Slayers (NL)

Volumen 10

Capítulo 3: Se Despliega La Batalla En La Noche De Solaria.

Parte 2

 

 

-¿Qué?

Se escuchó una voz sorprendida desde el final de la calle. Era un hombre de mediana edad. Probablemente se había dado cuenta de la explosión de mi hechizo y había ido a ver qué pasaba.

Publicidad M-AR-1

– ¡¡…!!

Zain se sentía incómodo, y saltó hacia atrás, fuera del alcance de Gourry.

¡Bien! ¡Todo va como planeaba! ¡Si viene más gente los hombres de negro se retirarán!

Pero…

El que estaba luchando contra Millina no reaccionó como Zain. Saltó fuera del alcance de Millina como había hecho Zain antes con Gourry, pero no pretendía huir.


-No nos molestes. –Dijo al hombre de mediana edad con un tono muy serio, antes de mover su brazo izquierdo en su dirección.

-¡Gaah!

El hombre dio un grito, y cayó muerto al suelo. “… ¿Qué?

-¡Qué estás haciendo, Zord! –Gritó Zain.

-¡Pues matar a los testigos! –Respondió con satisfacción-. ¡Hay que matar a todos los que vengan a molestar!

-¿Estás seguro? ¡La gente ya se habrá dado cuenta de nuestra batalla, y acabarán viniendo más!

-¡Cuantos más vengan, más habrá que matar! ¡Eso es todo! –Zord lanzó un ataque con su brazo izquierdo.

…¿Me está atacando a mí?

Siguiendo un presentimiento salté hacia un lado sin pensar, y una hoja invisible cortó un mechón de mi pelo.

¡Maldita sea! ¡No me destroces el pelo!

Pero la situación se puso mucho peor. Pude ver que Zord había usado contra mí el mismo ataque que usó contra el hombre de antes. Pensaba que había sido algún cuchillo o algo similar, pero no pude verlo. No había ningún reflejo o sombra que delatase la hoja de un arma blanca, pero había cortado mi pelo… Tenía que ser algún tipo de onda de choque invisible.

Seguramente, Zord era capaz de crear ondas de choque invisibles del tamaño de pequeños cuchillos al mover su brazo izquierdo, y lanzarlos contra su objetivo.

¡Qué habilidad tan peligrosa!

Para poder esquivar su ataque, teníamos que estar pendientes de él, y si usaba el mismo movimiento con su brazo, dar un salto para esquivar el ataque. Era lo único que podíamos hacer.

Pero era imposible que estuviésemos pendientes de él porque había más hombres de negro.

¡Entonces tendremos que acabar con él! El hechizo que tengo preparado es el Blast Ash, porque estas quimeras pueden resistir los hechizos normales. ¡Millina, espero que no estés demasiado cerca del hechizo!

-¡Blast Ash!

Apunté al espacio tras Zord, pero parece que lo presintió, y corrió hacia delante.

Luke salió corriendo hacia Zord.

¡ZANK!

Con un golpe de su espada, Luke atravesó sus costillas. “¡Genial! ¡Lo conseguimos!

Estaba entusiasmada, pero sólo duró un segundo. ¡Aunque había recibido un profundo corte, Zord lanzó un ataque a Luke!

– ¡¿Qué?!

¡KRANK!

Luke consiguió parar el golpe con su espada larga.

-¿Qué puñetas eres tú? –Preguntó Luke.

-¡Jajajaja! ¡Es inútil! ¡Tus golpes jamás podrán acabar conmigo! –Dijo Zord, disfrutando del momento.

¿Tan resistente es? ¡Tenemos que acabar con él ahora o tendremos problemas! Pero antes de que reaccionásemos, Zain dio una orden a sus hombres.

-¡Retirada!

Todos los hombres de negro salieron rápidamente del campo de batalla. Zord seguía sin moverse.

-¡Zord! –Gritó Zain.

-¡Marchaos y dejadme aquí! ¡Quiero seguir peleando! ¡Quiero matarles a todos! – Dijo con voz de loco.

… Una persona tan desequilibrada no debería tener una habilidad tan peligrosa… o fue la fusión con un demonio lo que le volvió loco?

-Se lo voy a decir al jefe. ¿Qué crees que pensará?

La amenaza de Zain me pareció demasiado infantil, pero Zord parecía intranquilo ante ella. Dio un salto para alejarse de Luke y dijo.

-¡Me he equivocado! Me voy con vosotros. “¿Se ha vuelto tan obediente de repente?

-Retirada. –Volvió a ordenar Zain, y todos los hombres de negro desaparecieron en la oscuridad de la noche.

Después de que Zain se fuese, sólo quedábamos nosotros cuatro, pero empezaron a llegar más personas.

-…Deberíamos irnos también. –Dije.

-Estoy de acuerdo. Vámonos. – Dijo Millina asintiendo.

-Vale, vayamos a un lugar donde podamos hablar. – Dije.

***

 

– Ya veo… Ahora lo entiendo todo… –Susurró Luke con un tono antipático.

Yo acababa de explicar todo lo que había sucedido, mientras él escuchaba con un baso de licor en la mano.

Después de Luchar contra el grupo de hombres de negro, Gourry y yo volvimos al hostal para recuperar nuestras cosas. Entonces Luke, Millina, Gourry y yo dejamos el barrio en el centro y nos fuimos a uno más en los límites de la ciudad. Allí había una zona en construcción, donde se podían ver cómo se estaban construyendo casas, hostales, tiendas… uno detrás de otro, lo que daba al barrio un aspecto muy caótico. Como sospechábamos, la zona era peligrosa y se podían ver a algunos tipos sospechosos pasar por allí.

Esa era la razón por la que decidimos quedarnos allí. Encontramos un hostal bastante solitario, y nos pusimos a comer.

-Según tu historia, parece que Lavas está en el mismo bando que esos hombres de negro, ¿correcto? –Me preguntó Luke.

-Sí, correcto. –Respondí mientras cogía un pedazo de sándwich de salmón ahumado.

-¡Mierda! … ¡No puedo creer que nos engañase a Millina y a mí! –Protestó Luke muy enfadado, pero Millina dijo en un tono calmado-. A mí no me engañó, sólo a ti.

-¿Qué? –Dijo Luke muy sorprendido-. ¿Quieres decir que nunca confiaste en Lavas?

-Como ya te he dicho varias veces, no me gustan los hombres pelirrojos.– Dijo Millina.

-… Pero.. esos son prejuicios… –Dijo Luke, parecía un poco deprimido.

-Perdonad, –dije, interrumpiéndoles-. Se supone que fuiste tú, Millina, quién aceptó el trabajo de proteger a Lavas, ¿no?

-Exactamente, pero hay una historia que tenéis que oír. –Millina comenzó a contar una historia con su típica voz calmada.

***

 

Una noche, hacía varias semanas…

Luke y Millina se encontraban en otra ciudad, algo lejos de Solaria. Millina estaba

molesta por las constantes súplicas de Luke por su amor, y decidió salir de compras sola. Entonces encontró a un hombre.

-Yo siervo a lord Langmayer de la ciudad de Solaria. –Dijo-. Un hombre malvado está intentando derrocarle y conseguir su posición como señor feudal, tiene un plan para acabar con la familia del lord. Intento llevar estas noticias al rey, y me gustaría que me protegieses del enemigo.

Millina rechazó el trabajo. A Luke no le gusta trabajar como guardiana porque no es un trabajo muy excitante. Pero la razón de Millina era diferente. Pensaba que el hombre estaba mintiendo.

Era algo normal no confiar en ese hombre. ¿Qué persona contaría una historia así sobre el señor feudal a un total desconocido? Normalmente algo así se desvelaría una vez que la persona acepte el trabajo. Así que Millina supuso que todo era mentira y que pretendía aprovecharse de ella.

Al día siguiente…

Millina encontró el cadáver del mismo hombre en plena calle. Eso le hizo sospechar que no era un mentiroso, sino alguien que temía por su vida, y que buscaba desesperadamente alguien que le ayudase, por eso le contó todo a una extraña. Quizás con la esperanza de que la verdad se supiese en caso de que él muriera.

Millina quería saber si era verdad o no, y por eso fue a Solaria.

***

 

… Ya veo. –Dijo Gourry a Millina-. Pero me sorprende que Lavas os contratase a los dos, estando él en el bando de los mismos hombres de negro de Bezerd.

-Supongo que es de los que usan todo lo que tienen a mano. –Dijo Millina mientras bebía un té de hierbas con una cucharada de brandy-. Quise quedarme unos días más en el castillo y buscar más pruebas. Pero no encontré nada.

-¿Quieres decir que estabas buscando pruebas cuando nos encontramos en el castillo? –Le pregunté, y ella respondió asintiendo-. En la habitación en la que nos metimos… había un hombre tumbado en la cama. Había sido envenenado. –Dije.

Millina reaccionó moviendo ligeramente sus cejas.

-Imagino que ese hombre es lord Langmayer. –Dije.

-Entonces eso prueba la historia del hombre que murió. –Dijo Gourry con una mirada seria-. Lavas intenta conseguir la posición de señor feudal. Pero, ¿qué es Lavas?

-Lavas es nuestro enemigo. Eso es todo lo que sabemos. –Dijo Luke-. Tengo otra pregunta. ¿Y el hombre enmascarado? ¿Quién es?

-Sea quien sea creo que no es nuestro enemigo. –Respondí.

-No me fío de él. –Dijo Luke-. Podría ser un espía del rey, que nos está utilizando porque le conviene causar problemas a Lavas. Si es cierto, no estará de nuestro lado en una batalla seria. Hay otra posibilidad. El hombre enmascarado podría ser Beisam, el que huyó del castillo, que está vivo y quiere volver, lo que explicaría cómo sabe tantos secretos del enemigo. Sea como sea, si tengo razón, Beisam y el hombre enmascarado nos usarán como les venga bien, y quizás les venga bien quitarnos de en medio cuando todo acabe.

-Entonces… no podemos esperar que el hombre enmascarado nos ayude.

–Respondí.

-Lo más fácil sería… –dijo Luke arrascándose la cabeza mientras miraba a Millina-. Dejar la ciudad y contarle todo al rey o a alguien en una posición poderosa, y dejar que se encarguen ellos de todo.

-Si es lo que quieres hacer, puedes ir a ver al rey tú solo. –Dijo Millina.

-¡Oh, no, Millina! ¡No seas tan cruel! –Luke se puso a llorar y a suplicar.

-Lina, ¿qué vamos a hacer? –Me preguntó Gourry con una sonrisa irónica, porque ya sabía cuál iba a ser mi respuesta.

-¡Está claro! ¡Acabaré con todos los que se interpongan en mi camino! ¡No me importa que sean los hombres de negro o el señor feudal!

-Entonces iremos con vosotros. –Dijo Millina con calma.

Publicidad G-M2



Luke parecía haber cambiado de opinión y sonreía irónicamente.

-Entonces lo mejor será que nos quedemos aquí hasta que se tranquilicen las cosas tras nuestra batalla, y después ir al castillo.

-¡Cómo se te puede ocurrir un plan tan pacífico! –Dije antes de tragar el último pedazo de mi sándwich-. ¡Vamos ahora mismo!

***

 

Esa noche Solaria estaba más alborotada de lo habitual, pero era natural después de todo lo que había ocurrido las dos noches anteriores.

Muchos mirones se habían reunido en el lugar de nuestra última batalla. Los guardias estaban ocupados manteniéndoles alejados de la escena mientras la investigaban.

Eso era lo que veíamos mientras volábamos por el cielo nocturno.

Nuestro destino era el mismo templo en el que Gourry y yo habíamos entrado la primera noche. Aunque la situación no era la misma, porque ahora no éramos sólo dos… y lo que era más importante, veníamos a buscar pelea, no pista.

Existía la posibilidad de que hubiese instalaciones importantes en el sótano del castillo, dedicadas a crear quimeras de humano y mazoku, como Zord y Zain.

Nuestra misión: Destruirlas por completo.

Por supuesto, habíamos pensado también en invadir directamente el castillo, atar a Lavas, obligarle a confesarlo todo y acabar con sus planes para siempre.

Para ser sincera, fui yo quien sugirió ese plan, pero a Millina no le pareció una buena idea. Por lo que sabíamos, Lavas era el más sospechoso de todos, pero no teníamos ninguna prueba de peso en su contra. Millina dijo que no podíamos atacarle directamente mientras hubiese una posibilidad de que Lavas no fuera la mente maestra detrás de todo el complot.

A Millina tampoco le pareció bien mi idea de que si Lavas resultaba ser inocente después de nuestro interrogatorio, podíamos simplemente decir “Oh, perdón, ¡ha sido culpa mía! ♥ ¡jejejeje!”

Por eso elegimos como objetivo una de las instalaciones del castillo. Independientemente de que Lavas tuviera algún secreto oscuro, estaba claro que ese lugar era una localización importante para los hombres de negro.


Podíamos matar dos pájaros de un tiro al debilitar el poder del enemigo mientras conseguíamos pistas sobre la revuelta. Además, el lugar podría estar vacío de enemigos, porque los hombres de negro, Zain incluido, podrían estar hablando con su jefe. Probablemente no esperarían que atacásemos tan pronto después de nuestra última batalla, y les pillaríamos con la guardia baja. Teniéndolo todo en cuenta, era una gran oportunidad para nosotros.

-Ahí está. –Murmuré en el interior de la barrera de viento.

Habíamos llegado al templo, con una cúpula a modo de tejado. Controlando mi hechizo, nos acerqué hasta él.

Debido a la oscuridad de la noche y al viento de la barrera que nos rodeaba hacían difícil contar el número de guardias, pero me pareció que había menos que la última vez.

Los cuatro aterrizamos en el tejado.

-Millina, genera otra barrera de viento a nuestro alrededor.

-¿Para qué?

-El ruido.

Parece que me entendió perfectamente. Tras recitar el hechizo, creó una barrera de viento a nuestro alrededor.

Entonces.

-¡Dam Brass!

¡KWAAANG!

La fuerza destructiva de mi hechizo abrió una entrada en el tejado. El tremendo ruido fue eliminado gracias a la barrera de viento que nos rodeaba. Usando el Levitation entramos en el edificio. Como la vez anterior, no podíamos ver nada a causa de la oscuridad, pero esta vez no teníamos que ir con tanto cuidado.

Cuando estaba a punto de usar un hechizo que iluminase el lugar… De repente oímos un gran alboroto.

-¿Qué ha pasado?

-¡No os mováis!

La puerta de la habitación en la que estábamos se abrió de repente, y un montón de guardias entraron gritando.

-¡¿C… cómo nos han encontrado?! ¡Si no hicimos ningún ruido!

-¿Quizás oyeron el ruido de los escombros al caer? –Dijo Luke contestando sarcásticamente a mi embarazosa pregunta.

Maldita sea… así que era eso…

La barrera de viento sólo pudo eliminar el ruido que salía al exterior, por el tejado, pero no el ruido que hicieron los trozos del tejado al derrumbarse en la habitación.

Seguro que fue un ruido muy fuerte…

¡Bueno! ¡No servía de nada lamentarse!

Recité un hechizo rápidamente y lo lancé a los guardias que se nos acercaban rápidamente mientras apartaban las sillas.

-¡Sleeping!

¡THUMP-THUMP!

Los soldados cayeron al suelo uno tras otro, como fichas de dominó.

Supuse que no había ningún hechicero entre ellos, porque sucumbieron muy fácilmente ante mi hechizo. Entraron más soldados en la habitación, pero Millina y yo los pusimos a dormir con nuestros hechizos. Unos pocos escaparon del efecto, pero fueron noqueados por Luke y Gourry.

Al final, sólo los cuerpos de soldados inconscientes nos rodeaban, apilados unos encima de otros.

La última vez también había dos hombres de negro, pero parecía que ya no estaban allí. Sólo se me ocurrió que tuviera algo que ver con el momento que habíamos elegido para atacar, pero podría haber otras razones de las que no supiéramos nada. Como, por ejemplo, que estuvieran preparándose para atacarnos ahora mismo, en algún lugar del sótano.

Volví a recitar el hechizo que estaba preparando antes.

-¡Lighting!

Una luz apareció de repente. La lancé hacia el techo, donde se quedó flotando en el aire iluminando el interior del edificio.

Había sillas alineadas en filas dejando un pasillo en el centro. También había un altar enorme ante una estatua de un dios.

Parecía una capilla bastante decente. Incluso mirándola con detenimiento, nunca se me habría podido ocurrir que era falsa si no fuese por esos guardias.

Quizás había alguna puerta secreta en algún sitio, pero no quería perder el tiempo tratando de encontrarla.

-¡Dam Brass!

¡BOOOOM!

Lancé mi hechizo amplificado al suelo del pasillo. Pero no reveló nada excepto un agujero, rodeado de escombros.

-Mierda, no hay nada.

Esperaba que mi hechizo hubiese abierto una entrada a las instalaciones subterráneas. Comencé a recitar otro hechizo.

-Oye… no estarás pensando en destrozarlo todo con tu magia hasta que encuentres lo que buscamos, ¿verdad? –Preguntó Gourry con la cara pálida.

Pues claro que no pensaba hacer algo tan estúpido. Golpeé con mi mano en el suelo destrozado.

-¡Bephis Bring!

Con esta magia capaz de crear túneles hice un largo y estrecho túnel en el suelo.

Supuse que encontraríamos dónde estaban las instalaciones secretas si usaba este hechizo algunas veces más, y apuntaba con cuidado.

Pero no hizo falta lanzar el Bephis Bring de nuevo.

-Lo encontré.

Al final del túnel que acababa de hacer podía ver una luz. Como sospechaba, las instalaciones secretas estaban en un lugar muy profundo.

Así que después de ensanchar el túnel usando de nuevo mi hechizo…

“… Un momento.

Justo antes de meterme en el túnel usando el Levitation, cambié de opinión y preparé otro hechizo… en el túnel.

-¡Fire Ball!

¡BOOOOM!

Publicidad G-M3



Con cuidado para esquivar las llamas, Luke y Millina descendieron por el túnel usando el Levitation. Gourry y yo les seguimos usando el mismo hechizo.

No había nada ahí excepto un pasillo largo, y algunas paredes ennegrecidas por mi Fire Ball.

Había lanzado ese hechizo porque tuve el presentimiento de que podríamos estar metiéndonos en una trampa, pero no había nadie. Pensándolo detenidamente, la explosión podría haber atraído a más enemigos…

En un sitio tan estrecho sería un problema si los enemigos empezasen a aparecer con sus espadas desenvainadas. Así que era mejor que nos moviésemos en seguida.

Publicidad G-M2



Volví a recitar un conjuro.

-¡Dam Brass!

¡BOOOOM!

Por puro instinto, abrí un agujero en una de las paredes.

¡Mi instinto suele ser sorprendentemente bueno! Había un lugar enorme tras el agujero en la pared.

Nos metimos en seguida, sin comprobar antes lo que pudiera haber dentro.

-Eh… ¿Eh?

Dentro de la gran habitación había cinco hombres que llevaban ropas de hechicero, con miedo en sus rostros, y que nos miraban con los ojos abiertos como platas. No parecían el tipo de hechiceros que van por ahí explotando cosas. Parecían más bien simples investigadores.

Pero no sólo había hechiceros allí dentro.

En la habitación había varios tubos de cristal de los que se usaban en la creación de quimeras. Y dentro de los tubos, llenos de agua de la vida…

Había lo que parecían ser los “frutos” de la investigación sobre las quimeras de humano y mazoku. Un hombre con el cuerpo mitad humano, mitad demoníaco, flotando en un tubo. También había una mujer cuyo cuello tenía una forma anormal, y un niño con un cuerpo deformado.

Estaba clarísimo que esa gente, que antes eran humanos, no se habían ofrecido voluntariamente a esos experimentos.

-¡BASTARDOS! –Con un grito repentino, Luke agarró al hechicero más cercano por el cuello.

-Uh… ¡uuhhhhh!

Otro hechicero, el más alejado de nosotros, se dirigió hacia una puerta con la mano extendida para coger el pomo.

Un sonido metálico atravesó la habitación. Un cuchillo se clavó en su espalda, lanzado por Luke.

-¡Aagh! –El cuerpo del hechicero cayó al suelo.

-No os mováis, si no queréis acabar como él. –Los hechiceros se quedaron congelados tras oír el tono serio en la voz de Luke-. Decidnos todo lo que sabéis, si no lo hacéis os romperé los dedos uno a uno. Si aún así os negáis, os mataré, ya obtendré la información de alguna otra persona.

Sus ojos ardían con rabia. Si le dejásemos hacer lo que quisiera, seguro que cumpliría sus amenazas, pero ninguno de nosotros tenía intención de detener a Luke, tras ver el contenido de esos tubos.

-Os… ¡Os diré todo lo que sé! –Gritó de repente el hechicero que Luke tenía cogido por el cuello, al darse cuenta de que era inútil guardar silencio-. A nosotros…

¡Nos han obligado a hacer estos experimentos! ¡Se basaban en fusionar a un mazoku, tras invocarlo, con un humano!

¡¡¿Qué?!!

Pude sentir como si me echaran encima un gran peso, tras oír las palabras del hechicero.

-El experimento se basaba en ver qué le pasaría a un niño, si su personalidad sería sometida a la del mazoku, ya que su ego aún está sin formar. O qué efectos tendría en un hombre o una mujer adultos, sobre cómo cambiarían sus habilidades, talentos, aptitudes, apariencia…

-No me importan los detalles del maldito experimento, –dijo Luke silenciando al hechicero con sus palabras llenas de furia-. ¡¿Quién os ha ordenado hacer esto?!

El hechicero duró un momento antes de contestar.

-L… Lord Lavas nos lo ordenó… “Como pensábamos…

-Claro… y vosotros, hijos de puta, hicisteis los experimentos sólo porque obedecíais órdenes de Lavas, ¿verdad?

-E… ¡era una orden! No… ¡no es culpa mía! “Hugh…

La expresión de Luke se volvió muy peligrosa al oír la confesión sin remordimientos del hechicero.

-¿Así que la chica que está flotando ahí se presentó voluntaria? ¿No es culpa tuya sólo porque alguien te lo ordenó? Entonces supongo que si alguien me ordena que te mate, tampoco sería culpa mía.

– ¡Ah…!

Después de un sonido seco de impacto, el hechicero tembló silenciosamente.

Publicidad M-M2

Slayers Volumen 10 Capítulo 3 Parte 2 Novela Ligera

 

Gourry y yo soltamos un grito ahogado al mismo tiempo. ¿Dónde puñetas lo tenía escondido?

En un pestañeo, Luke había atravesado violentamente el pecho del hechicero con una daga que tenía en la otra mano. Cuando soltó el cuello del hechicero, su cuerpo cayó al suelo poco a poco.

-Eso ha sido demasiado, Luke.

-¿Pero qué dices, Millina? ¡Ya has visto lo que han hecho! –Dijo Luke, rechazando con un tono agresivo el calmado intento de Millina por tranquilizarle. No era la manera habitual en la que Luke hablaba a Millina-. ¡Y encima piensan que no es culpa suya porque se lo han ordenado! ¡No puedo dejar que esos bastardos…!

-Tenemos alguien del que encargarnos primero, ¿no?

Al oír a Millina, Luke apretó los dientes con un sonido chirriante.

-Cuando veo algo así siento que los humanos me enferman…

-Yo soy humana, y tú también.

Los hombros de Luke se relajaron un poco al oír las palabras de Millina.

-En… entonces… qué hacemos con esos… –Dijo Luke mirando hacia los otros hechiceros, que estaban paralizados de miedo.

Pero, entonces…

-¡Sleeping! –Cayeron dormidos gracias a mi hechizo.

-¿Qué tal si los dejamos así? –Sugerí.

Publicidad M-M5

-Hmmh… –Respondió Luke con una risa amargada. Aunque su rabia no había desaparecido, no iba a matar a un grupo de personas mientras dormían.

-Entonces, ya que sabemos  quién es el  villano al que tenemos  que derrotar,

¡vamos al castillo y acabemos que Lavas inmediatamente! Ya habrá tiempo después para pensar en qué hacer con estos tíos.

-Bueno… Hay una cosa más de la que tenemos que ocuparnos antes de salir de aquí. –Dijo Gourry mientras miraba el agujero que yo había abierto en la pared.

-¿Enemigos?

-Sí, ya han llegado. –Dijo, preparando su espada-. Parece que tratan de esconderse, e intentan enmascarar su presencia, pero la habitación ya está rodeada.

-¿Cómo puedes saberlo? –Preguntó Luke, mirando a Gourry con duda.

Supongo que hubiera sido raro decirle que confiase en la intuición de otra persona, pero los instintos animales de Gourry nunca han fallado desde que le conozco.

Entonces, como la habitación ya estaba rodeada, nuestra estrategia debería ser… ah, ¡ya sé!

Comencé a recitar un hechizo inmediatamente.

-¡Vale, acabemos rápidamente! ¡Ya estoy harto de todo esto! –Gritó Luke, animándose mientras iba hacia la otra puerta y cogía la daga que había clavado en la espalda del hechicero.

En ese momento…

¡BANG!

Con una gran explosión, la puerta voló en pedazos hacia el interior de la habitación. Quizás alguien de fuera había usado un hechizo similar al Dam Brass.

¡Como pensaba!

Al mismo tiempo, generé un escudo de viento alrededor del marco de la puerta. Se podía oír el rugir del viento mientras el escudo palpitaba al recibir en su otro lado el intenso fuego generado por el Fire Ball que habían usado nuestros enemigos.


Seguramente intentaban acabar con nosotros de una vez rompiendo la puerta y lanzando una bola de fuego en el interior justo después. Por supuesto eso significaba que también querían matar a los hechiceros que supuestamente estaban de su lado.

Si intentábamos escapar corriendo por el pasillo a través del agujero de la pared, los hombres que nos estaban esperando allí nos atacarían con sus espadas. La razón por lo que aún no lo habían hecho era porque sólo trataban de bloquear nuestra salida.

¡Pero no contaban con la increíble intuición de Gourry!

En ese momento, el fuego desapareció de la puerta, y cancelé el escudo de viento.

Entonces, rápidamente, ¡Gourry salió corriendo hacia la puerta!

Tras asentir el uno al otro, Luke y Millina salieron corriendo tras él. Yo también iba a seguirles, pero se me ocurrió añadir antes algunos trucos a la habitación.

Siguiendo a los demás, entré en una cámara mucho más ancha que la anterior. También estaba llena de dispositivos sospechosos, de los que no pude saber su función, y también varios tubos de cristal, colocados de forma desordenada.

En la habitación había alrededor de diez hombres de negro enmascarados.

Quizás porque pensaban que se habían encargado de nosotros, y les habíamos pillado por sorpresa, o porque eran unos incompetentes, dos de los hombres de negro ya estaban derrotados en el suelo.

Mientras otro hombre era rechazado por Gourry tras cruzar sus espadas, de repente, ¡otro hombre enmascarado salió corriendo hacia Gourry desde detrás de un tubo de cristal vacío, atacándole por un lado!

¡No va a ser tan fácil como tú crees!

Después de rechazar al primer hombre, Gourry no tenía la espada en posición. Dio un paso atrás y giró sobre su pie izquierdo, usando ese impulso para atravesar las defensas del otro atacante con un golpe circular, clavando la espada en su estómago. Mientras su oponente se tambaleaba, Gourry lo pateó, lanzándole hacia su compañero, que trataba de golpearle por sorpresa. Sorprendido, el hombre de negro perdió el equilibrio por culpa de su compañero, y en ese momento Gourry los atravesó a ambos a la vez con su espada.

Mientras Gourry luchaba, una combinación de ataques de Luke y Millina había noqueado a otro hombre de negro, y yo acababa de terminar mi hechizo.

¡BROOOM!

El sonido de una roca cayendo nos llegó por la espalda, acompañado de gritos. “Je je je. Han mordido mi anzuelo.

-¡Fire Ball!

Lancé mi hechizo hacia el hombre de negro al que había pillado la trampa que coloqué para que se cayese el suelo de la habitación anterior.

¡¡BOOOM!!

Naturalmente, no tenían forma de esquivarlo. Al recibir un golpe directo de mi hechizo, los hombres de negro saltaron en pedazos.

Esa era la trampa que había preparado antes. Pensé que los hombres de negro que esperaban en el pasillo intentarían entrar por el agujero, así que hice un túnel con el

Bephis Bring por debajo. Sólo quedaba una fina capa de roca bajo el suelo, que se colapsó en cuando alguien pisó encima.

Los hombres de negro en el pasillo seguramente entraron corriendo, confundidos al oír la batalla después de que el Fire Ball de sus compañeros fallase.

Aún así, sólo conseguí cargarme a unos cuantos, pronto aparecerían más enemigos por el agujero.

Vale, entonces yo me encargo de esta habitación, y dejaré a los hombres de negro de la otra habitación a los demás!

Era un alivio que no hubiese quimeras medio-mazoku esta vez, pero podían aparecer en cualquier momento.

Así que necesitaba recudir el número de enemigos en ese mismo instante.

-¡Blast Ash!

Tras un resplandor grisáceo, mi hechizo convirtió a cinco hombres de negro en polvo a la vez.

¿No sería esta una gran oportunidad para que el enemigo lanzase un Fire Ball en esta habitación? En ese caso..

Comencé a recitar un hechizo.

Antes de que lo terminase, uno de los hombres de negro apareció en el agujero de la pared y, en su mano, tenía una esfera de luz de color naranja.

Como sospechaba… ¡Menos mal que estoy preparada!

-¡Fire Ball!

-¡Diem Wind!

Ambos lanzamos nuestros hechizos casi a la vez.

Cuando chocó con mi hechizo, el Fire Ball explotó en una gran llamarada, pero no tenía suficiente poder para superar las corrientes de aire del Diem Wind. Seguramente el hombre de negro no se lo esperaba, pero las llamas empezaban a volverse en su contra. Parecía que se había dado cuenta, pero no podía moverse de allí porque el Diem Wind también lo mantenía a él a raya.

¡¡BOOOOOOM!!

El hombre de negro quedó carbonizado por su propio Fire Ball.

¡Genial! ¡Tras ese ataque los hombres que queden en el pasillo se lo pensarán antes de entrar!

Había que aprovechar la pausa.

Comencé a recitar mi siguiente hechizo pero, ¡en ese momento sentí una peligrosa presencia cerca de mí!

Publicidad M-AB

¡De repente, una sombra tomó forma en el centro de la habitación! Atravesar el espacio de esa manera, eso significaba…

-¿Zain?

-Siento haberos hecho esperar.

Humano y mazoku.

La negra forma del hombre que poseía las habilidades de ambas espacies apareció ante mí.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios