OreSuki (NL)

Volumen 5

Prologo: Hasta Que Nos Encontremos

 

 

OreSuki Volumen 5 Prologo Novela Ligera

 

 

Ouga Taiyou, Julio, segundo año de preparatoria.

— ¡Taiyou, esfuérzate!

— ¡Iremos a apoyarte Taiyou, ve decidido!

— Aniki… ¡no pierdas!


Es el día del encuentro mi familia me despide en la puerta, en algún momento se convirtió en una costumbre en nuestra casa. Sin embargo yo solo me amarró las agujetas de los zapatos. Si no se me desamarran hasta llegar al estadio entonces… no, dejémoslo. No es mi estilo estar solo deseando, mis deseos los cumpliré con mi propia fuerza. Mientras pensaba en ello decía desde algún rincón de mi corazón “Dios, por favor que hoy ganemos” para inmediatamente después de eso odiarme por mi debilidad.

Maldición, soy lamentable como hombre.

— ¡Ah!…me voy.

Escondí mi propia debilidad y salí de la casa. Avancé un poco, y el viejo semáforo al que llegué cambio a rojo, tuve que detenerme.

— Tch…

Que me enoje por algo como eso… parece que tengo muy poca paciencia. A pesar de que es una mañana como las de siempre, a pesar de que soy el mismo de siempre, hoy es especial. Por fin llegó… el segundo verano,… la final del torneo de béisbol entre preparatorias de distritos. Nos enfrentamos a los mismos del año pasado a la preparatoria Toshoubu. Escondí mi nerviosismo con expectativas, era un sentimiento inexplicable, justo igual que el año pasado. Este sentimiento, ¿cómo decirlo? Las palabras son inconvenientes. A pesar de que lo tengo claro en mi cabeza… ¿en serio podremos ganar?… Esas emociones dispersas con las cuales solo puedo elegir entre melancolía y arrepentimiento son debido a la gran cantidad de fallas que he tenido como hombre. Lo principal es cumplir por uno mismo sus deseos, y mis deseos siempre se los lleva él. En el momento en que la luz del semáforo cambió a verde, tanto mis pies como mis pensamientos comenzaron a moverse.

… Lo siento, sé muy bien que nadie tiene interés en mí, lo que todos quieren saber, en lo que todos tienen interés es el él. Además de que a pienso que soy débil, patético

e imprudente…. Me gustaría que se preocuparan un poco por ello, así que solo un poco, aunque sea solo un poco… Escuchen mi historia por favor…

***

 

 

Ooga Taiyou, noviembre, cuarto de primaria.

Yo, Ouga Taiyou desde que tengo recuerdo me he centrado todos los días en el béisbol, eventualmente en mi casa comenzaron a haber grabaciones de partidos de béisbol, en uno, el 17 de septiembre de 1996, Rockies vs Dodgers. Nomo fue el primero en terminar las ligas mayores sin Hits ni carreras. Cuando tenía cinco años vi ese video con mis padres e inmediatamente después dije.

— Papá…. Quiero ser beisbolista… ¿puedo?

La verdad es que en ese entonces era muy tímido, casi no tenía autoestima. Y debido a que era así, y a que fue lo primero que pedí mis padres asintieron de inmediato, estaba feliz, a mi padre le encantaba el béisbol. Y al mismo tiempo entré en la pequeña liga de niños estudiantes de primaria. Para bien o para mal la persona que guiaba al equipo era bastante estricto, cuando fallaba de inmediato me gritaban seriamente, y el sobrenombre que obtuvo en el equipo fue de “Viejo amagumo” 1 Todos éramos amenazados de que al fallar el viejo amagumo nos gritara. Por eso es que entrené desesperadamente para que no se enojaran conmigo, es un motivo patético para salir adelante, pero tuvo su resultado y me volví bastante bueno en el béisbol, haciendo que le agradara al viejo amagumo. Y el sobrenombre que obtuve cuando estaba en cuarto año de primaria fue de “El as número 4”

Incluso desde la primaria lo entendía, ese número era para el mejor del equipo… pero tenía un problema, y eso era que me deprimía lo que generaba un obstáculo con mis escasas habilidades de comunicación.

— El béisbol es un juego en equipo. Las habilidades de todos son muy valiosas, pero eso no lo es todo.

Esas eran las palabras que solía decirnos el viejo amagumo. Para poder ganar un partido deberíamos cooperar para la defensiva, por más que quisiera hacer un home run, había 1 Nubes negras de lluvia

ocasiones en los que tenía que extinguir ese sentimiento por para poder ganar, había ocasiones en las que tenía que tirar por la banda, No era como si pudiera simplemente hacer lo que quisiera, es un deporte en la que se debería usar la cabeza, ese es el béisbol.

Publicidad G-M1



Pero aun así había muchas ocasiones en las que me quedaba solo. No había nadie con quien pudiese conversar con normalidad si acaso con el cátcher Shiba. Podía hablar bien con él, era un compañero en el que podía confiar, pero eso también fue inútil.

Es por eso que decidí que más que hacerles saber mis sentimientos a los demás con palabras, debía de hacerlo con acciones. Si alguien fallaba en el entrenamiento le daba seguimiento, y era el que más se esforzaba al limpiar todo al terminar. Fue algo difícil para mí, pero el entrenamiento era igual de duro para todos, así que por la parte que el viejo no se enojaba debería de esforzarme aún más. Al hacer eso todos comenzaron a decirme esa palabra. Comenzaron a decirme “Gracias”.

Estaba bastante feliz…. Creí que mis sentimientos les habían l egado, pero… en ese entonces no sabía nada… las personas son animales que pueden mentir como si no fuese nada…

Un día, ocurrió algo extraño.

Mi llavero favorito que tenía en mi maleta, en algún momento había desaparecido. Mi madre me la había comprado era de Nomo de los Dodgers. Estaba anormalmente apresurado, estaba desesperado buscándolo, me arrastraba patéticamente en cuatro buscándolo por el suelo, mi uniforme comenzó a ensuciarse de lodo. Era la primera vez que ensuciaba mi uniforme fuera del que era usado para practicar. Shiba me ayudó a buscar, pero al final de todo no lo encontramos por ninguna parte. Ahora que veo lo patético que estaba en ese entonces en serio me dan ganas de reír.

— Que hago, mamá se va a enojar.

A pesar de que era mi tesoro, a pesar de que estaría triste aunque no me regañasen…

Después de eso al llegar a casa les conté a mis padres que había perdido el llavero, que lo sentía, pero no se enojaron y solo me consolaron, haciendo que el asunto terminase en ese punto.

… ¿verdad? ¿Un tipo patético con suerte?

Pero dentro de mi nada de eso había terminado, a partir de allí comenzaron a suceder pequeños incidentes. Para empezar, cuando estábamos entrenando, y tocaba lanzarnos las pelotas me las enviaban de manera difícil de atrapar, cuando practicábamos con el bate, mandaban puras bolas muertas.

En esa ocasión todos se tranquilizaron con los gritos del viejo, pero mis compañeros de equipo no parecían arrepentidos, su actitud era como si la justicia estuviera de su Yumeno

lado. Lo siguiente fue que mis cosas de béisbol, el bate, el uniforme terminaban más sucios que nunca antes cuando entrenaba. Eran terribles días, incluso escribieron en mi importante bate “deja el béisbol”- Pero aun así yo seguía con mi actitud de siempre.

— Chicos, que crueles, ¿qué pasa? ¿No me digan que fallé siguiéndolos en el entrenamiento?.. ¡No necesitan preocuparse, eso fue casualidad!

Pensando en cusas como esas, y no pedí consejos del viejo ni de mis padres. Pero eso era lo último que sabía… desconocía por completo por qué me estaban haciendo eso…

Hasta que cierto día me sentí mal del estómago después del entrenamiento y entré en un cubículo de los baños. Algunos otros jugadores del equipo entraron en el baño y comenzaron a hablar.

— Naa, ¿qué haremos a continuación? Ouga ni siquiera se ha dado cuenta.

— Cierto, él es duro, lo que sigue es…

Lo siguiente fue que a pesar de que era malo para entender la situación, comprendi de de inmediato. Todos los demás del equipo me estaban rechazando. Pero era una costumbre que tenían hasta ahora, lo que sentí no fue enojo ni sorpresa, lo que sentí fue miedo.

— ¿¡Qué hago!? ¡No quiero que todos me odien!

Decía mientras mi cuerpo temblaba.

— Ah, ¡es cierto! Mañana traeré unas tijeras, rompamos el guante de Ouga!

Publicidad G-M3



— ¡Buena esa! ¡Entonces no podrá atrapar las pelotas, y el viejo amagumo lo regañará!

— Se lo merece, debido a que se convirtió en el as ahora nosotros tenemos que sobrellevar los regaños del viejo.

¿Era sorprendente verdad? Ellos hablaban como si fuese injusto con el equipo, hablaban como si me odiaran. Era sabido que no se necesita fuerza física para romper a una persona, y en ese entonces pensé “si están así entonces eventualmente vendrán a golpearme” resonando dentro de mi cabeza. ¿Por qué tenía que pasar por eso?…

— Ooga es un idiota, es injusto que solo a él le pongan atención, ¡hagámoslo sufrir también un poco!

— ¿Es bastante molesto verdad? esforzándose mucho limpiando, haciéndose el grande, de seguro solo es para conseguir puntos con el viejo amagumo.

— Si, si, ¡además de que si nosotros fallamos nos da seguimiento como si supiera mucho! ¡Qué tipo tan sucio!

… No es eso… no es así, no tenía esa intención… solo pensaba en los demás…

Publicidad G-M1



pensaba en que todos son importantes… solo quería hacerles saber eso. Y todos incluso me decían gracias, en serio creí que les había hecho saber lo que sentía… que crueles que hagan esto…

La inseguridad de mi corazón ardió, envuelto en llamas, pero aún habia un lugar al que pertenecía, había solo una persona, mi mejor amigo, en el que más podía confiar…

— Es cierto, es buena idea romper su guante, ¡pero escondámoselo después de romperlo! Vamos, ¡así como le hizo Shiba con su llavero! ¡Eso fue lo mejor! ¡Incluso fingió buscarlo con Ooga!

… ¿he? No, ahora… ¿qué es lo que acaba de decir?… ¿Shiba?… ¿dijo Shiba verdad? No puede ser…. No puede ser ¿verdad? Shiba no me odia… es mentira… ¿cierto?

— ¿Verdad? ¡Ooga cree en mí así que fue bastante divertido! Hice que ese as número cuatro bajara su cabeza.

Lo escuché, lo escuché claramente… No había dudas, ese era Shiba. La voz de Shiba había l egado a mis oídos… Dime Shiba, ¿por qué haces eso…? ¿Nosotros no éramos amigos? Eras en el que más confiaba de todo el equipo, pero aun así… ¿por qué?

— Ah… pero si exageramos podría salirse del equipo y podríamos tener problemas en los encuentros,… ¿lo mejor sería no exagerar verdad? No me gustaría perder en el partido.

— ¡Estaremos bien! ¿¡Aunque Ooga se vaya del equipo tenemos a Shiba verdad!?

— Sí, sí, basta con que Shiba la haga del as con el número cuatro, ¿no habías dicho que querías hacer de pitcher? Siempre nos estas ayudando en los entrenamientos, también es más sencillo al limpiar contigo, ¿¡verdad Shiba!?

— ¿He? ¿En serio? Bueno si eso pasa me esforzaré, ejeje.

Mi corazón y respiración eran tan rápidos como para no poder creerlo. En ese mismo instante llevé ambas manos a mi boca, ya no era necesario en el equipo, ya no era necesario en el béisbol…. Algo como eso… no iba a aceptarlo.

Por eso me resistí, ¿cuanto habré escuchado de las sugerencias que decían mis compañeros de equipo en los que creía? ¿Cuantas sugerencias para molestarme? las lágrimas comenzaron a correr por mis ojos pasando sobre mi mano que tenía tapando mi boca. El tiempo que era como un infierno para mí terminó, y mis compañeros de equipo se fueron.

Comencé a pensar desesperadamente mientras regresaba solo a casa, me convertí en el número cuatro, en el as que no regañan ni alagan, era el que más me esforzaba en Yumeno subs 11

Publicidad G-M3



Ore wo Suki Nano wa Omae Dake ka yo Vol. 5

Yumeno Subs

ayudar a los demás y a limpiar, pero aun así… todo les había l egado de una forma retorcida… lo entendía muy bien, cada quien es libre de aceptar las palabras y las acciones como les plazca, la impresión puede cambiar bastante. Aunque limpiara, aunque conversara con ellos, había una diferencia tan grande como el agua y el lodo entre Shiba y yo. ¿Qué debería hacer?… no, no dejaría el béisbol, sería demasiado doloroso no poder jugar más béisbol. ¿Pedirle algún consejo a alguien?… no. Si hago eso todos me odiaran aún más. Aprendí mucho en la primaria que los que se pegan mucho a los adultos eran odiados, ¿qué debería de hacer? ¿Qué podría hacer para seguir con el béisbol y no ser odiado por todos?

— Con esto…

En ese momento, lo que entró en mi campo de visión fue mi maleta de béisbol. Era mi maleta en la que mi mamá había puesto mi nombre para que no se confundiera con la de los demás niños, lo que estaba escrito allí era Ooga Taiyou2 Mi nombre seguiría conmigo desde que nací hasta mi muerte… es cierto, me convertiré en el sol, siempre, sin importar el momento, siempre sonreiré alegremente. No solo con ellos, sino siendo confiable para todos, fuerte, alegre, convirtámonos en alguien apasionado. Si hago eso no me odiarán y podré seguir con mi amado béisbol.

Pero para el yo de ahora eso es algo complicado, yo quien soy alguien deprimente y cobarde, no había manera de que todos confiaran en mí, entonces es fácil. Solo necesitaría crear otro yo…

— ¡Oigan chicos! ¡A partir de ahora díganme Sun-chan! ¡Soy malo siendo llamado por mi apellido! ¡Vamos, a partir de ahora me gustaría que todos me llamen así!

Al día siguiente en el entrenamiento, escondí todo mi enojo y miedo y me dirigí a todos los del equipo con una sonrisa fabricada. Ya no necesitaba a ese sombrío “Ooga” que todos odiaban. Lo que ahora necesitaban era al alegre “Sun-chan” que nadie odiara. Esa fue la conclusión a la que llegué.

… Mi plan dio resultado, y “Sun-chan” fue aceptado por todos, lo más importante fue la “cooperación”. Apoyar en lo que éramos malos, aunque fuese con alguien con quien no confiaba, les daba consejos a los demás antes de que callera el rayo de los gritos3

del viejo amagumo. Protegiendo a todos, cuando limpiaba no lo hacía solo, invitaba a los demás para que lo hicieran conmigo. Realmente tenia cuidado de no meterme en 2 Escrito todo en hiragana, siendo capaz de cambiar ese hiragana por cualquier kanji y así cambiar su significado, en este caso haciéndose más evidente el “sol” en su nombre 3 “donari” tanto trueno como grito se leen igual, aunque claro, se escriben con diferentes Kanjis, es un juego de palabras que usaron para ponerle en nombre de amagumo Yumeno

otras cosas además del entrenamiento, pero me prestaban mangas que traían a escondidas, y claro que los leía. Además de que también comencé a traer a escondidas mangas para todos los demás, prestándoselos. De esa manera estaba dentro de lo posible al lado de los demás, haciendo que con el sentimiento de “cooperación”

nuestras distancias se fueran acortando. Y encones el plan había sido un éxito, se redujo mucho los que me odiaran, y al pasar alrededor de medio año prácticamente no había nadie. Por supuesto, no todo podría salir bien, solo Shiba veía a “Sun-chan” con ojos de duda. Pero no podía preocuparme por eso. “Sun-chan” siempre estaba sonriendo sin importar que, después de todo era una existencia alegre que veía a todos los demás por igual…

***

 

Publicidad G-M3



 

Ouga Taiyou, primer año de secundaria, abril.

Paso algo de tiempo y me volví estudiante de secundaria, varios compañeros del equipo de béisbol de la primeria entraron conmigo a la secundaria, así que planeaba seguir siendo el mismo Sun-chan alegre divertido y sonriente de siempre, al hacer eso nadie me odiaría, y aunque lo hiciera terminarían sin poder herirme. No tenía problemas por ensuciar mi uniforme de juego pero odiaba un poco ensuciarme el uniforme de la escuela… aún era un uniforme nuevo y limpio, ¿era natural no querer ensuciarlo verdad?

— Ne, ¿tienes tiempo?

— ¿He?.. este… ¿qué pasa?… ¿hay algo que te moleste?

Cuando reaccioné a la voz que me hablaba por detrás pensé “maldición”. Seria porque estaba pensando en algo más que sin darme cuenta había respondido sin esconder a mi verdadero yo. Acababa de responder no como el alegre y sonríete Sun–chan, si no como el sombrío y frio Ooga. Estaba algo alerta dentro de mí, preocupándome, sería algo malo si se dieran cuenta de ello, pero el hombre que me estaba hablando no parecía haberse percatado de ello.

— No, nada realmente, ¿ya pensaste en que club será al que vas a entrar?

— Um… ejem… ¡Sí! ¡Cuando estaba en la primaria solía jugar béisbol! ¡Así que pienso entrar en el club de béisbol! ¡Tengo planeado convertirme en un profesional!

Cambié de inmediato a Sun-chan y respondí con una sonrisa, como estaba acostumbrado a hacerlo.

— ¡Hee, asombroso! La verdad es que soy malo haciendo ejercicio…

Publicidad M-M1

— ¡Doon! ¿¡Ne, ne, de que estaban hablando!? ¡Yo también quiero hablar!

De pronto apareció una chica, golpeando con fuerza en la espalda al hombre con el que estaba hablando. Que mujer tan asombrosa… pero de seguro han de ser conocidos

¿verdad?

— ¡Eso duele! ¡Himawari! Maldita que demonios estas… ¡ah, maldición!

— ¿U? ¿Qué pasa?

— Ah, no, no pasa….ejem… no es nada, moo, Himawari, deja de pegarme tan de repente en la espalda.


Que mentiroso, ¿Qué fue eso de ahora?…

— Ah ajajaja, lo, lo siento, viste una extraña parte de mí.

— Ah no, no te preocupes.

El hombre pensaba que estaba sorprendido por el repentino fuerte acercamiento de la chica, pero no era así, de lo que estaba sorprendido fue del repentino cambio del hombre. Fue solo un instante, comenzó a hablar de una forma violenta, y que volviera tan rápido a volver a la normalidad me sorprendió… no había ninguna duda, él era igual que yo, ¡un hombre que escondía su verdadera forma de ser!

— Ha… ¡jajaja! ¡Son divertidos!

En ese momento no tenía ningún sentimiento de maldad dentro de mi corazón. Solo estaba inocentemente feliz.

— ¿Soy divertida? ¡¡Si!!

El hombre estaba confundido de que de pronto me agarrara a reír y la chica también río. Al ver su relación solo pude pensar en una cosa. ¡Me convertiré en su amigo! Él es igual a mí, es un hombre que piensa actuando para que nadie lo odie”, tanto “Ooga”

como “Sun-chan” gritaban eso.

— Naa, si no te decides por ningún club ¿qué te parece unirte al club de béisbol conmigo? ¿¡Seguirías conmigo el apasionado sueño de hombres!?

— Um, no soy malo con los deportes pero tampoco es que sean mi especialidad…

déjame pensarlo un poco.

Maldición, ¿no me habré emocionado demasiado con él? Tiene una expresión de un poco de repulsión. Pero como si fuese a dejar que me odiara aquí, me había decidido en hacer lo que había pensado.

— ¡Ya veo! ¡Entonces si quieres entrar házmelo saber! ¡Te apoyaré!

— Ajaja, aun ni siquiera has entrado en el club de béisbol, pero gracias. Ah, ahora que lo pienso aun no me he presentado.

Qué bueno, por fin sonrió, en serio que bueno… Después de limpiar mi mano sudorosa en el uniforme nuevo se la extendí.

— ¡Mi nombre es Ooga Taiyou! ¡Dime Sun-chan por favor!


— Mi nombre es Kisaragi Amatsuyu, sería feliz si me dijeras Joro.

Este fue mi encuentro con Joro. Nuestros nombres en la lista de asistencia tenían solo un lugar de diferencia. Encontré a un hombre que era igual a mí.

OreSuki Volumen 5 Prologo Novela Ligera

OreSuki Volumen 5 Prologo Novela Ligera

OreSuki Volumen 5 Prologo Novela Ligera

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios