Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 2

Capítulo 4: Comienza El Festival

Parte 2

 

 

El primer día del festival escolar ha terminado oficialmente y después de una breve limpieza, los miembros de Biken fueron despachados.

—Uf… como era de esperar, estar de pie todo el día es bastante cansado…

Publicidad M-AR-1

—Hablar también~. Siento la garganta rasposa.

Cuando volvimos a la pensión, ya había anochecido. Tanto Nanako como Shinoaki estaban completamente agotadas.

—Buenas, bienvenidos de nuevo. —Tsurayuki, que ha vuelto de su trabajo a tiempo parcial, nos llama.

—¡Por lo que parece, el Maid Café de manoseo fue un gran éxito!

—¿Quién ha dicho que sea ese tipo de maid café? Bueno, en cuanto al idiota que hizo eso, Kyouya le dio una buena charla y lo mandó a manosear a su abuela. —Ella tomó con gallardía la broma de Tsurayuki de frente.

Publicidad M-M2

—Eh, ¿realmente tuvieron ese tipo de clientes? ¿Les hicieron algún daño? —Al oírlo de Nanako, la expresión de Tsurayuki se volvió sombría.

—Estamos bien~. Sólo me agarraron de la mano un poco.

—Un «poco» no hace que suene mejor, ¿sabes?

—Realmente no hay de qué preocuparse.

Tsurayuki parecía seriamente preocupado y que no iba a ceder.

—Fue realmente sorprendente, ¿sabes? Nanako fue capaz de defenderse de ellos.

—¿Realmente es tan asombroso? Es como un día normal para ella.

—¡Eh, espera un momento! ¿No deberías preocuparte por mí, aunque sea un poco?

—¿Qué está diciendo esta ex-delincuente Kogure?

Ambos volvieron a chocar sus cabezas.

—¡No te metas con mi nombre! ¿Y a quién llamas ex delincuente?

…Nanako, golpear a alguien no ayuda mucho a tu caso.

Después de que los matones siguieran su camino, Nanako se encargó de los otros clientes que apestaban a problemas. Fue una gran ayuda.

«¿Eh? ¿Manosear? Te digo que tienes que saber que es bastante caro~. ¿Qué hacemos~? ¿Quieres hablar de las tarifas ocultas?»

Eso hizo que la gente perdiera mucha motivación, pero eso no viene al caso.

—Tsurayuki, ¿por qué no te pasas un día? Es a mayor escala y más interesante de lo que uno esperaría.

—Claro, no tienes que trabajar todo el tiempo, así que ¿por qué no te tomas un descanso?

Nanako y yo intentamos invitar a Tsurayuki a unirse a nosotros.

—Estoy bien, no es que no quiera, pero… —Tsurayuki entonces extendió un panfleto que sacó de algún lugar—. He oído que en Eiken, el club de cine, van a proyectar «El banquete del demonio». Si me lo pierdo, no tendré la oportunidad de verlo durante un tiempo…

Publicidad M-M4

Nanako suspiró exageradamente.

Publicidad M-M3

—Deberías decir si quieres ir o no, no hace falta poner excusas.

—¡Cállate! Estás total y absolutamente equivocada.

Los dos tuvieron entonces una discusión amistosa sobre esto y aquello. Oh vaya, observé la escena con una sonrisa en la cara cuando…

—¿Eh…? —Mis ojos se encontraron con los de Shinoaki.

—…

Nos miramos fijamente durante un par de segundos.

—…

No sé qué quería decir eso. Cuando nos sonreímos, evadimos el contacto visual.

Bokutachi No Remake Volumen 2 Capitulo 4 Parte 2 Novela Ligera

 

***

 

 

El segundo día del festival escolar.

Fue una ingenuidad por mi parte pensar que como hoy había menos eventos la gestión de la tienda sería un poco más fácil.


—¡Los números 26 a 28 pueden entrar ahora!

A mi orden, el grupo de clientes se apresuró a entrar en la tienda.

—¡Hola! Señor, por favor, siéntese aquí primero, enseguida estaré con usted~. —Shinoaki guiaba a los clientes a sus mesas con una bonita sonrisa. Los clientes eran todos hombres. Y al serlo, todos estaban embelesados mientras eran conducidos a sus asientos uno por uno.

—¿Qué desea pedir, señor? Tenemos una gran variedad de comidas y bebidas. —Nanako toma los pedidos sin problemas con una sonrisa. Los clientes de la mesa la miraban con asombro.

—¿Quiere algo de comida con esa bebida, señor? Seguro que sabe tan bien como parece.

Incluso la anciana en el cuerpo de una joven tenía sorprendentemente su propia cuota de fans. También había personas que no eran clientes y que miraban a las camareras a través de las ventanas. Pero el aspecto elegante de la sala desmiente la escena de muerte que el personal de los bastidores estaba experimentando una vez más.

—¡Hashiba-kun! ¡Ya nos hemos quedado sin harina! — Hiyama-san grita el informe.

—¿¡De verdad!? ¿Ya nos agotamos las bolsas que teníamos desde esta misma mañana?

—Odio decir esto, ya que hemos recibido pedidos de ella, pero… ¿Debería negar los pedidos de comida a base de harina?”

—¡Ah, diles que esperen un poco, Nanako! …Hashiba-kun, ve al lugar escrito en esta nota, encontrarás a un tipo llamado Tajima, él debería tener lo que necesitamos.

—Sí… espera, ¿no es este el laboratorio de artes y oficios?

—Sí, debería haber una reserva de harina destinada a la investigación y a los estudiantes. Vamos a arreglar esto con un fajo de billetes.

Esto está empezando a salirse de control.

—De acuerdo, entonces, me voy a ir. Aunque tengo que decir que incluso eso no sería suficiente.

—Tienes razón… ¿Qué más podríamos hacer?

—Mmm… Oh, es cierto, hay un molino junto a la zona industrial de Minamikawachi, ¿verdad?

—Sí, en la orilla del río. ¿Por qué?

—Llamaré y les preguntaré si puedo comprar harina allí.

—¿De verdad puedes conseguirla allí? Y aunque lo hicieras, está el problema de traerla aquí…

—Lo tengo cubierto. Puedo hacerlo. Le he pedido a un amigo que traiga un coche.

—…Kyouya-kun, tus habilidades se desperdician en esta universidad. —Hiyama-san está muy seria.

Bueno, yo ya era un miembro funcional de la sociedad y realmente un hombre de 30 años por dentro…

—Kyouya-kuun, también hemos agotado el último café en polvo~.

Publicidad M-M5

—¡Eh, Shinoaki, ¿ahora, en serio?! ¡Detén a los clientes por un tiempo! Buscaré vendedores mientras tanto… ¡Ah mierda, es difícil buscarlos por teléfono!

—Pero sabes, es un gran momento en el que vivimos, ya no necesitas pedir asistencia de directorio. Es conveniente.

Superior… dentro de diez años, será mucho, mucho mejor.

Llamé a una reserva, y tan pronto como terminé, dije:

—¡Me voy de compras!

Volví de mi viaje de compras y ordené los ingredientes. Por desgracia, no teníamos tanta harina a mano. En el otro inventario también conseguimos lo justo.

—No duraremos todo el día a este ritmo…

—Entonces hagamos un intento hasta el mediodía. Preocupémonos entonces, ¿de acuerdo?

Asentí ante la sugerencia de Hiyama-san.

—Hashiba-kun, parece que el cliente de la mesa número 4 tiene un problema.

Un caballero mayor de aspecto elegante parece estar buscando a alguien que le atienda. Las otras camareras tienen sus propios asuntos que atender, así que yo ocuparé su lugar.

—Voy a hablar con él. —Me apresuro por el pasillo.

—¿En qué puedo servirle, amo?

Aunque parece que Nanako ha conseguido hablar con él primero.

—Sí, si se trata de ese evento del que hablamos, tiene que pasar por el edificio 8…

El mapa del panfleto de la escuela fue extendido suave y cortésmente.

Ya era un hecho que ella se veía muy bien con su traje de sirvienta al estilo americano, pero viéndola ahora, me queda claro que esa no es la única razón por la que es popular. Es buena en el trato con los clientes y tiene una sonrisa refrescante. Tampoco hay sensación de esnobismo en sus diminutos lenguajes corporales, ya que parece que disfruta de verdad hablando con los clientes.





—Lo entiendo perfectamente… —Mientras murmuraba interiormente, Nanako se volvió hacia mí.

—¿Qué pasa con la mirada, Kyouya? Es vergonzoso, ¿sabes?

—Lo-Lo siento. —Me sorprendió que me mirara tan de repente—. Es que eres tan buena manejando a los clientes que no pude evitar quedarme mirando.

—No-no soy realmente tan buena como crees. Simplemente me he acostumbrado un poco debido a mi trabajo a tiempo parcial. No es tan especial…

¿Tal vez tenía vergüenza de ser elogiada? Sus mejillas se enrojecen ligeramente y mueve su cuerpo con una sonrisa tímida. Incluso esas acciones apestaban a perfección. Debido a eso, quise hacer una pequeña broma.

—¿Puedes  complacerme  un  poco…?  Dime  algo  así  como:

Publicidad M-M1

«Bienvenido a casa, amo». —No pude evitar preguntarle.

—¿¡Eeeeh!? De ninguna manera lo haré, ¡es vergonzoso! — Como era de esperar Nanako, se negó agitando las manos en señal de rechazo.

—No soy un cliente, así que no puedo ver ese lado encantador tuyo, Nanako. Sinceramente creo que es una pena… así que, por favor.

—Si lo dices así… —Nanako sigue confundida—. Bi-bien entonces, lo haré sólo una vez… ¿de acuerdo? —Decidida, primero se dio la vuelta a un lado, respiró profundamente y se giró para mirarme—. Bienvenido a casa, amo.

Con una preciosa sonrisa, me saludó de forma impecable. Esto fue estimulante. Si mi yo de 28 años supiera que existía una tienda con una chica así, habría pedido un cupón de sellos, un pase anual y un carné de socio, todo en el mismo día y sin hacer preguntas.

—Wow… eso fue maravilloso. —dije por reflejo.

Nanako se llenó de nuevo de vergüenza, y se sonrojó aún más que antes.

—Ya-Ya está bien… ¡Volvamos al trabajo ahora! ¡Muévete! — me alejó a la fuerza para volver a mi estación

…Pero fue un espectáculo para la vista. Me siento bendecido.

—Ahh.

—Kya.

Casi me tropiezo con Shinoaki, que volvía de recoger la comida.

—Lo siento, Shinoaki. ¿Estás herida?

—Estoy bien, sé que, si pasa algo, Kyouya-kun vendrá a ayudarme. No te preocupes. —Shinoaki me mira con una profunda sensación de confianza. Es lo mismo que ayer en la casa. Pude sentir esta mirada tierna más que nunca. El aire tiene esta sensación algo feliz e incómoda al mismo tiempo.

—Jajaja.

—Jajaja.

Entonces, mientras nos miramos, nos reímos.

—Eh, ustedes dos, ¿por qué están coqueteando? ¿Pueden encargarse del siguiente cliente ahora?

El hecho de que Keiko-san nos llamara la atención me hizo volver.

—¡Ah, perdón por eso! ¡Volvamos al ritmo habitual, Shinoaki!

—De acuerdo, ¡Bienvenido a casa, amo~!

Con la enérgica voz de Shinoaki a mis espaldas partí hacia la parte trasera de la tienda.

***

 

 

Después de un largo y tumultuoso día, tenemos un breve momento de respiro.

—¡Quién demonios dijo que hoy iba a haber menos gente! — Desahogué mis frustraciones con nadie en particular. Numerosos clientes han entrado hoy en la cafetería, muchos más que ayer. Incluso ahora los clientes hacían cola fuera de la tienda esperando a que abriera de nuevo.

—Aah, ¿qué hacemos? ¡No tenemos suficiente comida para cocinar y además no podemos hacerlo lo suficientemente rápido!

El jefe de la cocina finalmente se quebró.

—¡No importa cuánto hagamos, nunca es suficiente! ¿Qué diablos pasa con esta tienda? ¡Es como si me hubieran contratado a tiempo parcial o algo así!

Estábamos tan ocupados que las líneas se confundían entre que esto era un concierto para un festival de la escuela y el trabajo real.

—Ahora que  hemos llegado a esto, tenemos que reducir el menú.

—¿Reducirlo?

—No me gusta, pero no tenemos otra opción. Cosas que tengan que cocinarse y cosas que lleven mucho trabajo hacer, vamos a poner en orden nuestras prioridades y quitar elementos del menú.

—Tengo que estar de acuerdo, ahora que hemos llegado a este punto no queda otra…

—Sí….

Y entonces la puerta se abrió de par en par.

—¡Ya he escuchado bastante! ¡El menú que hice es una joya que pulí numerosas veces con todas mis fuerzas! No pueden meterse con é… ¡Gahack!

En medio de su frase, Hiyama-san cerró la puerta con todas sus fuerzas y la nariz de Kiryu quedó atrapada en ella.

—Ahora bien, voy a repasar rápidamente el menú y a tachar las cosas. Hashiba-kun, ve a explicar la situación a los clientes que están esperando y, de paso, pon una nota. ¿Entendido?

—Sí, señora.

Después del descanso, volvimos a abrir el café. Las modificaciones del menú de Hiyama-san pasaron sin problemas, así que lo reviso y empiezo a explicar a los que esperan.

—Pido disculpas por los cambios en el menú, pero tuvimos que hacerlo debido a la falta de ingredientes.

Hubo un poco de decepción, pero todos parecían estar de acuerdo. Si fuera cualquier otra tienda, algunos clientes habrían salido con quejas sobre esto o aquello, pero, al estar aquí por las sirvientas y ser este un festival escolar, eso ayudó mucho.

—Es hora de poner un aviso… ¿Eh?

Cuando me di la vuelta para volver a la tienda.

—Parece que es un mal momento…

Extrañamente me encontré con una nerviosa Kawasegawa.

—Veo que has venido al festival.

Publicidad G-M2



—¿Por qué? Crees que no es propio de mí, ¿verdad? —Ella dice sus líneas patentadas.

—No es así. Es sólo que no pensé que vendrías aquí si no tenías que hacerlo, Kawasegawa.

—…Así que esa es realmente la imagen que tienes de mí. Bueno, aunque es cierto que no lo haría. —Diciendo sus quejas, abre un panfleto—. Van a proyectar «El banquete del demonio». No todos los días se presenta una oportunidad así, así que no quería perdérmela, por eso.15

—Ah, ¿así que piensas ver eso también?

—¿A alguien más le interesó? Bueno, es una muy buena opción.

Me callaré que era Tsurayuki. Ambos son serios cuando se trata de este tipo de cosas, realmente deberían hablarlo entre ellos.

—Y… también he venido aquí para dar disculparme.

—¿Con Nanako?

Kawasegawa asintió.

  • Su nombre en japonés parece ser una referencia a “Kichiku Dai Enkai” con la traducción “oficial” de banquete de las bestias. Es el debut como director de Kazuyoshi Kumakiri, con unos 22-23 años de edad, estrenada en 1997, está ambientada en las montañas de Karuizawa en la prefectura de Nagano. Tiene una temática muy macabra, sexual y de terror, con niveles de gore exagerados, como los últimos 10 minutos de “The Audition” (película de terror japonesa de 1999). El director Kazuyoshi es un antiguo alumno de la Osaka Geidai.

—Después de todo, no le he dicho nada desde entonces, y cierta persona me convenció para que siguiera en el equipo, así que no quería que hubiera rencores persistentes.

—Estás dándole demasiadas vueltas a las cosas. Y además, no creo que haya necesidad de que te disculpes.

—¿Cómo es eso?

—Gracias a eso, Nanako empezó a tomarse en serio su canto.

Fueron tus palabras las que la impulsaron.

Aunque fue un poco demasiado directa, en retrospectiva, la terapia de choque funcionó. Nanako lo entendió, y por eso accedió a las palabras de Kawasegawa.

—Entonces venir aquí ha sido una pérdida de esfuerzo por mi parte.

—Yo no lo diría así.

—Eso es bueno para mí. No tendré que forzarme a comer panqueques desbordantes de lindura entonces.

Al menos podría quedarse a tomar algo… Claro que no…

Publicidad G-AB



A veces es rara, torpe con ciertas cosas, y un tipo de chica divertida. Realmente lo es.

—Algún día podrás escuchar a Nanako cantar.

—Si realmente ha llegado a ese punto, lo haré. —Kawasegawa asiente y dobla el folleto en la bolsa—. Bueno entonces, se acerca la hora de la proyección, así que me iré.

—¿Vendrás mañana?

—No estoy segura. Si tengo que hacerlo, lo haré. —dijo con unas líneas que son bastante típicas de ella—. Entonces, hasta la próxima. —Con su habitual franqueza y un giro de falda, se fue.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios