Durara! (NL)

Volumen 3

Capítulo 9: Nunca Te Vas A Dar Cuenta Cómo Ellos Se Sienten

Parte 2

 

 

EN UN EDIFICIO DE APARTAMENTOS, CERCA DE LA CARRETERA KAWAGOE, IKEBUKURO

Ah… veo como es entonces —Celty escribió en la computadora sobre la mesa una vez terminó de escuchar la historia de Anri—. Entonces ninguno de esos dos con los que siempre estas, Mikado y ese chico Masaomi, saben lo que eres realmente.

Publicidad M-AR-2

Anri leyó el fluido texto y tranquilamente asintió. Se sentía como si estuviera conversando con la pantalla de una computadora, pero ya que ella no sabía lenguaje de señas, no había otra forma para comunicarse. Además, ella se había encontrado con Celty varias veces desde ese primer incidente para aprender a usar una computadora, así que debería estar habituada a la idea.

Déjame ver, necesitamos pensar en una manera de detener esta guerra. No te preocupes, un plan empezó a formarse en mi cabeza incluso mientras describías la situación —Celty escribió con seguridad. Anri sintió un toque de alivio arrastrándose por su mente. Era la primera vez que podía revelar verdaderamente todo sobre ella a otra persona, y no en su modo de control de mente, y nunca había considerado que eso podía ser un salvavidas tan poderoso para su espíritu.

Quizás funcionaria después de todo. Con esa chispa de esperanza en su interior, Anri comenzó a considerar sus opciones.

Pero había una cosa que pesaba en ella. Celty se había referido a Masaomi como ´ese chico Masaomi`, mientras que a Mikado, simplemente lo llamó ´Mikado`.

Era una distinción muy pequeña, pero Anri decidió que no era prudente dejar que un asunto sin resolver fastidiara su cabeza, así que ella le preguntó a Celty directamente.

Publicidad M-M1

— Em… ¿conoces a… Ryuugamine?

Uh. Ohhhh… Em, deja que te pregunte esto: ¿Qué tanto conoces de Mikado Ryuugamine?

— ¿Huh?

Anri no esperaba que le devolviera la pregunta, y se asustó ligeramente. ¿Por qué ahora estaban hablando de Mikado? Ella no lo sabía, pero ella confiaba en Celty implícitamente, así que contestó la pregunta a pesar de sus dudas.

— Em, él es un muy buen amigo mío… Él es tan importante para mí como Kida, y ambos somos representantes de la clase. Ha pasado mucho tiempo desde que tuve amigos normales como ellos… y…

— ¿Okay, Celty? Ella no tiene idea —dijo Shinra, interrumpiendo a Anri antes de que siguiera buscando palabras para contestar la pregunta—. Es muy extraño como a pesar de pasar todos

los días con alguien, o tal vez a causa de eso, estas tan cerca que las cosas más importantes permanecen ocultas de hecho… Pero eso es lo natural. Le he escondido cosas a Celty durante años. Pero no le escondo nada nunca más. — Lo sé.

— Em, ¿dije algo despreocupado? —Anri pregunto con preocupación, pero Celty balanceó su mano hacia atrás y hacia adelante para indicar que todo estaba bien.

No, está bien. Sabrás todo en poco tiempo. — Em, oh.

Anri no tenía idea lo que quería decir, pero Anri confiaba en la seguridad de Celty y no ahondó más. Mientras tanto Celty, tomaba su casco desde la esquina de la mesa y lo ponía sobre su cuello de la misma forma en que uno uniría una pieza de un robot.

Claramente ella estaba alistándose para ir a algún lugar, así que apuntó con su casco hacia Anri y escribió un mensaje destinado a tranquilizar a la chica.

No te preocupes por eso. Si todo sale bien, todo esto va a estar completamente solucionado al final del día. Voy a buscar a un conocido. Solo espera aquí por ahora.

— Em, okay… Lamento ser una carga para ti por dos días seguidos…

Que no te moleste. De todos modos, es un apartamento absurdamente grande.

Ella se giró hacia Shinra esta vez y le envió un mensaje bastante diferente de lo que le había escrito a Anri.

No pongas ninguna idea rara en su cabeza hasta que yo vuelva. Este tipo de cosas no tiene sentido a menos que salga directamente de la boca del aludido. Y no la interrogues o intentes hacer algún experimento extraño.

— Lo sé. ¡confía en mí! —Shinra replicó, sonriendo dolorosamente. Celty lo miró a los ojos y escribió un mensaje corto.

Confianza puesta. Iré por Mikado. En este punto, él sale antes de mediodía, o está en vacaciones, ¿verdad?

Celty borró el mensaje rápidamente para que Anri no lo leyera, entonces escondió su agenda electrónica en su sombra y salió corriendo por la puerta del apartamento. Anri miró su repentina salida, quedándose en el lugar con una mirada confusa en su rostro.

Por alguna razón, el hombre que se había quedado en el apartamento con ella estaba vistiendo una bata de laboratorio blanca. Esto le recordó al hombre con la máscara de gas que había conocido dos días atrás.

Publicidad M-M3

— Em… Realmente aprecio esto… Incluso me dieron una cama y todo…

— ¿Huh? Oh, está bastante bien. Los amigos de Celty son mis mejores amigos. ¿Qué dirías de ser nuestra hija adoptiva? Celty ni siquiera existe en papeles, así que ella no puede ser tu madre oficial, pero aun así —Shinra dijo fácilmente sin ningún pensamiento. Anri estaba aliviada de no haber sido una carga, pero algo de lo que él dijo le pareció extraño. Ella lo miró fijamente.

Cuando él notó la mirada desconcertada de la chica, Shinra se la devolvió, sorprendido. Su reacción era curiosa para él. Eventualmente, entendió su pregunta implícita y golpeó con su puño su palma de la mano.

— Ohhh. No creo que lo entiendas, así que te lo diré directamente…

Expuso la verdad, simple y directamente, sin ningún embellecimiento o artificio.

— Celty es una chica, ¿okay?

***

 

 

PARQUE SUR DE IKEBUKURO

— ¿Hola?





— ¿Qué? Tú. ¿Tú eres el shogun? ¿Kida? ¿Masaomi Kida?

La voz que venia del otro lado de la línea era la de un hombre ronco, cruda y vulgar. Él sonaba mayor que su generación. Justo como lo hizo Izumii de los ´Blue Squares`.

— ¿Puedo preguntar con quien estoy hablando?

— Vamos, no seas así. Soy un amigo. Somos amigos.

— ¿Huh? No tengo idea de lo que estás hablando.

— Bueno, como sea. Escucha, estamos en la vieja fábrica ahora. De hecho, todo el mundo está aquí.

Un escalofrió recorrió la espina dorsal de Masaomi. La fábrica a la que se estaba refiriendo tenía que ser el lote abandonado que los ´Yellow Scarves` usaban como escondite. ¿Así que él era uno de ellos? Pero nunca había escuchado su voz antes…

— Escucha, Soy Horada. ¿Tú me conoces?

— Oh…

El sonido del nombre devolvió a Masaomi varias noches atrás, cuando lo escuchó por primera vez.

— Él que fue golpeado en la cabeza por el amigo del motociclista sin cabeza…

— ¿Qué diablos? ¿Eso es todo lo que soy para ti? ¿El tipo que al que le patearon el trasero?

— Uh…  no quise decirlo de esa forma…


¿Por qué un hombre que nunca había visto habría de llamarlo de la nada? ¿Y en este preciso momento, de todos los momentos? Las preguntas flotaban en la cabeza de Masaomi, pero su silencio funcionó como ventaja, ya que llevó a Horada a proclamar información relevante.

— Umm, de todos modos, escucha. No vendrás nunca más. — ¿Huh?


— Estoy diciendo, que estas despedido. No más shogun. Decapitado. No más cabeza.

— ¿De qué demonios estás hablando? —demandó Masaomi, el tono excesivamente familiar del otro hombre le ponía los nervios de puntas. Pero al siguiente momento, escuchó algo que lo hizo olvidar completamente su rabia hacia su interlocutor.

— ¿Es Mikado Ryuugamine? El nombre de tu amigo. — ¿Qu…?

En el instante que Horada dijo el nombre de Mikado. El cuerpo completo de Masaomi se congeló.

¿Por qué aparecería el nombre de Mikado en este preciso momento?

— Que impacto, ¿no? Estamos todos en shock aquí. El jefe de los ´Dollars`, ¿amigo de nuestro jefe?

— Espera un segundo… ¿De dónde escuchaste eso?

— ¿Realmente importa? No puedo creer que nos hayas estado mintiendo todo el tiempo, ¿sí?

Publicidad M-M5

— Espera… Solo lo supe ay… —Masaomi comenzó a decir, luego se tragó la lengua. ¿Quién en el mundo posiblemente creería que recién había encontrado la verdad?

Obtuvo exactamente el tipo de respuesta que había esperado escuchar.

— ¿Ayer? No me vas a decir que solo lo supiste ayer. ¿Ustedes eran mejores amigos y compañeros de clases con este tipo por casi un año, y entonces tu actúas como si no supieras que él era los ´Dollars`? Sabes que no va a funcionar, ¿cierto? Tú, pequeño traidor. — No quería…

— Deberías ver los rostros impactados de todos aquí. Bueno, resulté ser elegido como el nuevo líder; soy el mayor después de todo. También te impondré una sentencia de muerte. No tengo tiempo para eso hoy, pero a partir de mañana tú no vas a pasear por Ikebukuro.

— ¡Te dije espera! Quiero hablar con… ¿Qué hay de hoy? —preguntó Masaomi.

Horada resopló y retó a su ex líder.

— Ahora que sabemos quién es el líder de los ´Dollars`, vamos a pasar el día encontrándolo y masacrándolo, obviamente.

Un sudor frio brotó de la piel de Masaomi, que combinado con la humedad del aire lluvioso, creaba una humedad desagradable.

— Espera, los ´Dollars` no son Mikado, al menos, no tiene nada que ver con el acuchillador, creo… Masaomi no estaba tratando de aclarar su propia inocencia, estaba abogando por Mikado.

Pero la fea y cruda voz de Horada lo interrumpió.

— Pero no importa más. El acuchillador solo era una oportunidad, ¿sabes? De cualquier manera, los ´Dollars` y los ´Yellow Scarves` quieren al otro bando fuera de su camino. Por lo tanto, funciona bien.

— ¿No importa…? ¿Qué crees que estás haciendo? ¿Tomando venganza por tu cabeza golpeada?

— Tampoco me importa eso. Me dio una excusa, y algún día mataré a ese tipo de la máscara de gas, pero el asunto importante aquí es… no podemos volver atrás ahora.

— ¿No podemos volver atrás? —Masaomi notó una clara señal de malicia en las palabras del otro hombre, y se volvió a Horada, con el pulso a mil.

— ¿Por qué…? ¿Por qué lo hiciste?

— Te dejaré saber un último pequeño secreto. Los ´Dollars` ya están acabados. Y ya he terminado con Shizuo Heiwajima.

— ¿Huh? ¿Terminado? ¿Qué hiciste con Shizuo… a ese monstruo?

— Ya no es de tu incumbencia. Tu solo deberías rezarle a la policía para que crea tu lado de la historia, asumiendo que la policía te encuentre antes que nosotros. ¡Ja!

Y con ese bufido final, el otro hombre colgó el teléfono.

Masaomi trató de llamar apresuradamente  a sus amigos de siempre de los ´Yellow Scarves`, pero nadie contestó. La ceremonia de clausura de la escuela debería haber terminado hace tiempo, y algunos de ellos serían lo suficientemente diligentes para asistir a la ceremonia en primer lugar.

Pero cada uno de los números que Masaomi marcó no estaba disponible. Ya sea que estuvieran apagados, ellos sonaban incesantemente sin respuesta, o lo enviaban al buzón de voz después del primer tono. Las respuestas eran variadas, pero la ausencia constante de todos para no responder era cruel es su unanimidad.

Masaomi apretó su teléfono inservible y volvió a pensar en lo sucedido dos años antes.

La situación actual era muy similar a cuando Saki fue secuestrada.

Esto no era su novia siendo secuestrada. Pero el mismo tipo de culpa lo atormentaba, ató su cuerpo al lugar antes de que algo realmente sucediera.

Sería una mentira decir que no sentía aprecio por los ´Yellow Scarves`. Pero en este momento, eso no significaba nada. Si Mikado terminó siendo blanco de los ´Yellow Scarves`, de la misma forma en que fue usado por los ´Blue Squares` dos años atrás, y si Anri había sido tomada rehén como una herramienta para atraer a Mikado, igual que Saki…

Él podría terminar perdiendo a dos de sus queridos amigos, su hogar al cual regresar.

— El pasado es solitario. No puedes escapar de él.

Esa frase del Izaya del pasado permanecía pesada en el corazón de Masaomi. Si el pasado iba a regresar para perseguirlo así, quizás él no debería haber estado corriendo para empezar.

Todo coincidía con su situación de hace dos años atrás.

La única diferencia con respecto a entonces era que esta vez Masaomi salió corriendo hacia lo desconocido sin dudarlo.

***

 

 

Correr.

Correr, correr, correr.

Solo correr.

Su objetivo era claro: tenía que conformarse con el pasado que lo había alcanzado.

Publicidad G-M1



Instó a sus piernas a seguir adelante, adelante.

El chico solo quería saber que podía hacer, si  podía superar su pasado.

Él corrió para encontrar la respuesta.

En su camino hacia la vieja fábrica, Masaomi se sumergió en una multitud. Era el área comercial conocida como Sixtieth Floor Street, en el camino desde Ikebukuro hacia Ciudad Sunshine.

Masaomi se detuvo ahí, en medio de la calle para inspeccionar el área. Era el lugar donde él había pasado casi todo el tiempo con Mikado y Anri. Lo mismo sucedió con Saki y los miembros de los ´Yellow Scarves` cuando era un miembro activo.

Él recordó cómo le había mostrado el área a Mikado la primera vez que su amigo había visitado Ikebukuro. Él miró a su alrededor para quemar la imagen en sus ojos una última vez.

Con algún tipo de determinación en su corazón, se dirigió hacia el escondite de los ´Yellow Scarves`, jurando que nunca que detendría de nuevo.

Pero fue detenido casi de inmediato por una voz familiar.

— Hey, Kidaaa. ¿Qué sucede? Tu rostro, muy deprimido. ¿Tienes hambre de nuevo?

Miró por encima a la fuente de la voz y vio a un hombre negro de casi dos metros de alto parado. Él estaba atrayendo a clientes desde la multitud con una sombrilla antigua hecha de papel de arroz sobre su cabeza y con su usual sonrisa, pero él se acercó a Masaomi de una forma diferente a lo normal cuando notó el comportamiento del chico.

— Kida no está feliz. Muy extraño últimamente. Di cosas locas, como antes. ¿Estas enfermo? Te compro un roll de pepino, anímate. Kida ahora, luces como con Izaya.

Masaomi quería ignorarlo y continuar con su apremiante asunto, pero entonces recordó los sucesos de los días anteriores y se detuvo para mirar a Simon.

— Escucha, Simon… Gracias por el sushi de ayer. ¡Estaba locamente delicioso! ¿cinco estrellas? ¡Si tuviera el derecho, te daría todas las cincuenta estrellas y rayas! Puedes tener toda América de mí, Simon. Así de bueno estaba el sushi de ayer, pero no solo ese. Russia Sushi es asombroso siempre que vengo aquí.

Considerando lo que estaba a punto de suceder, Masaomi no podría ser capaz de visitar ese lugar nunca más. Eso significaba que él no podría devolver lo que les debía por su generosidad el día de ayer. Decidió que al menos podía darles las gracias.

— Dale mis felicitaciones al chef. Su cuchillo de trabajo era increi…

— Oh, Kida. ¿Vas a pelear ahora? ¿Matas a alguien, te matan? ¿Izaya te metió en algo de nuevo? —Interrumpió Simon, como si leyera la mente de Masaomi.

— ¿Por, por qué dirías algo así? ¿Qué eres tú, un psíquico? —Masaomi se rio para esconder su sorpresa, pero tampoco negó la participación de Izaya o la posibilidad de una pelea.

Con su expresión usual pero con un tono  más serio que antes, Simon dijo.

— Lo escuche de Tom. Shizuo fue baleado ayer. Bang, bang por un arma. — ¿Huh…?

— Asesina y serás asesinado, muy mal. Donde yo estaba, cuando la gente peleaba, siempre moría alguien. Masaomi, pareces como una persona lista para morir. No es bueno. Esto es Ikebukuro. No mi ciudad natal. Mucho más cálido, la gente le da comida incluso a los sin hogar. No todos mueren cuando duermen en la calle con vodka. Niños como Masaomi, no necesitan asesinar.

— Simon…

Publicidad M-M2

Había una mirada seria en los ojos de Simon que Masaomi nunca había visto antes. Se dio cuenta que no sabía nada sobre el pasado del hombre. Los rumores en la ciudad eran extravagantes, ellos decían que era un ex mafioso o un mercenario. Masaomi nunca se lo había preguntado directamente.

Pero no pensaba que Simon estuviera mintiendo. Él debía haber pasado a través de problemas serios antes de venir a Japón. Si tomaba esa historia al pie de la letra, entonces Simon había experimentado cosas que nunca nadie que viviera en Ikebukuro sabría.

Y eso era exactamente porque le estaba dando a Masaomi este preciso y serio sermón.

Pero Masaomi aún no se podía detener.

— Lo siento… Lo siento, Simon. Tengo que irme…

Él sintió que permanecer alrededor y escuchar a Simon solo haría su misión más dura,  así que se inclinó y salió corriendo.

Publicidad G-AB



Simon no lo persiguió. Solo lo miró irse, con una mirada complicada y conflictuada en su rostro. Incluso después que Masaomi se había desvanecido en medio de la multitud, Simon permaneció en ese lugar por un momento. Eventualmente, él cerró sus ojos y movió su cabeza, luego volvió a atraer clientes.

Sin embargo, de vez en cuando, él aún se giraba en la dirección en que Masaomi se había ido.

La ciudad le estaba mostrando su ordinaria y usual naturaleza.

Con una diferencia menor, tal vez.

No se veía absolutamente a ningún joven usando prendas amarillas.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios