Kenja no Deshi wo Nanoru Kenja (NL)

Volumen 4

Capitulo 13: Conejo Puro

 

 

“Bien, gracias a todos por todo.” Una vez terminado el desayuno y la limpieza, Mira agradeció al grupo la información y la estancia de la noche.

“Deberíamos decir lo mismo de ti.” Dijo Plata, con la voz cargada de gratitud. “¡Espero que encuentres a quien buscas!” Añadió Azul, deseándole un buen viaje.

Publicidad M-AR-1

Mira se despidió de los demás, convocó a Pegaso y ascendió con el conejo puro en brazos.

Azul y Plata observaron cómo el caballo celestial se alejaba, esparciendo rayos. Entre Pegaso y la medalla, la pequeña maga podría ser una baza útil en sus próximas batallas.

Cuartel general, por favor no lo arruinen, rezó Azul desde el fondo de su corazón.

***

 





 

Después de unas horas de vuelo lejos del imponente Árbol Anciano, Mira decidió disfrutar de un almuerzo tardío en la posada de la Aldea de los Cazadores. Pronto, se devoró un sándwich de pollo a las hierbas, queso y verduras, junto con una miel con leche. El conejo puro mordisqueaba zanahorias en la mesa a su lado. Mira no pudo evitar sonreír cuando lo observó.

Mientras Mira devoraba el sándwich, observó el mapa que Plata le había dado y confirmó la ubicación de la sede de la Alianza Isuzu. El Bosque de las Estaciones, ¿eh? La Alianza Isuzu debe ser bastante importancia si se ha asegurado una base en la tierra sagrada de los espíritus.

El Bosque de las Estaciones estaba situado en un valle en el centro del continente; cuatro cordilleras lo rodeaban. Se decía que allí vivían los espíritus de las estaciones. Algunos lo llamaban el Bosque de los Espíritus, ya que tribus de espíritus hacían del lugar su hogar.

Eso está muy lejos…

El Bosque de las Estaciones estaba muy al norte del Bosque de los Devotos. Incluso montando en Pegaso, tardaría días en llegar. Si Mira se dirigía directamente al Bosque de las Estaciones, no llegaría a casa hasta dentro de un tiempo.

Todavía tenía que entregar las Semillas Primordiales e información vital sobre Bramido del Alma y la Alianza Isuzu. Tras pensarlo un momento, Mira llegó a la conclusión de que lo mejor sería informar primero a Solomon.

Publicidad M-M2

Cerró el mapa, se lamió la salsa del dedo y preguntó al propietario: “¿Se ha ido ya Alfail?”

“Sí. El día después de que le ganaras, recogió sus cosas y se fue. Nunca lo había visto tan emocionado.”

“Ya veo.” Dijo Mira. Se bebió el último bocado con miel con leche, emocionada por el día en que volvería a ver a Alfail.

“¡Me pareció escuchar una conversación! Un cliente a estas horas, ¿eh? ¡Whoa, hey! ¿Eres tú, Mira?” Mira se giró para encontrar a Latry —el hombre que había conocido en la fortaleza del bosque— llevando una carga aún más grande que él a la espalda.

“¡Ooh!” Dijo el propietario. “Me alegro de que hayas llegado a casa sano y salvo, hijo.”

“Padre, siento haberte preocupado.” Dijo Latry con una sonrisa forzada antes de volverse hacia Mira. “Gracias de nuevo por todo lo que has hecho. Sólo gracias a ti hemos conseguido volver de una pieza.”

Mira recordó que el propietario había dicho que su hijo estaba en la fortaleza, y que era el segundo joven más fuerte de la Aldea de los Cazadores después de Alfail. Parecía que había estado describiendo a Latry. Tenía sentido que el joven fuera quien diera el golpe de gracia al tirano de espalda espinada.

“¿La conoces, Latry?” Preguntó el propietario, bastante sorprendido.

“Sí. Le debo la vida.” Latry colocó sus cosas junto al mostrador y explicó lo que había ocurrido en la fortaleza.

***

 

 

“Increíble. No tenía ni idea.” Murmuró aliviado el padre de Latry. Se inclinó ante Mira y dijo: “Gracias por salvar a mi hijo y a sus compañeros.”

El anciano había sabido que estaban apareciendo monstruos inusuales, y que el cazador que la fortaleza envió a pedir refuerzos había llegado sano y salvo. Según el propietario, la Aldea de los Cazadores había formado y enviado un equipo de expedición de emergencia dos días después.

Después de que Mira se fuera, dijo Latry, los que aún tenían energía habían salido de la fortaleza a caballo. Por el camino, se había encontrado con el equipo de la expedición y les había comunicado que la situación estaba resuelta. Luego continuó hasta la aldea para dar la buena noticia.

“Mira, sé que es una pobre recompensa por todo lo que has hecho, pero toma toda la comida que quieras. Yo invito.” Latry ofreció una sonrisa de agradecimiento mientras se sentaba en el mostrador.

Publicidad G-M2



“No seas tonto, hijo. Cualquiera que salve la vida de mi hijo come a mi cuenta. Mira, lo que quieras, va por cuenta de la casa.” El propietario le dio un ligero golpe en la cabeza a su hijo y sonrió a Mira.

“¿De verdad? Entonces, ¿podría tomar una segunda ración de miel con leche?” Pidió Mira. Se oyó un chillido junto a su muñeca. Cuando miró hacia abajo, se dio cuenta de que su conejo puro había terminado de comer y miraba con ojos suplicantes. “Y otra zanahoria para mi amigo, por favor.” Continuó Mira, sin dejar de acariciar al conejo.

“Eh… eso es un conejo puro, ¿no?” Latry miró al conejo azul sentado con Mira con curiosidad y asombro a partes iguales. Esas criaturas siempre se mantenían alejadas de los humanos, pero aquí había una delante de sus ojos: ¿cómo no iba a quedarse boquiabierto?

“Sí, lo es.”

El propietario les puso delante miel con leche y un palito de zanahoria. El conejo se abalanzó sobre la verdura y la royó con ganas. Mira tomó un sorbo de miel con leche y acarició el pelaje azul del conejo, saboreando el momento de relajación.

“Vaya, vaya. Estás llena de sorpresas, Mira.” Dijo Latry con una risa.

***

 

 

Justo cuando Mira y el conejo terminaron de comer, se oyó un clamor en el exterior. “Parece que están aquí.” Dijo el propietario mientras miraba hacia afuera.

“Ooh. Justo a tiempo, ¿eh?” Latry respondió con una gran sonrisa.

“¿Quién está aquí?” Preguntó Mira, curiosa por su intercambio. Se esforzó por ver a través de la puerta y vio una multitud de personas corriendo.

“¿Qué tal si vas y lo ves por ti misma, muchacha? Será divertido.” El propietario sonrió y guiñó un ojo.

“Supongo que será mejor que me vaya.” Latry se levantó, recogió su pesado equipaje y salió al trote. El clamor de fuera se hizo más fuerte.

Mira se levantó lentamente y murmuró: “Sean quienes sean, parecen estar disfrutando.” Le indicó al conejo puro que se quedara quieto y siguió a Latry por la puerta.

En la calle principal, frente a la posada, se había formado una multitud. Al ver el bullicioso grupo, Mira comprendió rápidamente lo que ocurría. Parece una caravana de mercaderes.

Publicidad G-M3



“Una vez cada dos meses, la caravana pasa por la Aldea de los Cazadores, y volvemos de la fortaleza para vender lo que hemos cazado.” Explicó Latry con entusiasmo. Con su mochila llena de piezas de caza y del tirano, se alejó para vender su mercancía. “¡Diviértete, Mira!”

Publicidad M-M1

De los numerosos carros empezaron a brotar puestos y estantes, que pronto se vieron salpicados o amontonados de productos. Latry empezó a negociar, mientras un hombre con ropa elegante —seguramente un comerciante acomodado— examinaba con admiración el botín del cazador.

“¿Hmm?” Mira se fijó en una persona conocida junto a dicho comerciante. Se acercó corriendo y le abordó por detrás. “Cyril, ¿eres tú? Qué coincidencia.”

Cyril, el líder del Carillón Escarlata que Mira había conocido en Karanak, era difícil de confundir con su alta estatura y su larga melena pelirroja. Al oír su nombre, se dio la vuelta y una sonrisa se dibujó en su rostro.

“¡Pero si es Mira! ¡Esto es una verdadera coincidencia.” Respondió alegremente. El carruaje detrás de él se tambaleó.

“¡¿Mira está aquí?!” El grito vino del interior del vehículo, y Flicker se lanzó con una mirada depredadora. Su avance fue interrumpido por la figura que la seguía: Emella.

Mira agradeció los impresionantes reflejos de la espadachina. “No has cambiado.”

“¡Mira, ha pasado tanto tiempo! Espera ahí un segundo.” Emella se asomó y la saludó antes de volver a entrar en el carruaje. Después de un largo rato en el que el carruaje se balanceó de un lado a otro, Emella se mostró de nuevo, sin Flicker. “¡Nunca imaginé que nos encontraríamos en un lugar como éste!” Dijo, con la voz burbujeante por la emoción.

“Yo tampoco. ¿Están los demás aquí?” Mira devolvió la sonrisa a Emella y miró a su alrededor. La zona estaba llena de mercaderes y aldeanos reunidos para comprar sus mercancías. Cazadores como Latry regateaban para vender su botín.

“Asval y Kilic están con el segundo grupo de guardaespaldas, así que no están por aquí.

¡Pero Zef está aquí! Ahora mismo está corriendo por ahí entregando mensajes.” Asval había viajado a Nebrapolis con ella. Kilic era el caballero oscuro al que Mira le había dado la guadaña que empuñaba el demonio. Parecía que se habían ido después del resto del grupo.

“Ajá, ya veo.”

Sin embargo, Zef estaba allí. Mira observó a lo lejos, pero había demasiada gente para distinguirlo. Aun así, decidió que probablemente lo vería tarde o temprano. Cuando se dio la vuelta, se oyó un estruendo y Flicker salió del carruaje tras soltarse de la cuerda con la que estaba atada.

“Mira está aquí… ¡No estaba soñando!” Flicker lanzó una mirada recelosa a Emella y consiguió mantener la calma mientras bajaba del carruaje. “Mira, ¿me das un abrazo?”

“Ni en sueños.” La contundente respuesta de Mira hizo que Flicker se detuviera en su sitio, con los brazos abiertos, y luego se desplomara en un montón de desesperación. Cyril se rió y se disculpó por ella, y Emella la empujó de nuevo a la carreta.

Después de que Flicker volviese a ser atada, Mira añadió: “Veo que estás vigilando caravanas… Qué aventurero eres.” Era un tópico, pero no por ello dejaba de ser intrigante.

“¿Verdad que sí?” Cyril sonrió, compartiendo la emoción de Mira.

Al parecer, otros aventureros estaban destinados a realizar este trabajo, pero resultaron heridos en el brote zombi de Karanak. El grupo de Cyril, relativamente ileso, aceptó el contrato en su lugar. Acompañarían a estos mercaderes hasta el territorio de Ozstein en la parte occidental del continente.

“Entonces, Mira, ¿qué te trae por aquí?” Preguntó Cyril.

“Hrmm, bueno, un conocido me pidió… un favor. Estoy volviendo de hacerlo.” Refunfuñó Mira con una sonrisa, molesta por el carácter voluble de Solomon.

“¿Así es? La última vez, fuiste hasta el fondo de las catacumbas. Me pregunto adónde has ido esta vez.” Cyril reflexionó en voz alta, realmente intrigado.

“El Árbol Ancianos y un Laberinto del Demonio, ¡pero no puedo decirte por qué!”

“Un Laberinto del Demonio, ¿eh?” Eso sí que sonaba especial. “He oído que no dan permiso a cualquiera.”

Cyril no indagó más, aunque se sorprendió al saber que uno de los destinos de Mira fue un Laberinto del Demonio, una zona muy restringida. Incluso los aventureros de primera categoría como él habrían tenido problemas para obtener un pase de zona restringida.

“El conocido que mencioné movió algunos hilos, pero sólo para endilgarme su trabajo, por supuesto.” Mira podría haber conseguido fácilmente un permiso gracias al rey, pero venía con todo tipo de salvedades.

“Suena como un gran tipo. Aunque he oído que eres alumna de un sabio…” Cyril guiñó un ojo. “Supongo que por eso te tocan los trabajos difíciles.”

Mira suspiró y asintió.

Mientras los dos conversaban, un comerciante se acercó. “Siento interrumpir, amigos, pero estas negociaciones van a durar un rato. ¿Podría molestarles para que digan a los otros guardias que son libres de descansar y esperar?” Había visto la gran calidad y cantidad de botín de Latry. Esta parada llevaría algún tiempo.

“Entendido. Se los haré saber.” Respondió Cyril.

“Gracias.” Dijo el comerciante, acompañando a Latry a su carruaje. No cabe duda de que pronto se pondrán a negociar los detalles más finos.

“Parece que tendremos un rato libre. Ya que nos hemos reunido, ¿qué tal si te relajas con nosotros un rato, Mira?”

Cualquier otra mujer se habría desmayado ante la deslumbrante sonrisa de Cyril. Justo cuando Mira empezaba a reflexionar sobre su oferta, Flicker irrumpió de nuevo en el interior del carruaje.

“¡De acuerdo!” Gritó. “¡Hablemos de muchas cosas, como de cómo le va a Tact!” “¡No es justo!” Mira gritó.

Sacar el tema de Tact fue un golpe bajo. Mira había planeado aceptar la propuesta de Cyril de todos modos, ya que había cosas que quería discutir con este grupo, pero el chantaje emocional fue pasarse.

El conejo puro de Mira aún la esperaba en la posada, así que decidieron charlar donde acababa de comer. Mientras Cyril y Emella informaban a los demás guardaespaldas, Flicker acompañó a Mira al interior. El conejo puro saltó a los brazos de Mira, que volvió a tomar asiento.

“Mira, ¿eso es…?” Flicker miró al conejo puro con envidia consumidora y cayó de bruces sobre la mesa.

“¿No es adorable?” Respondió Mira con orgullo. “No es justo…”

***

 

 

Después de un tiempo, Flicker finalmente se recuperó. A instancias de Mira, compartió las noticias sobre Tact. Al parecer, la gente de Carillón Escarlata se había ocupado de él tras la marcha de Mira.

“Ahora es mi responsabilidad como aprendiz de Carillón Escarlata. Dijo Flicker. “Tenemos el permiso de su abuelo, por supuesto. Estamos encantados de tenerlo; más sacerdotes significan que podemos salvar a más gente.”

Tact había elegido ser sacerdote para poder curar a sus aliados. Parecía que Flicker le estaba transmitiendo las técnicas de estudio que había utilizado de niña para enseñarle lo básico.

“Hrmm, ya veo. Parece que te he dejado caer una carga, pero… gracias. Y buena suerte a Tact.” Mira inclinó rápidamente la cabeza al recordar la sonrisa despreocupada de Tact.

Justo cuando Flicker estaba a punto de abalanzarse de nuevo, aparecieron Cyril, Emella y

Zef.

“¡Whoa, realmente es ella! ¡Y es aún más linda que antes!” La falta de filtro de Zef fue la misma de siempre al ver las coletas perfectamente atadas y el nuevo vestuario de Mira. Las dos mujeres le lanzaron una mirada fulminante.

“Eres terrible…” Emella gimió.

Publicidad G-M1



“Mira es mía.” Gruñó Flicker.


“No quise decir eso.” Zef suspiró, encorvado ante sus espinosas palabras.

“Sin embargo, es más guapa que la última vez.” Coincidió Cyril. La respuesta de las damas no fue ni de lejos tan hostil cuando lo dijo.

Cuando Zef se dio cuenta, sus hombros se hundieron aún más.

***

 

 

Tras intercambiar saludos, los miembros de Carillón Escarlata pidieron un almuerzo tardío. Entre bocado y bocado, conversaron y se deleitaron con el conejo puro. Sabiendo que su pelaje era un amuleto de buena suerte, Zef le rogó a Mira que le diera un solo pelo. Ella respondió ofreciéndole uno si se le caía mientras peinaba al conejo con los dedos.

Comenzó a acariciar el pelaje del conejo con la punta de sus delgados dedos. Tal vez por suerte, o tal vez porque se estaba desprendiendo, pudo regalar a todos un solo pelo azul de la suerte, incluido uno para Tact.

Publicidad M-M4

“Cuando volvamos, me aseguraré de dárselo.” Prometió Flicker, aceptando el pelo y consiguiendo apretar la mano de Mira en el proceso. Después de muchos fracasos, su estrategia para capturar a Mira empezaba a mejorar.

“Por cierto, dijiste que ibas al oeste.” Dijo Mira. “¿Significa eso que viajarás a través del Bosque de los Devotos?”

Para llegar a Ozstein desde aquí, había que atravesar el Bosque de los Devotos o tomar un amplio desvío. La ruta directa era más rápida, pero el desvío era mucho más seguro. Así había menos gente sospechosa y monstruos merodeando fuera de su territorio.

“Eso haremos. Después de unos días aquí, planeamos ir por el bosque hasta Ozstein. ¿Por qué? ¿Hay… algo que debamos saber?” Preguntó Cyril, cuestionándose por qué Mira plantearía una pregunta de la que ya tenía la respuesta.

“Dos cosas. En primer lugar, luché contra un tirano de espalda espinada en el Bosque de los Devotos hace unos días.” Mira les contó lo sucedido en la fortaleza. Expresó su consternación por el hecho de que los monstruos aparecieran en lugares que no debían.

“¿Esto también ocurre aquí?” Preguntó Cyril. Resultó que él también había visto monstruos fuera de sus hábitats. Pensó que podría haberse equivocado… pero dada la historia de Mira, ahora estaba seguro de que tenía razón.

“¿Así que los has visto? Dependiendo de las condiciones, podrían aparecer monstruos más fuertes. Tengan cuidado.”

“Por supuesto. Si aparecen monstruos de Ark, no podemos bajar la guardia.” Cyril miró al exterior, con rostro severo. Si aparecía otro tirano, su fuerza podría manejarlo, pero a los otros guardaespaldas podría no irles tan bien.

“De todos modos, ése era un problema.” Continuó Mira. “En cuanto al otro… ¿Por casualidad conocen a Quimera Clausen?”

“¡Sí! La Unión del Gremio de Aventureros nos dijo algunas cosas sobre lo que está pasando.”

Solomon había mencionado que compartía información sobre la situación con aventureros de Rango A y superior. Seguramente eso incluía a Cyril.

“Oho, claro. Eso lo hace más fácil.” Dijo Mira. “Entonces, sobre eso… Ayer me encontré con un miembro de Quimera Clausen el bosque, pero también me encontré con una organización que luchaba contra ellos. Atrapamos al miembro de Quimera y lo entregué. Pero les tomará tiempo transferir al prisionero. Quimera podría estar al acecho en el bosque para salvar a su aliado. No los subestimen. Es una advertencia.” Habló Mira en voz baja para mantener el secreto lo más discreto posible. Los miembros de Quimera Clausen eran poderosos y crueles; como podían esconderse en el bosque, nunca se podía ser demasiado precavido.

El grupo se inclinó para escuchar. Flicker aprovechó la ocasión para intentar acercarse a Mira, pero Emella le dio un pisotón para contenerla.

“¿De verdad?” Contestó Cyril. “Eso es impactante, sin duda. Estoy de acuerdo en que debemos tener cuidado. Gracias por la advertencia, Mira.”

Cyril pensó en contarle al jefe de la caravana lo que había oído, con la esperanza de encontrar a algún sospechoso entre ellos. Dio un sorbo a su té y luego bajó la voz. “Me gustaría poder compartir contigo alguna información útil a cambio… pero todavía no sabemos nada de las fechas que nos has dado.”

Se refería a las fechas en las que los Sabios que buscaba Mira habían llegado a este mundo. El gremio de Cyril tenía personas con acceso a los registros históricos que buscaban en los archivos acontecimientos inusuales en torno a esas fechas. Hasta ahora, eso había resultado infructuoso.

“No es gran cosa. No esperaba que fuera fácil.” Mira nunca había supuesto que las pistas surgieran tan pronto. Se tomó su tercera taza de miel con leche.

“Por cierto… ¿Eres fan de los clichés de la fantasía, Mira?” Preguntó de repente Cyril.

Publicidad M-AB

La pregunta le hizo arder el corazón. “Nunca habría venido aquí si no fuera así.” Respondió de forma oblicua, aunque en realidad quería decir que nunca habría jugado a Ark Earth Online si no fuera así.

Sus circunstancias actuales eran el resultado de su amor por los mundos mágicos. Eso era cierto tanto para ella como para Cyril, aunque Emella y los demás sólo pudieron inclinar la cabeza confundidos por el repentino giro de la conversación.

“Eso está bien.” Respondió Cyril. “Puede que no sea suficiente, pero tengo tres rumores que ofrecerte.”

“Oho, ¿rumores? Sabes que me encantan los buenos rumores.” Cuando se trata de clichés de fantasía, los rumores son realmente algunos de los más picantes.

Sabiendo que Mira no llevaba mucho tiempo aquí, Cyril había decidido ofrecerle algunos jugosos rumores que había escuchado durante sus viajes. Solemnemente, aunque con un brillo infantil en los ojos, comenzó a tejer el primero de los tres cuentos.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios