Seiken Gakuin No Maken Tsukai (NL)

Volumen 8

Capitulo 10: La Princesa De La Espada De Sangre Plateada

 

 

“… Es inútil. No puedo ponerme en contacto con ella”. Elfine sacudió la cabeza, tocando el terminal de comunicación de tipo auricular.

“¿Quizá esté luchando contra otra unidad…?”

Publicidad G-AR



“Sí, eso es lo que sugiere la lectura de su terminal. Lo mejor que puedo decir es que no ha sido eliminada”.

“Es Sakuya. Estará bien”. Le aseguró Regina.

Lyseria asintió. “C-Cierto. Sakuya puede arreglárselas sola” Aunque estaba preocupada por su amiga, Lyseria confiaba en Sakuya.

Después de eliminar a los dos Espadachines Sagrados de la Escuela de Instrucción Militar, el Decimoctavo Pelotón tomó el ascensor hasta el segundo nivel subterráneo.

“Ahí está. Una bandera central”. Dijo Elfine. El orbe del Eye Of The Witch que flotaba frente a ella mientras guiaba a los demás por el pasadizo proyectó su luz sobre una caja de herramientas colocada en la pared.

Publicidad G-M2



Lyseria introdujo el código de su unidad en la caja de herramientas y ésta se abrió, revelando un objeto con forma de joya. Se trataba de una bandera central típica, utilizada normalmente en los encuentros de práctica entre estudiantes.

“Y esa es nuestra primera. ¡Lo hemos conseguido!” Lyseria la pinchó con su dedo, y después de que leyera su huella dactilar y su patrón de mana, se añadió un punto a los terminales del Decimoctavo Pelotón. “Aquí empieza la parte difícil. Tenemos que proteger esta bandera central”. Guardó la joya en un bolsillo de su uniforme.

Si otro grupo robaba la bandera central, el Decimoctavo Pelotón perdería la mitad de su puntuación acumulada. Además del punto de la bandera, sus terminales también registraban los puntos que habían recibido por derrotar a dos miembros de la Escuela de Instrucción Militar. Al derrotar a Kaiser, el as de la unidad, ganaron más que con el otro oponente.

 

“Bien, tomemos el ascensor hasta la superficie”. Decidió Lyseria.

“Sí, yo también estoy preocupada por Sakuya…” Respondió Elfine.

Sería más difícil que otras unidades les descubrieran si permanecían bajo tierra, pero les superarían en la carrera por hacerse con todas las banderas centrales. Además, el Festival de la Danza de la Espada Sagrada era algo más que un torneo deportivo. Era una celebración de los Espadachines Sagrados, donde los representantes de cada escuela competían por el orgullo de su institución. No querían manchar la dignidad de la Academia Excalibur ante innumerables espectadores.

Cuando el Decimoctavo Pelotón trató de volver al ascensor, Leonis, que había estado casi en silencio hoy, susurró: “Algo se acerca”.

“… ¡¿?!”

*Clang, clang…*

El sonido de pasos metálicos y estridentes se acercaba rápidamente. Unas luces rojas iluminaron el oscuro pasillo.

“¡¿Simuladores del Vacío?!” Exclamó Lyseria, conmocionada.

“¡¿Es otra vez el chico de antes?! ¡Deberías aprender cuándo rendirte!” Regina disparó con su Drag Striker, atravesando con precisión la articulación segmentada de la pierna de una máquina.

El robot con forma de cangrejo de Metahalcum se desplomó en el acto, y de sus mecanismos internos salieron chispas. Sin embargo, la máquina era un arma anti-Void. Perder una sola pata no bastaba para detenerlo. Se levantó de nuevo y cargó inestablemente.

“… Tch, el ascensor no sirve. Vamos a interceptarlos en el espacio abierto de atrás”. Ordenó Lyseria. “Regina y yo vigilaremos la parte de atrás. Fine- senpai, Leo-kun, ustedes dos vayan por delante”.

“Entendido. Leo, ven conmigo”. Elfine tiró de Leonis por el brazo y salió corriendo.

Los Simuladores del Vacío no eran una gran amenaza, pero había demasiados. Cualquiera que pudiera controlar tantos simultáneamente tenía una Espada Sagrada de primera clase.

El Decimoctavo Pelotón retrocedió hacia una cámara abierta.

“¡Despejemos esto!” Lyseria levantó la Bloody Sword. Normalmente, canalizar a los enemigos en un pasadizo estrecho era la estrategia superior, pero esta zona haría más factible el uso de técnicas destructivas a gran escala.

 

Un fuerte golpe sonó detrás de Lyseria. “… ¿Eh?”

Publicidad G-M1



Lyseria y Regina se giraron a tiempo para ver cómo se cerraba una división al final del pasillo.

“… ¡¿Fine-senpai?!”

Tan pronto como Lyseria gritó…

*Brr, brr, brrrrrrrrrr…*

… El suelo comenzó a ascender con un fuerte ruido.

“… ¡Seria ojou-sama! ¡Todo este lugar es un ascensor para cargar suministros!” Dijo Regina, dando golpecitos en un panel de control cercano sin éxito.

Lyseria se mordió el labio. El Espadachín Sagrado de la Escuela de Instrucción Militar los había perseguido hasta aquí usando los Simuladores del Vacío y luego había sellado a Elfine usando la división.

<<<¡Toma eso!>>>

<<<¡Toma eso!>>>

Publicidad M-M2

<<<¡Eso es por mis amigos!>>>

Los Simuladores del Vacío hablaron con voces mecánicas.

“¡Q-Qué, túuuuu!” Lyseria lanzó una cuchilla sangrienta que destruyó las piernas de un Simulador del Vacío.

“… Lyse… ria, ¿estás bien?” La voz confusa de Elfine llegó a través del dispositivo auricular de Lyseria.

“Sí, estamos bien. ¿Cómo van las cosas por tu lado?”

“Un muro bloqueaba el camino, pero lo abrí con el Eye Of the Witch. Supongo que era una trampa… O tal vez sea mejor llamarlo una broma de venganza”.

El ascensor que transportaba a Lyseria y Regina continuó su ascenso constante.

“Fine-senpai, a este paso, terminaremos en la superficie”. Explicó Regina.

“Entendido.    Leo   y    yo    también    nos   dirigiremos    a    la    superficie. Reagrupémonos en el punto F”.

“Entendido”.

 

“¡Hahhhhh!”

Sakuya esprintó por el suelo, con un relámpago azul crepitando bajo sus pies. Esto era [Trueno]… la cumbre del poder de aceleración de su Espada Sagrada. Cada vez que su espada cortaba el aire, chispeando con pálidos relámpagos, un Espadachín Demoníaco caía al suelo.

Su ojo izquierdo, de color ámbar, brillaba y le permitía percibir posibles desenlaces varios segundos antes de que ocurrieran.

Sakuya podía incluso ver siete posibilidades a la vez y usar esa información para evitar desenlaces fatales, seleccionando futuros en los que derrotaba a sus oponentes. El mero hecho de poseer el poder del Ojo Místico no bastaba para conseguirlo. Saber al instante qué posible resultado elegir y responder en consecuencia era una proeza superior a la de un espadachín normal.

“¡∞∞∞∞∞∞…!”

Las Espadas Demoníacas del escuadrón de la Academia emitieron aullidos ininteligibles. Sus hojas, con forma de repugnantes tentáculos, se retorcían como látigos para azotar a Sakuya. Las armas chasquearon contra ella como bestias hambrientas.

“Demasiado lento. Tan lento como para que una mosca se pose sobre ti”.

Cambiando a un agarre de una mano, Sakuya se empujó a sí misma para moverse aún más rápido. Cortando una a una las Espadas Demoníacas que se retorcían, se lanzó directamente contra los Espadachines Demoníacos. El mundo pareció detenerse a su alrededor. La percepción del tiempo de Sakuya se estaba acelerando.

(¿Es esto parte del poder del Ojo Místico?)

El Ojo Místico del Tiempo era el compañero perfecto de la Espada Sagrada de Sakuya. ¿Había sabido el Rey Demonio Zol Vadis de la Raikirimaru de Sakuya y de sus habilidades?

Varias posibilidades futuras convergieron en una, sellando el destino en certeza.

 

“Esgrima Estilo Mikagami… ¡Cuchillada Levin!” Sakuya cortó sin piedad a un Espadachín Demoníaco. “… ¡!”

Un dolor ardiente atravesó su globo ocular.

(Cuarenta segundos… más que eso y será demasiado para mí…)

Sakuya saltó hacia atrás, cortando los tentáculos de las Espadas Demoníacas que la atacaban desde todas direcciones. El brillo ámbar desapareció de sus ojos, que volvieron a su color azul natural. Quizás al notar este cambio, los tres Espadachines Demoníacos restantes cargaron contra ella.

“¡∞∞∞∞∞…!”

Las Espadas Demoníacas con tentáculos se fusionaron directamente con los brazos de sus dueños, moviéndose independientemente.

“… Ya veo. Han abandonado por completo su humanidad”. Sakuya susurró apenada. Agarró fuertemente a Raikirimaru con ambas manos.

“Esgrima Estilo Mikagami… ¡Corte Relámpago Atronador!”

Un tremendo estruendo acompañó al golpe que seccionó un tentáculo y un brazo.

(¡Este es el tercero…!)

Sakuya pasó sin problemas a su siguiente ataque, derribando otra Espada Demoníaca tras ella, y moviéndose rápidamente hacia su siguiente objetivo. Mientras luchaba, Sakuya sintió una presencia inusual y levantó la vista.

“… ¡¿Qué?!” Sus piernas se congelaron por la sorpresa.

Una fisura atravesaba el cielo sobre el Octavo Assault Garden. Las grietas que se formaban en la realidad anunciaban la llegada de los Void, pero esta fisura era innegablemente diferente. El aire se abrió de par en par, como un ojo, revelando un mundo rojo.

Esta lágrima irregular parecía mirar a Sakuya sin pestañear.

(¡¿No es eso?!)

La misma rasgadura en el espacio había aparecido sobre la Orquídea Sakura hace nueve años.

“¡∞∞∞∞∞! ¡ ∞∞∞∞∞…!”

Los ahora monstruosos Espadachines Demoníacos aullaron juntos. Los tentáculos atravesaron las paredes de los edificios cercanos.

 

Evidentemente, los monstruos se limitaron a ignorar a Sakuya, saltando de pared en pared hacia Central Garden, justo debajo de la lágrima.

“¡Esperen!”

Sakuya activó inmediatamente [Trueno] para perseguirlos. “… ¡¿?!”

*¡Crack, crack, crack…!*

Desafortunadamente, múltiples fisuras se formaron a su alrededor, y criaturas repulsivas las atravesaron.

“… ¡Void!”

El enorme ascensor que transportaba a Lyseria y Regina se detuvo al llegar a la superficie. La luz del sol bañó a la pareja, obligando a Lyseria a entrecerrar los ojos.

“Esto parece un sector de almacenamiento”. Regina examinó la zona cautelosamente con el Drag Striker en la mano.





Los alrededores estaban repletos de estructuras en forma de caja. “Tenemos que reagruparnos con Fine-senpai y Leo-kun”.

“Nuestro punto de encuentro es… ¿Eh?” Regina miró incrédula su terminal y tragó saliva.

“¿Qué pasa, Regina?” Preguntó Lyseria.

“Tres banderas centrales se están moviendo hacia este punto”. “¡¿Qué?!”

Eso significaba que una unidad que ya había recogido banderas centrales estaba en movimiento. Haber reunido tres a tan poco tiempo de iniciado el evento significaba que era un escuadrón poderoso.

Publicidad G-M2



“Seria ojou-sama, ¿no cree que…?”

 

“Sí. Tengo un mal presentimiento sobre esto”. “E-El jefe final ya ha llegado”.

Lyseria y Regina intercambiaron miradas, con gotas de sudor frío en la frente. Esto iba mal. Si sus terminales detectaban la aproximación de las banderas centrales, eso significaba que la unidad enemiga seguramente se había percatado de la que llevaba Lyseria.

“Definitivamente vienen hacia aquí”. “¡Huyamos por ahora!”

“¡Bien!”

No se sabía cuánta gente se acercaba, pero Lyseria y Regina dudaban que fueran capaces de manejarlo solas. Tenían que huir más allá del rango de detección del escuadrón contrario, pero…

*¡Whoosh!*

… Un sonido ondulante pasó por encima de sus cabezas. Un almacén gigante había sido atravesado en diagonal.

“… ¡¿Qué?!”

*¡Vrrrrr!* *¡Crrrrraaashhh!*

La mitad superior de la estructura se deslizó y cayó al suelo con un gran temblor. Una nube de polvo se elevó en el aire. El edificio que se había interpuesto entre las dos chicas y la amenaza que se acercaba había desaparecido.

“¡Seria ojou-sama! ¡Esa Espada Sagrada! ¡Definitivamente es…!” “Lo sé…”

Lyseria se dio la vuelta, tosiendo por el polvo. Vio una figura que se acercaba desde más allá de la nube. Una chica con atuendo militar se aproximaba lentamente, portando una Espada Sagrada de tipo sable.

La tercera princesa del Imperio Humano Integrado… Chatres Ray O’ltriese. Sus dignos ojos de jade contemplaron a Lyseria y a Regina con frialdad.

“Así que aquí es donde te has estado escondiendo, Lyseria Christaria. Me has ahorrado la molestia de dirigirme al subterráneo”.

“Er… Chatres-sama, ¿he hecho algo para ofenderla?” Preguntó Lyseria nerviosa.

Chatres negó con la cabeza. “No, no te guardo rencor. Es un asunto personal. Unos periodistas estúpidos llevan días acosándome, preguntándome qué

 

pienso de Lyseria Christaria y si te considero una rival. Incluso se interpusieron en mi precioso tiempo con Altiria. Era realmente irritante”.

“Así que… ¿desahoga su ira conmigo?”

“Sí. Permíteme disculparme antes de empezar. Tengo muchas ganas de desahogarme”.

Chatres se detuvo en seco y levantó lentamente su Espada Sagrada.

“Ahora procederé a dominarte. Nadie volverá a compararnos de forma odiosa”.

“Siento lo de mi hermana mayor, Seria ojou-sama”. Susurró Regina.

“Dudo que nos deje escapar”. Lyseria se armó de valor y preparó la Bloody Sword. “Regina, vigila si hay francotiradores enemigos”.

“Entendido”.

“No hace falta”. Afirmó Chatres. “Mis subordinados no están aquí”. “¿Ha venido sola, Chatres-sama?”

“Por supuesto. ¿Qué sentido tendría derrotarte si tuviera ayuda? Los miembros del Primer Pelotón están vigilando cerca, así que ni ellos ni nadie interferirán”.

No sonaba a mentira, y Chatres Ray O’ltriese no era de las que recurrían al engaño. Había cargado con tres banderas centrales para que Lyseria saliera de su escondite.

(Aun así, esta podría ser una buena oportunidad).

Lyseria miró fijamente a Chatres. Derrotar a la más fuerte y famosa Espadachina Sagrada significaría todas esas banderas centrales, empujando al Decimoctavo Pelotón mucho más cerca de la victoria.

“¡Regina, cúbreme!”

“¡Entendido, Seria ojou-sama!” Regina respondió alegremente desde atrás.

“Princesa Chatres, puede que esto sea un dos contra uno, pero espero que no piense que somos cobardes. El Festival de la Danza de la Espada Sagrada es una competición por equipos, y estamos desesperados por ganar”.

“Por supuesto, adelante. Dada la diferencia en nuestras habilidades, es una desventaja adecuada para mí”. Respondió Chatres con seriedad antes de lanzarse hacia delante.

 

Chatres cerró la distancia de un salto. Si Lyseria intentaba bloquearla, su Bloody Sword se haría añicos. Consciente de ello, Lyseria inclinó su espada para interceptar el golpe.

*¡Claaaaangggg!*

Las espadas se bloquearon, lanzando chispas al aire. Lyseria deslizó su arma en ángulo, protegiéndose de la fuerza bruta de su oponente. Las espadas se separaron. Ambas combatientes habían intercambiado posiciones.

(Es muy fuerte, incluso después de que haya disipado parte de la fuerza). Lyseria sentía las manos entumecidas.

“Notable. Parece que te he subestimado un poco”. Chatres la elogió.

“No hace falta que se contenga, Alteza…” Lyseria corrigió su agarre de la

Bloody Sword y miró fijamente a Chatres.

“Tienes una buena mirada”. Chatres levantó su Espada Sagrada por encima de la cabeza. “Entonces me lo tomaré un poco más en serio”.

La hoja de la espada se convirtió en luz, extendiéndose hasta una altura de veinte meltes. La Espada Sagrada de Chatres, Ragna Nova, poseía un increíble poder destructivo. Era capaz de aniquilar gigantescos Void de un solo golpe, y su asombroso alcance le permitía erradicar colonias de Void a distancia. Chatres podía ajustar libremente la hoja radiante.

Eran habilidades sencillas, pero manejarlas en la práctica resultaba difícil. Antes, Chatres había utilizado estos poderes para volar el tejado del almacén a distancia. La Ragna Nova era un arma de primera clase para enfrentarse a los Void.

Chatres bajó el arma en diagonal. El rayo luminoso atravesó el asfalto reforzado con facilidad. Bloquearlo no era una opción. Lyseria saltó y corrió hacia la pared de un almacén. Corrió hasta la cima y lanzó un ataque sorpresa desde arriba.

“¡Un truco mezquino!”

Chatres balanceó la Ragna Nova horizontalmente, cortando el almacén.

 

“¡Whoa!”

Habiendo perdido el equilibrio, Lyseria estuvo a punto de tambalearse, pero consiguió caer de pie.

“¡Alteza, le restarán puntos si destruye edificios!” Gritó Lyseria.

“Conseguir    suficientes    banderas   centrales    debería    anular   cualquier penalización”.

“¡Esa es una forma loca de verlo!”

Quizás era una cualidad que Chatres compartía con Regina.

Los pies de Lyseria se detuvieron. Chatres levantó la hoja de luz y se giró bruscamente, moviendo su espada como si fuera a bloquear algo.

*¡Ting!*

Una chispa rebotó en la Ragna Nova… El fuego de cobertura de Regina. “¡Ahora, Seria ojou-sama!” Regina soltó más disparos desde lejos.

Chatres cortó las balas en el aire, y Lyseria aprovechó esa apertura para precipitarse. La Ragna Nova podía cambiar su alcance libremente, lo que significaba que a Lyseria no le convenía mantener la distancia con la princesa. Su mejor opción era forzar una batalla cuerpo a cuerpo.

“¡Hahhhhhhhh!”

Incontables hojas de sangre formaron una espiral que convergió en la punta de la Bloody Sword.

“¡Bloody Petal Spiral!16

Chatres vio cómo una cuchilla de sangre estallaba ante sus ojos. La espiral se enroscó y serpenteó, moviéndose en una trayectoria aleatoria y en zigzag hacia Chatres.

“¡Basta de juegos!”

La Ragna Nova barrió por completo las cuchillas de sangre. Sin embargo, el ataque de Lyseria aún no había terminado. Dio otro paso adelante, sin permitir que la princesa retrocediera. Su ataque había sido una finta para preparar un golpe más potente.

Lyseria luchaba con el mismo estilo de espada que Chatres… Ortodoxo Imperial. Pero había algo más. Lyseria había estudiado la técnica de diferentes escuelas durante años, siempre con la duda de si su Espada Sagrada se manifestaría.

  1. Espiral de Pétalos                                                                                                                                                                                         

 

Algunos de esos métodos eran vistos como anormales, heréticos incluso. Además de maniobras de espada más feroces, incorporaba patadas y barridos de piernas a su lucha, creando un todo fluido.

Normalmente, Lyseria también emplearía la hechicería para confundir al enemigo, pero eso no era posible durante el Festival de la Danza de la Espada Sagrada. Su estilo de lucha era una danza de espadas, y estaba abrumando a Chatres.

“¡Tu juego de piernas es bastante extraño para uno de los famosos Caballeros de Christaria…!”

“Cierto, es un estilo poco ortodoxo… ¡pero mi alma sigue siendo la de un Caballero de Christaria!” Gritó Lyseria, blandiendo la Bloody Sword hacia delante.

Sin embargo, Chatres esquivó este ataque con toda su fuerza, aunque por poco.

“Fascinante”. Comentó Chatres, levantando la Ragna Nova. “¡Yo juzgaré la calidad de tu alma, entonces!”

Lyseria se preparó, cansada de aquella espada luminosa. “Espada Sagrada, Mode Shift… Ragna Shadow”.

De repente, la Espada Sagrada de Chatres se hizo añicos. No… No se rompió; se partió en múltiples fragmentos. Chatres blandió su Espada Sagrada hacia abajo, y todos los fragmentos se abalanzaron sobre Lyseria con mortal precisión.

“… ¡!”

Lyseria acumuló magia en sus piernas y se apartó de un salto, pero las navajas la perseguían, con sus trayectorias serpenteantes como látigos.


*¡Bang, bang, bang!*

Las chispas cobraron vida mientras los fragmentos salían despedidos hacia atrás, gracias al fuego de cobertura de Regina.

(Ragna Shadow equilibra el ataque y la defensa. Lo sabía por los datos, pero…) Lyseria apretó los dientes mientras saltaba para esquivar.

Los datos no podían simular el combate real. Ragna Nova estaba optimizada para eliminar Void, pero su extrema potencia de fuego la hacía demasiado destructiva y letal para su uso en el Festival de la Danza de la Espada Sagrada, con sus muchas reglas y restricciones. Lo mismo ocurría con el Drag Howl17 de Regina.

  1. Aullido de

 

Sin embargo, Ragna Shadow era complicada. Estas piezas luminosas de la espada rastreaban un objetivo, pero también actuaban como escudo para proteger a Chatres. En ese sentido, la Espada Sagrada de la princesa era similar a la Bloody Sword de Lyseria.

Chatres blandió la empuñadura de su arma como si fuera un látigo. Los golpes limpios de antes habían desaparecido; ahora sus golpes cambiaban constantemente de trayectoria. Una ráfaga de pequeñas cuchillas cayó sobre el campo de batalla, convirtiendo en chatarra los vehículos destinados a transportar suministros.

(Me abrumará si dejo que me mantenga a esta distancia. Tengo que llegar a su flanco).

Lyseria volvió a poner mana en sus piernas, liberándolo para impulsarse hacia delante. Cuanto más durara la batalla, mayor sería la superioridad de Chatres. La diferencia entre sus habilidades era demasiado grande. Lyseria necesitaba zanjar el combate mientras aún le quedara mana.

“¡Bloody Petal Spiral!” Lyseria saltó con la Bloody Sword agarrada con ambas manos.

Incontables cuchillas de sangre convergieron en la punta de la espada, formando un taladro en espiral.

“Ven si te atreves, Lyseria Christaria. Mode Shift… ¡Ragna Nova!

Las hojas de luz dispersas volvieron a unirse en las manos de Chatres mientras la princesa se ponía en pie para enfrentarse al ataque mortal de Lyseria. Si chocaban, la Ragna Nova destruiría la Bloody Sword, haciéndola añicos.

Sin embargo…

Publicidad M-M4

“… No olvide que yo también sigo aquí. Mode Shift… ¡Drag Howl!” Regina gritó.

… El rifle de francotirador de la chica se convirtió en un gran cañón anti- Void.

“¡¿Qué?!” Los ojos de Chatres se abrieron de par en par. Una intensa ráfaga salió disparada del cañón.

*¡Booooooom!*

El objetivo no era la propia Chatres, sino el suelo bajo ella. El asfalto se derrumbó de inmediato y Chatres cayó en picada por los pasadizos subterráneos. Y mientras la princesa caía, Lyseria le asestó un potente tajo.

 

“¡Hahhhhhhhhhhh!”

“¡¿Así que este era tu plan?!”

“¡Regina y yo no necesitamos un plan para trabajar juntas!”

Podían entenderse sin necesidad de señales especiales. Eran las mejores amigas y se habían criado juntas desde la infancia.

Publicidad G-M2



La Bloody Sword se precipitó hacia abajo, haciendo volar la Ragna Nova y a Chatres.

“… ¡!”

Sin embargo, la Espada Sagrada de la princesa permaneció intacta. Chatres aterrizó, se preparó e inmediatamente corrigió su postura.

(Puse todo en ese ataque. No puedo creer que ella lo detuviera…)

“Lo admito, Lyseria Christaria”. El cabello rubio de Chatres se agitó mientras fijaba la mirada en su enemiga. “Eres una Espadachina Sagrada digna de una batalla seria”. Levantó la Ragna Nova a la altura de los ojos, y Lyseria hizo lo mismo con la Bloody Sword.

*¡Riiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!*

Sonó una estridente sirena de advertencia. “… ¡¿?!”

Ambas chicas reaccionaron inmediatamente. Todo Espadachín Sagrado sabía lo que significaba esa alarma… una incursión del Vacío a gran escala.

Una enorme criatura sobrevolaba el mar abierto, con sus alas desplegadas y su sombra de gran tamaño surcando las olas. Era el Dragón Calavera de Leonis.

“… ¿Está mucho más lejos?” Susurró Leonis, molesto, mientras se mantenía erguido sobre la cabeza del Dragón, observando el horizonte. La velocidad de vuelo del Dragón Calavera no podía igualar la de un dragón vivo.


Tal era el resultado de haberlo creado para la lucha, más que para la movilidad.

(El Festival de la Danza de la Espada Sagrada seguramente ya ha comenzado).

Aun así, era demasiado pronto para rendirse. Podía cambiar de lugar con Shirley a mitad del evento.

El Dragón Calavera rugió. Finalmente había aparecido una gran ciudad en la distancia.

“¡Ahí está!”

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios