Durara! (NL)

Volumen 3

Capítulo 5: Te Amo

Parte 1

 

 

Las palabras malditas hicieron eco.

Ellas chillaban y lloraban dentro de su cabeza todo el tiempo, como el sonido de las cigarras.

Publicidad M-AR-2

Y al igual que las cigarras, trataban de comprimir una vida entera de amor en la única semana de vida que tenían…

Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Amo a la humanidad—Te amo. Te amo. Te amo. — ¡Amo a toda la raza humana!— Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Tengo la confianza de amar a cada ser humano por igual—Te amo. Te amo. —No tienes la seguridad de hacer eso, ¿cierto? —Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Y quiero amarte también— Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Pero no, no puedo—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Porque tú eres mi anfitrión—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Así que amaré—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Amaré a toda la humanidad por ti—Te amo. Te amo. Te amo. —Así que ámame—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Ya no puedes vivir sin mí, ¿o sí? — Te amo. Te amo. —Así que ámame. Es la única opción—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Sé que esto es egoísta—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Pero no hay forma de detenerlo—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Te enseñaré—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Sobre esta emoción. — Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Sobre esta pasión — Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Sobre esta exaltación — Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. — ¡Oh, oh! — Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Desde que ya no puedes amar a los humanos, te enseñaré —Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. —Sobre lo milagroso y hermoso de la humanidad—Te amo. Te amo. Te amo. Te amo. Amo Amo Amo Amo Amo Amo Amo amor amor amor amor amor amor amor amor amor amoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramoramor

____

Lo único que hacía a estas voces diferentes de las cigarras era que en vez de una semana o un solo verano, ellas continuaban sin final, sin cesar.

***


 

 

En este día, como cualquier otro, las voces resonaban en la cabeza de Anri Sonohara.

Pero ella no estaba especialmente loca. Al menos, no que fuera consciente.

Quizás ya se había vuelto loca, dicen que las personas que se vuelven locas no se dan cuenta que lo están, así que su decisión final era no poner atención al pensamiento de si estaba o no loca.

Las palabras de locura provenían de los alrededores de su brazo derecho.

Si alguien escuchaba aquellas palabras, asumiría desde el principio que algo estaba mal, pero las voces de hecho no venían desde su mente o su cerebro.

Ellas era una cosa anormal, ni física ni mental.

«Saika».

Conocida por el resto del mundo como la ´espada maldita`, era de hecho lo que plagó el cuerpo de Anri Sonohara, y tomó el rol central en los recientes acuchillamientos en serie.

Sin embargo, eso no significaba que Anri fuera responsable por los acuchillamientos, en todo caso ella solo era una víctima.

Saika deseaba ´hijos` que pudieran probar su amor entre ella y la humanidad. Aquellos hijos fueron creados implantando la consciencia de Saika en sus víctimas al ser cortados. En ese sentido, era verdaderamente una maldición.

Antes de que Anri fuese escogida para ser la portadora, ella era solo otra chica que había sido acuchillada. El hijo que Saika implantó en ella buscó un amor retorcido por la humanidad, al igual que su madre. Un incontrolable episodio después de eso resultó en el incidente en cuestión.

El incidente terminó cuando Anri logró controlar a todos los ´hijos` de Saika. Los acuchillamientos se detuvieron, y las mentes que Saika había controlado retornaron a sus propietarios, excepto cuando ellos necesitaron fabricar detalles sobre los acuchillamientos, para asegurarse que todos los finales coincidieran apropiadamente.

En otras palabras, cada uno de los que habían sido atacados declararon que ´no podían recordar el rostro` de quien los atacó.

Después de eso, nada debería haber cambiado.

Como siempre, las voces malditas hablaban en el interior de Anri, haciendo eco infinitamente a través de su corazón.

Pero no consideraba que eso fuera un gran problema.

Ella solo observaba ambos mundos que veía a través de sus ojos, e incluso su propio estado mental, desde fuera del cuadro.

Objetivamente. Como si no fuera su propio asunto.

Si algo malo sucedía, ella lo sentiría desde una posición alejada donde no doliera mucho.

Cada tragedia era tan distante como una pintura de una masacre en alguna galería.

Esa era la única parte de esto que la hacía pensar que tal vez estuviera loca.

Quizás esa era la razón de que ella fuera capaz de alojar los gritos de amor sin volverse loca.

Los incidentes de acuchillamientos deberían haber sido enterrados en la oscuridad de los misterios, así ella podía volver a su vida normal.

Pero desde que todo sucedió, algo había cambiado en su vida.

Al principio ella no pudo decir que era, este vago sentimiento que la embargaba de ansiedad.

Normalmente podía ignorar un sentimiento tan molesto como algo dentro del cuadro, pero esta vez no podía dejarlo de lado.

Después de un largo periodo de búsqueda, ella encontró la respuesta.

De hecho, el origen de su problema estaba fuera del cuadro.

«Masaomi… esta diferente de algún modo».

Dos chicos habían emergido desde la pintura dentro del cuadro, la habían alcanzado y tocado su corazón.

Mikado Ryuugamine y Masaomi Kida.

Después de sufrir una herida de uno de sus ´hijos` y pasar varios días en el hospital, Masaomi había cambiado gradualmente.

No era un cambio claro y evidente.

Incluso su mejor amigo, Mikado Ryuugamine, no había notado nada malo.

Pero como ella estaba acostumbrada a mirar el mundo desde fuera del cuadro, Anri siempre estuvo consciente del sutil cambio que estaba floreciendo en el interior de Masaomi.

Después de varios días de esta evolución, ella se encontró con un desagradable tema en la sala de chat.

Había dos grupos de jóvenes llamados pandillas de color, y cada uno de ellos creía que el otro lado era responsable por los ataques de acuchillamientos en serie.

Cuando se dio cuenta de esto, Anri se llenó de culpa.

Ella no causó los ataques, pero había estado aliviada bajo la suposición de que el incidente había terminado. Este resentimiento restante sugería lo contrario.

Algo tenía que hacerse.

Ella convocó a los ´hijos` que sus ´hijos` crearon, en otras palabras, desde la perspectiva de Saika como progenitor, nietos o bisnietos.

Publicidad G-M3



No quería usar el poder de Saika para controlar las mentes de todos, pero se dijo a si misma que el uso de la fuerza era necesaria para detener un conflicto sin sentido.

Pagó el precio por esto un poco más tarde.

Se acercó a algunos de los chicos conocidos como `Yellow Scarves` de entre las víctimas de los acuchillamientos, esperando usar el poder de Saika para saber información más detallada.

Lo que ella escuchó de uno de ellos la impactó.

«Nuestro jefe es Masaomi Kida. Lo he visto antes con mamá».

Quedo atónita en silencio.

«Em, él dijo que vengaría a la chica de anteojos, el recipiente vivo de nuestra madre».

Todos los hijos de la Saika original dentro de Anri pensaban en ella como su ´madre`. Si bien era Anri quien ejerció el control, ellos claramente la veían solo como la portadora de su madre.

Por un momento, ella ni siquiera procesó lo que el chico había dicho.

Varios minutos después, cuando el rostro de Masaomi finalmente cruzó por su cabeza, se dio cuenta de la tremenda cantidad de sudor frio que chorreaba por su piel.

«No…puede…ser».

Era una mentira. Tiene que haber sido un error.

Pero Saika no le mentiría a la original, a su madre.

Lo cual significaba que el chico debía estar equivocado.

Era obvio que solo era un chico con el mismo nombre y que al parecer lucía como Masaomi.

No era posible que el brillante y alegre Masaomi, que declaraba amarla, se pusiera a la cabeza de una peligrosa pandilla. Ella no quería creerlo.

Especialmente no podía creer que él había vuelto al grupo solo para vengarla.

Por eso había venido.

A la fábrica en ruinas que era el escondite del grupo.

Cuando Masaomi recibió el llamado, ella decidió seguirlo, solo por si acaso.

Después de despedirse de Mikado, fue a casa y se cambió de ropa antes de salir de nuevo.

Ella ya tenía a dos de los `Yellow Scarves`, que eran sus hijos, resguardando voluntariamente la entrada así ella podía escabullirse en los alrededores sin ser descubierta.

Al final, ella vio la última cosa que quería ver.

Vio a Masaomi… pero a un Masaomi diferente del que conocía.

Sus acciones y actitud eran las mismas, pero el aire a su alrededor no podía ser más diferente.

Y entonces, Anri se dio cuenta.

Publicidad M-M5

El sentimiento extraño que había sentido desde que terminó en el hospital se estaba derramando del Masaomi justo en frente de ella, y solo había captado indicios de eso goteando de su comportamiento usual.

Y ahora que ella sabía todo, estaba escondida en un hueco de material de desecho de la fábrica, empapada por la lluvia en la oscuridad.

***

 

 

¿Cómo había llegado a esto?

Sus emociones se agitaban en confusión.

La lluvia golpeando su cuerpo se volvió más fuerte y fría con el tiempo, convirtiendo su confusión en algo más grande.

«Kida…».

«Tengo que escapar…».

« ¿Por qué Kida… está haciendo esto?».

Publicidad M-M2

« Quién sabe lo que sucederá… si ellos me atrapan…».

Ella estaba llena de miedo y cuestionamientos al ver a su amigo en un estado en que nunca lo había visto antes.

Al mismo tiempo, estaba siendo perseguida por una desconocida tropa de amarillo.

¿Qué diría Masaomi si la capturaban?

¿La dejaría libre?

¿O seguiría siendo el desconocido Masaomi, el extraño?

Incluso si él la excusara, ¿le diría a sus compañeros?

Publicidad M-M3

Y más importante, si él sabía la razón de su visita, ¿eso causaría que él cambiara más?

¿Acaso le estaba causando una gran angustia al hacer todo esto?

¿Qué sucedería con el grupo de los `Dollars`?

¿Qué estaba planeando hacer Masaomi?

Incontables preguntas aparecían en su cabeza y luego se desvanecían.

Lo único que permanecía detrás era la ansiedad. Ella escuchó sus alrededores con atención.


La mayoría de los sonidos eran ahogados por la lluvia, pero ella podía escuchar un par de personas corriendo alrededor.

Cuando sintió que los sonidos de las carreras se acercaban, Anri se deslizó aún más atrás en el espacio más estrecho de la montaña de desechos de metal.

La lluvia quizás era a la vez, una ayuda y un obstáculo en su intento por ocultarse, pero no tenía los medios para determinar cuál era. El único sonido era de las palabras de amor.

Las voces malditas sabían la situación actual.

Es muy simple.

Amaré a todo el mundo.

A ese chico Masaomi.

Y los otros niños de amarillo.

Los amaré a todos por igual.

Ya que no puedes amar a los otros,

¡Amaré por ti!

¡Profundamente, profundamente, profundamente!

Publicidad M-M1

Inmediatamente Anri empujó las voces y su trato con el diablo por igual, a lo más profundo del cuadro.

Cada acuchillado por Saika fue implantado con las voces de Saika en algún lugar de sus mentes. Por esa razón, mientras ellos mantenían su propia sensatez, todos ellos estaban bajo una forma de lavado de cerebro en el cual no podían desobedecer las órdenes de su madre.

Si, usar esa habilidad podría fácilmente permitirle salir de ese problema por la fuerza.

«Pero entonces… Kida…».

Lastimar a Masaomi estaba fuera de cuestionamiento, y Anri no quería lastimar a nadie innecesariamente, punto, incluidos sus amigos. Normalmente aquellos que portaban a Saika eran obligados a acuchillar extraños, pero Anri mantenía su control mental forzando a las voces dentro del cuadro.

Así era como ella era capaz de ignorar por completo el trato con Saika, pero eso no podría durar por siempre en la situación actual.

Incluso con los hijos de Saika de su lado, no se sabía que podría suceder con aquellos chicos después que esto terminara, y controlarlos a todos ellos no estaba contemplado. En ese caso, ella no sería mejor que el acuchillador.

Además, si ella elegía forzar su salida…

«Kida me reconocería».

Era un resultado obvio y predecible, pero era el peor tipo de desesperación para Anri en este momento.

Ella no quería arruinar el lugar que había encontrado para sí misma.

Esa era la razón de porque estaba aquí. Pero si Masaomi sabía que ella no era una persona ordinaria, si él sabía que era Saika…

Tal vez debería mostrarse y disculparse. Pero aun tendría que explicar la situación, y eso significaba explicar sobre aquellos que la dejaron entrar a los terrenos de la fábrica.

Solo podía decir que había entrado a hurtadillas, pero Masaomi llegaría a la conclusión que ella no podía haber trepado por las paredes por sí misma. De hecho, pudo haberlo hecho con ayuda extra de Saika, pero entonces, eso le revelaría su anormalidad.

« ¿Por qué… por qué esto terminó así?».

Ella no quería que las cosas se arruinaran.

Si Masaomi sabía sobre el secreto de Saika, él también podría decirle a Mikado.

Tal vez él la escucharía si le rogaba que no le dijera nada a nadie, pero ella no estaba en posición de hacer una petición así.

Por favor deja que pase la noche sin que nadie me encuentre, ella deseo a nadie más que la lluvia. Tan pronto como le llegó el deseo, una voz cercana lo aplastó sin remordimiento.

— ¡Hey! ¿No crees que alguien pueda esconderse aquí?

Ellos habían encontrado la grieta en la pila de basura que ella uso para escabullirse dentro de su escondite. Estaba escondida muy atrás, pero si ellos comenzaban a buscar en la grieta, ellos la encontrarían pronto.

— ¡Mierda! ¡Es muy estrecho para mí! —gruño una voz profunda.

Una voz diferente golpeó los tímpanos de Anri, interrumpiéndolo.

— ¡Yo iré!

¡ !

Incluso en la lluvia, no había forma de confundirlo.

Esa era la voz de Masaomi.

***

 

 

Masaomi rodeó la fábrica desde el lado opuesto para acortar la búsqueda, pero ningún intruso apareció.

Buscó a través del material de desecho y los vehículos uno a uno, asumiendo que ella tenía que estar escondida en algún lugar. Eventualmente llegó a la pila más grande de basura, en la que un grupo de chicos se había reunido antes.

Era una montaña de óxido y escombros, autos chatarra y metal, tan grande que le hizo preguntarse si la fábrica estaba tratando basura industrial. O quizás esto había servido como refugio para algún vagabundo por un tiempo, y ellos lo habían agregado a la montaña.

Siendo más pequeño que lo normal, Masaomi se ofreció a liderar. Se movió para meterse en la estrecha grieta. Había muchos miembros más delgados que él, pero no quería que ellos buscaran en la pila y pusieran potencialmente en peligro la vida de la mujer escondida dentro.

Si iba a resolver esto pacíficamente, él necesitaba ir por si mismo y dejar claro que el no pretendía lastimarla.

«Solo si ella no significa un peligro en sí mismo».

— ¡Sh-shogun! —gritó una voz temblorosa. Deteniéndolo en el proceso de colarse en la grieta. — Te dije que me llamaras Masaomi. ¿Cierto?

— Eh, por allá…

Masaomi localizó una sombra en la dirección en la que estaban mirando.

Algo aún más oscuro que la oscuridad empapada de lluvia.

Tan oscura que parecía absorber la misma lluvia…

Una figura de negro, puro y profundo.

***

 

 

En medio del tenso silencio, el teléfono celular en la mano de Anri vibró y brilló.

«¡!».

Cuando ella vio el mensaje en la pantalla, inmediatamente comenzó a escribir en respuesta.

Sus dedos eran torpes y poco familiarizados con los botones.

El mensaje para ella era corto y sencillo.

«Estoy en la fábrica. ¿Dónde estás tú?».

Solo había una cosa que Anri pudo hacer, atrapada como estaba.

Ella pidió ayuda a través del teléfono celular que había comprado recientemente.

De otra persona que se supone no debería existir, ni en público ni en secreto…

***

 

 

— ¿El Motociclista… Negro…?

Los ojos de Masaomi se abrieron de par en par. Era la misma persona de la cual habían estado hablando momentos atrás, una leyenda urbana que era vista a menudo alrededor del vecindario.

Cualquiera viviendo en Ikebukuro el tiempo suficiente estaba familiarizado con el motociclista, pero cuando enfrentas a una figura legendaria con posibles asuntos personales encima de eso, era una presencia mucho más imponente.

Los otros chicos comenzaron a murmurar entre ellos.

— Eh… ¿estás diciendo… que ese es el intruso?

— ¡No puede ser! ¡Habría reconocido a ese monstruo de inmediato! —chilló uno de los chicos, claramente aterrorizado con su oscuro visitante.

Masaomi se giró y vio que alguien debía haber alertado a los demás, ya que el resto de los chicos dentro de la fábrica ahora estaban en camino, caminando hacia ellos como una multitud. Algunos de ellos incluso estaban corriendo, y la tensión era palpable en medio de la lluvia.

— ¡Es el Motociclista Negro!

— ¿El verdadero?

— ¡Oh, mierda!

— ¿De verdad?

— ¡Vamos a pillarlo!

Un chico habló y comprimió aún más todas esas emociones.

— V-vi al motociclista aparecer sobre la pared… Como, simplemente saltó sobre ella, con motocicleta y todo.

Esas eran las palabras de alguien en un estado de confusión, pero Masaomi había escuchado suficientes rumores sobre el Motociclista Negro para saber que esto era de esperarse. Es lo que el Motociclista Negro puede hacer, pensó. Había una preocupación más apremiante en ese momento.

« ¿Qué está haciendo el motociclista… aquí ahora?».

El ritmo era perfecto, casi expectante.

El motociclista estaba detenido a unos veinte metros de distancia, aparentemente sosteniendo un teléfono celular en medio de la lluvia.

Él pudo ver el pálido brillo de la pantalla en la oscuridad, pero obviamente no había forma de saber el contenido desde la distancia.

De repente, la luz se desvaneció.

Aquí viene, Masaomi supuso justo cuando la motocicleta comenzó silenciosamente a avanzar. Aceleró a toda velocidad, como un depredador con una presa en su rango de caza, rociando la lluvia mientras corría hacia el grupo.

Al principio pareció que iba directamente hacia ellos, pero su curso vario ligeramente, y la motocicleta impactó  de lleno en la pila de vehículos.

— ¡Whoa! —los chicos exclamaron. La motocicleta de abrió paso sobre la montaña de basura como si fuera una motocicleta todo terreno conquistando un camino rocoso, solo para desaparecer en el pequeño valle entre las pilas, la misma grieta que Masaomi estaba enfrentando.

La imagen ardió en sus ojos.

Incontables sombras se extendieron desde la motocicleta, enredando y agarrando la chatarra para tirar del vehículo sobre la cima.

Él había escuchado los rumores.

Parecía un truco demasiado impresionante para el nivel de ´leyenda urbana`, pero no había dudas que acababa de presenciar algo misterioso, algo inexplicable, en medio de la lluvia que caía.

La confusión reinaba cada centímetro de Masaomi.

Al igual que lo hacía para la intrusa temblando detrás de los escombros.

***

 

 

— Ce…Celty.

Los ojos de Anri estaban llenos de sorpresa, gratitud y confusión mientras una enorme cosa negra descendía desde lo alto.

¿Estás bien? ¿Cómo sucedió esto?

Celty sacó su agenda electrónica para que Anri la viera, diseñando un pequeño paraguas para mantenerlo a salvo de la lluvia.

— L-lo siento…

Puedes explicarme más tarde. Vamos a irnos. Sube a la parte de atrás.  — Em, e-está bien…

Anri rápidamente trató de subir a la motocicleta, pero siendo su primera vez, tenía problemas para montarse. Celty la ayudó a subir y puso una mano en su rostro.

— Eh…

Sombras negras comenzaron a extenderse por los rasgos de Anri, hasta que solo unos segundos después, ella estaba vistiendo un casco muy similar al que Celty usaba. Solo la forma era la misma, sin embargo; el de Anri era completamente negro.

Había una pequeña mirilla, así que Anri pudo ver, y la pequeña pantalla brillante de la agenda eléctrica brilló a través de esta.

Es mejor mantener oculto tu rostro mientras escapamos, supongo.

— ¡Mu-muchas gracias!

Hubiera sido malo para Masaomi ver su rostro, aunque Celty no lo supiera. Anri estaba llena de gratitud.

Agárrate fuerte—escribió Celty, luego escondió la agenda electrónica y apretó el acelerador.

Un sonido como el relincho de un caballo surgió del motor de la motocicleta, y Anri experimentó un brusco movimiento hacia adelante por la gravedad, como el momento en que una montaña rusa comienza a descender.

***

 

 

Los chicos dieron testimonio.

Una sombra negra saltó desde la pequeña montaña de chatarra cuando el motor de la motocicleta rugió.

La única diferencia es que ahora había una mujer con un casco negro sentada detrás del motociclista.

***

 

 

Cuando Celty y Anri emergieron desde las pilas de basura, ellas vieron varían docenas de jóvenes esperándolas. En medio de la multitud había unas cuantas chicas también, pero ellas las miraban de la misma forma que los chicos.

Estaban rodeadas por todos lados de una pared de humanidad. Una pared así sería fácil de romper, pero eso solo garantizaría que algunos de los ´Yellow Scarves` resultaran heridos en el incidente.

« ¿Ellos están al tanto… que soy un miembro de los ´Dollars`?».

Si ese fuera el caso, cualquier acto de abierta hostilidad era una mala idea. El líder de los ´Dollars` era un tipo desconocido, y ella estaba registrada apropiadamente como miembro de los ´Dollars`, pero tomar una actitud antagonista causaría problemas para las personas más allá de si misma.

Sería fantástico si la situación fuera solucionable a través del dialogo, pero eso no parecía ser una opción  en este momento.

— ¿Quién eres tú, ah? Te he visto alrededor por años. Lo siento, solo soy un fanático, ¿ves? ¿Puedo obtener un autógrafo? —surgió una pregunta coqueta y fuera de lugar.

Celty se concentró en la dirección de la voz y vio a un solo chico acercándose a la motocicleta.

— ¿Primero que todo, tu entiendes Japonés? Vamos a empezar con eso. ¿Conoces la palabra para amor? Es ai. Que se refiere a mí: Ai am in love con la chica sentada detrás de ti. Y no aprecio que te hayas lanzado en picada y la estés alejando de mí.

« ¿Ahh? ¿Ese no es… el que siempre esta con Mikado y Anri…?».

— No hay respuesta, ¿eh? Bueno, quizás de verdad eres extranjero. De hecho, si resulta que tú eres una mujer después de todo, creo que sería perfecto. El amor no soy yo, el amor eres tú. ¿Qué tal eso? Siempre he pensado que la figura de ese traje de motocicleta era demasiado delgada para ser masculino. No me importaría si eres un tipo, pero puedo amarte basado solo en el traje de motocicleta si eres mujer.  Amar una monja, amar el hábito. ¿Qué dices? Estaría completamente feliz de amarte a ti y tu pasajero al mismo tiempo, si quieres.

«Él es mordaz… y extrañamente pervertido».

Espera, ¿es pervertido siquiera una palabra adecuada? Celty fue distraída momentáneamente por su propio proceso de pensamiento mientras el chico se acercaba a ella paso a paso.

Así fue que ella se dio cuenta de algo.

Mientras Masaomi se acercaba, el brazo que Anri tenía aferrado a la cintura de Celty temblaba ligeramente. Ella presionó su mitad superior contra la espalda baja de Celty, tratando de ocultar aún más su rostro bajo el casco.

« Ya veo…».

Anri no quería que él la reconociera.


Celty decidió que ahora no era el momento de meditar por qué el chico que estaba asociado a Anri estaba en medio de los `Yellow Scarves`. Todo lo que importaba en ese momento era sacar a la chica del lugar. Ella abandonó el método de la agenda electrónica y decidió ir directo a la perspectiva de la leyenda urbana.

Si ella trataba de razonar con ellos, pedirían que Anri les mostrara su rostro.

«Por supuesto, estoy segura que Shinra o Izaya serían capaces de salir de esto».

Pero tristemente, Celty no tenía el poder de sacarlas de esta situación solo a través del dialogo.

«Bueno, si él quiere una extranjera, tendrá una. Y oye, él no está equivocado, simplemente entiendo el idioma», notó irónicamente. Celty ignoró lo que sea que Masaomi estuviera diciendo y lentamente expandió su sombra en un vórtice negro.

«Esto se siente exactamente igual a lo que sucedió la noche anterior…».

Publicidad M-AB

Celty fue momentáneamente dominada por el miedo mientras recordaba su encuentro con la policía. Pero el temblor de la chica aferrada a ella la trajo de vuelta a la realidad. Bajo el manto de lluvia, esta vez materializó su sombra en una forma diferente.

«Pero tengo parte de la culpa por lo de ayer. Por otro lado, incluso si no la tuviera, no habría cambiado el resultado».

La sombra se extendió desde los pies de Celty, retorciéndose como una serpiente mientras se condensaba gradualmente para adquirir un espesor sólido.

«Al menos puedo decir… no siento vergüenza de rescatarla ahora».

La sombra se hizo más grande y más rápida con el pasar del tiempo, canalizando las olas de peligro que ella emitía. La mayoría de esa amenaza y rabia de hecho estaban dirigidas hacia ella misma, pero fingió no darse cuenta.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios