Musume Janakute Mama ga Sukinano! (NL)

Volumen 5

Capitulo 5: Pasado y Reunión

Parte 2

 

 

Es algo fastidioso, pero si esa es la etiqueta social, supongo que no tenemos otra opción que seguirla.

“Estoy segura de que estarás bien allí… Pero bueno, es cierto. Si vas con traje, estarás más seguro.”

Publicidad M-AR

Entonces Ayako-san volvió a mirar mi traje, pero sus ojos se detuvieron en mi cuello.

“¿Oh? Ta-kun, tu corbata está un poco torcida.”

“Eh… ¿En serio?”

“Sí. Un poco.”

Traté de arreglármela, pero no pude hacerlo bien.

Publicidad M-M2

Hacía mucho tiempo que no me ponía una corbata y no había ningún espejo en el dormitorio, así que no conseguía acomodármela bien.

“Déjame arreglarla.”

Musume Janakute Volumen 5 Capitulo 5 Parte 2 Novela Ligera

 

Mientras trataba de arreglármela, Ayako-san extendió su mano. Fue un poco vergonzoso, pero levanté un poco la barbilla y dejé que ella lo hiciera.

Las flexibles puntas de sus dedos ajustaron la posición de la corbata.

Naturalmente, nuestros rostros se acercaron el uno al otro y nos invadió una extraña sensación de vergüenza.

“…Ya he arreglado tu corbata así antes, ¿no?”

“Sí. Creo que fue cuando acababa de entrar a la preparatoria.”

“En ese entonces… siento que la arreglé sin pensarlo.”

Lo recuerdo.

En ese momento, Ayako-san solo me veía como un niño del vecindario.

Por eso me arregló la corbata como si fuera algo normal.

Era como si estuviera arreglando la ropa de su hermano menor o del hijo de un familiar.

Fue una respuesta muy normal y natural como adulta.

Pero en ese momento, su amabilidad fue un poco dolorosa para mí.

Estaba muy frustrado de que me tratara como a un niño y no me viera como a un hombre.

Pero ahora, a pesar de que ella estaba haciendo lo mismo que entonces, me sentía muy feliz y satisfecho.

“¿En qué estás pensando ahora?”

“…¿Eh?”

Publicidad Y-M3

Cuando se lo pregunté, Ayako-san se puso un poco roja.

“N-No estoy pensando en nada en especial…”

“Parecemos unos recién casados, ¿verdad?”

“…S-Si ya lo sabes, entonces no preguntes”, gritó con un puchero y apretó un poco más fuerte mi corbata.

El mismo acto tenía un significado completamente diferente al del pasado.

Porque nuestra relación y nuestros sentimientos han cambiado.

Eso me hizo muy feliz y me alegró.

***

 

 

Publicidad Y-M2

Gracias a ese numerito de la mañana tan feliz, mi cabeza estaba completamente en un jardín de flores y me preguntaba si podría hacer una buena pasantía hoy en tal estado… pero en cuanto entré al tren lleno de gente, mi estado de ánimo se calmó.

Qué apretado.

Viajar en un tren abarrotado en Tokio es duro.

Bueno, Ayako-san está viajando en la misma situación todas las mañanas ahora, así que supongo que no puedo quejarme por algo así.

Me bajé del tren y seguí el flujo de gente que salía de la estación hacia mi destino.

LiliSTART.

La oficina de la compañía en donde realizaré mi pasantía se encuentra en la tercera planta de un edificio de varios pisos.

La compañía de Ayako-san, LightShip, se encuentra en un edificio similar y supongo que la mayoría de las empresas de la ciudad son así.

Cuando subí al tercer piso por el ascensor, la persona encargada me recibió.

“Oh, hola, bienvenido.”

Un hombre de cabello claro me saludó con una sonrisa.

La tarjeta de identificación que colgaba de su cuello decía “Yoshino”.

“Eres Aterazawa-kun, ¿verdad? Encantado de conocerte. Soy Yoshino.”

“Mucho gusto. Soy Takumi Aterazawa”, dije y me incliné profundamente.

Había mantenido varias conversaciones telefónicas con Yoshino-san, pero esta era la primera vez que nos veíamos.

Tenía el pelo castaño y ondulado y piercings en las orejas. Iba vestido con un estilo muy casual, con una camiseta y jeans de marca. Escuché que tenía poco más de treinta años, pero parecía bastante joven, quizá por su moda. Incluso creo que podría hacerse pasar por un universitario.

“¡Estoy deseando trabajar con usted a partir de hoy!”

“Oh. Qué energía. Sí, sí. Los universitarios tienen que ser así.”

Él sonrió alegremente y me dio una palmadita en el hombro.

“Ven, sígueme. Primero te explicaré muchas cosas en la sala de reuniones.”

“Sí. ¡Gracias!”

“Ajaja. No tienes que estar tan nervioso. Somos una compañía bastante sencilla”, dijo Yoshino-san con una sonrisa, viendo a través de mi nerviosismo. “Aterazawa-kun, ¿es tu primera vez como pasante?”

“Sí, es mi primera vez.”

“Por eso mismo es que no tienes que estar tan nervioso. No se trata de una entrevista de trabajo”, dijo, riéndose de nuevo.

Hmm. Ya que Oinomori-san me recomendó, estaba muy decidido a no ser grosero de ninguna manera… pero parece que será diferente a lo que esperaba.

“Empezamos un programa de pasantías este año. Naturalmente, es la primera vez que estoy a cargo de un pasante. Así que no te sientas intimidado. Tómatelo con calma.”

“Sí…”

“Tampoco tienes que usar un traje. Puedes usar ropa sencilla. De hecho, ¿acaso no te dije que podías venir con cualquier ropa?”

“Sí, lo dijiste… pero pensé que sería de buena educación venir en traje aunque me dijeras eso.”

“Ajaja. Estás diciendo lo mismo que la otra chica.”

“…¿Eh?”

“Esa chica también vino en traje. Ya veo. Si le dices ‘cualquier ropa está bien’ a unos niños serios, vendrán en traje. Tendré que tener cuidado el próximo año.”

“Este, ¿otra chica…?”

“Es otra pasante. Además de ti, hay otra chica de una universidad en Tokio. ¿No te lo dije?”

Es la primera vez que escuchó eso.

Bueno, pero pensándolo bien, es normal.

Sería más inusual tener solo un pasante.

“Esa chica llegó hace unos cinco minutos. Todavía es un poco pronto, pero ya que ambos están aquí, creo que empezaré con las explicaciones.”

Caminé junto con Yoshino-san y me instó a entrar a la sala de reuniones.

Dentro había una mujer.

Su pelo estaba bien recogido como el de una buscadora de empleo y su traje era de un color discreto.

Supuse que ella era la otra pasante.

No podía ver su cara, pero podía sentir más que suficiente nerviosismo por su postura erguida.

“Siento haberte hecho esperar sola.”

“…N-No pasa nada, está bien.”

Cuando Yoshino-san le habló, ella se puso en pie de un salto.

Se dio la vuelta con movimientos torpes que mostraban su nerviosismo y miró a este lado.

En el momento en que sus ojos se encontraron con los míos…

“¿Eh…?”

Sus ojos se abrieron de par en par y yo quedé boquiabierto.

“¡¿T-Takumi-kun…?!” dijo asombrada.

Me llamó por mi nombre, de la misma manera que solía hacerlo en la preparatoria.

Publicidad G-M1




Por eso.

No pude evitar hacer lo mismo también.

Publicidad M-M3

Justo como en mis recuerdos de mis días de preparatoria.

“¿A-Arisa…?”

No podía creerlo. Pero sin duda era ella.

Su peinado, su maquillaje y su apariencia eran diferentes a los de cuando estaba en la preparatoria, pero su voz y expresión de sorpresa eran exactamente las mismas que antes.

Arisa Odaki.

Allí estaba ella, la mujer a la que había llamado “novia” en la preparatoria.

***

Publicidad Y-M2

 

 

“…Sí, sí. En serio… lamento que parezca que lo estoy informando a posteriori. Cuando regrese a casa, iré a visitarte debidamente… …Sí, muchas gracias. …Para nada, Ta… digo, Takumi-kun lo está haciendo muy bien. Más bien, siento que él es el que me está cuidando a mí… …Sí, sí, entonces si me disculpas…”

Publicidad M-M2

No podía ver la cara de la otra persona al teléfono, pero incliné la cabeza una y otra vez. Parece un gesto peculiar de los japoneses, pero ahora me sentía en la obligación de hacerlo.

“…Haah.”

Una vez terminada la llamada, me senté en el sofá y solté un suspiro.

La persona al otro lado de la línea era Tomomi-san.

La madre de Ta-kun, es decir, la madre de mi novio.

Pude informarle sobre nuestra convivencia, aunque fuera a través de una llamada.

Parece que Ta-kun habló con sus padres de antemano y obtuvo su consentimiento, pero como novia… o mejor dicho, como adulta, quería al menos informárselos.

Cuando lo pienso de nuevo, aunque solo sean tres meses, siento que es bastante descortés que la convivencia fuera acordada a posteriori.

Tomomi-san dijo, “No pasa nada, no tienes que preocuparte por eso. Ayako-san, haz tu mejor esfuerzo en tu trabajo. Y si Takumi se interpone en tu camino, no dudes en echarlo.”

Lo dijo con un tono muy ligero, pero… aun así, me siento culpable.

Me pregunto qué pensará por dentro.

Bueno, puede que piense que no es necesario su consentimiento como padres dado que la convivencia es cosa de nosotros dos.

Ta-kun ya es un adulto… Pero aunque sea un adulto, sigue siendo un estudiante universitario que todavía depende de sus padres, así que antes de hacer cualquier cosa, es mejor preguntarle primero a ellos… Ah, pero me pregunto si de esta forma estoy tratando a Ta-kun como un niño…

Hmm… no lo sé.

No sé la respuesta correcta en absoluto.

Qué debo hacer, cómo debo hacerlo, qué es lo correcto socialmente…

“…Bueno, no hay una respuesta correcta”, murmuré.

Originalmente, no existe una respuesta correcta en el amor.

Cada uno tiene su propia manera de amar.

Después de todo, cada persona tiene su propia forma de interactuar con sus padres y el mundo.

Puede haber algunas teorías y patrones, pero eso no significa que seguirlos sea la respuesta correcta.

Además, somos una pareja con una diferencia de edad de más de diez años.

Una madre soltera de más de treinta años y un estudiante universitario de veinte años.

Estamos en un tipo de relación un tanto inusual, así que sería un error confiar en el sentido común general.

Tenemos que encontrar la respuesta correcta por nosotros mismos.

“…Ahh. Oh cielos, qué tarde es ya.”

Cambiando de marcha, me apresuré a hacer las tareas del hogar.

Ya que hoy me toca trabajar por la tarde, tengo que aprovechar la mañana.

Así que primero que nada… empecemos con la lavandería.

Me dirigí al baño y metí la ropa de la canasta en la lavadora.

Mientras lo hacía, mi mano se detuvo de repente.

Encontré la camisa de Ta-kun.

La que usó ayer debajo de su chaqueta…

“…Ha.”

Me quedé mirando su camisa paralizada hasta que me di cuenta y volví en mí.

Publicidad Y-M1

No.

No, no, no, no, no.

¡¿E-En qué demonios estás pensando?!

¡¿Qué intentas hacer con la camisa de Ta-kun?!

No puedo… No está bien.

Solo porque sea su novia… ¡no significa que pueda hacer lo que se me venga en gana!

P-Pero… ahora que lo pienso, Ta-kun lavó mi ropa interior.

Tanto mi sujetador como mis bragas.

Incluso miró la etiqueta.

En ese caso… no pasa nada por darme un pequeño gustito yo también, ¿verdad?

Digo, él se dio gusto con mi ropa interior, así que una camisa suya no es nada…

“……”

Me justifiqué desesperadamente a mí misma y miré su camisa de nuevo.

Miré a mi alrededor.

A pesar de que no podía haber nadie allí, comprobé mi entorno cautamente… y luego, con sumo cuidado, enterré mi cara en su camisa blanca.

Ah… Es fantástico.

Es débil, pero huele a Ta-kun.

Es el olor de cuando está cerca o cuando nos abrazamos. Desde que comenzamos a vivir juntos, siento que ha aumentado la cantidad de veces que he olido su aroma.

Mi corazón latía como loco, pero mi mente estaba muy tranquila, era una sensación extraña.

De alguna manera, sentía como si estuviera envuelta por Ta-kun.

¿Qué hago?

Me pregunto si está bien si me la pongo…

Si no me equivoco, esto es el famoso “ponerse la camisa de mi novio”.

Vrrrrrrr.

El teléfono que había dejado sobre el lavabo tembló fuertemente.

“¡¿~~~~?!”

Me sorprendí tanto que pensé que mi corazón se me iba a salir del pecho.

Después de arrojar la camisa a la lavadora, me apresuré a contestar el teléfono.

“…Sí. No hay problema. A esa hora, por favor. Sí…”

La llamada era para confirmar el servicio de entrega.

Le pedí a Miu que me enviara algunas cosas que me faltaban desde que empecé a vivir aquí y parece que llegarán próximamente.

“…Haah~~.” Suspiré profundamente y me senté en el lugar.

Oh, esto es malo para mi corazón.

O mejor dicho… ¿qué demonios estaba haciendo?

No puedo creer que estuviera oliendo tan extasiadamente la camisa de mi novio… Parezco una especie de pervertida.

Como si estuviera frustrada.

“……”

Empecé a vivir con mi novio de forma inesperada.

Pasamos más tiempo juntos que nunca y es muy divertido.

Y sin embargo… No.

Es por eso.

Es porque la distancia entre nosotros se ha vuelto tan estrecha que… mis deseos crecen y crecen.

Publicidad Y-AB

Me encuentro deseándolo cada vez más.

“…Quiero ver a Ta-kun pronto.”

Ni siquiera habían pasado unas horas desde que nos separamos, pero murmuré tal cosa.

De todos modos, estaba angustiada y, en cierto sentido, de buen humor.

Inconsciente de las pruebas que nos esperaban…

0 0 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios