Kiraware Maou ga Botsuraku Reijou to Koi ni Ochite Nani ga Warui! (NL)

Volumen 2

Capítulo Cinco: El Rey Demonio se Dirige a la Capital

Parte 2

 

 

Cuando el barco comenzó sus procedimientos de atraque, el sol comenzó a descender por debajo del horizonte, pintando el cielo de un naranja brillante. La familia, incluyendo a su miembro más reciente, desembarcó y caminó por el largo y robusto muelle.

—¿Le temes a la oscuridad? —Anima le preguntó a Bram.

Publicidad M-AR-2

—No cuando te tomo la mano, ¿sí? —respondió con una sonrisa mientras le tomaba la mano. La cómoda siesta de la tarde le había curado el mareo, y caminaba junto a los demás a paso ligero.

—¡Adiosito, sol!

—¡Nos vemos mañana!

A su lado, Luina y las chicas se despidieron del sol poniente. Ella miró al sol agacharse bajo el nivel del mar con una sonrisa de anhelo.

—Es hermoso —dijo Luina.





—No tan hermoso como tú.

—Ah, ahí vas de nuevo.

Mostró una sonrisa tímida, que se hizo aún más adorable por el ligero rubor de sus mejillas.

—Veo que amas mucho a mami, ¿sí?

—¡Puedes apostar! Él la ama más que a nada, ¡así que ni siquiera pienses en intentar ocupar su lugar! ¡Su vínculo es eterno!

—No te pongas a darme sermones, ¿sí? ¿En serio tengo que deletrearte esto? Estoy demasiado feliz ahora para considerar siquiera convertirlo en mi esposo, ¿sí?

—Eso espero…

Myuke dejó de molestarla más. Debió entender lo satisfecha que estaba Bram con su situación. Al menos, no parecía preocupada de que Bram se aprovechara de una disputa momentánea para intentar separar a su familia.

—¡Toda esta charla me ha emocionado! ¡Me hace querer correr tan lejos como pueda, ¿sí?!

—No lo hagas. Es peligroso —advirtió Myuke.

—¡No soy una torpe! Oye, hagamos una carrera, ¿sí?

—Yo paso, gracias.

—¿Asustada de perder? Eso es de débiles, ¿sí?


—¡No lo soy! ¡Pero un paso en falso arruinará todo nuestro viaje! ¡No vale la pena arriesgarse!

—Eres una preocupona, ¿sí?

—¿Ah, sí? ¿Y quién crees que me preocupa, hmm?

Bram se quedó estupefacta.

—¿Estás preocupada por… mí? Sí…

—¡Claro que sí, tonta! Puede que seas un poco peleona, pero sigues siendo mi hermana pequeña… ¡¿Whoa, qué…?! ¡¿Qué estás haciendo?!

—Estoy tan feliz, ¿sí? ¡Pensé que me odiabas! ¡Me miras todo el tiempo, y eres tan estricta! ¡Es aterrador, ¿sí?!

—¡No me culpes por enfadarme cuando intentabas robarme a mi papi! Y adviérteme antes de los abrazos. Casi me muero del susto.

—Ahí está esa mirada de nuevo, ¿sí?

—¡Ni siquiera estoy enfadada!

Myuke estaba gritando, pero la sonrisa en su cara era genuina. Debió disfrutar de tener a alguien con quien bromear de nuevo, como en los viejos tiempos. Con la incorporación de su nuevo miembro de la familia, Bram, la casa Scarlett se había vuelto aún más animada.

Anima siguió caminando mientras escuchaba su pequeña pelea. Al llegar al final del muelle y ver el paisaje de la ciudad, miró a su alrededor. Un par de personas estaban disfrutando de la vista del atardecer desde la hermosa playa de arena. Teniendo en cuenta la hora del día, la falta de visitantes parecía bastante normal; la zona estaba probablemente abarrotada durante el día.

—¡Quiero jugar!

—A mí me encantaría jugar también, pero está oscureciendo. Volveremos mañana, ¿de acuerdo?

—¡Síii!

—¿Quieres jugar con papi? Me aseguraré de que no te decepciones.

—¡Uh-huh!

Marie miró el mar, llena de emoción, mientras Anima luchaba con sus demonios internos. Por un lado, quería ver a sus lindas hijas disfrutar de su día en la playa, pero por otro, tenía un miedo mortal a la posibilidad de que una de ellas se ahogara.

—Shaer, ¿estas aguas son seguras?

—Perfectamente seguras. Las mareas son débiles, y el agua es bastante poco profunda por aquí. Debería poder llevar a la Srta. Marie a nadar sin problemas.

—Eso es fantástico, gracias. —Anima dio un suspiro de alivio. Aunque el agua era poco profunda, no podía dejar de mirar a Marie ni por un segundo. No cuando ella estaba nadando, al menos; sus ojos estaban puestos en otra cosa—. Es bastante atrevido de su parte caminar por ahí en… eso.

Publicidad M-M1

La gente de la playa no llevaba nada más que su ropa interior. Puede que haya estado oscureciendo, pero ver a la gente caminando prácticamente desnuda le impactó hasta la médula.

No sabía por qué lo hacían, pero la razón detrás de su antiestética exhibición no era importante cuando claramente estaban perturbando el orden público.

Aunque tener alcohol involucrado habría planteado otro problema. Anima no quería dejar que sus chicas corrieran libremente alrededor de un grupo de borrachos. De cualquier manera, una cosa estaba clara: tenía que mantenerse en alerta para asegurar a sus chicas un día despreocupado e inolvidable en la playa.

—Esos son trajes de baño.

La voz tranquila y recogida de Luina influyó en la ardiente pasión de Anima por proteger la pureza de sus chicas.

—¿Trajes de baño?

—Ropa diseñada específicamente para nadar.

—¿Algo así existe? —Si ese era el caso, la gente de la playa no representaba ninguna amenaza. Anima suspiró aliviado y se dio cuenta: dada la similitud de los trajes de baño con la ropa interior, existía la posibilidad de que Luina hubiera echado uno en su bolso sin que él lo notara—. ¿Tú tienes un traje de baño, Luina?

—No.

—Ya veo…

Luina le echó un vistazo.

—¿Querías verme usando uno?

—A decir verdad, eso es exactamente lo que esperaba.

Bastaba con echar un vistazo desde lejos para que entendiera la magia de los trajes de baño. Imaginar la figura perfecta de su bella esposa vestida con ropa como esa le hizo sonreír.

—Es vergonzoso, pero… me pondría un traje de baño para ti.

—¡¿De verdad?! ¡De acuerdo, tenemos que conseguir uno ahora mismo!

—Te estás emocionando demasiado, papi —dijo Myuke, y bajó los hombros—.

Aunque supongo que no puedo culparte por querer ver a mami en traje de baño.

—Quiero verte usar uno también.

—Espera, ¿yo puedo tener uno también?

—¡Por supuesto! Jugar en la playa será mucho más divertido si estás en traje de baño, ¿no? Conseguiremos unos para Marie y Bram, también.

—¡Yaaaay!

—¡Estoy tan feliz! ¡Siempre he querido visitar la playa con mi familia, ¿sí?!

Bram probablemente nunca había experimentado tal salida con sus padres enfermos. Como resultado, estaba más emocionada por divertirse con su familia en la playa que por comprarse un traje de baño nuevo. Canalizando esa emoción, ella y los demás cambiaron sus miradas de la costa a la ciudad.

—¡Aww, qué lugar tan limpio! —Myuke exclamó en el momento en que entraron en la ciudad.

Poner un pie en el colorido paisaje de la ciudad les levantó el ánimo. A los propietarios de la capital se les daba rienda suelta para pintar sus casas, así que cada casa individual fue pintada con un color diferente y vivo. Caminar por las calles era como visitar un carnaval.

—Es tan impresionante como lo recuerdo —susurró Luina mientras caminaba por el camino iluminado por la luna.

—¿Te has quedado aquí antes?

—Sí, en un centro de salud cercano. Aquí hay muchas posadas y restaurantes dirigidos específicamente a los turistas. Hasta el día de hoy, recuerdo claramente despertarme por la mañana, ir a la tienda cercana para disfrutar de un plato de mariscos frescos, y luego caminar a la playa justo después de eso. —Su genuina sonrisa al recordar su experiencia en la capital cautivó a Anima. Esa sonrisa de repente se hizo aún más grande, y señaló un edificio verde brillante—. ¡Ah, mira! Ese es el lugar donde nos alojamos. Me trae muchos recuerdos.

—Entonces, ¿por qué no nos quedamos allí? ¿Y tú, Shaer?

Publicidad M-M2

—Yo volveré a mi casa.

—¿Vives en algún lugar de por aquí?

—Sí, en el pueblo del castillo. Me llevaría un par de horas a pie, pero debería llegar allí en veinte minutos más o menos si vuelo.

Publicidad M-M5

—Muy bien, nos despediremos por el momento, entonces. ¿Qué debo esperar mañana?

—Me gustaría terminar para el atardecer, así que pensaba venir a buscarlo al mediodía. Podemos tomar un carruaje de aquí al castillo.

—¡Yo también! ¡Un paseo en caduaje!

—Yo también quiero montar, ¿sí?

—Papi tiene trabajo que hacer. Dudo que pueda arrastrarnos a las tres con él.

Myuke rechazó la idea, pero estaba claro que quería ir en un carruaje. Anima no podía llevarlas al castillo, pero llevarlas al pueblo del castillo no era problema.

—Podemos ir todos juntos al castillo —sugirió con una voz edificante.

Publicidad M-M3

—¡Montar en carruajes es lo que hacen las princesas, ¿verdad?! —Myuke preguntó con una gran sonrisa y ojos brillantes.

—Seguro que sí. Perfecto para mi pequeña princesa.

—¡Dormiré contigo esta noche, papi! —exclamó ella dulcemente, felizmente agarrada a su brazo mientras él le acariciaba suavemente la cabeza.

***

 

 

A la mañana siguiente, los cinco salieron a comprar trajes de baño y zapatillas de playa después de un delicioso desayuno, y luego regresaron a su alojamiento. Allí, se pusieron rápidamente los trajes de baño antes de ir a la playa.

—¡Hora de la playa!

La hermosa agua azul brillaba bajo la brillante luz del sol, y la gente de la playa disfrutaba de su tiempo jugando en la arena fina y azucarada y en el agua caliente. Era relativamente temprano, pero la playa estaba llena de vida. La costa curva se extendía casi hasta donde la vista podía ver, así que había suficiente espacio para que todos, incluyendo las niñas, disfrutaran del maravilloso clima y del extenso mar a gusto.

—¡Wow, está súper ocupado!

—¡Esto es tan emocionante, ¿sí?!

La suave brisa llevó sus alegres voces hacia el horizonte. Myuke y Bram apenas podían contener su emoción.

—¡Quiero jugar!

Viendo a todas las familias pasarlo mejor que nunca, Marie se puso en marcha a través de la arena caliente, dejando pequeñas huellas.

—¡Yo también quiero jugar! —exclamó Anima, y tomó su mano.

El agua puede haber sido poco profunda, pero incluso la más pequeña de las olas tenía el potencial de tragarse a un niño de la edad de Marie. Quería estar a su lado todo el tiempo para evitar cualquier posibilidad de que algo terrible sucediera.

—¡Yaaaay! ¡Juego, papi!

Marie saltó en el aire como un conejo, haciendo que los volantes de su adorable traje de baño revolotearan.

—¡Este clima es simplemente increíble!

—¡Es un día perfecto para la playa, ¿sí?!

Kiraware Maou Volumen 2 Capitulo 5 Parte 2 Novela Ligera

 

Las dos chicas estaban en perfecta sincronía. Sólo se habían emocionado más después de ponerse los trajes de baño.

—No puedo esperar, ¿sí? —Bram se quitó las sandalias y se puso en marcha descalza por la arena antes de saltar alto en el aire—. ¡Está muy caliente! ¡Pero es muy suave! ¡Se siente genial, ¿sí?!

—¡Oh wow, tienes razón! ¡La arena es tan suave aquí!

—¡Yo también! ¡Sin zapatos!

—Aquí, Marie, déjame agarrar tus sandalias.

—¡Gracias, papi! ¡Ah, wooow! ¡Qué suaaave!

Las chicas seguían corriendo, persiguiéndose juguetonamente unas a otras. Parecía que les encantaba la zona en la que estaban, así que Anima abrió una manta y la dejó en la arena. Justo cuando terminó de tenderla, las chicas se estrellaron y rodaron sobre ella.

—Tengan cuidado, chicas —advirtió Luina con una amable sonrisa—. No se vayan a cansar antes de entrar en el agua.

Anima también quería mostrar una sonrisa amable, pero todo lo que podía hacer era una sonrisa torpe. Estaba completamente fascinado por el bikini de Luina. Sus voluptuosos pechos se asomaban lascivamente por debajo de él, y dejaba sus muslos bien formados completamente desnudos.

Ni siquiera las jóvenes que jugueteaban a su alrededor podían hacer que Anima apartara los ojos de su esposa.

¡Contrólate, Anima!

Sacudió la cabeza. No importaba cuán maravillosa fuera la vista que tenía ante él, tenía que vigilar de cerca a sus hijas. Con su determinación reforzada, se sentó junto a Luina, pero el acero se oxidó y se desmoronó lentamente. Mientras echaba una mirada a un lado, sus ojos se encontraron con los de Luina, y ella inmediatamente desvió su mirada.

—¿Estás bien, Luina? —preguntó él, curioso por su acción inusual—. Tus mejillas están sorprendentemente rojas.

—Ah, estoy bien…

—¡Ooh, sé lo que está pasando! ¡Tú crees que papi es ardiente!

Myuke parecía haber dado en el clavo, ya que las mejillas de Luina se pusieron aún más rojas por la sugerencia.

—¡Sí, tu cuerpo es de locos! ¡Eres como un hombre de acero, ¿sí? —¡Papi fuete!

—¡Puedes apostar que sí! Las protegeré de cualquier daño. Por supuesto, también te protegeré a ti, Luina.

—Sé que lo harás. Estoy feliz de haberme casado con un hombre tan confiable.

—Oye, ¿podemos ir a nadar pronto?

—¡Vamos, ¿sí?!

—¡Muy bien, vamos a entrar en el agua!

Saltaron de la manta, dejaron sus sandalias y se lanzaron al agua.

—¡Hyahn, qué fría! ¡Pero me gusta! —exclamó Marie mientras chapoteaba en el agua con sus diminutos pies. Myuke y Bram también disfrutaban del agua, pero estar tan cerca de la orilla les resultaba un poco soso.

—¿Podemos ir más profundo?

—Por supuesto, pero tengan cuidado. Manténganse por encima del agua.

Publicidad G-M1



—Estaremos bien. Yo estaré con ella, ¿sí?

—¡Ja, como si alguna vez necesitara tu ayuda! ¡Nado como una sirena! —Oh, ¿en serio? Entonces pongamos eso a prueba, ¿sí? —¡No llores cuando te lo muestre!

Las chispas volaban entre ellas, pero no había rastro de animosidad en sus palabras; ambas estaban felices de haber encontrado un digno rival. La pareja se metió hasta la cintura en el agua, donde empezaron a nadar. Anima se quedó en el agua menos profunda, jugando con Marie y Luina mientras las vigilaba por el rabillo del ojo.

—¡Bien! ¡Tírame más agüita!

—¡Allí! ¡Te tengo!

—¡Hyahaha! ¡Salada!

Publicidad G-M1



Marie se envolvió las manos alrededor de su estómago y se rio. Disfrutó mucho de su tiempo en la playa. Dejando que aprovechara su primera vez en el mar, siguieron jugando hasta que las manos de Anima empezaron a arrugarse.

—¡Ha-chow! —Marie estornudó. Sus labios estaban empezando a ponerse azules también.

—Debe tener frío. ¿Deberíamos tomar un descanso?

—Sí, hagamos eso. Marie, ¿quieres rodar en la manta conmigo?

—¡Uh-huh! Sabes, sabes, ¡soy súper buena rodando! ¡Mira, papi! ¡Mira! ¡Vwoom, vwoom!

Marie comenzó a rodar por la arena, lo que, al final, calentó su cuerpo.

Curiosamente, a pesar de lo orgullosa que estaba de su habilidad para rodar, se detuvo casi tan rápido como empezó. Se puso de pie y escudriñó la zona en su desesperación.

—¿Qué estás buscando?

—Quiero rodar con Myukey y Bram…

Se estaba aburriendo de jugar sola, así que Anima apuntó hacia su manta, donde Myuke y Bram estaban jugando en la arena.

—Están justo ahí. ¿Ves?

—¿Qué juegan? —Marie preguntó mientras corría hacia la manta, seguida de cerca por Anima y Luina. Las chicas los recibieron con una sonrisa orgullosa.

—¡Estamos construyendo castillos de arena!

—¡Myuke quería ver quién podía construir un castillo mejor! Estaba demasiado obsesionada con haber perdido nuestro concurso de natación, ¿sí?

—¿Qué dijiste? No he perdido nada, ¡muchas gracias! ¡Yo fui un millón de veces mejor que ella!

—Oh, ¿en serio? Entonces dime por qué dijiste que deberíamos volver a la playa justo después de nuestro concurso, ¿sí?

—Eso es porque… fue porque empezaste a estornudar. Me imaginé que te estabas enfriando.

Bram abrazó inmediatamente hacia Myuke con una amplia sonrisa en su cara después de escuchar su tímida admisión.

—¡Eres súper linda, ¿sí?!

—¡Te dije que me avisaras antes de los abrazos!

—Te voy a abrazar, ¿sí?”

—¡Yo también abrazo!

Marie se aferró a Myuke también. La sonrisa encantada de Myuke le decía a todo el mundo lo feliz que estaba de recibir tanto amor de sus hermanas pequeñas.

—¿Cuando ‘stará listo el castillo? —Preguntó Marie, mirando curiosamente al montón de arena que estaba a su lado.

—Terminaré antes del almuerzo. Te haré el castillo más lindo y adorable que hayas visto, ¡así que emociónate!

—¡Ya lo veremos! ¡Yo haré un castillo mucho mejor que el que tú hayas podido hacer, ¿sí?!

—¡Buena suete!

—¡No necesito suerte para vencerla!

—Ya has perdido, ¿sí?

Empezaron a construir sus castillos mientras Marie las animaba. Las vio trabajar de cerca, con una gran sonrisa en su rostro.

—¡Papi, orina!

De repente apretó las piernas y tiró de la manga de Anima. Anima la levantó rápidamente.

—¿Recuerdas dónde está el baño más cercano? —le preguntó a Luina.

—Lo siento, no tengo ni idea…

—Muy bien, entonces la llevaré de vuelta a la posada.

—Eso debería ser más rápido que sólo buscar en la playa. Yo vigilaré a estas dos mientras tanto.

—Gracias.

Dejó a las chicas y se llevó a Marie de vuelta a la posada. Parecía tener hambre, así que le trajo unos frutos secos después de que terminara en el baño, y volvieron a los castillos que estaban en construcción.

—¿Han terminado de cotuir los castillos?

—No estoy seguro, pero estoy emocionado de ver lo que han hecho.

—¡Uh-huh! ¡Yo también!

Llegaron a la playa después de sólo un par de minutos, y se dirigieron directamente a su manta.

—¡Discúlpate con Myuke ahora mismo, ¿sí?!

El rugido enojado de Bram se disparó a través de la playa. Estaba discutiendo con un hombre joven, bronceado y fornido. El hombre la miró con una expresión molesta, mientras Luina consolaba a Myuke mientras ella se enfurruñaba junto a ellos.

—¿Qué está pasando?

En el momento en que Anima llegó, Bram señaló agresivamente al hombre.

—¡Le tiró los tejos a mami! ¡Luego pisoteó el castillo de Myuke después de ser rechazado, ¿sí?!

—¡Te lo dije, fue un accidente!

—¡No, no lo fue, ¿sí?! ¡Incluso le enterraste los pies después de pisotearlo! ¡No es de extrañar que mamá te rechazara! ¡Ella supo de inmediato que eres un gusano cobarde, ¿sí?!

—¿Qué has dicho, mocosa? ¡Ven y déjame enseñarte lo que es la disciplina! — Levantó una mano, listo para golpearla con ella, pero Anima le agarró el brazo— . ¡Ay! ¿Qué es lo que…?

El hombre se volvió hacia Anima. En ese instante, toda la sangre se drenó de su cara y la luz dejó sus ojos. Como si acabara de conocer a la propia Parca, todo su cuerpo tembló de terror.

—¿Acabas de intentar golpear a mi hija? —Anima preguntó con una voz tranquila y escalofriante.

—No-No, yo sólo…

—¿Y destruiste el castillo de arena que tanto le costó construir?

—E-Ese fue un…

Anima apretó el brazo del hombre y le miró fijamente a los ojos con rabia ardiente.

—Escucharás el crujido de tu brazo mientras se rompe, o te disculparás con mi hija desde el fondo de tu corazón. Elije sabiamente.

Cuando Anima soltó su brazo, el hombre cayó en la arena como si alguien hubiera sacado una silla de debajo de él. Se arrastró hacia adelante, y presionó su frente en la arena.

—¡Lamento haber destruido su castillo! ¡Y siento haberte amenazado!

Miró a Anima, suplicando perdón, pero Anima le ignoró completamente y se volvió hacia Myuke.

—¿Qué dices, Myuke? ¿Le perdonas? —preguntó con su voz más dulce y gentil.

Myuke levantó lentamente la vista. Se secó las lágrimas, resopló dos veces, y miró al hombre con sus ojos hinchados y rojos.

—Lárgate.

Al oír el juicio de Myuke, Anima miró al hombre.

—No te muestres ante mi familia nunca más. —El hombre salió corriendo a cuatro patas, arrastrándose por su vida. Después de que desapareciera de su vista, Anima acarició suavemente la cabeza de Myuke—. Siento lo de tu castillo.

—Era un castillo realmente genial… —Myuke respondió con un pequeño asentimiento.

—Era asombroso, Myuke, ¿sí?

—Lo construiste muy bien.

Las amables palabras de Bram y Luina pusieron una pequeña sonrisa en su cara.

Anima aplaudió y se dirigió a su familia.

—¿Qué tal si construimos todos juntos un castillo de arena?

Su voz alegre se encontró con un asentimiento aún más alegre de Marie.

—¡Yo! ¡Yo quiero!

—¡Trabajemos juntos para construir el castillo más asombroso que esta playa haya visto!

Publicidad G-AB



—¡Será el mejor castillo de la historia, ¿sí?!

—¡Lo haré cien veces más alto que el otro!

Con Myuke animada, empezaron a trabajar en su nuevo castillo. No pasó mucho tiempo hasta que sus voces resonaron en la playa.

—¡Ya está hecho!

Mientras la torre final recibía sus toques finales, los cinco celebraron su increíble creación con una ovación y una ronda de choques de mano.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios