Kiraware Maou ga Botsuraku Reijou to Koi ni Ochite Nani ga Warui! (NL)

Volumen 2

Capítulo Dos: El Rey Demonio Lleva a su Familia de Viaje

Parte 1

 

 

Poco después de que decidieran ir de luna de miel, Anima y su familia visitaron Garaat por última vez antes de emprender su viaje. Según Shaer, tardarían unos diez días en llegar a la ciudad cercana al puente, y una vez que completaran su misión, el plan era visitar la capital real. Allí, Shaer llevaría a Anima y daría su informe al rey, usando su audiencia para resolver el caso Malshan también.

Shaer le había dicho a la familia que el rey, aunque era justo, era bastante estricto, así que su reunión podía ir en una de dos direcciones. Era posible que Anima y su familia terminaran enfrentando tiempo de prisión por herir a Malshan, llevando el estatus de héroes de la familia Scarlett a un desafortunado y abrupto final. Para minimizar la participación de Luina, Anima decidió ir solo. El otro resultado, mucho más favorable, era que el rey reconociera las habilidades de Anima y perdonara su crimen de herir a Malshan.

Publicidad M-AR-2

Sólo habían conocido a Shaer un par de horas antes, pero su respeto hacia la familia Scarlett era claro. Las posibilidades de que ella llevara a Anima a una trampa invitándolo a la capital eran virtualmente inexistentes. Era mucho más probable que ella fuera a trabajar duro para ayudar a Anima a vivir la vida pacífica que tanto deseaba.

Sin embargo, su improbable ayudante no estaba actualmente con los cuatro. Después de que terminaron de discutir su viaje, ella fue vencida por una fuerte ola de cansancio y partió a Garaat antes que los demás. Probablemente ya estaba dormida en una posada. Acordaron encontrarse en las puertas de la ciudad a la mañana siguiente, así que mientras tanto, Anima y los demás tenían que hacer algunas compras para el viaje que les esperaba.

—¿Deberíamos comprar comida primero? —preguntó Anima, a lo que Luina asintió.

—Lleva unos cuatro días llegar al pueblo más cercano, así que creo que deberíamos comprar suficiente comida para cinco.

—También tiene que ser comida que dure un tiempo.





Anima podía darse un festín de demonios venenosos, así que comer carne podrida no habría sido un problema para él, pero Luina y las niñas no eran tan resistentes. Tenían que evitar comprar cualquier cosa que pudiera enfermarlas en el camino.

—¡Papi! ¡Papi!

Mientras caminaba por la calle principal buscando un lugar para comprar comida, Marie de repente tiró de la mano de Anima.

—¿Sí?

—¡Papi, mira! ¡Lo quero!

Señaló a una niña de aproximadamente la misma edad que Myuke. La niña, caminando con su familia, llevaba una mochila adorable.

—¿Qué piensas, Luina? —Anima preguntó. Él habría comprado una o dos mochilas para su encantadora hija cualquier día de la semana si eso la hiciera feliz, pero que Marie llevara sus cosas ella sola sólo sería una carga para sus hombros. No estaba seguro de si dejarla llevar las cosas en un viaje tan largo era la mejor idea.

—Hmm… Claro, vamos a comprarle una. Llevar su propio equipaje la ayudará a sentirse más independiente.

—”Más independiente”… —Anima murmuró antes de callarse, sus ojos se desviaron.

—¿Estás bien?

—Un día, Marie comenzará una vida propia…

—No tienes que preocuparte por eso todavía, —Luina se rio—. Todavía es pequeña.

—Eso es cierto, pero sucederá un día…

La tristeza se apoderó de Anima ante la idea de casar a Marie con alguien.

—Eres un preocupón. ¿Qué harás cuando yo me case si eres tan protector con Marie? Sabes que sólo tiene tres años, ¿verdad? —Myuke dijo bromeando.

—Myuke, casada…

La resistencia de Anima no tenía límites, pero la idea de que Myuke se casara le dolía como nada le había dolido antes. No podía imaginar la bulliciosa casa en las afueras de la ciudad sin ella. Nunca se interpondría en el camino de la felicidad de su hija, pero imaginar el día en que Myuke dejara la casa casi le hizo llorar. Viendo el miedo en los ojos de Anima, Myuke empezó a entrar en pánico.

—¡Estás demasiado alterado por esto! Nunca dije que dejaría nuestra casa, ¡así que relájate! ¡Vamos, anímate!

—¿De-De verdad?

Publicidad G-M1



—De verdad, de verdad. Te quiero, papi, y no quiero irme nunca de tu lado. ¡Siempre estaremos juntos!

—Myuke… ¡Yo también, Myuke! ¡Yo también te quiero!

—Yo también te quiero, Myuke —añadió Luina.

—¡Yo también amo a Myukey!

Todos se reunieron alrededor de Myuke y la abrazaron.

—¡Mu-Muy bien, muy bien, lo entiendo! ¡Suéltenme ya! ¡Es vergonzoso! —Al notar las miradas de los transeúntes, incluyendo otros niños de su edad, se sonrojó. Así que intentó cambiar de tema—. Entonces, ¿vamos a comprar una mochila o qué?

—Creo que deberíamos. Compremos una para cada uno.

—¿De verdad? ¿Puedo tener una también?

—Por supuesto. —Al oír eso, la boca de Myuke se enroscó en una sonrisa y sus ojos brillaron con emoción. Probablemente había querido una mochila para ella todo el tiempo, pero como se demostró cuando compraron ropa, siempre era reservada en sus deseos—. Entonces, ¿dónde podemos comprar mochilas?

—¡Allí! ¡Vi unas antes!

Siguiendo a Myuke, se dirigieron a una tienda de mochilas. La pequeña tienda de moda tenía una gran variedad de mochilas en exhibición, con diferentes secciones para niños y adultos.

Publicidad G-M2



Decidieron ir primero a la sección de niños.

Publicidad M-M2

—¡Wooow! ¡Hay muchas! ¡Ah! ¡Conejito! —Marie salió corriendo con estrellas en los ojos en el momento en que vio una mochila con forma de conejo. Hecha de una tela esponjosa, era casi como un juguete de felpa. La sonrisa de oreja a oreja que llevaba cuando la tomó y la abrazó fuertemente era para morirse—. ¡Suaveciiita!

—Parece un peluche. ¿Quieres esa?

—¡Uh-huh! ¡La quero! ¡Quiero ser como un conejito!

—Estoy feliz de que hayas encontrado una linda mochila —Luina se rió mientras veía a Marie rebotar de arriba a abajo, la mochila sostenida fuertemente en sus brazos—. ¿Y tú, Myuke? ¿Ya has encontrado una que te guste?

—Hmm… ¿Puedo mirar un poco más?

—Por supuesto. Me llevaré a Marie y ayudaré a Anima a encontrar lo que está buscando.

Las dos se separaron de Myuke y fueron a la sección de adultos. Anima planeaba llevar el equipaje de Luina también, así que buscaba algo grande.

—¿Qué tal esta? —Luina preguntó mientras recogía una mochila grande y resistente.

Parecía que no tendría problemas para sobrevivir a uno o dos tirones.

—La atesoraré.

Anima prometió cuidar bien la mochila que Luina había elegido para él, entonces los tres se dirigieron de vuelta con Myuke, que acababa de elegir una para ella. Era una mochila lisa, de color melocotón, que complementaba muy bien su hermoso cabello rojo. Seguro que le quedaba muy bien.

—Me gusta esta.

—¡Bien! —Anima dijo feliz—. ¿Eso es todo? Vayamos al mostrador y paguemos.

Publicidad M-M1

Después de pagar por sus artículos, la familia de cuatro salió de la tienda. Las chicas se pusieron rápidamente sus nuevas mochilas y caminaron por las calles de Garaat a paso ligero, emocionadas por el viaje que se avecinaba.

—Oigan, ¿puedo poner algo de comida en mi mochila cuando terminemos de comprar? —Preguntó Myuke—. Quiero saber cómo se siente.

—¡Yo también! ¡Yo también!

—Por supuesto —dijo Luina—, pero primero vamos a comprar una tienda de campaña. No queremos que nadie se resfríe por dormir bajo las estrellas.

—No hay necesidad de eso, —le dijo Anima—. Sólo haré una con magia.

—¿Puedes hacer eso? —preguntó Luina, inclinando la cabeza sorprendida.

—Sí. Puedo usar magia de tierra y fuego, así que, doblegando la tierra a mi voluntad, puedo construirnos una casa sólida.

—Es increíble. Siempre eres tan útil cuando necesitamos algo.

—Es un placer. Pero, aun así, dormir en el suelo desnudo será demasiado frío. Tal vez deberíamos llevar algunas toallas y mantas de picnic.

—Tenemos toallas, así que sólo tenemos que conseguir las mantas.

Después de que Anima asintiera, Luina cambió de dirección para guiarlos a la tienda apropiada.

—¿Sabes dónde podemos comprar? —preguntó.


—Mmmm. Recuerdo un lugar al que mi padre me llevó para comprar una manta de picnic cuando tenía más o menos la misma edad que Marie.

Una cálida sonrisa apareció en el rostro de Luina mientras rememoraba un dulce recuerdo de su infancia. Anima apretó con fuerza su mano y se volvió hacia ella.

—Haremos este viaje igual de memorable —prometió con la mayor confianza.

—Lo haremos.

Luina sonrió durante todo el camino hasta la tienda, donde compraron una manta de picnic lo suficientemente grande para que los cuatro pudieran dormir. Después de eso, volvieron a la calle principal de Garaat.

Ignorando las ofertas entusiastas y tentadoras de las tiendas que salpicaban la calle principal, compraron sólo el pan, la carne seca y el queso que necesitaban. Después de envolverlo todo en papel, pusieron la comida en las mochilas de Myuke y Marie y continuaron su viaje por la calle pavimentada.

—¿Qué más necesitamos? —Anima preguntó.

—¿Un poco de fruta seca, tal vez? —Luina sugirió—. Sería una buena merienda para las chicas.

—¿Boquillos? ¡Boquiillos! ¡Me encantan los boquillos! ¡Son tan deliciosos!

—Ten cuidado de no tropezar, Marie. Quédate conmigo y sostén mi mano mientras hacemos las compras, ¿sí?

—¡De acueeerdo!

Escuchar la palabra mágica emocionó a Marie. Se adelantó, pero Luina la tomó rápidamente de la mano. Anima sostenía la mano de Myuke, y todos se dirigieron pacíficamente al puesto de frutas.

—Bueno, se hará. ¡Pero si es Luina!

Cuando llegaron al puesto con un maravilloso despliegue de varios frutos brillantes puestos, una mujer con una gran constitución les dio la bienvenida, saludando con entusiasmo. La mujer era la misma persona que había propuesto la celebración del matrimonio improvisado de la pareja tres meses antes.

—¿Has vuelto a salir con tu marido? ¡Veo que todavía están muy enamorados el uno del otro!

—¿Usted realmente lo cree?

La señora asintió con confianza a la pregunta de Anima.

—He estado en este puesto durante treinta años. ¡He visto innumerables parejas ir y venir, pero nunca he visto a ninguna de ellas irradiar tanta pasión y amor por el otro! ¡No pueden engañar a mis ojos! ¡Puedo verlos susurrando dulces cosas al oído del otro en las calles bulliciosas! Estoy segura de que son aún más atrevidos cuando están solos en casa, ¿no?

—Oh, sí lo somos. ¿No es así, Luina?

—Bu-Bueno, es cierto, pero no tenías que decírselo… Es vergonzoso…

La señora se rio mientras miraba a Luina incómodamente inquieta mientras su cara se sonrojaba de color rojo brillante.

—Ah, todavía te recuerdo trotando por todas partes con tus piernitas —la señora se rio mientras miraba a Luina moverse incómodamente mientras su cara se ponía de color rojo brillante.


—Pero mírate ahora, poniéndote toda nerviosa. Será mejor que tengas cuidado; tus hijas se enamorarán antes de que te des cuenta.

—…

—Oh Dios, ¿por qué esa mirada amarga?

La señora fue sorprendida por el silencio de Anima. Myuke suspiró cansada y se encogió de hombros.

—Se desanimó antes porque empezó a pensar en cómo Marie y yo nos casaremos.

—Jeje, ¿de verdad? No es de extrañar, él las ama mucho a ustedes dos, pequeños ángeles. —Sonriendo mientras comentaba la devoción de Anima por su familia, los ojos de la mujer se clavaron en las espaldas de las niñas—. Bueno, mira eso. ¿Van a ir de viaje?

—¡Un viaje muuuuy largo!

—Oh Dios, qué bien.

—¡Uh-huh! Sabe, ¡papi compró esto! ¡Es un conejito!

—Qué mochila tan adorable. ¡Te queda muy bien!

—Papi, ¿oíste eso? ¡Mi mochila es “dorable”!

—Tú eres igual de adorable —dijo Anima mientras acariciaba la cabeza de Marie.

Mientras charlaban, Luina estaba mirando los productos. Escogió un frasco lleno de frutas variadas como si fuera una olla de oro transparente. Al ver eso, los ojos de Marie se iluminaron.

—¡Rico!

—Nuestros frutos secos son realmente sabrosos. No añadimos nada de azúcar, pero aun así están llenas de sabor y dulzura. ¡Prueba uno! ¡Tú también, Myuke! ¡Toma!

Le dio a cada una de las chicas un trozo de fruta seca. En el momento en que las mordieron, sus ojos se abrieron de par en par.

—¡Mmm!

—¡Es tan dulce!

Después de masticar rápidamente la fruta, comenzaron a mirar fijamente el frasco que Luina sostenía, virtualmente babeando.

—Esto es para el viaje —les dijo con una risa, y luego lo escondió en la mochila de Anima.

—Podrán comer más mañana.

—¡Ya quiero ir!

—¡Yo también!

Las voces emocionadas de las chicas se mezclaron con el bullicio de las calles de Garaat. Al ver sus sonrisas entusiastas, Anima se tranquilizó al ver que sugerir un viaje familiar era una idea fantástica.

***

 


 

—¡Fuiiimonos!

A la mañana siguiente, Anima y su familia estaban listos para salir de luna de miel bajo la suave y cálida luz del sol.

—¡Los he estado esperando!

Después de reunirse con Shaer en la puerta de la ciudad, se prepararon y comenzaron su viaje.

Saliendo de la ciudad, fueron recibidos por llanuras planas hasta donde el ojo podía ver.

Al sur, una cadena montañosa miraba sobre la carretera, añadiendo un poco de variedad al paisaje, mientras que el paisaje del norte estaba oculto por un exuberante bosque. Anima había planeado que se tomaran descansos de vez en cuando, pero las maravillosas vistas realmente los pusieron en el espíritu de la caminata, así que siguieron adelante.

—¡Woooow! ¡Mami! ¡Mami, mira! ¡Qué vede!

—¡Dios, tienes razón! —Marie estaba fascinada, así que Luina le siguió la corriente—. Realmente lo es.

—¡Allí también! ¡Es to’ vede!

—Increíble. Es como si todo lo que nos rodea fuera verde.

—¿Fera es todo vede? ¡Pero, pero, pero también me gusta el rojo! ¡Y el azul y el blanco!

Rojo, azul y blanco. Esos eran los colores de pelo de Myuke, Luina y Anima. —¡Mira hacia arriba! ¡Puedes ver el azul en el cielo! —¡Wooow! ¡Es azul! ¡Y blanco también! —Mm-hmm, las nubes son blancas.

—Rojo… —Después de dar vueltas por un rato con la esperanza de encontrar el único color que faltaba, se rindió y colgó la cabeza—. No hay rojo…

—Hmm, no lo parece. Pero estoy seguro de que encontraremos el rojo una vez que caminemos lo suficientemente lejos por este camino.

—¡Yaaaay! ¡Me encanta el rojo!

Luina se refería a la puesta de sol, pero Marie quería encontrar algo rojo lo antes posible, así que soltó la mano de Luina y se adelantó. Viéndola hacerlo, Myuke sonrió irónicamente.

—No durarás mucho tiempo si empiezas a correr tan temprano.

—¡Sí lo haré!

Marie miró a su alrededor con curiosidad, y luego se puso en marcha con sus pequeñas piernas. Su emoción no era tan sorprendente; era su primera vez fuera de Garaat, después de todo. Estaba rodeada de cosas que nunca había visto antes, y cosas que aún no había experimentado. Estaba pasando el mejor momento de su vida.

Su emoción había comenzado mucho antes de que se fueran, sin embargo. Había estado golpeando las mejillas de Anima para despertarlo, rogando para empezar el viaje un minuto antes, desde el momento en que el sol se asomó al horizonte.

Dicho esto, Marie no era la única que disfrutaba del viaje.

—¡Oye, te vas a tropezar si no miras por dónde vas! Ven, déjame tomarte de la mano.

Myuke tomó la mano de Marie y caminó a su lado, sus flamantes mochilas se balanceaban a cada paso.

—¡Ah! ¡Está voando! —Marie señaló el cielo donde Shaer estaba volando.

Al oír la voz alegre de la niña, Shaer saludó a la pequeña. Ella debía guiarlos hasta la capital, pero eso no significaba que caminara junto a ellos. Era una chica amable y comprensiva, y se aseguró de no estorbar el divertido viaje de la pacífica familia.

—Estoy tan contenta de que tengamos un clima tan agradable. —Luina dijo eso mientras entrelazaba sus dedos con los de Anima. Se miraron el uno al otro y compartieron una sonrisa cariñosa.

—Estoy seguro de que las chicas se lo pasarían muy bien, aunque lloviera a cántaros —dijo Anima, viendo a sus dos hijas caminar alegremente hacia delante, de la mano. Una simple lluvia no habría sido suficiente para enfriar sus espíritus.

—No es de extrañar. Estaban tan entusiasmadas con este viaje que Myuke apenas durmió y Marie se durmió abrazando su mochila. Quiero hacer de este un maravilloso viaje familiar que siempre recuerden.

—Me aseguraré de que se diviertan, pero lo mismo va para ti. Dime si hay algo que quieras hacer durante el viaje.

—Ya has convertido esto en el viaje más maravilloso que podría haber soñado.

—¿Cómo es eso? No he hecho nada todavía.

Luina soltó su mano por un segundo antes de envolver su brazo con toda la parte superior de su cuerpo. Su boca se enroscó en una sonrisa mientras los suaves pechos de Luina se apretaban suavemente contra él.

—El solo hecho de estar contigo en este viaje me hace la chica más feliz de todo el mundo.

Kiraware Maou Volumen 2 Capitulo 2 Parte 1 Novela Ligera

 

Al ver la alegría pura que irradiaba el rostro de Luina, Anima se preocupó de que su mandíbula se cayera por sonreír tanto.

—Me alegra mucho oír eso, pero quiero hacerte aún más feliz. En lugar de andar por ahí, ¡disfrutemos al máximo de este viaje!

—No puedo esperar a ver las sorpresas que me tienes preparadas. —Su pura y feliz sonrisa causó una ligera perturbación que sacudió el corazón de Anima. Viendo esa perturbación en su cara, Luina le echó una mirada preocupada—. ¿Estás bien?

—Bueno… me preocupa si seré capaz de hacer esto especial para ti. —Para decirlo sin rodeos, Anima estaba insoportablemente nervioso. Luina lo acercó y le apretó el brazo, haciendo que su corazón se acelerara aún más—. ¿Por qué aprietas tan fuerte?

—Tengo ganas de aferrarme a ti. Porque… me enamoraste aún más. —¿Dije algo que te hizo hacer eso?

Estaba muy contento, pero tenía que preguntar de todos modos. En respuesta, Luina lo miró con la mirada más cálida y anhelante que Anima había visto en sus hermosos ojos.

—Nada en particular. Pero puedo oír cuánto me amas por la forma en que hablas.

Sus suaves palabras hacían cosquillas en las mejillas de Anima mientras apoyaba su cabeza en su hombro. El dulce aroma que se desprendía de ella se mezclaba con la fresca fragancia de las exuberantes llanuras, creando en su mente la imagen de un campo lleno de flores en ciernes. Todo lo que quería era compartir un cálido beso con su encantadora esposa, pero hacerlo mientras caminaba era un desastre que esperaba suceder.

Puedo esperar hasta esta noche para besarla.

Habían compartido un beso cada día desde el primero, así que ya se había acostumbrado a esa rutina, pero no podía arriesgarse a hacerle daño. Anima reprimió sus deseos y continuó caminando junto a Luina. Justo cuando el sol terminaba su lenta subida sobre las cabezas de la familia, decidieron tomar un pequeño descanso.

—¡Wooow! —Marie gritó con emoción cuando llegaron a un mar de flores doradas en flor.

—Oh, qué hermoso campo de dientes de león.

—¡Dentes de leon! ¡Qué lindas!

—Seguro que lo son —Myuke estuvo de acuerdo—. Me pregunto si alguien las plantó.

—Las semillas de diente de león están conectadas a pequeñas bolas blancas de pelusa que pueden ser llevadas muy, muy lejos por el viento. Creo que este campo es probablemente natural —explicó Luina.

—¡Woooow! ¡Los dentes de león son tan buenos! —¿Te gustan los dientes de león, Marie? —¡Uh-huh! ¡Son muy lindos!

Marie vio los dientes de león tambalearse en la suave brisa, completamente asombrada.

De repente, Myuke juntó sus manos.

—Marie, ¿quieres una corona de flores? —preguntó.

—¿Harás una? ¡Quiero! ¡Quiero!

—¡Ya voy!

—¡Yay! —Marie vitoreó mientras saltaba de alegría—. ¡Crona, crona!

—¿Por qué no almorzamos aquí también? —Luina sugirió.

—¡Sí!

—¡Me suena bien! ¡Me muero de hambre!

—Muy bien, denme un momento para preparar la manta.

Anima puso la manta de picnic y se quitó la mochila. Mientras lo hacía, Shaer aterrizó a su lado.

—¿Están a punto de almorzar?

—Así es. ¿Te gustaría unirte a nosotros?

—No, no querría arruinar su precioso picnic familiar. Además… Odio admitirlo, pero ya he almorzado. —Probablemente había almorzado en el aire, como lo demostraban las migajas que salpicaban sus mejillas. Cuando Anima lo señaló, ella se sonrojó, se limpió rápidamente y miró hacia atrás con una expresión rígida—. Me tomaré un descanso un poco más lejos, llámenme cuando hayan terminado.

—¡Claro!

—Qué respuesta tan animada.

Shaer elogió a Marie antes de pasar al otro lado de la carretera. Mientras lo hacía, las chicas se centraron en su almuerzo. En el momento en que Luina abrió la cesta de picnic, sus animadas aclamaciones viajaron por las llanuras.

—¡Rico! —Marie elogió los sándwiches que Luina se había levantado temprano para hacer.

—Estos sándwiches no durarán como sobras, ¡así que cómanselos todos! —No te preocupes, ya estaba planeando hacer eso.

A Anima le encantaba la cocina de Luina; no había forma de que dejara ni un solo bocado sin comer. En todo caso, debía tener cuidado de no devorar accidentalmente las porciones de las chicas también.

—¡Gracias por la comida!

Las otras hicieron lo mismo, y luego todos empezaron a comer. Para evitar que las chicas se aburrieran de ellos, Luina había hecho una gran cantidad de sándwiches diferentes – el que Anima escogió era de jamón, lechuga y tomate. La lechuga crujió al morderla, y la salinidad del jamón se equilibró perfectamente con la ligera acidez del tomate. La frescura de las verduras maduras superó completamente su paladar.

—¡Otro!

—¡Más para mí también!

Debían de estar hambrientas después de caminar todo el día; los grandes y bien empacados sándwiches desaparecieron casi por completo en pocos minutos.

—Tengan cuidado de no atragantarse.

—¡Ya lo sé! Así que, de todos modos, ¿a dónde vamos hoy? —Myuke preguntó, sus ojos parpadeando mientras rellenaba sus mejillas con uno de los deliciosos sándwiches de Luina. Anima sacó el mapa y señaló el objetivo del día justo cuando tragó.

—No tenemos planes establecidos —explicó—, pero queremos llegar a la siguiente ciudad en cinco días. Si dividimos la distancia en cinco partes, deberíamos parar aquí por el día.

—¿Tan cerca? ¡Debería ser fácil de alcanzar por la noche!

—Ustedes dos se movían muy rápido esta mañana, después de todo.

—¡No puedo esperar a ver todas las cosas geniales que tienen ahí fuera!

—Myukeyyy, ¿has estado aquí alguna vez?

—He estado por ahí por trabajo, pero será completamente diferente esta vez.

Sólo pensar en el hecho de que Myuke era una cazadora casi hace que Anima vomite.

Recordó a los idiotas que habían hablado pestes de ella a todo pulmón, diciendo todo tipo de cosas horribles. Esos cerdos la llamaron inútil y se jactaron de usarla como mula de carga, obligando a su pequeño cuerpo a cargar todo su equipaje. Podía imaginarla arrastrando sus ropas y equipos todo el día, muerta de cansancio, con la cabeza colgando.

No debe haberse dado el lujo de poder disfrutar del paisaje.

—Estoy emocionado por llegar a nuestro destino, pero es agradable poder relajarse aquí por un tiempo —Anima se rió—. No tenemos ninguna prisa. Pueden correr y jugar todo lo que quieras después del almuerzo.

Sus caras se iluminaron en un instante y continuaron rellenando sus mejillas con sándwiches. Al poco tiempo, la cesta de la comida quedó completamente vacía.

—¡Todavía tengo hambre!

Marie miró a Luina, pidiendo más comida.

—¿Quieres comer el postre?

—¡Uh-huh!

—Te refieres a la fruta seca, ¿verdad? ¡Yo también quiero un poco!

Las chicas siguieron con entusiasmo la mano de Luina cuando metió la mano en su bolsa, sacó el frasco de fruta seca y lo abrió.

Publicidad M-AB

—¡Comer demasiado hará que les duela la barriga, así que cada una puede comer tres!

—¿Tes? Pero, pero, estoy muy hambienta… —Entonces que sean cuatro.

—¿Cuato? ¡Yaaay! —Marie vitoreó antes de saltar con la mano en el tarro de los dulces. Al menos lo había planeado. Al mirar más de cerca el tarro, se dio cuenta de que había múltiples tipos diferentes de fruta, y se confundió mucho.

—¡Estas! —Myuke, por otro lado, inmediatamente escogió sus cuatro y se comió una—. ¡Qué rica!

—¡Yo también! ¡Yo también quiero!

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios