Seiken Gakuin No Maken Tsukai (NL)

Volumen 8

Capitulo 8: El Festival De La Danza De La Espada Sagrada

 

 

Eran las 10:30 hora estándar imperial… el día del Festival de la Danza de la Espada Sagrada.

Los miembros del Decimoctavo Pelotón abordaron un gran vehículo auto- conducido que los trasladó al escenario del festival en el Octavo Assault Garden.


Como el Octavo Assault Garden aún estaba en construcción, su superficie era sólo un tercio de la del Séptimo Assault Garden. Contaba con dos hornos de mana de última generación como fuente de energía y, una vez terminado, estaba previsto que ostentara la mayor movilidad de todos los de su clase.

“La construcción se encuentra actualmente al setenta y ocho por ciento, pero como tendrán que desviar recursos para reparar el Séptimo Assault Garden, tardará dos años más en estar terminado”. Dijo Elfine desde el asiento opuesto al de Lyseria.

“Aunque ya parece estar prácticamente terminado”. Observó Regina mientras miraba por la ventanilla.

El vehículo atravesaba el Área III, pasando junto a muchos edificios grandes. Todos estaban vacíos y a Lyseria le recordaron al Tercer Assault Garden.

A pesar de tratarse de una ciudad despoblada, destruir cualquier estructura fuera de la zona de combate designada suponía una pérdida de puntos. Esta regla ponía a Regina en desventaja, ya que el ataque [Drag Blast]06 de su Espada Sagrada era un bombardeo de área amplia y el reglamento se basaba en el combate urbano real, así que no había nada que hacer.

Publicidad M-M4

“¿Hacia dónde nos dirigimos?” Preguntó Lyseria.

“Está bastante lejos de Central Garden”. Contestó Elfine, tocando su terminal.

Cada unidad participante en el Festival de la Danza de la Espada Sagrada tenía un punto de partida designado. Estas posiciones se mantenían en secreto para los participantes. Cada lugar en el área de un equipo tenía banderas centrales, y al robarlas, una unidad rival ganaba puntos, y la defensora perdía puntos.

Publicidad M-M2

Un miembro del equipo quedaba descalificado si quedaba inconsciente o si su Espada Sagrada era destruida. Utilizar las banderas centrales para provocar a los enemigos sería una estrategia útil.

El área de juego parecía ser enorme e incluía pasadizos subterráneos. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, los bloques flotantes se desprendían de la zona de juego y las divisiones descendían para sellar los pasadizos subterráneos. La constante reducción de la zona de juego forzaría un conflicto incluso si un equipo intentaba correr con una bandera central y permanecer evasivo.

El vehículo pasó la zona urbana y se metió en una autopista. Lyseria miró al cielo azul.

(Leo-kun…)

No había llegado a tiempo. El que estaba sentado a su lado ahora mismo era su doble.

“¿Quieres un caramelo, chico?” Preguntó Sakuya. “Sí, por favor”.

Sakuya sacó un castella07 de la manga, que el doble aceptó encantado.

(¿El falso también está preocupado por Leo-kun?) Se preguntó Lyseria. “Fine-senpai, ¿ha empezado ya la emisión?” Preguntó.

“Sí, hay drones repartidos por toda la ciudad”.

Las máquinas estaban controladas por Elementales Artificiales, que utilizaban el Astral Garden para transmitir lo que estaba haciendo cada equipo a las grandes pantallas de cada Assault Garden.

Publicidad G-M2



El vehículo continuó saliendo de la zona urbana y entró en un túnel subterráneo. Finalmente se detuvo ante un gigantesco silo de suministros, y una voz sonó desde el interior del vehículo.

<<<Han llegado al Punto E. Los miembros del Decimoctavo Pelotón deben permanecer en el lugar hasta que reciban la señal que marca la apertura del Festival de la Danza de la Espada Sagrada>>>

  1. Ráfaga de arrastre. / El castella es un popular bizcocho japonés hecho con azúcar, harina, huevo y jarabe de maíz, muy común en los festivales y como comida callejera.

“Hmm… Los asientos para los invitados deben estar por aquí…” Arle giró la cabeza a un lado y a otro. Tenía el ticket que Sakuya le dio en una mano.

Estaba en un estadio para espectadores instalado en las instalaciones de la Academia Excalibur. La arena estaba abierta a todos los ciudadanos. Las grandes pantallas utilizadas para los encuentros estudiantiles mostraban en su lugar las actividades del festival. Normalmente no había muchos espectadores aquí, pero el Festival de la Danza de la Espada Sagrada había atraído a mucha gente.

(Este lugar está aún más abarrotado que el mercado del Reino de Rognas. Me está mareando).


A Arle le sentaban mal las multitudes y añoraba la sagrada tranquilidad del Bosque de los Espíritus. Sinceramente, quería marcharse, pero se negaba a que el ticket de Sakuya se desperdiciara.

“Además, me gustaría ver cómo luchan los guerreros más fuertes de esta era…” Tardó un rato, pero Arle por fin encontró asiento. Sin embargo, justo cuando iba a sentarse, vio a una niña que le resultaba familiar unas filas más adelante.

(¿Es Tessera? ¿Qué hace aquí…?)

La niña era de un orfanato en el que Arle había comido una vez. Caminaba por un pasillo delante de las numerosas filas de sillas, sin saber adónde ir.

“Aquí estás, niña”.

Tessera se dio la vuelta, sorprendida. “¿Arle onee-chan…?” Sus ojos se abrieron de par en par al ver una cara conocida. Arle hizo un gesto a Tessera para que se acercara, y ella lo hizo. “Hola”. La saludó con una cortés inclinación de cabeza. “¿Tú también has venido a ver el festival, Arle onee- chan?”

“… Supongo. Siento curiosidad por esto”. Respondió Arle, usando un dedo para jugar con su coleta. “¿Por eso estás aquí?”

Publicidad G-M1



“Sí. Lyseria onee-chan me dio un ticket, pero no encuentro mi asiento…” Tessera sacó el ticket de un bolsillo y se lo mostró a Arle.

“Déjame echar un vistazo. Puedo ayudarte en tu búsqueda”. Arle examinó el número impreso. “Hmm… ¿No es esta…? Sí, es la silla junto a la mía”.

“¿L-Lo es?”

Sakuya estaba en la misma unidad que Lyseria, así que se deducía que habían recibido entradas para lugares adyacentes. Arle y Tessera compraron palomitas y bebidas en un carrito que pasaba por allí y se acomodaron.

“¿Has venido sola? ¿Nadie te vigila?”

“No, estoy aquí por mi cuenta. Siempre vengo a ver los encuentros aquí”. “Ya veo…”

Hace mil años, incluso en países relativamente pacíficos como el Reino de Rognas, los secuestradores vagaban a las afueras de las ciudades. Una chica paseando sin vigilancia era impensable. Sin embargo, las cosas eran diferentes en el Séptimo Assault Garden, y esta era la Academia Excalibur, probablemente el lugar más seguro de la ciudad.

(Aunque técnicamente pertenezco a una organización criminal).

Recordar eso hizo que Arle se entristeciera. Se había unido para investigar la identidad del Rey Demonio Zol Vadis, pero desde entonces se había convertido en la guardaespaldas de la Manada de Lobos Demoníacos.

La pantalla mostraba a los representantes de cada escuela.

(¿Cómo funciona esto exactamente? ¿Utilizan espíritus o familiares para proyectar esta imagen mediante algún tipo de hechicería de visión lejana?)

A Arle le asombraba el desarrollo de los dispositivos mágicos actuales.

(¿Por qué se descartaron las antiguas formas de hechicería y cómo avanzó toda esta tecnología?)

Mientras pensaba en ello… “H-Hey, ¿qué es eso?”

“N-No lo sé. ¿Cómo llegó aquí…?”

… Arle escuchó un pequeño alboroto en los asientos detrás de ella. Al darse la vuelta, vio…

“¿Qué? ¡¿U-Un perro?!” A Arle casi se le caen las palomitas.

… Un gran sabueso de pelaje negro como el carbón caminaba entre las gradas. Se movía como un rey, como si esperara que todos los demás se apartaran de su camino.

Arle frunció el ceño con desconfianza. (¿Por qué hay un perro aquí?)

“¡Ah, Fluffymaru!” Tessera se levantó y saludó a la bestia. “… ¿Fluffy?” Repitió Arle, desconcertada.

El perro se fijó en Tessera y se acercó. Obedientemente, se colocó junto a la chica.

“¿Has venido a mirar como nosotras, Fluffymaru?” Preguntó. “Woof…” Ladró el gran sabueso.

“¿Conoces a este perro?” Arle preguntó.

Tessera asintió mientras frotaba bajo la barbilla de Fluffymaru. “Sí. A veces viene al orfanato de vez en cuando a jugar”.

“Ya… veo…” Arle miró a Fluffymaru.

Le gustaban los animales, como a todos los elfos, pero un instinto le decía que se mantuviera en guardia ante aquel perro negro. Le recordaba demasiado a otro… El Emperador Lobo Negro, que era el compañero de confianza del Rey No Muerto. El Príncipe de las Sombras Blackas sembraba el terror en el ejército del reino con sus fauces de muerte.

Por supuesto, este no podía ser él… Pero ese pelaje oscuro, esa sigilosa forma nocturna y esos ojos dorados… Arle no pudo evitar pensar en aquel temible demonio.

“¿M-Muerde?” Preguntó Arle con cautela.

Publicidad M-M5

“No tengas miedo. Fluffymaru es un buen chico”. Contestó Tessera, sin dejar de rascar la barbilla del animal. Éste cerró los ojos, satisfecho.

(Correcto. Temer ciegamente a este sabueso no serviría de nada).

 

***************************************************************************************************

 

 

Publicidad M-M3

Arle se tranquilizó y volvió a prestar atención a la gran pantalla. En cuanto lo hizo, apareció una cara conocida.

“¡Ah, es Lyseria onee-chan!” Tessera se inclinó hacia delante y señaló.

La pantalla mostraba retratos de cada miembro del Decimoctavo Pelotón, las características de sus respectivas Espadas Sagradas y gráficos que detallaban las estadísticas calculadas a partir de los encuentros de práctica.

<<<Y ahora…>> Retumbó la voz de un comentarista. <<<<Este es un grupo que ha llamado mucho la atención. Es el escuadrón de entrada especial de la Academia Excalibur. Lyseria Christaria, la líder del Decimoctavo Pelotón y mi eterna rival, está en la pantalla ahora mismo. Recuerdo nuestro primer encuentro. Fue hace unos diez años, cuando perseguía a un lagarto gigante que escapó de una de las fiestas del Duque Christaria…>>>

<<<Er, Fenris, por favor, mantén tu comentario imparcial>>

<<<¡¿Qué está diciendo, Presidente?! Ni siquiera he empezado mi histo…

¡mmmg!>>>

<<<Mis disculpas por esta vergonzosa emisión, buenos oyentes>>

Después de un poco de estática, el comentario terminó.

Los espectadores del estadio se alborotaron con la presentación de los representantes de la Academia Excalibur.

“¡Miren, miren! Ese chico es tan lindo. ¿Cuántos años tiene?”

“Sólo tiene diez años. Si lo dejamos reposar unos años más… podría estar maduro para la cosecha”.

Publicidad G-M3



“Los chicos así de guapos se convierten en Reyes Demonio en la cama”.

Arle oyó por casualidad a unas chicas cercanas que vestían uniformes de la Academia Excalibur hablando de un chico que había aparecido en pantalla. Parecía que era bastante popular entre…

“Leo…”

Arle miró a Tessera, que contemplaba la pantalla con las mejillas sonrosadas.

(Vaya. Es una chica precoz, ¿verdad?) Arle soltó una risita.

Una chica enamorada. Arle envidiaba un poco a Tessera. Como había sido criada como héroe desde la infancia, nunca se le había permitido vivir una experiencia romántica. Arle pensó en su pasado, mil años atrás. Le vino a la mente el rostro de su hermano aprendiz, que había estudiado con el mismo maestro que ella. Siempre lo había admirado por trabajar tan duro para salvar el mundo.

(Quizás… él fue mi primer amor).

Sin embargo, el héroe que una vez admiró se había convertido en un Rey Demonio… que amenazaba a la humanidad.

(¡¿Q-Qué estoy pensando?! No puedo creerlo…)

La joven elfa sacudió la cabeza enérgicamente y centró su atención en la pantalla.

Eran las 10:40, hora estándar imperial.

Sentados bajo el resplandor de las lámparas de mana del silo subterráneo, Lyseria y su pelotón esperaban la señal para que comenzara el encuentro. Lyseria y Elfine estaban congregadas en torno a sus terminales, discutiendo la estrategia. Regina estaba apoyada en una pared haciendo estiramientos, mientras Sakuya masticaba un famoso alimento de la Orquídea Sakura llamado rollo de sushi. Shirley, disfrazada de Leonis, echaba miradas anhelantes al bocadillo de Sakuya.

“Empezar bajo tierra es una ventaja. A los otros equipos les costará más encontrarnos”. Dijo Regina.

Lyseria sacudió la cabeza con calma. “No necesariamente. Si tuviéramos una ventaja de ubicación, tendrías razón, pero los pasadizos subterráneos de un Assault Garden son largos y tortuosos. Luchar aquí abajo exigirá tácticas diferentes que si estuviéramos en la superficie”.

Tendrían que analizar innumerables rutas subterráneas para adivinar lo que podrían hacer los escuadrones contrarios. En comparación con la superficie, donde estallarían importantes enfrentamientos nada más comenzar el encuentro, esta estación exigiría que el Decimoctavo Pelotón desplegara a sus miembros con más cautela.

“Además, cualquier lugar por debajo del cuarto nivel subterráneo se considera prohibido”. Advirtió Elfine mientras mostraba a todos el mapa de su terminal. “Las vías del tren lineal están ahí abajo y no quieren que las dañemos”.

El Festival de la Danza de la Espada Sagrada permitía a los participantes llevar sus terminales, pero sus funciones de comunicación estaban limitadas fuera de áreas específicas. De este modo se pretendía imitar el tipo de interferencias EMP (Pulso de Mana Excesivo) que podrían encontrarse en un combate real contra el Vacío.

Regina se golpeó la barbilla con un dedo. “Me pregunto qué otros equipos estarán cerca”.

“Creo que podemos descartar a los otros representantes de la Academia Excalibur”. Respondió Lyseria. “Y es probable que la unidad de la princesa Chatres esté en la superficie, así que no nos toparemos con ellos pronto”.

Las unidades de alto rango se situaban en la superficie para que chocaran pronto y entusiasmaran al público. Desde la perspectiva de los altos mandos, era una tontería poner al equipo ganador… el de Chatres en particular… bajo tierra. La princesa era demasiado popular y carismática.

“Lo mencioné durante la reunión de esta mañana, pero…” Elfine dijo en voz baja, recelosa de los drones de vigilancia, “probablemente deberíamos tener cuidado con la unidad Academia del Cuarto Assault Garden”.

La Academia era un instituto principalmente para investigadores de Espadas Sagradas, y sus equipos rara vez obtenían buenas puntuaciones en el Festival de la Danza de la Espada Sagrada. Sus estudiantes de alto rango eran muy capaces, pero no atraían la misma atención que la Academia Excalibur a gran escala o los estudiantes de élite de la Academia Halcyon.

Sin embargo, el Conde Deinfraude Phillet gobernaba el Cuarto Assault Garden, y Finzel Phillet era un antiguo alumno de la Academia.

“Es posible que la investigación del Proyecto Espada Demoníaca se llevara a cabo en la Academia. Dudo que intenten hacer algo durante un evento tan importante como el Festival de la Danza de la Espada Sagrada, pero deberíamos tenerlo en cuenta”.

Quedaba un minuto para que comenzara el encuentro. Lyseria se puso en pie, con expresión seria. Shirley, que naturalmente seguía disfrazada de Leonis, la cogió de la manga.

“Seria-san”.

“… ¿Qué pasa, Leo-kun? ¿Quieres un dulce?”

“No”. Contestó Shirley, exasperada. “Ya te lo he dicho, pero recuerda que solo podré ofrecerte un apoyo mínimo”.

Lyseria asintió. “Está bien. Te demostraré lo fuerte que soy de tanto entrenar”.

“Ya veo”. Shiley desvió la mirada. “Por lo menos, admito que tienes agallas. Has trabajado muy duro”.

“G-Gracias”. Lyseria sonrió tímidamente.

A las 11:00, hora estándar imperial, la sirena que señalaba el inicio del Festival de la Danza de la Espada Sagrada resonó en el Octavo Assault Garden.

“““Espada Sagrada… ¡Activate!”””

Todos los miembros del Decimoctavo Pelotón pronunciaron las palabras al unísono, manifestando sus Espadas Sagradas. El Drag Striker08 de Regina, la Raikirimaru de Sakuya, el Eye of the Witch de Elfine y la Bloody Sword09 de Lyseria.

“Leonis”. Asimismo, conjuró la réplica del Báculo de los Pecados Sellados, que quedó registrada como su Espada Sagrada.

Lo que diferenciaba este evento de los encuentros intercolegiales habituales era la posibilidad de descalificar a un oponente destruyendo su Espada Sagrada. Una vez que se rompía una Espada Sagrada, su portador no podía volver a llamarla. Además, todos los competidores debían tener sus Espadas Sagradas manifestadas constantemente.

Lyseria miró a Regina, Elfine y Leonis mientras hablaba. “Como ya hemos hablado, nos dirigiremos a reclamar las banderas centrales”. Una vez que asintieron los tres, los ojos de Lyseria se dirigieron a Sakuya. “Contamos contigo”.

“Sí, entendido. Haré todo lo posible para seguir avanzando”. Sakuya blandió ligeramente a Raikirimaru.

El papel de Sakuya era subir sola a la superficie y explorar los equipos enemigos. Si era posible, utilizaría tácticas de ataque y huida para mantener distraídos a sus oponentes. Básicamente, era un señuelo hiper-ofensivo. Teniendo al miembro más fuerte del Decimoctavo Pelotón operando en solitario, se esperaba desorganizar a los escuadrones contrarios. Este tipo de táctica sólo era posible gracias a las abrumadoras habilidades de Sakuya y los poderes de aceleración de Raikirimaru.

“Aunque no me culpes si arraso en todo el encuentro”. Alardeó Sakuya. “Ten cuidado de no involucrarte demasiado en ninguna pelea. Tu papel principal es explorar y causar desorden”. Le recordó Lyseria con una sonrisa tensa.

  1. Francotirador de arrastre o Artillero de arrastre. / 09. Espada Sangrienta.

“Muy bien. Vámonos”. Lyseria alzó la voz dignamente, con la Bloody Sword

en su mano.

Al mismo tiempo…

Los miembros del Primer Pelotón de la Academia Elysion, liderados por Chatres Ray O’ltriese, activaron sus Espadas Sagradas. Se pararon en el corazón de Central Garden.

“Como era de esperar, los ojos de todos están puestos en la princesa”. Un joven que portaba una Espada Sagrada tipo rifle de caza comentó frívolamente. “Estoy seguro de que están sacando muchas fotos favorecedoras de usted, Princesa de la Espada de Sangre Plateada”.

Tres drones zumbaron por la zona.

“No tenemos tiempo para charlas, Colt”. Chatres miró fríamente al joven, que se calló de inmediato.

Por muy frívolo que pareciera Colt, era un francotirador de primera. No era de extrañar que cada uno de los miembros del escuadrón de Chatres fuera una élite experta, totalmente entregada y obediente a la princesa. Eran disciplinados y se movían con precisión siguiendo sus órdenes.

Que Chatres pudiera unir y comandar hábilmente a un grupo de talentos tan peculiares se debía a algo más que a su estatus real. Todos sus compañeros reconocían su abrumadora destreza. Los miembros del pelotón de Chatres eran sus fieles peones en el campo de batalla.

Un comandante no podría haber pedido mejores combatientes. Sin embargo, eso significaba que toda la culpa de una derrota recaía sobre Chatres. Sin embargo, hacía tiempo que había aceptado esa intensa presión.

Las Tres Casas Reales debían servir de estandarte para que la humanidad se uniera en la guerra contra los Void. Si Chatres no podía hacer frente a este desafío, entonces no tenía lugar entre la realeza.

“Ah, he detectado algo. Unos insectos escondidos en un gran edificio del Área IV”. Informó una chica en tono despreocupado. Sostenía un terminal y usaba una Espada Sagrada de tipo escáner.

“¿De qué unidad son?”

“Del Cuarto Coro del Monasterio de Santa Eluminas. Las habilidades de sus Espadas Sagradas son…”

“Está bien, conozco todas sus habilidades”. Intervino Chatres, sacudiendo la cabeza.

“Encontrarse con nosotros enseguida es muy mala suerte para ellos”. Comentó un hombre alto con expresión severa. Era de una línea familiar que servía a la Casa O’ltriese”. Chatres-sama, ¿debería usar mi Espada Sagrada para arrasar la base enemiga?”

“No, lo haré yo. El público necesita una demostración”.

Para Chatres, ganar el Festival de la Danza de la Espada Sagrada era una cuestión de deber. Y la victoria por sí sola no era suficiente. Necesitaba mostrar su increíble poder y aplastar directamente a todos los oponentes. De ese modo, aumentaría la autoridad de la Familia Real y aseguraría mejor su condición de guardiana y esperanza de toda la raza humana.

Chatres desenvainó su Espada Sagrada con un movimiento fluido, dejando que la espada plateada reflejara la luz del sol. “Espada Sagrada… Ragna Nova”. Levantó el arma y la blandió hacia abajo. Un destello de luz cruzó el cielo por un momento.

*¡Booooooooom!*

A lo lejos, un edificio se partió por la mitad, su parte superior se derrumbó y cayó al suelo.

Publicidad M-AB

“Chatres-sama, podrían reprendernos si va con demasiada fuerza”. Susurró Colt, pareciendo exasperado.

“Me aseguré de que no fuera un golpe directo. Ninguno de los participantes sería tan tonto como para dejarse atrapar y morir en un ataque así”. Chatres bajó su brillante espada.

“No, er, quiero decir que perderemos puntos por destruir edificios…” “No importa. Una sola bandera central lo anulará”.

La princesa había destruido el edificio para demostrar su poder al público. Los organizadores del Festival de la Danza de la Espada Sagrada querían que Chatres diera un espectáculo.

“Ahora, la cacería ha comenzado. Y nuestro objetivo…” Chatres miró al cielo despejado “es la líder del Decimoctavo Pelotón de la Academia Excalibur, Lyseria Christaria”.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios