso es algo muy de Leela-san. Me siento calmada.

Reina al fin podría mostrarle una sonrisa. Haruhiko estaba alegre de que una vez más ella le pudiera mostrar su corazón. Claro, no tenía nada que ver con sus instintos impuros como hombre.

Una visión de un cerezo en plena floración apareció en su cabeza.

A continuación, se dirigieron a la habitación de Koito.

Koito, mientras estaba boca abajo, estaba rígida sin hacer un movimiento. Hacía que se preguntara si estaba muerta.

―Koito-san, debido a que eres sabia e inteligente, seguro entenderás que las fotos de Leela eran mentira ¿No?

Koito agarró el celular que estaba junto a la cama y empezó a teclear rápidamente. Sin mirarlo le pasó el celular mientras enterraba su cara en la almohada.

Lo único que se podía ver era su cabello.

―Traidor traidor traidor, te incineraré.

Haruhiko habló mientras sentía miedo por esa última parte.

―Antes de que me incineres habla conmigo por favor. Esas fotos fueron tomadas sin mi consentimiento cuando Leela-chan se escabullía en mi cuarto.

Koito una vez más tecleó en el celular y le mostró la pantalla.

―Aun así te voy a incinerar, traidor.

Eso le hizo entender que Koito estaba completamente molesta. Haruhiko habló acerca de que Leela hacía lo que quería en su cuarto, sin distorsionar las buenas intenciones de ella.

―No me importa que me incineres, está bien. Pero antes de eso me gustaría hablar acerca de la familia con Koito-san por lo menos una vez más.

Mientras tenía su cabeza enterrada, el cuerpo de Koito se sacudió.

Mai, quien había estado callada hasta ese momento, finalmente habló.

―Koito, ¿no estarás haciendo una rabieta por nada?

Después de sobar su cara en contra de la almohada, escribió por tercera vez en el celular.

―Me retracto de lo anterior. Si te incinero no podríamos hablar.

A pesar de que Koito seguía con la almohada en la cara, parece que sus delicados hombros dejaron de esforzarse. Él también había dejado de estar presionado y sus hombros dejaron de estar rígidos.

El de verdad esperaba el día en el cual pudiera hablar con ella.

Después de solucionar el malentendido de esas dos, regresaron al cuarto de Mai. Haruhiko cargaba la gran maleta que contenía los implementos de hospitalización que utilizó Mai en su mano.

―Te ves más delgado que antes, pero parece que has obtenido fuerza en los brazos. Tus movimientos también parecen haber mejorado. ¿Será resultado de tus cacerías?

―Ehh, de pronto. Quizás es porque ya no invoco a Marchosias a las afueras, si no que lo invoco dentro de mí.

Mai frunció el ceño sospechosamente.

―Dentro de tí….. ¿Hacer eso de verdad está bien?

Publicidad Y-M1

―…….Está bien. Incluso me siento mucho mejor.

Haruhiko escondió los detalles importantes y le respondió a Mai. Ella duró un tiempo viendo a Haruhiko como si lo inspeccionara.

―Sabes, cuando mientes tus mejillas se endurecen.

Reflexivamente Haruhiko tocó sus mejillas y Mai suspiro como si se lamentara.

―Era mentira ¿verdad?…. Cielos, qué hermano menor tan irritante. Debido a que eres así, crees que todo es tú responsabilidad…… Desde ahora voy a acompañarte en tus cacerías.

―Eso es….. Creo que es imposible porque yo encuentro los fantasmas mientras vuelo.

―¿Puedes volar? Ya todo puede ser posible ¿Eh?….. Yo lo único que sé es que invocar demonios adentro de ti está mal…. Pero, te seguiré hasta donde pueda seguirte.

―……

Él se siente muy feliz por los sentimientos de Mai para con él. Sin embargo, su lucha en contra de los fantasmas ya había sobrepasado los límites humanos. El no quería hacerle pensar que ella era un estorbo, pero definitivamente no quería involucrarla.

El ya no soportaba ver a las personas importantes para el ser heridas. Él solo respondió con el silencio.

Publicidad M-M1

Haruhiko y Mai pasaron por el procedimiento de alta y trataron de salir por la entrada frontal.

Pero,

―¡Haruhiko-kun!

Desde atrás se pudo escuchar una voz que inspiraba suavidad. Haruhiko se dio la vuelta.

Era una chica que llevaba un parche en el ojo derecho la cual sonreía tan suave como un cachorro.

Era Miyama Sakura.

El cuerpo de Haruhiko se congeló completamente y su corazón empezó retumbar rápidamente. Un sudor helado atravesó todo su cuerpo.

Sin embargo, eso no se comparaba con la hermosa sonrisa de Sakura. Era hasta el punto de parecer antinatural….

―Haruhiko-kun, gracias por lo de antes. Fue muy divertido.

―…..

Haruhiko no tenía con que responderle.

Sakura inclinó su cuello de una manera un poco inverosímil.

―Si está bien, ¿No querrías salir con nosotros otra vez? Seguramente Shousuke-kun se alegraría. Ahhh, pero, desde ese día no me he vuelto a encontrar con él. Bueno, de pronto es porque es un poco tímido. Fufuhu, solo con mirarme se vuelve una persona muy tímida ¿No?

Las cosas que decía Sakura eran definitivamente extrañas. El tono de su voz también de alguna forma se sentía vacío.

¿No se le había avisado el hecho de que Shousuke estaba desaparecido? No, eso no puede ser….

Publicidad M-M5

Mai tocó suavemente el hombro de Haruhiko y con una mirada dolorosa movió su cabeza de derecha a izquierda.

Sakura continuó hablando con su tono de voz vacío.

―Le podrías decir de mi parte, ¿Haruhiko-kun? Está bien no ser tan tímido. Esto es un secreto, pero siempre que hablamos Shousuke-kun y yo terminamos hablando sobre ti.

Sakura estaba mirando a alguna parte con su ojo izquierdo sin brillo.

―Ah, si no estoy mal, acabo de verlo por allá. Lo lamento, Haruhiko-kun, voy a seguirlo. ¡Espérame Shousuke-kun!

Sakura empezó a trotar abriéndose paso entre los pacientes ambulatorios.

Haruhiko estaba sorprendido sin poder moverse. Sin embargo, el cruel poder de memoria de Haruhiko es capaz de recordar varios nombres de enfermedades.

Síntomas característicos de demencia, insomnio, alteración de la memoria por algún shock, puede ser el Síndrome de Charles Bonnet en el que se producen alucinaciones….

 

―A veces se puede ver deambulando en el hospital…. Los doctores dicen que es un síntoma temporal…

Mia dijo con una voz dolorosa.

―Desde ese día no me he vuelto a encontrar con él.

―Siempre terminamos hablando de ti.

El podía escuchar las palabras de Sakura repetirse muchas veces en su cabeza.

―Uh…..guu…. uuhuh..

Publicidad Y-AB

Haruhiko gemía angustiosamente. Él no quería reconocer lo que estaba en frente de sus ojos. Un color azul triste teñía su visión.

Eventualmente un árbol viejo de una marchita primavera se empezó a ver. Él……. él ya no puede soportar la tristeza. Haruhiko se aferró a la tristeza y con la lanza afilada por el rencor atravesó el árbol, derribándolo. Haruhiko ya ha perdido el corazón de un humano.

 

 


[35] Aquí este verbo puede tener un sentido sexual.

4 1 voto
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios