Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 11

Capitulo 1: Observación, Investigación y Resultados

Parte 3

 

 

Escuché pasos apresurados que se acercaban a nosotros. No se detuvieron cuando llegaron a la puerta de mi oficina. En cambio, la puerta se abrió de par en par sin llamar.

Solo Milim haría esto. Si alguien además de Milim intentaba algo tan grosero conmigo, se enfrentaría rápidamente a una paliza a manos de Rigurd—o, en el caso de Veldora o Ramiris, nada de bocadillos durante una semana. Sin embargo, hoy era un día especial, así que lo dejé pasar.

Publicidad M-AR

Después de todo…

“¡R-Rimuru! ¡Está eclosionando! ¡Está a punto de nacer!”

Últimamente se había acostumbrado a llevar constantemente ese huevo con ella, sin soltarlo nunca. Y se había encerrado en mi país en lugar de en el suyo—lo que significa que quería acceso fácil a mí, en caso de complicaciones.

Me di cuenta de que estaba frenética. El núcleo del avatar—el huevo ubicado dentro del cuerpo del amigo de toda la vida de Milim, Gaia—ahora estaba latiendo a ritmo con su tenue brillo. Claramente, era cuestión de tiempo. Gaia estaba a punto de nacer como un tipo de monstruo completamente nuevo.

“¡¡Kweeeeeeeeeeee!!” Con algunas grietas bien ubicadas, un dragón de tamaño diminuto salió del huevo. Llámalo mini dragón, si quieres—tal vez alrededor de 45 centímetros de altura. Nunca adivinarías que esto era originalmente un Dragón del Caos.

Publicidad Y-M1

“… ¿Eres tú, Gaia?”

“¡¡Kwee, kwee!!”

La chica y el dragón se abrazaron con fuerza. Un reencuentro lleno de lágrimas.

Tensei Shitara Volumen 11 Capítulo 1 Parte 3

 

***

 

 

Gaia no había perdido tiempo en eclosionar después de que Milim irrumpió por la puerta. Ahora el mayor peligro había pasado, así que ella volvería a casa ahora… o tal vez no.

“¡Cierto! ¡Es hora de que nos embarquemos en una aventura con Gaia!” Yo… esperaba que dijera eso, así que tenía mi respuesta precargada. “¿No estará Frey preocupada por ti?”

Como la especie de guardián de Milim, Frey querría decir una o dos palabras sobre ella perdiendo el tiempo sin su permiso. Si Gaia todavía estaba incubando, eso era una cosa, pero ahora que había nacido sin problemas, Milim sin duda tenía un montón de trabajo esperándola.

“¡Wah-ha-ha-ha-ha! ¡No hay necesidad de preocuparse!”

¿No hay necesidad de preocuparse?

—¡Rimuru atacó a Milim con un consejo!

—¡¡Pero Milim paró el ataque!!

Bromeo, bromeo.

Pero bueno, si ella lo dice, no la refutaré. Recientemente había estado bastante ocupado limpiando cosas después de Maribell. Solo ahora había recuperado un poco de tiempo para mí. Quizás todos deberíamos salir y divertirnos un poco para variar.

Además, agregó con aire de suficiencia; “Es exactamente lo que necesita. Los dragones son depredadores apex4, por lo que solo se comerán los monstruos que atrapen, incluso cuando son bebés. ¡Tengo que enseñarle a cazar!”

Los dragones, dijo, no se morían de hambre tan fácilmente. De hecho, mientras Gaia tuviera fácil acceso al agua y a las magículas, eso era suficiente para vivir. Pero no para seguir creciendo. Si queríamos que fuera grande y fuerte, necesitaba ejercicio (en forma de batalla) y buena comida (en forma de monstruos). De ahí, explicó Milim, la necesidad de una aventura emocionante. Para mí, parecía que solo quería molestar a Frey, pero a su manera, tal vez estaba pensando profundamente en esto.

“Está bien. En ese caso, conozco el lugar perfecto”.

“¡¿Oh?! El laberinto, ¿verdad?”

“¡Lo adivinaste!”

Y en un instante, comenzamos la Operación ‘Haz que Gaia sea grande y fuerte’.

***

 

 

Pero primero, necesitábamos ayuda. Decidí llamar a Veldora y Ramiris, reuniendo a la vieja pandilla para otro desafío del laberinto.

Con Gaia entre nosotros, ahora teníamos un grupo de cinco, y aunque todavía era un recién nacido, estaría a salvo en el laberinto, o al menos mucho más que en el mundo exterior donde dios sabe qué podría estar esperando.

“¡Kwah-ha-ha-ha! Estamos todos ocupados en este momento, pero, por supuesto, ¡te haremos un favor! ¡Siéntete libre de interrumpirnos!”

“Sí, sí, ahora que estamos aquí, ¡no tienes nada de qué preocuparte! Tranquilízate—¡Gaia está en nuestras manos ahora!”

De repente me preocupé mucho.

Publicidad Y-M1

… No. Todo está bien. Solo confía en ellos.

Veldora y Ramiris habían madurado, después de todo. Podrían tener en cuenta a personas además de ellos mismos en sus decisiones. E incluso Milim entendió que esto era educación para Gaia, no tiempo de juego; Aunque dudaba que fuera a separarse demasiado.

“¡Muy bien, vamos!”

Con mi grito, todos Poseímos nuestros avatares simultáneamente, y comenzó nuestra aventura.

El primer trabajo era evaluar el nivel de poder de Gaia. Éramos Veldora, Ramiris, Milim y yo, con Gaia capaz de volar detrás de nosotros. Como dragón—de hecho, anteriormente un Dragón del Caos que podría haber destruido el mundo—no podría haber sido cobarde, y no nos decepcionó. Después de unas pocas batallas, ya había comenzado a captar la idea general, lanzando ataques de aliento de amplio alcance a grupos enteros de enemigos. Su Aliento de Caos era un miasma espeso y concentrado, teñido con una maldición que corroía todo tipo de materia. En efecto, estaba cerca de Corrosión (parte del arsenal de Beelzebub), y era lo suficientemente fuerte como para mantener a raya a los monstruos de nivel básico.

Gaia también llevaba el elemento tierra dentro de sí. Esta habilidad, escrita en su ‘alma’, y le permitía manipular la gravedad.

Si al Dragón del Caos de antes le hubiera quedado algún tipo de inteligencia… Me estremecí al pensar en ello. Habría un Aliento de Caos y campos de gravedad que pesaban sobre ti como rocas por todas partes; las consecuencias habrían sido mucho, mucho peores. Pero eso es cosa del pasado. Ahora Gaia era la linda mascota de Milim y parte de nuestro grupo, nada que temer.

Luego apareció un Jabalí Sangriento, un monstruo de rango B con poderosas patadas el cual acechaba alrededor del Piso 30 y más abajo. Su cabeza y hombros estaban protegidos con huesos duros y músculos; y su piel exterior era más gruesa que el acero. Tenía casi dos metros y medio de grande, pero aún podía darte cabezazos a velocidades de hasta 50 Km/h. Nada que puedas subestimar. Corre hacia uno en un pasillo largo y recto, y estarás acabado.

Pero incluso alguien tan peligroso no era enemigo para nosotros. Gaia rápidamente estalló su magia gravitacional, ralentizando la carga del Jabalí.

Sin perder la oportunidad, el ataque de Milim golpeó un punto débil, derribando a la bestia. El Jabalí Sangriento obtuvo su nombre porque su melena estaba teñida de rojo por la sangre de sus enemigos, pero ahora era una especie de almuerzo para Gaia. Fue un logro bastante bueno para el primer día, y esperaba su crecimiento futuro.

Publicidad M-M2

Ahora éramos un equipo perfecto.

Gaia tenía una habilidad llamada Campo de Gravedad que reducía los efectos de los ataques físicos. Desplegar uno junto a mi barrera mágica también nos daba una buena contra para cualquier ataque mágico. Desarrollamos algunos movimientos de equipo como este durante los próximos días, y en poco tiempo, Gaia se convirtió en la piedra angular de nuestras batallas grupales.

Después de eso, entre la práctica de batalla en el campo y la alimentación de Gaia, llegamos al piso 49. Nos esperaba Bovix, el jefe que nos dio tantos problemas inesperados la última vez. “¡Kwaaah-ha-ha-ha! ¡Es mejor que Bovix se prepare para ser aplastado!”

“¡Sí, sí! ¡Apenas tendré que mover un dedo!”

“¡Ah-ja-ja-ja-ja-ja! ¡Ahora me estoy animando!”

“¡¡Kweeeeee!!”

Todos se están emocionando mucho. ¿Qué? ¿Yo también? No seas ridículo. Todos estamos colaborando por el bien de Gaia, recuerden. Pero… ya sabes… tal vez un poco. Quizás nos estábamos divirtiendo un poco. Pero todo es por la educación de Gaia, ¿de acuerdo?

Fue con esa noble causa en mente que dejamos el laberinto después de otro día de arduo trabajo. “Parece que te estás divirtiendo”.

Esperando en la puerta estaba la escalofriante silueta de Frey, con una sonrisa amistosa y un par de venas abultadas en su frente.

“¡Geh…! ¡¿F-Frey?! ¡Espera! ¡No! ¡¡Puedo explicar todo esto!!”

Noté que no era la primera vez que escuchaba esa línea. ¿Me pregunto por qué? Y tenía la sensación de que el resto de esta conversación también me resultaría muy familiar.

“Me prometiste que volverías a casa después del nacimiento de Gaia, ¿no es así?”

“¡N-No! ¡Gaia me necesita!”

“Sí, lo sé. ¿Pero es esa una buena razón para romper tu promesa?”

“Pero su entrenamiento…”

“Y al igual que Gaia, tú misma necesitas algo de entrenamiento. ¿No estás de acuerdo?”

“¿…?”

Ella la atrapó.

Estaba más allá de la capacidad de Milim el superar el debate de Frey. No importa cuán obstinada y autoindulgente fuera, Milim no podía vencerla. Y tampoco tenía intención de agarrar a ese tigre por la cola.

Publicidad M-M1

¿Quién querría quedar atrapado en eso? Quiero decir, todo lo que Frey le está dando es la fría y dura verdad.

Milim terminó recurriendo a lloriquear al final, pero todo fue infructuoso contra la pared de hierro de la sonrisa de Frey mientras la arrastraba. Lo cual, bueno, también fue culpa de Milim esta vez, así que,

Publicidad M-M4

¿qué podía decir? Si al menos le hubiera dicho a Frey primero, dudo que se hubiera enojado tanto al respecto, pero bueno.

“¡Volveré pronto!” Milim gritó mientras se iba, pero no pensé que fuera capaz de hacer ese acto por tercera vez. Ella no estaba siendo castigada ni nada; estoy seguro de que tenía el permiso de Frey para visitas regulares, aunque tal vez no por un tiempo. Incluso Frey conocía los peligros de no dejar que Milim tomara un respiro de vez en cuando. Por eso iba tranquila, pero si Milim seguía presionando su suerte, ¿quién sabe qué pasaría? No es que deba meterme en los problemas de otra persona, pero tal vez debería enseñarle a Milim los beneficios de mantener a sus compañeros de trabajo de tu lado en todo momento.

Tales eran mis pensamientos cuando vi marcharse a Milim. Por ahora, tendría la custodia de Gaia. Su Brazalete de Resurrección de uso ilimitado lo mantenía a salvo en el laberinto, y tenía una tonelada de comida allí. Es más, podría configurar mi avatar en modo automático y hacer que funcione en conjunto, ayudándolo a entrenar.

Todavía es un poco joven para que Milim se haga cargo de ese proceso, por lo que planeamos transferirlo una vez que fuera lo suficientemente fuerte.

Así obtuve un nuevo compañero de laberinto.

Por cierto, no tenía forma de saberlo, pero nuestro grupo de cinco que deambulaban por los pasillos se estaba volviendo temido como un grupo único de jefes. Se rumoreaba que se presentarían con uno de los dos niveles de fuerza—el normal era bastante problemático, pero a veces lo aumentaban aún más. Esencialmente, siempre que controlamos directamente a nuestros avatares, nos tratan como una pesadilla más allá de la capacidad de cualquiera. Aunque solo me enteraría de eso un poco más tarde.

***

 

 

Si seguíamos jugando allí mientras Milim no estaba, nunca nos perdonaría. Ella lo notaría de inmediato por cómo crecieron nuestros avatares mientras teníamos el modo automático desactivado, e incluso sin eso, tenía un sexto sentido para ese tipo de cosas. Es como jugar con fuego.

Así que repasemos algunas de las cosas más serias en las que he estado trabajando.

Publicidad Y-M1

Un asunto urgente era establecer reglas para nuestro trato con las naciones occidentales. Como rey demonio y líder de la Federación Jura-Tempest, tenía la última palabra en casi cualquier cosa dentro de mis fronteras. Dejé algo de eso a Rigurd y al resto, pero los asuntos más importantes requerían mi confirmación.

Tenía mucho poder, realmente—nuestro sistema judicial, la legislación y la administración funcionaban con total discreción. Yo dominaba los tres, dándome la autoridad suprema sobre todos los asuntos de estado. También era comandante en jefe, dirigiendo la piedra angular principal de nuestra nación; una orden y podría enviar a todo el ejército al combate, y los oficiales solo podrían ser nombrados con mi aprobación. Éramos una federación solo de nombre. Y yo solo era un déspota.

Por supuesto, en la práctica, reparto estas responsabilidades entre un grupo. Nuestra administración era enteramente del campo de Rigurd; y Benimaru, sirviendo como mi agente, disfrutaba del control total de los militares. Estábamos en medio de la incorporación de nuevas personas talentosas para que sirvieran como asistentes.

Mientras tanto, Rigurd había estado estudiando el concepto de un gobierno de tres ramas. Rugurd, Regurd y Rogurd, todos antiguos ancianos goblin, ocupaban cada uno el puesto más alto en nuestras ramas judicial, legislativa y ejecutiva, respectivamente. Pero había un problema.

La idea general de un sistema de tres poderes era que cada poder tenía controles y contrapesos sobre la otra. La estructura legislativa de Japón no era la excepción. Pero en nuestro caso, la frontera entre lo legislativo y lo ejecutivo era demasiado vaga y no tenía ni idea de qué hacer al respecto.

Por un lado, necesitábamos establecer una legislatura real. Decidí dividir esto en una cámara alta y una cámara baja. Yo nombraría a los miembros de la cámara alta y votaríamos por los miembros de la cámara baja—y ese tipo de cosas. Un nombramiento para la cámara alta era de por vida, a menos que causaras algún tipo de problema y te destituyeran, pero solo los votos podían llevarte a la cámara baja. Las elecciones, por supuesto, no son cosas fáciles. Y para nosotros, sería un proceso de prueba y error.

Sería el único trabajo del poder legislativo promulgar leyes y del ejecutivo seguirlas y gobernar la nación. Quería que nuestra administración estuviera cargada de talento. Mirando al gobierno japonés, incluso si el primer ministro cambiaba con bastante frecuencia, los burócratas detrás de la operación del país eran como montañas firmes (salvo los eventos recientes). Necesitaba personas con perseverancia para construir políticas duraderas a lo largo del tiempo, sin tirar nunca la toalla. Los proyectos a largo plazo, a menudo causa gran impacto en ellos, y los administradores siempre podían ser comprados y hacer cosas nefastas, pero esperaba que todos mantuvieran una cuidadosa vigilancia sobre los asuntos y lo evitarían.

Para estos puestos administrativos, recomendé a los ancianos de las diversas especies asociadas con Tempest. Aquellos que tengan una edad demasiado avanzada para servir, pueden nombrar representantes para que los sustituyan. En el futuro, pensé que veríamos que esto se convertiría en una meritocracia. Por ahora, todavía necesitábamos hablar sobre el alivio de intereses opuestos entre razas, pero en el futuro, imaginé que habría más sentido de unidad, de una sola nación de Tempestianos. Llevaría tiempo, pero quería que la política de nuestra nación fuera la reconciliación pacífica.

Está bien y todo, por supuesto, pero había un problema. Gran parte del grupo de talentos para este tipo de cosas, pertenecía a las especies más débiles, mientras que los jefes de las razas más poderosas no eran adecuados para trabajar con complejos documentos escritos. Este era un gran problema. ¿Debería centrarme en nuestra fuerza como monstruos o en nuestra inteligencia y disposición para cooperar con los humanos? La pregunta me angustiaba.

Independientemente de su fuerza, no podría otorgar mayor autoridad a los menos capacitados. Esto era de conocimiento público, y los Tempestianos más robustos tuvieron la amabilidad de estar satisfechos con los puestos militares para mí. Pero eso significaba que no tenían autoridad para hablar sobre la dirección de nuestra administración y, dependiendo de cómo fueran nuestras políticas, eso podría sembrar un poco de discordia más adelante.

Nuestros líderes legislativos recopilarían comentarios de la gente y darían su sello de aprobación. Pero si nuestra administración estuviera dirigida por los más inteligentes entre nuestras razas más débiles, los más fuertes podrían perder sus derechos civiles. Incluso ahora, pude ver el descontento que resultaría.

Un administrador de gobierno lo tiene bastante difícil. Tenían que administrar el presupuesto de la nación, tomando el mando de la enorme cantidad de riquezas que fluían hacia Tempest. Mjöllmile era nuestro mejor hombre en finanzas, pero él solo no era suficiente para detectar las pequeñas discrepancias. Nuestra administración también tenía que supervisar cómo se repartían nuestras tierras. Quería una zonificación y un desarrollo adecuados, pero todo ese proceso parecía fácil de estropear. Para evitar atascos, necesitaban la autoridad para enviar pedidos a mi nombre.

Publicidad M-AB

Finalmente, el sistema judicial. El trabajo más importante del poder judicial era hacer justicia a los sospechosos arrestados. La policía estaba bajo la autoridad de la rama ejecutiva, pero las tres ramas tendrían el poder de arrestar—ese es uno de los controles y contrapesos. El poder judicial tenía que juzgarlos en los tribunales, y eso significaba que tenía que ser la rama más imparcial de todas, sin escuchar los comentarios del público y únicamente protegiendo el orden legal. Juzgar mediante la ley, y no a través del instinto, es mucho más difícil de lo que parece, y vigilar eso era otra consideración que me daba dolor de cabeza.

Así que Rigurd y yo estábamos estudiando mucho para desarrollar nuestro sistema de tres ramas.

La legislatura escucharía a la gente, discutiría las cosas y promulgaría leyes. Ser coherentes con esto nos ayudaría a conseguir un gobierno abierto.

Para la rama ejecutiva, estábamos entrenando a Rigurd y otros talentos para que sirvieran como burócratas. También quería apresurar el establecimiento de una agencia de aplicación de la ley, a fin de fortalecer la autoridad de las organizaciones centrales de nuestra nación.

El ejército de Benimaru, así como la unidad de inteligencia del Equipo Kurayami de Souei, solo respondían ante mí. Para evitar duplicar órdenes y causar confusión, decreté que no necesitaban seguir las órdenes de la rama ejecutiva—en ese sentido, planeé nombrar a un encargado bastante importante para dirigir nuestra oficina del fiscal.

5 12 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios