Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 5

Capítulo 5: Pienso

Parte 2

 

 

Después de un rato, llegó la hora de que todos regresaran. Entonces, las palabras tan prácticas de Kawasegawa: «Si no nos alejamos pronto, tendremos muchos problemas», hicieron que Nanako se soltara de mí y separara nuestros cuerpos.

Pero durante un tiempo se quedó aturdida cuando alguien le hablaba, y a mí me daba demasiada vergüenza hablarle porque cada vez que la miraba recordaba el tacto de sus brazos y sus pechos.


En fin, el baño en el mar terminó y todos decidieron salir a

cenar.

Fuimos a un restaurante donde el marisco se asaba en la playa y se comía tal cual, como habíamos hecho el año pasado. De nuevo, Kiryu-san estaba demasiado emocionado para comer, así que todos comieron más tranquilos.

—¡Tú, ese chiste se extinguió hace años, así que ni lo intentes! —Hiyama-san volvió a golpear la cabeza de Kiryu-san. Parecía que estaba retozando con las conchas de vieira en ambos pezones.

—Kyoya-kun, la parte trasera de la concha ha dejado de salir.


Y frente a mí, una chica luchando con las conchas.

—Dámelo. Intentaré sacarla.

Con unos palillos desechables y un palillo, los usé para sacar la fruta que se había metido en el interior.

—Toma, ¿está bien?

—Gracias~. Kyoya-kun, eres realmente hábil. —Shinoaki come felizmente de la concha.

—Hih, e-este marisco se abrió de repente, o-oye, Eiko, ¿qué debo hacer con esto?

—No eres una niña. Pero veo que no se puede evitar…

—¡Ka-Kawasegawa-san, el pez de aquí también está echando humo!

—Rayos, pero si no su madre.

Dicho esto, Kawasegawa se ocupó de Nanako y Saikawa.

Las miraba disfrutando, y sentía una profunda nostalgia por una época no tan lejana.

Sólo ha pasado un año…

Recuerdo haber venido a este restaurante el año pasado. Por supuesto, Tsurayuki estaba en el equipo de filmación en ese momento.

Al principio, Tsurayuki estaba enfrascado en una acalorada discusión con Kawasegawa sobre esto y aquello, pero luego, quizá aburrido de eso, se acercó a mí.

—¡Es tan testaruda! Nunca cede en absoluto.

La terquedad de Kawasegawa parecía haber sacado lo mejor de él, y como era de esperar, Tsurayuki parecía haberse rendido.

—No se puede evitar, Kawasegawa también es una chica que tiene su propia política.

—Así es. Nunca había visto a nadie tan terco como yo. — Insólitamente, vi a Tsurayuki reírse de Kawasegawa—. …Conocí a mucha gente cuando vine a esta universidad. Eso me hizo feliz.

—¿Por qué?

—Me sorprende que haya tanta gente que piense de forma tan estúpida como yo. —Pinchando el ikayaki14 con sus palillos, Tsurayuki se rio—. En el instituto, estaba en una escuela de alto nivel, así que estaba rodeado de gente muy seria. Ninguno de ellos quería estudiar arte.

—Tienes razón. Mi instituto era igual.

—¿Verdad? Y cuando llegué aquí, descubrí que el lugar estaba lleno de idiotas. Eso te hace feliz, ¿no? Es como encontrar un pueblo que habla el mismo idioma que tú. No hay mayor alegría. —Tomó el calamar con los palillos y se lo llevó a la boca con cierta brusquedad—

. Lo digo en serio, voy a ser guionista, también voy a ser novelista. Voy a escribir y pensar historias todo el tiempo, te lo prometo. — Diciendo esto, Tsurayuki levantó un vaso de té oolong—. A partir de ahora, con el mejor grupo de idiotas.

Publicidad G-M2



La mirada de Tsurayuki en ese momento realmente parecía decir que siempre sería así. De hecho, se suponía que iba a durar los próximos tres años.

Pero Tsurayuki ya está…

—¿…Kun? ¿Kyoya-kun?

Volví en mí. Miré y vi a Shinoaki mirándome con preocupación.

—¿Estás pensando en algo otra vez?

—No, sólo tengo un poco de sueño. Quizá me divertí demasiado durante el día.

  • El ikayaki es una comida rápida popular en Japón. Puede aludir a un plato hecho simplemente a la parrilla y cubierto con salsa de soja, o a un tipo de panqueque elaborado en Osaka.

Estuve haciendo que Shinoaki se preocupara por mí todos estos días.

Me sentí como si hubiera quedado expuesto, pero fingí y lo dejé atrás por el momento.

***

 

 

Después de la cena, volvimos al alojamiento. El complejo contaba con un pequeño espacio ajardinado, así que decidimos hacer los fuegos artificiales allí.

—Yo paso. Estoy cansada de caminar durante el día.

Publicidad M-M5

Kawasegawa, que había estado en el acuario y otros lugares sin ir a nadar, decidió ver los fuegos artificiales desde su habitación. Yo también estaba cansado, así que decidí quedarme también.

—¡Muy bien, vamos a lanzar unos fuegos artificiales de paracaídas!! ¡¡Todos a por ello!!

La energía de Kiryu-san parecía no tener fin, haciendo algún tipo de ruido cada vez que encendía los fuegos artificiales. ¿De dónde viene tanta pasión?

—…Era un tipo tan tranquilo y serio cuando hacía el trabajo de edición.

También Kawasegawa le miraba con cara de asombro.

—Ha ganado premios de fotografía en su departamento, así que uno nunca sabe.

—Cierto, no puedo hablar de los demás. Seguro que siempre hay alguna parte de ti y de mí que está fuera de lugar.

Supongo que es así. Solía pensar en mí como un tipo ordinario y sin nada destacable, pero me he dado cuenta en los últimos dos años de que no es así.

El ajetreo del exterior y el silencio de la habitación mirándolos.

Me sentí un poco aislado, y me puse un poco nervioso en este espacio en el que sólo estábamos nosotros dos.

—…Kawasegawa.

Ella se volvió hacia mí.

Sorprendentemente, Kawasegawa tenía un rostro tranquilo. Si estuviera en este momento, sería tan suave como el de Shinoaki, como si estuviera envolviendo a la otra parte.

—¿Qué?

Su voz también era muy suave.

Y yo había escuchado esa voz, 10 años después, en el aeropuerto donde me separé de ella, diciendo unas palabras.

Ahora usaré esa promesa.

—Tengo algo de lo que hablar.

Ligeramente, pensé que Kawasegawa sonreía. Tal vez fuera sólo mi imaginación. Pero estoy seguro de haber visto esa expresión en su rostro, como si aceptara cualquier cosa… o eso creí.

—Sabía que así era. —Kawasegawa exhaló.

—¿De verdad?

—De alguna manera. Sólo pensé que, ya que te tomaste la molestia de quedarte en una habitación a solas con una mujer tan aburrida, tal vez se tratara de eso.

Me pareció muy propio de Kawasegawa que no llevara el tema a cosas de amor.

El viento que entraba por la ventana era tibio. El cielo estaba despejado y la hermosa luna brillaba.

—Será largo, lo siento.

—Así es como funciona. Entonces, ¿qué pasa?

Respiré profundamente y comencé a hablar.


—Sinceramente, estoy muy angustiado. Estoy tan preocupado que podría romperme si no hablo con alguien de ello.

El otro día, cuando me abrazó Shinoaki, que estaba preocupada, me desesperé por contenerme.

—Pensé y pensé y pensé, y decidí hacer mi propio camino sólo con los resultados de mi duro trabajo. Pero incluso cuando me esforcé de esa manera, seguí sintiéndome perdido.


Creo que era necesario que conociera a alguien como Kuroda.

Probablemente él también tuvo sus dudas. Sin embargo, probablemente se obligó a sí mismo a superar su timidez y sus logros, y se construyó a sí mismo para llegar a ese punto.

Lo que sentía por él era como mirarse en un espejo. Es un simple ejemplo de cómo el ego puede mover a las personas.

Así que, durante mucho tiempo, cuando me enfrentaba a él, sentía al mismo tiempo un peso desconocido sobre mí. Puedo decir cualquier cosa con mi boca. Podría decir algo como: «Puedo llevar la vida de alguien sobre mis hombros», o «puedo entenderle». Pero, ¿puedo hacerlo realmente?

—El trabajo que viene, la pieza crítica que falta… tengo una idea de lo que es.

El mayor elemento para dar vida a las canciones de Nanako y dar color a los dibujos de Saikawa.

—Pero no estoy seguro de tener la suficiente confianza para impulsarlo. Si lo hago… también estaría interviniendo en la vida de la gente a lo grande. Francamente, eso me daba miedo.

Publicidad M-M4

Miré a Kawasegawa. Ella me miraba fijamente.

—Entonces, me gustaría escuchar tu opinión, Kawasegawa. ¿Qué crees que falta en esta obra? ¿Y qué piensas sobre cómo solucionarlo?

Primero di mi opinión.

Los elementos que quiero en esta obra. Y lo que hay que hacer para obtenerlos. Y, por supuesto, los riesgos que se producirán.

Era algo en lo que había estado pensando todo el tiempo. Era algo para lo que me había estado preparando algún día, sin olvidarlo nunca. Pero no sabía si debía hacerlo ahora o no.

—Eso es todo. ¿Qué… es lo que crees? Después de decirlo, hubo un largo silencio.

Kawasegawa acabó mirando hacia otro lado. Sin embargo, siguió observando el espectáculo de los fuegos artificiales durante mucho tiempo sin pronunciar una sola palabra.

Publicidad M-M3

—…Parece divertido.

—Tienes razón. Pero… no pareces de las que se mezclaría ahí.

Cuando se lo dije, ella sonrió con ironía.

—No, la verdad es que no.

—¿Eh…?

—También quiero estar con ellos, emocionarme, divertirme, jugar con ellos. Hay muchas cosas que creo que serían divertidas de ver desde un lado.

Su mirada fue hacia abajo. De sus labios bien definidos, haa, salió un suspiro.

—…Pero incluso esos buenos momentos terminarán algún día. Se acabarán. Nada es eterno, y nada puede serlo. Una vez que empecé a pensar en eso, me dio cada vez más miedo unirme a un círculo para divertirme. —A continuación, Kawasegawa volvió a mirarme—. Pero recientemente me he dado cuenta de que eso no es bueno. He llegado a pensar que no es mejor no mezclarse porque vaya a desaparecer, sino que hay que mezclarse lo más posible por la misma razón. Eso no es correcto y no es bueno.

Últimamente, Kawasegawa había aumentado gradualmente su participación cuando era invitada a jugar.

No sabía que había un cambio tan grande detrás de ello.

—Es el futuro, y no podemos quedarnos en el pasado. Hay que pensar en lo que hay que hacer ahora, y cuando se decida, seguir adelante. Si no funciona, podemos volver a pensarlo.

En el piso de abajo había ruido de nuevo. Nanako parecía haber hecho estallar una rata pirotécnica, y estaba haciendo mucho ruido y huyendo. El sonido de todos riendo era muy agradable.

También Kawasegawa sonreía felizmente mientras observaba la escena.

—…Te diré lo que pienso.

Con un sonido de estallido, un fuego artificial aún más fuerte se disparó hasta el segundo piso y más allá. La luz se dispersó en todas las direcciones, iluminando alternativamente la blanca piel de Kawasegawa.

Bokutachi No Remake Volumen 5 Capitulo 5 Parte 2 Novela Ligera

 

Gracias.

Le di las gracias interiormente.

A ella que está frente a mí ahora, y a ella de la que me separé en el futuro.

***

 

 

—¡Ah, rayos, ya te he dicho que no podemos ir al parque safari porque no nos queda tiempo! Que te deje en paz, ¿dijiste? ¡Si pudiéramos, lo haríamos! ¡Pero nos sentiríamos mal por la sociedad si te dejara solo! Oye, ¡¿me estás escuchando?!

En la estación de Shirahama, Hiyama-san estaba regañando seriamente a un joven de 24 años que se quejaba de que no quería volver a casa.

—Es un estudiante de primaria, en serio.

Kakihara-san está realmente asombrado, y yo asiento con la cabeza.

—Hiyama-san, siento un poco escuchar eso…

Los demás hombres están cansados y sentados en la sala de espera. Hikawa parece haber llegado a su límite, y está roncando por quedarse dormido.

Las mujeres, en cambio, disfrutaban seleccionando recuerdos.

—Este bollo de kumquat parece delicioso.

Era la primera vez que me enteraba de que a Saikawa le gustaban los dulces.

—Genial~, ¿vamos a comprar algunos y los comemos juntas como a la hora del té?

—¡Sí~! ¡Lo haré~!

Saikawa saluda delante de Nanako como un oficial subalterno a un oficial superior.

Al parecer, este viaje de una noche le había ayudado a conocer mejor a Nanako.

—Kyoya-kun, Kyoya-kun.

—Ah, Shinoaki, ya te he comprado un recuer… ¿do?

Shinoaki sacude la cabeza como diciendo que no es lo que quiere preguntar.

—¿Resolviste lo que te molestaba?

…Ah, de verdad.

Realmente no puedo mentir sobre nada delante de ella.

—Sí, aunque no está del todo… resuelto.

—¿En serio?

Miré un poco más lejos a la chica que en realidad era alguien muy divertido con un brillo en los ojos, tratando de decidir si comprar un llavero de delfines o no.

—De vuelta en casa creo que puedo trabajar en una solución.

—¿Hmm…? —Shinoaki ladeó un poco la cabeza, pero sonrió.

—…Pronto, el expreso limitado Kuroshio con destino a Shin-Osaka llegará a la línea 1.

Se hace un anuncio y entramos en el recinto.

Mientras todos los demás rememoraban su viaje lleno de diversión, yo estaba solo con mi resolución.

…No me arrepiento. Haré eso que estoy pensando.

Junto con lo que Kawasegawa me dijo ayer.

***

 

 

La oficina del Departamento de Planificación del Concepto Visual mantiene su laboratorio abierto los días laborables para los estudiantes que filman y editan también durante las vacaciones de verano. Sin embargo, en cuanto a los profesores, no estaban incluidos en esto, y la mayoría de ellos eran sólo una o dos personas de forma rotativa.

No obstante, hay excepciones y, de vez en cuando, un profesor con una afición inusual se instala en el laboratorio y trabaja con los alumnos desde la mañana hasta la noche. Para los alumnos es una experiencia muy gratificante.

—Gracias por los bollos de kumquat. Tengo una asistente a la que le gustan, así que tomaré algunos con el té más tarde.

—Me alegro, me preguntaba si a sensei no le gustaban los dulces o algo así.

—Básicamente no me gustan ni los odio. En todo caso, no me disgustan.

Eso es casi peor que el odio.

Publicidad G-M3



—Entonces, ¿cuál es la consulta?

Sorbiendo el café tibio que se había preparado, Kano-sensei, que es una representante de una profesora a la que le gustan mucho las cosas, me preguntó con su habitual tono de charla.

—Es un tema un poco molesto.

—Hoo~, ya que dices que es un poco molesto, debe ser bastante molesto.

¿Así es como sensei me percibe?

—Entonces hablaré.

Empecé a hablar de la consulta en orden desde el principio.

Sensei ya parecía molesta desde el inicio. Sin embargo, también sabía que ella estaba más interesada en el aspecto «interesante» de la charla que en el aspecto «molesto». Así que, la mayoría de las veces, su respuesta era: «Es molesto, pero escucharé».

Pero sólo hoy, el sentimiento de «esto es realmente una molestia» parecía verse. Supongo que es comprensible. Si yo fuera profesor y un alumno me pidiera un consejo como éste, probablemente pensaría que es una molestia. De eso se trataba.

—…Estoy pensando en hacer algo así. ¿Puede decirme cómo hacerlo?

Después de todo lo dicho, me pregunté qué pensaría sensei.

Sensei se llevó el dedo a la frente, pensó largo y tendido, y entonces…

—La privacidad de los alumnos está cada año más controlada. No podemos decirles lo que quieren saber sólo porque alguien nos lo diga. —Se levantó y se acercó a mí—. Eso ya lo sabes, ¿no?

—…Sí. Pero quiero comprobarlo pase lo que pase.

Sensei suspiró y se dirigió a la ventana.

—Lo que les dije cuando entraron en la universidad, ¿lo recuerdas?

—Sí, fue algo intenso.

El número de estudiantes que entran en el Departamento de Planificación de Concepto Visual cada año es de aproximadamente 130. De ese número, sólo unos pocos consiguen acceder a la profesión que desean, y la mayoría elige una carrera que no quiere.

—No todos lo hacen porque quieren. Por necesidad, tienen que hacerlo, y toman el camino equivocado.

Escuché un leve sonido de resoplido.

—¿Qué crees que tenemos que decirles los demás? ¿Cómo podemos preguntarles si están disfrutando de su vida? En lugar de ser tan crueles, sería mejor no molestarlos y dejarlos en paz. —Después de decir eso, sensei se dio la vuelta.

—…Ese era mi pensamiento. Desde que entré en esta escuela hace 5 años.

Lentamente, la profesora se acercó a mí. Entonces me miró directamente a la cara.

—Es la primera vez. La primera vez que alguien dice una cosa tan imprudente. Creo que nunca he oído a nadie declarar que violaría un tabú así y luego pedirme que divulgue información al profesorado y al personal.

—…Lo siento. —Me disculpé sinceramente. Estaba seguro de que estaba pidiendo algo bastante poco razonable.

—Jeje, eres increíble. Como director de producción, o incluso como creador, es realmente raro encontrar a alguien con un ego tan fuerte. —Sensei se rio un rato. Doblando su cuerpo, se rio de una manera que parecía una sonrisa amarga.

Pero también parecía que se divertía. Puede que tenga un punto de vista subjetivo unilateral.

—Absolutamente, no se lo digas a nadie. Incluyendo a la persona en cuestión.


—Sí, lo prometo firmemente.

Sensei tenía una expresión muy suave. Parecía una madre frente a un niño travieso, como un senior que dice «Dios, no puedo evitarlo», frente a su junior y aún más que de costumbre, parecía como si tuviera una diferencia de experiencia.

Sensei habló en voz baja. Las palabras fueron cortas.

En ese momento, una fuerte luz brilló desde el exterior de la ventana.

El tiempo había sido inestable desde primera hora de la mañana, y las nubes cubrían toda la zona. Poco a poco, las nubes se redujeron y los rayos del sol brillaron a través de los huecos.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios