Bokutachi No Remake! (NL)

Volumen 2

Capítulo 3: La Mejor Presentación Imaginable

Parte 1

 

 

Osaka es un lugar que retiene mucho calor del verano; la temperatura está en pleno apogeo incluso en septiembre. Ya lo había pensado cuando estaba en la universidad, pero especialmente Minamikawachi, donde se encuentra Geidai, se inclina hacia el lado más caluroso de las cosas.

Sin embargo, cuando pasa la temporada, hace frío en un abrir y cerrar de ojos.

Publicidad G-AR



El viento del monte Kongo enfría el barrio circundante, congelando a los estudiantes uno por uno en el proceso.

—Y a partir de ahora estableceré la nación del kotatsu… —Con sólo la cabeza y el cuello saliendo del kotatsu, Nanako anuncia con indiferencia lo que podría ser la destrucción de la humanidad.

—Pero la humanidad no sería capaz de soportar eso y además hay que esforzarse en practicar el canto.

Mientras ella exhala un magnífico suspiro, intento llevar de alguna manera a Nanako, ama del kotatsu, al mundo exterior.

—Ve ahora, tu profesor de canto te está esperando en la escuela.


—No quiero…

Y ahora incluso su cabeza está dentro del kotatsu.

—Oye, Nanako. Tienes que ir a practicar.

—No~o, ¡No!

Su berrinche se podía escuchar desde el interior del kotatsu.

—Ese es un espléndido acto de niña mimada.

—No tenía ni idea de que Nanako pudiera actuar como una niña~.

Los dos espectadores tenían esa sensación de asombro mientras miraban.

—Eh, ustedes dos no se limiten a mirar, ayúdenme. Bien, entonces te forzaré a salir, ¡y ahora!

—¡Kyaa!

Arranqué a la fuerza el futón kotatsu que estaba arriba, sacando a Nanako que estaba escondida dentro.

—¡Quítate! ¡Qué bruto! Ya he terminado, ¡no voy a ir a entrenar~! —Nanako hincha las mejillas como una niña mientras forcejea desenfrenadamente—. ¡Oye, escucha esto, Kyouya! Estos días se tarda tanto, e incluso son los mismos conjuntos de prácticas. Se siente como una tarea. No es nada divertido. Ni siquiera siento que esté mejorando en ello.

Publicidad G-M3



—Estás haciendo lecciones, no se supone que sea todo diversión y juegos.

—¡Cuánto tiempo tienen que durar estas aburridas lecciones~! Llevo una semana sin hacer nada más que esto.

—De acuerdo, de acuerdo, cálmate. Lo entiendo, así que salgamos fuera.

Me siento como si fuera un padre consolando a un niño.

Me pongo de pie contra la mesa de kotatsu borrando por completo el muro de defensa de Nanako.

—¡Uwaah! ¡De ninguna manera! Me odiarías si cantara así incluso ahora.

Oh, las lágrimas de cocodrilo están aquí.

—¡De ninguna manera! ¡Yo amo tu forma de cantar, Nanako! ¿No sabes que lo he estado esperando todo este tiempo? Incluso con todos los preparativos.

Nanako finalmente se calma.

—¿De verdad?

—Confía en mí. No te mentiría de esa manera. —Agarro a Nanako de la mano y la levanto—. Sabes que me conmovió profundamente tu canto.

—Uuuuu… pero…

—He estado pensando que algún día seré capaz de escucharte cantar sin ninguna modificación. Es algo que sólo tú puedes hacer, Nanako. —Le doy una palmadita en los hombros—. Estoy deseando hacerlo. Por eso…

«Uuuuu» decía Nanako. Incluso cuando sigue haciendo pucheros…

—¡Me rindo! ¡Voy a ir, ¿bien?! ¡No me mires con expectación con esos ojos brillantes! Es eso, la presión ¿sabes? ¡De verdad, para!

—Con un «batabata», para escapar de la vergüenza, se arregló enseguida poniéndose los zapatos en un instante—. ¡¡Me voy yendo!! —Y así salió de la pensión corriendo.

La vi salir hasta que se fue, entonces suspiré aliviado.

—Hmm, me pregunto si a ese ritmo será capaz de aguantar. — Sintiéndome como un padre que vigila a su hijo, pedí buena suerte para ella.

—Independientemente de la modificación, ¿su voz era realmente tan buena?

—Nanako estaba muy motivada, debe ser así~.

Tsurayuki y Nanako aún no han escuchado la canción con auto-tune de Nanako.

—Bueno, sólo hay que esperar. Ella será capaz de cantar para ustedes algún día.

Quiero que esos dos sean capaces de tener una muestra de su grandeza con una canción en vivo algún día.

—También voy a salir ahora.

—Sigues haciendo esos trabajos a tiempo parcial, ¿eh?

—He encontrado uno bueno que me dará un ingreso estable por un tiempo. También me quedaré fuera durante la noche.

—Así que no volverás hoy. Entendido.

—Y con eso… ¡woah, woah, woah! —Tsurayuki se levantó rápidamente con una mano, se cayó de espaldas mientras se iba—. Ow, eso fue patético de mi parte. Me estoy haciendo viejo.

—No tienes ni 20 años todavía, eso es algo extraño…

Con su sonrisa irónica levantó las manos y por un instante, la cara de Tsurayuki me llamó la atención, noté algo raro.

—¿Eh?

Su complexión es visiblemente mala. Su piel está algo quemada con el bronceado del verano, aunque eso no hace saltar las alarmas, pero había bolsas bajo sus ojos. Además, su respiración también es agitada.

¿Se habrá resfriado? Intento llamarle la atención, pero…

—Gracias por eso. Entonces ahora, es hora de que me vaya de verdad. —Levantándose, Tsurayuki da las gracias, gira la llave de su moto y sale de la casa.

—Ah, aún no he escuchado la razón de por qué trabaja tanto. ¿Hay algo que quiere?

¿O es tal vez porque es un estudiante diligente y lo utiliza como combustible para sus guiones? Me pregunto qué es lo que pretende yendo tan lejos como para ir a trabajar incluso cuando su condición es algo mala.

—Kyouya-kun, ¿vas a hacer algo? —me preguntó Shinoaki con aspecto un poco mareada. A juzgar por el flujo de esto, es posible que quiera mostrarme sus nuevas ilustraciones otra vez.

—No tengo nada planeado, así que…

Mientras decía que estaba libre hoy, mi teléfono sonó.

—Oh, es una llamada entrante. Me pregunto de quién será.

Dame un minuto.

—Sí, adelante~.

Una llamada de alguien fuera del equipo Kitayama, eso es inesperado.

—Hola, habla Hashiba. …Ha pasado un tiempo…

Era un senior del club.

—…¿Eh?

Después de escuchar lo que me dijo, naturalmente pregunto de nuevo.

***

 

 

—Kyouya-kun, me alegro de que hayas podido venir.

—Haaa…

Corriendo hacia la sala del club me encuentro con Hiyama-san y Kakihara-san mirando a una criatura con ojos fríos.

—Los he convocado a toda prisa por un asunto de gran importancia. Se ha tomado una decisión que podría afectarlos a ustedes y a su entorno.

Siendo rodeado por todos, la «criatura» en cuestión que está frente a mí no era otra que el cursante de 5º año, Takafumi Kiryu. Una pancarta con las palabras «Hablar está prohibido, sólo puedo reflexionar» es sostenida por sus dos manos.

—Y entonces, ¿Qué diablos hizo Kiryu-san realmente?

—¡Escúchame, Hasshi~! Lo hice con la mejor de las intenciones.

—¡Cállate la boca, enfermo!

Hiyama-san atravesó el culo de Kiryu-san de forma espléndida con un palo.

—¡Eee-eeeeeeek!

—¡Tienes prohibido hablar! ¡Cállate y reflexiona!

…El trato de la gente aquí no es realmente bueno en el mejor de los casos, pero esta podría ser la primera vez que he visto sus derechos humanos despojados.

¿Qué ha hecho para merecer esto?

—Kiryu-san se tomó la libertad de escribir un formulario de solicitud y decidió egoístamente lo que pondríamos en el festival de la escuela. —Kakihara suspiró y respondió—. Todos los años en Biken vamos y tomamos prestada un aula del departamento de arte para hacer una exposición. Normalmente, hacemos que algunas personas nos dibujen las piezas de la exposición, pero…

—Desde que este vejestorio decidió que era una buena idea como presidente cambiar repentinamente la exposición sin ningún permiso.

—¡Ah, afuuun~!

El palo de Yama-san emitió un sonido.

Dejando de lado el abuso, ¿no está Kiryu-san disfrutando de esto?

—Sí que suena terrible, pero sólo es algo como vender crepes u okonomiyaki en un puesto, ¿no? Yo puedo echar una mano.

Ante mis palabras, los dos superiores soltaron un profundo suspiro, Las palabras «Si tan solo fuera eso~,» se podían ver a través de sus acciones.

—…¿Eh? ¿Es tan malo?

Y como si fuera una señal…

—¡Heyoo! ¡Perdón por la espera!

Sin previo aviso, lo que sólo puedo describir como una voz cargada de rosa resuena desde la entrada de la sala del club. Aparece una niña vestida con un traje de volantes y haciendo una versión impropia del dialecto de Kansai.

—¿Eh, Ke-Ke-Keiko-san?

—¡Claro que sí, Keiko! Puede que sea vieja, pero soy tan bonita como puede serlo <3~.

Publicidad G-M1



Sin duda la que apareció fue Keiko-san

Keiko-san recorre la sala del club con una sonrisa como si el Reino de los Cielos descendiera en este reino mortal. Los dos superiores solo pudieron aguantar la cabeza ante la realidad de la situación.

—…No puede ser, ¿vamos a hacer un café maid?

—…Has dado en el clavo, Kyouya-kun.

La voz de Kakihara se entrecorta mientras explica toda la situación.

Para acortar las cosas, Kiryu-kun obtuvo permiso para usar el lugar de exhibición habitual, pero como un lugar para beber y cenar. Y como era 100% de su gusto, eligió un café maid. Naturalmente, no dijo nada a los demás miembros y los dos presentes, con su furia, sólo se enteraron de ello gracias a los folletos que se publicaron ese mismo día. «¡Vamos celebrar un juicio para ti aquí y ahora!», fue básicamente lo que pasó.

—Aunque Sugimoto y yo ya estamos trabajando duro para preparar el evento en vivo, ahora incluso tenemos esto en nuestro plato.

—Incluso con su cara de donjuán, Kakihara no podía ocultar su agitación.

—En cualquier caso, he pensado que no tenemos a nadie que pueda ser una sirvienta, así que estaba pensando que podríamos hacer que este tipo se disfrazara y que pudiéramos montar un café de sirvientas transexuales, pero he optado por desechar la idea…

Hiyama-san miró a Keiko-san.

—¿Oh? ¿Te has enamorado de mí? ¿Te has dejado encantar por esta jovencita? Kirari~n☆. —Keiko posó de forma atractiva.

Era una visión infernal.

—Ni siquiera tenemos el mano de obra… Quiero decir, ¿no habría planeado el viejo Kiryu este proyecto con la pequeña superiorsita de aquí?

—Bueno, así es como debería ser.

Asentí profundamente.

Recordando cómo me arrastraron a este club, el absurdo y el desenfreno de Kiryu-san sólo se amplifican con su dinamismo.

—¿Pero esto no significa que Keiko-san sería la única sirvienta?

¿No me digas que Hiyama-san…?

—¡Cla-Claro que no lo haré! —Hiyama-san niega rotundamente su participación.

—No le des demasiadas vueltas, Hiyama-chan, a mí no me importaría en absoluto que… ¡Gahak!

Enfadándose demasiado, Hiyama-san le metió un papel de arcilla en la boca a Kiryu-san.

—Es a base de trigo, así que no es venenoso. Pero, dicho esto… —Hiyama-san se mostró compungida.

—La primera víctima de este fiasco es en realidad alguien cercano a ti.

—Eh… ¡¿No me digas que es…!? —Al mismo tiempo, me puse de pie.

—Uf~, Lleva mucho tiempo vestirse con esta ropa de aquí~.

Desde la entrada entró otra niña con una falda esponjosa… tacha eso, porque en realidad era más mayor que una niña, la que entró en la sala del club.

—Shinoaki, esa ropa…

Publicidad M-M5

—Ah, es Kyouya-kun. Esto me lo dio Kiryu-san, pero me dijo que lo mantuviera en secreto de ti. Me pregunto por qué~.

Nos separamos frente a la casa compartida pero antes de que me diera cuenta ella vino preparada así. No tengo ni idea de qué tipo de magia temporal ha conseguido utilizar, pero he vuelto a ver la versión sirvienta de Shinoaki.

Su color de pelo negruzco junto con la ropa de sirvienta a la moda encaja sorprendentemente bien. Incluso se parece a esa sirvienta ingenua que leí en un manga hace mucho tiempo. Es increíblemente linda11.

El otaku de Kiryu probablemente coordinó el traje de Shinoaki basándose en esa imagen.

—…A partir de este momento me convertiré en tu humilde discípulo, Kiryu-san.





—Es agradable a su manera, supongo.

Haciendo una cosa tan escandalosa estaba un poco decepcionado con la reacción.

—Y, ¿Kyouya-kun?

—¿Qué pasa, Hiyama-san? No me digas. ¿Hay algo más?

Un «Sí» se refleja en la expresión ansiosa de Hiyama-san.

—En el formulario de solicitud del programa del festival escolar hay una sección en la que se anotan todas las personas que participan.

En otras palabras, el documento ya ha sido presentado.

—¡Además, no se puede hacer ningún cambio ya que este total imbécil lo envió amablemente al comité antes de tiempo! Así que, ¡no podemos hacer nada al respecto!

—¡Ga! ¡Gabuhcksdksfkdshfs!

Con su furia hirviente metió el papel de arcilla hasta la parte posterior de la garganta de Kiryu-san.

—Así que nos hemos quedado cortos, no tenemos suficientes miembros.

  • Probablemente una referencia a Kaichou wa maid-sama (2005-2013)

Tengo un mal presentimiento sobre esto. En realidad, ni siquiera es un presentimiento, estoy seguro de que pasará.

Publicidad M-M4

—Así que eso significa…

Hiyama-san asintió.

—Así es, tenemos que asegurar más miembros.

***

 

 

—Estoy de vuelta~… —Nanako volvió a casa con un aspecto 5 veces más sombrío. Dio un suspiro—. …La máquina no hace playback… El reproductor de mp3 tiene el botón de stop roto… Y el altavoz está atascado hasta no dar más… —Entonces se ríe como un anciano que ha hecho las paces con la muerte.

—Buen trabajo, Nanako.

—Sólo estoy haciendo vocalizaciones. Honestamente… Sólo me hace recordar todos los buenos lugares aquí en Geidai donde se podía cantar a gusto…

Como la universidad también tiene estudiantes de música, hay salas insonorizadas donde puedes cantar y tocar instrumentos tan fuerte como quieras. Por supuesto, el número es limitado, así que los estudiantes de primer año y los que no pertenecen al departamento que quieran ensayar tendrán que buscar lugares fuera de la escuela. Parece que Nanako se ha convertido en una habitual de esos lugares.

Publicidad M-M1

—Como recompensa por tu duro trabajo, he preparado tu favorito, Nabe de Leche de Soja.

—Es realmente increíble~. Desde que Kyouya-kun fue «de caza» por esas carnes que estaban a mitad de precio, tiene el doble de carne comparado con lo habitual~.

Con un «buruburubruru», el caldo blanco opalino burbujeaba en la olla.

—¿Eh, en verdad hiciste nabe de leche de soja? —Los ojos de Nanako recuperaron todo su brillo de inmediato—. No puede ser…

¡Gracias! Tiene muy buena pinta, ¿lo has hecho tú mismo, Kyouya-kun?

—Así es, Shinoaki también ayudó a cortar las verduras.

—Últimamente incluso yo he podido hacer un poco gracias a lo que me enseñó Kyouya-kun.

Y mientras Nanako asentía alegremente.

—¡Ah, esperaba que hoy me muriera sin más, pero definitivamente me alegro de haber podido volver a casa! La comida casera de Kyouya-kun y Shinoaki~. Iré inmediatamente a lavarme las manos para poder comer inme…

—Nanako. —Agarré sus manos con fuerza—. La verdad es que tengo que pedirte un pequeño… favor.

—¿Favor?

—Sí, ¿puedes venir aquí conmigo un momento? —Miré a Shinoaki para hacerle una señal mientras un signo de interrogación flotaba sobre la cabeza de Nanako una vez que la llevé al 2º piso.

Y unos 5 minutos después.

—Uwa~. Ni creas que lo haré, realmente te odio, Kyouya.

Nanako bajó corriendo las escaleras, abrió la puerta del baño, entró y se fortificó en él.

—¡Nanako! ¡Lo siento, realmente lo siento! Pero realmente no es tan malo, la ropa no es tan vergonzosa. Sólo es un poco reveladora, así que no te preocupes.

Golpeé la puerta del baño; matizaba mis palabras en un esfuerzo por hacerla cambiar de opinión.

Sin embargo, lo que supone la petición realmente es un obstáculo bastante alto desde el principio.

—¡No quiero! Ya me canso hasta desfallecer practicando a diario, si le añades esta cosa vergonzosa, ¡me moriría en serio!

Nanako no estaba bromeando en absoluto. Ah, bueno, aunque no es que no entienda el sentimiento.


—Yo creo que te queda muy bien, Nanako. Vas a ser popular si te muestras~.

¿Lo conseguiría la calidez de Shinoaki? Pero, sin embargo, esa esperanza murió.

—¡De ninguna manera! Una gran cantidad de gente lo vería, ¿verdad? ¡No hay manera concebible de que pueda hacer eso!

—No te eches abajo sola, por ahora sólo sal. El nabe está listo, solo comamos por ahora, ¿de acuerdo?

—¡No quiero! ¡Sí quiero comer nabe, pero definitivamente es solo una trampa para convencerme!

Se escuchó el sonido de Nanako pisando el suelo.

—No importa qué… —Ella inhaló. Se escuchó el sonido de su respiración—. ¡Nunca me vestiré de sirvienta!

—¡Oh mira, te ves realmente encantadora…! —Hiyama-san chilla de alegría.

Mientras se sujetaba tímidamente la falda por el dobladillo, en el momento en que Nanako entró en la sala del club luciendo una cara roja y brillante, se oyeron vítores de los miembros de alrededor.

Publicidad G-AB



La ropa que estaba hecha para una chica ligeramente alta le quedaba perfectamente, como si estuviera hecha a medida. Debido a la longitud de las piernas de la chica, la falda parecía incluso más corta, lo que aumentaba su encanto.

—Ahh, uhmm, por favor no me miren demasiado…

Sus líneas eran como esos diálogos cuidadosamente fabricados.

En serio, es absolutamente perfecto.

Bokutachi No Remake Volumen 2 Capitulo 3 Parte 1 Novela Ligera

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios