Seiken Gakuin No Maken Tsukai (NL)

Volumen 6

Capitulo 2: A Reunion Kenki

 

 

Una batalla estaba en marcha en una de las áreas de entrenamiento de la Academia Excalibur.

“Relámpago, golpea a mis enemigos… ¡Vil Valut!”

Publicidad M-AR-1

La electricidad mágica envolvía la punta de la espada brillante y carmesí de Lyseria. Lyseria, con su ropa de entrenamiento, blandió la Bloody Sword, abrasando el aire.

“Hm, así que la Espada Sagrada, este poder sobrenatural tuyo, también puede ejecutar hechizos. Interesante”. El mago esquelético que la instruía comentó en voz baja mientras levantaba el bastón que sostenía en sus huesudas manos.

El extremo del bastón brilló y disipó el rayo que rodeaba la hoja. El esqueleto era Nefisgal, el Archimago del Inframundo, uno de los Tres Campeones de Rognas, y un sirviente de Leonis.

“Bueno, puede ayudarte a cegar a un enemigo, en caso de que sea necesario”.

Comentó Nefisgal.

Publicidad G-M1



“¡T-Todavía no he terminado!” Gritó Lyseria.

Corrió  hacia  adelante,  acortando  la  distancia  entre  ella  y  el  esqueleto.

Mientras corría, la joven entonó otro hechizo.

“Arrasa con todo, hoja furiosa de los vendavales… ¡Jiura Kires!”

El golpe de Lyseria liberó una hoja invisible de aire comprimido.

“El poder de la Reina Vampiro es realmente impresionante”. Alabó Nefisgal mientras rechazaba el ataque de Lyseria. “Ya posees grandes reservas de mana”.

La afirmación no era un cumplido vacío para la sirviente de su señor. Como no muerto del más alto rango, el potencial de mana latente de Lyseria superaba incluso al de un Lich anciano como Nefisgal.

“Sin embargo…” El esqueleto agitó un dedo huesudo. “La composición de tus hechizos aún es deficiente, dejando tu abundancia de mana como un tesoro sin explotar. Por supuesto, ser capaz de aprender hechizos de Primer-Orden tras unos pocos días de entrenamiento ya es bastante impresionante”.

Nefisgal volvió a levantar su bastón, y el espacio que rodeaba a Lyseria se retorció en respuesta. Se trataba del hechizo de gravedad de Segundo-Orden, [Campo de Distorsión Gravitatorio, Divan Zo].

“¡Aaah…!” Gritó Lyseria al perder el equilibrio y ser golpeada con fuerza contra el suelo de las instalaciones de entrenamiento. “¡Khhk…!”

“¡Nefisgal, intenta ser más suave con ella…!” Leonis, que había estado apoyado en la pared y vigilando la sesión, protestó preocupado.

Publicidad G-M3



“E-Estoy bien… Leo-kun…” Lyseria se levantó con cierto esfuerzo, sosteniendo la Bloody Sword. “¡Por favor, dame más!”

“Ya la ha oído, Leonis-sama. ¿Continúo?” Nefisgal se volvió hacia Leonis, que esbozó una sonrisa forzada y se encogió de hombros.

(Tal vez esté siendo demasiado protector con ella).

Lyseria era la que había pedido que le enseñaran hechicería. En efecto, los vampiros luchaban sobre todo tejiendo hechizos con sus vastas reservas de mana. Y bajo la tutela de Leonis y Nefisgal, dos hechiceros consumados, Lyseria maduró a un ritmo rápido.

(Es una promesa genuina. Un día la tendré al frente de mis sirvientes como mi mano derecha. Y hablando de sirvientes…)

Leonis pensó en la noche anterior. Según el informe que Shirley le había dado ese mismo día, la Manada de Lobos Demoníacos había planeado robar armas del muelle. Pero en lugar de armas y equipos, los contenedores estaban cargados de Void.

(¿Pero por qué?) Leonis reflexionó. (¿Por qué los Void, que son enemigos de la humanidad, estarían en un puerto militar?)


No creía que fuera posible mantener a los Void en cautiverio. Durante la lucha en el Tercer Assault Garden, Leonis había atrapado a unos cuantos en el Reino de las Sombras, pero todos se disiparon como la niebla al poco tiempo.

(Y luego está el asunto de Sakuya).

¿Por qué había estado allí?

(Maldición. Es una pregunta sin respuesta tras otra).

Las cosas, sin duda, se habían complicado en los últimos mil años. En aquel entonces, la fuerza lo había sido todo.

Durante la hora que siguió, el entrenamiento continuó hasta que Lyseria no pudo continuar.

“En verdad, ella es la sirviente de Leonis-sama. Su talento es tan raro como asombroso”. Dijo Nefisgal.

“En efecto, es notable”. Leonis estuvo de acuerdo, asintiendo a las palabras del esquelético archimago.

Publicidad M-M2

“Sin embargo, su control sobre el mana aún debe mejorar”. Nefisgal continuó.

“Bueno, yo no la culparía por ello. A mí me costó bastante cuando me convertí en no muerto”. Respondió Leonis.

No había sido especialmente hábil con la hechicería durante su época de héroe. Y cuando renació como Rey No Muerto gracias al poder de Roselia, tenía demasiado mana y simplemente lo blandía para destruir indiscriminadamente.

“Los mayores talentos de Lyseria-sama se encuentran fuera de mi campo de experiencia, así que una vez que aprenda hechicería hasta cierto punto, sería mejor que usted supervisara su tutela, Leonis-sama”. Dijo Nefisgal.

Leonis volvió a asentir. “Es cierto”.

Sin embargo, la mayor parte de la magia que Leonis conocía era del Reino de la Muerte. Los hechizos poseían encantamientos espeluznantes y ostentosos, y Leonis imaginaba que a Lyseria no le haría ninguna gracia utilizarlos.

“Entonces, Leonis-sama, me retiro…” Con sus deberes concluidos, Nefisgal se dispuso a regresar al Reino de las Sombras.

“Sí, buen trabajo”.

Antes de que el mago esquelético pudiera marcharse, Lyseria, que estaba tumbada en el suelo, se levantó apresuradamente.

“¡G-Gracias por toda tu orientación!” Dijo, inclinando la cabeza respetuosamente.

Para ser una joven rica, Lyseria tenía más espíritu deportivo que la mayoría.

“Buen trabajo hoy, Seria-san”. Dijo Leonis mientras se acercaba y le entregaba una bebida deportiva.

“Gracias, Leo-kun”. Respondió Lyseria, tomando asiento en el suelo de la sala de entrenamiento y bebiéndose la bebida.

La visión de sus flexibles piernas en su traje deportivo era bastante tentadora.

(No estoy seguro de si un no muerto debería tener un aspecto tan saludable…)

Leonis se sentó junto a su sirviente. “Parece que tu entrenamiento en hechicería está progresando bien”. Comentó.

Lyseria parecía dudar. “¿E-En serio?”

“Normalmente, toma tres años aprender a manejar el mana y cuatro más para dominar la hechicería. En comparación, tú avanzas muy rápido”.

“Se siente un poco extraño”. Admitió Lyseria, mirando sus manos. “Usar el mana así…”

“Por el momento, sólo eres capaz de utilizar la magia elemental”. Explicó Leonis. “Pero ya que eres una Reina Vampiro, llegarás a ejecutar hechicería de hasta Séptimo-Orden”

“¿Orden?”

“Los hechizos se dividen generalmente en Órdenes. Cuanto más alto es uno, más avanzado es su encantamiento, y los hechizos más altos son más fuertes”.

“¿Cuál es el, um, el Orden más alto de hechizos que puedes ejecutar, Leo-kun?” Preguntó Lyseria.

“¿Yo? Bueno… Eso es un secreto”. Leonis negó con la cabeza.

“Hmm…” Lyseria le miró fijamente y alargó sus manos.

“¿S-Seria-san? Nng, h-hey, ¡deja eso…!”

Las frías yemas de sus dedos le hicieron cosquillas en los costados.

“… P-Para… ¡Por favor, deja eso, Seria-san! ¡Bien, bien! El Noveno-Orden, ¡puedo ejecutar hechizos hasta el Noveno-Orden!” Al no tener otra alternativa, Leonis confesó.

Lyseria cesó su implacable ataque. “¿El Noveno-Orden?”

“… Sí. El Noveno-Orden es el mayor rango de la hechicería”. Respondió Leonis mientras se arreglaba el uniforme erizado. “Todo lo que excede el ámbito de la hechicería, alcanzando el rango de un cataclismo natural o similar. Algunos incluso los llaman milagros. Y en caso de que te lo preguntes, Nefisgal sólo puede ejecutar hechizos hasta el Séptimo-Orden, también”.

“Wow, Leo-kun, entonces eres muy hábil”. Respondió Lyseria, con los ojos muy abiertos por la sorpresa.

(No soy un hechicero hábil, soy un Rey Demonio todopoderoso).

Evidentemente, Leonis le había mentido a Lyseria. Podía manejar una magia tan poderosa como la de Treceavo-Orden. Su hechizo de reencarnación era de Doceavo-Orden, por ejemplo.

Sin embargo, mantenía la magia por encima del Séptimo-Orden reservada como último recurso contra los Seis Héroes o Luminous Powers. Ni siquiera el Rey No Muerto podía tejer esa clase de hechicería con facilidad. Peor aún, con el cuerpo de un niño, probablemente no sería capaz de soportar el costo que implica el uso de una magia tan increíble.

“Uno no aprende hechicería en un día. Se necesita una práctica constante”.

Leonis declaró.

“Sí, entendido”. Respondió Lyseria con diligencia antes de dar otro trago a su bebida deportiva.

“Por cierto, Seria-san…” Comenzó Leonis.

“… ¿Sí?”

“¿Te importaría que me vengara por haberme hecho cosquillas?”

Lyseria consideró su respuesta, poniendo un dedo sobre sus labios en un gesto pensativo.

“De acuerdo, Leo-kun. ¿Quieres intentar hacerme cosquillas?”

“Estaba… bromeando”. Dijo Leonis, con las mejillas enrojecidas. Una sonrisa burlona se dibujó en el rostro de Lyseria.

(Parece que no puedo ganar contra ella por alguna razón).

“Ah…” Lyseria extendió los brazos y luego se detuvo, su expresión se endureció por alguna razón.

“¿Pasa algo?” Preguntó Leonis.

“S-Sí…    Bueno…” Lyseria se llevó las manos al pecho. “Leo-kun…

¿Recuerdas el día del Festival de la Luz Sagrada…?”

Al ver su expresión grave, Leonis intuyó que algo iba mal y se enderezó.

El día al que se refería Lyseria era cuando el Rey Demonio Dragón Veira despertó en el laboratorio subterráneo y arrasó con todo.

Leonis había perseguido a Veira, dejando atrás a Lyseria. Se había reunido con Arle y Sakuya, y las tres chicas se enfrentaron a Nefakess. Aunque el Void Lord perdió su brazo derecho en la batalla y se vio obligado a retirarse…

“¿Pasó algo en ese entonces?”

“… S-Sí”. Lyseria admitió y, tras hacer una pausa para reunir algo de valor, volvió a separar los labios.

“¡Esto es terriblemente importante! ¿Por qué no me lo dijiste antes?” Gritó Leonis.

“¡L-Lo siento! Es que no quería preocuparte antes de una misión importante…” Respondió Lyseria, haciendo una reverencia de disculpa.

Mientras Veira arrasaba el Sexto Assault Garden, Lyseria había luchado contra Nefakess. Durante la lucha, le había implantado una especie de cristal negro en el pecho.

“Eso podría ser terriblemente peligroso. Los hechiceros hábiles implantan herramientas malditas en el cuerpo de sus oponentes. Incluso pueden utilizarlas para controlar a otros como si fueran marionetas”. Leonis se puso las manos en la cintura y suspiró. “Realmente deberías haber tenido más cuidado… Entonces, ¿te sientes diferente en algún sentido?”

“Mi mana parece estar bien, y puedo usar mi Espada Sagrada sin ningún problema”.

Publicidad M-M1

(Hmm… Entonces no se trata de un tipo de herramienta maldita que consume mana).

Leonis se arrodilló.

“Seria-san, por favor recuéstate aquí”.

“¿Huh?”

“¡Rápido!” La instó.

“D-De acuerdo…” Dijo Lyseria. Aunque visiblemente confundida, hizo lo que se le pidió.

“Esto puede doler un poco, pero tienes que soportarlo”.

“¿H-Huh?”

Sus extremidades, claras y tonificadas, estaban cubiertas por un conjunto de ropa de entrenamiento de dos piezas. Con una expresión seria, Leonis colocó la palma de su mano sobre su pecho.

“¡¿Leo-kun?! Nng… Hii, mmm…” Lyseria se retorció en su sitio sintiendo cosquillas.

“Quédate quieta. Y abstente de hacer ruidos raros…”

“Nng…” Lyseria se mordió el labio e intentó reprimir su respiración.

Sus pechos, cubiertos por el sujetador deportivo, subían y bajaban rígidamente. Leonis cerró los ojos, dejando que el mana corriera por sus dedos. Al tocar cerca del corazón de Lyseria, podía ver el flujo de mana de todo su cuerpo.

En los humanos, el poder mágico suele reunirse en los meridianos, pero en el caso de una Reina Vampiro como Lyseria, circulaba por todo su cuerpo.

(Hay algo cerca de su corazón).

Leonis forzó sus ojos cerrados, y entonces… lo vio. Un objeto cristalino vagamente triangular estaba incrustado en su corazón como una cuña.

(¡¿No es eso…?!) Había visto algo muy parecido a esto recientemente. (¡¿No es el cristal negro que tenía Zemein?!)

Leonis había sacado el objeto de los restos de Zemein, pero no había exhibido rastros de mana.

(¿Qué significa esto? ¿Por qué Nefakess implantaría esto en Lyseria…?)

“Nhahhh, L-Leooo-kun…” Lyseria gimió, con una expresión agonizante.

“Lo siento. ¿Te duele?” Le preguntó Leonis.

“Mmm… Un poco… Pero estoy bien…”

Evidentemente, el mana de Leonis estimuló el cristal clavado en su corazón.

(Extraerlo sería peligroso).

El objeto ya se había fusionado parcialmente con el cuerpo de Lyseria, y extraerlo le causaría un terrible dolor.

“Aguanta un poco más. Pronto terminará”.

“… Está bien”.

Leonis sujetó la mano de Lyseria con la que tenía libre. Se concentró en un punto sobre su corazón y canalizó un poder mágico destructivo.

Seiken Gakuin no Maken Tsukai Volumen 6 Capitulo 2 Novela Ligera

 

“¡¿Nngha?!”

El cuerpo de Lyseria se sacudió, su espalda se arqueó, y en ese mismo momento, el cristal que se clavaba en su corazón se hizo añicos. Leonis soltó suavemente la mano de su sirviente y se limpió el sudor frío de la frente.

Puede que pareciera fácil cuando Leonis lo hizo, pero destruir aquel cristal sin dañar el cuerpo de Lyseria habría sido una tarea imposible para el hechicero promedio. Seguramente Nefakess nunca había previsto que hubiese alguien capaz de removerlo.

“Ahora deberías estar bien. He destruido el cristal”.

“G-Gracias… Leo-kun”. Lyseria respiró, con toda la tensión drenándose de sus músculos.

Leonis comprobó su mana una vez más, por si acaso, pero todo rastro del objeto había desaparecido.

(Todavía…)

Leonis apretó los dientes. Nefakess Reizaad, ese obispo. ¿Por qué había implantado el cristal dentro de Lyseria? Tal vez había puesto sus ojos en Lyseria después del encuentro en el Tercer Assault Garden.

(Bueno, en cualquier caso…)

Leonis hizo una mueca malévola. Ese insignificante advenedizo no tardaría en conocer el verdadero terror de un Rey Demonio.

(Por muy indulgente que sea, no tengo piedad con los que ponen las manos en mis sirvientes).

Una estridente alarma sonó, marcando el final de su tiempo de descanso.

“Pongámonos en marcha. Sakuya ha reservado el siguiente horario”. Dijo Leonis, tendiendo la mano a Lyseria y poniéndola de pie.

La sala de entrenamiento interior debía reservarse con antelación, y el Decimoctavo Pelotón la había reservado para hoy. Regina y Elfine no podían usar la sala debido a las propiedades de sus Espadas Sagradas, así que Lyseria, Leonis y Sakuya se turnaban.

“Creo que Sakuya optó por salir hoy”. Señaló Lyseria.

“¿En serio?”

Sakuya podría faltar a clases, pero no era de las que se saltan una sesión de entrenamiento independiente.

“Sí, ella dijo que estaría fuera de los dormitorios por un tiempo debido al festival…”

“¿Festival?”

“Oh, es verdad, no lo sabrías… Bueno, hay una sección autónoma de Old Town. Y todos los años, tienen un ritual tradicional y religioso de consagración”.

Cada Assault Garden estaba dividido en sectores de reubicación destinados a acoger a los refugiados de los lugares destruidos por los Void. Old Town06, una parte del segundo sector del Séptimo Assault Garden, era uno de esos lugares. Estaba diseñado a imagen y semejanza de las ciudades de la Orquídea Sakura.

La zona del biotopo del sexto sector, que albergaba a muchos semihumanos y hombres bestia, era otro ejemplo de zona construida para los desplazados por la destrucción del Vacío.

“Sakuya es una doncella de santuario allí, por lo que cada año realiza una danza como ofrenda a las deidades guardianas de la Orquídea Sakura”.

“¡¿Sakuya es una doncella de santuario?! ¿De verdad?”

“Sí… Aunque admito que no estoy muy familiarizada con las tradiciones de la Orquídea Sakura”.

(Q-Qué sorpresa…)

Sin embargo, algo más despertó la curiosidad de Leonis.

“Has dicho deidades… ¿La Orquídea Sakura tiene dioses?”

En la época de Leonis, las deidades eran Luminous Powers, que se habían declarado creadores de este mundo, y la Diosa de la Rebelión, que se levantó contra ellos.

También estaban los semidioses que servían a Luminous Powers, y los Dioses Demoníacos. Uno de esos Dioses Demoníacos estaba actualmente durmiendo en el Reino de las Sombras de Leonis.

(Y prefería no despertarlos, si fuera posible).

Eso sí, planteaba la cuestión de si las deidades de la Orquídea de Sakura estaban relacionadas con las que Leonis conocía.

(Creía que las leyendas de los Reyes Demonio, Luminous Powers y los Seis Héroes se habían olvidado, pero…)

Habían sobrevivido rastros, como los cuentos de los Reyes Demonio que pretendían llevar el mundo a la ruina.

(Puede que quiera investigar el ritual de consagración de la Orquídea Sakura).

Sin embargo, enviando a Shirley allí sólo conseguiría un informe detallado de los mejores dulces del festival.

“Umm… ¿Leo-kun?” Lyseria bajó la cabeza y habló tímidamente.

“… ¿?”

“Como dije, Sakuya no vendrá hoy, así que aún tenemos algo de tiempo”.

“S-Sí…”

“Nnn… Así que… ¿podríamos…?” Preguntó ella, con las mejillas sonrosadas mientras agarraba la manga de Leonis.

“Sólo un poco”. Contestó él. “Todavía tengo clases durante la tarde”.

“C-Claro. Sólo un poco”.

Leonis había aprendido a captar el significado de los gestos más sutiles de Lyseria. Probablemente había agotado gran parte de su mana durante esta sesión de entrenamiento y se sentía fatigada.

Leonis le ofreció la yema de su dedo, y Lyseria lo mordisqueó con avidez.

Un dulce entumecimiento le recorrió todo el dedo.

(Realmente me ablando cuando mis sirvientes están involucrados). El Rey No Muerto reflexionó con autodesprecio.

“Hime, el origen de la carga de esa nave militar aún no está claro”.

“Ya veo… Gracias, Eika”.

En Old Town, a poca distancia de los bulliciosos escaparates de la calle Fuurin, se encontraba una gran finca. Sentada en su patio estaba Sakuya, practicando sus movimientos de espada mientras respondía a la chica arrodillada a su lado.

Publicidad G-M2



Esta finca pertenecía a Raiou, el sirviente de la antigua Casa Real de la Orquídea Sakura y el tutor legal de Sakuya. A fin de prepararse para el ritual de consagración que tendría lugar dentro de cuatro días, Sakuya la había visitado con frecuencia durante los últimos días.

“Hime, por favor, no se esfuerce demasiado”.

Sakuya se encogió de hombros y miró por encima del hombro. “Sí, lo sé”.

La chica que estaba detrás de ella la miró con una expresión ligeramente contrariada. Eika era un agente de los Murakumo, una organización de inteligencia secreta que trabajaba para la Casa Real. Sakuya le había pedido a Eika que investigara la aparición del Vacío en el muelle y la figura no identificada que se hacía llamar Rey Demonio.

“Nunca imaginé que me encontraría con los Void allí”.

Anoche, Sakuya había recorrido el Séptimo Assault Garden, tratando de detectar a cualquier usuario de Espada Demoníaca tras la reciente aparición de varios.

Las Espadas Demoníacas eran la forma inversa de las Espadas Sagradas, que eran un poder concedido por el planeta. Durante la misión de exterminación de la Colmena hace unos días, tres de los compañeros de Sakuya, incluyendo a Liat, fueron contaminados por las Espadas Demoníacas y se volvieron locos.

Y la cosa no acabó ahí. Si bien no se había hecho público, múltiples usuarios de Espada Sagrada habían sido corrompidos por Espadas Demoníacas en los últimos meses.

Sakuya estaba reuniendo el poder de otras Espadas Demoníacas. Si introducía su poder en su propia Espada Demoníaca, Yamichidori, podría tomar sus habilidades. Como coste, o quizás como efecto secundario, ahora podía sentir la presencia de los Void.

Por eso Sakuya se había apresurado a ir al muelle, donde se había encontrado con la chica elfo.

(Los de anoche eran definitivamente Void).

Sin embargo, no habían salido de lágrimas en el espacio como la mayoría de los de su clase. Esos monstruos habían salido de contenedores de carga.

(¿Una nave de guerra imperial introdujo Void de contrabando en la ciudad, ocultos en cajas…?)

Era desconcertante.

(¿Tal vez el ejército recolectaba especímenes del Vacío para fines de investigación?)

Sakuya nunca había oído hablar de un intento exitoso de captura de Void. El ejército había atrapado algunos más débiles, pero todos desaparecieron en las grietas del espacio.

Y luego estaba el asunto de la figura enmascarada que había aparecido en medio de la batalla…

“¿Qué hay del llamado Rey Demonio?” Sakuya preguntó al agente de Murakumo.

“Mis disculpas. He ordenado a Kuroyuki y a Reigetsu que lo investiguen, pero aún no han encontrado nada”.

“No te preocupes, está bien. Dudo que sea fácil atrapar a esa figura”.

“Sin embargo…” Eika continuó, levantando la vista. “No estoy segura de que haya una correlación directa, pero ha habido un cambio en las actividades de las organizaciones anti-imperiales semihumanas en las últimas dos semanas”.

“¿La célula terrorista que se desprendió del grupo extremista de la capital?”

Hace algún tiempo, unos insurgentes llamados Sovereign Wolves habían secuestrado el barco de la Familia Real Imperial, el Hyperion. Sin embargo, un grupo de Espadachines Sagrados a bordo, incluyendo a Sakuya, interfirió en su plan. Su líder, Bastea Colossuf, murió en el incidente, y los Sovereign Wolves se dispersaron.

Recientemente, parecía que se habían reunido bajo el mando de otra persona, que los había unido de nuevo.

“¿Y crees que este nuevo líder suyo es ese supuesto Rey Demonio que controla el Séptimo Assault Garden desde las sombras?”

“Sí. Es sólo una conjetura, pero…”

“Ya veo”. Dijo Sakuya, colocando un dedo en sus pálidos labios mientras recordaba el rostro del Rey Demonio.

Los grandes Void de Rango A requerían una fuerza del tamaño de un pelotón para ser eliminados, y este Rey Demonio lo había hecho por su cuenta. Su poder era abrumador. Tal fuerza sólo era posible con una Espada Sagrada…

o una Espada Demoníaca. En cualquier caso, ¿por qué alguien con ese nivel de poder perdería su tiempo dirigiendo a terroristas de baja categoría…?

Pero justo en ese momento, el canto de los pájaros en el patio se detuvo. “… ¡¿?!”

Sakuya se dio la vuelta cuando una pesada presencia se manifestó en la espesura cercana.

“¡¿Quién está ahí?!” Exigió Eika, sacando una daga de su manga y lanzándola contra el intruso.

El cuchillo esparció unas cuantas hojas, pero no consiguió su objetivo.

“El Murakumo está muy lejos de sus días de gloria”. Una voz habló desde lo alto de un árbol de arce. “Y pensar que me has permitido entrar en esta finca. Qué vergüenza”.

De pie sobre una rama había una figura alta completamente cubierta con una armadura negra.

(… ¿Es ese un traje de protección anti-Void?)

Sakuya miró fijamente a la figura, y su mano se dirigió a la empuñadura de su katana.

“¡Tú…!” Eika gruñó a la figura mientras se llevaba la mano a la manga para lanzar otro cuchillo.

“Eika, espera”. Sakuya la detuvo.

“¿Hime…?”

Con calma, Sakuya cuestionó: “Eres de la Reunión Kenki, ¿no es así?”

“Efectivamente, Hime-sama” Una voz modificada mecánicamente respondió mientras los ojos del casco brillaban en rojo.

“¡¿La Reunión Kenki?!” Eika levantó la voz sorprendida. “¡¿Pero por qué has venido aquí…?!”

La Reunión Kenki era un grupo armado que había servido a la Familia Real de la Orquídea Sakura durante dos siglos. Mientras que el Murakumo se encargaba principalmente de la inteligencia y el espionaje, la Reunión Kenki era la guardia propiamente dicha.

Después de que la Orquídea Sakura fuera destruida por los Void hace nueve años, la Reunión Kenki se convirtió en un grupo de mercenarios errantes que buscaban venganza por su patria caída. Viajaron por el mundo, luchando y matando a los Void dondequiera que pudieran.

La gente solía comparar a los Espadachines Sagrados de la Orquídea Sakura con los berserkers, una comparación basada en el estilo de combate tradicional de la Orquídea Sakura, que no prestaba atención al miedo a la muerte.

“¿Para qué has venido aquí?” Preguntó Eika. “¡Ya te has separado de la familia real!”

“He venido a advertir”. La voz respondió brevemente. “Los Void se acercan.

El Séptimo Assault Garden se convertirá en un campo de batalla”.

“¿Qué?” Sakuya se quedó perpleja por un momento, y luego sus ojos se abrieron de par en par al darse cuenta. “¿No me digas que fueron ustedes los que introdujeron los Void a la ciudad?”

La figura no respondió. Si eso era una negación o una afirmación, nadie podía decirlo.

“Contéstame. Dependiendo de lo que digas, puede que no te permita salir de este lugar”. Declaró Sakuya, dejando que una oleada de electricidad recorriera la hoja de Raikirimaru.

“Como hija huérfana de la casa real, deseamos que participe en esta lucha, Hime-sama”. La figura respondió.

“¿Participar en la batalla? Explícate…”

“Sólo estoy aquí para informarle de nuestro regreso, Hime-sama. No puedo revelar nuestros planes aquí, con estas molestas moscas zumbando”. El hombre del traje protector se rió con una voz estridente. “Volveré a hablar con usted cuando esté sola, Hime-sama”.

La figura se alejó entonces de un salto y se desvaneció como una sombra en la oscuridad.

“¡Espera!” Eika se dispuso a ir tras él, pero ya había desaparecido.

Después de todo, se trataba de un miembro de la Reunión Kenki. Debía tener una ruta de escape planeada con mucha antelación.

“¿El Séptimo Assault Garden se convertirá en un campo de batalla…?” Sakuya volvió a susurrar las palabras de la figura y se mordió el labio.

(Los Void están llegando. Eso está claro).

Sin duda, esto estaba relacionado con el ataque de los Void en el muelle. (Tengo que evitar que esto ocurra…)


La Reunión Kenki… un grupo de demonios, poseídos por un loco deseo de venganza hacia los Void. Iban a traer algo terrible a esta ciudad.

(¡¿Pero… qué hago?!)

Y mientras esa pregunta urgente llenaba su corazón, una imagen particular destelló en la mente de Sakuya.

El Séptimo Assault Garden contaba con una enorme plataforma deshabitada unida a la cuarta zona industrial. Si bien la gigantesca ciudad albergaba a más de un millón de personas, una cuarta parte de ella seguía sin desarrollarse en comparación con la escala prevista inicialmente para el Proyecto Assault Garden. En un momento dado, esta sección de la cuarta zona industrial iba a ser una zona urbana, y todavía tenía muchas estructuras laminadas.

Reunidas en un espacio subterráneo bajo esas estructuras había unas cuarenta siluetas. Se trataba de un grupo muy inusual, ya que todos llevaban trajes anti-Void. Uno de ellos hablaba con alguien a través de un comunicador.

“Así es. La carga que nos envió ha desaparecido”.

“Esto no será un obstáculo para completar el plan, ¿verdad?” Preguntó otra figura.

<<Sólo se enviaron como un experimento>> Una voz encriptada respondió a través del comunicador. <<Ustedes son el eje de este plan>>

“Agradecemos su ayuda, pero no necesitamos esas cosas”. Dijo amargamente Uzan, el líder de la Reunión Kenki.

El hombre estaba considerado como el Espadachín Sagrado más fuerte de la Orquídea Sakura.

(Pero eso ya es cosa del pasado). Frunció el ceño de forma desagradable bajo su casco.

Para vengarse de los Void que habían destruido su tierra natal, se había lanzado al campo de batalla. Lo había sacrificado todo para matar a su némesis… ese Void Lord.

Y ahora estaba a punto de hacer realidad ese deseo.

“Phillet-sama, haremos lo que nos plazca a partir de ahora”.

Publicidad M-M3

<<Por supuesto, adelante. Después de todo, esta es su venganza>> La voz al otro lado de la transmisión respondió con una carcajada.

Los compañeros de Uzan… la Reunión Kenki… sumaban treinta y siete miembros. Cada uno de ellos estaba decidido a realizar un sacrificio que se cobraría sus propias vidas y las de los civiles del Séptimo Assault Garden.

(Y cuando nuestro tan esperado deseo se haga realidad, seguramente todos caeremos al infierno).

Dentro de noventa y ocho horas, una Estampida destruiría la ciudad. Ese futuro ya estaba grabado en piedra.

(Esperemos que la princesa Sakuya acepte unirse a nuestro bando…)

Pero entonces, de forma abrupta, se oyó el sonido de unos pasos que resonaban en el edificio abandonado.

Publicidad M-AB

“… ¡¿?!”

En respuesta, los miembros de la Asamblea Kenki se arrodillaron todos al unísono, incluido Uzan. El sonido de la figura que se acercaba era lo único que perturbaba el sombrío silencio. Una joven se acercaba, vestida con un traje blanco puro. Su larga cabellera azul hasta la cintura se agitaba a cada paso.

“¡Setsura-sama…!”

“Ha llegado la hora”. Afirmó la chica, con una voz tan clara como el tañido de una campana. “La Reunión Kenki derribará a nuestro enemigo jurado… El Void Lord Shardark”.

La Reunión Kenki alzó sus voces en un grito de guerra.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios