Slayers (NL)

Volumen 1

Capitulo 1: Cuidado Con Los Bandidos Nocturnos en la Posada

Parte 6

 

Las mesas y las sillas estaban destrozadas, y había cadáveres destrozados por todas partes, perfumando la sala con un terrible hedor a sangre de trol. Había un montón de salpicaduras. Lo digo en serio, un montón. Y gracias a mi hechizo Lighting, se veía todo perfectamente. Era una asquerosidad, supongo. Parecía más un matadero que la taberna de una posada, lo que no es precisamente el mejor ambiente para la hora de cenar. La mayoría de los clientes ya se estaban cambiando a otro hostal que había al final de la calle. Todos menos los que aún seguían acurrucados y lloriqueando.

Vaya, la verdad es que no podía culpar al posadero por hablarme así. Si la posada hubiese sido mía, también habría estado muy enfadada. Aún así, acababa de exterminar a una horda de trols, y no estaba de humor para que me echasen un sermón, así que puse mi mejor cara de arrepentimiento. Además de en la magia, también soy una experta en poner caras monas.

– Vaya, señor, sé que tanto mi compañero como le hemos causado muchos problemas, pero, – levanté la barbilla y le puse ojitos de carnero al posadero, mientras susurraba –. ¡Pero si no lo hubiésemos hecho, nos habrían matado! – Me quité el guante de la mano que tenía a la espalda, y la metí en mi bolsillo. Como suponía, la cara del hombre se estaba suavizando.

Publicidad G-AR



“¡Por ahora vamos bien!”

– Quizás… – Saqué tres gemas de mi bolsillo, pero las dejé dentro de mi puño para que no se viesen –. ¿Quizás podría usted aceptar esto, como nuestra disculpa? – Cogí el brazo del hombre con mi mano libre, y puse las gemas en la palma de su mano. Él aún no podía ver lo que estaba sujetando, pero debió de suponer lo que era por el tacto. Aún así, no podía dejar que desviase la mirada, así que mantuve mis ojos fijos en los suyos mientras sostenía su muñeca suavemente. Te puedes imaginar el efecto que todo eso estaba teniendo en él.

– Por favor entiéndalo. Temo que esto no sea suficiente o sea inadecuado como disculpa, pero es lo único que tengo. – Entonces me mordí la mejilla para que los ojos se me pusieran algo llorosos.

Entonces dejé de sujetar por fin su muñeca. El posadero se miró la mano, y la cerró tras hacer un gesto de aprobación hacia lo que había visto en ella.

Slayers Volumen 1 Capítulo 1 Parte 5 Novela Ligera

Publicidad G-M3



 

– Bueno, señorita. Si lo pides así, ¿qué puedo decir? Haré que uno de mis chicos limpie este desastre. ¿Por qué no vuelves a tu habitación y descansas un poco?

“¡Premio!”

Normalmente, si montas un lío así en una posada, te acaban echando del pueblo antes de lo que imaginas. Si eso hubiese ocurrido, nos habríamos marchado sin más. Si alguien te pide que te marches, lo mejor es hacerle caso. No hay por qué quedarse donde no te quieren, ¿verdad? No es que lo haya aprendido por las malas, pero confía en mí, si te encuentras en esa situación, es mejor seguir mi consejo. Por otro lado, si regalas algún… objeto, como una gema, quizás, estás enviando el mensaje de que estás siendo sincero cuando dices que lo sientes. También puedes dar a entender que puede que tengas más gemas como esa, lo que podría hacer que el posadero decida hacer la vista gorda al lío que se haya montado. Todo el tema de los ojos de carnero y las manos suaves también ayuda.

Incliné humildemente la cabeza varias veces mientras Gourry y yo nos marchábamos hacia la habitación.

Hablando de Gourry, ¿adivinas quién estaba molesto conmigo? Me lanzó una mirada de desaprobación en cuanto torcimos en la primera esquina. Me lo tenía merecido, supongo. No había sido muy honesta con él, después de todo, ¿no?

No hace falta que respondas tan rápido.

– Los tienes bien puestos, – dijo con un suspiro –. Eso lo reconozco.

Yo estaba apoyada con la cadera contra la cama, mientras Gourry me hablaba.

– Creo que no te entiendo, – dije, intentando hacerme la tonta. Pero no se lo estaba tragando. Entonces me di cuenta de algo.

– Gourry, ¿qué estás haciendo aquí? ¡Esta es mi habitación!

– Me prometiste una explicación, ¿no?

Publicidad G-M3



– Ah, ¿sí?

– Pues sí.

“Bueno, si te pones así, vale.”

Yo también tenía algunas preguntas que hacerle, así que era un buen momento para hacer ambas cosas.

– Vale, me parece bien. Pero, antes, tengo una pregunta que hacerte.

– Soy un libro abierto, jovencita, dispara.

“Por favor, otra vez lo de ‘jovencita’ no…”

– Vale, siéntate.

Publicidad G-M2



Gourry cogió la silla más cercana y se sentó.

– Ya estoy sentado.

– Ahora, dime, – Dije, apoyada en la cama y mirándole directamente a los ojos –.

¿Qué es lo que sientes por mí?

Silencio.

“Te pillé.”

Se puso a hiperventilar.

– Gourry, era broma… sólo una broma.

Dejó escapar un fuerte suspiro, como si acabase de librarse de una cámara de torturas.

– Joder, Lina, eso ha sido muy cruel. Por un momento creí que me iba a morir.

– Oye, ¿qué se supone que significa eso?

“Hombres.”

– En serio, Lina, ¿qué es lo que quieres saber? Te diré lo que quieras, excepto mis medidas, eso es un secreto.

“Ja… ja… no dejes tu trabajo, graciosillo.”

– ¿Cómo sabías que esos hombres venían a por mí?

– No lo sabía. Negarlo era inútil.

– Oye, pero si lo dijiste. Justo antes de que entrasen los trols dijiste “Parece que voy a poder ver de lo que eres capaz en un momento”.

– Ah, eso. – Dijo, sin inmutarse –. Estaba claro que iban a por alguien de la sala. Supuse que querrían recuperar algo que les habían robado. Digamos que fue una hipótesis con fundamentos.

Publicidad G-M2



– ¿Qué te hizo pensar que iban a por mí? Debía de haber una docena de personas allí dentro.

– Escucha, odio tener que ser yo quien te lo diga, pero no me costó mucho trabajo. Imaginé que tenían que ir a por ti porque habrías metido las narices en algún sitio que no debías. Pareces el tipo de persona que siempre se mete en líos.

“Diana.”

¿Qué podía hacer? ¿Discutir? Me gusta pensar que juzgo bien a la gente, y está claro que él tenía razón. Parezco tener talento para encontrar problemas. Mi hermana mayor solía decirme lo mismo cuando vivía en casa.

– ¿Te parece una suposición razonable?

– Sí. – Admití.

– ¿Alguna otra pregunta?

– No.

– Vale, me toca. Exactamente, ¿por qué van esos tipos a por ti? Suspiré.

– Es una larga historia.

– No tengo prisa, dispara.

Así que le conté la sórdida historia sobre cómo, después de haber visto como esos ladrones robaban y mataban a aldeanos inocentes, me dirigí a su campamento a vengarles, acabar con los bandidos, y devolver el botín robado (menos una pequeña parte para mis gastos, claro). Y por eso me perseguían.

¡¿Qué pasa?! ¿Esperabas que le contase a Gourry que les ataqué porque estaba sin una sola moneda? Ni hablar. Da igual, no creo que me hubiese creído de todos modos. Está claro que le caigo bien, así que le dije lo que quería oír. Le estaba haciendo un favor… ¡No me mires así!

Cuando terminé mi monólogo, Gourry asintió pesadamente.

– Te entiendo perfectamente. Ese tipo de cosas pasa muy a menudo cuando la gente intenta hacer lo que es debido.

“Ji, ji, ji. Se lo ha tragado todo.”

Vaya, se lo estaba creyendo de verdad, no me estaba siguiendo el juego. O eso parecía, al menos.

– Si, dímelo a mí, – dije, tras lo cual intenté llevar la conversación en otra dirección –. Aunque hay otra cosa que no entiendo.

Publicidad G-M1



– ¿Y qué es?

– Esos tíos no podían ver mi cara antes de señalarme y, aún así, sabían perfectamente que era yo. Ese tío debía de ser un hechicero.

– ¿El tío de las vendas?

– Sí, debe ser él. Y seguramente querían pillarme por sorpresa. Ahora están heridos, pero seguramente eso sólo les detendrá hasta mañana. No creo que nos hayamos deshecho de ellos.

Publicidad G-M1



– ¿Crees que usó magia para encontrarte?

Publicidad G-M2



– Sí, eso es.

– Vaya, los hechiceros podéis hacer cualquier cosa, ¿no?

– No, no cualquier cosa. Hay cosas que la magia no puede hacer. Por ejemplo, el hombre momia debe de haber puesto algún tipo de marca mágica en algún objeto antes de que yo lo cogiera. Seguramente sea así como me localizó. Sin algún tipo de señal, ni siquiera un hechicero podría encontrar a una persona tan fácilmente.

– Ah, ya entiendo… – Dijo Gourry, aunque no sonaba sincero.

– Si, seguro, – dije, siguiéndole el juego –. ¿Alguna otra pregunta?

– No, profesora.

– Muy gracioso, entonces vamos a… Alguien llamó a la puerta.

Nos movimos a la vez, colocándonos a ambos lados de la puerta. Gourry puso la mano sobre el picaporte.

– ¿Quién es? – Pregunté.

– Alguien que desea hacer un intercambio. Te pagaré lo que pidas por uno de los objetos que posees. – Dijo una voz al otro lado de la puerta.

– Entenderás que eso suena muy sospechoso, ¿verdad?

– Efectivamente. De hecho, no creo que yo abriese la puerta si estuviese en tu lugar. – Respondió la voz.

“Eh…”

– Así que… ¿me estás aconsejando que no te deje entrar?

Publicidad G-M2



“¿Por qué las cosas nunca son fáciles?”

– Sólo estoy siendo honesto. También soy honesto cuando te digo que no pretendo hacerte ningún daño en este momento.

“¿En este momento? ¿Qué puñetas significa eso?”

– ¿Así que quizás cambies de opinión cuando te deje entrar?

– No tienes que preocuparte, aunque supongo que da igual lo que diga. Quizás te ayude si te recuerdo que tienes a tu lado a un gran guardaespaldas.

Mi “guardaespaldas” y yo nos miramos el uno al otro.

Publicidad G-AB



– Tienes razón. Vale, pero te lo advierto, cualquier movimiento raro y acabaré contigo en un momento con un hechizo.

– ¡¿Lina?! ¿En serio vas a dejarle entrar…? – Preguntó Gourry, nervioso.

– No pasará nada, tengo un gran guardaespaldas, ¿recuerdas? – Dije suavemente con un guiño. Dejé mi puesto a un lado de la puerta y caminé hasta el centro de la habitación.

Voy a abrir la puerta, entrad lentamente. – Advertí –. Vamos, Gourry, ábrela.

Un momento después, Gourry hizo lo que le pedí, y pude ver por fin al hombre que quería hacer un trato conmigo.

Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.

INSTRUCCIONES PARA LA ZONA DE COMENTARIOS

1- No Puedo Comentar: Toca los botones que estan debajo del recuadro de comentarios, aquellos que le cambian el estilo a Negrita, Cursiva, etc. (B, I, U, S)

2- No Aparece Mi Comentario: Es por nuestro sistema de moderación, luego de revisar y aprobar tu comentario, este aparecera. NOTA: Usa un correo real o no se aprobara tu comentario.

3- ¿Como Escribo un Spoiler?: Toca [ + ] (es el botón spoiler) y aparecera una ventana, ahí debes poner el TITULO de tu spoiler (recomendamos poner simplemente SPOILER), luego en el codigo que aparecera en el recuadro del comentario debes escribir dentro de los simbolos ] [

[spoiler title="Titulo de tu spoiler"]Aqui va tu spoiler[/spoiler]

Nota: Todo el texto que coloques antes o despues del codigo del spoiler sera visible para todos.

0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios