Seiken Gakuin No Maken Tsukai (NL)

Volumen 7

Capitulo 3: Campo De Entrenamiento

Parte 2

 

 

Era una de las funciones de los láseres del Eye of the Witch. Probablemente no era útil contra los Void, pero cuando se trataba de luchar contra otras personas, era perfecto para ataques sorpresa.

“¡Virga!” Leonis entonó un hechizo de relámpago de Primer-Orden, haciendo estallar el último orbe. En cuanto lo hizo, dos más ocuparon su lugar, apuntándole con sus ataques. “Whoa”. Leonis se puso a cubierto tras la pared.


El lugar donde había estado de pie quedó chamuscado de negro, y una nube de humo surgió de él.

<<No está mal, Leo-kun. ¿Te diste cuenta de mi estrategia?>> Se oyó la voz de Elfine desde los orbes que zumbaban en el aire.

“¿No crees que has ajustado la potencia de esas cosas demasiado alta, Elfine- san?” Contestó Leonis, incrédulo.

<<Me imaginé que los esquivarías con bastante facilidad>> Leonis sintió la sonrisa burlona en la voz de la chica.

(¿Está usando este simulacro de batalla como excusa para medir mis verdaderos poderes?)

Publicidad G-M3



Elfine había insinuado que sabía que Leonis ocultaba su poder. Después de todo, él había acabado mostrándole su verdadera fuerza por descuido unas cuantas veces.

“Creo que me estás sobrestimando, Elfine-san”. Respondió Leonis.

“Leo-kun, abrámonos paso antes de que nos rodeen”. Le dijo Lyseria. “¡Entendido! Adelante, oscuridad de la noche… ¡Fougas!”

Formando una cortina de humo a su alrededor usando hechicería, Leonis se lanzó.

“No puedo dejarte hacer eso, chico”.

Una espada surcó el aire. Iba acompañada de zarcillos de electricidad que despejaron la niebla oscura.

“… ¡¿?!”

La tela del atuendo blanco de la Orquídea Sakura ondeó con la brisa. Una figura saltó por encima del muro y aterrizó ante ellos… una chica que blandía la Espada Sagrada Raikirimaru.

“Sakuya-san…” Leonis se detuvo en seco, sosteniendo el Báculo de los Pecados Sellados.

Estaba en una parte relativamente abierta del campo, pero había muros por todos lados, que no le ofrecían ninguna vía de escape.

(Parece que me han atraído).

Con las paredes alrededor de Leonis, Regina no podía proporcionar fuego de cobertura. Los orbes de Elfine le habían atraído hasta aquí sin que se diera cuenta. Si Leonis quería conseguir la bandera del equipo enemigo, necesitaba derrotar a Sakuya.


“Leo-kun, retrocede”. Dijo Lyseria, poniéndose delante de él. “Encárgate de los orbes de Fine-senpai”. Encaró a Sakuya, con la Bloody Sword en la mano, con ojos serios. “Estamos forzando nuestro camino, Sakuya”.

“¿Un uno contra uno?” Preguntó Sakuya. “Lo siento, Lyseria-senpai, pero todavía no eres rival para mí cuando se trata de espadas”.

“… Sí. Probablemente no”.

Publicidad G-M1



Las palabras de Sakuya eran un hecho. El crecimiento de Lyseria era notable, pero ningún otro estudiante de la Academia Excalibur podía igualar a Sakuya cuando se trataba de esgrima. Lyseria lo sabía perfectamente.

“Sin embargo, ¡en un combate puede pasar cualquier cosa!” Lyseria acercó la Bloody Sword a su muñeca, cortándola y dejando que el líquido carmesí goteara hasta el suelo. “¡Hahhhhhhhhhhhhhhhhh!” Lyseria concentró mana en sus piernas, impulsándose hacia delante y acortando la distancia con Sakuya de un salto.

Su centro de gravedad se inclinó ligeramente hacia la izquierda, puesto que si Lyseria tenía alguna posibilidad de ganar… sería aprovechando que Sakuya tenía el ojo izquierdo tapado. Un ojo utilizable significaba un campo de visión reducido y una pobre percepción de la profundidad, haciendo que Sakuya no pudiera medir correctamente la distancia.

“Bailen, mis espadas… ¡Bloody Spiral!07

  1. Espiral

En respuesta a la voz de la Reina Vampiro, la sangre que había salpicado el suelo se convirtió en una ráfaga de cuchillas que se reunieron en la punta de su Espada Sagrada. Ni siquiera Sakuya podía esquivar tantos ataques.

Sin embargo, un resplandor eléctrico recorrió la hoja de Raikirimaru.

“Esgrima Estilo Mikagami… ¡Trueno!”

*¡Whoosh!*

Cuando el sonido sonó, el combate ya estaba decidido. Las dos espadachinas volaron una junto a la otra, y entonces…

*¡Crrrrack!*

… Con el claro sonido de un cristal rompiéndose, la Espada Sagrada de Lyseria se hizo añicos.

“… ¡!”

Lyseria se tambaleó hacia adelante, con su Espada Sagrada rota todavía en su puño.

(Su ataque no conectó).

Sin embargo, Sakuya no se contuvo. Forzar a un maestro de la espada de primera clase a recurrir a una técnica seria era un logro en sí mismo. Sin embargo, eso era un pobre consuelo para Lyseria.

“Renuncio”. Leonis levantó ambas manos, rodeado por los orbes de Elfine.

Vencerlas a las dos habría sido fácil para Leonis, pero eso haría que este entrenamiento no tuviera sentido. La táctica de Elfine las llevó a ganar la batalla en el momento en que obligó a Lyseria a enfrentarse en un mano a mano con Sakuya.

<<Yo también renuncio>> Leonis pudo ver cómo Regina agitaba una bandera blanca desde su plataforma.

Lyseria se puso de pie y volvió a invocar su Espada Sagrada. “¡U-Una vez más!”

Las Espadas Sagradas eran la manifestación de las almas. Una vez destrozadas, necesitaban tiempo para repararse, pero el corazón de Lyseria aún no se había roto.

(Este sirviente mío es realmente inflexible).

<<Entonces cambiaré el campo y empezaremos de nuevo>> Dijo Elfine a través de sus orbes.

“¡Sí, por favor!”

Pero entonces…

Publicidad G-M2



<<… ¿Huh? Un momento, algo entró en nuestro campo…>>

“¿Huh?”

“… Hay algo corriendo por las paredes… ¿Un conejo?”

“… ¿Un conejo?” Leonis miró a su alrededor. Efectivamente, vio algo parecido a un conejo saltando por encima de las paredes. ¿Pero podían los conejos saltar tan alto? Más que saltar, parecía flotar. Con cada salto, partículas de luz se elevaban en el aire.

(¿Un espíritu?) Leonis frunció el ceño.

Sin duda era un espíritu, y uno que le resultaba familiar. Su pelaje blanco emitía un tenue resplandor y tenía una gema roja incrustada en la frente.

(Ese es…)

“¡Es Fluffymaru Pastel de Judías!” Exclamó Sakuya, señalando al espíritu. “¿Lo conoces, Sakuya?” Preguntó Lyseria.

“No. Pero es esponjoso y suave, así que debe de ser Fluffymaru Pastel de Judías”. Contestó Sakuya, cruzándose de brazos con mucha confianza.

“Creo que es el espíritu de la cuarta princesa…” Murmuró Leonis, ignorando de plano a Sakuya.

(Carbuncle era su nombre, si no recuerdo mal…)

Era el Espíritu del Origen que la princesa a bordo del Hyperion llevaba consigo.

“Ah, creo que tienes razón. Pero ¿qué hace aquí el espíritu de la Familia Real…?” Dijo Lyseria.

Nuevas voces intervinieron, como para responder. “¡E-Espera, Carbuncle! ¿Adónde has ido?”

“Su Alteza, ¡es peligroso! Hay gente entrenando dentro…” La gente gritaba fuera de las instalaciones.

“No sé qué hace aquí, pero deberíamos atraparlo”. Elfine declaró. “Yo me encargo…”

Sakuya saltó, aterrizando en la pared. Con sus rápidos pies, alcanzó a la pequeña criatura en un instante.

“Ya te tengo, Fluffymaru Pastel de Judías”. Sin embargo, cuando intentó rodear a la criatura con ambos brazos, ésta se le escapó de las manos. “¿Huh?”

“¡Sakuya-san, los espíritus no tienen forma física!” Le recordó Leonis. “¡Buena suerte, Sakuya!”

Sakuya se quedó atónita. “Aaargh, ¡¿qué se supone que tengo que hacer?!”

Con su perseguidora boquiabierta, Carbuncle huyó a toda velocidad por encima de los muros, dejando un rastro brillante a su paso. Se dirigía directamente hacia…

“¡Yo lo atraparé!” Gritó Regina, extendiendo ambos brazos desde lo alto de su punto de mira.

(Cierto, Regina puede comandar espíritus). Leonis recordó.

“Podemos dejar que Regina se encargue de esto”. Dijo Lyseria. Sin embargo…

“Estas paredes están en el camino”.

“Er, Chatres nee-sama, ¡¿qué estás planeando?!” “Retrocede un poco, Altiria. ¡Activate!”

Oyeron la digna voz de una chica fuera del campo, y entonces…

*¡Vwoooooooosh!*

… Un rayo de luz carmesí destelló, y con un sonido retumbante, todas las paredes dispuestas en el campo de entrenamiento se hicieron añicos de una manera espectacular.

(¡¿Qué?!)

Por reflejo, Leonis desplegó una barrera protectora, protegiendo a Lyseria de la explosión. Una nube de polvo blanco flotaba en el aire. Las partículas que habían mantenido la forma de las paredes a través del mana se desmoronaron hasta convertirse en arena.

Hack, horf… ¿Qué?” Lyseria agarró a Leonis por el brazo mientras tosía.

Sonó una alarma y el aire acondicionado de las instalaciones se encendió para hacer frente a la emergencia. Voló el polvo y dejó al descubierto a una chica uniformada que blandía un sable. Su cabello brillaba rubio y sus ojos nobles eran del color del jade.

“… Princesa… ¿Chatres?” Murmuró Lyseria.

“¿Huh?” Leonis se volvió para mirar a Lyseria. Chatres. Regina le había hablado de ella esta mañana.

“¡Oh, Chatres, eso es una barbaridad! ¡Aquí hay gente entrenando!” Otra figura apareció por detrás de la chica uniformada.

Publicidad G-M3



“Este era el camino más rápido. Además, me contuve”.

La segunda chica llevaba un atuendo recatado y parecía más cercana en edad a Leonis.

“… ¡¿Princesa Altiria?!” Exclamó Lyseria.

“¿Huh?” La chica, Altiria Ray O’ltriese, miró al Decimoctavo Pelotón con ojos redondos. “Ah… ¡¿Whaaaaaaaaaaa?!”

Una vez que las cosas se calmaron un poco, Lyseria preguntó: “Princesa Altiria, ¿qué está haciendo aquí?”

“B-Bueno, verás, Chatres, Chatres nee-sama, estaba entrenando para el Festival de la Danza de la Espada Sagrada con su unidad en las instalaciones de al lado, y yo vine a mirar. Pero entonces, Carbuncle huyó…”

Leonis recordaba haber oído que alguien utilizaba las instalaciones adyacentes. (Pero no creía que fuera el as Espadachín Sagrado del que había oído hablar esta mañana).

Chatres Ray O’ltriese… la tercera princesa del imperio y la competidora favorita del Festival de la Danza de la Espada Sagrada. Dado que era de la realeza, era lógico que tuviera su propia área personal para practicar.

(No, tal vez eso no es cierto).

La clase gobernante del Imperio Humano Integrado tenía una posición algo diferente a la de los reyes y reinas que Leonis había conocido hace mil años.

“Mis disculpas por perturbar sus ejercicios. Era una emergencia. Carbuncle es un espíritu que pertenece a la Familia Real. No podíamos permitir que le ocurriera nada”.

Chatres agradeció brevemente al Decimoctavo Pelotón la recuperación de la criatura. Al parecer, realmente había destruido los muros con su Espada Sagrada. Eso hablaba de un tremendo poder destructivo, pero ¿qué más guardaba el arma de la princesa?

“Entonces, ¿dónde está Carbuncle…?” Chatres miró a su alrededor. “Ah, lo atrapamos por aquí”.

Regina, Sakuya y Elfine se acercaron, caminando sobre los muros en ruinas. El espíritu resplandeciente estaba acunado en los brazos de Regina. A pesar de estar dando saltitos hace unos instantes, ahora estaba acurrucado, obediente y plácido.

“… ¡Carbuncle!” Altiria gritó.

Cuando Regina se acercó, el espíritu saltó de ella a Altiria.

“Oh, ¿por qué has hecho eso?” Le reprendió Altiria, inflando las mejillas en un adorable mohín. “Saliste corriendo de repente…” La princesa se volvió hacia Regina e inclinó la cabeza. “Muchas gracias por atraparlo”.


“O-Oh, no, no fue nada. Olvídese de eso”. Respondió Regina aturdida, hablando en un tono que a Leonis le recordaba a Fenris.

(Ahora que lo pienso, es la primera vez que se encuentra cara a cara con su hermana menor).

Las dos no se habían visto directamente durante el incidente a bordo del

Hyperion.

“Sabes, es extraño”. Comentó Altiria, desconcertada. “Carbuncle no deja que lo sostenga nadie más que yo…”

“¡Q-Qué raro, desde luego! ¡Ohoho!” Respondió Regina con un tono extraño y agudo.

Carbuncle había luchado junto a Regina durante el secuestro. Tal vez el espíritu había sentido la presencia de Regina y corrió a su encuentro.

Altiria miró a su alrededor, observando a los miembros del Decimoctavo Pelotón.

“Hacía tiempo que quería agradecerles a todos personalmente”. Dijo. “Perdí el conocimiento y no recuerdo bien lo que pasó, pero sé que todos lucharon valientemente para salvarme la vida”.

Publicidad M-M3

Se levantó el dobladillo del vestido en una reverencia y bajó la cabeza.

Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 7 Capitulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 

 

“En absoluto, princesa”. Respondió Lyseria, inclinándose como lo haría un criado. “Protegerte es el deber de un Espadachín Sagrado”.

“Como hermana mayor de Altiria, permítanme ofrecerles también mi gratitud”. Chatres inclinó brevemente la cabeza.

Publicidad M-M2

Su cabello rubio, como el color de una flor de estewartia, caía sobre sus mejillas. Al igual que Altiria y Regina, era una mujer muy hermosa, pero sus ojos de jade desprendían algo de frialdad.

(En cuanto a mis subordinados, me recuerda a Iris, la Sacerdotisa Oscura).

Reflexionó Leonis.

Al notar que la observaba, Chatres miró a Leonis y enarcó una ceja.

“Uniforme de la Academia Excalibur…” Murmuró. “No me digan que tienen a un niño en su pelotón”.

“Sí, es un niño, pero es uno de los ases de nuestro equipo”. Dijo Elfine.

“¿Qué?” Chatres fulminó a Leonis con la mirada. “Imposible. Puede que sea una participación especial, pero ¿pretendes burlarte del Festival de la Danza de la Espada Sagrada?”

“¡Chatres nee-sama!” Altiria le regañó, pero la mirada de la hermana mayor seguía siendo dura y sentenciosa.

(Tienes suerte de que sea un magnánimo Rey Demonio que pasará por alto este insulto).

Si le hubiera dicho eso a Gazoth, el Rey Demonio de las Bestias, o a Veira, la habrían reducido a cenizas por sus comentarios blasfemos. Por el contrario, Leonis creía que la ignorancia no era un pecado, aunque sí vergonzoso.

(Sigue mirándome por encima del hombro, si quieres. Pero te arrepentirás cuando conozcas mi verdadera identidad).

“Hmm. Princesa, si me permite…”

Para sorpresa de Leonis, alguien estaba dispuesto a discutir con esta princesa… Lyseria.

“¿Nn?” Chatres se cruzó de brazos y miró a la chica de cabello plateado. “Corrígeme si me equivoco, pero ¿no eres la hija del Duque Christaria…?”

“Sí. Soy Lyseria Christaria, una de las representantes de la Academia Excalibur”. Los ojos azules como el hielo de Lyseria se cruzaron con los de Chatres.

“Siento un gran respeto por el Duque Christaria, el héroe del Tercer Assault Garden”. Afirmó Chatres. “Pero eso no significa que te reconozca. No me deshonres con un partido patético”.

“Sí, Alteza. Estoy deseando enfrentarme a usted”. Respondió Lyseria con un tono inusualmente provocador.

(¿Está enfadada?)

Al observarla más de cerca, Leonis se dio cuenta de que el cabello plateado de Lyseria brillaba débilmente con mana. Parecía que incluso la normalmente seria y amable Lyseria era capaz de enfadarse. Y aunque Chatres no se sintió abrumada por la silenciosa indignación de Lyseria…

“Vamos, Altiria”.

… Aun así, giró sobre sus talones y se dirigió a la salida.

“Ah, Chatres nee-sama”. Imploró Altiria, intentando detener a su hermana. Al ver que era inútil, se encaró con Leonis y los demás. “Lo siento si mi hermana les ha ofendido. Hmm, me encantaría volver a verlos a todos…”

“Sí, Alteza. Estoy segura de que nos veremos durante el Festival de la Danza de la Espada Sagrada”. Lyseria hizo una leve reverencia.

“Estoy deseando que llegue…” Las mejillas de la princesa se sonrosaron mucho. “Sobre todo a ti, Leonis…”

Inclinó la cabeza tímidamente hacia el chico y salió corriendo detrás de su hermana.

Publicidad M-AB

“… ¿?” Leonis ladeó la cabeza, desconcertado.

“Realmente vas a ser un Rey Demonio de la habitación, ¿verdad?” Comentó Regina, un poco irritada.

“¿Qué significa eso?” Preguntó.

“Exactamente lo que parece”. Respondió Regina encogiéndose de hombros, y vio partir a Altiria. Tenía una sonrisa ligeramente melancólica en los labios. Regina tenía estrictamente prohibido revelar su verdadera herencia. Como princesa maldita nacida bajo el signo de la terrible Estrella de la Calamidad, no se le permitía existir en este mundo como su verdadero yo.

Lyseria puso una mano compasiva en el hombro de Regina. “Vamos. Continuemos nuestro entrenamiento”.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

1 Comentario
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios