Kiraware Maou ga Botsuraku Reijou to Koi ni Ochite Nani ga Warui! (NL)

Volumen 2

Epílogo: El Rey Demonio Logra la Paz

 

 

Después de una mañana agitada en la playa, la familia se fue al pueblo del castillo en un elegante carruaje de dos caballos. Las ruedas del carruaje crujieron mientras subían la colina que conducía a la plaza central.

—Es bastante tranquilo, ¿no? Esperaba que sucediera más en la capital.





—Esta ciudad no es un lugar para una habladora como tú, ¿sí?

—¡Pfft, claro! ¡El burro hablando de orejas!

—¡Myukey, Myukey, me encanta cuando habas!

—A mí me encanta que hables, Marie.

Luina y Anima vieron como las chicas disfrutaban del paseo en carruaje por el pueblo del castillo que era tan tranquilo y sereno como Myuke había notado. A medida que se adentraban, las coloridas casas fueron siendo reemplazadas gradualmente por edificios más antiguos y de aspecto más histórico.


—¡Ah, miren! ¡Podemos ver el castillo!

—¡Wooow! ¡Tan grande!

—Es enorme, ¿sí?

Se reunieron alrededor de Myuke y se asomaron por la ventana. Aún estaban lejos de él, pero el castillo había sido construido para que el rey pudiera vigilar fácilmente sus tierras.

—Hemos llegado.

El carruaje se detuvo, y después de unos momentos, el conductor abrió la puerta. A su lado estaba Shaer, que no había querido perturbar el viaje familiar, así que había elegido volar adelante.

—¿Encontraron el viaje satisfactorio?

—¡Fue muy divertido!

—Estoy encantada de oír eso. —Conmovida por la genuina sonrisa de Marie, Shaer también sonrió—. Lord Anima, ¿debemos discutir el procedimiento más a fondo? Lady Luina, por favor, siéntase libre de descansar hasta que hayamos terminado. Ya se ha pagado una habitación en la posada cercana. Por favor, confirme su número de habitación con el personal.

—Gracias por tu generosidad.

—Por favor, es natural. Estoy profundamente agradecida de que haya aceptado mi petición, y de que me haya acompañado en este largo viaje. Debe haber sido agotador.

—No te preocupes por eso. Esta fue la excusa perfecta para una divertida salida familiar.

—¡Yo tengo una familia mejor de la que podría haber soñado! ¡Estoy súper agradecida de que le pidieras a Anima que me derrotara, ¿sí?!

—De nada. Aunque debo admitir, que recibir las gracias de alguien a quien se me ordenó someter se siente ciertamente extraño —dijo en un tono suave y luego se dio la vuelta—. ¿Nos vamos, Lord Anima?

—Está bien. Nos vemos en un rato, chicas.

—¿Te vas a ir, papi?

Marie miró fijamente a Anima con ojos de cachorro. Él se agachó y acarició suavemente su cabeza.

—Tengo que hablar un poco con Shaer, pero volveré pronto. Sé una buena chica y juega con tus hermanas, ¿de acuerdo?

—¡Síii! —Marie asintió alegremente a la petición de Anima—. ¡Me encanta jugar con Myukey y Brum!

—Buena chica.

Anima se puso de pie y miró a Luina, que desvió su mirada con ansiedad. Su ansiedad era natural, la paz de su familia estaba en juego, dejada en manos del rey.

Si lo peor sucedía y el rey declaraba que el ataque de Anima contra Malshan era una traición, podría hacer que Anima cumpliera varias décadas en la cárcel, o incluso condenarlo a muerte.

—No te preocupes. Estaré bien.

La suave confianza en su tono ayudó a Luina a relajarse.

—Te estaremos esperando.

Anima respondió con una sonrisa, y luego se fue al castillo con Shaer. En el camino, se volvió hacia ella y le habló.

—Me gustaría confirmar algo.

—¿Qué sería?

—El rey es la persona de más alto rango en el país, ¿verdad?

—Bu-Bueno, sí, lo es. ¿Por qué lo pregunta?

—Es que no soy un orador muy formal.

Anima nunca había tenido un superior o se había encontrado con alguien digno de su respeto, por lo que nunca había aprendido a dirigirse a los demás con cortesía. No planeaba derribar la puerta e ir con hechizos ardientes, lanzando insultos al rey, pero tenía miedo de que accidentalmente se le escapara algo y lo ofendiera. Que su propia boca condenara la paz que deseaba era su peor pesadilla. Afortunadamente para él, Shaer notó su inquietud y respondió con una sonrisa despreocupada.

—Su Majestad es un gobernante generoso. Mientras lo trate con el respeto que se merece, su crudo modo de hablar no provocará su ira.

—Gracias a Dios.

Pasada la última pizca de preocupación de Anima, él y Shaer llegaron al castillo. Pasaron por las puertas, y luego caminaron por el prístino camino de piedra que conducía a través de un impresionante jardín interior. Después de eso, se abrieron paso por una serie de largos pasillos, llegando finalmente a una puerta gigante con un guardia a cada lado.

Los guardias ajustaron sus posiciones al ver a Shaer, quien les hizo una señal con los ojos para que abrieran la puerta.

La masiva y pesada puerta se abrió lentamente, revelando una larga alfombra roja que conducía hasta una plataforma elevada al final de la cámara de audiencias. Un trono dorado, decorado con brillantes adornos dorados, estaba sobre la plataforma. En el trono se sentaba un hombre de unos cincuenta años, cuyo pelo gris y barba le daban un aire de sabiduría, mientras que sus refinadas ropas, hechas sólo con la seda más fina, demostraban su autoridad. Sus rasgos musculosos hacían que los rumores de que había pasado sus años de juventud en el ejército fueran ciertos, pero sus ojos eran suaves, como los de un santo. Como Shaer había dicho, su naturaleza justa pero estricta era evidente a simple vista.

—Su Majestad, Lord Anima ha llegado.

Copiando a Shaer, Anima se postró ante el trono. El rey asintió, reconociendo su llegada.

—Levanten sus cabezas. El largo viaje debe haberles costado mucho. No es necesario que se preocupen por las formalidades. —Después de recibir el permiso, Anima levantó la cabeza. El rey envió una mirada llena de gratitud hacia su camino—. Shaer ya me ha informado de su victoria en el puente. Tiene mi gratitud.


—No fue nada, Su Majestad.

Su voz se tensó audiblemente al forzar una apariencia de cortesía, pero el rey ni siquiera se inmutó.

—El informe de Shaer declaró que usted salió victorioso sin recibir un solo golpe. ¿Es eso cierto?

El rey tenía absoluta confianza en su subordinado directo, Shaer, demostrada por su voluntad de dar audiencia a un ciudadano al azar que ella había avalado. Sin embargo, parecía haber dudado de la fuerza de Anima. Con todo, Anima esperaba lo mismo: haber ganado una batalla contra un oponente que había derrotado unilateralmente a sus mejores tropas era cuestionable, así que haberlo hecho y salir indemne debería haber sido inaudito.

—Así es.

—¿Es también cierto que usted derrotó a Merkalt?

La expresión de Anima se endureció al saltar rápidamente el corazón de la razón de la audiencia.

—Lo es, Su Majestad. Y puedo probarlo.

Metiendo la mano en su bolsillo, Anima mostró al rey un pendiente con una gema roja incrustada. Era la piedra del Dragón Carmesí de Merkalt.

—Así que puede. Ese es, sin duda, el pendiente que Merkalt siempre llevaba. No hay duda de que lo ha derrotado.

Anima asintió de nuevo.

—¿Necesita una prueba de mi fuerza? Podría entrenar con uno de sus guardias.

Temiendo que su pregunta fuera interpretada como una amenaza, se aseguró de aclarar sus intenciones.

—No es necesario. En su lugar, respóndame a esto: ¿por qué no tiene lesiones visibles? ¿También derrotó a Merkalt sin sufrir ningún daño?

—Sólo se necesitó un golpe.

—Razón de más para no probar su fuerza aquí. Puedo decir que es poderoso, y no soy de los que ponen a sus hombres en peligro para entretenerse. —Después de una breve pausa, el rey continuó—. No dudo del informe de mi leal caballero, Shaer, pero es mi deber discutir dos asuntos con usted. Primero, el caso de Bram, la chica que acogió como hija.

—Bram es mi hija ahora. Cualquiera que se atreva a poner un dedo sobre mi familia probará el infierno.

Anima le disparó al rey una mirada aguda. Su furia ardiente amenazó con encender el salón del trono, pero el rey no se acobardó. Su amable y cálida sonrisa nunca vaciló.

—Por favor, cálmese. No será castigado. Por la información que me dieron, ella sólo deseaba tener una familia propia. Sus acciones, aunque de gran escala, no son más que una rabieta infantil. La última vez que lo comprobé, eso no era un crimen.

—Estoy agradecido por su considerada decisión.

Sus palabras calmaron la rabia de Anima, pero esa calma apenas duró un momento. La seria expresión del rey puso a Anima en guardia. Estaban a punto de entrar en la parte más importante de su reunión.

—Ahora, discutamos el incidente de Merkalt. Perderlo es un gran golpe para la fuerza militar de nuestro país. Tenemos otros poderosos caballeros como Shaer a nuestra disposición, sin embargo, lo que sucedió en el puente demostró que un enemigo extremadamente peligroso, incapaz de ser sometido por nuestros más poderosos caballeros, podría aparecer en cualquier momento. —Anima escuchó muy atentamente las palabras del rey—. Perder el acceso a un individuo poderoso como Merkalt pone a nuestro reino en un gran riesgo si nos enfrentamos a un evento cataclísmico. Por esa razón, me gustaría que usted tomara el lugar de Merkalt y firmara un contrato con nosotros.

—¿Un contrato como el que tenía con los Scarletts?

El rey asintió.

Publicidad M-M3

—He oído que se casó con la familia Scarlett. ¿Es eso correcto?

—Sí. Soy el marido de Luina.

—Entonces, dadas sus circunstancias, asumo que tiene curiosidad por los detalles, ¿no es así? Ofrecemos un salario anual de trescientas piezas de oro.

Fue la primera vez que Anima oía hablar de la paga que venía con ser un mercenario para el reino, y trescientos piezas de oro era mucho dinero. Equivalía a tres mil piezas de plata, diez veces la cantidad por la que había vendido la piedra de golem. Con esa cantidad llegando cada año, su familia viviría como la realeza.

—Me niego.

El rey levantó una ceja confundido. No habría sorprendido a Anima si él fuera el primero en la historia del reino en rechazar el honor de convertirse en mercenario sirviendo directamente para el rey.

—¿Y por qué es eso?

—Porque amo a mi familia.

—He oído hablar de su amor eterno por su familia a través de Shaer. Esa es parte de la razón detrás de mi oferta. Creo que su familia sería feliz si aceptara este contrato y llevara a casa nada menos que una fortuna.

—No negaré que el dinero sería bueno, pero también significaría que podría pasar menos tiempo con mi familia. Para mí, mi tiempo junto a ellos es más importante que cualquier posesión mundana que pueda tener.

—Entiendo, pero verá, los problemas que nuestros caballeros o los cazadores de mayor rango no pueden resolver sólo surgen una vez cada dos años. Con su fuerza superando a la de Merkalt, estoy seguro de que tales eventos serán resueltos rápidamente por su mano. Con todo, no perdería mucho tiempo con su familia.

El rey tenía toda la razón; era obvio que nadie era lo suficientemente fuerte para oponerse a Anima. Podía correr al campo de batalla, derrotar al enemigo, y luego regresar a casa. Era así de simple. Lo máximo que necesitaría para estar lejos de casa era un par de días, pero también existía la opción de que pudiera llevar a su familia de viaje cada vez que surgiera un trabajo.

Aún así, la determinación de Anima era inquebrantable.

—Me temo que no puedo firmar su contrato. Mi esposa… Luina perdió a su padre durante una de sus misiones como mercenario del reino. No me importa si sólo tuviera que ir una vez al año o sólo una vez por década. Eso no va a suceder. Nunca la haré vivir con el temor de que algún día pueda desaparecer de su vida como lo hizo su padre.

La cortesía salió por la ventana a mitad de camino, pero el rey escuchó atentamente todo lo que Anima tenía que decir.

—¿Elegiría la paz mental de su esposa en lugar de servir al reino? —Sí. Y ninguna cantidad de dinero cambiará eso.

—Ya veo… —el rey respondió en un tono decepcionado, pero Anima no había terminado—. Dicho esto, los peligros que amenazan al reino también amenazan a mi familia. Además, este país me ha gustado mucho. Cada lugar que visitamos durante nuestro viaje fue increíblemente acogedor y pacífico. Así que, juro por mi nombre que si algo como el Precursor amenaza al reino otra vez, lo detendré.

El rey acogió la promesa de Anima con una risa sincera.

—Muy bien. Pasaré por alto la desaparición de Merkalt.

—Me siento honrado.

Lograr lo que había venido a hacer puso una sonrisa de alivio en la cara de Anima.

—Aunque disfrutaría mucho conversando con usted más adelante —el rey añadió, asintiendo—, Imagino que se muere por volver con su familia. Tome, llévese esto por las molestias.

Shaer tomó un sobre del rey y se lo llevó a Anima.

—¿Qué es esto?

—Considérelo una recompensa por todo su trabajo duro. Entréguelo en cualquier gremio de cazadores, y lo cambiarán por cincuenta piezas de oro. Dijo que no le importaba el dinero, pero le agradecería mucho que aceptara.

—Lo usaré para invitar a mi familia a una cena encantadora —dijo Anima mientras tomaba el sobre.

—Estoy segura de que estarán encantados de oír eso —le dijo Shaer—. Su Majestad, si me permite, le mostraré a Anima al Gremio de Cazadores. Por favor, discúlpenos.

Shaer se inclinó ante el rey, y Anima siguió su ejemplo, marcando el final de su audiencia. Los dos salieron del castillo, y Anima comenzó a caminar hacia su posada.

—Lord Anima, el Gremio está por aquí.

—Me gustaría volver con mi familia primero. No quisiera hacerles esperar.

—Su amor por su familia es verdaderamente extraordinario —respondió Shaer, y mostró una sonrisa comprensiva—. Le esperaré fuera de la posada.

—Deberías entrar conmigo.

—No me gustaría interponerme en el camino de su tiempo privado.

—No serás molestia. Ni para mí, ni para Luina, y ciertamente no para las niñas.

Todas se han encariñado contigo.

Su confesión la puso nerviosa.

—Estoy muy feliz de escuchar eso. En ese caso, por favor permítame aceptar su generosa oferta.

Habiendo sido completamente convencida, Shaer y Anima regresaron a la posada.

—¡Papi!

En el momento en que entraron, Marie corrió hacia Anima y lo abrazó.

—¡Estoy en casa!

Después de que recogiera a Marie, Myuke y Bram también corrieron hacia él.

—Papi, ¿puedes creerlo? ¡Bram no me deja dormir contigo! ¡Te quiere todo para ella!

—¡Dormir contigo es tan agradable! Voy a dejar que Myuke se quede con toda la litera de arriba, ¿sí?

Kiraware Maou Volumen 2 Epilogo Novela Ligera

 

Ver su pequeña pelea calentó el corazón de Anima.

—¿Por qué no dormimos todos juntos esta noche?

—¡Ooh! —Bram aplaudió con las manos juntas—. Estoy a favor, ¿sí?

—Estará súper apretado, pero como sea.

Myuke parecía estar de acuerdo con la idea. Corrieron a sus mochilas y las llevaron a la litera de arriba.

—Bienvenido de nuevo, Anima.

Publicidad M-M2

Luina lo recibió con una sonrisa.

—Estoy en casa.

—Parece que todo salió bien.

—Así fue. Fui perdonado por los asuntos de Bram y Malshan.

—Gracias a Dios. —Luina dejó escapar un suspiro de alivio, pero todavía había un poco de preocupación en sus ojos—. Anima… ¿Su Majestad se ofreció a convertirte en mercenario?

Tal como Anima pensaba, estaba preocupada de que lo que le había pasado a su padre le pasara a él también.

—Lo hizo, pero yo me negué. No podía soportar estar lejos de ti. Quiero estar a tu lado, siempre y para siempre.

En el momento en que dijo eso, Luina sonrió de forma maravillosa. —¡Yo también quiero quedarme contigo para siempre, Anima! Ella lo abrazó fuertemente.

—¿Está seguro de que no seré una molestia? —Preguntó Shaer. Ver su feliz reencuentro desde un lado debió ser incómodo para ella, así que Luina soltó a Anima y la miró con una suave sonrisa.

—No, en lo más mínimo. De hecho, te estoy increíblemente agradecido, Shaer.

Gracias por ser nuestra guía en este largo viaje.

—¡Gracias! —Marie chilló alegremente.

Las mejillas de Shaer se sonrojaron.

—También les estoy agradecida. Unirme a ustedes en este maravilloso viaje fue una experiencia que nunca olvidaré. Me entristece que el momento de decir adiós se acerque rápidamente… Si puedo ser tan egoísta, me encantaría volver a probar su cocina alguna vez.

—Por supuesto. Siempre te recibiremos con los brazos abiertos.

—¿Te vas a casa? —Marie preguntó con ojos abatidos.

—No, Marie. Nosotros somos los que vamos a casa. Hoy es nuestro último día aquí.

—El viaje ya terminó… me uní tarde, pero me divertí mucho, ¿sí? —¿Teminó? ¡Quiero hacer más! ¡Mucho más!

Marie quería continuar su viaje. Saltó arriba y abajo como un conejo, demostrando lo llena de energía que estaba. Anima se agachó y acarició su cabeza.

—Hicimos lo que vinimos a hacer, pero nuestro viaje no ha terminado todavía. Un viaje dura hasta que vuelves a casa.

Publicidad G-M1



—¿En serio?

—En serio, de verdad. Y este tampoco fue nuestro último viaje. ¿Te gustaría ayudarme a planear nuestro próximo viaje cuando lleguemos a casa?

—¡Uh-huh!

—¡Yo tengo tantas ganas de ir a otra fuente termal! ¡Oh, y la pesca! ¡Quiero ir a pescar otra vez!

—¿Pescar? ¡Eso suena genial, ¿sí?! ¡Vamos a pescar! ¡Tengamos un concurso para ver quién puede atrapar más peces, ¿sí?!

—¡Haré que te arrepientas de haberme desafiado! ¡Tengo un talento natural!

—¡Myukey era muy buena! ¡Pesó un montón de peces! ¡Yo también pesé un montón!

—Vaya, ¿en serio? ¡Buen trabajo, Marie! Pero no te preocupes, ¡yo también atraparé muchos peces! Espero que vayamos a un río en nuestro próximo viaje, ¿sí?

—Eso estaría bien, pero escalar la montaña también fue increíble. ¡La vista desde allí arriba era extraordinaria!

—Y-Y los dentes de león eran tan lendos!

—¡Oh, sí! ¡Ese campo de flores era increíble también!

Publicidad G-M2



—Un río, una montaña, un campo de flores… ¡No puedo elegir! ¡Estoy totalmente perdido, ¿sí?!

—Hay un montón de otros lugares geniales también! Realmente tenemos que pensar en esto.

—¡Sí, lo haremos! Tomémonos nuestro tiempo y hagamos el mejor viaje de la historia, ¿sí?

—¡Yo también ayudo!

Anima y Luina miraban con sonrisas encantadas mientras las chicas hacían una emocionante lluvia de ideas.

—Están súper emocionadas por el próximo viaje.

—Esto demuestra lo mucho que se divirtieron en este.

—¿Tú también te divertiste?

—¡Por supuesto! Muchas gracias por traernos contigo en este viaje.

Luina envolvió su brazo alrededor del de Anima y enterró su cara en su hombro.

—¡Gracias por el viaje, papi!

—¡Sí, fue increíble!

—¡Nunca he estado en un viaje tan divertido antes, ¿sí?!

Mientras compartían sus palabras de gratitud, las chicas corrieron a abrazarlo también. Anima se ahogó en un mar de felicidad, pero de repente, su idílico momento familiar fue interrumpido por un profundo gruñido. Bram se volvió hacia Myuke con una sonrisa descarada.

—Myuke, ¿tienes hambre otra vez? Bueno, supongo que tiene sentido. Quiero decir, todavía estás creciendo, ¿sí?

—¡También tú! ¡Y ni siquiera fui yo!

Publicidad M-M4

—¡Yo también no!

—¿Mami?

—No, estoy segura de que no fui yo. ¿Fuiste tú, Anima?

—Para nada.

Sólo había otra persona en la habitación. Las miradas de todos se dirigieron a Shaer, quien, mientras se sonrojaba como un tomate, mantenía los ojos fijos en el suelo y empujaba su estómago.

—Lo siento mucho. Mi estómago parece haber arruinado un momento conmovedor. Me iré de inmediato.

Se sentía cada vez más como una adición innecesaria a su grupo.

—¡Yo también! ¡Yo también tengo hambre!

Myuke asintió en respuesta a la alegre exclamación de Marie.

—Me muero de hambre. ¿Podemos cenar pronto?

—¡Eso sería increíble, ¿sí?! Shaer, conoces este lugar como la palma de tu mano, ¿no? ¿Puedes llevarnos a un buen restaurante? En caso de que te lo preguntes, me muero por un poco de mariscos, ¿sí?

Las chicas se las arreglaron para animar a Shaer mientras abría la boca con confianza.

—Conozco un restaurante de mariscos muy bueno cerca de aquí. Permítanme mostrarles el lugar. ¿Deberíamos irnos de inmediato?

—Sería bueno llegar allí antes de que se llene demasiado. ¿Te gustaría unirte a nosotros para la cena?”

—¿Pu-Puedo?

Ella no quería perturbar la cena familiar. Todo lo que quería era mostrarles el camino al restaurante, pero Luina asintió felizmente.

—Cuantos más, mejor.

—Estoy de acuerdo. El viaje dura hasta que llegamos a casa, pero nuestro viaje juntos termina aquí. ¡Chicas, coman! ¡Vamos a celebrar esta noche!

La declaración de Anima puso una gran sonrisa en las caras de las chicas. Shaer las siguió a las tres mientras saltaban de la habitación emocionadas.

—Están todas muy emocionadas —comentó Anima—. Vamos a tener un viaje muy ocupado de vuelta a casa.

—Me imagino que estará más ocupado de lo que estuvo en el camino hacia aquí. Tenemos a Bram con nosotros ahora, después de todo. Siempre está tan llena de energía.

—No es de extrañar. Quiere disfrutar después de todo el dolor que ha pasado.

—Estoy segura de que así es. Sabes, se aferró a mí como un bebé cuando tomamos esa siesta en el ferry. Quiero hacerla sentir como en casa de la misma manera que a Marie y Myuke.

—Yo también. Tenemos que asegurarnos de bañarla con amor y cuidado todos los días para que no se sienta sola nunca más.

—Pero debes tener cuidado. Myuke se pondrá verde de celos si Bram recibe más atención de ti que ella. Ambas te quieren mucho.

—Lo sé, pero no te preocupes. No elegiré favoritos. Las quiero a las dos, y te quiero a ti también. Todas ustedes son parte de mi preciosa familia.

La sincera confesión de Anima puso una sonrisa en la cara de Luina.

—¿Cómo me amas exactamente? —preguntó con su voz más dulce.

—De esta manera.

Anima envolvió suavemente sus brazos alrededor de la cintura de Luina y plantó sus labios en los de ella.

Después de compartir un largo y apasionado beso, Luina se echó hacia atrás y miró a Anima en completo éxtasis.

—Soy tan feliz —dijo—. No puedo expresar bien mis sentimientos, pero créeme cuando digo que soy real y verdaderamente feliz.

Publicidad M-M5

—Tu felicidad es mi felicidad.

Cuando la cálida sonrisa de Anima se extendió a Luina, la puerta de la habitación se abrió y las chicas entraron corriendo.

—¡Tengo hambre!

—Mi estómago va a desaparecer si no comemos pronto, ¿sí?

—¡Vamos! ¡Vamos!

Tiraron desesperadamente de las manos de Anima y Luina.

—Qué coincidencia, yo también tengo hambre.


—Yo también. ¡Tenemos una fiesta esta noche!

La risa sincera de Anima llenó la posada mientras cerraba la puerta tras ellos y se disponía a compartir la cena con su encantadora familia.

 

-FIN DEL VOLUMEN 2-

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios