Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 5

Capítulo 2: Estoy Preocupado

Parte 4

 

 

Para asegurarme, comprobé con Saikawa la imagen de la cara de Shibata que había obtenido.

—¡Ah, es él, sin duda! —Me confirmó inmediatamente cuando lo vio.

Publicidad G-AR



Con esto, la posibilidad de que la persona que había hecho un movimiento con Saikawa era Shibata estaba ahora noventa y nueve por ciento confirmada. Ahora, a menos que hubiera alguna razón extraña, como gemelos, extraños increíblemente parecidos o una máscara bien hecha, no había forma de equivocarnos.

Ese día, por primera vez en mucho tiempo, todos los miembros del club estaban presentes en la sala del Círcuoo de Investigación Artística. No sólo eso, sino que también estaban Hikawa, Kawasegawa y Nanako, haciendo que pareciera un juego all-stars.

Pero lo que estaban hablando era demasiado pesado.

—No, cómo decirlo… No puedo creer que algo así haya ocurrido en esa tienda. —Incluso Kiryuu, como era de esperar, se mantuvo bastante reacio hoy.

—Hee~, ¿Kiryuu-san, sabes de esa tienda? —Hiyama-san le interrumpió.


—Al menos sé que existe. Nunca he estado allí. —Kiryuu-san contestó simplemente y cortó el tema.

En primer lugar, debo mencionar que Kiryuu-san nos había dado a Hikawa y a mí una orden estricta de no hablar con ella sobre la tienda.

Por lo tanto, dijimos: «¿Cómo se llamaba ese restaurante? ¿Conejos Lunares? Eeh». También tengo que añadir que hemos dicho esa farsa hace un rato.

—¿Estás seguro de que es ese tipo Shibata? —Hiyama-san dijo para confirmar conmigo.

—Sí, le mostré a Saikawa la foto y confirmó que era la misma persona.

—No puede ser, no puedo creer que sea la misma persona que el director que llevó a Matsunaga al límite…

—Aunque todavía no he podido confirmar eso.

Pero probablemente, a juzgar por la reacción de Kuroda, no hay ningún error.

—¿No pueden ir a su casa y preguntarle directamente? — Nanako propuso una fuerte ofensiva.

—No sería una buena idea. No tenemos ninguna prueba.

No tomé ninguna foto en el lugar de los hechos, y si no decía nada, sería el fin. En primer lugar, no puedo hacer nada demasiado imprudente cuando no soy policía.

—Supongo que tenemos que tener cuidado por ahora.

Shinoaki le dio unas palmaditas en la espalda a Saikawa, que estaba a su lado, y parecía preocupada.

—Cierto, tal vez deberías dejar tu trabajo a tiempo parcial, mudarte oficialmente y tratar de no andar sola por el campus en la medida de lo posible. —Kawasegawa ofreció una estrategia defensiva realista.

—Eso es, me siento mal por Minori… —Murmuró Nanako con voz chillona.

—Yo también lo creo. Pero si queremos detener el acoso, tenemos que reunir más pruebas…

Allí todos se callaron.

—¡Bien, entonces qué tal esto! —De repente, Kiryuu-san se levantó—. Saikawa-san actuará como señuelo y hará su trabajo a tiempo parcial en Conejos Lunares como siempre. Entonces, cuando salga, aparecerá esa persona. Hablará con Saikawa-san, y cuando intente tocarla, lo atrapamos y arrestamos al delincuente. Qué les pare… ¡Ay! ¿Por qué me golpeas la cabeza, Hiyama-chan?

—¡Qué les parece, ya quisieras! ¡Estúpido! ¡¿Quieres poner a Saikawa-chan en peligro?!

—¡Está Hikawa-kun, y Sugimoto y Kakihara, aunque se vean así, cada uno podría con 100!

—¿De verdad? Yo siempre he estado en el club del coro.

—Yo también he estado siempre en el club de baile, parece que las cosas han salido así, en la mente de Kiryuu.

Publicidad M-M1

—¿No tienen algún tipo de canto o baile especial? ¡Algo como cantar o bailar mientras derrotan al enemigo!

Es demasiado imprudente. Bueno, supongo que se puede decir que es lo habitual de Kiryuu-san.

—De todos modos, queda rechazado. ¡Saikawa-chan, que está pasando por una experiencia horrible, nunca haría algo así! — Hiyama-san golpeó a Kiryuu-san en la cabeza de nuevo.

Este es el final de la charla… ese es el aire, pero…

—U-Um~. —Sorprendentemente, fue la propia Saikawa quien rompió el silencio—. No estoy tan asustada, así que, si es posible, me gustaría decírselo bien a Shibata-san, ¿no? Me gustaría dejarlo claro, ¿no creen que deba?

Todos gritaron sorprendidos ante la inesperada declaración.

—¡¿Espera, hablas en serio?!

—¡Qué vas a hacer si se pone violento!

A las mujeres, que naturalmente estaban preocupadas, Saikawa les dijo:

—Por supuesto que estoy preocupada. Pero no dejarlo claro es más desagradable.

Todos miraban a esta nueva estudiante con un poco de respeto.

Aunque se mostraba reticente e insegura con las ilustraciones que dibujaba, el resto de su trabajo era sorprendentemente robusto y positivo.

Sentí que podía ver un poco de la futura Saikawa.

—U-Um, Saikawa-chan, ¿entiendes lo que estás diciendo…? —Como era de esperar, Hiyama-san habló con una mirada impaciente.

—Sí, lo entiendo.

—Tú vas a ser el señuelo, ¿sabes? Quién sabe qué tipo de peligro correrás, y este idiota sólo habla de algo que vio en algún anime o novela y lo llama plan. ¿Estás de acuerdo con eso?

Puede parecer mucho, pero probablemente sea cierto para Kiryuu-san.

Sin embargo, Saikawa…

—Estoy en deuda con todos ustedes y les he causado muchas preocupaciones. Así que pensé que sería mejor tomar medidas si podía resolver el problema lo antes posible. Además… —Es entonces cuando toma la decisión de mirar hacia adelante—. Creo que es mejor reunirme con él y hablar del tema que vivir con miedo el resto de mi vida. Así se aclararán las cosas.

Publicidad G-M2



—¡Está bien! Como se esperaba de Saikawa-chan, entonces, ¡trabajemos juntos en planes concretos para la implementación de mi gran estrategia!

Mientras Hiyama-san se agarraba la cabeza a dos manos, Kiryuu-san se emocionó y se subió a la mesa.

En medio de la escena de los dos altos cargos, tan contrastados, Saikawa miraba por la ventana con rostro decidido y fuerte.

***

 

 

Como Hiyama-san había predicho, el plan de Kiryuu-san era demasiado chapucero. Así que Kawasegawa y yo formulamos un plan, que luego fue revisado por Hiyama-san y los demás miembros, y sólo finalmente obtuvimos el visto bueno de Saikawa antes de ejecutarlo.

Una vez decidido, la charla fue rápida.

Tras ponerse en contacto con su trabajo a tiempo parcial, y también con todos los empleados de la tienda para estar seguros, les pidió que cooperaran dando por hecho que no causaría ningún problema a la tienda.

Y el día de la operación.

Saikawa me llevó a una tienda extrañamente iluminada, el Café Bar Conejos Lunares, decorado en rosa y amarillo. A mi lado estaba Hikawa.

—Bienvenido… Oh, dos personas.

—Sí-Sí…

En el pecho de Saikawa colgaba una bonita etiqueta con su nombre escrita a mano. Oí que «Miiko» era su alias, pero me preguntaba si al menos podría usar algo que no entrara en conflicto con su nombre real.

Es un poco interesante que ella parece ser bastante firme, pero en estas áreas, no lo es.

—Uhm, ¿puedo tomar su pedido? —Nos sentamos, y ella se acercó a tomar nuestra orden.

Con unas manos aún más desconocidas que las suyas, miramos la lista del menú.

—¿Qué vamos a hacer, Hashiba, es esta la parte en la que se supone que debemos beber cócteles o algo así?

—Ni hablar. Sin alcohol, eso para después. Sin alcohol, ¿de acuerdo?

—…Ya veo, tienes razón.

Ambos asentimos, y casi al mismo tiempo, levantamos ligeramente las manos y dijimos:

—Té Oolong, por favor.

—Entendido. —Saikawa, alias Miiko, anotó el pedido con manos torpes.

—Bueno, entonces, que lo pasen bien, a-amos… —Nada más decir esto, su cara se puso roja y se retiró rápidamente a la tienda.

Los dos estábamos un poco avergonzados mientras observábamos la escena.

—Hashiba, eso es un poco agradable, un poco.

—Sí, claro…

Al mirar la falda innecesariamente corta, casi pierdo de vista mi objetivo original.

De repente, escuché un breve susurro en mi oído. Venía del auricular de radio que tenía puesto.

—…Hola, ¿puedes oírme?

Es la voz de Kiryuu-san.

Bajé la voz y hablé en el micrófono de mi pecho en voz baja.

—Sí, hay algo de ruido, pero en general no es un problema.

—Ya veo, entonces empezaremos nuestra operación a las 21:00, al final del turno como estaba previsto, así que por favor, prepárense los dos~.

—Muy bien. Colgaré por ahora. —Corté la comunicación y miré a Hikawa.

Tal vez porque ambos estábamos nerviosos, suspiramos, ambos respiramos profundamente.

—Me pregunto desde cuándo nos convertimos en detectives.

—dijo Hikawa con una risa.

—Totalmente. —yo también me reí ligeramente.

Parece que mi proceso de remake se ha ajustado de tal manera que no funcionará a menos que haya un fuerte descarrilamiento y su resolución. No sé quién hizo la ruta, pero me gustaría quejarme de la excesiva inclusión de elementos.

Sin embargo, justo después del accidente, no había tiempo para hablar de esas cosas.

Miré alrededor del restaurante y vi a Saikawa atendiendo las otras mesas. Parecía estar algo nerviosa, después de todo.

Y…

—Ahí está.

—Está aquí.

En un susurro, lo confirmo con Hikawa y asentimos el uno al otro.

Me enteré de que Shibata estaba en la tienda.

Aguanta, Saikawa, y lo solucionaremos todo… Comprobé mi reloj, vigilando la situación en la tienda. Casi al mismo tiempo, escuché una información en mis oídos.

—Faltan diez minutos, ya es hora de salir de la tienda.

La llamada llegó a mi auricular y salimos de la tienda en silencio.

—Me hubiera gustado venir a la tienda apropiadamente.

Dejando atrás a un Hikawa algo contrariado, me apresuré a llegar al punto de encuentro con los demás.

—Aquí viene. ¿Cómo está la situación?

Le pregunté a Kiryuu-san, que estaba esperando…

—Estaba allí. Estoy seguro de ello. Ha estado mirando a Saikawa durante mucho tiempo, y es muy probable que actúe.

—De acuerdo. Entonces contactemos con Saikawa-chan… Hola, ¿puedes oírme?

—Ah, sí, puedo oírte.

Después de que el trabajo a tiempo parcial terminara, recibimos un informe de Saikawa, que había llegado a la sala de atrás.

—Muy bien, entonces, sigue actuando como hemos hablado.

Estaré en contacto.

Al cabo de unos instantes, recibí una llamada de Hikawa.

—Aquí Hikawa. Está en movimiento. Iré tras él.

—¡Muy bien, pongamos a todos en posición! —Tal vez tenía muchas ganas de decir esta frase, ya que Kiryuu-san lo dijo con una mirada de satisfacción en su rostro.

Esta vez la estrategia era simple.

Primero, Saikawa saldría a trabajar a tiempo parcial como siempre. Yo y Hikawa nos colaríamos como clientes para comprobar si había algún tipo de objetivo o no. Cuando Saikawa terminara su trabajo a tiempo parcial y saliera de la tienda, veríamos al hombre que la seguía. Cuando el hombre tratara de contactar con Saikawa, le tenderíamos una emboscada y lo atraparíamos… Así era el plan.

Sabíamos que era una mala estrategia, pero si era demasiado complicada, no podríamos llevarla a cabo siendo solo aficionados. Así que optamos por hacer lo que podíamos con el menor movimiento posible.

Tomé una posición en la que podía verlo todo y observé la evolución con Kawasegawa.

—No esperaba que esto se convirtiera en un juego de detectives. —murmuró Kawasegawa en tono cansado.

—Yo también me resisto a hacerlo, pero desde luego es más fácil pillar a alguien con las manos en la masa.

—Sí. Y también quiero decirle un par de cosas a ese cobarde.

—Su tono era claramente de enfado.

—Creo que entiendes que no debemos patearlo después de agarrarlo.

—No lo haré. Aunque si él se pone tonto, no sé qué haré.

Sólo espero que la otra parte no haga nada.

Mientras hablábamos, Saikawa salió a la calle. Le indicamos que caminara despacio y que eligiera un callejón oscuro. Así sería más fácil para el hombre hablar con ella.

Y…

—¡Aquí viene…!

Pude ver a un hombre siguiendo a Saikawa, a unos 10 metros detrás de ella.

Claramente, estaba cerrando lentamente la distancia entre él y Saikawa.

—…Equipo de captura, comiencen los preparativos. —Envié en silencio las instrucciones al micrófono.

El hombre parecía no darse cuenta de nuestra presencia. Parecía pensar que Saikawa y él eran las únicas dos personas en la escena, y la forma en que cerró la distancia entre ambos fue burda. Se acercó con sus pasos resonando fuerte y claramente.

Tres metros, dos metros más. Cuanto más se acercaba, más tenso me sentía.

Finalmente, la distancia era de menos de un metro. La mano del hombre se extendió hacia Saikawa.

—Oye, Mii-chan, háblame una vez más… —Colocando su mano en su hombro, el hombre hizo que la chica que tenía delante se girara para mirarle.

En ese momento…

—¡Fuhn!

—¡Guwaa!

Sucedió algo inesperado.

Cuando el hombre le puso la mano en el hombro, Saikawa se dio la vuelta y le dio una fuerte bofetada en un lado de la cabeza.

—¡Si-Situación, está siendo a-abofeteado! —Kiryuu-san hizo un comentario que no tenía sentido.

Sin embargo, todos los demás también estábamos aturdidos por la situación.

—Eso… duele, ¿qué estás haciendo, Mii…? ¡Gya~! ¡Guhe~! Y el ataque no se detuvo con la bofetada.

Saikawa apartó al hombre e incluso le dio un puñetazo en el estómago.

Publicidad M-M3

—Te dije, que esto haría…

La voz de Saikawa sonaba como si viniera de las profundidades del infierno, y pude escucharla a través de mis auriculares.

—¡La próxima vez! ¡Si lo vuelves a hacer! ¡Nunca te perdonaré! ¡Te dije que te pegaría! ¡Así que por qué no paras nunca! ¡¡Tú!!

—¡Me-Me duele! ¡¡Po-Por favor, perdóname!!

Publicidad M-M5

Al parecer, Saikawa había pasado a la posición de montura, y el sonido de los golpes seguía oyéndose de forma intermitente.

Mezclado con los sonidos de la carne golpeada, podía oír frases que decían: «Perdóname», «No me acercaré más a ti» y «Ayúdenme».

Kakihara, que había permanecido en silencio en el equipo de operaciones, finalmente habló,

—¿Qué hacemos? ¿Debemos entrar y ayudar?


Casi todos en la escena respondimos a las palabras que dijo con:

—¿…Pero a quién?

***

 

 

Se iba a celebrar una extraña reunión.

En un restaurante familiar cercano, se reunieron todos los miembros implicados en el caso.

Pero lo más extraño de esta reunión es…

—Shibata Arihiro-kun… ¿Estoy en lo cierto?

—…Así es.

El culpable, o más bien la persona que había sido herida tan lamentablemente, también estaba aquí.

—Uhm, me he pasado un poco. Lo siento. —Saikawa inclinó un poco más la cabeza con una expresión de miedo en su rostro.

—No, bueno es mi culpa. —Y Shibata, aunque parecía desaliñado, no parecía tener ninguna intención de seguir luchando.

Nanako, que estaba observando todo desde el punto de vista más cercano…

—Minori-chan, ¿practicabas algo en el pasado?

—Bueno, hice Shorinji Kenpo10 en la escuela primaria y un poco de Aikido11 en la escuela secundaria. Pero cuando me presenté a las competiciones, sólo pude llegar a la tercera ronda o así, así que decidí dedicarme al arte.

Ni que decir tiene que todos los presentes tenían un aire de «dilo primero».

En primer lugar, ¿era realmente necesario que todos, incluido yo…?

Me gustaría pensar que eso fue una especie de desencadenante para Saikawa. Pero si así se sentía, no parecía que el mismo tipo de final les esperara tarde o temprano.

—¿Es cierto que la has estado acechando y haciendo movimientos con ella? —Preguntó Kawasegawa en tono tranquilo.

—…Sí. —Admitió y suspiró con fuerza—. Quería conocer a Mii-chan y hablar con ella. Pero me rechazó, así que extendí la mano. Y eso causó un alboroto, así que pensé en dar algún tipo de explicación.

Así que esto es lo que pasó. Bueno, no tengo mucha simpatía por él, porque se pasó de la raya en el momento en que intentó tocarla.

Inusualmente, Kiryuu-san, con una cara seria, abrió la boca.

—No pretendo herirte más de lo que ya estás. Es sólo que lo que has hecho le ha causado angustia. Así que vas a tener que prometernos algunas cosas. Si no lo quieres… sabes lo que pasará, ¿verdad?

Shibata mantuvo la cabeza baja, con aspecto brusco, —…Lo prometo. —Eso fue todo lo que dijo.

Le dijimos que no volviera a acercarse a ella, que no hablara con ella si la veía en el campus, que no la mirara de lejos, y que, si rompía alguna de estas normas, lo llevaríamos inmediatamente a la policía.

  • El shorinji kempo es un arte marcial japonés moderno que se difundió a finales de la Segunda Guerra Mundial en Japón.
  • El aikido [romanizado: «vía de la unificación de la energía vital», «camino de la unión de la energía» o también «camino de la armonía de la energía vital»], es un arte marcial tradicional moderno del Japón.

Shibata parecía haberse rendido por completo y aceptó lo que le dijimos sin dudarlo. Firmó dócilmente el memorando que habíamos preparado y pareció relativamente sincero, aunque no agresivo, al responder a nuestras preguntas.

Era la primera vez que le veía bien la cara, pero Shibata era un hombre joven con un rostro bien desarrollado, pero con una apariencia un poco tímida. No parecía el tipo de hombre que agarraría a una chica y aplastaría a una actriz abusando de ella.

Sin embargo, su actitud en sí no era muy buena. Se podría decir que era el tipo de persona que cambiaba cuando salía al campo.

—Eso es todo, supongo. Entonces ya puedes irte a casa.

Dijo Sugimoto, pero Kakihara le interrumpió.

—No, hay una cosa más. Necesito que respondas a esta pregunta.

—Kakihara-san, eso es… —Iba a decir que no tenemos pruebas de que lo haya hecho.

—Lo siento, Hashiba-kun. Quiero escuchar esto ahora que puedo. —Kakihara-san dijo con firmeza—. Una actriz que participaba en una película que dirigiste abandonó la universidad. He oído que fue debido a tu intensa dirección y abuso verbal, ¿es eso cierto?


Pero…

—¿Una actriz…? ¿De qué estás hablando? —Shibata, que básicamente había afirmado todo hasta ahora, respondió con una cara que decía que no tenía ni idea.

Entonces Kakihara-san…

—Oye, no voy a dejar que digas que no estás relacionado en absoluto. He oído que realmente hubo amenazas en el lugar y que el reparto sufrió.

Dijo con rabia, pero Shibata seguía con cara de desconcierto, como si no entendiera lo que decía.

Pero después de un rato, pareció entender de qué estaba hablando.

—Ah… ya veo, así que esa chica renunció… —Al momento siguiente, murmuró—. Jua, jua… Jajaja, jajaja, ¡ya veo, ya veo, ya veo! ¡Ni una sola afirmación! ¡Ni una evaluación! ¡Así que no se hizo nada! ¡¡¡Increíble, jajajaja!!! —Como si hubiera perdido la cabeza, estalló en una sonora carcajada. Era una risa áspera y desagradable que desmentía su anterior mansedumbre y apatía.

Sin embargo, más que una risa para glorificar y denigrar a otros, la encontré vacía, como si se riera de sentimientos que sinceramente carecían de importancia.

—¡Qué gracia tiene! —Kakihara, enfadado, le increpó.

—Jaja, no, creí que así debía ser, y es realmente una locura… No, realmente se acabó. Empujándola perfectamente, he terminado…

—Los ojos de Shibata estaban abatidos mientras hablaba en un susurro. Pero seguía repitiendo cosas evasivas que no podía entender de qué estaba hablando.

—¿De qué estás hablando? ¿Qué quieres decir con «he terminado»?

Pregunté, pero la voz de Shibata era débil.

—Hemos terminado de hablar de esto, ¿verdad? Dejen que me vaya. —Shibata se levantó y agachó la cabeza en silencio—. Lo siento mucho. Además, ese memorándum que firmé… Probablemente no tenga sentido.

Publicidad G-M1



Por un momento, todos se sobresaltaron.

—¡Espera un momento, ¿quieres decir que no lo prometes?!

Pero Shibata sacudió suavemente la cabeza.

—No es eso lo que quería decir. Desapareceré adecuadamente de su vista… —No sabía qué significaban esas palabras, pero no parecía que tuviera intención de romper su promesa. Luego desapareció en la noche sin decir una palabra.

***

 

 

No fue hasta tres días después que comprendí el significado de las palabras de Shibata.

—¿Abandonó…?

—Sí, recibí esta carta hace una semana.

Kanou-sensei me llamó a la oficina y me preguntó sobre la situación.

Unos días antes del incidente, Shibata había presentado su formulario de baja y había dejado la universidad. Yo era el único que había preguntado por él en los últimos días, así que por eso me llamó.

—Ha perdido la confianza en su capacidad para continuar sus estudios… O parece que esa es su razón.

—…Ya veo.

Cuando me enteré del abandono, lo primero que pensé fue en Saikawa. Pensé que era el resultado de haberle empujado a hacerlo, pero en realidad, había dejado la universidad mucho antes.

Informé del caso de Saikawa a sensei.

—Tal vez estaba bajo mucha presión. Pero, aun así, no es nada sorprendente que haya acosado a una chica y luego se haya confesado a la fuerza. —Suspiró y dejó el formulario de desistimiento que llevaba sobre su escritorio—. No existe una renuncia limpia, ya sea en la escuela o en el trabajo. La mayor parte de las veces, son sólo un montón de asuntos pendientes y confusión los que arrastran las cosas más extrañas.

Era exactamente lo que había ocurrido esta vez. Siento cierta simpatía por Shibata, que se vio obligado a dejar la universidad, pero eso no es motivo para que acose a la nueva estudiante.

—Por cierto, tengo noticias de Shibata para ti… ¿qué quieres hacer?

—¿De él?

—Sí, ayer volvió a venir aquí. Dijo que quería disculparse contigo cuando las cosas se hubieran calmado. Bueno, depende de ti si lo haces o no.

Decidí pedirle su información de contacto. Tenía muchas ganas de preguntarle por el misterio que dejó cuando se fue.

Todavía hay muchas cosas sobre este incidente que siguen siendo vagas.

Y sobre lo que realmente estaba pasando.

***

 

 

Esa noche, me llamaron al móvil. Pero no era Shibata.

—¿Shibata dejó la universidad? Pues no se presentaba a las clases.

Le conté a Kuroda lo que había pasado.

—Lo siento, no fue una buena historia en absoluto.

—Todo es culpa de Shibata, ¿verdad? Y lo que es más importante… —Kuroda cambió fácilmente de tema—. Hay algo de lo que tengo que hablar contigo.

—¿Conmigo?

—¡Sí, por favor! Tengo algunas cosas en las que necesito pensar. —Es coherente en sus acciones. Es totalmente inquebrantable. Supongo que es el tipo de persona que puede actuar a su antojo. Sí, ese es el tipo de productor que estoy tratando de ser, el que puede hacer tal declaración.


—…Por supuesto. Te veré después de la clase obligatoria de la próxima semana. —Colgué el teléfono y miré al cielo oscuro.

Cuando viajé al futuro, me encontraba solo entre las nubes grises y la lluvia torrencial.

Tras volver al pasado una vez más, renové mi determinación bajo el claro cielo azul.

En este momento, tengo un cielo negro como el carbón frente a mí. Tal vez debido a las nubes, no he podido ver las estrellas que normalmente podría ver, pero hoy no.

Pero más allá de esta oscuridad, debe haber algo que muestre el futuro. Me quedé mirando el cielo oscuro durante mucho tiempo, convencido de ello.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios