Tensei Shitara Slime Datta Ken (NL)

Volumen 11

Capitulo 1: Observación, Investigación y Resultados

Parte 1

 

 

En un rincón de una opulenta mansión, un grupo de aspecto sombrío se relajaba en los sofás que rodeaban una mesa. El sitio era una base utilizada por la sociedad secreta Cerberus en Occidente, dirigida por Misha ‘la Amante’, una de los jefes del grupo.

La mujer que atendía a Misha les sirvió té a los invitados, hizo una reverencia y salió de la habitación.

Publicidad Y-AR

Esa fue la señal para que comenzara la conferencia.

“Ah, ya veo. ¿Ha ido bien, entonces?” Al escuchar el informe, Yuuki Kagurazaka sonrió ampliamente. “¡Fue exactamente de la manera que dijiste, jefe! Y pensé que seguro Laplace lo arruinó al principio…”

“¡Hoh-hoh-hoh! Laplace es un hombre cuidadoso, pero no es un negociador nato”.

“¡Espera! ¡Soy mejor que cualquiera de ustedes!”

Tear y Footman solo parecían estar en la misma página cuando se metían con Laplace, quien se quejó en voz alta al respecto, pero no se sintió realmente ofendido. Fue solo una broma amistosa.

Publicidad G-M1




“Bueno, todo salió bien, ¿no? Me alegro de que hayas logrado mantener la calma con Leon justo frente a ti”.

“Sí. Porque, honestamente, medio esperaba que recurrieras a la violencia allí”.

Si lo hubiera hecho, habrían perdido sus lazos con el rey demonio Leon. Ahora que habían decidido despedirse de las naciones occidentales por un tiempo, Yuuki se rio del concepto como si no fuera un gran problema.

Publicidad Y-M2

“Es un hombre terrible, te lo digo”, dijo Laplace, de aspecto abatido”. Pero ¿por qué quieres que le cuente sobre los niños de todos modos?”

Yuuki le lanzó una media sonrisa. “Oh, no es nada, de verdad. Leon está tratando de recolectar niños ‘incompletos’, y estoy casi seguro de que es para que pueda expandir su poder de lucha… pero una parte de mí se preguntaba si había algo más detrás, ¿sabes?”

Publicidad M-M2

“Ah. ¿Así que querías revelarle que el rey demonio Rimuru tiene cinco de ellos?”

“No solo eso. Solo podemos adivinar cómo Leon está tratando a estos niños, ¿sabes? Rimuru los salvó mostrándoles cómo manejar sus magículas, pero Leon no sabe nada de eso. Así que estaba interesado en ver cómo reaccionaría ante estos niños que cree que están condenados a morir muy pronto”.

“Ya veo… Esa es una pregunta curiosa, sí. Y dependiendo de su reacción, podemos intentar predecir su próximo movimiento”.

Publicidad M-M1

“Así es. Por ahora, no tenemos nada. Supongo que necesitábamos sacudirlo un poco”.

“Sí, ¿ves? Quiero decir, es más por curiosidad que por cualquier otra cosa. Así soy yo”.

Kagali y Laplace podían apreciar eso. Como dijo Yuuki, se estaba preocupando demasiado por esto… pero si querían entender las intenciones de Leon, esa información era una forma útil de hacerlo.

¿Y si el rey demonio Leon tomara medidas? No era lo suficientemente imprudente como para enfrentarse a Rimuru solo para ganar cinco luchadores más para su lado. El riesgo de irritarlo superaba con creces el potencial impulso de sus fuerzas. Leon era lo suficientemente inteligente para ver eso. Normalmente, entonces, dejaría en paz a estos niños—pero ¿y si no lo hiciera? Si no lo hacía, significaba que Leon tenía otro objetivo en mente.

“Sin embargo”, dijo Kagali, “dudo que Leon hiciera algo tan drástico por el bien de unos pocos niños”. “¿No crees? Porque filtré información sobre esa guerra y no obtuve nada más que miradas divertidas.

¿Estaba perdiendo el tiempo?”

Habría sido bastante interesante si Leon hubiera hecho un movimiento, pero las posibilidades de que eso ocurriera eran bajas. Kagali y Laplace vieron el ingenio de la idea de Yuuki, pero ambos asumieron que no sería mucho.

Todo lo que Yuuki pudo hacer en respuesta, fue sonreírles. “Sí, como dije, lo siento. Pero a menos que lo mencionaras así, habría sido extraño si meter el tema de los niños de la nada. Si empezaras con eso, con tus pobres habilidades de actuación, no sé qué habría pasado…”

Hizo una pausa. Pero sus intenciones fueron bastante bien recibidas por el grupo.

“Odio decirlo, pero es verdad. Footman es demasiado feroz y de mal genio, Laplace es superficial y tiene la energía de un pez muerto, y yo sola nunca podría haberlo logrado”.

Tear, actuando completamente inocente, hizo que Laplace pusiera los ojos en blanco y que Footman se burlara de ella. Así es como normalmente iban sus conversaciones. Pero luego Tear pareció recordar algo.

“Tal vez lo estoy pensando demasiado como dijiste, jefe, pero hay algo que también me molestó un poco”.

“¿Oh? ¿Qué es eso?”

“Bueno, cuando Footman recitó la lista de productos, Leon dijo algo—”

“¿Leon?”

“Volvió a preguntar por los nombres. Cuando Footman dijo Scoey Colbell, respondió algo como: ‘¿Estás seguro de que es Scoey y no Chloe?’ Si decía que los nombres no importaban, no veo por qué le importaría, pero…”

“Ah, él estaba nervioso, ¿sabes? Se preocupa por los detalles”.

“¡Hoh-hoh-hoh! Muy irritante, ¿no? Tal vez solo se estaba burlando de mi pronunciación”.

Laplace y Footman no vieron mayor preocupación. Yuuki y Kagali, mientras tanto, intercambiaron miradas.

“¿Qué opinas?”

“Dudo que hubiera reaccionado si realmente no le importara”.

“Sí, pero en realidad, no hay forma de que él… esto es demasiada coincidencia, ¿no es así?”

“Bueno, sí es el destino con lo que estamos lidiando, no existe tal cosa como un ‘jamás’, ¿sabes…?”

“¿Entonces crees que él realmente…?”

“Yo creería que sí, el objetivo principal del rey demonio Leon es esa chica, Chloe”.

“¿En serio?”

Yuuki parecía aturdido. Si esa posibilidad era correcta, significaba que, sin darse cuenta, habían perdido su ventaja contra Leon. Mientras tanto, Kagali estaba aún más frustrada. La ira estaba escrita en todo su rostro. Si ese fuera el objetivo de Leon desde el principio, entonces su camarada Clayman no habría tenido que ser asesinado.

Publicidad M-M2

“Um… ¿Eh?”

Tear no pudo ocultar su sorpresa ante las posibilidades inesperadas que surgieron de su observación.

Pero era la fría y despiadada verdad. “¿Me estás tomando el pelo?”

“¿Es eso lo que realmente piensas?”

Yuuki y Kagali eran intrigantes; eso era cierto, pero ni siquiera ellos tenían una idea de todo. Siempre pensaban dos o tres pasos por delante, asegurándose de poder manejar cualquier situación que surgiera después de una falla. Laplace lo sabía bien, pero incluso él pensó que esta vez estaban exagerando—y Footman asintió solemnemente.

“Bueno, aún es solo una posibilidad. No es algo que podamos permitirnos ignorar, pero todavía no hay nada seguro”.

“Entonces tu curiosidad no nos costó nada después de todo, ¿eh, jefe?”

“¿Costo? ¡Demonios, podría habernos ganado mucho!”

“Cierto. No quiero esperar demasiado, pero si las cosas salen así, ¿no sería muy divertido? Y si hacemos las cosas bien, podríamos usar esto para enfrentar a un par de reyes demonio molestos entre sí. Eso es un beneficio mutuo de nuestra parte, diría yo”.

“Sí. No es que nos importe quién gane en ese caso. Hagamos de esto algo divertido tras bastidores”.

“¡Hoh-hoh-hoh! Sigo pensando que estamos reaccionando de forma exagerada, pero no nos hará ningún daño”.

“Bueno, no hay necesidad de exagerar. No es que todo vaya a salir como queremos, ¿sabes?”

Laplace, sintiendo que todos se relajaban un poco sobre el tema, intentó resumir las cosas. Una vez que el grupo asintió en comprensión, llegó el momento de pasar a un tema diferente.

Misha llamó a su asistente y preparó otra ronda de té.

“Entonces, ¿qué tal si nos actualiza sobre sus cosas, jefe?” Laplace preguntó después de un breve descanso.

“Sí… estoy preocupado por el asunto de Chloe, pero podemos enfocarnos más en eso más tarde. Pasemos al tema principal”.

Yuuki asintió a Laplace y tomó un sorbo. Luego sonrió y repasó los frutos de sus negociaciones.

Mientras Laplace y sus secuaces estaban lidiando con Leon, el lado de Yuuki estuvo involucrado en conversaciones de alto nivel por su cuenta—con la figura oscura que dirigía las Naciones Occidentales. El tema: cómo limpiar después de todo el asunto de Maribell.

“Como todos saben, la historia de portada es que yo estaba bajo el control de Maribell, por lo que ella asumió toda la culpa de esto”.

“Ah, ¿y ahora estás trabajando para respaldar esa historia?”

“Exactamente. Quiero decir, si estuviera bajo su control, realmente no podría ir al Imperio del Este, ¿verdad?”

“Tienes razón”.

“Sí”.

“Pensé que eso también estaba un poco mal”.

Publicidad M-M2

“Con respecto a esta habilidad, Codicia, era una apuesta si yo sería capaz de arrebatárselo o no. Más que eso, mi objetivo principal era que mataran a Maribell—después de que lo hiciera, sería libre de moverme de nuevo. Así que una vez que me afiancé en esa posición, pensé que era hora de negociar con el venerable Granbell Rozzo”.

El objetivo de Yuuki, era Maribell. Necesitaba distraerla para no perder por completo su posición en Occidente—y, finalmente, esa distracción la llevó a la muerte.

Con ella fuera de escena, Yuuki recuperó su libre albedrío, y cualquier cosa nefasta que hiciera antes podría enmarcarse como una orden de Maribell. Y funcionó. Maribell se había ido y Yuuki había obtenido poderes mucho más allá de lo que esperaba.

Las negociaciones fueron igualmente bien—y lo que escuchó allí fue la razón principal por la que Yuuki convocó esta reunión.

“Entonces, si no le importa que empiece por la conclusión, tenemos un trabajo más que hacer antes de dirigirnos hacia el este”.

Miró los rostros sorprendidos que lo rodeaban, tratando de parecer serio. “¿Los entienden? Ahora déjenme darles todos los detalles, de principio a fin”. Con eso, Yuuki comenzó a describir su reunión con Granbell.

***

 

 

Estábamos en paz. Y en Rimuru, la capital de Tempest, todos los días estaban ocupados para mí.

Una vez que las cosas se calmaron un poco, envié otro equipo de expedición a las ruinas, pero no encontraron un cuerpo ni nada. O Yuuki estaba diciendo la verdad y ella se inmoló, o él había hecho algo con ella. Independientemente, cualquier problema derivado de este incidente ya había sido eliminado.

Maribell era una princesa del Reino de Seltrozzo, pero hacer correr la voz de que nos atacó en las ruinas agravaría la situación. Así que me puse en contacto con Seltrozzo a escondidas y les pedí que lo calificaran de ‘accidente’, algo que fue posible gracias a nuestros deseos mutuos de evitar que se convirtiera en algo importante. Una vez que eres una familia real lo suficientemente mayor, los ‘accidentes’ son solo parte del paquete, por lo que nuestros arreglos se desarrollaron sin problemas.

Aun así, su rey y su reina me parecieron muy insensibles. Con esos padres, pude ver por qué confiaba tanto en el conocimiento de su vida pasada. Si Maribell hubiera disfrutado de una infancia normal e inocente en su nueva vida, ¿las cosas habrían sido diferentes? No pude evitar preguntarme.

Y eso me lleva a los Cinco Ancianos. Granbell Rozzo—el mayor de todos, jefe de la familia Rozzo— era el verdadero maestro de marionetas que manejaba los hilos de Maribell. Me había estado preparando para algún tipo de venganza hacia nosotros, pero no había ocurrido nada. Quizás estaban admitiendo que estaban tramando algunas travesuras inútiles y decidieron no responder mientras mantuviéramos la boca cerrada. Había pasado más de un mes, de hecho, y Granbell se había quedado callado—y eso también era tiempo más que suficiente para nuestras necesidades.

Aprovechando la información de Souei y comprendiendo lo que sucedía en la clandestinidad de las Naciones Occidentales, ahora estábamos seguros de que no había una amenaza mayor allí que los Rozzo. Detectamos algunos grupos de interés—en la misma línea que los Hijos del Veldt, ese equipo mercenario—pero no estaba claro si alguno de ellos compartía nuestros intereses. Si eran claramente hostiles, eso era otro asunto, pero no teníamos motivos para irritarlos. No quería ir pinchando ningún nido de avispas innecesariamente, así que decidí vigilar sus movimientos.

Estábamos en buenos términos con el Gremio Libre y disfrutábamos del respaldo de la Santa Iglesia Occidental. Realmente, no creo que ninguna organización fuera lo suficientemente grande ahora como para pelear con nosotros. Entonces, era natural que Tempest liderara la facción más grande en el Consejo de Occidente.

Al comienzo de otra tarde pacífica, estábamos celebrando nuestra reunión habitual de gabinete. En lo que equivalió a un parpadeo, nuestra nación casi había tomado el lugar de los Cinco Ancianos… y tal vez por eso, teníamos este montón de nuevos problemas con los que lidiar.

Después de todo, el Consejo de Occidente jugaba un papel enorme en el establecimiento de un consenso entre las naciones occidentales.

Los concejales votaban sobre las medidas para promulgar, lo que básicamente significaba que cuantos más concejales se enviaban, más voz se tenía. Sin embargo, ahora que tenía al menos algunos secretos de todas las naciones allí, los miembros del grupo veían a nuestros representantes como mediadores de todo tipo. Nuestra creciente influencia en Occidente significaba que el número de quejas y peticiones enviadas a nosotros se dispararía. Hablar es fácil, por supuesto, y al parecer, mucha gente se estaba aprovechando del trato para impulsar sus propios proyectos.

Esta es exactamente la razón por la que la dominación mundial es una idea tan estúpida. No creo que tengas una sola oportunidad de tomártelo con calma si estás en una posición de gobierno. Ahora entendí por qué los otros reyes demonio no parecían preocuparse mucho por las tierras fuera de sus límites.

Si terminas—sin darte cuenta—apoderándote de alguna zona desamparada u otra, estás obligado a abordar cualquier tema por el que las personas estén insatisfechas allí. La gente habla de eliminar las disparidades como si fuera fácil, pero a los ojos de quien lo hace, nunca es así.

Me imagino que la forma correcta es tomar los activos de esa región—su mano de obra, sus recursos— cubrir los gastos y redistribuir las ganancias resultantes.

Debes tener cuidado con el desvío de riqueza de otras regiones, porque entonces podrías comenzar a tener una verdadera desigualdad en tus manos. Ahora que nuestra nación lideraba la facción más grande, las otras naciones buscaban venganza. Podemos excluirlos por ahora, pero en poco tiempo, seguramente tendremos una oposición en nuestras manos.

La pregunta ahora era a quién enviaríamos al Consejo como nuestro representante permanente. Necesitábamos a alguien inteligente, sociable y con cierto carisma. Idealmente, alguien con la fuerza para convencer a alguien de que se someta, pero…

“También, lo siento, pero estoy fuera”.

Con este tipo de cosas, gana la primera persona en hablar. Admitiré tener el don de la palabra, pero no tenía ninguna intención de tomarme más problemas.

“Yo tampoco estoy seguro de poder”, dijo Benimaru justo después de mí. “La reunión anterior del Consejo me enseñó demasiado bien que no tengo estómago para esos juegos mentales. En un campo de batalla sin combate físico permitido, soy prácticamente inútil”.

Sentí que estaba siendo un poco modesto, pero probablemente hablaba en serio. Benimaru ciertamente tendría problemas contra todos esos viejos y astutos nobles.

“Mi misión es la recopilación de inteligencia. No puedo permitirme dejar mi posición como los ‘ojos’ de Rimuru-sama”.

Souei también estaba fuera. Eso era lo que esperaba. Yo tampoco quería perderlo.

Geld también se inclinó. Tenía sentido común y sabía que podía confiar en él, pero había dejado una montaña de trabajo importante en sus manos. Nuestro programa de construcción estaba abarrotado, y definitivamente no tenía tiempo para asumir más. Pensé que Geld sería un buen concejal, pero tendría que eliminar esa opción por el momento.

¿Qué quedaba…? “¡¿Ah, eh, yo?!”

Le eché un vistazo rápido a Gabiru, observando en silencio los procedimientos hasta ahora. Sorprendentemente, Gabiru era una persona bastante sensata, y yo podría, ya sabes, tal vez verlo brillar en este importante puesto.

… Bueno, está bien, había mucho de qué preocuparse con él. Pero realmente no había nadie más. Hakurou era mi asesor militar, encargado de fortalecer a nuestros soldados. Se podía confiar en Shuna para el trabajo, pero si se marchaba, tendría un impacto en el trabajo en nuestra propia nación. Rigurd y los otros ancianos goblin estaban fuera de la lista por razones similares. Teníamos toneladas de asuntos molestos que abordar—un sistema legal para nuestra nueva nación, negociaciones con otros países, manejo de nuestra creciente población y mucho más. Ellos estaban tomando la iniciativa en todos esos asuntos, y si Shuna o Rigurd se marchaban, podría detener todo el asunto. Estábamos entrenando a una nueva generación de líderes, sí, pero primero quería verlos crecer un poco más.

“Yo—estoy en medio de un proyecto para capturar y traer wyverns para entrenarlos como monturas para mejorar nuestra ofensiva aérea. Requiere el uso extensivo de una gran cantidad de tipos de pociones, así que me gustaría seguir registrando datos para este proyecto…”

Ah, sí. No había duda de que Gabiru era el hombre (lagarto) adecuado para el trabajo. Parecía mejor dejarlo nutrir nuestra fuerza de wyverns en ciernes que enviarlo al Consejo contra su voluntad.

“Está bien. Gabiru, sigue con tu trabajo actual”.

“¡Sí, señor! ¡¡Entendido, señor!!”

Gabiru se sintió visiblemente aliviado. No quería obligarlo a hacer nada, así que esto, pensé, estaba bien.

Sabes, tal vez terminé expandiendo nuestras fuerzas con demasiada prisa. Fue una mala idea extender la mano cuando no tenía suficiente personal capacitado, pero la carga de trabajo siguió aumentando. Era un problema, pero bueno. Veamos si hay otras opciones.

… Y justo cuando pensaba eso, mis ojos se posaron en Shion. Ella me miraba fijamente, con un brillo. “Rimuru-sama, yo—”

“¡Denegado!”

La interrumpí reflexivamente. Supuse que se ofrecía como voluntaria, pero estaba fuera de discusión. “¡¿Por-por qué?!” preguntó ella, sorprendida. La pregunta en sí, también me sorprendió.

“Supongamos, por un momento, que eres la concejal. Y digamos que hay un anciano regordete y lascivo frente a ti. Otro concejal. Y ahora este sujeto ha puesto su mano sobre tu hombro, todo amistoso.

¿Cómo manejarías eso?”

“Es obvio. ¡¡Agarraría el cuello del hombre con mi mano izquierda, lo levantaría y golpearía y golpearía y golpearía!!”

¡¡Bzzzzt—!!

De ahí el por qué ella no estaba entre los candidatos. Shion ha crecido, lo admito. No tenía ninguna duda al respecto, pero todavía había muchas situaciones que me ponían ansioso con ella.

Como antes, por ejemplo…

Encontré a Shion en el comedor. Me dio una gran sonrisa y me presentó el plato en su mano.

“¡Rimuru-sama! Lo he estado esperando. ¡Finalmente hice un pastel yo sola! ¡Aquí tiene! Sabe igual que la cocina de Shuna-sama. ¡¡Por favor, pruébelo!!”

Ya me estaba arrepintiendo de esto. Pero Shion estaba demostrando ser algo capaz… y eso debe haberme tomado por sorpresa.

“Um… Gracias. Lo aprecio”.

Inconscientemente, lo acepté. Eso fue un error. En el plato había un gran bloque de algo parecido a una gelatina opaca. ¿Esto es pastel?

Con este objeto frente a mí, miré a mi alrededor en busca de ayuda, pero no había nadie allí. ¿Todos escaparon? No, Gobichi estaba en su puesto… tirado en el suelo de la cocina. Entonces ya hay una víctima.

Publicidad M-M1

Ahora me di cuenta de que había visitado el comedor en el peor momento posible. Pero ya era demasiado tarde.

“Oye… um, ¿esto es… pastel, dices?”

“¡Sí! ¡He recreado perfectamente el sabor!”

¿El sabor es perfecto? ¿Entonces todo lo demás es horrible? Shion ciertamente parecía confiada, y verla solo hizo que más mariposas se materializaran en mi estómago.

Lamentando mi descuido, decidí tomar un solo bocado. Podrías predecir los resultados.

Recogí un poco con la cuchara y me lo llevé muy lentamente a la boca. Pensé que iba a tener arcadas de inmediato. Se sentía como gelatina, pero el sabor era el de un pastel azucarado. Era de color gris y la sensación era decididamente gelatinosa. Instantáneamente me recordó lo importante que era el aspecto de un pastel para la experiencia general. Bueno, no solo el pastel. Con cualquier tipo de comida, lo que entra por los ojos es clave. Si arrojara un montón de ingredientes en un plato, nadie lo encontraría apetitoso.

“¿Qué opina? Está bien, ¿no?”

Ella me sonrió. Sé que quería decir ‘Es perfecto, ¿no?’ Pero ella simplemente carecía de los fundamentos. Y por eso, quise decir que estaba tropezando con la definición completa de lo que es la comida.

“Siéntate. Siéntate ahí, por favor. ¡Necesitamos hablar!”

“¡¿Eh?! ¿Q-Qué pasa…?”

Publicidad M-M5

La sonrisa de Shion se transformó en un par de ojos llorosos. Su cabeza ya estaba inclinada hacia abajo, pero no dejé que eso me detuviera.

La conferencia que siguió duró 30 minutos muy serios, mientras le explicaba a Shion qué era cocinar. Parecía arrepentida, al menos, y prometió que la próxima vez discutiría las cosas con alguien más y seguiría sus consejos.

… Etcétera.

Después de esa conferencia, recordé que cuando Shion estaba practicando su servicio de té, Diablo la estaba guiando a través del mismo. Afirmó que una simple prueba de sabor de su trabajo le revolvía el estómago, y esos sacrificios de su parte fueron lo que ayudó a Shion a crecer. Si la dejo practicar sola, nunca se daría cuenta de dónde estaba fallando. Dejarla sola, entonces, era un error. No importa cuál fuera la tarea, Shion siempre confiaba en sus habilidades especiales innatas para obtener resultados rápidos. Es difícil crecer de esa manera. Necesitaba que alguien la supervisara.

Por lo tanto, no había forma posible de que pudiera nombrar a Shion como concejal. Si ella causaba algún tipo de problema en el Consejo, podría romper la relación que había logrado construir con la humanidad con todo este esfuerzo. Y si quería que alguien la detuviera si se salía del control, tenía un grupo bastante limitado para elegir en esta nación. Si tuviera a alguien así, sería mucho más efectivo simplemente nombrarlo concejal.

Como Diablo, tal vez.

“Creo que Diablo podría manejarlo bastante bien…”

Dejé que mis verdaderos sentimientos salieran de mis labios. Y todos en la sala de reuniones asintieron. “Sí, Diablo nos tranquilizaría a todos”.

“Sería fácil para él engatusar a esos nobles para que cumplan nuestras órdenes”.

Publicidad Y-AB

“Y dudo que alguna vez se echara atrás contra la violencia o aceptara sobornos”.

Rigurd, Benimaru y Gabiru confiaban profundamente en Diablo. Shuna y Shion se unieron a ellos. “Con su inteligencia, estoy seguro de que hará que las cosas salgan a su manera, Rimuru-sama”.

“Odio admitirlo, pero mi subsecretario es un hombre talentoso. Además, si él puede ir a Ingrasia por mí, ¡mi trabajo como primera secretaria será más importante que nunca! No estoy segura de que encuentre a alguien más calificado”.

Todos parecían estar de acuerdo. Shion tenía motivos menos virtuosos, quizás, pero no había duda de que apreciaba su habilidad. Nadie expresó objeciones y no hubo otras propuestas brillantes, por lo que decidimos que Diablo sería nuestro principal candidato.

Pero estoy seguro de que lo odiará…

4.8 13 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
This site uses User Verification plugin to reduce spam. See how your comment data is processed.
5 Comentarios
Mas Votados
Mas Recientes Mas Antiguos
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios