Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 5

Capítulo 3: Voy A Romperlo

Parte 1

 

 

—¡Muchas gracias por todo…! —De camino a la universidad, Saikawa me dio las gracias muchas veces.

—Nosotros no hicimos nada, y al final parece que has sido tú quien ha resuelto el problema.

Publicidad M-AR-2

Cuando se lo dije, ella se desplomó avergonzada. —…Uhm, no siempre hago eso, ¿sabes? —Ya lo sé.

Si siempre fuera tan agresiva, no me habría acercado a ella en primer lugar. Da miedo.

—Ese Shibata, si se me permite decirlo… no parecía un tipo tan malo. —dijo Saikawa con un tono ligeramente sombrío.

—De alguna manera… Lo que dijo al final también fue un poco inquietante.

Sí, el caso de Saikawa se resolvió con éxito, pero el hecho de que la actriz abandonara la universidad seguía siendo desconocido.


Es más, incluso él mismo había renunciado a la universidad.

Había límites a lo que podíamos hacer para seguir con esta historia.

—Más que eso, tenemos que llevar las cosas a la casa de Saikawa lo antes posible.

—Así es… Lo siento, pediré a Hashiba-senpai y a Hikawa-senpai que me ayuden de nuevo.

Al final, Saikawa se mudó oficialmente a la casa compartida. La decisión fue tomada porque le resultaba más cómodo estar cerca de la universidad, y porque su apartamento original no tenía contrato anual, lo que le facilitaba la mudanza.

Pero, sobre todo…

—Sí… creo que puedo quedarme con Aki-san durante mucho tiempo… Estoy muy contenta…

Para Saikawa, lo más importante parecía ser que podía vivir en el mismo lugar que Shinoaki, a la que tanto admiraba.

Me alegro de que haya salido así

El caso de Saikawa se resolvió sin problemas. Lo siguiente…

***

 

 

Como Kanou-sensei había anunciado previamente, la clase se celebró exactamente tres semanas después para la formación del equipo. Sin embargo, la decisión no se tomaba en clase, sino que se entregó un formulario que se presentaría en tres días.

Como era una clase obligatoria, los miembros de la misma clase, como Shinoaki, Nanako, Kawasegawa y Hikawa, estaban presentes.

Pero ese día me sentaron aparte de ellos por diversas razones. Sabía que me abordarían después de la clase, así que necesitaba estar solo.

—Hashiba, ¿tienes un minuto? —Era Kuroda. Como siempre, se acercó con los ojos entrecerrados.

—Por supuesto. Hagamos lo que dijiste antes por teléfono.

—Jiji, eso está bien. Vayamos a ese asiento en el césped, ¿de acuerdo? —Kuroda asintió y decidió moverse tal cual.

El espacio sobre las dos antiguas cafeterías estaba vacío ese día.

Estaba aún más aislado que la última vez que había estado aquí.

—¿Vas a sentarte? —Me preguntó Kuroda,

—No, estoy bien así. —Le contesté y le miré de frente mientras me ponía de pie—. ¿De qué quieres hablar?

Asintió y comenzó a hablar lentamente.

—Esta vez, nuestro equipo está pensando en hacer una animación para la tarea de segundo año.

El contenido del video previsto por Kuroda era aterradoramente progresista para esta época.

—En el Nico Nico Douga de hoy, hay muchas imágenes fijas que se mueven y efectos simples que se repiten. Así que estoy intentando hacer un «video» sólido y real. Pero para ello es imprescindible contar con creadores que tengan el poder de hacerlo. Por eso, —dijo y lo conectó—. Shino… Queremos que Shino Aki se encargue de la animación de nuestra obra. Eso es lo que pienso pedirle, pero he pensado decírtelo a ti antes por si acaso. —Fue directo al grano. Se notaba que realmente quería la fuerza de Shinoaki.

Como productor, sería natural esperarlo después de haber estado expuesto a la fuerza expresiva de Shinoaki en esa clase el otro día.

Permanecí en silencio y le escuché.

Debió de ser un minuto en el tiempo. Seguí observando sus movimientos. También me miraba directamente, como si coincidiera con sus palabras directas.

No había ninguna sensación de engaño. Sentí la voluntad de crear algo bueno.

Abrí la boca lentamente.

—¿Decírmelo a mí? ¿De qué estás hablando? —Continué con mis palabras de una manera práctica y sin emoción—. Esto no es nada más que por la verdadera naturaleza de Kuroda Takayoshi, un talentoso director de producción.

El rostro de Kuroda se contorsionó por un momento.

Con la misma incomodidad enmarañada que el aire de hoy.

Luego la expresión distorsionada volvió a ser una sonrisa.





…Ahora la sonrisa está distorsionada.

—…Jiji, bien, te escucho. —Kuroda continuó alegremente.

Mientras investigaba a Shibata Arihiro, también estaba trabajando en secreto en otra cosa.

Me pregunto si realmente hay una causa distinta a la persona rumoreada que había creado la inexpresable inquietud y la atmósfera.

Como no conocía directamente a ningún miembro del equipo de Kuroda, pregunté por su sistema de producción a través de conocidos indirectos.


—Nunca   hiciste  concesiones   en   cuanto   a   la   producción.

Siempre exigiste lo mejor de tu personal en todo momento.

Al principio, hubo muchas quejas. Hubo también muchos miembros del personal que querían enfrentarse frontalmente a los métodos de Kuroda. Sin embargo, él consiguió apagar esas objeciones con su completa actuación contra ese personal.

—El horario, el equipo, el dinero, todas las frustraciones que surgieron, fueron aclaradas amablemente y mostradas al personal, ¿verdad?

Kuroda se rio y no contestó nada.

La insatisfacción era algo que ocurría por una razón. Falta de dinero, falta de tiempo, falta de materiales, falta de gente. Pero una vez que esas cosas se despejaban limpiamente, lo único que quedaba era la «habilidad».

Kuroda hizo precisamente eso. Hizo desaparecer por completo la insatisfacción que cada miembro del personal había expresado. Hizo un calendario de rodaje detallado y se dirigió directamente al profesor para obtener el tiempo, e incluso fue a la casa del propietario del terreno y se arrodilló para obtener el permiso para el lugar de rodaje, lo que se dijo que era una temeridad. Consiguió varias localizaciones para proyectar la película fuera del campus, e incluso recaudó fondos solicitando patrocinadores. Lo hizo todo sin poner una sola excusa para los actores, el equipo o cualquier otra cosa.

El personal estaba en apuros. Habían pensado que era imposible de igualar, pero cuando lo hicieron, les tocó a ellos. El lugar de rodaje se llenó de una tensión aterradora, y todos mostraron más fuerza de la que eran capaces en un principio.

Entre ellos, la mayor presión recayó sobre el director, Shibata. Era el líder de la facción contraria a Kuroda, pero ahora que le habíamos tendido una trampa bastante buena, se vio obligado a dar lo mejor de sí mismo.

La dirección fue brillante. No daba el visto bueno a las actuaciones que normalmente habría dado, y sus exigencias a los actores aumentaban cada día que pasaba. Si no actuaban bien, les gritaba. Los actores estaban perplejos. Esto iba más allá del alcance de una simple película de estudiantes. Si no ponían su corazón y su alma en ello, o si no entregaban algo más que su corazón y su alma, morirían. Así que se desesperaron. Estaban decididos. El director y el personal respondieron.

—Por fin entiendo por qué tu equipo lleva el nombre del director de producción y no del director.


Objetivamente hablando, fue el director el que hizo esa película y los actores los que ofrecieron interpretaciones sobresalientes.

Sin embargo, si se preguntara a cualquier miembro del equipo «quién hizo la película», seguramente habría mencionado el nombre del director de producción. En efecto, él fue el mejor facilitador que creó el mejor escenario para que los actores dieran sus mejores interpretaciones.

Y como resultado, nació esa obra. Esa obra, aunque cruda y lista, caló en el público con las interpretaciones de los actores y la atmósfera general. La película fue bien recibida e inmediatamente se convirtió en un tema de conversación importante dentro del departamento. Los actores estaban muy bien, el director también, etc.

Después de ver la película terminada, Kuroda dijo lo siguiente al director y a los actores:

—Decepcionante. Sobredirigida, la actuación de estilo escénico, el director y los actores están arruinando la película.

Los actores lloraron en cuanto les dijo eso, y el director despotricó de cosas ininteligibles y le dio un puñetazo a Kuroda, y se dijo que el ambiente era de lo peor.

Pero ninguno pudo decir nada malo. El proceso de producción fue el que mejor funcionó. Mientras el trabajo no se viera enturbiado, era imposible reprocharle su labor.

Así que se burlaron de Kuroda con sus sentimientos, al menos como contraargumento.

—Un cabrón, decían.

Al parecer, Kuroda tenía una gran sonrisa en la cara cuando le dijeron esto.

Este incidente hizo que tanto Shibata, el director, como Matsunaga, la actriz, abandonaran la universidad. Sin embargo, nunca se mencionó el nombre de Kuroda como motivo de su marcha. Podía parecer una exageración, pero hizo el mejor trabajo que pudo. Y las críticas que les lanzó, sólo pudieron refutarlas emocionalmente porque tenían alguna idea de lo que estaba hablando.

—Eso dijo Shibata. Dijo que eras un genio a la hora de arrinconar completamente a tus oponentes y hacerlos callar. Así, cuando el oponente no podía decir nada, la única salida era la acción compensatoria.

Shibata Arihiro no tenía a dónde correr para encontrar la salvación. Por lo tanto, sobrepasó la línea sin dudar en hacer lo que normalmente se consideraría incorrecto, y siguió a una chica con la que no tenía ninguna relación. Mirando hacia atrás, esto podía haber sido más un comportamiento autolesivo que un acto de amor romántico.

Publicidad M-M1

Kuroda Takayoshi era el mejor director de producción de todos los tiempos. Lo que creaba era de gran calidad, y su trabajo era de primera categoría.

Sin embargo, su sistema, que no toleraba el más mínimo error, aplastó a las personas del equipo una por una, obligándolas finalmente a abandonar.

Un genio cabrón.

Un miembro del equipo que escuchó la historia dijo estas palabras casi escupiéndolas.

—Eso es todo lo que tengo que decir sobre tu naturaleza. ¿Es correcto todo lo que he dicho?

Al igual que yo antes, también permaneció en silencio y escuchó.

No negó nada, y no dejó de esbozar esa leve sonrisa y estuvo tan callado que me pareció espeluznante.

Sentí una ondulación en el aire tibio y estancado. Algo misterioso, que me había estado cubriendo durante mucho tiempo, se derritió lentamente y empapó la superficie de la tierra en un lodo.

—¡Jijiji, jiji, jijiji… Jija, jajajajaja! —Kuroda se echó a reír de repente. Tras un gesto sofocado, acabó abriendo la boca de par en par y siguió riendo durante un rato—. Bien investigado. Estoy impresionado… No estás mal, aunque no seas detective. —A pesar de todos sus elogios verbales, no parecía ni un poco emocionado—. ¿Y qué? —Lo dijo de tal manera que, al igual que su estilo de producción, no se sentía ni una sola nube sobre sí mismo.

Sus dos brazos, aún más largos de lo habitual, colgaban implícitamente delante de su cuerpo, moviéndose de forma extraña de un lado a otro.

—¿Un bastardo~? ¿Qué hay de malo en eso? ¡Es natural aspirar a lo mejor para crear una buena obra de arte! Pero ellos simplemente pusieron sus propias habilidades de mierda en el estante y comenzaron a inventar excusas como «No tengo el dinero», «No tengo el equipo», «No tengo el tiempo», y yo lo conseguí todo. ¿Qué hay de malo en eso? Nada, ¿verdad? En cambio, deberían agradecerme. Jijijiji, —Kuroda sacudió los hombros y se rio—. Pensé que serían capaces de hacer algo un poco mejor ya que estaban tan desesperados por ello, vi un avance de la película y era un completo desastre. La dirección era una panda de incompetentes gritando y los actores no hacían más que divagar sin cuestionarlo, estaba a punto de irme, pero pensé que al menos les daría mi opinión, así que se los dije muy amablemente, y lloraron y gimieron, igual que en la película, y pensé que estaban haciendo una especie de sketch, jijiji.

Bokutachi No Remake Volumen 5 Capitulo 3 Parte 1 Novela Ligera

 

Un suspiro y una mirada de decepción.

—Crear cosas es una guerra. Los que mueran morirán solos, y los que vivan, vivirán. Una vez que el comandante ha acotado su sabiduría estratégica, debe desplegar sus cuadros pensando sólo en el mejor resultado posible. La táctica es responsabilidad de los que están en el terreno. Una vez que los resultados salgan a la luz, depende de ti cómo quieras tomarlo. No somos niños preguntando al comandante cómo interpretar los resultados. Si quieres elogios, vete a casa y déjate mimar por tu madre. —Y de nuevo, se rio de forma inquietante—. Hashiba, ¿sabes qué es lo más importante de la creación?

—…Quién sabe.

Kuroda sacudió la cabeza y abrió los ojos.

—Es el trabajo. Es obvio, ¿no? ¡El trabajo lo es todo! No importa el tipo de proyecto, ni el personal, ni el dinero o el tiempo, lo que cuenta es el producto final. Mira una obra que es una obra maestra. Una obra maestra, por muy escoria que sea el director, por muy diabólico que sea el productor, por muy mala que sea la personalidad de los actores, si sale bien, ¡todo quedará anulado! Sólo hay una cosa a la que el creador le debe importar: el público. Todo lo que tiene que hacer es pensar en romper el corazón de la audiencia. Por eso, no importa lo que haga el equipo, no importa si los mata, todo vale la pena cuando se hace la mejor película… Jiji.

Era el tipo de voz que entraba por mis oídos y se pegaba a los bordes de mi corazón.

Publicidad M-M4

Podía sentir cómo las palabras de Kuroda penetraban en los lugares más vulnerables de mi corazón. Lentamente, y luego, como si se empaparan en él.

Ah~, ya veo, por fin lo entiendo.

La verdadera identidad de esta misteriosa, grande y desagradable cosa.

—Entonces, ¿ahora qué? ¿Puedes entregarle a Shino a esta horrible persona? Tienes muy buena personalidad para salirte de tu camino y hacer un preámbulo tan fuerte, ¿no es así, oye?

Sacudí la cabeza en silencio.

—No. —Hice una sonrisa firme. No estoy seguro de haber sonreído bien—. La respuesta es: de acuerdo. Cuida de Shinoaki.

Parecía que la expresión de Kuroda había cambiado sólo un poco, ligeramente. Puede que fuera mi imaginación, pero puede que le sorprendiera lo suficiente como para agujerearle con la punta de una aguja.

—¿Puedes decirme la razón? —dijo Kuroda en voz baja.

Le contesté.

—Es porque eres el egoísta supremo que haría cualquier cosa para conseguir su objetivo.

Chichi, un pequeño pájaro que había estado en su nido agitó las alas.

Una brisa de temperatura inusualmente tibia rozó mis mejillas. El cielo estaba alto y despejado, pero el aire húmedo me hacía sentir incómodo.

—Puede que seas verbalmente duro, pero eres serio y te tomas en serio tu creatividad, y pensé que, contigo siendo así, Shinoaki responderá.

Él seguía sonriendo.

—Aunque tú personalidad es un absoluto desastre y la de un cabrón, tu capacidad como productor está definitivamente ahí. Y de una manera completamente diferente a la mía.

Como resultado, ha dejado una buena obra.

Es una gran arma, lo suficientemente fuerte e inflexible como para poner todo patas arriba.

—Jijiji, muchas gracias por tu alta opinión sobre mí. Ya veo, ya veo, he sido certificado como un cabrón por el mejor cabrón.

Publicidad M-M2

—Jee~, ¿y yo soy ese?

Kuroda abrió esos grandes ojos al máximo y se rio con la boca entreabierta.

No parecía una mueca de desprecio. Parecía una sonrisa de alegría.

Publicidad M-M3

—Porque lo eres, ¿verdad? El tipo que empezó a hacer juegos doujin, hizo un montón de dinero, y luego agotó al máximo al escritor de escenarios y le obligó a dejar la universidad, qué cabrón más increíble. —Kuroda me miró y se rio—. Yo nunca he fingido ser algo que no soy. Pero Hashiba, ¿qué eres tú? Te ríes y sonríes como un buen tipo, pero cuando lo haces, cortas a la gente con más crueldad que nadie, y me llamas cabrón a mí, ¿no es eso bastante gracioso?

Estaba preparado para ello. Estaba preparado para que me hablaran de Tsurayuki y me lo sacaran en cara por mi forma de ser.

Y también había decidido lo que diría de vuelta después de que me lo dijeran.

—Así es. Soy el peor de los cabrones. Por eso te conozco tan bien.

Como no entendía los pensamientos y el dolor de los demás, actué y obtuve resultados.

Pero se me devolvió de forma cruel.

Podría haber hecho la vista gorda, pero me he encariñado demasiado con todos como para hacerlo. Así que…

—He tomado una decisión. He decidido que me voy a tragar sus vidas y todo lo que hay en ellas. No importa cuántos desvíos del camino tengan que tomar para llegar allí, al final siempre los devolverán a sí mismos.

Cuando volví del futuro, lo decidí.

Quiero ser una persona que nunca deje de ser apasionada. Asumiré toda la alegría, la tristeza y la rabia, y la quemaré por ellos y por el trabajo.

Y utilizaré todo lo que pueda usar para ese fin. Incluso si es un «veneno mortal» que es un reflejo de mí mismo.

—No tengo miedo de aplastar a la gente, ¿de acuerdo? Acabas de ver un ejemplo de eso delante de tus ojos, y… No me importa lo que pase.

—Está bien, confío en ti. —Le di la espalda. Seguí caminando paso a paso.

Y…

—Jee~, bien. —Kuroda se rio—. Eres un tipo peligroso. Pones a tu miembro del personal más importante con alguien que es claramente peligroso sólo porque tiene la habilidad. Eso es una locura.

El más importante, ¿eh?

Así es. Ahora estoy a punto de dejar a alguien que era tan importante y que me aceptó tanto en el mundo futuro a otros.

Era una locura. A veces me preguntaba si para hacer las cosas tenía que llegar tan lejos.

Pero decidí hacerlo.

—Te he confiado a la mejor de mi personal, haz tu trabajo lo mejor posible. Y voy a ir más allá.

—¿Puedes hacerlo? —Desde atrás me lanzó esas palabras.

Volví sólo mi cara hacia él y dije.


—No preguntes si puedo hacerlo. Ten por seguro que lo haré. —Abrí la puerta y entré en el edificio de aulas. No me volví a ver su respuesta.

Caminé por el pasillo repleto de aulas. Era plena hora de clase y mis pasos resonaban. Desde la ventana del final del pasillo, podía ver el cielo blanqueado por la fuerte luz del sol.

—…Si no, no estaría viviendo esta vida. —De mi bolsillo, saqué una única nota adhesiva amarilla—. Emparejando el mejor talento con la mejor Shinoaki.

¿Qué me había traído de vuelta aquí?

Porque no hay absolutamente ninguna manera de que lo olvidara.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios