Kiraware Maou ga Botsuraku Reijou to Koi ni Ochite Nani ga Warui! (NL)

Volumen 1

Capítulo Uno: El Rey Demonio Recoge a un Caballero

 

 

Mientras caminaban por las calles de Garaat, la agradable luz del sol que brillaba sobre Anima y su amada familia, junto con la suave brisa que les acariciaba las mejillas, hacían que fuera un día perfecto para almorzar en la ciudad.

¿Cómo es posible ser tan adorable?

Publicidad M-AR-1

Habían entrado en un concurrido restaurante y se sentaron junto a una ventana, el apetitoso aroma de las comidas recién cocinadas se arremolinaba a su alrededor. Sin embargo, Anima no le prestó mucha atención. Sus ojos estaban pegados al bulto de lindura que tenía delante, y su boca se enroscó en una sonrisa.

—¡Delishiosho! —exclamó su adorable hija menor Marie mientras se rellenaba las mejillas con una cucharada de estofado de carne al vapor.

Su cabello esponjoso, sus grandes e inocentes ojos y sus mejillas regordetas atraparon la mirada de Anima. Su almuerzo se estaba enfriando lentamente, pero eso no importaba en lo más mínimo. Habría muerto de hambre con gusto si eso significaba que podía ver a su hija masticar alegremente su almuerzo por sólo un segundo más.

—¡Te ahogarás con él si no vas más despacio! ¡Y mira, lo tienes en toda la cara!

Su hija mayor, la pelirroja Myuke, limpió suavemente a Marie con un pañuelo, poniendo una sonrisa alegre en la cara de la niña.





Kiraware Maou Volumen 2 Capitulo 1 Novela Ligera

 

—¡Teejeejee, eso da cosquillas!

—Cálmate, y no te retuerzas tanto. ¡Ya está, bonita y limpia!

—¡Gracias! —Marie dijo eso mientras se llevaba otra cucharada de estofado a la boca y empezaba a masticar los trozos de carne lo mejor que podía con su pequeña boca.

—¡Oye, está todo en tu cara otra vez!

—¡Hazme cosquillas!

—Sí, sí. Te encanta que te mimen, ¿verdad? —Myuke volvió a tomar el pañuelo y limpió la cara de Marie, luego se llevó una cucharada de estofado a su propia boca, con cuidado de no derramar salsa en su vestido azul. Tan pronto como lo hizo, sonrió con placer—. ¡Mmm, delicioso! ¡Está tan tierno!

La sonrisa de Anima no había vacilado ni un poco desde que se sentaron. No se cansaba de ver a sus adorables hijas disfrutar de su almuerzo. Era como un sueño hecho realidad para él.

No merezco tener a estos dos ángeles en mi vida… —¿Anima? ¿Será que no tienes hambre?

Su atención hacia sus hijas fue atraída por una voz clara. Cuando se giró para mirar el asiento a su lado, la imagen de una hermosa y bella doncella entró en su campo de visión. Un suave calor se anidaba en los ojos azules de la mujer, y su largo cabello azul, contrastado por su vestido de sol blanco puro, estaba atado con una cinta. Anima quedó completamente cautivada por la deslumbrante belleza que era su esposa, Luina Scarlett.

—Umm… —Luina se dio la vuelta al sentir su mirada ardiente y se frotó suavemente las mejillas—. ¿Tengo algo en la cara?

—No, nada.

Publicidad M-M3

—Entonces, ¿por qué me miras así los labios? —preguntó ella después de soltar un suspiro de alivio y volverse hacia él.

—Porque esperaba que pudiéramos compartir otro beso.

—Yo también quiero besarte, —dijo, con sus mejillas ya sonrosadas—, pero sería vergonzoso en público. ¿Podrías esperar hasta… hasta que lleguemos a casa?

Luina tomó la mano de Anima. La sonrisa de él se amplió en respuesta, y entrecruzó sus dedos con los de ella. Para su sorpresa, sin embargo, ella reaccionó a su gesto de corazón, inflando sus mejillas y haciendo una pregunta.

—¿Puedes comer mientras tu mano dominante está ocupada? ¡Oh, ya sé! ¡Deja que te alimente!

—¿Estás segura? —preguntó él. Su mano dominante podía haber estado ocupada, pero no era un niño. Usar su mano no dominante para sostener la cuchara y llevársela a la boca sin derramar nada no era un desafío para él.

Publicidad M-M5

—Tú siempre nos cuidas, —dijo ella con un guiño—, así que alimentar a mi amado esposo es lo menos que puedo hacer.

—Luina…

Él fue abatido. Tomarse de las manos era suficiente para enviarlo a nadar en un mar de euforia; la perspectiva de ser alimentado por su encantadora esposa era algo que su corazón mortal apenas podía soportar.

—¡Abre bien la boca, Anima! ¡Aquí viene el carruaje!

—Ahhhmn…

Soy el hombre más feliz del mundo, pensó mientras se tragaba una cucharada de pura felicidad.

Sus días estaban llenos de alegría desde que conoció a Luina, pero incluso tres meses antes, nunca podría haber imaginado llevar una vida tan feliz. Después de todo, era un detestable Rey Demonio, despreciado por toda la humanidad. Abandonado por sus padres y despreciado por sus hermanos, la soledad era todo lo que había conocido. Formar una familia propia era la única forma de salir de su prisión sin guardias.

Con ese deseo ardiente en su corazón, fue a pedir consejo a su padre, y le dijo que las mujeres acuden a los fuertes. Anima se tomó esas palabras a pecho, y pasó un siglo entrenando su cuerpo luchando sólo contra los oponentes más fuertes, tanto hombres como demonios. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que le llamaran no “Señor Demonio”, sino “Rey Demonio”, el ser más aterrador de toda la tierra. Su nombre se convirtió en sinónimo de muerte, terror y destrucción. Odiaba cada momento de su maldita existencia; sus días se convirtieron en un ciclo interminable de masacre de aspirantes a héroes y de autodesprecio.

Pero un día, su eterna condenación llegó a un final repentino cuando Luina usó el artefacto secreto de su familia para convocarle a su mundo. Fue amor a primera vista, y él le propuso matrimonio en el acto. Luina aceptó su propuesta, lo que significaba que no sólo había encontrado una maravillosa esposa, sino también dos adorables hijas en Marie y Myuke. La vida pacífica que llevaba con su familia había, por fin, convertido su sueño de toda la vida en una realidad. Su felicidad era inconmensurable.

—…nima? ¿Anima? Oye, ¿Anima? ¿Puedes oírme?

—Estaba pensando en el día en que nos conocimos, —dijo Anima después de ser repentinamente llevado a la realidad—. no puedo agradecerte lo suficiente por decir que sí cuando te pedí que te casaras conmigo.

—Anima… —Luina susurró, sonriendo suavemente—. Soy yo quien debería agradecerte. Eres realmente el mejor marido que podría haber deseado. Siempre me ayudas con los quehaceres, con las finanzas… Incluso podemos permitirnos llevar a las niñas a comer. Es como si estuviera soñando.

Se volvió hacia sus hijas y las miró mientras disfrutaban de su comida caliente.

En el pasado, la familia Scarlett tenía un contrato con el gobierno del país que les permitía vivir en el regazo del lujo a cambio de estar siempre presentes en el campo de batalla en caso de emergencia.

Sin embargo, la vida de Luina se puso patas arriba tras la muerte de su padre. Para poder mantener a su madre, mortalmente enferma, y a los niños del orfanato, tuvo que vender casi todas sus posesiones. Las penurias se ampliaron aún más con la muerte de su madre. Incapaz de mantener a tantos niños sola, sólo Marie y Myuke pudieron quedarse con ella. Al límite, en un momento dado, incluso consideró vender la casa llena de recuerdos de su familia para poder llegar a fin de mes.

Afortunadamente, con las trescientas piezas de plata que Anima había ganado, no tuvo que albergar esos pensamientos por más tiempo; los cuatro pudieron vivir cómodamente. No era la vida de lujos que había tenido antes, pero poder permitirse comer fuera con las niñas era más de lo que podía haber pedido. Era natural que estuviera agradecida a Anima después de toda la miseria por la que había pasado, pero había una cosa que él tenía que aclarar.

—No gané ese dinero solo. Myuke hizo la mitad del trabajo.

—Mm-hmm, sí que lo hizo. —Luina miró a Myuke con una cálida expresión—.

Gracias a su duro trabajo, todos podemos disfrutar de este delicioso almuerzo.

Gracias, Myuke.

—¡Gracias, Myukey!

—¡No-No necesitan agradecerme! —Los elogios de todos hicieron que las mejillas de Myuke se pusieran al rojo vivo—. ¡Sólo hice lo que tenía que hacer!

Publicidad G-M3



Mientras miraba a su adorable hija, Anima se llevó a la boca una cucharada de estofado.

Probablemente hubiera tenido mejor sabor si Luina se lo hubiera dado de comer, pero él no quiso evitar que ella se comiera su propio almuerzo. En cambio, los cuatro almorzaron cada uno por su cuenta.

—Papi, ¿qué se dice después de la comida? —Marie preguntó después de que todos terminaran de comer. Miró fijamente a Anima, claramente emocionada por algo.

—Hmm, ¿qué era? ¿Podrías recordárselo a papi?

—¡Escucha! —dijo ella, con los ojos brillantes cuando él mordió el anzuelo—. ¡Es “Gracias por la comiiiida”! ¿recuerdas, papi?

—¡Gracias por la comida! ¿Y bien? ¿Cómo lo hice?

—¡Wooow! ¡Que ‘nteligente!” Marie animó mientras aplaudía con entusiasmo—

. ¿Viste eso, mami? ¡Papi es muy ‘nteligente!

—Ya lo vi. Bien hecho, Anima. Tú también lo hiciste bien, Marie.

—¡Ejeje! ¡Estaba delicioso!

—Me alegra oír eso, —dijo Anima con una sonrisa—. ¿Tienes la barriguita llena?

—¡Uh-huh!

—Yo también estoy llena, —dijo Myuke—. Tengo que hacer algo de ejercicio para no engordar.

—No creo que sea malo que subas de peso. No te sentaría mal.

—Pero entonces no cabría en el vestido que me compraste, —respondió. Le encantaba el vestido que Anima le había comprado, tanto que prometió llevarlo sólo para las salidas.

—Entonces te compraré uno nuevo.

—¿Estás seguro? —preguntó, echando una mirada reservada a Anima.

—Puedes apostar que sí. ¿Verdad, Luina?

—Siempre trabajas tan duro, —respondió con un asentimiento y una sonrisa radiante—. No hay necesidad de ser reservada. Sin mencionar que todavía estás creciendo. Asegúrate de decirnos si tu ropa empieza a apretarse.

—¡Yaaaay! ¡Gracias! ¿Hay algo en lo que pueda ayudar hoy?

—¡Yo también! —Marie vitoreó—. ¡Yo también quiero ayudar!

—Entonces, ¿qué tal si ayudan a papi a recoger la ropa cuando lleguemos a casa?

—¡De acuerdo! —las chicas dijeron fuerte y alegremente mientras asentían.

Cuando terminaron de comer, Anima pagó la comida y salieron del acogedor restaurante con la aturdida Marie en sus brazos. La familia se abrió paso a través de la puerta arqueada del pueblo y se dirigió de vuelta a casa.

En su camino por la estrecha carretera de tierra, vieron un sendero de árboles derribados, lo que hizo que Anima mirara ansiosamente a Luina. Su habitual sonrisa brillante no se encontraba por ningún lado; miraba fijamente al frente, en blanco. Anima podía hacer una suposición educada de por qué se sentía deprimida. Estaban en el mismo lugar donde habían tenido un desafortunado encuentro con Malshan.

Al igual que el padre de Luina, Malshan era un mercenario empleado por el reino. Se decía que era el cazador más fuerte de la tierra, encargado de proteger al reino de los mayores peligros y desastres. Como figura clave en las defensas del reino y como hombre con un poder supuestamente inigualable, entrar en una pelea con él sin duda tendría graves repercusiones. A pesar de ello, Anima lo había golpeado, convirtiéndose potencialmente en un enemigo de todo el reino al hacerlo.

Para bien o para mal, el paradero de Malshan era desconocido, y nadie además de Anima y su familia sabían del incidente que había ocurrido. Su participación no había salido a la luz, pero la posibilidad de que despertaran como criminales buscados era increíblemente angustiante para Luina. Ella era plenamente consciente de la abrumadora fuerza de Anima – que probablemente habría sido capaz de luchar por sí solo contra el mundo, por no hablar del país – pero Anima no deseaba una guerra total. Amaba su nuevo hogar; no quería que fuera destruido, ni siquiera que su vida pacífica fuera sacrificada. Todo lo que quería era comer otro encantador almuerzo con su familia en ese acogedor restaurante.

—¿Hmm? —Sin avisar, Myuke dejó de caminar y rompió el largo silencio—. Miren, hay algo en el suelo…

El color se le fue de la cara al ver que alguien estaba derrumbado justo al lado de su casa.

—¿El hombre aterrador ha vuelto?

Marie se estaba asustando. Ella envolvió sus brazos alrededor del cuello de Anima y lo miró con lágrimas en los ojos, aterrorizada de que Malshan volviera.

—No te preocupes, no volverá —le aseguró con una poderosa sonrisa—. Y si lo hace, papi te protegerá.

Malshan había aprendido la abrumadora diferencia entre sus fortalezas. Incluso si estuviera vivo, acercarse a Anima de nuevo habría sido una tontería. Despreciaba absolutamente a Anima, pero el terror anidado en su alma habría sido ciertamente más poderoso que su deseo de venganza, por lo que era poco probable que la persona que estaba derrumbada allí fuera Malshan.

Publicidad G-M2



Aun así, la situación era muy inusual y potencialmente peligrosa. Para asegurar la seguridad de su familia, Anima bajó a Marie y se acercó a la persona colapsada. Al hacerlo, descubrió que no era Malshan, sino una joven con cabello dorado brillante y un rostro joven e inmaculado. Sin embargo, una mirada a la espada en su cadera confirmó que no era una chica de pueblo normal.

¿Podría ser una asesina enviada por Malshan para…?

Sus pensamientos fueron interrumpidos de repente por un profundo estruendo, que disipó inmediatamente cualquier temor que tuviera.

—¡Luina, date prisa!

—¿Está viva? —Luina, aún más pálida que antes, preguntó mientras corría hacia su marido y la chica inconsciente.

—¡¿Un demonio hizo esto?! —Myuke gritó, luego agarró la manga de Anima y exploró el área.

—No se preocupen, no fue atacada por un demonio. Se desplomó por agotamiento.

Inmediatamente después de la explicación de Anima, otro gruñido profundo cortó el área.

—Ughhh… Pensar que yo, Shaer, me derrumbaría por el hambre… Nunca me libraré de esta vergüenza… —murmuró la chica antes de volver a desmayarse. En respuesta, Luina dejó escapar un suspiro de alivio y se volvió hacia Anima.

—¿Podrías por favor traer… a Shaer, verdad? ¿Podrías llevarla al comedor, por favor?

Anima no podía negar una petición de Luina. Levantó a la chica y entraron en la casa.

***

 

 

En el momento en que Anima sentó a Shaer en la silla que habían comprado dos meses antes, se desplomó sobre la mesa. Estaba efectivamente paralizada por el hambre, pero en interés de la seguridad, Anima se aseguró de despojarla de sus armas. Tomó la espada colgada a su lado y la colocó contra la pared.

—¿Se fue a contar ovejitas?

—Debe estar muerta de cansancio. Déjala dormir, Marie.

Myuke tomó la mano de Marie y se escondió a espaldas de Anima. No quería que su preciosa hermanita se acercara a una desconocida, y Anima no podía estar más de acuerdo.

Había confiscado su arma, pero mientras sus miembros estuvieran unidos, la amenaza de un ataque seguía presente. Mantuvo sus ojos pegados a ella para poder saltar y proteger a sus hijas en cualquier momento, pero al mismo tiempo, estaba preocupado por ella. Parecía estar al borde de desmayarse de hambre.

—¡La sopa está lista! —Luina dijo cantado mientras entraba en el comedor, llevando un tazón de sopa de frijoles.

En el momento en que el tentador aroma de la sopa humeante hizo cosquillas en las fosas nasales de Shaer, levantó la cabeza y buscó la fuente en la habitación como una bestia hambrienta. Al localizar el maná, su estómago gruñó de alivio. Un trago audible le ayudó a aclarar su garganta y su mente mientras miraba a Anima y a los demás en la habitación.

—¿Ha-Has sido tan amable de prepararme esto?

—Come —respondió Luina con una sonrisa—. Hay mucho más.

—¡Mi gratitud te seguirá hasta la tumba! ¡Gracias! —Shaer respondió con una brillante sonrisa.

—¡AHHH! ¡NOOO! —Marie soltó un grito estridente justo cuando Shaer agarró la cuchara y se preparó para deleitarse con la sopa humeante, lo que la llevó a fruncir el ceño abatidamente.

—Hacer esperar a una chica hambrienta después de seducirla con la perspectiva de la salvación… Qué forma tan cruel de tortura.

Marie, que no conocía la palabra “tortura”, inclinó la cabeza. Sin embargo, no le importó lo suficiente como para estar confundida por mucho tiempo, e inmediatamente juntó sus manos.

—¡Tienes que agradecerle a mami antes de la comidita! ¡Mira, así! ¡Gracias por la comida!

Publicidad M-M1

—Oh, qué grosera soy —dijo Shaer con una sonrisa de alivio—. Mi hambre me hizo olvidar la etiqueta adecuada. ¡Gracias por la comida, señora! ¿Cómo estuvo eso?

—¡Yaaaay! ¡Bien! ¡Puedes masticar ahora!

Habiendo recibido la aprobación de Marie, inmediatamente comenzó a llevarse la sopa a la boca. Después de un par de cucharadas, rellenó sus mejillas con el pan que Luina le sirvió a un lado y lo bañó todo con un gran trago de leche.

—¡Wooow! ¡Está comiendo mucho! ¡Qué rápido!

Marie miró con los ojos abiertos el increíble despliegue de velocidad que se exhibía ante ella. Si Shaer estuviera en un concurso de comer rápido, habría ganado por una gran diferencia.

—No podría estar más de acuerdo.

Aun sosteniendo la mano de Marie, Myuke seguía en guardia mientras veía a Shaer devorar su comida. Llevaba la misma mirada cautelosa que había tenido cuando conoció a Anima. Era extremadamente cautelosa con los extraños, pero no por falta de confianza. No quería nada más que proteger a su preciosa hermanita, así que siempre estaba alerta.

No podía permitir un desliz cuando la seguridad de Marie estaba en juego.

Aunque su disposición hacia Anima había cambiado al saber que era el marido de Luina, Shaer era una completa desconocida. No parecía ser una asesina enviada por Malshan con el ingenioso plan de crear una ilusión de seguridad y confianza fingiendo hambre, pero sus intenciones seguían estando envueltas en el misterio. Escuchar su historia era la prioridad de la familia, pero tenían que alimentarla antes de poder hacerlo. No podía compartir nada mientras estaba desmayada, después de todo.

—¡Ghah!

Estar bajo constante vigilancia desde todas las direcciones puede haber llegado a Shaer, ya que se ahogó con un bocado de pan. Alcanzó su vaso de leche, pero ya estaba vacío.

Publicidad M-M4

—Bebe esto. Es agua.

Tomó el vaso de agua de Myuke y se lo tragó. Después de dejar el vaso vacío, inclinó tanto la cabeza que casi se golpeó contra la mesa.

—¡Realmente son mis salvadores! —declaró—. ¡Juro por mi orgullo de caballero que algún día les devolveré el favor!

—¡No-Nooo!

—¿He hecho algo malo? —Shaer preguntó temblorosamente en respuesta al repentino grito de Marie.

—¡Tienes que agradecerle a mami la comidita también! ¡Mira, mira! ¡Te lo mostraré! —Marie volvió a juntar sus manos y agradeció a Luina—. ¿Viste?

—Eres una niña muy inteligente —dijo Shaer, dejando escapar otro suspiro de alivio—. Una niña de tu edad que conoce tan bien los modales en la mesa es una rareza.

—¡Gracias!

Sintiendo que estaba siendo alabada, Marie rompió en una sonrisa adorable. Su alegría debió ser contagiosa, ya que la expresión tensa de Shaer disminuyó en respuesta.

—Como la pequeña dama señaló, he olvidado darle las gracias por la comida. Gracias, señora. ¿Cómo estuvo eso?

—¡Bien!

Viendo a Marie aplaudir con entusiasmo, la boca de Shaer se enroscó en una cálida y suave sonrisa… no el tipo que pertenecería a un asesino sediento de sangre. Esa sonrisa, además de haberla dejado completamente indefensa mientras comía, fue suficiente para que Anima concluyera que su encuentro fue una coincidencia y finalmente bajara la guardia.

Myuke, sin embargo, seguía con los nervios de punta, y miró fijamente a Shaer con una grave expresión.

—Entonces, ¿eres una caballero? —preguntó, lanzando una mirada aguda en su dirección.

—Eso es correcto, —dijo la caballero, y se puso de pie—. Soy Shaer, comandante del Primer Cuerpo de los Caballeros de Raitén.

—Ya-Ya veo… —Myuke agarró ansiosamente la manga de Anima. —¿Qué es un “caballero”?

—Verás, los caballeros, a las órdenes del rey, se aseguran de que la gente mala sea castigada.

Publicidad M-M2

—¡Pero papi golpea a la gente mala!

Myuke asintió con una sonrisa agridulce a la jactancia de Marie. Claramente le había preocupado, y con razón. Si las circunstancias de la desaparición de Malshan hubieran salido a la luz, no habría sido inesperado que el rey enviara caballeros para capturar a Anima.

Mientras Anima consideraba las posibilidades, Shaer le miró directamente.

—¿Supongo que tú eres “papi”?

—Sí.

—Debes ser un cazador, entonces.

—Lo soy, sí.

Tenía una licencia de cazador, así que a pesar de no haber tomado nunca un trabajo, era técnicamente un cazador. Al oír eso, Shaer sonrió.

—Somos muy parecidos. Ambos nos ganamos la vida tratando con sinvergüenzas.

—¿Hay muchos sinvergüenzas en esta zona? —Anima preguntó con la esperanza de saber más acerca de donde vivían, pero Shaer simplemente sacudió la cabeza.

—No te preocupes. No he escuchado de ningún criminal acechando en esta área. —Entonces, ¿por qué nos encontramos con que te derrumbaste aquí?

—Es bastante embarazoso admitir eso considerando mi posición, —se rio torpemente mientras Anima iba directo al grano—, pero salí a los cielos a buscar a Lord Merkalt con la esperanza de pedirle ayuda. Mientras estaba en el aire, la terrible hambre y mi grave falta de maná me hicieron caer en picado.

Su encuentro había sido una honesta y buena coincidencia, pero ella acababa de revelar una información bastante sombría, enviando una sombra de duda sobre las caras de Luina y Myuke. Anima las miró, señalando que debían dejarle el resto a él.

—Ese “Merkalt”. ¿Estás hablando de Malshan? ¿El hombre que empuña la piedra del Dragón Carmesí?

—Así es —dijo, asintiendo—. La alimaña que se nos encargó exterminar es poderosa más allá de la comprensión humana. La única persona que podría hacer frente a esa bestia es Lord Merkalt, y como tal, voy de camino a su mansión para hacer una petición formal de ayuda.

—No vayas —dijo Anima bruscamente, pero no entró en detalles.

Que Shaer fuera a la casa de Malshan sin duda provocaría algunos problemas. Si lo encontraba, inevitablemente terminarían hablando de la batalla; si no lo hacía, se convertiría en una investigación completa sobre su paradero. Si lo rastreaban hasta el orfanato y el bosque destruido cercano, Anima sería probablemente el principal sospechoso.

Para evitar cualquier problema serio en el futuro, podría haber sido mejor confesar. Shaer parecía tener un fuerte sentido de la justicia; era probable que se pusiera de su lado si explicaba las circunstancias.

—¿Por qué no? Ah, supongo que sería grosero irse sin ayudar con los platos. Mis más sinceras disculpas por mis modales, pero soy absolutamente terrible haciendo las tareas. Sólo rompería algo…

—No, no es eso. Tengo algo que decirte antes de que vayas a la casa de Malshan.

—¿Qué sería?

Anima respiró profundamente y abrió la boca.

—Nosotros luchamos, le derroté.

—¿Qué tú hiciste qué? —Shaer entrecerró los ojos—. Con todo respeto, me resulta difícil imaginar que hayas derrotado a Lord Merkalt dado que es el individuo más fuerte del reino. No se me ocurre ninguna razón para que luches contra él, para empezar.

Anima esperaba que dudara de tales afirmaciones y ya había preparado pruebas.

Abrió uno de los armarios, sacó su prueba y la puso sobre la mesa.

—¿Sabes lo que es esto?

—¿Có-Cómo…? ¿Por qué lo tienes tú?

Los ojos de Shaer se abrieron de golpe cuando Anima reveló un pendiente con incrustaciones de una piedra carmesí. Era una piedra mágica que se había formado después de la muerte de una terrible bestia que asoló las tierras hace tres siglos. La piedra del Dragón Carmesí debía de tener un brillo peculiar, ya que la caballero la reconoció con sólo una mirada.

—Malshan vino aquí y amenazó con convertirnos en cenizas conjurando una bola de fuego, así que me defendí. Él se desvaneció, dejando sólo este pendiente.

—¿Por qué los atacaría?

Era una pregunta natural, una que Anima no podía responder con la verdad. El objetivo de Malshan, la piedra del Precursor, era un secreto bien guardado de la familia Scarlett. La existencia de la piedra en sí misma, y mucho menos la posesión de Luina, sólo era conocida por unos pocos.

Sin su permiso, las manos de Anima estaban atadas.

—Él estaba tras Luina. Trató de cortejarla, pero el hecho de que estamos casados y que ella me ama era algo que él no podía aceptar.

—Hm, ¿así que se volvió loco de amor? Por vergonzoso que sea, nunca he experimentado sentimientos tan intensos. ¿Es eso realmente suficiente para llevar a un hombre honorable a masacrar a toda una familia?

Lo vistió de manera diferente, pero el quid de la cuestión es que no se creyó la historia de Anima. Preocupada de que revelar su secreto fuera la única opción que quedaba, Anima echó un vistazo a Luina, quien, después de un tímido asentimiento, abrió la boca.

—La verdad es que… estaba tras el tesoro secreto de la familia Scarlett.

—¿El tesoro de los Scarlett? —preguntó Shaer, levantando una ceja—. Nunca he oído hablar de tal cosa, pero la pregunta más apremiante es por qué sabrías tú de él.

—Porque soy una Scarlett.

Los ojos de Shaer se abrieron de par en par.

—¡¿U-Usted…?! Lady Luina, ¿es usted miembro de la familia Scarlett?

—Sí, lo soy… —respondió Luina, tan confundida como Shaer después de escuchar su respetuoso tono.

—¿Es la hija de Lord Rei, por casualidad?

—¿Conoces a mi padre?

Shaer de repente saltó de su asiento y miró a Luina, con los ojos brillantes.

—¡Y que lo diga! Le debo mi vida; me salvó durante mi primera misión. Era un hombre verdaderamente magnífico, un aliado increíblemente poderoso y a la vez gentil con un fuerte sentido de la justicia. Yo aspiro a ser algún día la mitad de héroe que él fue. Si realmente es la hija de Lord Rei, entonces lo que su querido esposo dijo sobre el Señor Merkalt debe ser verdad. —Aparentemente confiando en su historia, Shaer elogió al padre de Luina como si fuera una deidad. Anima dio un suspiro de alivio mientras Shaer inclinaba su cabeza ante él—. ¡Lord Anima! En lugar de Lord Merkalt, ¿tal vez usted consideraría ayudarnos con nuestra misión de someter a ese monstruo?

—¿Qué monstruo?

Shaer comenzó a compartir información en un tono grave. Al parecer, algún monstruo ocupaba el puente entre dos partes de Raitén: una importante ciudad portuaria donde se concentraban la mayoría de las importaciones y exportaciones de la ciudad, y el resto del país. El puente servía como una ruta comercial esencial, pero desde que había sido tomado por el monstruo, el transporte de mercancías se

 

había detenido. La única opción que tenían los mercaderes era tomar un desvío, lo que llevaba mucho más tiempo.

—Las acciones de ese monstruo afectan al reino en general. Es el deber de los Caballeros lidiar con tales adversidades, pero… es simplemente demasiado poderoso. —Shaer miró a Anima con ojos suplicantes—. Ahí es donde usted, Lord Anima, entra en juego. Naturalmente, no le pido que lo haga gratis. El palacio ha puesto una recompensa de cincuenta piezas de oro por la cabeza de la criatura.

—¡¿Ci-Cincuenta piezas de oro?!

Kiraware Maou Volumen 2 Capitulo 1 Novela Ligera

 

El grito de Myuke resonó por toda la habitación. Cincuenta monedas de oro era diez veces lo que habían ganado vendiendo la piedra de golem. La gente trabajaba durante décadas con la esperanza de hacer tal fortuna, y permitiría a su familia vivir una vida de lujo en el futuro inmediato.

—No lo haré.

Ni siquiera esa gran suma de dinero fue suficiente para que Anima aceptara. Había algo más, algo mucho más importante que quería proveer a su familia.

—Si encuentra esa recompensa insatisfactoria, negociaré un precio con Su Majestad.

—¿Puedes arreglar algo así?

—Yo me reporto directamente a Su Majestad, y por lo tanto puedo tener una audiencia con él —Shaer se jactó—. ¿Cuánto desearía para esta misión?

—No quiero dinero.

—¿No? ¿Entonces puedo preguntar qué es lo que busca?

—Una vida pacífica.

—Ya veo. —Shaer asintió profundamente—. En otras palabras, le gustaría ser perdonado después de su desafortunado encuentro con Lord Merkalt.

—Eso es correcto.

Anular las repercusiones de su lucha con Malshan era esencial para una vida pacífica con su familia.

—Descanse tranquilo, Lord Anima. Una vez que venza al monstruo y restaure la paz en nuestras tierras, Su Majestad seguramente lo perdonará por ese incidente.

—Entonces está decidido —dijo Anima en respuesta a la declaración confiada de Shaer—. Les ayudaré. Entonces, ¿dónde está exactamente ese puente? ¿Está muy lejos?

—Hay una gran montaña entre aquí y el puente. Si decidimos rodearla, deberíamos llegar al puente en unos diez días. Usar una piedra que permita el vuelo acortaría el viaje a tres días. De cualquier manera, no tenemos tiempo que perder. Lo guiaré hasta allí, así que, por favor, ¡prepárese para salir lo antes posible!

—¿Papi se va?

Anima asintió a la pregunta de Marie.

—Por trabajo. Pero no te preocupes, volveré pronto. ¿Puedes ayudar a mami mientras estoy fuera?

—¡No!

Se aferró a las piernas de Anima.

—¡Quiero iiir! ¡Quiero ‘tar contigo! —Marie resopló al borde de las lágrimas.

—Yo también quiero estar contigo —dijo Anima mientras acariciaba su cabeza—y tampoco quiero dejar atrás a Myuke y Luina. Shaer, ¿hay algún pueblo cerca del puente?

—Hay una ciudad comercial a pocas horas de camino.

Anima sonrió con placer y miró a Luina. Mientras él se ocupaba del monstruo, las chicas podían ir de compras o pasar el rato en la ciudad a una distancia segura del campo de batalla.

—Dime, Luina. ¿Qué tal si nos vamos de viaje?

—¿Un viaje?

—Una luna de miel, si lo deseas. —Anima dirigió su atención a sus hijas—. Por supuesto, me gustaría llevarlas a ustedes dos también.

Publicidad M-AB

—¡Suena que va a ser espectacular! ¡Estoy a favor!

—¡Yo también! ¡Quiero ir de vuaje!

Al ver a sus hijas tan emocionadas, Luina se enganchó a la idea también.

—Bien, vayamos todos de viaje juntos.

Aunque Anima tendría que hacer un poco de trabajo extra, él y su amada familia se fueron de luna de miel.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios