Musume Janakute Mama ga Sukinano! (NL)

Volumen 5

Capitulo 6: Relacion y Secreto

 

 

En la preparatoria.

Después de que se resolvieron todos los asuntos relacionados con Arisa Odaki.

Publicidad M-AR

Ella se me confesó.

“Me gustas. Por favor, sal conmigo. Sé mi novio de verdad”, dijo ella.

Creo que fue una confesión seria.

Fue una confesión seria, honesta y concienzuda.

No era la primera vez que una chica se me confesaba.

Publicidad Y-M3

Después de participar en una competición de natación de la prefectura, recibí confesiones y cartas de chicas más jóvenes con las que nunca había hablado, pero el peso de esta confesión era diferente al de esas confesiones.

Por su expresión y sus palabras me di cuenta de que ella hablaba en serio, tan en serio que me dolía.

Pero.

No importa cuán seria y honesta fuera su confesión, mi respuesta era fija.

“…Lo siento”, dije clara y decididamente. “Gracias por confesarme tus sentimientos. Me hace muy feliz. Pero… lo siento. No puedo ser tu novio, Arisa.”

“…Ajaja.” Arisa se rió como para disimular. “M-Me lo supuse. Ya me lo esperaba. Perdona por haberte confesado mis sentimientos”, dijo con una voz antinaturalmente alegre. Se esforzaba por sonar animada, pero había lágrimas en sus ojos. “Solo me estabas haciendo un favor. La razón por la que fuiste tan amable conmigo fue simplemente porque eres un hombre amable… Ajaja. Vaya, supongo que estaba equivocada. Pensé que al menos había una posibilidad.”

Publicidad Y-M3

“……”

“Oye, por cierto… ¿puedes decirme por qué no? Si hay algo que pueda hacer para arreglarlo, haré todo lo posible…” dijo con una cara que parecía estar a punto de llorar y mi corazón me dolió como si lo estuvieran apretando.

“…No hay nada de malo en ti, Arisa”, dije claramente.

Y respondí a su seria confesión con al menos algo de sinceridad.

“Ya hay alguien más que me gusta.”

***

 

 

Después de las cinco de la tarde…

Al terminar mi primer día de pasantía, me dirigí a la estación con Arisa Odaki.

Utilizábamos la misma estación, así que sucedió naturalmente.

“Vaya, eso me sorprendió. Nunca pensé que volvería a reunirme contigo de esta manera, Takumi-kun. El mundo es sorprendentemente pequeño, ¿no?” dijo Arisa alegremente mientras caminaba a mi lado.

“Arisa… vas a una universidad en Tokio, ¿verdad?”

“Sí. Ahora vivo sola. Y tú vas a una universidad local, ¿verdad?”

“Sí.”

“¿Y cómo es que decidiste hacer tu pasantía aquí?”

“Es una larga historia, pero… bueno, me recomendó una conocida.”

“Oh. A mí también. Uno de mis senpais del mismo club en la universidad consiguió un trabajo en LiliSTART y gracias a esa conexión pude hacer mi pasantía allí.”

Qué increíble coincidencia.

Quién hubiera pensado que cuando decidí dejar mi ciudad natal para hacer una pasantía en una compañía en Tokio, me reencontraría con una conocida que había dejado su ciudad natal para ir a una universidad en Tokio.

Aunque bueno… yo soy el más irregular, no importa cómo se mire.

Ella usó una conexión relativamente tradicional mediante uno de sus senpais de la universidad, mientras que yo tuve una conexión más complicada.

“Oye. ¿Con qué ropa vendrás mañana, Takumi-kun?”

“Con ropa casual. Y que de alguna forma se vea razonablemente formal.”

“Yo también haré eso. Haah… Me equivoqué completamente. Pensé que sería una de esas famosas trampas de vestimenta casual. Pensé que estaría segura llevando un traje… Nunca imaginé que se fueran a reír tanto de mí por eso.”

“Jaja. Yo pensé igual.”

“¿Verdad? ¡Eso es lo que suele pensar la gente! Yoshino-san no entiendo para nada la delicada naturaleza de los estudiantes universitarios que están buscando trabajo.”

Nos reímos de nuestro traspié.

Fue un sentimiento extraño.

Publicidad M-M5

Nunca pensé que podría volver a hablar así con Arisa.

Honestamente… pensé que nunca volveríamos a vernos después de graduarnos de la preparatoria.

Nunca pensé en contactar con ella y estoy seguro de que ella tampoco lo pensó.

Porque.

Nuestra última vez juntos fue…

“…Es un poco nostálgico”, dijo Arisa con una expresión repentinamente ensombrecida. “Caminar juntos así me recuerda a nuestros días de preparatoria. Cuando caminábamos juntos hasta la estación de camino a casa desde la escuela.”

“……”

“Siento lo de aquella vez. Tuviste que lidiar con algo extraño por mi culpa.”

“…Descuida.”

“De alguna manera… pensé que no volveríamos a vernos. No sabía qué cara poner si nos veíamos y pensé que solo sería incómodo.”

Pero, Arisa continuó.

Con la misma sonrisa glamurosa que solía poner.

“Me alegro de haberte visto hoy, Takumi-kun.”

Fue una sonrisa realmente radiante, como salida desde el fondo de su corazón.

“Cómo decirlo… se siente como una terapia de choque. De ningún modo me habría atrevido a contactarte, pero si me topo contigo de esta manera, estaría tan sorprendida que no podría permitirme sentirme incómoda.”

Publicidad M-M2

“……”

“Supongo que es cierto lo que dicen, el miedo suele exagerar el peligro. Debería agradecerle al destino por este encuentro. Estoy segura de que Dios se preocupaba por nosotros.”

“…De alguna manera, eres mucho más animada que antes.”

“¿Eh? ¿Sí? Hmm… bueno, tal vez. Me estoy divirtiendo en la universidad. Ya no soy la misma chica de campo que conociste en Tohoku”, dijo en tono de broma, sonriendo con picardía.

Ciertamente… es diferente.

Tanto Arisa como yo somos diferentes de aquellos días.

Nuestras edades, nuestras universidades, nuestras posiciones, el mundo en el que vivimos.

Y también… nuestras relaciones.

“Oye, ya que nos encontramos después de mucho tiempo, ¿te gustaría ir a tomar una copa en algún sitio para celebrar nuestro reencuentro?” Arisa me invitó alegremente mientras hacía un gesto de tragar un vaso. “Conozco muchos locales baratos y buenos, así que te los presentaré.”

“…Creo que pasaré.” Negué un poco con la cabeza.

“¿Eh? ¿Por qué? Es cierto que mañana empezamos como pasantes, pero está bien siempre y cuando no nos quedemos demasiado tarde, ¿verdad? ¿O es que no se te da bien beber?”

“No es eso.” Y dije claramente, “Estoy saliendo con alguien ahora.”

“……”

Los ojos de Arisa se ensancharon y dejó de caminar por un momento.

Me di cuenta de eso, pero seguí caminando sin aflojar el paso.

“Por eso… no quiero salir a tomar con una chica a solas.”

“…Heh. Conque es eso.” Arisa continuó después de un breve retraso. “¿Cuánto tiempo llevan saliendo?”

“Recientemente. Muy recientemente.”

“¿Una chica de la universidad?”

“No… Pero bueno, es del área donde vivo.”

“Hmm. Ya veo. Esas cosas pasan, ¿no?” Todavía luciendo algo sorprendida, Arisa continuó, “Pero… ¿no está bien al menos salir a tomar una copa con una amiga que no has visto en mucho tiempo? ¿O qué? ¿Ella es una mujer estricta? ¿Una mujer restrictiva?”

“No se trata de lo que ella quiere. Se trata de lo que yo quiero hacer.”

“Wow, eso sonó tan genial.”

Después de burlarse, Arisa sonrió solemnemente.

Tenía un aire un poco más maduro que no tenía cuando estaba en la preparatoria.

“Sigues siendo el mismo de siempre, Takumi-kun. Llevo pensándolo desde la preparatoria. Que la persona que pueda convertirse en tu novia será muy afortunada.”

“……”

“Sí, ya veo. En ese caso, es mejor no salir a beber. Salgamos a tomar algo en otro momento, cuando no estemos solos.”

Mientras teníamos tal conversación, llegamos a la estación.

“Bueno entonces, tomaré esta línea.”

“De acuerdo.”

“Nos vemos mañana.”

Mientras agitaba su mano, Arisa desapareció entre la multitud.

Después de despedirla, me dirigí al andén correspondiente de mi línea.

Mi cabeza estaba llena de una indescriptible sensación de angustia.

Ahora.

Me pregunto qué debería hacer con esta situación.

***

 

 

Incluso después de llegar al apartamento, seguía pensando en Arisa Odaki.

¿Debería contarle a Ayako-san sobre ella o no?

No creo que haya necesidad de decirle…

La relación actual entre Arisa y yo es la de “antiguos compañeros de clase” que se encontraron por casualidad, ni más ni menos.

Me parece extraño informarlo especialmente. Se siente antinatural enfatizarlo, como un hombre que tiene una aventura y le informa a su mujer de su agenda diaria en ese día en particular.

Es más sospechoso informar cada detalle.

Sin embargo.

Creo que sería deshonesto por mi parte no decírselo.

Si no hay nada por lo que sentirme culpable, sería mejor decírselo, pero entonces está el problema de cuánto contar.

¿Sobre los días de preparatoria?

¿Debería hablarle sobre lo que pasó entre Arisa y yo?

Honestamente… no quiero decírselo.

No es algo agradable de lo que hablar y no creo que sea algo agradable de escuchar para Ayako-san tampoco.

Lo que pasó entre Arisa y yo en la preparatoria…

Publicidad Y-M1

“…kun. Ta-kun.”

“Eh. S-Sí.”

En la cena…

Cuando levanté la cara al oír mi nombre, Ayako-san, que estaba sentada al otro lado de la mesa, me miró preocupada.

“Este… Lo siento. ¿Qué decías?”

Publicidad M-M5

“Pregunté que si te servía otro vaso…”

“Oh, sí. Por favor.”

Le tendí mi vaso a toda prisa.

Oh, qué patético.

No puedo creer que haya ignorado a Ayako-san.

¡Y que esté pensando en otras cosas mientras como su comida casera!

“¿Estás bien? Te ves algo distraído.”

Mientras yo estaba en un estado de autodesprecio, Ayako-san volvió de la cocina y me ofreció un vaso de té de cebada.

“…Lo siento, solo pensaba en algunas cosas.”

“¿Fue la pasantía demasiado dura?”

“No, al contrario… hoy fue mayormente una sesión informativa y de saludos.”

“¿En serio? Es que parecías un poco preocupado.”

“No estoy preocupado por eso…”

“Si pasa algo, no dudes en hablar conmigo”, dijo Ayako-san con una suave sonrisa.

Publicidad Y-M2

Era una sonrisa hermosa y cálida como la de una diosa.

“En lo que respecta al trabajo, soy un poco más experimentada que tú. Si tienes algún problema, creo que puedo ayudarte.”

“Ayako-san…”

“…Bueno, aunque dije un poco más experimentada, tengo ya bastante experiencia. Empecé a trabajar desde hace diez años después de todo… Ya soy una veterana. Una anciana…”

“Ah, n-no te deprimas por favor.”

Publicidad M-M5

Después de intentar animarla…

“…Gracias.” Continué, “Si tengo algún problema con mi pasantía, hablaré contigo, Ayako-san.”

En el momento en que respondí, sentí un dolor en mi pecho.

Para disimularlo, me devoré el resto de la cena.

Me levanté de la silla con el tazón vacío.

“Me gustaría repetir.”

“¿En serio? Te serví bastante comida.”

“Tu comida es tan deliciosa que no puedo evitar querer más.”

“Cielos. No conseguirás nada halagándome, ¿sabes?”

Aunque ambos nos reímos, una pequeña sombra nació en mi corazón.

Después de todo, no le hablé de Arisa Odaki ese día.

No fue una decisión racional después de pensarlo mucho.

Realmente no quería causarle una preocupación innecesaria a Ayako-san, pero al final, creo que solo tenía miedo.

Publicidad Y-AB

Estaba asustado.

Sí, asustado.

Estaba tan feliz en este momento que tenía miedo de perderlo.

Ahora estoy en el sueño que he estado deseando durante diez años.

En algún lugar de mi corazón, estaba pensando que no quería añadir ni el más mínimo ruido innecesario a este mundo excesivamente feliz de nosotros dos.

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios