Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: La Mejor Presentación Imaginable

Parte 2

 

 

—Uuu… Al final me convencieron después de todo… — Nanako dejó salir cabizbaja esas palabras, sintiéndose realmente mal por no poder mirar directamente a los ojos de nadie.

Mientras yo estaba envuelto en mi propia culpa, a mi lado está Kiryu-san con los ojos bien abiertos.

Publicidad M-AR-1

—Impresionante… ¿Podría ser esto un milagro? Hasshi, ¿dónde has estado escondiendo este notable talento todo este tiempo? ¡Chico astuto!

—No me hagas meter más papel de arcilla en tu boca.

Realmente todo es gracias a la persona que se encargó de las negociaciones.

—Es genial, esta chica de grandes pechos comparte un trabajo a tiempo parcial contigo, ¿verdad, Hasshi? —Keiko-san miró con gusto a Nanako desde varios ángulos—. Bueno~, y yo que ya pensaba que Shinoaki-chan ya era lo suficientemente buena, pero Nanako-chan parece que podría conseguir un montón de dinero asqueroso con su cuerpo.

—Eeeek…

Publicidad M-M5

—Por favor, deja de hacer eso, Keiko-san. La estás asustando.

Shinoaki asiente felizmente

—Nanako es definitivamente hermosa, después de todo~. Realmente necesitamos salvaguardar la tienda. ¿no crees, Kyouya-kun~?

—Tienes razón en eso…

No es que me moleste llevar la tienda, es que tengo que limpiar una vez más el desastre de otra persona.

Era el sábado 2 semanas antes del festival.

Recibí 2 llamadas al teléfono, así que fui a la universidad.

Tal vez porque Geidai está tan alejado de la ciudad, la población estudiantil disminuye considerablemente cuando llega el sábado. Como la asistencia también se ve muy afectada, ese día no suelen impartirse las clases obligatorias, por lo que apenas suele haber gente. Incluso con los preparativos para el festival de la escuela, todos se centran en los edificios de los clubes, por lo que los pasillos de la zona de la escuela están escasamente poblados.

—Siento haber tenido que llamarte aquí de esta manera.

De los varios cafés de Geidai, independientemente de su nombre, el «Mirage» es el que tiene el interior más moderno de todos.

Sentada en el extremo del asiento, Eiko Kawasegawa ya está allí esperando con un libro de bolsillo en la mano. Parece que ha pedido café caliente y ha empezado a beber por adelantado.

—¿Llego tarde, quizás…?

Comprobé la hora y confirmé que faltaban 5 minutos para la cita.

—No le des importancia. Es que tengo la extraña costumbre de llegar demasiado pronto.

—¿Cuánto tiempo llevas esperando?

—Hace 30 minutos. Es más o menos la misma hora a la que llego con cualquier reunión.

Es una gran diferencia de tiempo.

—Es difícil tratar con gente que habitualmente no tiene sentido del tiempo. En ese sentido, sin embargo, viendo que has llegado un poco antes, tienes un pase.

—Ya veo…

—Toma, coge esto. —Kawasegawa estaba a punto de sacar algo de su bolsa, así que para detenerla en ese momento.

—No me digas, quieres dejar el equipo, ¿verdad?

—Eh… —Kawasegawa dejó de moverse y miró en mi dirección. Por su expresión, se podía escuchar una rabia silenciosa, pero desafortunadamente Kawasegawa no era ese tipo de personaje.

—…¿Cómo lo has sabido?

Por ahora, sacó unos documentos y los puso encima de la mesa. «Formulario de solicitud de cambio de equipo de producción» está escrito en la parte superior.

Bueno, era lo que se esperaba.

—Realmente es mi culpa la forma en que traté la situación con Nanako. Fui una gran molestia para ti y el equipo que diriges, por eso creo que no podemos seguir en el mismo equipo.

El documento ya estaba firmado y sellado. Ella realmente fue hasta el final con la intención de pasarlo.

—En realidad no me molestó y hasta la misma Nanako se siente apenada por todo el asunto. Esto no será necesario. —Rompí cuidadosamente el papel y lo guardé en mi bolsillo por ahora—. Quiero que hagamos como que esto nunca sucedió. ¿De acuerdo?

Sonreí. Kawasegawa parecía un poco avergonzada.

—…Entonces haré precisamente eso. —Soltó un suspiro—. A decir verdad, en el fondo esperaba que hicieras algo así.

—¿En serio?

—Sí. Incluso llegué a preparar semejante farsa. Realmente soy una chica desagradable. —Bebe café y frunce el ceño—. Está tibio.

—¿Quieres que pida un café recién hecho?

—Está bien. Ni siquiera me gusta el café.


¿Entonces por qué has pedido uno? Qué chica más rara…

—En el fondo estaba muy celosa.

—¿De quién…? Bueno, sólo podrías estar hablando de ella.

Kawasegawa asiente.

—Tiene un talento tan brillante que incluso ha trabajado en él desde que era pequeña. Pretendí no ver ese lado de ella, en incluso me enfadé en su lugar.

—Ya veo…

—Es capaz de poner una voz tan relajante, además de que ella en sí es incluso glamurosa y linda. Sólo fue un complejo malentendido. Ahhh, ¿por qué las estrellas son así? —Después de desahogarse respiró profundamente—. Tu equipo está lleno de talento. Sólo estaba celosa desde el principio.

Siempre me pregunté por qué, más bien supuse lo contrario. Ella tiene más conocimientos sobre cine que nadie, nadie se acerca a lo mucho que ha trabajado en el estudio.

Publicidad G-M3



—Aun así, yo lo veo de otra manera. Tú tienes tu propio talento como directora, Kawasegawa…

—¿Cómo es eso?

Kawasegawa dejó escapar el mayor suspiro que tuvo en todo el día.

—Es que soy una engreída, sólo puedo presumir del número de películas que he visto. Lo único que puedo hacer con eso son películas de imitación de segunda categoría que ni siquiera formarán parte de un programa doble. Por ahora puedo seguir solo con mis conocimientos, pero con el tiempo seguro que me superan en un momento. —Mostró un gesto como si tratara de evitar lo de antes—. Hacer cosas artificiales, no puede hacer nada más que eso.

Recuerdo el trabajo del segundo puesto de la proyección de la película. ¿Se refería a esa obra poco pulida pero poderosa? Ciertamente era una obra que me parecía que tenía un potencial ilimitado, pero incluso entonces, Kawasegawa se llevó el primer puesto con toda su fuerza.

—Eso es una exageración. Realmente lo dimos todo, no es como si pudiéramos sacar algo así de un plumazo.

—Todos ustedes, eh… me pregunto si ese es realmente el caso. —Sonríe y vuelve a recoger la taza—. Realmente no puedo evitar ser así de despreciable, aunque lo intente.

—Por lo menos yo sé que no eres despreciable en absoluto.

—Entonces sólo seré una mujer de mierda. Por ahora sólo llámame mierda.

Kawasegawa sorprendentemente usó palabras vulgares que no eran propias de ella. ¿Fue influenciada por alguien?

—Pero gracias a las palabras de esa mujer de mierda, Nanako está ahora intentando salir de su caparazón.

—¿A quién llamas mujer de mierda?

—¡¿No lo dijiste tú misma?!

—Lo hice en broma. ¿Qué pasa entonces?

…Ahora en serio, que chica más problemática.

—Está entrenando ahora. Aún no obtiene resultados, pero lo está dando todo.

—…Ya veo.

—Es como te dije. Ella finalmente entendió el significado de tus palabras. Si no le hubieras dicho la verdad, no le habría llegado nada.

—Se habría dado cuenta un día sin que yo se lo señalara.

—Hay valor en ello, exactamente porque lo señalaste ahora.

Kawasegawa me miró con ojos severos.

—Bien entonces. Si ese es el resultado, no me opongo. —Se levantó de su asiento—. Voy a volver. Parece que el líder suplementario del equipo de talento no puede renunciar todavía.

Ella realmente no quiere ser franca al respecto, eh.

También sonreí irónicamente en el fondo de mi corazón. De la misma manera me levanté y me dirigí a la salida.

—Ah, cierto.

Kawasegawa miró hacia atrás mientras yo le decía.

—Te equivocaste en algo antes.

—¿Un error…? —Ella ladea la cabeza

—No es «tu» equipo es «nuestro» equipo.

Tiro el formulario de solicitud de antes a la papelera.

—¿No te parece?

—…¿Qué pasa contigo? —Kawasegawa esboza una ligera sonrisa—. Deberías tener cuidado tanto que te haces el genial.

—Eh, ¿de verdad…?

Después de despedirme de Kawasegawa en la entrada de la tienda, me dirigí al laboratorio de investigación cinematográfica en el edificio 7. Aparte de Kawasegawa también me llamó Kanou-sensei.

—Esto tiene una sensación bastante siniestra…

Sólo una cosa me viene a la mente. El asunto del préstamo del equipo.

Aunque Keiko-san juró que mantendría su boca cerrada, nuestra asociación es todavía bastante joven. No me sorprendería que la información llegara a oídos de la persona equivocada. Aunque los de 3er año fueran cómplices, todavía hay riesgo de fuga de información.

—Estoy pisando fuerte aquí…

Al llegar a la hora señalada, estoy teñido de arrepentimiento y me preparo para lo peor mientras abro la puerta del laboratorio cinematográfico.

—Perdone la intromisión.

—Ah, ahí estás. Pasa. —Con los dos codos apoyados en el escritorio, Sensei me hizo un gesto para que me acercara—. Siento tener que llamarte. ¿Tienes idea de por qué lo he hecho?

—Ah… uh-uhmmm

«Por supuesto que sí»… Pero está claro no puedo responder eso.

La profesora que está a cargo de nuestra clase y la encargada de manejar el equipo son la misma persona. Que me pillen significa que no saldría de aquí impune con una disculpa.

—No, en realidad no… —Creyendo en la posibilidad de salir del problema, decidí hacerme tonto.

—Sólo hay una cosa por la que te podría haber llamado. Es sobre Rokuonji de su pensión…

Gracias a Dios que no era sobre el equipo

Sin embargo, que mencione a Tsurayuki es preocupante.

—¿Tsurayuki? ¿Pasó algo malo?

—Así es, ha estado faltando a muchas de sus clases últimamente. Pensé que podría haber pasado algo.

—La asistencia de Tsurayuki…

Definitivamente era inusual que se saltara las clases. Tsurayuki a menudo dormía en clase, pero rara vez se las saltaba. Desde la segunda mitad del semestre nos sentamos cada vez menos en clase debido a otros compromisos, ¿realmente eran tantas sus ausencias?

—¿Se te ocurre algo? ¿Hay algo que le preocupe o incluso que le inquiete?

—No especialmente… En realidad, tampoco me ha hablado nada al respecto.

Intenté recordar cosas de los últimos días, pero nada destacaba realmente.

—Bueno, no es algo que afecte inmediatamente su avance al siguiente semestre, después de todo tuvo una asistencia perfecta en la primera mitad. Sin embargo, no hay que darlo por sentado. Si sus ausencias se siguen acumulando, eso afectará a su evaluación.


—Sí, lo entiendo. Realmente es muy duro no tener suficiente asistencia…

Debería prestar mucha atención la próxima vez que no estuviera en las mejores condiciones, como el otro día.

Al menos mi premonición no se hizo realidad esta vez, suelo acertar en estas cosas.

—Es infinitamente mejor que el Sr. Subcontratista de Equipos.

Si es posible, quería ver mi reacción desde otro ángulo de cámara en ese momento.

Me sentí como si me hubieran dado una paliza tan fuerte que la conmoción me dejó sin palabras. Con la boca abierta me quedé mudo de asombro de pies a cabeza.

—Ya, tienes razón~. Infinitamente mejor, de eso no hay duda~. —¿Ke-Ke-Keiko-san?

Una mujer que conocía el secreto salió de la nada escondida: no era otra que Keiko-san.

—Ah. Realmente no es algo que se pueda pregonar como loable, pero escuché todo el trabajo duro que pusiste en la realización de la película, así que lo dejaré pasar.

—…Me disculpo sinceramente…

Terminó sólo con una advertencia verbal. Nos habríamos metido en un buen lío si hubiéramos perdido el equipo al subarrendarlo. Tendré que encontrar una manera diferente en el futuro.

—Está todo bien, no hay que preocuparse por ello~.

—¡Deberías preocuparte en más de un sentido, Keiko-san!

En primer lugar, ¿por qué habló de ello cuando se suponía que era un secreto?

—Además, no es algo para preocuparse… sabía que Kano-chan no se enojaría por ello. Y con esto no tendrías que meditar sobre hacer algo tan malo en secreto~.

—Bueno eso es…

Es más fácil dejarlo salir que andar siempre con cuidado de no decirlo.

—Por eso ahora estamos a mano con lo del préstamo. Sólo dame un grito si alguna vez te interesa esa cosa de antes. Será un cincuenta-cincuenta si quieres.

Eso significa que ya no nos debemos nada. Tal vez es la forma en que Keiko nos da tranquilidad.

De ninguna manera… eso no puede ser todo.

A juzgar por la forma en que respondió antes, daba la sensación de que estaba interesada en ver qué pasaría si lo exponía a la luz. Sí, debe ser eso.

Al otro lado de la mesa, miro por turnos a las mujeres sentadas con displicencia.

—¿Ya se conocen las dos?

—Así es.

—Sí, somos de la misma generación.

Un gran suspiro salió de mi boca.

Desde el momento en que conocí a Keiko-san, siempre me pregunté si su vivacidad y prepotencia serían la perdición de alguien. Pero ahora estoy convencido.

Además, ninguna de las dos se siente de su edad. Si una de ellas me dijera que son estudiantes universitarias, les creería sin rechistar.

—Queríamos asustarte un poco, así que te llamamos para que vinieras.

—Y como era de esperar, te has asustado bastante.

—Realmente lo hizo, jejeje.

Sensei tomó una taza y la hizo girar con sus manos.

Sin embargo, por el momento, me siento aliviado de que el equipo no se haya convertido en algo tan grande.

Publicidad M-M2

—¿Estaban las dos en el mismo equipo de rodaje?

—No, en absoluto. Yo soy del curso de cine y esta chica estaba en el de publicidad.

—Era un mundo aparte.

Eso fue inesperado

—El punto en común que teníamos eran los juegos.

—Ah, así que era ese tipo de cosas.

—Hice que Kanou-chan escribiera un escenario para mí. La gente pensó que el escritor era un hombre. Nunca se les pasó por la cabeza que era una chica todo el tiempo.

De alguna manera puedo predecir a dónde va esto.

—Hablando de eso, ¿qué vas a hacer para avanzar, Keiko? No puedes hacer un juego sin miembros, ¿sabes?

Parece que Kanou-sensei no tiene ni idea de que Keiko-san ha estado tratando de invitarme. Keiko-san podría haber usado a Sensei para incitarme a entrar, pero incluso ella sabe que no debe hacerlo.

—Sí, ahora mismo soy la única del equipo.

—¿La única?

Ante mi pregunta, Sensei fue quien respondió por ella.

—El círculo de Keiko sólo la tiene a ella como programadora.

Aparte de eso, todos los puestos están básicamente abiertos.

—¿Puedo preguntar por qué…?

Lo ves por todas partes copiado por los aspirantes a startups.

—Está buscando un productor, un vocalista, guitarrista, bajista y un baterista.

—Soy de la creencia de que mientras pueda programar es suficiente.

Y por eso hasta ahora no tenía ningún miembro del personal fijo aparte de ella misma.

—En aquel entonces, Kanou-chan me ayudó bastante.

—Eso fue cuando N-Suku12 era bastante nuevo. Trabajar con el grupo de producción de entonces era muy divertido~.


  • Referencia a nscripter, un motor de novela visual freeware lanzado en 1999 que se ejecutaba en lua y se utilizó en títulos populares como Tsukihime.

Las dos se deleitaron con los recuerdos de sus viejos días de desarrollo de juegos juntos. Al escucharlas, me di cuenta de que eran capaces de crear un juego como es debido.

Estoy un poco celoso.

Al no tener una persona a la que pudiera llamar camarada yo mismo, estaba verde de envidia por su relación.

Keiko-san y Kanou-sensei estaban trabajando juntas en ese tipo de lugar. Un lugar en el que el celo y el fervor chocaban ardientemente, y su resultado daba lugar a una verdadera obra de arte.

El tiempo pasó un poco más mientras hablábamos de juegos hasta que decidí irme.

—Si me disculpan, por favor. Keiko-san, veámonos de nuevo en el festival de la escuela.

—Entonces contaré contigo. Si los bichos raros se acercan, los rechazarás por mí, ¿de acuerdo?

Creo que los bichos raros serán los que huyan si Keiko-san empieza a hablar. Estoy seguro de ello.

—Ah, casi me olvido de que tenía una pregunta que hacerte, Hashiba. —Sensei me llamó justo cuando estaba a punto de cerrar la puerta—. Es sobre Kogure. Esa chica… ¿se recuperó alguna vez después de aquello?

Estaba preocupada por ella después de todo. —…Sí. Por fin ha empezado a ponerse seria. Entonces, después de un rato:

—Ya veo. Entonces me anticipo a la seriedad de esa chica.

Ella me dio una sonrisa.

***

 

 

El festival de la escuela está ahora a menos de una semana.

—El festival está casi aquí, los preparativos deben estar ya hechos, creo.

—No puedo esperar a verlo~, hace que te preguntes cómo será la tienda.

Esa mañana Shinoaki y yo salimos a pasear tranquilamente hacia Biken. En realidad, no estábamos muy involucrados en los preparativos del café maid que el club está poniendo en marcha.

—Esta la pago yo. Asumo toda la responsabilidad.

El principal culpable, Kiryu-san, dijo eso, por eso lo dejé a su suerte.

—Y todo esto fue manejado por Kiryu-san… —Detengo mis palabras en seco.

—¿Qué pasa, Kyouya-kun?

—…Na-nada, sólo que hubo un muy mal presentimiento que cruzó mi mente en este momento.

Este flujo. Esta situación.

Cuando juegas el papel de director de producción, por naturaleza, tus instintos se agudizan contra las malas premoniciones. Como regla general, se puede conjeturar el accidente que podría derivarse de la situación actual.

Hay una persona que lo preside todo.

Y más aún, esa única persona que lo preside todo es alguien en quien no se puede confiar en absoluto.

—Démonos prisa, Shinoaki.

Desde el estado de ánimo casual de antes, me doy la vuelta y me dirijo a la sala del club corriendo.

—¿Por qué? ¿Qué pasó?

—¡Es más bien lo que va a pasar! ¡Por eso tengo que apresurarme a ir allí e idear contramedidas!

Entonces llegué al frente de la sala del club.

—Buenos días… ¡uwah!

Justo cerca de la entrada, Kiryu-san está sentado sobre sus rodillas. Y lo que es más, le han hecho sostener una gran estatua de piedra de aspecto pesado encima de su regazo. Encima, me miraba con toda la vida desaparecida de su rostro sin pronunciar una sola palabra.

—¿Cómo sucedió esto, Kiryu-san?





—Oh, es Shinoaki-chan, um, verás, cometí un pequeño errorcito otra vez.

Un objeto parecido a una regla se colocó en la cabeza de Kiryu-san mientras hablaba.

—…¿Quién te dijo que hablaras?

—Sí, señora… —Kiryu-san hizo como una almeja y se calló una vez más.

—…Así es, Kyouya-kun. —Hiyama-san tenía el aire de una reina, o más bien se le impuso mientras estaba allí con su aura imponente. La estatua de piedra debe haber sido recogida en algún lugar del departamento de artesanía y fue forzada sobre Kiryu-san.

—Ah, ¿hizo algo de nuevo…?

Ya lo he adivinado todo a juzgar por la situación que tengo delante. Justo entonces el mal presagio que me llegaba resultó ser correcto una vez más.

Para mi horror, Kiryu-san, que se suponía que era el planificador del evento para todo, no había preparado nada. Cuando Hiyama-san le preguntó por los preparativos, respondió: «Están escondidos en lo más profundo de mi corazón», y fue entonces cuando todo se desató y condujo a toda esta debacle. Es más, Hiyama no pudo actuar como intermediaria porque estaba demasiado ocupada con sus propias tareas, mientras que Kakihara y Sugimoto no pudieron hacerse cargo porque apenas estaban en la sala del club debido a los preparativos del espectáculo en directo del festival. Las otras personas rara vez vienen a la sala del club, por lo que no se les podía pedir de la nada.

…Y entonces…

—…Así es. Lo siento, pero tendrás que actuar tú como coordinador.

A pesar de que soy un estudiante de 1er año, me pusieron a cargo de la operación una vez que llega el festival de la escuela.

***

 

 

—¿Ya tienes todos los ingredientes, Hasshi?

—¡Todavía no! ¡Kakihara-san está comprando más mientras hablamos!

—Kyouya-kun, creo que nos falta un mantel~.

—¡Ve y pregúntale a Hiyama-san! ¡Ah! ¡Nanako, lo estás haciendo mal poniéndolo en los estantes en vez de en la mesa!

—Eh, pero me acaban de decir que era al revés.

—¿¡En  serio!?  ¡Tenemos  una  falta  de  comunicación  aquí!

¡Kiryu-san!

—¡Sí!

—Esto va en la estantería, ¿verdad?

—¡Mi error! Es un error de mi parte. La me…

—¡Está bien si lo ponen en la mesa! Ah, Keiko-san, ¡buenos días!

—Buenos días~. ¿Quieres que me cambie de ropa por ahora?

—Por favor, hazlo. Vamos a hacer una carrera de práctica después… ¡Espera un minuto, Keiko-san! ¡No empieces a cambiarte de ropa aquí! ¡Hay un vestuario por allí!

—Jaja, nadie querría mirar el cuerpo de esta tía de todos modos. Solo estoy bromeando, ¿sí~?

—¡No es un asunto de risa! ¡Kiryu-san dejó de trabajar y está mirando hacia aquí! Y hablando de él, ¡Kiryu-san, por favor trae eso más rápido! Ah, Shinoaki, esa jarra es para uso de la cocina. Hay una separada para los invitados, pásale ese mensaje a Nanako de mi parte. Oh, Kakihara-san, bienvenido de vuel-… ¡trajiste los ingredientes equivocados! ¡Eso no es miel, es extracto de vainilla! Aah, Hiyama-san, Shinoaki puso el mantel en el estante antes, quiero decir la jarra, quiero decir… ¡Uwaaaaaaahggg!

La turbulenta semana pasó y de alguna manera nos las arreglamos para terminar todos los preparativos justo a tiempo.

—¡Buen trabajo de todos! Gracias a todos ustedes se ha conseguido una tienda bastante bonita.

Con los preparativos a punto de terminar, Kiryu-san expresó su alegría ante el equipo completamente agotado.

—Kiryu-san… —La fría voz de Hiyama-san vuela por el aire— . Cállate, ¿sí?

—Sí-sí señora… —El cuerpo de Kiryu se frunció.

—Kyouya-kun, Shinoaki-chan, y Nanako-chan, buen trabajo~. ¿Qué tal si salimos a comer con la tía~? —Keiko-san nos habló en una muestra de preocupación.

Publicidad M-M1

—Ah, entonces aceptaré la oferta. Quiero hablar contigo, Keiko-san. —Shinoaki parecía tener ganas de ir.

—Yo tendré que pasar de eso. Estoy un poco cansada, así que creo que me tomaré un descanso… —Nanako parecía estar cerca de sus límites.

—Entonces yo voy a llevar a Nanako a casa. Keiko-san, lo siento, pero por favor cuida de Shinoaki por mí.

—Por supuesto que lo haré.

—Cuida de Nanako-chan, Kyouya-kun~.

Separándonos en el aula, los dos nos dirigimos a casa. Esta vez, los preparativos para el club se han completado. Lo único que queda ahora es la actuación real en el festival de la escuela.

Noviembre es frío, como es de esperar.

Los alumnos que me rodean se encorvan al caminar para combatir la gélida temperatura. Como estamos en pleno cambio de estación, otros llevaban ropa ligera y algunos llevaban ropa gruesa. Por suerte para ella, Nanako llevaba ropa gruesa, mientras que yo llevaba una bastante fina y siento frío.

—El tiempo vuela rápido, ¿verdad? La temperatura ya empieza a ser invernal. —Nanako camina delante de mí. Parece que siente frío con sus hombros abrazados hacia dentro. Tal vez sea sensible al frío, pero incluso con una chaqueta de aspecto tan cálido sigue temblando.

—Sí. Ha pasado en un instante. —Mi cuerpo se estremeció ligeramente por la temperatura mientras respondía a Nanako.

Sin experimentar mucho el otoño, el invierno llegó enseguida.

Cuando llegue a casa, tendré muy en cuenta el frío.

—Preparar una tienda desde cero es bastante cansado. Trabajar en una tienda es mejor porque todo está ya desde el principio.

Es posible que haya trabajado demasiado, ya que su cuello hace un sonido de crujido mientras gira la cabeza de lado a lado.

—Lo siento por esto. Incluso cuando estás trabajando duro practicando, todavía te pedí que hicieras este tipo de cosas.

—¡Más te vale sentirlo! ¿Por qué demonios tengo que ser sirvienta? Eso es lo que me pregunto de vez en cuando. —Nanako respondió con una sonrisa irónica—. Pero para ser honesta, es un agradable y refrescante cambio de ritmo. El traje también es bonito.

Le voy a enseñar las fotos de la abundancia que hice con la digicam que usamos en el proyecto de la primera mitad.

Nanako, estoy seguro de que dentro de diez años serás un pilar en Instagram.

—Igual que con el incidente del otro día. —Ella mira hacia el cielo negro—. Sigo diciendo cosas irresponsables como que estoy volcando toda mi vida en la actuación. Sólo porque me alabaron un poco me dejé llevar. —Respira profundamente—. Luego me bajaron los humos. Incluso mi forma de cantar fue bombardeada sin descanso.

Y sin embargo, de alguna manera me animaron a empezar a tomar clases… —Se ríe suavemente—. Luego, después de eso, me tuve que convertir en sirvienta. Sinceramente, no estoy segura de cuál es mi próximo destino.

—Lo siento mucho.

—Está bien. No tengo ningún problema con ello, pero… — Nanako cortó sus palabras—. Más bien, en este momento es realmente más difícil para mí huir del canto… ¿sí entiendes lo que quiero decir?

—…

Un miedo genuino se esconde detrás de sus palabras. En este momento, ella estaba esforzándose por algo ante lo que no puede encogerse de hombros con excusas.

—Kyouya, escúchame… —Su inquietud es evidente en su rostro—. Si sigo practicando así… ¿realmente seré capaz de cantar bien?

—¿A qué quieres llegar?

—Ah, lo que quiero decir es que… mi instructor me enseña extremadamente bien, aunque me queje mucho, sigo pensando que tengo que esforzarme al máximo.

O sea, que no le preocupa la práctica en sí.

—Pero, aunque me esfuerce al máximo, ¿qué viene después? Si me preguntas si tengo metas o no, no lo sé.

—¿Metas?

—No tengo nada de eso. No me voy a presentar a concursos ni tengo planes de cantar delante de los demás. —Nanako dejó de caminar y volvió a mirarme—. ¿De verdad está bien que siga así?

Nanako estaba luchando contra un destino aún desconocido. En el pasado, se resignó al hecho de que no tenía oído musical y dejó de intentarlo. Se había rendido y ahora esos pensamientos han sido sacudidos. Sin embargo, no tiene garantías de que lo haga ni sabe lo que viene después de conseguirlo. Es exactamente como ella dijo: no es fácil llegar a ciegas a una meta que ni siquiera tienes. En su caso, su objetivo provisional es «poder cantar todo lo que quiera», pero ni siquiera existe un valor numérico concreto o una respuesta correcta para ello. Enfrentarse a algo tan vago e indefinido consume mucha energía.

Pero… yo quiero que Nanako cante.

—…Por supuesto que puedes.

—¿Kyouya?

—Ahora que te has comprometido a afrontarlo de frente, estoy seguro de que puedes. Además, sólo me conmovió una parte de tu sinceridad, pero aun así fue lo suficiente para dejar marca. Estoy seguro de que, si tu objetivo es sincero, Nanako, algún día serás capaz de llegar y conmover los corazones de multitudes.

No tengo ninguna prueba de ello. Lo único que puedo creer es mi propia impresión al escuchar su voz. Pero lo primero es lo primero, si Nanako no está a la altura, entonces su historia termina aquí a medias.

—Kyouya, ¿puedo preguntar… por qué sigues instándome a seguir adelante…? —Pregunta ella con curiosidad.

—Es porque he escuchado tu voz. Habiendo llegado a experimentar algo tan asombroso, es inevitable.

Shinoaki, Tsurayuki y Kawasegawa están cortados por el mismo patrón.

Estoy rodeado de un montón de gente increíble. Todos están angustiados, cada uno de ellos está luchando por crear cosas increíbles. Para que sus sueños se hagan realidad, haré todo lo que esté en mi mano para ayudarles. Es la razón por la que llegué a 10 años en el pasado, estoy seguro de ello.

—Entonces también puedo convertirme en uno de los grandes logros de Kyouya… sí, claro. —Nanako mira hacia abajo avergonzada.

—Ya lo eres, Nanako.

—¿Kyouya…? —Ella mira hacia arriba

—Por eso, si alguna vez pierdes el rumbo, busquemos juntos tu objetivo, te ayudaré con todo lo que pueda. Hasta que te convenzas… yo definitivamente encontraré un camino.

Aunque todavía no sé de qué manera.

Si Nanako dice que quiere cantar, entonces montaré el escenario más grande y, cuando llegue ese momento, no escatimaré en ayudarla.

—Y para ese fin yo… ah.

Estaba a punto de decirlo, pero no me salieron las palabras. El tiempo se detuvo. Contuve la respiración, los engranajes de mi cabeza empezaron a funcionar mientras trataba de orientarme ante lo que estaba sucediendo frente a mis ojos porque…

—…Gracias, Kyouya.

Me abrazaba de frente.

—¿Nanako…?

Sucedió de golpe, mis brazos estaban colgando así que por el momento decidí calmarla acomodando suavemente mis brazos en su espalda.

—Aunque no hay nada que pueda hacer para pagarte… te agradezco todo lo que has hecho. —La voz susurrada de Nanako llegó a mis oídos. Debería haberse ahogado debido a los trabajos de construcción en el edificio de la escuela justo al lado de nosotros con el sonido de unos martilleos para colgar un cartel. Por el contrario, la escuchaba claramente.

—Gracias. Nunca había tenido un amigo que llegara tan lejos por mí.

Podía oler el dulce aroma del perfume de su cuerpo. De cerca, más que hacerme cosquillas en la nariz, tenía un efecto hipnotizante que inutilizaba mis funciones cerebrales. Su voz, originalmente de alta calidad, se amplifica con el susurro haciendo que mis oídos se sobrecalienten y funcionen mal.

Y luego está…

¿Qué es esta sensación de suavidad…?

Había dos grandes montículos frente a Nanako.

Es exactamente eso, lo mismo que vi cuando entré en el baño de la pensión antes.

Hoy hace frío, por lo que la chaqueta de plumas que llevaba puesta reducía sus efectos. A pesar de eso, su chaqueta tenía la cremallera bajada, así que lo único que me separa de su piel desnuda es un jersey de punto y su ropa interior (que probablemente sea su sujetador). Creo que hay que felicitarme por no haber perdido la cabeza.

El frío invernal hacía tiempo que había desaparecido. Si estuviéramos en casa… esto habría sido diferente…

Ahora mismo estamos al aire libre, y eso ha mantenido mi cordura a duras penas. No puedo decir nada más.

Si estuviéramos dentro de la pensión… y no hubiera nadie más alrededor.

Entonces el viejo de 28 años en mi cabeza habría llegado al punto de ruptura.

Bokutachi No Remake Volumen 2 Capitulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 

—¡Uwaa!

El dulce y tierno momento terminó abruptamente cuando Nanako me soltó.

—Así que… lo siento por eso, Kyouya. Sólo quería expresar mi agradecimiento… no sé qué me pasó. —Algo nerviosa, agitó sus manos y reflexionó sobre sus acciones—. ¡Ah, uhh, así que era eso! ¡Ya sabes, eso! Es puramente una señal de agradecimiento.

…No es lo que yo pensaba.





—Quiero decir… es sólo por el festival de la escuela y es porque estamos cansados y abrumados por lo que este tipo de cosas suceden. Así que… ¡por ahora! —Nanako da un giro de 180 grados respecto a mí—. ¡Vamos a casa! ¡Sí! —Su cansancio de antes no se ve por ningún lado y está moviendo sus extremidades con vigor.

—Tienes razón, volvamos a casa.

Aproveché la oportunidad y no toqué más el tema. Puede que sólo se trate de la emoción asociada a los festivales escolares, pero sentí que había recibido una tremenda bendición.

En cualquier caso, me alegro de que se haya animado y de que los resultados hayan sido favorables.

Me alegro de haber participado en el festival escolar… Y está a punto de cerrarse el telón.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios