Lord of Mysteries (NW)

Volumen 1

Capitulo 115: Trampa

 

 

“No deben pronunciar mi nombre sin mi permiso”.


Publicidad M-AR-2

Varios minutos después de que terminara la Reunión, Audrey y Alger, que habían regresado a su habitación y al barco respectivamente, aún podían escuchar las palabras de El Loco resonando en sus oídos.

Su impresión del misterioso y poderoso Sr. Loco era normalmente de alguien relajado, tranquilo e insondable. Era raro que adoptara una actitud tan severa y arrogante.

Por eso, estaban excepcionalmente alarmados. Se sometieron a sus deseos con sinceridad.

No eran ajenos a palabras como esa, ¡pero estas instrucciones normalmente se registraban dentro de Las Revelaciones de la Noche Eterna o El Libro de las Tormentas!


Publicidad G-M2



En el Distrito Oeste de Ciudad Tingen, en la Calle Narciso.

Klein abrió las cortinas y permitió que la dorada luz del sol entrara a raudales en su dormitorio.

Había inspeccionado la estrella que previamente envió una oración después de que Justicia y El Colgado se fueran, pero esta vez no obtuvo ninguna información.

Dado que la estrella carmesí tenía la capacidad de almacenar oraciones, similar a enviar mensajes fuera de línea, Klein creía que el joven que hablaba Jotun no había vuelto a orar desde las dos últimas veces que ingresó al mundo sobre la niebla.

Publicidad G-M1



Esto le hizo sospechar que no quedaba esperanza para los padres del joven, y que el joven había decidido rendirse…

De espaldas a la luz del sol, Klein caminó hasta el borde de su cama y se acostó. No quería moverse.

Sabía que no debía perder el tiempo, tenía que dirigirse al Club de Adivinación y continuar con el proceso de digerir la poción, pero no quería moverse. Se acostó en silencio en su cama, disfrutando de su raro descanso.

Tenía un horario completo de martes a viernes, lecciones y prácticas de misticismo por las mañanas, entrenamiento de tiro y combate por las tardes. Estaba mentalmente exhausto cuando llegó la noche. No hubo cambios en su rutina matutina el sábado, pero tuvo que vigilar la puerta de Chanis por la tarde. Se había quedado bajo tierra hasta el amanecer del domingo.

El domingo por la mañana durmió para recuperarse. Por la tarde, las circunstancias determinaron si acudía al Club de Adivinación. El lunes, fue a la Universidad de Khoy por la mañana y tuvo la reunión del Tarot por la tarde. También tenía que pensar en el tema de actuar como vidente. En otras palabras, había estado ocupado toda la semana, sin tiempo para descansar.

Publicidad G-M3



Por lo tanto, todo lo que Klein quería hacer era holgazanear, acostado en su cama, sin hacer nada excepto soñar despierto.

Publicidad G-M1



No, ¿cómo puede ser tan inútil el jefe de una secta? Si la señorita Justicia y el señor Colgado se enteraran de esto, la impresión que tienen de mí se haría añicos… Klein hundió la cara en la manta y se animó.

Tengo la fórmula para la poción de Payaso, todo lo que necesito hacer ahora es digerir completamente la poción de Vidente… Tengo la fórmula para la poción de Payaso, todo lo que necesito hacer ahora es digerir completamente la poción de Vidente…

Murmuró para sí mismo y luego se incorporó.

Klein sacó una moneda de bronce de su bolsillo y rápidamente adivinó si le convenía ir al club hoy y obtuvo una respuesta definitiva.

“¡Cinco, cuatro, tres, dos, uno!”

Después de la cuenta regresiva, se obligó a levantarse de la cama y caminó hacia el perchero antes de escoger su traje y sombrero.

En la sala de reuniones del Club de Adivinación en la calle Howes.

Klein se sentó en un rincón oscuro y tomó un sorbo de su té negro Sibe mientras leía el La Nota Honesta de Ciudad Tingen. No había muchos miembros a su alrededor, solo seis o siete.

Justo cuando se estaba riendo del error gramatical utilizado en un anuncio de trabajo, vio entrar a Glacis, el hombre con monóculo y un sombrero de copa de seda en la mano. Había una mujer vestida de azul de unos treinta años a su lado.

La dama tenía cejas curvas y ojos grandes pero opacos. En su mano izquierda portaba un sombrero Intis decorado con las plumas de un cisne negro.

Ese sombrero es ridículo. ¿No le dolerá el cuello usando eso? Klein se dijo a sí mismo. Miró por encima y se tocó la frente, fingiendo aliviar su fatiga.

A través de su Visión Espiritual, notó que tanto Glacis como la dama estaban sanos, pero estaban ansiosos, enojados y nerviosos.

“Buenas tardes, Glacis. Ese señor Lanevus no era un tipo digno de confianza, ¿verdad?” Klein preguntó con una sonrisa, permaneciendo sentado.

Glacis le había pedido una adivinación sobre invertir en la empresa siderúrgica de Lanevus. Glacis había obtenido una sugerencia negativa.

Pero al darse cuenta de su indecisión, Klein creyó que se había arriesgado de todos modos. Klein esperaba que el hombre no hubiera invertido todo lo que tenía. Así, Klein hizo inmediatamente la asociación y el juicio cuando vio los colores de sus emociones.

Glacis se congeló por un momento, luego dejó escapar una sonrisa amarga.

“Realmente lamento no haber escuchado la sugerencia que hizo para mi. Je, esta es la segunda vez que digo algo así, esperemos, no, creo que no habrá una tercera vez”.

Giró la cabeza y miró a la dama con algunas arrugas.

Publicidad G-M3



“Señora Christina, mire, el Sr. Moretti ya había adivinado nuestro motivo para venir aquí sin que siquiera habláramos. Es el adivino más mágico que he visto en mi vida. Estoy más que dispuesto a describirlo como un vidente”.

“Buenas tardes, Sr. Moretti. Hemos venido aquí precisamente por Lanevus.” Christina hizo una simple reverencia, claramente ansiosa y nerviosa.

“¿Vamos a ir a Topacio?” Glacis estaba más sereno. Señaló la puerta de la sala de reuniones con la barbilla.

Klein se rió mientras se levantaba.

Publicidad G-M2



“Ese es el trabajo de un adivino”.

Siguió el camino hasta la habitación vacía de Topacio.

Glacis cerró la puerta de madera y caminó hacia su asiento mientras suspiraba.

“Lanevus ha desaparecido. Dio la excusa de ir al condado de Sivellaus para supervisar la excavación y se fue de Tingen para no volver jamás. Enviamos a alguien a buscarlo en una locomotora de vapor y descubrimos que la mina de acero a gran escala de la que hablaba solo existía en el mapa. Por suerte para mí, recordé su consejo y solo invertí un tercio de lo que inicialmente tenía la intención de invertir. De lo contrario, habría perdido a mi familia y mi vida”.

Las pupilas de Klein estaban más oscuras de lo normal mientras miraba a las dos personas frente a él. Preguntó, un poco curioso: “Antes de tomar una decisión financiera tan importante, ¿no elegiría un representante y se aseguraría de que lo que dijo fuera cierto en la cordillera de Hornacis en el condado de Sivellaus?”

Cristina respondió rápidamente,

“Nuestro representante fue engañado, engañado por la gente que Lanevus empleó, el lugar que alquiló y la tierra que estaba cercada”.

Klein no los cuestionó más. Mantuvo su actitud de vidente y preguntó: “¿Qué desea adivinar hoy?”

“Queremos ver si esto es salvable o no”, dijo Christina mientras miraba a Glacis.

Klein tomó una hoja de papel y una pluma estilográfica.

“Entonces hagamos una adivinación de astrolabio. Yo preguntaré y usted responderá.”

Entre las preguntas, Klein marcó la constelación del Trueno y los símbolos correspondientes de varias situaciones antes de completar el astrolabio.

Usó más elementos en su astrolabio de los que tendría una persona común. El método que iba a utilizar para interpretar el astrolabio lo iba a acercar a la verdad.

“Señora, señor, ahora se encuentran en una encrucijada. Si no se refrenan y sucumben a su codicia y ansiedad, caerán aún más en el abismo, sin poder liberarse jamás. Pero si puede ser paciente y esperar persistentemente sin ser codicioso, entonces tendrá la oportunidad de ver la luz del sol…” dijo Klein, su tono sin prisas.

“Entiendo.” Cristina asintió. Ella pensó por un momento antes de decir: “Sr. Moretti, ¿puede adivinar el paradero de Lanevus?”

“No, no lo creo. Lo más probable es que la información que dejó Lanevus sea falsa; incluso su nombre podría no ser real. ¿Cómo puedo adivinar algo? A menos que pueda darme detalles muy específicos, o un artículo que llevara consigo todo el tiempo”, respondió Klein con sinceridad.

Christina guardó silencio por un momento antes de empujar un billete de un soli hacia Klein.

Publicidad G-M3



“Escuché de Glacis que usted es un verdadero vidente, respetuoso y temeroso del destino y no codicioso por el dinero. Puede pensar en el resto como una propina que le estoy dando al club”.

“Gracias por su confianza en mí.”

Se puso de pie y se despidió antes de irse rápidamente.

No codicioso de dinero… No, ¡soy un hombre materialista! Klein estaba lamentando sus acciones de actuar como un charlatán.

Al ver que Christina se iba, Glacis cerró la puerta y preguntó: “¿De verdad no hay manera?”.

“Le dije el camino hace un momento”. Klein sonrió mientras se recostaba.

Glacis suspiró. “Lanevus se fue con más de 10,000 libras y sus víctimas sumaron más de cien personas. Afortunadamente para mí, solo perdí 50 libras. Esos eran mis ahorros, y no tengo deudas. Pero la señorita Christina invirtió 150 libras. Para ella, esa no es una suma que pueda soportar fácilmente”.

Publicidad G-M2



“¿Han llamado a la policía?” Klein de repente sintió ira hacia el tramposo después de escuchar la suma de 10,000 libras.

Uno podría ser considerado rico incluso en Backlund con una cantidad como esa.

No sé si la policía solicitaría la ayuda de los Halcones Nocturnos, Los Castigadores Imperativos o La Maquinaria Mente Colectiva para un caso tan simple como este…  pensó Klein, un poco distraído.

Glacis asintió y dijo: “Ya hemos hecho un informe policial. La policía está prestando mucha atención a este caso. Después de mucha discusión, estamos dispuestos a retirar una parte del dinero que recibiríamos como recompensa. Uno puede obtener 10 libras como recompensa si logra proporcionar pistas sobre el paradero de Lanevus. Si puede dar una ubicación precisa y ayudar a la policía a atrapar a Lanevus, puede obtener una recompensa de 100 libras”

¿10 libras por una pista? ¿100 libras por atrapar a Lanevus? Los ojos de Klein casi brillaron después de escuchar eso. Su respiración se volvió pesada.

Sucedió que estaba preocupado por cómo iba a pagarle al detective en el futuro.

Apenas podía permitirse la segunda fase del pago con el salario extra de tres libras que recibió esta semana, pero si el investigador privado lograba completar su misión dentro de la próxima semana, entonces no tendría suficiente para pagar lo que prometió. Le faltarían algunos soli, siempre que no necesitara gastar sus ahorros en otra parte esa semana.

Quizás la policía tenga algunos artículos pertenecientes a Lanevus. Pero no serán de mucha utilidad si ya se fue de Tingen…  Klein sintió una mezcla de emoción y decepción.

En la siguiente hora y media, Klein consiguió otros dos clientes gracias a la recomendación de Angélica. Uno era una adivinación para un niño de un año. Klein inmediatamente dibujó el astrolabio de nacimiento correspondiente y lo explicó, para gran satisfacción de su cliente.

El otro estaba buscando un artículo. Klein usó la lectura del tarot, junto con la adivinación de sueños, para darle un área general. Esto hizo que su cliente se sorprendiera mucho, ya que nunca había visto a un adivino que pudiera darle una información tan precisa.

Tal vez podría obtener suficientes fondos simplemente haciendo adivinaciones para otros. Klein, que había recibido algunas propinas, se puso el sombrero, tomó su bastón y caminó hacia la salida del club.

Publicidad G-AB



En ese momento, vio a Christina entrar al club una vez más con una joven que llevaba un sombrero para el sol a su lado.

Christina vio a Klein e inmediatamente se acercó a él. Ella preguntó en voz baja: “Sr. Moretti, ¿dijo que podría intentar adivinar el paradero de Lanevus si hubiera algo que le perteneciera?”

“Eso es correcto.” Klein asintió.

Christina suspiró aliviada y preguntó en un tono serio: “¿Entonces su hijo es algo que le pertenece?”

¿Eh? Klein estuvo momentáneamente un poco perdido.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios