Slayers (NL)

Volumen 2

Capitulo 4: ¿Quién Está Detrás de Todo?

Parte 3

 

 

Salimos de la que ahora era la tumba de Daymia tan rápido como pudimos, respirando con fuerza al salir al exterior. El aire nocturno se sentía bien, purificador.

– Sabes lo que era esa cosa, ¿verdad? – Preguntó Lantz tras una pausa –. Lo has reconocido, ¿no?

Publicidad M-AR-1

– Algo así… – asentí débilmente.

Gourry y Lantz estaban azules, y no era por culpa de la luz de la luna.

– Esa cosa… es Daymia, el Azul. – Expliqué –. Es un hechizo, uno que sólo puede usar un mazoku.

– ¿Eso es una persona? – El horror era palpable en Lantz –. I-intentas decirme que nuestros enemigos son mazoku que pueden transformar a un ser humano en… ¡¿eso?!

¡W-whoa! ¡Espera un momento, joder! ¡¿Es que piensas enfrentarte a algo así?! – El poco color que quedaba en su cara desapareció cuando se dio cuenta de la talla del enemigo al que nos enfrentábamos.


– Sí. – Dije, asintiendo –. De hecho sólo accedimos a meternos en todo esto cuando supimos que había dos mazoku detrás de todo.

– ¡¿DOS?! – Preguntó Lantz, a punto de darle un ataque –. ¡¿A quién pretendes engañar?! ¡Entre todos no seríamos capaces ni de vencer a uno de esos tíos! ¡¿Y son dos?! No puedes hablar en serio.

– Nosotros somos capaces. – Dije.

– Y hablamos en serio. – Añadió Gourry en voz baja, leyéndome la mente, mientras inclinaba la cabeza a un lado. Lantz nos miraba con intensidad.

– Quién… ¿quién demonios sois? Ningún mercenario normal y corriente se apuntaría a algo así.

Publicidad G-M2



Bueno, al menos se había dado cuenta. Gourry y yo no éramos precisamente ‘normales y corrientes’.

– No, ¡no me lo digáis! – Exclamó antes de que pudiera abrir la boca –.

¡Olvidadlo! No me importa quién seáis. ¡Hasta aquí he llegado! – Dijo dirigiéndose hacia la puerta –. Y si eso me convierte en un cobarde, pues lo seré. Si sois inteligentes os olvidaréis del tema y saldréis de esta ciudad mientras podáis. ¡Nadie debería morir así!

Publicidad M-M5

¡Nadie!

Empezó a andar deprisa, y luego a correr, deteniéndose sólo un momento para volver a intentar advertirnos de la situación.

– ¡Marchaos! ¡Dejadlo ya!

Publicidad M-M3

Entonces desapareció en la oscuridad. Gourry y yo nos quedamos mirando hacia allí en silencio. No podíamos culparle por reaccionar así, y no pensábamos que fuese un cobarde. Al contrario, hizo lo que esperábamos que hiciese. Si hubiese querido quedarse a luchar junto a nosotros, habríamos intentado convencerle de que no lo hiciese. Sería más un lastre en la lucha que otra cosa. No es que fuese débil, pero es que Gourry y yo estábamos acostumbrados a trabajar en equipo y, bueno, nuestros enemigos eran mazoku.

Lantz no podía usar la magia, y tampoco tenía una Espada de Luz para compensarlo. Daba igual lo hábil que fuese, no podría ayudarnos.

– Oye, Lina. – Murmuró Gourry, aun mirando hacia la oscuridad en la que Lantz había desaparecido –. ¿Qué crees que relaciona a esos mazoku con todo esto?

– ¿Mmmm? – Tardé un momento en entender la pregunta de Gourry. ¡Claro, hasta entonces estaba tan segura de que los mazoku trabajaban para Daymia que me había olvidado de Tarim el Púrpura!

Publicidad G-M2



Miré de nuevo en la dirección en la que Lantz se había marchado, y era la misma en la que estaba la casa de Tarim.

– ¡Tenemos que seguirle!

– ¿Ah, sí? – Preguntó Gourry, sorprendido.

– ¡Está en problemas! – Dije antes de salir corriendo.

– ¡Oye! ¿Qué quieres decir? ¿Qué problemas? – Preguntó Gourry, siguiéndome.

Publicidad G-M2



– ¡Seguramente Tarim el Púrpura está detrás de todo esto!

– ¡¿Quéeee?! – Gourry se paró un momento, antes de seguir corriendo –. ¡¿Y en qué te basas para decir eso?!

– Tarim usó a Daymia para sellar a Halcyform, suponiendo que ya tendría tiempo después para encargarse de Daymia. Pero Daymia era más listo de lo que él pensaba. Mientras el Rune Breaker estuviera activo, Tarim no podría estar seguro de que enviar a esos mazoku tras Daymia sirviese para algo. Así que lo intentó contratando a mercenarios humanos. – Expliqué a la carrera. Explicarlo todo era tedioso, pero así Gourry tendría claro a quién enfrentarse si nos encontrábamos con el enemigo de repente. Mi compañero corría junto a mí, algo más atrás, escuchando atentamente… o eso esperaba.

» Así que Tarim envió a Rod a contratar a asesinos, y Rod nos encontró a nosotros. – Continué mi explicación –. Seguramente se dio cuenta de que no íbamos a aceptar el trabajo, así que envió a esos mazoku a retarnos. Alguien que se achantase ante un par de mazoku no iba a conseguir completar el trabajo, al fin y al cabo.

– Así que nos tragamos todo el anzuelo. – Dijo Gourry con su habitual habilidad para simplificar las cosas.

Publicidad M-M4

– ¡Exactamente! – Dije apretando los dientes –. Seguramente los envió tras nosotros para ver de lo que éramos capaces. Entonces usó al demonio de la máscara blanca, Seigram… al que Gio llamaba ‘el Sin Forma’… para atraernos hasta la mansión de Daymia.

Su plan debía ser engañarnos para que pensáramos que Daymia era el responsable de todo y acabásemos con él.

– Y caímos en la trampa. – Añadió Gourry.

– Sí, pero no contaba con que encontrásemos y liberásemos al presidente Halcyform. Tarim debe de haberse enterado de alguna manera, así que ahora tiene miedo de que las autoridades se enteren, y quiere acabar con todos los testigos: Daymia, que se había quedado indefenso sin el Rune Breaker, y nosotros.


– Pero entonces Halcyform también está en peligro, ¿no? – Preguntó Gourry.

– No, tiene que haber una razón por la que le sellaron en vez de matarle. Fuera lo que fuese, a no ser que las circunstancias hayan cambiado, dudo que su vida corra peligro. La de Lantz, por otro lado… – Dije dejando el final en el aire. Aún no le habíamos encontrado. Como conocía la ciudad mucho mejor que nosotros, quizás había tomado un atajo.
– Lantz no tiene ni idea de que Tarim está detrás de todo. Si regresa y dice lo que no debe, puede que Tarim decida que ya no le es útil o que sabe demasiado. Podría acabar con él allí mismo, ¡o aún peor! – No quería ni pensar en ello.

– ¿Sabes…? – comenzó a decir Gourry –. Cambias de teoría un montón.

“¡Arrgh!”

Me pilló tan desprevenida que tropecé y salí disparada hacia delante.

¡CRUNCH!

– ¡Ay, ay, ay!

“¡No hagas leña del árbol caído, Gourry!”

Publicidad M-AB

Levanté la cabeza y vi que me estaba mirando.

– Lo siento, creo que me he pasado. – Dijo.

– ¡¿Crees?! – Me levanté y continuamos corriendo –. ¡Cuando las circunstancias cambian, es normal que tus teorías también lo hagan! ¡No son teorías, son deducciones!

– Bueno, lo que sea. El caso es que todo parece señalar a Tarim, ¿no? – Preguntó Gourry, esperando que aclarase todo el asunto.

– ¡Sí! ¡Y tenemos que darnos prisa! – Mientras continuábamos por el oscuro camino, sentí un mal presentimiento, una presión en mi pecho. La noche sólo acababa de comenzar.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios