Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 11

Capitulo 2: Nuevos Compañeros

Parte 2

 

 

Tomando un viaje directo hasta allí, pasamos por las habitaciones de Veldora—la gran habitación que usaba como su recepción para los retadores—y sus habitaciones privadas detrás de eso. Tampoco estaba por ninguna parte. Me pregunté a dónde habría ido. Pero probablemente esté durmiendo en alguna parte.

“Amigo, ¿por qué hay tantas magículas alrededor?”

Publicidad G-AR




“Oh, esa es la habitación de Veldora. No entres, ¿de acuerdo? Es bastante egoísta, así que se enoja si alguien toca sus cosas”.

“Um… ¡¿Veldora vive aquí?! Me lo he estado preguntando desde el último Walpurgis—pero ¿cómo están conectados exactamente?”

“Somos amigos, eso es todo”.

“¿Amigos? Me parecían más que conocidos, sí, pero… bueno…”

Dino solía tener los ojos un poco apagados, pero ahora estaban un poco más abiertos, por la sorpresa. “Así que es por eso que Veldora pareció desaparecer de mi detección. ¡Estaba escondido en el

laberinto de Ramiris!”

“Ah, no exactamente. Desapareció porque aprendió a controlar sus magículas. Solía dejar que su aura saliera de él, por lo que había toneladas de magia por todos lados. Si quisiera invitar a alguien aquí, realmente no podría hacerlo, ¿verdad? Así que le pedí que practicara el control de su aura”.

“¿Ehhh? Veldora, ¿el tirano del Bosque de Jura? ¿Y ahora está conteniendo su aura tan bien que ni siquiera yo puedo detectarlo? ¡¿Él?!”

El agitado Dino debió pensar que lo hice sonar demasiado fácil. Pero era la verdad.

“¿Eh? Quiero decir, era necesario que lo hiciera. De lo contrario, diría que la mayoría de las personas en esta ciudad tendrían problemas para sobrevivir”.

“S-Sí, pero… quiero decir, con toda esa energía mágica que tenía… Hasta que el Héroe lo selló, la gente lo temía como un desastre volador, su aura se extendía por todo el mundo. Así que, ¿por qué?”

Eso me sonó bastante cruel, aunque probablemente era la verdad. Dado su pasado con Luminous, debe haberse portado muy mal.

“Bueno, supongo que ha cambiado un poco. Ahora, si le pido que haga algo, me escucha hasta cierto punto. Ya no es tan egoísta”.

“¿No dijiste que era egoísta hace un momento?” Oh, ¿lo hice?

Respuesta. Lo hiciste. 

Oh.

“Sí, pero quiero decir que no es tan malo. Pero el caso es que está controlando su aura…”

En una situación como esta, lo mejor era cambiar de tema lo antes posible. Decidí contarle a Dino lo que sucedió cuando liberé a Veldora.

“Y con su aura, le dije que se vería mejor si se contuviera, así que practicó bastante duro. También fue difícil para mí ayudarlo con eso”.

Fue duro, pero valió la pena. No es que tuviéramos muchas opciones de todos modos. Tal como estaba, no podría presentárselo a los demás.

“¿E-En serio? Vaya, Rimuru. Definitivamente estás a la altura de mis expectativas”.

¿No estabas tratando de robarme comidas gratis? Puede que intentes sonar bien ahora, pero no puedes engañarme.

“Me sorprende que hayas logrado domesticar a Veldora”, continuó, aun luciendo impresionado. “Sin embargo, Milim es mucho más egoísta, e incluso ella no puede hablar en contra de Frey. Todo el mundo tiene gente con la que no puede lidiar”.

“Bueno, Veldora no es el único mocoso egoísta con el que tuve que lidiar; Milim también—”

Le conté a Dino la historia de cómo conocí a Milim y cuán intensamente injusta actuó conmigo. Ella no estaba aquí, así que era libre de decir lo que pensaba, contándole todo acerca de sus molestas tonterías más recientes. También le hablé de algunas de las terribles hazañas de Veldora, pensando que podría preguntarle cuál pensaba que era la peor.

Había mucho de lo que tenía que hablar, y pareció poner a Dino en un estado de shock, incapaz de comprender siquiera la mitad después de cierto punto. Nunca supe qué era lo que pasaba en su mente.

***

 

 

En medio de esto, finalmente llegamos a mi laboratorio. Mirando adentro, encontré al propio Veldora ayudando afanosamente a Ramiris—otro día de trabajo honesto, por lo que parece. Considerando cuánto lo usó y abusó Ramiris, estaba demostrando ser un dragón muy leal.

“V-Veldora… ¡¿está trabajando?!”

“¿Ves? Te lo dije”.

Incluso con todas sus quejas, le estaba echando una mano a Ramiris. Él era terriblemente amable con ella—tal vez le gustaba su hábito de llamarlo Shishou. Siempre hace lo que le pido, al final, y es aún más fácil mantenerlo a raya si lo alabas un poco. Según los estándares de los dragones, era una presa fácil.

Vester también estaba allí, a pesar de sus responsabilidades en la modificación del Coloso Elemental en el piso 95. Dije que nos faltaba gente, así que tal vez decidió poner mi trabajo primero. Ramiris y Veldora se estaban divirtiendo, lanzándose sonrisas malvadas el uno al otro, pero Vester parecía exhausto y necesitaba desesperadamente un descanso. Me pregunto si estaría bien..

“Hola, chicos. ¿Cómo va la investigación?”

Dije hola cuando entré. Vester detuvo lo que estaba escribiendo y se puso de pie. “Ah, Rimuru-sama…”

“No, no, quédate donde estás. Oye, ¿estás bien? Te ves un poco agotado”.

“Me gustaría decir que estoy bien… pero este tipo de investigación es bastante agotador para la mente…”

¿Mmm? Suena un poco difícil de hablar. Consideré preguntar más, pero Veldora me interrumpió.

“¡Bien, bien, Rimuru! Estoy contribuyendo aquí, como pueden ver. Normalmente no lo haría, pero Ramiris insistió, por supuesto”.

“Gracias. Realmente parece que le vendría bien más ayuda”.

Mi investigación fue tratada como de alto secreto. No podía traer investigadores del Piso 95 para ello, por lo que solo podía mostrárselo a personas en las que podía confiar. Bueno, no—solo podía mostrárselo a personas que no se quejarían de mí por eso, más bien. Después de todo, estaba preparando un pequeño ejército de cuerpos para implantar demonios. Investigación o no, la gente puede verlo como una amenaza militar, por lo que es mejor no dejar que la gente de otros países lo sepa.

“¡Oye, Rimuru! ¡Te he estado esperando! Shishou me ha estado ayudando de muchas maneras, ¡pero aún necesito más manos ayudando!”

“Pensé que dirías eso, así que traje un poco de ayuda hoy. Conoces a este tipo, ¿verdad, Ramiris? Es Dino, un rey demonio como nosotros, y parece que quiere ayudar a partir de hoy. Si necesitas algo, pídeselo, ¿de acuerdo?”

Dudaba que Dino tuviera algún conocimiento académico, pero cualquier cosa que requiriera músculo debería ser posible. No es como si un aficionado pudiera ayudar en un laboratorio de investigación de todos modos. Es probable que esté haciendo cosas como mover cosas y recopilar datos—pero necesitábamos personas para cubrir las tareas más básicas como esa, por lo que aún podría ser útil.

Dino miró alrededor de la habitación, curioso. “Me llamo Dino. Como sabes, soy un rey demonio, más o menos. No me gusta trabajar, pero no tengo otra opción, así que voy a ayudar aquí. Gracias por adelantado”.

Una forma bastante indiferente de presentarte, pero está bien. Al menos estaba dispuesto a colaborar.

Seguí adelante, descubriendo por qué Vester estaba aquí y qué estaban haciendo. Vester estaba en mi laboratorio en el piso 100 porque Ramiris lo secuestró, básicamente.

Como era de esperar, no había suficiente personal disponible, por lo que detuvo temporalmente su trabajo y puso mi propio proyecto en primer lugar. Vester no tenía nada que decir al respecto, pero no estoy seguro de qué podría haber hecho.

Necesitábamos a alguien que se ocupara de los detalles de la organización de documentos y la recopilación de datos. Beretta se encargaba del trabajo físico, mientras Treyni se ocupaba de Ramiris y manejaba el laberinto. Veldora no quería ayudar con nada de eso, por lo que Vester era la siguiente mejor opción.

“¿Puedes permitirte ignorar al Coloso Elemental por ahora?”

“Bueno, en realidad no, pero una vez que hayamos terminado con esto, las hermanas de Treyni-sama también pueden tener cuerpos, ¿verdad? Pensé que podríamos iniciar el desarrollo después de eso”.

Eso me pareció más racional.

Publicidad M-M4

“Siento que tuvieras que lidiar con esto” le dije a Vester. Se encogió de hombros y me dio una sonrisa. “Una parte de mí quiere ver el proyecto del soldado blindado hasta su finalización, pero esta

investigación también tiene aspectos gratificantes…”

Supongo que él también tenía sentimientos encontrados al respecto. Tenía quejas, pero estar involucrado en esta investigación también lo hizo feliz. Supongo que, como científico, tenía sus propios conflictos internos y lo estaban ayudando a madurar rápidamente. Pareció un poco sorprendido al saber que Dino era un rey demonio, pero se recuperó casi al instante.

Todas las sorpresas que le había ofrecido Tempest, debieron de haberle dado una especie de inmunidad. Tan talentoso como era, pensé que querría dedicarse a su propia investigación… pero tal vez ese no sea necesariamente el caso. No, estaba agotado por esta investigación.

“Pero, de hecho, espero continuar con la investigación aquí. Estos cuerpos base que está tratando de crear, Rimuru-sama… Me gustaría verlos completados. Cada día hay una nueva sorpresa. ¡Casi odio perder tiempo durmiendo!”

No trató de ocultar su emoción. Supongo que su aspecto demacrado era solo el resultado de la falta de sueño. Había formas mágicas de recuperarse, pero no era una solución completa. Aún necesitabas tomar descansos; no podrías seguir para siempre. Así que decidí ordenarle a Vester que descansara por ahora. Dado que Dino estaba aquí, podría manejar cualquier tarea básica por el momento.

De modo que Vester ahora le estaba explicando el trabajo a Dino. Con suerte, se llevarían bien. Tratar con un nuevo rey demonio seguro que no perturbó a Vester de todos modos.

“Ahora, Dino-sama, no apresuremos las cosas, pero ¿le importaría ayudarme?”

“¿Eh?”

“No, nada de ‘Huh’. ¡Tenemos poco tiempo!”

“Pero soy un rey demonio”.

“¿Y?”

“Y…”

Con un suspiro, Vester mantuvo la mirada fija en Dino.

“Escucha, aquí no importa si eres un rey demonio. Mira lo mucho que se divierten Veldora-sama y Ramiris-sama con su trabajo”.

“Yo—puedo ver eso, pero…”

“Me alegra que entiendas. ¡Ahora, comencemos!”

“… Okey”.

Vester es un tipo fuerte. Los observé por un tiempo, pero parecía que estarían bien. Así que decidí no preocuparme por ellos.

Publicidad Y-M3

***

 

 

Ahora, para los resultados de nuestra investigación.

Sé que le prometí a Diablo y todo, pero preparar mil cuerpos físicos requirió un gran esfuerzo. Una idea era crear una muñeca de acero mágico como Beretta y luego hacer copias con Raphael, pero esto sonaba como un trabajo duro—al mismo tiempo, sin embargo, la elaboración minuciosa de cada una, estaba fuera de discusión. Entonces se me ocurrió otra idea brillante: una instalación que pudiera fabricar cantidades masivas de estos cuerpos.

Para ello, preparé un juego de cápsulas reforzadas de vidrio transparente, de alrededor de un metro y medio de ancho y casi tres metros de alto.

Llamé a estas ‘cápsulas de incubación’ y, como sugiere el nombre, estaban destinadas a monstruos en crecimiento y otra materia orgánica en su interior.

Cada una estaba llena de una solución líquida—agua del lago subterráneo de la Cueva Sellada, internalizada dentro de mi Estómago. Se trataba de agua mágica, infundida con una alta concentración de magículas, lo que la hacía útil para diluir o fortalecer todo tipo de efectos medicinales.

Cada cápsula de incubación incluía un puerto para la inyección de magia, lo que permitía a las personas agregar más en cualquier momento. Podríamos ajustar libremente la concentración del agua mágica para que se adapte mejor al monstruo que estábamos tratando de generar en el interior.

Publicidad G-M1




Si esa concentración bajaba demasiado, nuestro sistema inyectaría magia automáticamente, manteniendo el recuento en un nivel predefinido.

Tenía mil de estas cápsulas listas. Una parte de mí sentía que crear todo esto era tanto trabajo como hacer los malditos cuerpos yo mismo, pero desterré el pensamiento. Todo se trata del espectáculo. De todos modos, fue una maravilla diseñarlos, así que no me arrepiento.

Así que ahora teníamos una cámara llena de cápsulas de incubación. Era todo un espectáculo. También sabíamos por nuestra investigación, que la generación de monstruos requería que se cumplieran ciertas condiciones. Simplemente llenar una cápsula con magículas no sería suficiente, no importa cuántas tengas. Pero si se incluía algún otro elemento—un elemento que se realzara y se manifestara en el monstruo resultante—la historia era diferente.

Déjame explicar. Supongamos que pongo una serpiente en una cápsula de incubación. Las magículas en el interior lo matarían, pero su cuerpo se derretiría, se mezclaría con las magículas y renacería como una Serpiente Tempestad.

De una serpiente común, ahora tenías una criatura de rango A-, lo que debería mostrar cuán peligrosa era cada una de estas cápsulas. Por lo tanto, se garantizaba que los monstruos producidos por estas cápsulas, estuvieran varios niveles más avanzados de lo que crearía la madre naturaleza.

Teníamos estos cuerpos poderosos y refinados, tal vez porque manteníamos el concentrado mágico en el nivel correcto.

Sin embargo, algunos monstruos nacidos de esta manera colapsarían y morirían rápidamente. La estabilidad del cuerpo, por así decirlo, parecía una cuestión de suerte. Teníamos margen de mejora, sin duda, pero quería usar las características de estas cápsulas para producir mil cuerpos para demonios.

“Entonces, ¿cómo han ido las cosas?”

“¡Perfectamente, Rimuru! ¡Y sabes, mi investigación también ha avanzado!”

Publicidad G-M1




“¿Oh? Espero verlo—espera, ¿qué es eso?”

Lo que vi flotando en la cápsula me hizo reír. Fue asombroso, completamente diferente a lo que esperaba. Personalmente, pensé que solo haríamos esqueletos de acero mágico y los arrojaríamos en las cápsulas, produciendo la base para un golem de hueso.

Su estructura artificial minimizaría el riesgo de colapso y tampoco estaría imbuido de un alma. Las magículas en el líquido simplemente se cristalizarían en los huesos, así que pensé que no había ninguna posibilidad de que lograra la sensibilidad.

No había necesidad de un trabajo de diseño intrincado, a diferencia de Beretta, porque los demonios que los iban a ocupar, usarían sus propias magículas para personalizarlos a su gusto.

… O eso pensé.

Flotando dentro de las mil cápsulas aquí había mil cuerpos de golem de hueso, eso era seguro. Pero cada uno de ellos tenía una variedad de trabajos realizados en diferentes secciones. El área alrededor de sus corazones se destacaba más—en el medio, donde estarían sus corazones, en su lugar, un núcleo espiritual estaba latiendo.

“Esto…”

“¡Sí, fue mi idea! ¡Con un núcleo tan fuerte como ese, estoy seguro de que los monstruos que los usarán serán más fuertes que nunca!”

Ramiris, sonriendo, pareció ver esto como algo sin importancia. Sin embargo, preparar mil núcleos espirituales tenía que ser un dolor de cabeza.

No necesitaba mucho tiempo para eso, pero a menos que tuvieras un interés real y una pasión por ello, era un proceso demasiado rutinario para disfrutarlo. Por eso elegí el método más simple para hacer todos estos cuerpos, pero eso no fue lo suficientemente bueno para Ramiris.

Ella dedicó las horas necesarias para producir mil de esos, y cada uno también tenía una pseudo- alma en su interior. Incluso incluía tecnología que obtuvimos de los homúnculos de Sarion.

Beretta no tenía ningún problema en poseer su cuerpo, pero las hermanas de Treyni podrían tener más dificultades, por lo que agregar pseudo-almas era probablemente una buena idea. Pero eso también debe haberle tomado tanto tiempo… No es de extrañar que se quejara constantemente de que necesitaba más personal.

“La idea de Ramiris-sama fue maravillosamente convincente para mí”, dijo Vester, mirando a lo lejos. “Con solo escucharla, realmente tuve que ayudar”. Pude ver su punto. Con una muestra tan grande, podría registrar todos los datos que siempre quiso.

Cada núcleo espiritual del tamaño de  un puño me pareció de alta calidad cuando los evalué. Fusionarlos con los esqueletos que diseñé resultó en cambios que no imaginaba en mi plan original. Mis estructuras estaban inscritas mágicamente para que las magículas también formaran grupos de músculos sobre ellas, lo que hacía que pareciera que teníamos una perspectiva más cercana del desarrollo de los monstruos como nunca antes. Ahora comprendí por qué Vester apenas sentía la necesidad de dormir.

“¿Qué piensas? Bastante ordenado, ¿eh?”

“¡Kwah-ha-ha-ha! ¡Solo ver esa cara suya hace que este proyecto sea un gran éxito!” Ramiris y Veldora parecían felices consigo mismos.

“Es bastante interesante, sí… pero ¿fue realmente tu idea, Ramiris?”

“¿Qué? Por supuesto que lo fue. ¡¿Qué piensas de eso?!”

Casi estaba gritando mientras hinchaba su modesto pecho. Sí, merecía estar orgullosa. Seguro que estaba impresionado. Ramiris podía parecer una idiota a primera vista, pero en realidad era bastante inteligente. Sus sentidos para la ingeniería espiritual eran perfectos, estaba estudiando ciencia mágica y visitaba con frecuencia el piso 95. Mientras vivió, ha tenido una comprensión completa de las leyes de la física, y aunque me asombraba decirlo, tenía todas las calificaciones necesarias para una investigadora. No puedes juzgarla por su apariencia, supongo.

“Esto es realmente asombroso. Si todo esto fue hecho a mano, debe haber sido muy difícil, ¿verdad?”

“Bueno, algo así. Estos marcos se basan en los esqueletos de las personas—no como las rótulas de Beretta. ¡Pero con un corazón artificial, realmente se empapan de las magículas y obtienen mucha energía mágica, creo!”

Publicidad G-M1




Asentí ante su apasionada teoría. Ella tenía razón—esto probablemente aumentaría su fuerza corporal más allá de lo que imaginé. Por mucho, en realidad.

Al ver estos cuerpos en sus cápsulas de incubación, traté de imaginar qué poderes tendrían. Si tuviera que adivinar, en términos de energía mágica, se colocarían en el extremo superior del rango A. Y teníamos mil de ellos. Aún no podía creer que Ramiris hubiera preparado suficientes núcleos espirituales y pseudo- almas para todos ellos. Realmente se merecía un aplauso.

Publicidad Y-M1

***

 

 

Pasaron varios días desde la llegada de Dino. Diablo aún no había regresado, pero tenía la sensación de que lo haría pronto. Hoy, también, me dirigí al laboratorio para preparar esos cuerpos para él.

Las cosas estaban ocupadas como siempre allí, Ramiris y Veldora se peleaban verbalmente por algo. “¡Ya te lo dije, Shishou, si quieres fomentar el crecimiento, necesitamos inyectar tus magículas directamente en ellos!”

“Sí, pero ¿y si eso termina rompiendo esta cosa? Entonces Rimuru me gritará a mí, no a ti”.

Estaban en esto de nuevo. Sonaba interesante, así que me escondí y miré. Me estaba volviendo bueno ocultando mi presencia últimamente, por lo que no parecía que Veldora hubiera notado de mi llegada.

“¡Está bien! ¡Sabes cuántos tenemos! Y te prometo que te apoyaré cuando le pidas ese favor. ¿Así que por favor?”

Parecía que Ramiris le estaba pidiendo algo de apoyo mágico. Pero, ¿qué quería Veldora de mí? No pude adivinar.

“Bueno, está bien. Sin embargo, será mejor que cumplas con tus palabras”.

“¡Sí, sí! ¡Solo confía en mí!”

Tenían un trato, así que Veldora asintió. Teniendo en cuenta lo altivo que solía actuar, parecía estar disfrutando bastante de lo que vendría. Parecía que Ramiris lo incitó a hacerlo, en general, pero estuvo receptivo desde el principio.

Así que Veldora acercó una mano a una cápsula de incubación, y—con un aparentemente significativo “¡Hah!”—Le infundió magículas. La cápsula ahora se arremolinaba con una concentración inusualmente alta de ellas, y considerando la presión, podía ver cómo la cápsula podría romperse. ¿Esto iba a estar bien? Estaba preocupado, pero decidí seguir mirando en silencio. Si se rompía, podríamos lidiar con ello—Tenía más curiosidad sobre lo que estaba intentando Ramiris.

Dentro de la cápsula, las magículas cristalizadas adheridas al esqueleto de acero mágico comenzaron a transformarse en lo que parecía tejido muscular. Raphael lo había predicho; era parte del plan. Pero ahora, con Veldora inyectando directamente su propia fuerza mágica, algo inesperado estaba a punto de suceder. Un gran número de magículas empezaron a invadir el esqueleto, transformando el marco en sí.

Podía escuchar a Ramiris decir “¿Oh? No esperaba eso”. Bueno, para eso están los experimentos.

El material del esqueleto ya no podría llamarse acero mágico. Tampoco era oricalco o mithril—no sin oro o plata mezclados. Pero aunque su fuerza aún no era de Hihi’irokane, se había elevado por encima al nivel de oricalco.

Más impresionante, sin embargo, fue cómo el esqueleto parecía estar vivo—literalmente respiraba, incluso—a pesar de ser de metal.

Entendido. Es un tipo de Adamantita o bio-acero mágico. Ha sido transformado por las ondas mágicas del sujeto Veldora.

Teóricamente, se podría llamar dragontita. Ya veo.

Para mí, parecía que Ramiris estaba buscando a tientas una manera de terminar los cuerpos más rápido, y en el proceso, se había topado con el descubrimiento de un nuevo metal. Y aún no había terminado.

“¡Qu-whoa! ¡¿Shishou?! ¡Detente! ¡¡Alto!!”

“¿Mm? Oooh. ¿Hay grietas en la cápsula…?”

Ambos entraron en pánico. No sabría decir si eran genios o tontos en este momento. “¿Qué están haciendo ustedes?”

Decidí finalmente intervenir y recuperar el control de la situación.

Después de reparar la cápsula, pedí un café y un refrigerio e invité a Vester y Dino a unirse. Treyni, la dríade, tuvo la amabilidad de servirnos.

“Tch. Justo cuando estábamos en la mejor parte…”

“Oh, ¿no querías pastel? Dejaré que Ramiris lo tenga, entonces…”

“Lo siento. Estaba mintiendo. Bueno, no, era cierto, pero um, solo fue un desliz de mi lengua…”

Dino estaba enojado por la interrupción de su trabajo, pero inclinó la cabeza y volvió a la fila una vez que lo amenacé con dejarlo sin pastel. ¿Estás seguro de que así es como quieres actuar, Dino? Vaya Gobernante Durmiente eres—pero parecía entregado a su trabajo, al menos, lo cual era un alivio.

Vester y Dino estaban trabajando juntos en experimentos, registrando datos de las mil cápsulas de incubación y comprobando las espadas completas compatibles con ranuras de Kurobe en su tiempo libre. Esto fue principalmente gracias a mi presunción.

Vester estaba ansioso por unirse a esto, esperando ayudar con el estancamiento en su trabajo de modificación del Coloso Elemental. Dino estaba usando los núcleos de muestra que le di, y Vester estaba registrando diligentemente los resultados.

Como supuse por su actitud cuando entró, a Dino realmente le gustaba este trabajo. Era trabajo, pero en realidad solo estaba a una delgada línea de un juego.

Puede que se haya quejado de lo mucho que odiaba tener una vida decente, pero en este entorno, estaba haciendo un trabajo real, se diera cuenta o no. ‘Si eliges un trabajo que te guste, no tendrás que trabajar ni un día de tu vida’. [Es un proverbio de Confucio]

Después de pasar unos minutos relajándome, me giré hacia Ramiris y fui al grano. “Entonces, Ramiris, ¿por qué tenías tanta prisa por crear un cuerpo completo?”

“Oh, ummm…”

Ella parecía vacilante.

Treyni dio un paso al frente para defenderla. “Espere un minuto, Rimuru-sama. ¡Ramiris-sama está dedicando todo su esfuerzo a ayudar a mis hermanas y nuestros amigos!”

Publicidad Y-M3

No tenía la intención de criticarla, pero Treyni debió pensar que estaba enojado, porque ella ya estaba discutiendo en defensa de Ramiris. Así es como siempre ha funcionado. Treyni era demasiado indulgente con ella.

“No, solo quiero saber el motivo. No estoy enojado en absoluto. ¿Y bien, Ramiris?” Traté de tranquilizar a Treyni antes de continuar.

“Hmm… mirando hacia atrás, probablemente me estaba moviendo demasiado rápido. Sabes, tengo muchos subordinados que me adoran, así que quería que tuvieran sus propios cuerpos lo antes posible. Eso los haría mucho más felices y esas cosas, y tendría más personal, y entonces todo el mundo estaría bien, ¿verdad?”

Por torpe que pareciera, Ramiris tenía razón. Incluso sin cuerpos, las dríades podrían trabajar y operar dentro del laberinto. Los Ents, por otro lado, no podían. Podían manifestarse cerca de los árboles que eran sus cuerpos ‘principales’, pero no podían aventurarse a ningún lugar donde ese árbol no estuviera a la vista.

Sin un cuerpo, estarían descargando magia como locos, un gran problema para ellos. Incluso las dríades enfrentaban un corte drástico en el poder una vez que estaban demasiado lejos de sus cuerpos ‘reales’—y estaban en el escalón superior del rango A, un nivel por encima de los demonios de alto nivel. Los Ents de nivel inferior no podían esperar mucho en comparación.

Como razonó Ramiris, los cuerpos en estas cápsulas de incubación darían libertad física tanto a las dríades como a los Ents. Por lo tanto, estaba completando subrepticiamente y tomando prestados algunos cuerpos para ella.

Publicidad Y-AB

“Bueno, si eso es todo lo que querías, ¿por qué no preguntaste? Diablo aún no ha regresado y ni siquiera sé exactamente a cuántos demonios traerá consigo. Siempre podemos hacer más si es necesario más tarde, así que primero preparemos los cuerpos para las dríades”.

“¿Está seguro?”

“Por supuesto”.

“¡¡Gracias, Rimuru!!”

Ella revoloteó felizmente en el aire, dando algunas vueltas a mi alrededor. Pero esto también encajaba con mis propósitos. Realmente no teníamos suficiente gente. Las hermanas de Treyni y las otras dríades estaban trabajando duro para mantener el laberinto, que era un trabajo duro en sí mismo, así que claramente no teníamos mucha red de seguridad. A este paso, todos estábamos destinados a estropear algo. El laberinto estaba abierto día y noche, después de todo, y necesitábamos establecer un sistema de turnos adecuado para lidiar con eso pronto.

5 5 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
2 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios