Musume Janakute Mama ga Sukinano! (NL)

Volumen 4

Epilogo: Sorpresa

 

 

Septiembre.

El tiempo en que terminan las vacaciones de verano de los estudiantes y comienza el segundo semestre…

Publicidad Y-AR

Y mi traslado a Tokio.

“…Fuh.”

Cuando me bajé del shinkansen, vi una multitud de personas caminando atareadamente. Como siempre, hay mucha gente aquí. Y la temperatura es un poco más caliente que en Tohoku. Aunque está mucho mejor ahora que cuando vine a finales de julio.

De alguna manera me las arreglé para atravesar la multitud de la estación de Tokio mientras arrastraba mi maleta y me metí en uno de los taxis que estaban en fila.

Desde el asiento trasero, le mandé un mensaje a Miu.

Publicidad M-M3

“Llegué sana y salva a Tokio.”

Publicidad M-M1

“Me alegro.”

“¿Estás bien por ahí? ¿No hay problemas? Si pasa algo, llámame de inmediato.”

“No, es solo el primer día. Solo han pasado dos horas desde que te despedí en la estación.”

“¿No extrañas a tu mamá?”

“¿Cuantos años crees que tengo? Te preocupas demasiado. La abuela también está aquí, así que estaré bien sin ti.”

No pude evitar preocuparme por ella y prestarle toda mi atención, pero la actitud de Miu fue muy cortante. Cielos, los hijos nos saben lo queridos que son para sus padres.

Bueno, seguramente Miu estará bien.

Y mi madre pasará la noche con ella hoy.

Cuando le envié un mensaje, me dijo que ya había llegado a casa y estaba preparando la cena. Parecía estar muy emocionada, así que podía dejar la casa en sus manos sin preocupaciones.

Entonces pensé en enviarle un mensaje a Ta-kun… pero mi mano se detuvo.

“……”

No pudo venir a la estación a despedirme.

Al parecer, tenía algo que hacer.

No me dijo lo que era, pero dijo que era algo que tenía que hacer sin falta.

Sé que es algo inevitable, pero aun así es un poco triste.

Quería verlo solo una vez antes de irme… Ah, no, no.

No, Ayako.

¡No puedes cojear desde el primer día!

Porque nuestra relación a distancia… aún tiene tres meses por delante.

Todo estará bien. Estoy segura de que podemos manejarlo.

Después de todo… ¡hemos estado coqueteando mucho esta última semana!

Coqueteamos mucho.

Una y otra vez, como compensando los tres meses que no nos veríamos…

Bueno, no nos veíamos todos los días porque teníamos cosas que hacer y me preocupaba que nuestras familias nos vieran, así que no podíamos ser muy abiertos…

Pero aun así, intentamos encontrar tiempo libre para vernos todo lo posible.

Cuando pensé que no podría verlo durante un tiempo si desperdiciaba este tiempo… me volví más franca y atrevida que de costumbre. Y coqueteamos hasta el último momento.

¡Charlamos relajadamente, nos tomamos de las manos y nos abrazamos!

Hicimos muchas cosas que me hacen sonrojar cuando las recuerdo.

Anteayer tuvimos una cita y fuimos a ver juntos la película de verano de Love Kaiser y creo que fue una semana muy plena.

Con estos recuerdos, debería ser capaz de aguantar durante tres meses.

No.

Tengo que aguantar.

Publicidad M-M3

Porque yo misma tomé esta decisión.

“…Sí, aquí es. Ah. Podría darme un recibo, por favor.”

Llegué a mi destino después de diez minutos de viaje.

Le agradecí al conductor y me bajé del taxi.

Frente a mí… había muchos edificios de gran altura. Aunque estaba un poco alejado del centro, seguía pareciéndome muy atestado, habiéndome criado en una ciudad provincial del norte. En la carretera a mi lado, había un volumen de tráfico que era impensable en mi ciudad natal.

Parece que hay un edificio de apartamentos por aquí donde voy a vivir durante los próximos tres meses.

Hay una estación y una tienda de conveniencia cerca, así como muchos restaurantes, así que parece ser un lugar muy popular para vivir. Debe ser un lujo poder vivir aquí gratis durante tres meses.

…La estación está cerca, lo que significa que podría haber llegado fácilmente y de forma barata desde la estación de Tokio… pero acabé cogiendo un taxi. Bueno, no tenía otra opción. Hoy traigo una maleta y, además, los gastos los cubre la compañía.

Después de comprobar la dirección en mi teléfono, me dirigí al edificio de apartamentos.

Mientras de alguna manera me abría paso por las calles desconocidas sin perderme, recibí una llamada.

“Yo, Katsuragi-kun.”

La persona al otro lado del teléfono era Oinomori-san.

“¿Pasó algo?”

“No, no es nada. Solo pensé que ya era hora de que estuvieras llegando.”

“Sí, ya estoy en Tokio. Acabo de bajarme del taxi y estoy de camino hacia el apartamento. Iba a llamarte cuando llegara.”

“Oh, ya veo. Así que aún no has llegado. Entonces supongo que es mejor así.”

“¿Mejor?”

“Oh, no me hagas caso.”

“Ya…”

Me pregunto qué pasa.

Bueno, no importa.

Oinomori-san siempre va a su bola, así que es mejor no pensar en ello.

“En cualquier caso, estoy muy feliz. Podremos trabajar juntas durante un tiempo a partir de mañana. Fufu. Es una sensación muy fresca.”

“…Es verdad.”

De alguna manera, me sentí profundamente conmovida.

Hace 10 años que empecé a trabajar para LightShip bajo la dirección de Yumemi Oinomori.

Cuando de repente me convertí en madre soltera, Oinomori-san tuvo la amabilidad de permitirme trabajar a distancia.

Desde entonces he estado trabajando desde Tohoku.

He estado trabajando desde casa la mayor parte del tiempo, solo apareciéndome por aquí de vez en cuando.

Y a partir de mañana empezaré a trabajar en la oficina principal.

Estoy emocionada y nerviosa al mismo tiempo.

“Por ahora, tómatelo con calma y descansa por hoy. Puedes empezar a trabajar duro a partir de mañana.”

“De acuerdo… Ah. Lo veo.”

Mientras caminaba hablando por teléfono, vi el edificio de apartamentos que era mi destino.

“Wow, increíble. Es mucho mejor de lo que imaginaba.”

Era mucho más grande y más nuevo que los otros apartamentos de alrededor.

Rentar un apartamento aquí claramente no era barato.

Publicidad M-M5

Cuánto costaba… ni siquiera podía imaginarlo.

“Es increíble, Oinomori-san. No puedo creer que tengas un apartamento en un condominio como este”, dije, un poco sorprendida.

Publicidad Y-M1

El apartamento que me proporcionaron no era una vivienda corporativa (para empezar, LightShip no ofrece alojamiento corporativo), sino un apartamento que pertenece a la propia Oinomori-san.

“No es nada del otro mundo. Es solo un apartamento que contraté accidentalmente porque la agencia inmobiliaria que vino a vendérmelo me hizo pensar que sería una buena inversión. En serio… esa agencia inmobiliaria es muy buena en lo que hace. Enviaron a un joven guapo de los que me gustan para hacer negocios conmigo.”

“…Haah, ya veo.”

Al parecer, las personas ricas firman inadvertidamente un contrato para un apartamento cuando un hombre guapo viene a vendérselos.

Como siempre, mi jefa sigue siendo una mujer que gana mucho dinero, pero que también gasta mucho.

No, supongo que, si es una inversión, no se considera un gasto.

“Solía alquilarlo, pero últimamente se convirtió en un dolor de cabeza y lo dejé abandonado. Así que me alegro de que vayas a vivir allí.”

“En ese caso, no me cortaré.”

“Mm. De hecho… en ese apartamento”, dijo Oinomori-san alegremente. “Para celebrar tu nueva vida, preparé una sorpresa.”

Publicidad Y-M1

“¿Una sorpresa?”

“Lo descubrirás cuando entres al apartamento, así que por favor, espéralo.”

“…Tengo un mal presentimiento sobre esto.”

“Eso me hiere. ¿Qué imagen tienes de mí?” dijo Oinomori-san indignada.

Pues la misma de siempre.

“No te preocupes, no es nada malo. He preparado algo que definitivamente te alegrará”, dijo con confianza y colgó.

¿Algo que me alegrará?

Me pregunto qué será.

Publicidad Y-M1

Si fuera un licor caro o una carne deliciosa, sin duda me alegraría.

Entré en las instalaciones del condominio mientras pensaba en varias cosas.

Usando la llave que me enviaron de antemano, pasé por la entrada con cerradura automática.

Tomé el ascensor hasta el piso deseado.

“Es aquí.”

Me paré frente al apartamento de la esquina en el décimo piso y exhalé.

Aquí es donde viviré durante los próximos tres meses.

Me esforzaré. Daré lo mejor de mí.

Tuve que alejarme de Ta-kun para venir aquí a trabajar, así que tengo que trabajar duro o me sabría mal por él.

“…Haah.”

En el momento en que recordé a Ta-kun, me sentí extremadamente sola.

Haah… Quiero verlo.

Quiero verlo lo antes posible.

Desearía poder abrir esta puerta y encontrar a Ta-kun parado allí.

Pero no hay forma de que eso suceda.

Introduje la llave en la cerradura mientras pensaba en cosas inanes, pero…

“¿Hm…? ¿Eh?”

La puerta ya estaba abierta.

¿Eh? ¿Por qué?

¿Quizás vino el gerente? O podría ser… ¿que me equivoqué de apartamento? ¿O será la sorpresa que mencionó Oinomori-san? No me digas… ¿vino ella en persona?

Pensando en varias cosas, decidí presionar el interfono.

Ding dong.

Después de unos segundos, la puerta se abrió.

Y… me quedé atónita.

“¿Eh…?”

Fue una persona conocida la que abrió la puerta.

Alguien que conozco desde hace mucho tiempo, con quien recientemente comencé a salir y coqueteé toda la última semana, mi amado novio…

Ta-kun estaba de pie frente a mí.

“¿Eh? ¿Eh?”

Pánico. Sorpresa. Confusión.

Parpadeé mis ojos rápidamente.

Publicidad Y-M3

Al principio pensé que era una ilusión. Pensé que mi mente y mi corazón estaban tan desesperados por ver a Ta-kun que habían creado una ilusión.

Pero… ese no parecía ser el caso.

No importa cuántas veces parpadeara ni frotara mis ojos, él seguía estando allí.

Un Ta-kun de carne y hueso estaba frente a mí.

“¿Eh, ah…? T-Ta-kun, por qué—”

“…¡Lo siento!”

Ante mi extrema confusión, él inclinó profundamente la cabeza.

“Siento mucho no habértelo dicho hasta hoy… pero no podía decírtelo aunque quisiera. Tenía que mantenerlo en secreto de ti… Esa fue la condición que Oinomori-san me dio.”

“¿Eh? ¿Eh?”

¿Qué significa eso?

¿Oinomori-san? ¿Condición?

No entiendo nada en absoluto.

¿Qué está pasando?

“Este… ¿por dónde debería empezar? Bueno… en resumen…” Con una mirada avergonzada, pero sin dudar, Ta-kun dijo, “Viviré aquí contigo a partir de hoy.”

“……”

¡¿Ehhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh?!

Grité internamente.

Apenas me quedaba el suficiente raciocinio para preocuparme por mis vecinos… pero aun así, seguía sin entender nada. No entiendo qué está pasando en absoluto.

No me digas… ¿esta es la sorpresa de Oinomori-san?

¿Qué clase de conspiración hubo a mis espaldas?

No podía seguir el ritmo de la situación en absoluto, pero el hombre que tenía delante ahora mismo era inconfundiblemente el Ta-kun real…

Lo que significa que la declaración de que vamos a vivir juntos a partir de hoy también es innegablemente cierta.

Pensé que nuestra relación, que por fin había empezado, comenzaría con una relación a distancia.

Pero parece que comenzará con un escenario de convivencia.

-FIN DEL VOLUMEN 04-

Publicidad M-AB

 

Musume Janakute Volumen 4 Epilogo Novela Ligera

Musume Janakute Volumen 4 Epilogo Novela Ligera

Musume Janakute Volumen 4 Epilogo Novela Ligera

Musume Janakute Volumen 4 Epilogo Novela Ligera

5 2 votos
Calificación de este Capítulo
Mantente Enterado
Notificarme
guest
0 Comentarios
Respuestas en el Interior del Texto
Ver todos los comentarios