Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 11

Capitulo 1: Observación, Investigación y Resultados

Parte 2

 

 

“Sabes, tengo la sensación de que va a odiar hacer trabajos extraños como ese. Por eso ha salido a buscar esbirros propios y, por lo que sé, tal vez encuentre a alguien bueno negociando por mí. Entonces, por ahora, tendremos a Diablo como el candidato principal, sujeto a cambios futuros”.

Eso parecía bueno por ahora.

Publicidad M-AR

Por supuesto, hasta que elijamos a alguien, seré yo quien asista a las reuniones del Consejo. Quería a alguien más allí pronto, así que, con suerte, pensé, Diablo sería tan amable de volver pronto.

Este era un problema urgente, claro, pero en su mayor parte, era mi problema. Afortunadamente, después de decidir esperar a Diablo, la conferencia terminó sin ningún otro contratiempo importante.

Nada supera a la paz. Es bueno no tener problemas y es incluso mejor tener tiempo libre para disfrutar. Así que decidí hacer una visita a Kurobe. ¿Por qué? Porque gracias a tener más tiempo libre, había descubierto algo de lo que quería hablar.

Lo llamé al entrar a su taller.

“¡Kurobe! ¿Tienes un momento?”

Publicidad Y-M3

Saludé a los aprendices de aspecto nervioso mientras me dirigía a la habitación interior. Allí, encontré a Kurobe observando una fila de varias espadas.

“¡Ah, Rimuru-sama! Justo a quien quería ver. En realidad, hay algo sobre lo que quería informarle”.

“Oh, ¿a mí? ¿Qué ocurre?”

Si tenía algo que informar, probablemente era un nuevo trabajo suyo. Siempre daba forma a mis ideas, trabajando con Kaijin para desarrollar todo tipo de cosas, así que presumiblemente había creado algún otro elemento útil para mí. Y tenía razón.

“Bueno, con respecto a lo que preguntaste antes, ¡creo que tengo una versión completa!”

Kurobe señaló las espadas frente a él, en todas las formas y tamaños. A juzgar por lo feliz que se veía, asumí que eran bastante especiales. Pero, ¿qué quiso decir con lo que le había preguntado antes? Hablo de todo tipo de tonterías con regularidad, así que no puedo recordar exactamente a qué se refería.

Pero una evaluación rápida se encargó de eso.

Entendido. Esta arma es de nivel—Única. 

¡Oh, es Única! Y si Kurobe la creó, tiene que ser de calidad. Pero no pensé que eso sería suficiente para hacer que Kurobe actuara tan seguro de sí mismo a mi alrededor de esta manera.

Con su talento, podría forjar varias Únicas al mes. Si empleaba sus métodos habituales, podría terminar una espada en un día. Todas de nivel Único en calidad; incluso si eran ‘fracasos’, aún estaban en el escalón superior del nivel Raro. Si era más minucioso con su trabajo, le tomaba dos o tres días, pero casi siempre resultaba en algo Único o mejor. Parecía que todavía estaba lejos de fabricar un arma de clase Leyenda, pero realmente creía que lo haría algún día. Además, si tuvieras un luchador talentoso empuñando una de sus espadas, eso solo podría evolucionar el arma a nivel Leyenda, pensé.

Eligió todos sus materiales con cuidado, utilizando solo el acero mágico más puro. Las armas hechas a partir de eso asumían la voluntad de su dueño para evolucionar más, así que realmente no pensé que pasaría mucho tiempo antes de que veamos nuestra primera espada de clase Leyenda forjada por Kurobe. Por lo tanto, asumí que no haría todo lo posible para lucir algunos de clase Único más, pero…

Eché un vistazo más de cerca a la espada. Lo más notable eran las depresiones del tamaño de una canica en su base—tres de ellas. Aparte de eso, nada se destacaba. Era una espada perfectamente capaz, por supuesto, pero no diría que destacaba entre las creaciones de Kurobe. (Si uno de sus aprendices estaba detrás de eso, esa era otra historia).

Esto podría ser algo extraño de decir, pero era un arma de clase Única completamente normal.

Aparentemente, no se le aplicó ninguna magia de inscripción especial… Pero espera. Ahora vi algo. “¿Qué es esto? Es de nivel Único, pero nada demasiado raro para ti, ¿verdad?”

Escondiendo mi entusiasmo, fingí no notarlo.

“Oh, ¿lo olvidó? Je-je-je-je… Esto es increíble. Parece un arma normal a primera vista, y no se le ha aplicado magia, pero no creerá lo que esconde”.

En este momento, ni siquiera mi—bueno, la habilidad de Raphael—Analizar y Evaluar podría encontrar efectos inusuales en ella. Si fue lo que pensé que era, quizás debería esperar mucho.

Mientras estaba allí, con el corazón latiendo con fuerza, Kurobe sacó una bola brillante y luego la instaló casualmente en la empuñadura.

“Simplemente metiéndolo en un agujero como este, y luego…”

Informe. La espada se ha transformado en una espada mágica.

 ¡Ajá!

Lo que una vez fue un arma regular ahora era mágica. ¿Entonces esa loca idea mía finalmente estaba en producción?

“¡Woah! ¿Realmente lo completaste?”

“¡Je je! ¿Así que lo ha notado, Rimuru-sama? Así es. ¡Este es el mecanismo exacto que me describió!”

Bien, bien. Discutí esta idea con él. Sabía que Kurobe siempre estaba trabajando en alguna investigación, pero no tenía idea de que había terminado con esto tan rápido. Casi me asustó. Era un hombre taciturno, que nunca se jactaba de sus logros, pero su trabajo explicaba con perfecta elocuencia lo increíble que era. Realmente, un modelo a seguir para todos los artesanos.

“¡Wow! ¡Kurobe! Quiero decir… ¡Kurobe! ¡Esto es increíble! ¡En serio, este es el invento más asombroso de todos los tiempos!”

Ahora estaba audiblemente emocionado. Kurobe me dio una sonrisa de satisfacción y un fuerte asentimiento.

Publicidad M-M3

“Je-je-je… Es maravilloso”.

Publicidad M-M3

Ahora estaba sonriendo. Casi nunca antes había visto una sonrisa de satisfacción tan natural en el rostro de alguien. La sonrisa de Shion en su mayoría me irritaba, pero aquí, solo podía felicitar a Kurobe.

Había varias formas de fabricar armas mágicas. En mi caso, podría usar la habilidad Combinar/Desmontar de Raphael para aplicar fácilmente efectos mágicos a casi cualquier cosa. Kurobe podía hacer algo similar, pero Kaijin y sus aprendices no tenían la capacidad de hacer trampa de esa manera.

Publicidad M-M4

¿Qué hicieron entonces? La forma más común era hacer que un encantador inscribiera algo en el arma. Dord sabía cómo hacer eso, así que venía a inscribir lo que terminaba este taller. Esto ‘completaba’ el arma mágica, y luego solo tenías que usar algo de poder mágico en la inscripción para activar el hechizo designado.

Pero solo podías infundir un arma con pocos hechizos diferentes—dos era generalmente el límite—y una vez que inscribías un hechizo, no había forma de quitarlo.

El otro método, como creo que he mencionado varias veces antes, tiene que ver con cómo evoluciona el arma. Una vez que se expone a la fuerza mágica del usuario, las armas a menudo tendrán ciertos poderes adicionales aplicados. Es difícil apuntar a esto y lleva mucho tiempo, pero a veces un arma adquiere una fuerza inesperada.

Este método también fue objeto de una investigación en curso hacia una forma de agilizar la evolución de las armas. (Por cierto, había donado parte del gran alijo de armas Únicas que obtuvimos en las ruinas de Amrita para esta investigación. No esperaba que condujera a resultados rápidos, por supuesto, pero es importante que sigamos esforzándonos continuamente).

Entonces, ¿qué acababa de hacer Kurobe? Oh, solo algo que dejó obsoleto todo lo ha existido antes.

La primera vez que mencioné esta idea mientras bebía con Kaijin y Kurobe. Primero, tomaríamos un arma de acero mágico resistente, perfecta para la transmisión de magia. A continuación, crearíamos un conjunto de ‘núcleos’ de complementos externos que generan magia. Entonces, teoricé, podrías tener un arma mágica que no estuviera programada para uno u otro hechizo.

Por ejemplo, ¿qué pasa si colocas una piedra mágica infundida con fuerza espiritual en una espada? La respuesta era la espada delante de mí. Y no era solo una piedra mágica—era una joya de alta pureza.

“¿Qué piensa usted, Rimuru-sama? ¿Es como lo imaginaba? Así que aquí hay una espada con agujeros lista para expansiones mágicas. ¡Y mientras tanto, Kaijin logró comprimir las magículas en estos cristales mágicos puros y refinados!”

Kurobe sonrió de nuevo. Así que Kaijin fue parte de esto. Generalmente, era Kurobe quien forjaba el arma base y Kaijin quien ponía las joyas y otros toques finales. Los dos trabajaron juntos para completar algo tan maravilloso como esto, asumí.

“Llamamos a estas piedras mágicas infundidas con elementos ‘núcleos elementales’. Simplemente los llamamos ‘núcleos EM’ en todo el taller. Gabiru ha estado capturando wyverns, así que como Vester tenía algo de tiempo libre, también ayudó con la investigación. Esos dos habían estado trabajando en núcleos espirituales, sabes—una especie de reactor de energía, ¿verdad? Entonces dijo que ya tenían una forma de infundir piedras mágicas con los cuatro elementos principales de tierra, agua, fuego y viento”.

Recordé a Ramiris dándome una conferencia sobre cómo era clave para un núcleo espiritual generar todos los elementos a la vez, o algo así. Si el equipo de Kaijin estaba trabajando en eso, hacer piedras con un solo elemento debe haber sido simple en comparación. Más allá de eso, se trataba de ajustar los tamaños del núcleo y los niveles de salida, y ahí lo tenías—un núcleo de elementos compuesto por uno de los cuatro elementos básicos.

Estos eran, por supuesto, artículos desechables. Una vez que la magia de su interior se agotaba, era solo otra bonita joya. Pero Kurobe me dijo que estos podrían reutilizarse si se traen aquí.

“¿Entonces no hay forma de recargar la energía en el interior?”

“Oh, la hay. Pero requiere un usuario de magia experimentado que infunda su propia fuerza en el núcleo, por lo que no es para cualquiera”.

“Ya veo. Parece que podría crear nuevos puestos de trabajo. Por ejemplo, talleres a los que podrías llevar armas y hacer que carguen su magia por ti”.

“Sí. Creo que, en el campo, querrás llevar contigo algunos repuestos. Ese podría ser un mercado propio”.

Cierto, cierto. Pensé que tal vez las tiendas que se dedican a los cristales caídos de monstruos podrían combinar algunas ventas de núcleos, pero ahora pensé que podríamos tener tiendas dedicadas para ellos.

“Pero tienes que tener cuidado. Esto todavía está en la etapa experimental, pero dependiendo de las combinaciones que intente, puede terminar cambiando los elementos”.

“¿Combinaciones?”

¿Qué quiso decir él? Puedes cambiar elementos… ¡Espera!

Publicidad M-M5

“Como puede ver aquí, esta espada tiene tres lugares para insertar joyas”.

¡Lo sabía!

“Entonces, si inserta dos elementos opuestos en la misma arma, ¿terminará con algún elemento que no esperaba?”

“¡Así es!”

Kurobe asintió ante mi suposición. Eso era una gran noticia. Esto definitivamente necesitaba algo más de I + D1, luego—no es el tipo de cosas que podríamos poner en el mercado tan rápido.

Negativo. Todos los datos utilizados dentro del laberinto se pueden recopilar y organizar.

Um, cierto. Si. Es verdad. Sin duda, nos ahorraría algo de tiempo de investigación, por lo que, en términos de seguridad, el laberinto sería ideal. En ese caso, tal vez deberíamos traer algunos retadores del laberinto y hacer que generen un montón de datos de inspección en el campo para nosotros.

Incluso si hicieran un descubrimiento sorprendente de esa manera, después de todo, la tecnología solo puede producirse dentro de Tempest. Tal vez algo se filtraría, pero si lo lleváramos al mercado, tarde o temprano sucedería de todos modos. Es mejor que prueben estas armas en un entorno fácilmente controlado.

“Por cierto, ¿qué tipo de peligros anticipas?”

“Bueno, puedes insertar tantas joyas como agujeros, así que, si solo hay un agujero, no hay problema. Pero si pones, digamos, un núcleo de viento y uno de fuego, eso da como resultado más fuerza. El agua y el fuego reducen la fuerza, pero el agua más dos fuegos hicieron que explotara sobre nosotros. No era solo tres veces la fuerza—más bien varias docenas de veces. Así que estaba hablando con Kaijin sobre la necesidad de más pruebas”.

Parecía que había algunos combos bastante peligrosos. Se necesitaba más experimentación, sí, y tendríamos que probar todos los resultados. Tal como sugirió Raphael, ponerlos en manos de exploradores del laberinto era nuestra apuesta más rápida.

“¿Es tres agujeros el máximo?”

“Sí. Tres es lo mejor que hemos logrado”.

De hecho, un arma de tres agujeros era aparentemente algo que tenía alrededor de una probabilidad de uno entre cien de forjar—y eso era con todo el esfuerzo de Kurobe. Por lo tanto, todavía solo tenían este de aquí. Mientras tanto, sus aprendices aún estaban demasiado verdes para crear algo como esto. Solo cuatro de sus estudiantes más avanzados forjaron armas con éxito con una ranura. (Incluso Kaijin solo logró uno con dos agujeros, lo que habla sobre lo difícil que es hacerlos).

“Sí, esta es la única arma exitosa de tres ranuras que tenemos hasta ahora. Pero con la combinación correcta de núcleos, creo que fácilmente se podría obtener fuerza de clase Leyenda”.

Kurobe sonaba orgulloso. Las espadas mágicas ya son lo suficientemente valiosas, pero si una te permite cambiar su elemento sobre la marcha, eso acaba con todo el sentido común. Imagina un arma mágica que puedas encender con un interruptor, por así decirlo, y golpear instantáneamente a tu enemigo con el elemento al que es débil. Era increíble. Ni siquiera podía adivinar su valor, pero no creo que Kurobe estuviera bromeando cuando insinuó que era de clase Leyenda—y con la configuración correcta, realmente podría ser una fuerza de clase Leyenda.

Publicidad M-M5

Desde el fondo de mi corazón, tenía que felicitar a Kurobe y su equipo. Fue asombroso.

Basándonos en nuestras discusiones, decidimos que las armas compatibles con el núcleo deberían enviarse primero al laberinto. También fabricaríamos una gran cantidad de núcleos desechables y no recargables y los arrojaríamos a los cofres del tesoro del laberinto.

Y una vez que los aprendices de Kurobe pudieran aprender a fabricar estas armas en masa, planeé convertirlas en premios de los cofres de jefes del laberinto lo antes posible. Las armas de tres ranuras no serían fáciles de hacer, por supuesto, pero según lo escuché, esos planes eran factibles siempre y cuando no nos esforzáramos por lograr la mejor calidad— si reducíamos la durabilidad lo suficiente como para que las armas fueran de menos nivel, eso debería ser factible.

“¿Ves algún problema con eso?”

“No, creo que podemos hacer que funcione. Serían bastante frágiles, así que no querrán depender de una en una batalla real, pero…”

Kurobe parecía un poco reacio, pero sus trabajos aún deberían aguantar lo suficientemente bien para propósitos de prueba. Siempre que pudiéramos obtener algunos datos sobre las diversas combinaciones principales, estaba feliz, así que con suerte podríamos encontrar una manera de hacer muchas armas con dos o más ranuras y ponerlas en manos de los retadores del laberinto. Además, los habituales del laberinto no eran idiotas.

Publicidad M-M2

Tendrías que ser un explorador de laberintos de tercera categoría para arriesgar tu vida por algún arma misteriosa. Pensé que la gente podría cambiar entre su equipo habitual y un kit experimental para esto, manteniendo las cosas simples. Estas armas también deberían ser útiles para grupos sin usuarios de magia.

Sí. Convirtamos en sujetos de prueba a nuestros clientes. “Rimuru-sama, ¿por qué está sonriendo tan malvadamente?” “¡Jajaja! ¡Oh, es solo tu imaginación, Kurobe!”

Me prometió que pronto comenzaría la producción de una alineación completa. Con su consentimiento, ahora teníamos un plan en acción. Tendríamos que usar una gran cantidad de acero mágico de alta calidad, pero debería proporcionar más capacitación a los aprendices—y nos permitiría probar cosas y producir productos de calidad de mercado adecuados para uso en el campo.

Ya me estaba imaginando que estas espadas serían parte del uniforme estándar de cualquier teniente o rango superior en nuestro ejército. Estos, combinados con algunos núcleos para cubrir los elementos débiles del portador, tenían el potencial de elevar el estándar para todas nuestras fuerzas.

“Okey. ¡Te lo encargo!”

“¡Sí, señor!”

Por ahora, todo estaba en manos de Kurobe.

Publicidad G-M1




“Entonces, Rimuru-sama, ¿tenía algún negocio aquí hoy?”

Eso refrescó mi memoria. La repentina revelación me hizo olvidarlo por completo, pero necesitaba hablar con él.

“Sí, bueno, se trata de esta espada mía”, dije mientras sacaba mi espada recta y se la presentaba a Kurobe.

“¿Tiene una grieta?”

“No, eso no. De lo contrario, no me hubiera sorprendido tanto hoy”.

“Bueno, sí…”

Mi espada estaba imbuida con mi fuerza mágica y tenía un color más oscuro que la noche más oscura.

Pero ahora, cuando lo sostuve y dejé que mi magia fluyera hacia ella—

“¡¿Qué…?! La hoja—es de oro brillante… No, es todo el arcoíris. ¡Toda una gama de colores!” Kurobe lo miró boquiabierto, claramente sorprendido.

“Asombrado, ¿eh? Bueno, yo también, déjame decirte. Por eso estoy aquí”.

Estaba en mi habitación, mirándola, cuando de repente sucedió esto. Sorprendería a cualquiera, esta deslumbrante espada arcoíris. No le mezclamos oro ni nada, pero ahora brillaba más que el oricalco.

Así que la miré y…

Entendido. Este es el metal divino Hihi’irokane. 

… Es lo que entendí. Aparentemente, es este gran metal el que funciona incluso mejor que el oricalco que produje, pero decidí visitar Kurobe para averiguarlo con certeza.

“¿Qué…? ¿Qué podría ser esto? No puedo evaluarlo en absoluto…”

“Se llama Hihi’irokane, aparentemente”.

“¡¿H-Hihi’irokane?! ¿Eso realmente existe? Ese es un mineral mítico que se dice que conserva su atributo elemental por la eternidad. Pensé que era solo un cuento de hadas…”

Kurobe estaba casi demasiado emocionado por las palabras. Pensé que era una mutación bastante notable, pero supongo que era incluso mejor de lo que pensaba.

Entonces los dos comenzamos a investigar esta hoja de Hihi’irokane.

Lo que encontramos fue que no reaccionaba a nada más que a mi propia fuerza mágica. Cuando Kurobe lo intentó, permaneció negra azabache como de costumbre. Hablando en términos metalúrgicos, simplemente reaccionó como acero mágico en ese punto, a pesar de que en realidad era Hihi’irokane.

Al parecer, es el metal definitivo, uno que repele todo tipo de longitudes de onda. Incluso absorbe completamente la luz sin reflejarla, razón por la cual era de color tan oscuro. Esta fue también la razón por la que, sorprendentemente, desafiaba todos los intentos de Valorarla.

Solo cuando pasaba mi magia a través de ella, transformándola en modo batalla, comenzaba a brillar. Me preocupaba que se destacara demasiado si lo mostraba en público, pero a estas alturas ya sabía que, mientras no hubiera magia en ella, se comportaba bien. También era un metal mucho más duradero que un arma promedio—porque podía ‘retener su atributo elemental por la eternidad’, lo que significaba que era básicamente indestructible. Si alguna vez se rompía por alguna razón, podría infundir algo de magia para repararlo. Me hizo preguntarme cómo resultaría una pelea entre dos hojas de Hihi’irokane, pero no es como si hubiera alguna forma de probar eso.

Sin embargo, una cosa que podría decir ahora mismo es que esta espada realmente era adecuada para mí. Comparada con cualquier otra cosa en el mundo, su evolución la había hecho increíblemente duradera. Combinada con mi Defensa Absoluta, debería resistir un uso bastante rudo.

Aún mejor: esta espada aún no estaba completa. Estaba planeando cincelar algunas ranuras en la empuñadura para los núcleos, para poder cambiar su elemento a voluntad. Solo imaginarme eso me puso en un estado de éxtasis. ¿Ya es una pieza excelente y mejorará aún más? Mucho que esperar.

“Sin embargo, qué espada es esa. Difícilmente parece que la haya hecho yo…”

“¡Oh, en absoluto, Kurobe! ¡Hiciste un gran trabajo en esto!”

“Gracias, Rimuru-sama. ¡Siempre me alegro de escuchar eso de usted!”

Se necesitaba a alguien como Kurobe para dar a luz esta espada. Era infinitamente modesto consigo mismo, pero no había ninguna duda en mi mente.

“Ahora me pregunto si podría haber vencido a Hinata con esto”.

Una obra maestra de Kurobe como esta tiene que ser equivalente a la clase Leyenda, ¿verdad? Pero el propio Kurobe me sorprendió aún más.

“¿Contra la Moonlight? ¿Su propia clase Leyenda? Hmm… Bueno, tal vez incluso mejor que eso, ¿eh? Con esta espada, tal vez estemos entrando en territorio de la clase Divina. Como lo que venció al propio Veldora-sama”.

Publicidad M-AB

Clase Divina. Lo último de lo último. No se sabía que existiera ningún arma de esa clase en la actualidad, y ninguna era descrita en las leyendas. Pero aquí estaba.

De hecho, la Espada Temma de Milim, igualmente mágica, también estaba en esta clase. Ella me la mostró una vez. No pude evaluarla en ese entonces, pero Raphael dijo que era de mayor calidad que la Moonlight de Hinata. Y ahora tenía algo que llegó a ese punto—esta increíble culminación de fuerza. Incluso ahora, pensó Kurobe, se ubicaría entre los escalones superiores del armamento de clase Leyenda, así que me sentí seguro esperando que al final alcance ese pico.

Ambos nos maravillamos de la espada por un tiempo. “Hombre, espadas como esta son tan geniales, ¿no es así?”

“Seguro que lo son. No se ven patrones a lo largo de una espada con mucha frecuencia”.

Ese patrón hamon3 al estilo japonés, fruto de todos los talentos técnicos de Kurobe, deslumbró la vista de arriba abajo sobre el Hihi’irokane inmaculado e inflexible. Parecía una obra de arte mientras la mirábamos, suspirando. Era tan hermosa que pensé que podríamos habernos quedado ahí mirando para siempre. Realmente, la mejor espada del mundo—y todavía está evolucionando. Parecía seguro decir que tenía una espada de clase Divina aquí, y considerando lo bajas que habían sido mis expectativas al principio, no podría estar más eufórico.

4.8 13 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios